DD – Capítulo 234

Modo Noche

Capítulo 234 – La invasión de la SeaRace

 

De repente, la mirada de Liu Ming cayó sobre la decimotercera pieza de azulejo verde. Con un rápido movimiento de su brazo, lo quitó. Volteando la baldosa, estudió la parte de atrás con una mirada fija.

Él ve la palabra “Liu” ligeramente grabada en la parte posterior de la misma.

Alzó las cejas y aplastó el azulejo entre sus dedos,

“¡Pu!”

La baldosa entera se redujo a polvo, de la cual dos artículos se cayeron. Uno de ellos, un anillo moreno y el otro, un paño blanco con palabras densamente escritas.

Liu Ming atrapó ambos objetos a la vez mientras movía su cuerpo. Flotó de un modo fantasmal a través de la ventana y llegó al segundo nivel del edificio.

Sacó y alcanzó una bola de cristal. Con el uso de su Fa Li, se convirtió en una bola flotante de luz blanca ante él.

En este momento, tomó los dos elementos para examinar.

El anillo parecía nada fuera de lo común como si fuera un simple anillo de metal. Sin embargo, de una inspección más cercana, la parte interna tenía un loto floreciente grabado en él. Aunque el grabado era muy pequeño, era realista y exquisito. Aparte de eso, no había nada más especial.

Liu Ming sostuvo el anillo, volviéndolo una y otra vez y lo estudió. Con un leve cambio de expresión, guardó el anillo y en su lugar sacó el paño blanco.

El paño blanco estaba muy obviamente empapado en alguna medicina especial antes ya que no se volvió amarillo en los últimos años. Incluso las palabras escritas en él eran todavía muy claras y no borrosas en absoluto.

En la tela blanca, las palabras cuidadosamente escritas eran, de hecho, la letra de su padre.

Incluso después de muchos años, al ver esos artículos familiares causó que Liu Ming estuviera en un estado de trance

Suspirando, apenas se contuvo de lo que sentía y se concentró en lo que estaba escrito en la tela blanca.

Un instante después, dio una mirada de sorpresa.

Sin saber cuánto tiempo después, soltó un suspiro. Luego tiró la tela blanca mientras una llama salía de sus manos, convirtiéndola en cenizas.

“Así que aquí fue donde mamá había muerto durante el parto. Padre era uno de los confidentes del Tercer Marqués, y para mantener a Madre y a mí vivos, llego hasta robar el anillo más valioso del Tercer Marqués. Al final, sólo pudo salvarme.”

Liu Ming murmuró mientras se proyectaba sombras oscuras en su rostro, ocultando su expresión.

Después de eso, se sentó en silencio en el edificio, sin moverse en absoluto.

Permaneció allí hasta que el cielo se volvió brillante cuando se convirtió en una silueta que salió volando. Parpadeando unas cuantas veces, se deslizó silenciosamente más allá de los altos muros de la Casa del Tercer Marqués.

Poco después, en la esquina de la Casa donde estaba el edificio antiguo, varios glifos en las paredes comenzaron a parpadear ligeramente y estallaron repentinamente. Las llamas rojas comenzaron entonces a desplegarse.

En un instante, todo el edificio quedó envuelto en las llamas amenazadoras.

Cuando los guardias de patrulla cercanos entraron precipitadamente en la casa, todo el antiguo edificio se había convertido en nada. Sin embargo, todos los otros edificios cerca estaban bien, sin un rastro de las llamas saltando a ellos.

Al ver esto, los guardias se miraron sin hablar.

……

De vuelta a su vivienda, Liu Ming se sentó con las piernas cruzadas en el futón. Miró fijamente el anillo negro en pensamientos profundos mientras sentía que el Yuan Li del Cielo y la Tierra convergían ligeramente.

El anillo podría reunir Yuan Qi. Aunque esta pequeña cantidad es insignificante para un cultivador, para un mortal, llevar esto a lo largo de los años podría realmente prolongar su vida.

Lo cual explicaba por qué el Tercer Marqués valoraba el anillo como un tesoro. Incluso después de que su padre lo había robado y escondido todos estos años, todavía no estaba dispuesto a separarse de él e incluso envió gente a buscar, exigiendo saber su paradero.

