GDW – Capítulo 42

Modo Noche

Capítulo 42: Confesión de Lu Wen.

Por la noche, Yue Zhong se sintió atraído por el olor de los alimentos y abrió los ojos.

Yue después de un día de intensos combates, tenía mucha hambre y no tenía nada de energía. Abrió los ojos y vio a Chen Yao venir con un gran plato de comida.

El gran plato estaba lleno de arroz al vapor, cubierto con cuatro rebanadas de carne del almuerzo y una capa de verduras fritas mescladas. Él no pudo evitar mostrar su apetito.

Al ver a Yue Zhong abriendo los ojos, Chen Yao con una mirada de culpabilidad dijo: “¿Estás despierto? Lo siento Yue, no debería haberte gritado el día de hoy.”

Yue Zhong era el líder temporal de este equipo, él se encargaba de realizar las tareas más peligrosas y tampoco hizo uso de su fuerza para obligar a las chicas a hacer cosas sucias. Chen Yao sabía al respecto y sintió vergüenza por su comportamiento en la tarde.

A Yue Zhong no le importaba y le dijo “Está bien. Puedo entender tus sentimientos Chen Yao, si yo estuviera en tu situación, hubiera reaccionado peor.”

Yue Zhong extendió la mano y quería tomar el plato de arroz, pero el más mínimo movimiento agravaba sus lesiones en el pecho, haciendo que su rostro se llene con dolor de nuevo.

Lu Wen que estaba sentada junto a él estaba un poco angustiada. Ella recibió la comida de Chen Yao y dijo: “Te voy a alimentar Hermano Mayor Yue.”

Lu Wen estaba al lado de Yue Zhong cuidándolo desde la tarde. Incluso después de que Yue se durmiera, ella todavía estaba a su lado. Si sus padres vieron a la pequeña Diablilla cuidar de una persona, que sin duda sería una sorpresa. Antes de que el mundo cambiara, Lu Wen era como una Diablilla, complicada, sin miedo y muy testaruda. A pesar de que se llevaba bien con Yue, ella todavía le causaba muchos problemas a él.

“Entonces voy a confiar en usted.” Yue Zhong no se forzó más. Los huesos de su mano derecha estaban rotos por el Cazador. Sin la Habilidad de curación de Lu Wen y sin tratamiento médico, le tomaría meses recuperarse por completo.

Lu Wen se sentó junto a Yue Zhong y con cuidado recogió la carne del almuerzo con sus palillos. Entonces con cuidado lo puso en la boca de Yue.

Chen Yao observó cómo Lu Wen se encargaba de Yue Zhong, sus ojos parpadeaban con una luz extraña. Vaciló por un momento, mientras mirando a Yue, lentamente preguntó: “Yue, hoy en la tarde, ¿Por qué no ayudaste a Qing Wu primero?”

Yue Zhong con mucha calma miró a Chen Yao y poco a poco con serieda, dijo: “En mi mente, Chi Yang es más importante que Ji Qing Wu. Si sucediera otra vez! Elegiría lo mismo!”

Chen Yao al escuchar la respuesta sería de Yue Zhong, su corazón se contrajo y no pudo evitar preguntar impulsivamente: “No te parece que eres demasiado egoísta, ¿No eres un caballero?”

Yue Zhong poco a poco, dijo: “Lo siento, sólo soy un hombre, mi conciencia no es muy alta. No puedo hacer mucho.”

Chen Yao se quedó en silencio por un momento, con una oleada de sentimientos, espetó: “Si hoy Chi Yang y yo hubiéramos sufrido lesiones y sólo podría salvar a una persona. ¿A cuál salvarías?”

Yue Zhong no dudó y dijo sin rodeos: “Chi Yang.”

La habitación de repente fue cubierta en una atmósfera incómoda.

Chen Yao escuchó la respuesta de Yue Zhong, se quedó en silencio por un momento y luego suavemente dijo una frase: “Yue, que tengas un buen descanso.”

Con esto, Chen Yao se levantó y salió de la habitación.

