ASSS – Capítulo 157

Modo Noche

Capitulo 157 – Señal de Contraataque

En el castillo del rey demonio, en la sala de audiencia, un grito hizo eco.

Era la voz llamando el nombre de su amada la cuál sonaba extremadamente triste, era como un lamento.

Hajime quién elevo tal grito estaba siendo suprimido por varios apóstoles. Justo ahora estaba en una postura donde su frente estaba tocando el suelo. Su brazo el cual estaba intentando a buscar a Yue quién era ahora el recipiente del dios creador Ehito, fue forzado hacía su espalda al límite de sus articulaciones por un apóstol.

Shia y los demás fueron tirados al suelo por las garras clavadas en sus espaldas por los grandes lobos hechos por el suelo de piedra, ellos estaban crucificados en el suelo mientras la sangre salía a borbotones de sus cuerpos. Shizuku y su grupo también era incapaz de moverse a causa de la ilusión mostrada por la magia de Ehito a causa de la influencia de la ‘Declaración Divina’

Aiko y el resto también estaban siendo observados por el resto de apóstoles y monstruos. Agregando sus heridas de antes, ellos no estaban en la condición de moverse.

Los artefactos en los cuales Hajime confiaba ya no se encontraban.

Si un ejemplo en terminología del ajedrez fuera hecho, esta situación sería exactamente lo que uno podría llamar como ‘Jaque mate’. Por esa razón, incluso Ehito priorizó resolver el problema de la resistencia de Yue antes que darle el golpe final a Hajime y los demás.

La distorsionada sonrisa de Ehito dirigida a Hajime ´cuando gritaba por Yue era una sonrisa de satisfacción la cuál mostraba su placer y regocijo por el ‘mirar a Hajime hasta sentirse satisfecho de su sufrimiento’. Eso también era una razón por la cual él estaba dejando lo que seguía a su esbirro Aruvheit.

Con diez apóstoles y treinta monstruos restantes, la sala de audiencia ahora se sentía algo desolada. Allí, un paso suave resonó.

“Kuku-. Que atroz Irregular. Allí hubo algo de problema al final, pero Ehito-sama se veía bastante contento con ese recipiente. Y todo es gracias a ti quién descubrió ‘eso’ y lo trajo aquí mientras le brindabas fuerza. Te estoy dando las gracias, ¿Sabes?”

Con una voz rebosante de júbilo y desprecio, Aruvheit le dijo sus manchadas palabras llenas de malicia.

En contraste, lejos de objetar, Hajime solo podía mantener su cabeza abajo y su cuerpo ni si quiera se movía. El instinto asesino y odio que hizo que inclusive los apóstoles temblasen anteriormente, y su indetenible torrente de fuerza, todo eso no podía sentirse tan si quiera un poco del cuerpo de Hajime. De su estado herido y la cantidad de sangre, en un vistazo incluso parecía ser que él ya había dejado de respirar.

Aruvheit también pensó eso. Movió su cabeza mientras dirigía su mirada a uno de los apóstoles que retenía a Hajime. El apóstol tranquilamente sacudió su cabeza y dirigió una mirada peligrosa a la espalda de Hajime. Parece ser que Hajime seguía vivo.

“Hmm, ¿A donde se ha ido toda la fuerza que mostraste en un inicio? Bien, quisiera decir eso pero, incluso tú tienes un límite, huh. A pesar de que hay un hoyo abierto en tu estómago, que fuiste golpeado por la magia de mi señor, y además forzaste a tu cuerpo a usar una fuerza la cuál sobrepasaba tu límite varias veces. Supongo que es sorprendente que tan si quiera puedas seguir respirando. O más bien, ¿Fue tu amada quién fue robada lo que se convirtió en el golpe final? ¿Hm?”

“… Para de fastidiar desu-, ¡Villano de tercera! Si no has jugado lo suficiente aún yo peleare contigo-“

Aruvheit dijo aquellas palabras tormentosas, pero Hajime ni si quiera respondió, como representándolo a él un grito enojado se escuchó de otro lugar. Era Shia.

Por gritar, las garras empujando la espalda de Shia se incrustaron aún más profundo y la sangre fluyó en mayor cantidad, pero sin si quiera prestar atención a eso, Shia que estaba desgarrada sobre el suelo intentaba avanzar.

Mirando a Shia, los ojos del gran lobo de piedra sagazmente se entrecerraron, como diciendo que se callase, su mandíbula se incrusto en el hombro de Shia. Un sonido seco era audible y la sangre se desparramaba. La sangre rociaba el cuello de Shia y un lado de su cara, su figura se veía horripilante.

“¿¡-!?––ngigi-gii, piensas que perderé, pero los mandare a volar a todos ustedes-. ¡Solo intenta atacarme desuuu!”

Shia ni si quiera gritó del dolor, ella gritó de furia mientras se fortalecía. La frustración de ser incapaz de hacer nada, que ella podía ver como Hajime era lastimado y Yue tomada, combinando la fuerza que ella había tomado incluso ahora, si fuerza seguía incrementando explosivamente desde dentro.

Y entonces, finalmente *bakin* un sonido como algo rompiéndose resonó, el brazo de Shia podía mover con muy poco se elevó.

*¡¡BAMM!”

El sonido estruendoso se elevó de la cabeza del gran lobo que estaba mordiendo su hombro este fue mandado a volar. A causa de esto, la herida en su hombro se abrió y la sangre se escurrió aún más, pero como era de esperarse, Shia no le prestó atención alguna. Ella pisó el suelo tan fuerte que la tierra se aplanó y entonces se aproximó rápidamente a Aruvheit.

“¡URYAAAAAAA-!”

Sus orejas de conejo se ondeaban, conjunto a sus ojos los cuales estaban teñidos en un claro instinto asesino para aniquilar el poderoso enemigo, el golpe de Shia cayó sobre Aruvheit.

*DOGON* Fuertes ondas expansivas reverberaron. El puño de Shia dibujo excelente trayectoria y atravesó el rostro de Aruvheit… o eso es lo que parecía.

De cualquier manera…

“Hou, después del Irregular tú también puedes liberarte de la ‘Declaración Divina’… Bien hecho, una gran insolencia viene bien a una insolente mujer. Que desdicha.”

“Kuh, ¡Una barrera como esta-!”

Una barrera fue desplegada desde Aruvheit deslizando tenuemente su mano, deteniendo el golpe de Shia que parecía un cañón en su camino.

Con una expresión calmada sin mostrar una gota de algo como duda, Aruvheit concluyó que Shia era una insolente. Ignorando eso, Shia balanceo su puño una vez más.

La expresión de Aruvheit cambió a una de enojo la cuál mostraba que esto terminaría en Shia golpeando sin importar las veces, pero el segundo golpe de Shia elevo un grito aún más fuerte, y entonces una grieta apareció en la barrera de Aruvheit.

“¿Qué demonios?”

“¡Vuela lejos desuu!”

Quizá Aruvheit nunca imaginó ni en sus más salvajes sueños que otra persona que no sea Hajime quién era llamado ‘Irregular’, pudiera hacer que su barrera se rompiese, lo que es más esto fue con la mano desnuda. Aruvheit se quedó mirando en asombro.

Sin perder esa apertura, Shia hizo uso del retroceso del segundo golpe y roto en el lugar, ella puso bastante fuerza centrífuga y lanzo una patada hacía donde se había formado la grieta  Su firme y larga pierna fue reforzada al límite y el golpe fue liberado con una forma incomparablemente hermosa.

Con sus orejas de conejo fluyendo ágilmente, *pyaaan* un sonido explosivo resonó, la patada giratoria de Shia atravesó la barrera. Y entonces sin detenerse, su patada asaltó a Aruvheit quién estaba dentro.

Aruvheit inmediatamente cruzó sus brazos para bloquear la patada de Shia, pero él era incapaz de aguantar por si mismo el peso que sobrepasaba su imaginación, como Shia dijo, él fue mandado a volar.

La patada de Shia no se detuvo a la mitad y siguió hasta alcanzar el zénit, y entonces su pierna cayó al inicio con un golpe de hacha contra el suelo. Y entonces arremolinó a gran velocidad con sus piernas mandando a volar fragmentos del suelo al aire.

Los restos que fueron mandados a volar parecían balas y cortaron a través del aire en gran velocidad, convirtiéndose en un ataque contra Aruvheit.

Los fragmentos asaltaron como una ola de balas de ametralladora contra Aruvheit atravesando un pilar de roca en la sala de audiencia, nubes de polvo se levantaban a causa del pilar destruido.

“¿¡Aún no he ter-!?”

“Cae.”

Cuando Shia estaba a punto de seguir más con el ataque, el momento en el que Shia estaba a punto de flexionarse para saltar, los apóstoles se acercaron rápidamente a Shia por ambos lados con post-imágenes siguiendo detrás de ellos. En sus manos blandían las grandes espadas revestidas en luz plata de desintegración.

Shia se había mantenido vigilante contra los apóstoles y los monstruos, pero ella no podía negar que la sangre había corrido a su cabeza. Shia quién se dejó llevar y salto hacia delante había sido tomada como objetivo ahora que había ingresado, en su expresión de ser acorralada la emoción de “Maldición” se mostraba claramente.

Si ella tan solo tuviera a Doryuuken, ella podría fácilmente mandarlas a volar a todas, aun así su falta de confianza que ella normalmente sentía en su mano hizo que ella presionase los dientes.

De esa manera, Shia tomo la resolución de recibir el daño mientras ingresaba, fue en ese momento…

“¡Esa es mi línea!”

Dos golpes de destello negro mandaron a volar a ambos apóstoles quienes querían atacar por los lados a Shia.

“Tio-san”

“Guh, declaración divina ¿No es así?… Realmente, algo molesto. Shia, me quito el sombrero ante tu valor.”

Cuando Shia se giró, la figura de Tio parcialmente dragonificada con su cola aplastando al gran lobo mientras mostraba una expresión de dolor se encontraba allí. Parece ser que a diferencia de Shia, Tio no se había deshecho completamente de la influencia de la ‘Declaración Divina’.

Tio no era capaz de entender la magia más que su principio, pero aun así ella entendió que era una magia con un efecto terrorífico. Por ello Tio no podía hacer otra cosa más que felicitar a Shia quién además de deshacer la maldición por si misma, ella fue capaz de darle su merecido a Aruvheit.

Tio uso el gran lobo que aplastó con su cola para golpear al lobo que estaba conteniendo a Kaori, mientras hacía esto ella disparaba un aliento de fuego contra los apóstoles que blandían las espadas mientras checaba sobre el enemigo. Su cuerpo estaba bañado en un transparente poder mágico oscuro, esto mostraba que ella estaba usando magia de sublimación.

Aun así, un ataque sin contener la fuerza de antemano no podría detener la carga de los apóstoles, por ello lo mejor que Tio pudo hacer fue hacer que los apóstoles tomaran una acción evasiva contra el ataque.

Pero, en ese momento, una voz resonó.

“Tio-san, ¡Despierta a Kaori de alguna manera por favor! ¡Te cubriré! Shia, retén al rey demonio-”
Al mismo tiempo con la voz, una sombra oscura pasó al lado de Tio. Esa era Shizuku quién estaba imbuída en poder mágico azul oscuro con su cola de caballo que era su marca característica.

