HJC – Capítulo 178-2

Modo Noche

Capítulo 178-2 – ¡La aprobación de Phelia! (2)

Por supuesto, las posibilidades de que eso ocurriera eran minúsculas. Con la experiencia de Long Shiya, ¿Cómo no podía ver la aprobación que Xue AoTian tenía hacia Zhou Weiqing? De lo contrario, con su estado y poder, ni siquiera necesitaba darle oportunidad de competir.

Tomando una respiración profunda, Long Shiya se obligó a calmarse, aunque mantuvo la guardia alta y los sentidos extendidos al máximo. Si percibía que algo andaba mal, definitivamente tomaría acción primero.

Mientras Xue AoTian enviaba oleada tras oleada de Energía Celestial al cuerpo de Gu Yingbing, sus heridas se curaron lentamente y su espíritu también se recuperó ligeramente. Sin embargo, sus ojos estaban llenos de una expresión conflictiva. Sin dudas, había perdido en esta última ronda. Hasta ahora, Zhou Weiqing todavía resistía la presión. Además, cuando él había ingresado en la Transformación Tigre-Dragón, ya había abandonado el área de supresión y lo había notado claramente. Dejando de lado el poder, la paciencia y el pensamiento detrás de las acciones de Zhou Weiqing causaron que Gu Yingbing se llenara de alarma.

Todavía quedaban dos competencias más por delante, y como su Maestro había dicho, Zhou Weiqing tenía que derrotarlo en las tres antes de que pudiera reclamar la victoria. Actualmente, Gu Yingbing realmente quería saber cuál era el contenido de las siguientes dos pruebas, y lo que más esperaba era un enfrentamiento o confrontación directa con él. Solo entonces sentía que podía alcanzar la victoria con sus manos. Después de todo, en términos de nivel de cultivo, aún estaba muy por delante de Zhou Weiqing, una brecha casi insalvable entre ellos. No importaba cuán poderoso y puro fuera su linaje, no sería capaz de ponerlo en juego en una pelea real.

Si esos eran los términos de la pelea, Gu Yingbing aún confiaba en su propia victoria.

Justo cuando los demás todavía estaban nerviosamente perdidos en sus propios pensamientos, de repente, la barrera entrópica se disipó. El Tigre Entrópico Infernal Phelia ya había desaparecido, dejando a Zhou Weiqing sentado allí, con las piernas cruzadas en posición de meditación.

Actualmente, él estaba sentado con los ojos cerrados y la cara tranquila. La Transformación Tigre-Dragón ya había desaparecido, aunque la parte superior de su cuerpo estaba desnuda, mostrando sus sólidos músculos bronceados.

Sin el escudo de Phelia cubriendo a Zhou Weiqing, Long Shiya podía sentir instantáneamente su condición. Al ver que su discípulo estaba bien, soltó un suspiro de alivio.

Dirigió su mirada hacia Xue AoTian y dijo: “Viejo Monstruo Xue, el resultado de esta primera prueba es muy claro, deberías proclamarlo ahora.”

Xue AoTian asintió con la cabeza y dijo: “Muy bien, como todos ustedes han visto, los resultados de la primera ronda de abrumar con aura, están listos. Zhou Weiqing ha durado más en la décima ronda, por lo que es el vencedor de la competencia general. Les daré dos horas para que descansen y se recuperen antes de comenzar la siguiente prueba.”

Hacia la proclamación de Xue AoTian, ​​el Rey León Gu Site no pudo decir nada. El resultado había sido muy claro para los ojos de todos, y si intentaba discutir, estaría por debajo de su estado. Además, todavía quedaban dos rondas más. Sin embargo, sus sentimientos ya no eran tan relajados como lo habían sido antes. La actuación de Zhou Weiqing demostró que podría ser una amenaza real para Gu Yingbing.

“Señor de la Montaña, mientras que la sangre y la supresión por aura es importante, el combate real es lo más importante para cualquier Maestro de Joyas Celestiales. Para la segunda prueba, ¿No deberían competir en combate real?” Preguntó Gu Site a Xue AoTian con curiosidad. Su pensamiento era el mismo que el de Gu Yingbing, que sería más rápido y directo derrotar a Zhou Weiqing en un enfrentamiento cara a cara.