Lu Wen parpadeó con ojos grandes y brillantes, y dijo con una sonrisa: “Gran Hermano Yue, eres muy tonto. Sólo ahora, si usted hubiera dicho que ayudarías a Chen Yao, entonces tal vez ella estaría de acuerdo en ser su novia. Hermana Chen Yao es muy hermosa.”

“¿Cómo puede ser tan simple? Chen Yao es muy notable, ¿Por qué ella me amaría?” Yue dijo suavemente, “Y no quiero mentirle a ella, no tendría sentido.”

Lu Wen con ojos parpadeando, de repente dijo: “Hermano Mayor Yue ¿Acaso Chi Yang y tu tienen ese tipo de relación de amor? De lo contrario, ¿Cómo no puedes ser tentado? Cuando Hermana Chen Yao es tan hermosa.”

Esta frase causo que Yue Zhong se moleste. De repente pellizco la cara Lu Wen con la mano izquierda y apretando los dientes dijo: “Pequeña demonio, ¿Que es lo que hay dentro de tu cabeza?”

Lu Wen no se atrevió a luchar, con su carita llena de dolor dijo: “Lo siento, lo siento, estaba equivocada.”

Yue Zhong dejo ir la mano que apretaba la cara de Lu Wen y dijo con una sonrisa indefensa: “No tengo ese tipo de pasatiempos. ¿Estás feliz?”

Con la información de la sociedad moderna, una variedad de información estaba disponible en Internet para que el mundo lo vea. Los jóvenes modernos sabían más que nunca, sobre información aún más extravagantes. Lu Wen era una Pequeña Diablilla inteligente y curiosa que sabía un montón de cosas. Cuando Yue Zhong era su tutor, el experimentaba sus sorprendentes observaciones.

Lu Wen abrió sus hermosos ojos claros y con cuidado, dijo: “Entonces voy a ser tu novia, ¿Bien?”

La atmósfera de la habitación era incómoda de nuevo.

Yue Zhong ahora miraba a Lu Wen con cuidado.

El cabello de Lu Wen estaba atado en una cola de caballo. Ella tiene una figura completa para su edad, y su pequeña copa C estaba apretada en una camiseta Blanca y su piel es de un color trigo claro. Esto se debe a que le gustaba hacer ejercicio. Una cara pequeña, delicada y hermosa niña con ojos grandes. Pareciéndose a una chica moderna juvenil.

‘Lu Wen también es una chica femenina.’ Yue observó cuidadosamente a Lu Wen como mujer, su corazón no puede dejar de moverse un poco. Antes de eso, él la veía como a una hermana pequeña y nunca tuvo un rastro de amor por ella.

Lu Wen se inclinó ligeramente hacia delante y con su bonita cara ruborizada agresivamente preguntó a Yue Zhong: “¿Su respuesta? Si eres un hombre, respóndeme en serio.”

Yue Zhong se inclinó ligeramente hacia atrás, a su manera un tanto débil, dudó por un momento y dijo: “Si fueras mi novia, ¿Entonces no estaría cometiendo un delito?”

Lu Wen dijo con una sonrisa: “Gran Hermano Yue, ¿Cómo puede ser? Tengo 15 años, voy a tener 16 años de edad en unos pocos meses. En ese momento yo llegaría a la adultez. En china, a los 16 años de edad pueden casarse y tener hijos. Además, el mundo se ha convertido en lo que es ahora, ¿A quién le importara estas cosas? Incluso si toma 10.000 pasos hacia atrás en el mundo anterior, si voluntariamente quiero ser tu novia, entonces no es un crimen.”

Yue Zhong titubeó, de repente, no estaba seguro de lo que sentía por Lu Wen. Después de todo, antes él no tenía ningún sentimiento por ella.

Lu Wen miró a Yue Zhong, luego cogió una cucharada de comida, la puso en la boca de Yue y rápidamente dijo: “Si usted no contesta, traeré un contrato. !Come rápido! La cena se está enfriando.”

Yue Zhong miró a Lu Wen y volvió a pensar en la ansiedad y el miedo que tuvo cuando vio que estaba herido, teniendo que cuidar de él. Se sintió un poco caliente en el interior y sus emociones sufrieron un cambio sutil.

  • Marce

    Alguien llame a la policia, pedofilo suelto