Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TMW – Capítulo 38

Capítulo 38: Encanto

Joder, ¿me está tomando el pelo?

Zhao Tiezhu fue aplastado. ¡Esto no es una Técnica de Deglución de Elefantes, es una broma!

Muchos de los miembros del campamento de preparación del guerrero ya habían comenzado a cavar sus gargantas con los dedos, esperando vomitar la arcilla Guanyin y la madera que acababan de comer.

Sin embargo, fue inútil. La arcilla Guanyin era extremadamente pegajosa. En el momento en que llegaba al estómago, se hundía y se coagulaba. Vomitar este bloque final sería difícil.

Aunque los hombres del campamento de preparación del guerrero habían vomitado sus jugos gástricos, solo salieron unas pocas astillas de madera. La arcilla Guanyin todavía estaba pegada firmemente en sus estómagos.

Momentáneamente, todos los hombres se congelaron.

“Lord Zhang, por favor deje de bromear. ¡Ni siquiera pude ver sus movimientos!” dijo uno de los hombres que estaban a punto de llorar.

“¿Cómo podría cualquiera aprender tal movimiento?”

A pesar de escuchar las quejas de los miembros del campamento de preparación del guerrero, Zhang Yuxian permaneció indiferente. Hizo los doce movimientos de la Técnica de Deglución de Elefantes nuevamente. Sin embargo, esta vez, lo hizo a una velocidad más lenta, lo que permitió que la gente del campo de entrenamiento del guerrero la viera mejor.

Pero Yi Yun se dio cuenta de que cuando Zhang Yuxian bajó su velocidad, ¡no había encanto en su conjunto de movimientos!

¡Y fue este encanto el que fue el punto crucial de este conjunto de movimientos!

“¡Déjame intentarlo!” En ese momento, Lian Chengyu se adelantó.

Lian Chengyu ya había comido bastante arcilla y madera Guanyin.

Lian Chengyu tenía algo habilidad perceptiva después de todo. Apenas demostró los movimientos que Zhang Yuxian había hecho. Pero, de hecho, sus movimientos estaban lejos de ser correctos.

Por supuesto, solo Yi Yun podría decirlo. En cuanto a Zhao Tiezhu y compañía, se llenaron de admiración.

“¡El Joven Maestro Lian es un hombre de Dios!”

“Wow, ¿cómo pudiste hacer esos movimientos?” Zhao Tiezhu y compañía comenzaron a adular. Estaban realmente llenos de admiración por Lian Chengyu mientras los asombraba.

Pero Zhang Yuxian miró a Lian Chengyu y dijo a la ligera, “Eso apenas cuenta.”

Dada esta evaluación, Lian Chengyu sintió una sensación de derrota. Los movimientos eran demasiado difíciles, y él sintió que era bastante impresionante que él pudiera imitarlos.

Pero Zhang Yuxian solo lo calificó como “apenas cuenta”. Sus estándares eran demasiado altos.

Lian Chengyu siempre tuvo confianza en su talento. Sintió que no fue porque no lo hizo bien, sino como resultado de los estándares excesivamente estrictos de Zhang Yuxian. Zhang Yuxian tampoco fue generoso con sus alabanzas.

En ese momento, Lian Chengyu notó que la mirada de Zhang Yuxian se centraba en Yi Yun.

Yi Yun había cerrado sus ojos como si estuviera en un aturdimiento.

Lian Chengyu se burló.

Habiendo comido tanta madera y arcilla Guanyin, el estómago del niño debe estar sufriendo en este momento.

Esta Técnica de Deglución de Elefantes era tan difícil, el conjunto de movimientos estaba lleno de misterio. ¿Cómo podría aprenderlo un niño de doce años como él? ¡Lo mejor era que muriera de una rotura en el estómago!

Debido al gran elogio de Zhang Yuxian por Yi Yun, Lian Chengyu trató a Yi Yun con gran animosidad.

Yi Yun estaba completamente inmerso en su propio mundo.

A Yi Yun no le molestaba ver los movimientos de Lian Chengyu después de un tiempo. Fue porque Lian Chengyu apenas podía igualar uno pocos movimientos. ¡Y fueron esos movimientos que Yi Yun se dio cuenta de que carecían de cierto encanto!

Desde este punto, Yi Yun se dio cuenta de algo. Cerró los ojos y comenzó a reflexionar.

En la mente de Yi Yun, los movimientos de Zhang Yuxian se repetían una y otra vez como una película.

Después de irrumpir en el Reino Meridianos, los cinco sentidos de Yi Yun estaban extremadamente agudos. Aunque los movimientos de Zhang Yuxian fueron rápidos, Yi Yun logró obtener una idea.

También habiendo vivido dos vidas, tenía una perceptividad muy alta. Sus ojos se habían alimentado tanto por el Cristal Púrpura como de sus meridianos, haciendo que los movimientos de Zhang Yuxian se replicaran en su mente aún más claro. La forma externa se unió por primera vez, y lentamente cada movimiento comenzó a emitir ese encanto.

Yi Yun se dio cuenta de que la Técnica de Deglución de Elefantes era extremadamente misteriosa.

Primero, uno tenía que comer alimentos difíciles de digerir e imposible de excretar. Luego, tenian que usar este conjunto de movimientos misteriosos para entrenar su estómago e intestinos.

Estos movimientos, si uno presta atención a las posturas, tendrían su encanto reducido.

Si uno quisiera reflejar el encanto, entonces las posturas ya no serían precisas.

¡Era una técnica mística fascinante!

Yi Yun comenzó a tener tal pensamiento. Sintió que la Técnica de Deglución de Elefantes era más mística que el “Puño del Hueso del Tigre de la Costilla del Dragón”. Pero, ¿por qué una habilidad fundamental del Jing Long Wei se extendería ampliamente entre las bases?

No era el momento de pensar sobre esto. Yi Yun comenzó a extender sus manos de acuerdo a sus recuerdos.

De repente, Yi Yun comenzó a moverse. Con los ojos ligeramente cerrados y sin ningún sentido de la orientación, comenzó a demostrar los movimientos de Zhang Yuxian utilizando los misteriosos sentimientos en sus recuerdos.

Uno a uno, la línea de pensamiento de Yi Yun se hizo más clara, y su velocidad aumentó.

¡La gente que miraba a Yi Yun solo veía una sombra borrosa de Yi Yun!

Los ojos de Zhang Yuxian se iluminaron repentinamente.

¡Yi Yun logró simular un rastro del encanto de la Técnica de Deglución de Elefantes en su primera práctica! Esto no tiene nada que ver con la práctica o el físico de uno. Solo la perceptividad de una persona importaba.

La dificultad de la Técnica de Deglución de Elefantes fue su comprensión. Zhang Yuxian tardó un buen rato en comprender los encantos detrás de la Técnica de Deglución de Elefantes. Él también había sufrido por comer arcilla Guanyin en su día.

¡Este niño, Yi Yun, tenía una mente excepcionalmente perceptiva!

En cuanto a los hombres del campo de preparación del guerrero, todos estaban conmocionados por los movimientos de Yi Yun. Ellos no entienden el misterio detrás de la Técnica de Deglución de Elefantes, pero no importa lo tonto que eran, sabían que Yi Yun no lo hacía al azar. ¡Porque ellos también percibieron una ilusión incomprensible de los movimientos de Yi Yun!

“Este … Este niño …” Los hombres estaban atónitos. No necesitaban juzgar si los movimientos de Yi Yun eran precisos. Desde los ojos de Zhang Yuxian, sabían que tenían que aceptar una realidad más frustrante. ¡Yi Yun pudo realizar la Técnica de Deglución de Elefantes!

“Como puede ser. ¿Este pequeño esclavo nacido de una casta baja logró aprender los movimientos de Lord Zhang después de que lo demostró dos veces?” Zhao Tiezhu y compañía no sabían cuántas veces Zhang Yuxian había demostrado los movimientos. Solo vieron su figura borrarse dos veces, por lo tanto, habían llegado a la conclusión de que lo había hecho dos veces.

“¿De verdad aprendió un movimiento tan difícil?” Los miembros del campamento de preparación del guerrero lo encontraron inaceptable. Siempre habían sido condescendientes, y en el fondo, sintieron que eran la clase dominante del clan tribal Lian.

Pero hoy, un plebeyo inferior había escalado sobre sus cabezas, suprimiéndolos enormemente.

El levantamiento de rodillos de piedra, del cual estaban orgullosos de no tenía valor alguno a los ojos de Zhang Yuxian, pero no pudieron aprender una cosa que Zhang Yuxian les enseñó.

¡Incluso la estrella brillante del clan, Lian Chengyu, fue suprimido por Yi Yun!

Lian Chengyu apretó los puños. Una profunda sensación de enojo y frustración ardió en sus ojos. ¡Esta sensación de frustración se convirtió lentamente en una fría intención asesina!

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.