De esa manera Shizuku usó una manera única de caminar mientras se deslizó cuidadosamente al torso del apóstol que se aproximaba por detrás de Tio, ella tomó la cintura suavemente del sorprendido apóstol y la hizo girar mientras flotaba en el aire. Y entonces con el apóstol perdiendo su postura a causa del flujo del momento. Shizuku golpeo el estómago del apóstol mientras con su otro brazo hizo que su codo golpease en el mismo punto. Esta era una técnica de Aikido, una del estilo del Taijutsu de la familia Yaegashi ‘Kyourai’. (N/T: Taijutsu – Técnica marcial mano a mano, Kyourai – Espejo Relámpago)

El golpe de codo llevaba un poder el cuál era imposible si se tratase de solo la fuerza de Shizuku, cargando la destreza de la técnica logró mandar a volar temporalmente al apóstol.

Shizuku también había logrado escapar por poco de la maldición de la ‘Declaración Divina’. El poder mágico que salía de ella también era la magia de sublimación. Hizo que su cuerpo evolucionase a un nivel aún mayor. Como resultado este era un pseudo ‘Limit Break’

Ella no uso esto hasta ahora a causa del intenso dolor de la ilusión así como la duda en su mente. Actualmente ella no temblaba a causa del efecto de la ilusión, pero su expresión estaba mostrando una de resistir un gran miedo y el sudor frío seguía escurriendo de su cuerpo.

“Hablando de actuar temerariamente-”

“¡Ci, cierto desu-!”

Tio lanzó el lobo de piedra con su cola como si fuera un martillo hacía el apóstol qué estaba tomando una medida evasiva justo ahora sobre su ataque de aliento, entonces corrió hacía el lugar de Kaori. Al mismo tiempo, Shia se deslizó a través de los apóstoles mientras intentaba atacar al lugar donde se encontraba Aruvheit.

Shizuku vió que se encontraban tres apóstoles más adelante suyo de todos los apóstoles vistos actuar en esta situación, ella corrió a interceptarlos mientras cogía fragmentos del suelo y los mandaba a volar con su cuerpo reforzado. Esta era unas técnicas del arte de tiro del estilo Yaegashi ‘Senreki’. El objetivo eran los ojos de los apóstoles. (N/T: Senreki = Guijarro perforador)

A pesar de que su cuerpo estaba reforzado por magia de sublimación, la puntería del lanzamiento por si misma dependía de la habilidad del usuario. Algo como apuntar hacía un lugar tan pequeño como el ojo de un oponente en movimiento mientras se deslizaba era una habilidad extremadamente absurda.

Pero, naturalmente, los apóstoles sacaron sus espadas y repelieron el ataque.

“Inútil.”

Uno de los apóstoles dirigió una mirada inhumana a Shizuku desde la sombra de su gran espada. Y entonces liberó sus alas plateadas y golpeo ruidosamene con ellas. Instantáneamente después incontables plumas plateadas volaron desde las alas luciendo como un disparo de escopeta, estas avanzaban para aniquilar a Shizuku.

Shizuku usó ‘No Beat’ que realizaba un movimiento radical el cuál hacía que el cuerpo ignore la inercia y ‘Piled Ground Srinker’ esto era posible de hacer si consecutivamente usaba ‘Ground Shrinker’ y con dificultad llego a evadir el ataque. Mientras soportaba el miedo de que sus prendas, su punta de cabello y su piel casi fueron desintegrados por las ágiles plumas de color plata, Shizuku rápidamente se movió en una postura baja como si estuviera abrazando el suelo.

“¡No lo sabré hasta que lo intente!”

Gritando desafiantemente, Shizuku se deslizo por en medio del asedio de plumas plateadas y se deslizó como un jugador de baseball hacía los apóstoles, y entonces con su mano inferior impulsándose con una fuerza la cual podría destruir el suelo, y usando el retroceso lanzó una patada hacía arriba.

Una de las técnicas de taijutsu del estilo Yaegashi ‘Saka Shushou’. (N/T: Garra de águila invertida) era una técnica de patada la cuál levantaba a su oponente desde una postura baja. Así que el practicante podía seguir peleando aun perdiendo su espada, el estilo Yaegashi también incluía técnicas de desvainar, taijutsu, y lanzamiento en esta.

El águila apuntaba a su presa con sus afiladas garras desde el cielo––aquella patada desenvolvió una espléndida trayectoria como una reproducción inversa de aquella escena. Combinado con la habilidad de ‘Ground Shrinker’ también, esta tenía un poder destructivo. En todo caso con la actual Shizuku quién estaba en el pseudo estado de ‘Limit Break’ usando magia de sublimación, ella era capaz de acertar un contraataque, inclusive un apóstol seria abrumado por esta fuerza.

Pero como era de esperarse, este plan era ingenuo.

“No, es inútil.”

“––”

La patada fue bloqueada por una de las alas. Lo que es más una parte de la bota de su pierna había sido desintegrada para ese momento. Esa era la habilidad de desintegración.

Shizuku tomo un corto aliento, y al mismo tiempo rotó en el lugar haciendo un giro usando su pierna como el centro. Su postura cambió como si estuviera durmiendo horizontalmente en el aire, desde allí apunto a la cara del apóstol con su otra pierna. Una de las técnicas de taijutsu del estilo Yaegashi ‘Jushusou’. (N/T: Garra llena de águila)

De cualquier manera, eso también fue bloqueado por la segunda ala del apóstol. Y entonces, el apóstol comenzó a sacudir sus alas mandando a volar a Shizuku a lo lejos.

“Guh”

Shizuku golpeo el suelo fuertemente y dejo salir un quejido reflexivamente. Entonces, las plumas plateadas comenzaron a caer como una fuerte lluvia. Shizuku inmediatamente evadió mientras saltaba en sus cuatro extremidades como una bestia. Y entonces Shizuku rodó desagradablemente y llego a evadir por poco las plumas que brutalmente dispersaron el suelo una tras otra como una lluvia intensa.

Al mismo tiempo, ella cogió un fragmento del suelo destrozado otra vez y se lo lanzo al apóstol quién se estaba dirigiendo a Tio quién estaba tratando a Kaori.

El apóstol ni si quiera se giró y repelió el guijarro con su ala.

(¿¡Ni si quiera puedo retenerlos!? A pesar de que tengo que atraer su atención hasta que Kaori pueda abrir los ojos y curar a Nagumo-kun.)

Shizuku evadió el asedio de muerte con una expresión de desesperación mientras gritaba en su corazón.

El objetivo de Shizuku era que Tio usase magia espiritual o magia de regeneración y reviviese a Kaori quién había caído forzosamente inconsciente. Si solo Kaori se pudiera mover de nuevo, ella podría curar a Hajime con su excelente magia curativa. Si solo Hajime se pudiera mover, entonces sería posible romper el punto muerto de la situación actual. Shizuku pensaba esto. La fe que Shizuku mantenía hacía Hajime no había cambiado para nada incluso ahora que él había sido derrotado por Ehito.

Shizuku echó un vistazo a Hajime quién estaba siendo retenido en el suelo por dos apóstoles, seguía colapsado en su propio mar de sangre.

(La persona por de la cual me enamore en serio por primera vez… quién me salvo tantas veces… mi corazón, y mi vida también… si puedo hacer algo por el bien de esa persona. Solo siendo un apóstol, solo por qué no tengo un arma, ¡Esas no son razones para rendirse! Esta vez, ¡Yo seré quien te salve!)

En contraste al sublime calor ardiendo desde su corazón, Shizuku comenzó a invocar en un susurro con voz baja. La mayoría de sus artefactos fueron robados, pero afortunadamente ella seguía poseyendo algunas cosas además de armas que nadie podría notar porque eran insignificantes.

Esas botas estaban encantadas con ‘Air Force’, el regalo de Hajime aquel adorno para la cabeza tenía habilidad de regeneración, y entonces sus prendas que fueron cosidas con un circulo mágico de magia de sublimación.

Del cuerpo de Shizuku quién estaba continuamente evadiendo las furiosas alas plateadas, un anormal poder mágico azul oscuro se cargaba aún más.

Era algo sobrepasando la magia de sublimación. Algo parecido a un pseudo ‘Supreme Break’. Naturalmente era un ejercicio de poder que sobrepasaba los límites incluso en el mejor de los tiempos. Era un acto que estaba conjunto a una irracionalidad a su máximo límite, era imposible decir que no había carga alguna haciendo esto.

La expresión de Shizuku se distorsionó en una de dolor, mordió sus labios fuertemente para resistir la ondulación de tal gran poder. En cambio al dolor, por un momento, que seguramente sería por muy poco tiempo, el poder mágico que reforzaba a Shizuku resplandecía brillantemente mientras cubría su cuerpo.

El apóstol que evitó a Shizuku se dirigía a Tio quién estaba concentrada en curar a Kaori, aquella maligna mano aún ahora estaba intentando alcanzarlas. Ella se volteó a ver a Shizuku. Sin embargo, quizá por qué decidieron que no era nada de qué preocuparse el apóstol regresó a ver a Tio y blandió su espada.

Hacía aquel apóstol, Shizuku gritó en ira.

“-, no menosprecies a los humanos-!”

La velocidad de Shizuku que era algo que ella mostraba como su especialidad en pelea, en adición al haber sido afectada por la magia de sublimación que hacía sobrepasar los límites, como era de esperarse estaba a un nivel al cuál ni si quiera los apóstoles podían mantenerse indiferentes. El apóstol comenzó a disparar hacía Shizuku una fuerte lluvia de plumas plateadas abrió los ojos en sorpresa cuando vió que Shizuku la atravesó por el lado sin haber hecho ningún movimiento premeditado y sin cambiar su paso.

Y entonces el apóstol quién estaba a punto de hacer caer su espada también volteo hacía aquella presencia que repentinamente se estaba acercando.

Pero, no había manera de que Shizuku tan si quiera le diera tiempo a mirar atrás, sin detenerse dio libero una patada giratoria. A donde apuntaba era a la cabeza del apóstol. El apóstol quién estaba a punto de girar su cabeza a aquella dirección regresó hacía atrás del impacto, ella fue mandada a volar por un poco encima de Tio.

Shizuku estaba planeando en el aire del retroceso, un apóstol más saco su gran espada.

Shizuku suavemente saltó usando ‘Air Force’ y evitó el tajo, entonces su cuerpo se dobló en el aire mientras cruzaba sobre el apóstol, ambas piernas atraparon la cabeza del apóstol. Y entonces, allí su cuerpo se dobló aún más y giró flexionando hacía atrás, haciendo que la cabeza del apóstol chocase contra el suelo.

Taijutsu del Estilo Yaegashi ‘Kaigetsu’. (N/T: Luna Circular) Una técnica que era ejecutada al doblar su cuerpo con ambas piernas mientras sostenía la cabeza de su oponente.

Una técnica humana que fue misteriosamente pulida hizo que el apóstol sea incapaz de reaccionar inmediatamente, un sonido extremadamente peligroso podía escucharse desde el cuello del apóstol cuando su cabeza golpeo el suelo. Un pequeño cráter fue creado mientras su cabeza era enterrada desde un angulo imposible.

En ese momento, el apóstol que estaba dispersando plumas plateadas hacía Shizuku esta vez lanzó un bombardeo.

Shizuku naturalmente intento esquivarlo pero…

“¿¡Maldic-!?”

Ella era incapaz de hacer esto.

La razón era por qué detrás de ella estaba Tio y Kaori. Antes de que se de cuenta, Shizuku estaba en una línea de fuego donde ella no podía escapar.

Si solo ella tuviera su Katana negra, podría cortar el espacio mismo y encargarse del destello plata. Pero, actualmente Shizuku estaba con las manos desnudas. Allí no había manera de detener el destello que llevaba la habilidad brutal de la desintegración, evadirlo significaba la muerte de sus compañeros.

La duda era fatal. Frente al destello de luz de la muerte, dentro de la cabeza de Shizuku todo se convirtió blanco puro.

En aquel momento…

“¡‘Ruptura del Cielo’!” (T/N: Sky Severance)

“¡’Ruptura Divina’!” (T/N: Holy Severance)

Dos voces resonaron. Al mismo tiempo frente a los ojos de Shizuku brillantes barreras fueron desplegadas.

Una era la cual tenía varias capas apiladas encima––la usuario era Liliana quién utilizo un círculo mágico hecho de su propia sangre y presiono su mano desesperadamente hacía Shizuku.

La otra era una barrera poderosa que resplandecía brillantemente––la usuario era Suzu quién aún estaba empapada en sudor frío y su expresión seguía distorsionada en una dolor mientras seguía colapsada en el suelo, ella de manera similar hizo el circulo mágico usando su propia sangre y elevando su mano desnuda.

El destello plata que traía la ruina fue bloqueado por aquellas barreras desplegadas por ambas desesperadas y la velocidad del avance fue entorpecida por poco.

De cualquier manera, lo que fue disparado era un destello con la capacidad de desintegrar cualquier cosa, sea esto mágico o material. Naturalmente la barrera de ambas resistió no más de unos cuantos segundos antes que se dispersasen.

Aunque esos pocos segundos tenían el significado del tiempo que se podía comprar. Y después, unos cuantos segundos cambiaron el destino de Shizuku quién estaba expuesta sobre ese destello de muerte.

“¡Shizuku-chan-, al suelo!”

“-!”

Shizuku sin si quiera mirar atrás o preguntar a la voz familiar reflexivamente obedeció.
Inmediatamente después, sobre la cabeza de Shizuku quién se tiró al suelo un destello similar atravesó hacía delante. El destello golpeo a un destello plata de un apóstol delante quién indiscutiblemente fue lanzado por la mejor amiga de Shizuku. A pesar de que esos eran poderes terroríficos estrellando sobre ella, las mejillas de Shizuku hacían florecer una sonrisa.

“¡No crean que soy lo mismo que todas ustedes!”

Las fuertes palabras de Kaori hicieron eco en el espacio en donde estaba surgiendo una luz plata. Al mismo tiempo, el poder mágico de Kaori explotó. Era una prueba del reforzamiento usando magia de sublimación. Como ella decía, el destello plata de Kaori fue lanzado *¡dokun-!* en pulso y simultáneamente incremento de golpe.

Entonces, consumió el destelló del apóstol.

“Derrotándonos, con nuestro cuerpo…”

Al mismo tiempo que dejaron salir ese susurro, el apóstol mostraba una indescriptible expresión que fue dispersada en piezas aún más pequeñas que el polvo y se desvaneció.

“De alguna manera lo hicimos.”

“Gracias Tio. Te curare ahora mis-”

Tio revivió a Kaori usando magia espiritual y de regeneración juntas, pero ella ahora estaba en un estado en el cuál no podía esconder su cansancio. Ella murmuró mientras se limpiaba la frente del sudor.

Kaori dio su gratitud mientras usaba magia de recuperación. No solo a Hajime, ella estaba planeando curar a todos los heridos a la vez.

Pero esto fue obstruido por una gran espada plata que saltó hacía delante desde un lado. Apuntando a Kaori quién había terminado de lanzar su ataque, los dos apóstoles que fueron golpeados con la técnica de Shizuku ahora se movieron.

Con ambas espadas gemelas Kaori bloqueo el destello de ambos apóstol. Los dos apóstoles que intentaron golpear con sus espadas gemelas, una tenía un brazo agarrado por la cola de Tio, y la otra fue bloqueada por Shizuku quién desvió la trayectoria usando ‘Aikido’ en el suelo. Kaori, Tio, y Shizuku, las tres y ambos apóstoles estaban mirándose mutuamente.

Allí…

“¡Kyaa!”

“¡Aguu!”

Gritos hicieron eco. Con sus cabezas mirando allí, Liliana y Suzu se mantenían mirando al suelo. Similar a Shia y los demás, ellos tenían en su espalda afiladas garras clavadas encima.
En un intento de ayuda, Ryuutaro intento moverse hacía Suzu con una mirada desesperada, Aiko y Nagayama y el grupo intentaron liberarse hacía Liliana. Pero, ellos estaban oprimidos por monstruos del tipo serpiente, o amarrados por una tela de los monstruos del tipo araña, al fianl les inyectaron una especie de líquido que los hizo convulsionar. Ellos no podían hacer nada.

Lo que es más…

“Bien hecho, molestar mi mano de esta manera. A pesar de que ni si quiera puedo alcanzar los pies de Ehito-sama, no hay manera de que puedan pelear contra un dios como yo, ¿No creen?”
Shizuku y los otros retrocedieron contra esa voz. Ellos estaban desesperados en su propio combate tanto que no prestaron atención allí, pero ahora que miraron pensando en que ocurrió con Shia quién estuvo conteniendo a Aruvheit.

Y entonces, allí estaba, la figura de Shia quién impotentemente estaba en el aire con su cuello apretado en el agarre de Aruvheit. Lo que es más, la sangre estaba fluyendo de ella como si miles de cuchillas hubieran sido clavadas allí, parece ser que ella no perdió la consciencia, pero incluso su quejido sonaba débil.

“Shia-” x3

Kaori y los demás abrieron sus ojos y gritaron.

En aquel instante la atención de Kaori y los demás cambio definitivamente. Eso era una apertura que no podía dejarse pasar para los apóstoles. Con ambas espadas mandaron a volar a Kaori y los demás en el lugar, entonces instantáneamente crearon un círculo mágico usando sus plumas plateadas un gran ataque eléctrico fue generado de allí.

“¡¡-A!!”

“¡Guuu!”

“¡––!”

Las tres elevaron un grito mientras convulsionaban. Aún así, solo Kaori de alguna manera disminuyó el daño usando la magia de desintegración, entonces intentó usar la magia de recuperación.
Pero…

“¿No me has escuchado? He dicho que yo también soy un Dios. Ordeno en el nombre de Aruvheit––‘No hagas nada’.”

“––”

Sí, la razón por la que Shia perdió también era a causa de la ‘Declaración Divina’ esto fue hecho a Kaori justo ahora, eso fue porque su movimiento fue restringido. A pesar de que lo dijo con su mismo nombre, parece ser que el poder de retención era bastante inferior a comparación con el de Ehito.

En realidad, Kaori y los demás peleaban inmediatamente para deshacerse de las ataduras usando el reforzamiento de la magia de sublimación. Diferente de cuando Ehito uso su habilidad, sus brazos comenzaron a moverse inmediatamente.

De cualquier manera, esto no cambiaba el hecho de que estaban mostrando una apertura fatal, mientras los apóstoles y los monstruos allí tuvieran un momento era más que suficiente.

Viendo a Kaori y los demás colapsando en el suelo, un ataque eléctrico surgió una vez más. Esta vez siguiendo el comando de ‘No hacer nada’, Kaori tampoco podía usar su ataque de desintegración, esto hizo que las golpee directamente. Kaori, Tio, y Shizuku gritaron sin hacer sonido alguno mientras humo blanco se elevaba sobre ellas.

A pesar de que una señal momentánea de ataque se elevó con el resultado de un apóstol derrotado, ellos seguían siendo suprimidos fácilmente al final.

Aruvheit movió su mano y lanzó a Shia como si fuera basura, entonces avanzó hacia la colapsada Shia mientras se burlaba del alrededor.

“Hmm, ¿Cómo se siente? ¿He llegado a darles a ustedes tontos no irregulares una pizca de desesperación?”

Parece que Shia y los demás podrían ser asesinados fácilmente con tal de romper sus expectativas.

Aruvheit tenía en hombros la orden de abrir el corazón de Yue para que sea el contenedor de Ehito de esta manera robar fácilmente su cuerpo en todo caso se usaría el plan B para hacer que el corazón de Yue entrara en duda. Pero él no pudo realizar su rol perfectamente, y Ehito fue forzado a tomar su tiempo para reajustarlo. A causa de eso, no es que solo no fuera capaz de completar el comando dado por su señor que tanto respetaba, él también hizo ver a su señor en problemas, esto causo que su mente se atormentara.

En otras palabras, el permitió que Shia y los demás se opusieran a él entonces los suprimió en desesperación para poder darse el placer de hacerlo, todo fue por su deseo de calmar su furia.

De manera de hacer caer a esos insolentes que se oponían a él en desesperación y dejarlos en un abismo de desesperanza, Aruvheit abrió su boca con una expresión llena de despreció.

“Pero, como castigo a aquellos que perpetraron esta insolencia hacía Dios, esto es demasiado suave supongo. Por lo tanto, que tal si les enseño algo realmente interesante.”

Pisando la espalda de Shia, Aruvheit hizo que su voz de dolor se elevase mientras miraba a la dirección de Liliana.

“Como Ehito-sama ha dicho, este mundo terminara dentro de poco. Las armadas de los apóstoles invocados dentro de los Precintos Sagrados arrasaran con todo ser viviente de este mundo. Su primer objetivo será el Reino Hairihi. Porque es fácil crear una Puerta Divina que esté conectada a los Precintos Sagrados en la Montaña de Dios, como sabrás. ¿Entiendes, princesa Liliana? Tu tierra de origen estará bañada en sangre fresca de toda tu gente dentro de estos días como sabrás.”

“-, que cosa tan terrorífica eres-”

“¿Es terrorífico? En vez de ello es un honor, ¿Cierto? Esa gente puede recibir su final sobre los ángeles enviados por el Dios en el cuál ellos creían sin duda alguna. ¿No deberían alinear sus cabezas en vez de ello? Ku-ku-ku-”

“¡Estás loco! Todos ustedes, los dioses están locos!”

Aun siendo presionada al suelo por un monstruo, Liliana maldijo a Aruvheit con una voz borrosa del dolor y rabia. Aruvheit que recibió esa maldición con un sentimiento de felicidad cambió su mirada a los visitantes del otro mundo.

“Su lugar de nacimiento se volverá el nuevo campo de juegos de Ehito-sama. Se pueden sentir honrados. Ustedes fueron invocados como los peones de Ehito-sama, e inclusive vuestro lugar de nacimiento será ofrecido a él. Incluso si todos ustedes mueren en este lugar, pueden morir con esta gloria.”

