<- Actualmente solo registrados A- A A+

TSS – Capítulo 345

Capítulo 345: Aquí viene el castigo divino.

“¡Ninguno de ustedes va a tener una buena muerte…!”

“¡Yo, Chen Xuan, soy un hombre bendecido por la Voluntad del Cielo! ¡Recibirán el karma por todo lo que me han hecho!”

Chen Xuan estaba recobrando poco a poco la conciencia. Sin embargo, el dolor era como un billón de hormigas devorando sus entrañas. Un entumecimiento helado se había extendido por todo su cuerpo de su cabeza hasta sus pies, dejándolo prácticamente inmóvil.

Lin Fan no le prestó atención a los gritos de Chen Xuan en lo más mínimo. Sólo estaba mirando hacia esa zona de Chen Xuan para examinarlo más de cerca.

Pero para Han Mei y los demás, se sintieron muy incómodos. Esos gritos parecían contener los lamentos de unos demonios hambrientos y sedientos, que penetraban en lo más profundo de sus corazones.

Han Mei quería ver lo que le había pasado a Chen Xuan. Sin embargo, ese grupo de personas lo estaba rodeando tan de cerca que ella no podía ver bien entre ellos. Todo lo que podía oír eran esos trágicos gritos.

“¡Oh, genial! Después de esta valiosa lección del jefe, siento que he ganado 10 años de experiencia en el arte del robo”. Los catorce bandidos de arena asintieron con la cabeza, estando de acuerdo.

“¡Así es! ¡No me imaginaba que había mucho más que aprender sobre el robo!”

Lin Fan asintió satisfecho. El usar a Chen Xuan como ejemplo, había transmitido a su grupo de bandidos conocimientos realmente irremplazables y valiosos.

“Jefe, ¿qué debemos hacer con este tipo ahora?” preguntó Sha Dulong. Se sentían especialmente fortalecidos después de la experiencia adquirida con este robo. Después de todo, ¡era la primera vez que robaban a alguien tan rico!

¡Los anillos de almacenamiento de este hombre eran como bóvedas de tesoros por sí mismos! Habilidades, píldoras, armas, armaduras…. ¡Él tenía prácticamente todo dentro de ahí!

Y su jefe fue extremadamente generoso, dándoles un montón de cosas fantásticas. Estos catorce bandidos de la arena no podían esperar a terminar con esto y luego encontrar un buen lugar para comenzar a cultivar con sus nuevos tesoros.

¡Las píldoras que el jefe les había dado por sí solas eran suficientes para ayudarles a mejorar sus estados de cultivo en gran medida!

“Parece que nos hemos convertido en sus enemigos. Quería matarnos, pero debido a su falta de habilidades, fue capturado. Si lo matamos ahora, sería totalmente razonable”. Lin Fan comentó.

Las cuarenta cadenas de red de energía estaban justo ahí para que las tomara. Además, Lin Fan realmente odiaba los espectáculos hasta lo profundo de su ser. La artimaña una profesión elegante y sagrada. ¿Cómo pudo dejar que ese farsante insultara tal profesión?

En este momento, Chen Xuan estaba canalizando su Energía Verdadera. Intentaba sellar esa área en su entrepierna para que el dolor no afectara su cerebro. Sin embargo, en el momento en que su Energía Verdadera llegó abajo, fue devorada sin piedad por una misteriosa energía opuesta.

Mirando los esfuerzos inútiles de Chen Xuan, Lin Fan sonrió.

En cuanto a los demás bandidos de la arena que miraban al desnudo Chen Xuan, también se rieron sombríamente.

“Jefe, déjanos hacerlo. No tienes que ensuciarte las manos” dijo Sha Dulong.

Lin Fan movió su cabeza, “No, el estado de su cuerpo es demasiado fuerte. No es algo que ustedes puedan penetrar. Soy el único que puede hacer esto”.

Bueno, Lin Fan estaba diciendo la verdad. Chen Xuan era extremadamente poderoso. Con su fuerza aumentada por las cuarenta cadenas de red de energía, el estado de su cuerpo sería ridículamente sólido, incluso si no había entrenado particularmente una habilidad física específica. Esto era algo que Sha Dulong y los demás definitivamente no podrían penetrar.

La diferencia de sus poderes era un abismo que uno no podía atravesar o ignorar fácilmente.

Pero para alguien como él que vivía con un BUG en este mundo, todo esto era simplemente un juego de niños.

“¡RECIBIRÁS UN CASTIGO DIVINO!” Los ojos de Chen Xuan estaban enrojecidos en este momento mientras gritaba con su cuerpo desnudo. Eventualmente, ese dolor abrumador lo desgarró y lo llevó a un colapso mental.

¿Qué clase de habilidad despreciable era esta? ¡¿Por qué le duele tanto?!

“¿Un castigo divino? Este Servidor no tiene nada de miedo. ¿Alguien como tú? Este Servidor ha matado a una docena de personas como tú, pero Este Servidor no ha visto caer ningún castigo divino”. Lin Fan respondió riendo.

¡BOOM!

De repente, los cielos despejados experimentaron una transformación.

Los cielos estaban ahora llenos de nubes grises mientras truenos retumbaban.

“¡Jefe!, ¿Qué está pasando?” Viendo este suceso inusual, los catorce bandidos de la arena exclamaron sorprendidos.

Justo cuando estaban hablando sobre el castigo divino, los cielos cambiaron. ¿Podría estar pasando realmente eso?

¡BOOM! ¡BOOM!

Los truenos aparecieron en un momento muy oportuno. Era como si algo estuviera escondido bajo esas nubes oscuras y amenazadoras, rugiendo furiosamente.