Aunque Zhou Weiqing tenía al Emperador Celestial Seis Supremo como su Maestro, Gu Yingbing también tenía a la potencia más poderosa del mundo como su Maestro, el Señor de la Montaña Celestial de la Nieve. Incluso si sus habilidades de lucha eran similares, o con Zhou Weiqing un poco más alto, la diferencia en el nivel de cultivo era demasiado grande como para que la cantidad de talento o habilidades pudiera vencer. Después de todo, el combate real era muy diferente de la supresión por aura y abrumar.

Xue AoTian asintió y dijo: “Eso es correcto. La segunda prueba es un combate real.”

Al escuchar esas palabras, Gu Site finalmente sonrió una vez más. Long Shiya no dijo nada; sabía que, desde que se atrevió a traer a Zhou Weiqing aquí, no había forma de evitar peleas. Para él, esta sería su prueba más difícil, y también la más importante. Si quería irse a casa con su chica, también tenía que pasar esta ronda, de lo contrario, todo lo demás era un juego.

En verdad, Long Shiya no estaba seguro de si Zhou Weiqing podría tener éxito, pero quería darle una oportunidad a su precioso discípulo. Después de todo, uno podía perder una pelea, era solo cuestión de que la habilidad de uno estuviese por debajo de la de su oponente por el momento, y él tenía la confianza de que aún podía llevarse a su discípulo de manera segura. Tener el valor de luchar por uno mismo era lo más importante. En cualquier caso, al menos por la forma en que iban las cosas, todavía estaban relativamente calmados. Sin embargo, esta próxima prueba sería un punto crítico por delante.

El tiempo pasó, minuto tras minuto. Nadie más sabía lo que había sucedido entre Zhou Weiqing y el Tigre Entrópico Infernal Phelia en la última ronda, pero todos podían sentir que su Energía Celestial todavía estaba desbordante. Sentado allí con las piernas cruzadas, parecía que ya se había recuperado de la prueba anterior, quizás solo con un poco de fatiga en términos de espíritu.

Línea de sangre de Dragón y Tigre… ¿Qué tan fuerte era esa línea de sangre de ese Tigre Negro desconocido fusionado con el Espíritu de Dragón solidificado? Incluso Phelia no fue capaz de reprimirlo por completo. Eso solo significaba una cosa: en términos de línea de sangre, el linaje de Zhou Weiqing estaba por encima del Tigre Entrópico Infernal, y naturalmente eso también significaba que era superior al linaje del Espíritu Divino del Tigre Celestial y al del Espíritu Divino del León de Tierra Celestial. ¡Uno podría imaginarse qué noticia tan impactante era esa! Hacia Zhou Weiqing, todas las potencias presentes tenían un nuevo reconocimiento hacia él.

Dos horas pasaron muy rápido. Anteriormente, cuando Xue AoTian hablaba sobre el tiempo de descanso, tanto Zhou Weiqing como Gu Yingbing podían oírlo claramente. Aunque Gu Yingbing resultó herido, y su espíritu resultó algo dañado por la invasión del campo entrópico, bajo la curación de Xue AoTian y las dos horas de descanso, prácticamente se recuperó de nuevo a su estado normal.

Gu Yingbing se levantó una vez más. Actualmente, este Príncipe León estaba nuevamente lleno de una poderosa aura de lucha. No esperaba perder la primera ronda, pero esta vez no se permitiría volver a perder. De lo contrario, incluso si finalmente ganara la tercera prueba, no sería capaz de vivir consigo mismo, ya que sería una pérdida total en sus ojos. ¿Cómo podría estar a la altura de su nombre como el Príncipe León? ¡Además, Zhou Weiqing era más de diez años más joven que él! Si aún perdiese, entonces en un futuro cercano cuando ese tipo se hiciera más fuerte, ¿Podría tener una oportunidad?

Lleno de todo tipo de pensamientos complicados, el espíritu de lucha de Gu Yingbing se alimentó al máximo.

En el otro lado, Zhou Weiqing se había levantado lentamente del piso. Sus ojos habían vuelto a su color negro normal, luciendo como si estuviese totalmente bien, y no hubiese sido suprimido por el aura del Tigre Entrópico Infernal.