“¡Deja de decir estupideces-!”

Parecía ser que lo que Ehito decía de ir a la tierra era verdad. A pesar de que no había magia en la tierra, si Ehito lograra llegar allí donde había gigantescos países, religiones, y población, también todo tipo de armas que eran mucho más dañinas que la misma magia, tan solo cuantos heridos y muertos habría…

Este mundo, a pesar de su gran historia su población estaba demasiado lejos a comparación de la tierra, pensando en cómo la razón de esto era por que Ehito estaba jugando con este mundo, ellos no imaginaban que clase de trágico futuro le resguardaba a la tierra si Ehito lograba llegar.

Por no decir menos, familia, amigos, sus personas importantes que ellos dejaron atrás viniendo aquí… Shizuku y Ryuutaro vieron a Aruvheit como si se tratase de un demonio.

Pero, esas miradas penetrantes por mucho que lo intentasen matar solo le daban mayor sentido de superioridad. La prueba de esto era como su expresión estaba aumentando a una de placer y éxtasis.

“Ahora entonces, parece ser que la recepción de la raza demoníaca estará dentro de poco. Quiero ver sus desafiantes corazones y miradas desesperadas por un tiempo más… pero solo puedo jugar hasta este punto.”

Aruvheit miro arriba al hueco en el techo. Sobre su mirada se encontraba la escena de la raza demoníaca siendo consumida con una expresión cautivada dentro del remolino dorado la (Puerta Divina).

Como factor, incluso Shia y los demás estaban peleando lo más posible, toda la raza demoníaca sobre la ciuidad estaba flotando dirigiéndose a la ‘Puerta Divina’, la mayoría ya había ingresado a los Precintos Sagrados. Parece ser que los que serían exterminados en este mundo iban a ser todos los que no fueran de la raza demoníaca––eso significaba que aniquilarían a toda la raza humana y demi-humana. Era desconocido el porqué de que invitaran solo a la raza demoníaca a los Precintos Sagrados, pero esa razón era algo que seguramente no fuera para nada bueno.

Aruvheit pateo a Shia volando y entonces dio una mirada a un apóstol. El apóstol asintió y entonces se dirigió a Myuu y Remia. Y entonces, ignorando como cuanto Remia estaba abrazando a Myuu cerca de su pecho, la apóstol forzosamente tomó a Myuu lo cuál causo que la expresión de Remia pase a una de desesperación.

“¡Para-! ¡Por favor regresa a Myu!––¿¡agu!?”

“¡Mamaaa!”

El puño del apóstol golpeo a Remia quién estaba intentando resistir desesperadamente. Remia fue mandada a volar a la pared mientras dejaba salir un pequeño quejido. Diferente de Shia y los demás su cuerpo era solo el de una civil. Sus órganos internos fueron dañados por el impacto que el apóstol libero tanto así que le hizo vomitar sangre, ella se mantuvo en el suelo incapaz de moverse.
El grito de una pequeña niña resonó, de cualquier manera, incluso así no había persona alguna que pudiera moverse.

Myuu quién fue tomada por el apóstol fue crucificada en el aire por Aruvheit usando alguna clase de magia, entonces el avanzó hacia adelante a la posición de Hajime quién seguía colapsado en el suelo sin si quiera moverse o hacer algún sonido.

“Irregular. ¿Cuánto tiempo te mantendrás así? No solo has sido una molestia en el juego de Ehito-sama, tú incluso me pusiste en vergüenza, ¿Acaso piensas que esos pecados pueden ser redimidos con solo este grado de desesperación? No hay manera de que eso sea cierto ¿No crees? Ahora, eleva tu rostro. Y entonces, quema la escena delante de la chica que tanto te idolatra como padre ser volada ante tus ojos. Báñate en su sangre, ¡Grita y Llora! ¡Vamos!”

“¡Papaa! ¡No Mueras! ¡Despiertaaa!”

La risotada fuerte de Aruvheit moviendo a Myuu frente a Hajime. Y Entonces su mano tocando detrás de su pequeña cabeza. Esto era como una guadaña del dios de la muerte. Sí, esa mano atajaba, seguramente sin la mínima resistencia el futuro de Myuu estaría bañado en un rojo grotesco, propulsado desde lo profundo de la oscuridad.

Pero, incluso ahora que la muerte estaba sobre ella, Myuu no se preocupaba sobre si misma, ella gritaba en preocupación al Papá que ella amaba.

Desde lejos la voz desesperada de Shia y los demás no podía alcanzarlos. Aquellas voces llamaban a Hajime, aquellas voces estaban preocupadas por Myuu, aquellas voces que pedían a Aruvheit que se detuviera, Aquellas voces que proclamaban su propio sacrificio en vez de matarlos a ellos––todos estaban peleando desesperadamente para evitar esta tragedia.

––Era un bizarro espectáculo.

Hajime quién en esta clase de momentos estaría mirando con unos ojos brillantes de una bestia, y sus dientes caninos expuestos como si fuera a arrancar la garganta de sus enemigos con un instinto asesino sobreexpuesto, a pesar de que Myuu a quién siempre mimaba estaba a punto de ser aniquilada… se mantenía en silencio.

Los apóstoles mantenían a Hajime abajo que no mostraba ningún signo de liberarse para nada, así que ciertamente Hajime estaba inconsciente. Aún a pesar de eso él se mantenía silencioso a un terrorífico nivel.

¿Que Yue haya sido robada fue un impacto tan fuerte para él?, ¿Su corazón estaba roto por ello…?
Shia y los demás que sabían que Hajime tenía un profundo amor hacía Yue al inicio pensaron eso viendo al inamovible Hajime, eso era por lo que ellos peleaban tanto pensando que esa era la causa ellos tenían que hacer algo de alguna manera, pero ahora que llegaron a este punto ellos finalmente se dieron cuenta que algo estaba fuera de lugar.

Y, entonces ellos notaron. Como no se podían dar cuenta si su piel comenzaba a levantarse como si se tratase de piel de gallina. Esta estaba barnizada por el dolor que recorría que corría todo su cuerpo y la situación absolutamente desesperada, pero el objetivo de la alarma que fue activado por su instinto no era activado hacía su enemigo, este fue activado contra algo diferente…

“¿Papá?”

Quizá Myuu notó algo diferente de la misma manera, ella llamó a Hajime de manera tímida.

Mirando a Hajime quién ni si quiera giro su rostro hacía Myuu quién solo tenía el valor de ser usada como rehén ante él, Aruvheit se cansó de esperar y mostró una mirada al apóstol.

El apóstol, por alguna manera miró a la cabeza de Hajime con una mirada peligrosa que hasta ahora no había ocurrido desde que contuvo a Hajime. Y entonces, sorpresivamente, después de mostrar un momento de duda, ella cuidadosamente agarró el cabello de Hajime con una gran resolución… y elevo su rostro forzosamente.

“––”

En ese instante, sin si quiera darse cuenta por sí mismo, Aruvheit retrocedió.

Esto no paro allí, el inclusive hizo tal horripilante error que no había hecho en varios miles de años––el mostró un error de control mágico. Como resultado, Myuu quién estaba crucificada en el aire cayó delante de Hajime.

Aruvheit quién movió su brazo en pánico para arreglar la magia que hizo caer a Myuu. Se quedó con ojos completamente abiertos, era una escena incomprensible. Por alguna razón, su mano con la que él sostenía estaba temblando del escalofrío.

Los monstruos que estaban detrás de Aruvheit también estaban bajando su cabeza mientras retrocedían lentamente. Si estaba viéndolo, seguramente se daría cuenta de cómo los ojos de los monstruos que originalmente emitían un brutal rojizo oscuro brillante ahora estaban temblando formando ondulaciones.

––Miedo.

Para un monstruo, además para un monstruo de clase demoníaca que ha sido fortalecido por magia de la era de los dioses, esa emoción no se veía para nada bien en ellos. La onda que corría en sus ojos era exactamente eso. El temblor de Aruvheit era también lo mismo.

La causa era una.

Abismo.

El abismo saliendo delante de sus ojos, despertaba un primitivo instinto de horror.
Más oscuro que la misma oscuridad, más profundo que el infierno. Incluso siendo un dios, él seguía siendo consumido y desvanecido convirtiéndose en ‘Nada’, él encontró tal sentimiento del sobrecogedor nihilismo llenando hasta el borde de aquél ojo–.

El único ojo de Hajime.

“––Ma,mat––“

Aruvheit fue atrapado por un impulso que para él mismo era difícil de comprender, él estaba initentando dar el comando a los apóstoles de que mataran a Hajime ahora mismo. Aquella persona que debería estar en las puertas de la muerte, sin tan si quiera algún arma, y con su corazón hecho pedazos, aun pensando en eso, él no podía hacer nada más que dar esa orden.

Algo como usar a Myuu por venganza o ser una obstrucción a su trabajo de abrir el corazón de Yue, o como que él debería matarlo por su propia mano, o negar dar un paso atrás por su dignidad como dios, aquellas cosas pasaron como un destello durante un instante a través de su mente antes de que él las arrojase fuera de esta.

De cualquier modo, el monstruo frente a sus ojos debía dejar de respirar, ¡En este mismo instante!

Pensando solo eso repetidamente la cabeza de Aruvheit se hizo un caos, esta mantenía reiterando conjunto al gran ruido de la alarma.

El comando fue rápidamente obedecido por los apóstoles que retenían en el suelo a Hajime.

Ni si quiera una pizca de poder mágico, lejos de eso ni si quiera instinto asesino u odio o algo se podía sentir de Hajime, aun así parecía ser una mala premonición que estaba fastidiándolos.

Ellos querían hacerse cargo de él incluso antes, querían borrarlo aunque sea en un instante más rápido.

A pesar de que no tenían algo como una emoción, las figuras de las mujeres que llevaran a cabo una orden incompleta del inarticulado Aruvheit era como un ferviente perro que mordiera la comida que tenían prohibido comer en un inicio, esta era la expresión hacía esto.

La cuchilla de la mano de los apóstoles estaba brillando en una luz plateada. Usando la magia de desintegración, ¡Ellos podían borrar el horripilante hombre herido ante sus ojos!

Pero, parece que aquella acción era un poco, no, era exageradamente tarde.

Aruvheit y los demás dieron a Hajime demasiado tiempo.

Como si el silencio hasta ahora fuera una mentira, el flujo del instinto demoníaco hizo que todos se sacudieran del miedo. Magia roja la cuál parecía sangre pegajosa como si esta fuera a consumirlo todo. Esto parecía ser como si hubieran abierto la tapa a la caldera del infierno.

De esa manera, la voz de Hajime finalmente dejo salir algo haciendo alucinar a cualquiera como si este sonido resonase desde el fondo del infierno. El significado de estas palabras también, era oscuro y fuerte como si directamente intentase hervir al que lo escuchase seriamente… si se diría algo, esto sería una ‘maldición’.

“––Cualquiera y quien sea, desaparezca (Negación de Toda Existencia)”

En ese momento, un concepto el cuál negaba al mundo fue liberado.

  • Jose Ruben Reyes Carrasco

    cada vez se pone mejor ya firmaron su sentencia de muerte