“¡JA, JA, JA! ¡ES EL CASTIGO DIVINO…! ¿QUIERES MATAR A ALGUIEN BENDECIDO POR EL CIELO? ¡ENTONCES DEBES PREPARARTE PARA RECIBIR UN CASTIGO DE UNA CANTIDAD EQUIVALENTE A TU INSOLENCIA!” Chen Xuan estaba tendido en el suelo riendo alocadamente. Pero uno podía ver el miserable dolor escondido detrás de esas carcajadas salvajes.

“¿Podría ser el día del juicio final?”

“¡Esos relámpagos son demasiado grandes! ¡¿Cuándo hemos sido testigos de algo así en nuestra vida viajando por ahí?!”

¡BOOM!

De repente, una montaña a lo lejos fue golpeada por un relámpago convirtiéndola en un terreno plano. Esa aterradora escena hizo que el corazón de todos saltara un poco, ya que no pudieron evitar imaginar lo que pasaría si fueran ellos los que fueran impactados por ella.

Al ver esto, Han Mei y los demás también se estremecieron incontrolablemente. Sus hermosos ojos estaban llenos de un miedo sin límites.

Lin Fan se quedó de pie en el mismo lugar. Mirando a los Cielos, sus labios se curvaron en una sonrisa.

“¿Alguien que tiene la Voluntad del Cielo? Interesante, muy interesante…” Lin Fan creyó un poco las palabras de Chen Xuan con respecto a que era una persona con la Voluntad del Cielo. Los registros dentro de la Secta Gloriosa mencionaban algo acerca de que los Cielos enviaban a un Mesías en tiempos sombríos, cuando la Tierra estaba llena de demonios y cosas por el estilo.

A pesar de que el Continente Dongling parecía pacífico en la superficie, había un montón de peligros acechando en las sombras esperando a emerger.

Las estampidas de bestias.

El Ser Ancestral.

Todas estas cosas extrañas que estaban sucediendo eran prueba de que algo grande estaba llegando al Continente Dongling, de forma lenta pero segura.

Pero, ¿y qué?

¿Y qué si fuera un hombre elegido por la Voluntad del Cielo?

“Cállate.” Golpeando a Chen Xuan con sus pies, Lin Fan levantó su cabeza hacia el cielo y gritó: “¿Y qué si es alguien que tiene TU Voluntad? ¿Esperas que Este Servidor le tenga miedo?”

En el momento en que pensó que Chen Xuan podía ser alguien elegido por los Cielos, Lin Fan se enfadó.

Si no fuera porque alguien como él estaba por aquí, entonces Chen Xuan podría ser el protagonista de este mundo. Matando a cualquiera que se interponga en su camino, ya sea a Dios, a las deidades o a los humanos de igual manera…. ¡Con el temperamento de un bastardo, forzaría al mundo entero a que se someta a él!

Y este ‘protagonista’ también era alguien tan jodidamente fuerte. ¿Cuarenta cadenas de red de energía? Esa era la fuerza con la que se podría gobernar todo el Continente Dongling!

Si no fuera porque él exista, hasta el Gran Maestro de la Secta Gloriosa podría ser colgado para que este tipo lo mate.

“Quien quiera que esté escondido entre las nubes, ¡salga si tiene agallas! Este Servidor te dejará con la cara convertida en mierda”. Pisoteando de nuevo a Chen Xuan en el suelo, Lin Fan señaló hacia los Cielos.

Los catorce bandidos de la arena estaban petrificados, mirando a Lin Fan con asombro.

Sólo podían usar siete palabras para describir a su jefe.

“Extremadamente genial más allá de las palabras”

“¡JA, JA, JA! YO SOY EL ELEGIDO POR LOS CIELOS. ¡ESTÁS DESTINADO A SER SOLO UN PELDAÑO EN MI CAMINO HACIA LA GLORIA…!” Mirando los cambios que se estaban produciendo en el cielo, Chen Xuan continuó riéndose frenéticamente.

“¡Cállate!” Mirando la actitud arrogante de Chen Xuan, Lin Fan no pudo soportarlo más y le lanzó otro “Verdadero origen de la patada trituradora”.

“¡¡¡¡ARGH…!!!!”

El grito de Chen Xuan fue tan trágico que casi se le salieron sus ojos. Fue como si le hubieran dado un golpe devastador que hizo todo su estado mental estuviera a punto de hundirse en el abismo de la locura.

“¡YO SOY EL ELEGIDO POR LOS CIELOS! ¡NO PUEDES MATARME!” Estaba sudando profundamente e hiperventilando en este momento, manteniendo sólo una sola hebra de conciencia.

Lin Fan le echó un vistazo. Maldita sea, demonios. ¿Sigues poniendo una fachada fuerte? ¡Nada mal, nada mal! En este momento, Lin Fan pensó en algo divertido.

“Bien, muy bonito. Pero veré si puedes resistir esto”.

Sin dudarlo, Lin Fan sacó un Biggra y lo metió en la boca de Chen Xuan.

Chen Xuan quería luchar y oponer resistencia. Pero contra la fuerza de Lin Fan, no había nada que pudiera hacer excepto tragarlo.

Con una sola patada, Lin Fan envió a Chen Xuan volando a lo lejos. Dejaría que este tipo penetrara en la Madre Naturaleza antes de ocuparse de él.

Aunque, había una pregunta muy arraigada en la mente de Lin Fan.

¿Podría alguien seguir poniéndose duro después de recibir dos patadas del “Verdadero origen de la patada trituradora”?

Descarga:

11 Comentarios Comentar

  1. Tadeo Martínez

    Lector

    Nivel 22

    Tadeo Martínez - hace 4 meses

    😂😂😂 pobre tipo.,…..
     
     
    Pd. Gracias por su esfuerzo al traducir, gracias por los capítulos 😊😊😊

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.