Sin embargo, el que está más familiarizado con Zhou Weiqing, Long Shiya, podría decir por los detalles en sus ojos, él tuvo algunos cambios. Una calma y tranquilidad adicionales, y un toque de alegría también. Al ver eso, Long Shiya finalmente se relajó. Con la inteligencia y el ingenio de su discípulo, no sería aprovechado tan fácilmente, y si lo hubiera sido, entonces no tendría esa mirada en sus ojos. Estaba claro que la futura suegra le había dado algunos beneficios. Además, podía juzgar por eso, que Phelia había elegido claramente a Zhou Weiqing.

Aunque esta era la primera vez que Long Shiya se había encontrado con la esposa del Viejo Monstruo Xue, él solo podía imaginar cuánto sentimientos debía tener Xue AoTian por ella. ¡Veinte años! Sin duda, Phelia tendría una gran influencia en él, y si esa futura suegra hubiera aprobado a Zhou Weiqing, entonces sus posibilidades aumentarían enormemente.

Xue AoTian hizo un gesto a Zhou Weiqing y Gu Yingbing para que vinieran ante él. Mientras lo hacían, dijo solemnemente: “La primera prueba fue sobre su potencial personal y poder de línea de sangre.”

“Zhou Weiqing es el vencedor de la primera prueba, pero aún quedan dos más. Ahora, para la segunda competencia, será una prueba de sus capacidades reales de combate. Si alguno de ustedes quiere casarse con mi hija, tendrá que tener la capacidad de protegerla.”

“Esta pelea no será entre ustedes dos. Después de todo, tienen más de diez años de diferencia en términos de edad, y su brecha en el nivel de cultivo también es grande. Si solo fuese una pelea entre ustedes dos, entonces sería demasiado injusto para Zhou Weiqing.”

Al escuchar las palabras de Xue AoTian, ​​Gu Site se puso ansioso. Dando un paso apresurado hacia adelante, dijo: “Señor de la Montaña, eso no es bueno, ¿Verdad? Aunque su edad es más joven, fue él quien vino a robar a la novia. Lo dijiste antes, Yingbing merece tener una ventaja.”

El rostro de Xue AoTian se oscureció. “Rey León, ¿Crees que mi discípulo no puede ganar una pelea en circunstancias justas?”

Aunque Gu Site era el Rey del Imperio WanShou, y su personalidad siempre había sido fuerte, frente a Xue AoTian no se atrevía a ser demasiado impetuoso. Su rostro cambió varias veces, antes de suspirar suavemente y decir: “Como lo ordene el Señor de la Montaña.”

Xue AoTian continuó pasivamente: “En esta segunda prueba, Bro Long, tú y el Rey León estarán participando. Para ser justos, cada uno probará a Zhou Weiqing y Gu Yingbing. Bro Long, probarás Yingbing, el Rey León probará a Zhou Weiqing. De esa forma, no habrá injusticia.”

Gu Site, que todavía tenía una mirada vejada en su rostro por lo de hace un momento, comenzó a escuchar eso, y la alegría lo reemplazó. Pensó para sí mismo: “Los cielos están conmigo. Hmph, para que este Rey cuide a ese pequeño mocoso, ¿No será una tarea sencilla?”

La expresión de Long Shiya se puso fea. Aunque no creía que Gu Yingbing pudiera defenderse contra él mismo por mucho tiempo, con Zhou Weiqing en el nivel de cultivo de seis Joyas, ¡Era aún peor para él contra el Rey León Gu Site! ¿Cómo podrían competir así?

Xue AoTian dijo: “Mis palabras no han terminado, ustedes dos no necesitan estar tan ansiosos. Para poder probar su poder apropiadamente, voy a sellar sus dos poderes. Usaré una habilidad de sellado para restringir su Energía Celestial… una vez que la Energía Celestial que usen vaya más allá de mi sello, perderán, y eso significa que el discípulo de su lado se considerará derrotado. Si eso no sucede, entonces quien pierda primero entre Zhou Weiqing y Gu Yingbing habrá perdido la pelea.”

Al escuchar sus palabras, la expresión de Long Shiya se calmó. “Viejo Monstruo Xue, ¿A qué niveles estarás restringiendo nuestro nivel de cultivo durante la pelea?”

Descarga: