AWE – Capítulo 287

Modo Noche

Capítulo 287: ¡Las Mujeres son Aterradoras!

Por los próximos días, Bai Xiaochun siguió pretendiendo que se sentía mal. Cada tanto, salía de su cueva de inmortal, para ver al mundo a su alrededor, y suspirar profundamente por dentro.

“Dudo que haya muchos discípulos como yo que entiendan cómo funcionan las cosas. Los patriarcas no quieren que me vaya a la guerra, así que he tomado la iniciativa de pretender estar herido.” pensó sacudiendo lentamente la cabeza. En su mente, sentía que realmente había crecido y llegado a entender mejor el mundo.

“Si el Tío Li y mi Hermano Mayor líder de la secta supieran de esto, definitivamente me elogiarían.” Después de pensar un poco más, se dio cuenta de que no debería pasar mucho tiempo afuera, de otro modo, podría hacer que su actuación fuera poco realista. Hou Xiaomei y Song Junwan aún no habían venido, así que lo mejor que podía hacer era volver adentro a dormir. Si se aparecían, él definitivamente terminaría llevándose la peor parte.

Cada vez que pensaba en Hou Xiaomei y Song Junwan, su corazón temblaba.

“Aterrador,” pensó. “La manera en la que me miran, es como si quisieran cortarme en dos y llevarse cada una un pedazo.” Hecho esto, volteó para entrar de prisa. Sin embargo, fue entonces que llegó Song Junwan flotando.

A Bai Xiaochun se le abrieron los ojos de par en par, y su corazón empezó a palpitar fuertemente.

“Esto no está bien. Nunca aparecen a esta hora…” Al voltearse nerviosamente, vio que Hou Xiaomei también había venido.

Entonces inhalando profundamente, puso una expresión sombría en su rostro, y antes de que pudieran acercarse mucho, dijo fuertemente, “¡Tengo que ir a ver a los patriarcas!”

Mientras las palabras salían de su boca, se puso en movimiento rápidamente, volando a toda velocidad hacia los patriarcas. A medio camino, se dio cuenta de que estaba siendo descuidado. Rápidamente empezó a tambalearse de un lado a otro, viéndose tan inestable como le fuera posible, como si tuviera problemas para volar. Finalmente, aterrizó en el suelo de un golpe, y caminó por el resto del camino, jadeando durante todo el trayecto.

En esta parte de las Montañas Luochen, había una montaña que se separaba en la cumbre formando dos picos separados, no eran tan altos, y no estaban muy lejos el uno del otro. Allí era donde se quedaban el patriarca del Clan Song y el Patriarca Madera de Hierro.

Apenas apareció Bai Xiaochun, los dos patriarcas lo vieron desde la cima de las montañas allí arriba.

“¡Bai Xiaochun le ofrece sus saludos patriarca!” dijo juntando sus manos e inclinándose.

“¿Tus heridas están mejorando?” preguntó el Patriarca Madera de Hierro con una sonrisa enigmática.

Justo cuando Bai Xiaochun estaba a punto de responder, pudo escuchar un frío resoplido viniendo del patriarca del Clan Song en la otra cima de montaña.

Al momento en el que lo escuchó, el corazón de Bai Xiaochun se estremeció, y suspiró. Sin dudar ni por un instante, ofreció sus saludos formales de nuevo.

“¡Cripta Nocturna le ofrece sus saludos, padrastro!”

El patriarca del Clan Song sonrió y dijo, “Vi que tuviste algunos problemas volando en tu camino. ¿Aún no te recuperas?”

“Estoy mejor,” respondió sintiéndose algo culpable. Sabía que en realidad no podía engañar a los patriarcas, así que después de dudar un poco, decidió llevar las cosas un poco más lejos y añadió, “Pero… ¿creo que aún hay una parte de mí que no está tan bien?”

El Patriarca Madera de Hierro se rio y dijo, “Ah, no importa. Ya que no te has recuperado por completo, solo tomate más tiempo para descansar.”

Dicho esto, ondeó su mano, mandando una botella de píldoras medicinales hacia Bai Xiaochun.

Bai Xiaochun la atrapó parpadeando varias veces. Después de abrirla, quedó emocionado al instante; allí adentro había píldoras medicinales del cuarto nivel, con una eficacia medicinal excelente. Sin embargo, no estaban diseñadas para tratar heridas, sino para ayudar a incrementar la base de cultivo.

Al patriarca del Clan Song se le alzaron las cejas, y luego ondeó su mano también, mandando a volar dos botellas de píldoras medicinales. Bai Xiaochun las atrapó lamiéndose los labios, y luego las abrió. Entonces se le abrieron los ojos de par en par.

Esas botellas también contenían medicinas del cuarto nivel, pero eran de grado supremo, al borde del quinto nivel. Estaba rebosando tenuemente con qi de sangre, y serían de beneficio considerable para su Técnica Imperecedera de Vivir por Siempre.

Bai Xiaochun observó emocionado a los dos patriarcas. Definitivamente lo estaban tratando muy bien. Era obvio que sabían que sus heridas ya habían sanado, y en respuesta a esto, le dieron medicina espiritual que lo ayudara a mejorar su base de cultivo.

“Parece que realmente he crecido,” pensó. “Estaba preocupado por los patriarcas, y precisamente aquí están insinuando que siga pretendiendo que me siento mal.” Juntó sus manos y se inclinó profundamente mientras suspiraba.

“Patriarca, padrastro, no se preocupen, ¡han hecho lo correcto al confiar en mí!” Dándoles un vistazo lleno de implicaciones, se volteó y se fue.

El patriarca del Clan Song se rio y el Patriarca Madera de Hierro sacudió su cabeza con una sonrisa. Aunque querían que Bai Xiaochun fuera a la guerra, estaban preocupados por su seguridad. Por lo tanto, no lo forzarían a tomar una decisión que no quisiera.

Después de volver a su cueva de inmortal, Bai Xiaochun descubrió que Hou Xiaomei y Song Junwan ya se habían ido. Entonces se sentó de piernas cruzadas, suspirando de alivio, y empezó a trabajar en su cultivo.

Poco después se percató de que su base de cultivo ya había mejorado bastante comparado a antes de que perdiera la consciencia. Además, su Técnica Imperecedera de Vivir por Siempre se había hecho más fuerte.

“Si las cosas siguen así,” pensó emocionado, “¡Entonces el Establecimiento de la Fundación avanzado está a la vuelta de la esquina!” Luego recordó como había detenido por sí solo a dos sectas yendo a la guerra, y se sintió muy orgulloso de sí mismo. Sin embargo, justo cuando estaba a punto de meterse una de las píldoras en la boca, escuchó repentinamente la voz de Hou Xiaomei viniendo de afuera de su cueva de inmortal.

“Hermano mayor Xiaochun, cociné un poco de medicina para ti…” Dicho esto, se abrió la puerta de la cueva de inmortal, y Hou Xiaomei entró con el rostro un poco sonrojado, y un tazón de medicina en sus manos.

El vapor que salía de la medicina hacía que el rostro de Hou Xiaomei se viera aún más sonrojada de lo usual, y cuando Bai Xiaochun vio sus facciones suaves y puras, su corazón empezó a palpitar fuertemente.

Pero justo entonces, Song Junwan apareció detrás de ella, con una gran sonrisa mientras traía también un tazón de medicina. Las ropas que llevaba eran diferentes a lo que usaba usualmente en la Secta Corriente de Sangre. Eran más recatadas, pero, aun así, no podían ocultar su curva figura.

“Pequeño hermano Cripta Nocturna, cociné un poco de medicina para ti…”

Las dos mujeres se acercaron a Bai Xiaochun, cada una con un tazón de medicina en sus manos. Song Junwan tenía una pequeña sonrisa en su rostro, mientras que Hou Xiaomei se veía algo tímida.

A Bai Xiaochun le palpitaba el corazón fuertemente, e incluso empezó a maldecir por dentro sus artimañas, se dio cuenta de que Song Junwan había usado exactamente las mismas palabras que Hou Xiaomei. No pudo evitar que se les abrieran los ojos enormemente.

Vio a su izquierda. Vio a su derecha. Vaciló. Finalmente, decidió que, ya que Hou Xiaomei había llegado primero, podría entonces tomar su medicina primero. Entonces estiró su mano hacia el tazón de Hou Xiaomei.

Los ojos de Hou Xiaomei se iluminaron al instante con emoción, y le dio un vistazo de reojo a Song Junwan, viéndose muy satisfecha consigo misma.

Cuando Song Junwan vio que pasaba esto, observó fijamente a Bai Xiaochun y luego dejó salir un frío bufido. Al instante, una intensa aura asesina apareció alrededor de ella. Bai Xiaochun quedó boquiabierto, y cambió rápidamente la dirección en la que se movía su mano, llevándola hacia el tazón de Song Junwan.

Antes de que su mano alcanzara siquiera a tocar el tazón, los ojos de Hou Xiaomei se pusieron rojos como llenos de dolor. Empezaron a aparecer lágrimas y dijo temblando, “Hermano mayor Xiaochun, pasé todo el día preparando esta medicina.”

Bai Xiaochun se sintió muy mal, y sin siquiera pensarlo, cambió de nuevo la dirección en la que se movía su mano.

“Cripta Nocturna, ¿recuerdas todas esas cosas que me dijiste en el Pico Medio?” dijo suavemente Song Junwan. “Bebe de mi tazón de medicina primero. Creo que todo lo que me dijiste era verdad.” Se podía ver una firme determinación en sus ojos. Aparentemente, si no tomaba primero de su medicina, entonces se iría al instante, y de allí en adelante se rehusaría a creer en nada que le dijera.

“Yo…” La mano de Bai Xiaochun se detuvo, y se quedó viendo los dos tazones de medicina, ya casi sentía que se estaba volviendo loco.

“¿Acaso planearon venir al mismo tiempo o algo?” pensó. “¡¡ARRGGHHH!!” Sentía que estaba a punto de colapsar. A pesar de lo mucho que había crecido, jamás había estado en una situación como esta, donde no había una decisión correcta…

Apretó sus dientes con los ojos inyectados de sangre, y luego estiró ambas manos para agarrar un tazón con cada una. Casi llorando por dentro, de algún modo logró empezar a tomar de los dos al mismo tiempo, con cuidado de no derramar nada de la ardiente medicina sobre él.

Tomar de dos tazones medicinales al mismo tiempo se sentía muy raro, pero por dentro, Bai Xiaochun estaba suspirando de alivio, y no podía evitar maravillarse por lo rápido que se había adaptado a la situación. De esta manera, ni Hou Xiaomei ni Song Junwan serían capaces de culparlo.

Pero contrario a lo que esperaba, después de terminar su medicina, se dio cuenta de que el aura asesina de Song Junwan pulsaba con más explosividad que nunca. Observándolo furiosamente, se volteó y se fue caminando. Hou Xiaomei se veía totalmente desconsolada. Y con un resplandor de dolor amargo en sus ojos, se volteó lentamente y se fue caminando de la cueva de inmortal.

Bai Xiaochun se quedó viendo impactado como se iban las dos mujeres. Y gritó tirándose del cabello, “Qué… ¿qué hice mal? ¡Tomé de los dos! No tomé ninguno antes que el otro…”

Frunciendo el ceño casi al borde de las lágrimas, se quedó viendo la puerta cerrada de su cueva de inmortal.

“¡Si las cosas siguen así me voy a volver loco! Yo… ¡¡mejor me voy a meditación aislada!!” Ya tomada su decisión, apretó sus dientes y selló fuertemente la puerta de su cueva de inmortal. Inhalando profundamente, se sentó de piernas cruzadas y se tomó un poco de tiempo para calmarse. Luego abrió las botellas de píldoras medicinales que le habían dado el Patriarca Madera de Hierro y el patriarca del Clan Song, y empezó a meditar.