Lo que el Tercer Marqués no sabía era que, incluso después de que la Madre había muerto, el anillo nunca había salido de la casa. De hecho, el padre de Lui Ming siempre lo había escondido en el antiguo edificio donde se había quedado.

Lo que dejó a Liu Ming un poco sorprendido fue que su propio padre no había mencionado a ningún otro pariente ni nada del lado la familia de su madre. Todo lo que se escribió fue cómo la Madre había muerto y la razón para ocultar su identidad y salir de la mansión.

Afortunadamente, el Tercer Marqués ya había muerto en manos de los Cultivadores del Grupo Malvado BlackSpirit. ¡Si no, él tendría una venganza de sangre con el tercer marqués! Si él estuviera vivo en este momento, Liu Ming probablemente se presentaría personalmente.

De repente, un sonido amortiguado vino de sus manos. Una pequeña bola roja de llama emergió en la parte superior del anillo negro.

Sin embargo, en el momento siguiente todo lo que se escuchó fue un “pu”. Toda la llama fue succionada en el anillo y ligeramente reunió todo el Yuan Li del Cielo y Tierra para hacerlo un poco más denso.

Una luz fría destelló.

Liu Ming volteó su otro brazo, sacando una corta espada verde. Él entonces sin piedad cortó el anillo.

“Dang”

En el momento en que la espada corta golpeó el anillo, una energía aún más poderosa se desplego, haciendo que la espada corta rebotara hacia arriba.

Liu Ming entonces colocó el anillo negro ante sus ojos, sólo para ver que la espada corta no había dejado rastro en el anillo.

Entrecerrando los ojos, Liu Ming bajó la cabeza para mirar el anillo negro. Una expresión muy complicada apareció en su rostro.

“¡Gran Acero de Tungsteno! Después de buscar por arriba y abajo sin encontrarlo, no puedo creer que lo encontraría a través de tal circunstancia.”

Sorprendentemente, este anillo fue hecho de gran acero de tungsteno.

La razón por la que pudo reconocer el material instantáneamente fue porque antes de que el SpiritMaster Lei se marchara, Liu Ming había ido deliberadamente a preguntar sobre las características y la apariencia del Gran Acero de Tungsteno.

La capacidad de reunir Yuan Li del Cielo y la Tierra fue una de las características del Gran Acero de Tungsteno.

Con todas las otras pruebas que hizo ahora mismo, todo demostró que lo era realmente.

Sin embargo, viendo lo raro que era este material, el que refinó el anillo en ese momento probablemente no sabía los verdaderos rasgos del mismo. Seguramente vio la habilidad paternal de Yuan Li y lo refinó aleatoriamente en un anillo.

Lo mismo ocurre con el Tercer Marqués quien más tarde obtuvo el anillo.

Aunque Liu Ming logró conseguir este Gran Acero de Tungsteno, que era lo que siempre quiso, de alguna manera, simplemente no fue capaz de ser feliz por ello.

Los días siguientes, no pudo evitar pensar en todos los recuerdos agridulces que él y su padre compartían.

Sólo después de pasar del séptimo al octavo día podría Liu Ming finalmente recuperarse del estado en el que estaba.

Después de una fuerte pelea con su mente, él estaba preparado para ajustarse durante los próximos días en el que comenzaría a usar el Gran Acero de Tungsteno para consolidar su espíritu de embrión espada.

En este día, sin embargo, Liu Ming fue a una tienda de ataúdes en uno de los callejones de XuanJing, donde tenía la intención de devolver algunas noticias. En cambio, recibió ola tras ola de noticias impactantes.

“¡Qué, Jia Lan es de la SeaRace y ha robado la Cabeza del Gran Rey Fantasma! ¡Algunos espías disfrazados como discípulos de la FirestormWay también han robado su último tesoro, El Sello del Viento Relámpago! No sólo eso, sino que el Primer Anciano de la Secta HeavenlyMoon estaba inexplicablemente envenenado. Al parecer, una de sus criadas había huido y ha desaparecido desde entonces. La SeaRace incluso declaró la guerra contra los países costeros y todos han sido ocupados por ella. Ahora, las cinco Sectas ya han combinado las fuerzas y se precipitaron durante la noche a la frontera del país Da Xuan con los países costeros. Se anunció que todos los discípulos que no están sirviendo puestos deben reportarse dentro de dos meses.” De pie ante el mensajero, Liu Ming se sintió un poco mareado después de ver la cadena de noticias.