Los días pasaron. En un abrir y cerrar de ojos, transcurrieron quince días. Durante ese tiempo, Bai Xiaochun progresó constantemente con su cultivo. Poco a poco se acercaba al Establecimiento de la Fundación avanzado.

Su quinto mar espiritual ya estaba totalmente cristalizado, y su sexto mar estaba a medio camino. Una vez se terminará de cristalizar su sexto mar espiritual, habría avanzado oficialmente del Establecimiento de la Fundación intermedio, a la etapa avanzada.

Además, durante su sesión de meditación, el poder de las medicinas que consumió con el propósito de sanar sus heridas, también lo ayudaron a progresar su base de cultivo aún más.

Sumado a eso estaba la pequeña tortuga. Bai Xiaochun la sacaba todos los días y la sacudía fuertemente. El aroma fragante que emitía la pequeña tortuga hacía que corrientes de poder espiritual inconmensurables fluyeran hacia él, ¡acelerando aún más el proceso de cristalización de su sexto mar espiritual!

Sesenta por ciento. Setenta por ciento. Ochenta por ciento…

Pasaron quince días más. Una mañana al amanecer, Bai Xiaochun se llenó de estruendos por dentro, y su sexto mar espiritual se cristalizó completamente. Un poder espiritual que sobrepasaba vastamente todo lo que había experimentado antes, fluía incesablemente dentro de él, haciendo que se escucharan crujidos dentro de él. Era casi como un bautizo.

Su aura del Dao de los Cielos se hizo más fuerte, tanto que aparecieron destellos de colores extraños en el cielo. El Patriarca Madera de Hierro y el patriarca del Clan Song se percataron, al igual que los demás cultivadores en las Montañas Luochen. Todos voltearon en dirección a la cueva de inmortal de Bai Xiaochun, ¡a donde una inconmensurable aura del Dao de los Cielos parecía estarse conectando hacia los Cielos sobre ellos!

Truenos retumbaban, y un vórtice apareció allí arriba, rotando rápidamente. Bai Xiaochun abrió sus ojos, y estos resplandecían con una luz brillante como un rayo. ¡Su sexto mar espiritual estaba totalmente cristalizado!

¡El Establecimiento de la Fundación avanzado!

  • Atto Zau

    Eso es Gran Lord Tortuga!! Ahora iras a la guerra quieras o no… aunque si estas mujeres siguen asi te iras mucho antes de que te lo digan jaja…

  • Alex Petrov

    Aplica la de Wang Lin we,dividete en dos,no. Mejor 3 y luego dejas una parte para cada waifu.

  • Manuel13

    Si no puede con las dos ahora imaginate si Buu tambien estuviera alli xD

  • Yon_sama

    El tio Bai arruino las posibilidades con las dos.. bueno aun tenemos a Buu y Zou zhinqi

  • Iron Heart

    Yo quel tío Bai mejor me voy a la guerra!

  • Akisley

    Esta buenísimo el capítulo, muchas gracias.

  • Juli Freixi

    Muchisimas gracias! Y “Todos voltearon en dirección a la cueva de inmortal de Ba(i) falta la i) Xiaochun, ¡a donde una inconmensurable aura del Dao de los Cielos parecía estarse conectando hacia los Cielos sobre ellos!”

    • Hernan Fontela

      Wow otra vez se me pasa la (i)

  • Bakura_Wak

    No we, en serio, Hou Xiaomei me agradaba cuando era la niña tonta del principio, tragandose todo lo que Bai Xiaochun le decia, pero ahora es muy molesta, si siguen asi van a hacer que el Pobre lord tortuga quede homosexual.

  • Vajrayaksa

    Parecia comedia romantica japo…dios como odio esas mierdas, excepto por yahari y yuukoso