Sin embargo, con ella no había la orden de Liu Ming para volver a la secta BarbarianGhost, ya que él tiene la responsabilidad de vigilar a XuanJing, no necesita responder a esta llamada. En cambio, le pidieron que tomara nota de cualquier cosa que suceda aquí en la ciudad en caso de que la SeaRace continúe enviando gente a infiltrarse en la zona.

Cuando Liu Ming salió del callejón, su rostro se volvió sombrío.

Hasta ahora, todavía no podía creer la noticia de que Jia Lan era SeaRace. Puesto que la secta de nivel superior ya había enviado esta noticia a todos los discípulos, ciertamente habría sido confirmada.

Esto dejó a Liu Ming estar en sentimientos encontrados.

Mirando las concurridas calles llenas de mortales y algunos otros cultivadores que pasaban, todo parecía normal.

La noticia de la invasión de la SeaRace al continente de Yun Chuan evidentemente no se había propagado todavía aquí. Si no, XuanJing definitivamente no sería tan tranquila.

Sin embargo, esta noticia no pudo ser retenida por mucho tiempo. En ese punto, toda la ciudad estaría probablemente en un estado de choque y caos. Antes de esto, tendría que vender algunas cosas inmediatamente. De lo contrario, cuando llegue el caos, podría no ser capaz de vender muchos de sus artículos al precio original.

Por otro lado, el precio de varios otros artículos podría comenzar a subir.

Después de que Liu Ming pensó en ello por un tiempo, llamó a un carruaje sin dudarlo y se dirigió directamente al mercado subterráneo.

Unas horas más tarde, Liu Ming, disfrazado de negro, salió de lo que parecía ser una tienda común. Llevaba muchos tótems e ingredientes que sacó de la estantería. Al mismo tiempo, sobre él estaban más de diez mil Piedras Espirituales.

Junto con los setenta a ochenta mil piedras espirituales que obtuvo de los dos líderes del grupo BlackSpirit, elevó sus activos cerca de doscientos mil.

Este fue el resultado antes de que incluso intentara subastar los otros tesoros que tenía.

Sin embargo, Liu Ming todavía se dirigió a una tienda de glifos y otra de ingredientes. Después de comprar un lote de sencillos Glifos de Almacenamiento que los SpiritApostle podían usar, así como material de alquimia que valía decenas de miles de piedras espirituales, se detuvo.

Cuando estaba a punto de irse, de repente vio una notable herrería. En la puerta, colgaban las palabras “Casa de los Diez Mil Refinamientos” en una placa de plata. Después de que su corazón se agitó ligeramente, inmediatamente se acercó.

Esta Casa de los Diez Mil Refinamientos en XuanJing fue considerada famosa, teniendo mucho más poder en comparación con la Casa de los Cien Espíritu y el Edificio de Reunión de Riqueza. La palabra era que tenían tiendas a través del país de Da Xuan así como en algunos países vecinos. Eran una facción que tenía influencia sobre bastantes países.

“Querido amigo, ¿has venido a comprar materiales o venderlos?” Un hombre de mediana edad con un bigote sonreía cuando Liu Ming entró y preguntó.

 

Considera apoyar la traducción con este botón  y saltando la publicidad:

  • Tuturu

    Quien cresta era Jia Lan ?

    • Juli Freixi

      x2
      Pd. Muchas gracias por el capitulo!

    • alejandro ramirez

      creo que era la del cuerpo afrodita

      • Juli Freixi

        Muchas gracias! Seguro que sera una sirenita toda zukulenta!
        Pd. En ese mundo necesitan un Doflamingo que ponga en su lugar (esclavice) a esos gyojins digo searace…

      • Tuturu

        Enserio, no lo vi venir y me cai bien