HJC – Capítulo 183-2

Modo Noche

¡Capítulo Patrocinado por el Maestro Infernal Marcos!

Capítulo 183-2 – ¡Ups! (2)

Con el Palacio Extensión del Cielo hablando, ¿Quién se atrevía a decir algo más? Al igual que el estado de la Montaña Celestial de la Nieve en el Imperio WanShou, el Palacio Extensión del Cielo también era como un soberano supremo en el Imperio ZhongTian. Además, a los ojos de la mayoría de la gente, la creación del Batallón Inigualable tenía la sombra del Palacio Extensión del Cielo detrás de él, y eran aún más respetuosos hacia el Palacio Extensión del Cielo.

Como tal, el Batallón Inigualable permaneció con su formación ‘original’ de Batallón, aunque ya no tenía el tamaño tradicional de un Batallón. Ahora sumaban un total de cinco mil soldados más los dos mil soldados de las dos poderosas tribus.

Podría decirse que los que sacaron el mayor beneficio de las guerras fronterizas eran las Tribus Cuervo de Oro y Berserker. Aparte de todo, ahora tenían sus propias monturas. Naturalmente, todos habían elegido las Bestias Celestiales de tipo Unicornio capturadas en la guerra.

Además de la nueva formación de dos Compañías de Caballería Pesada Principales, cada una compuesta por un millar de soldados de Caballería Pesada, ambas tribus también pudieron preparar una Compañía de reserva más. Como tal, uno podría decir que la fuerza total real del Batallón Inigualable ya era de nueve mil soldados, no muy diferente de un Regimiento real. Por supuesto, nadie podía decir con certeza cuán poderosos podían ser los soldados de la Caballería Pesada de las Tribus Cuervo de Oro y Berserker.

Esas dos Compañías Principales Caballería Pesada se habían estado preparando lentamente, y solo recientemente habían logrado terminar de equipar a los dos mil soldados. Durante los últimos días, en realidad se habían acostumbrado a su nuevo equipo y peleaban con él.

Hua Feng pensó por un momento y dijo: “Esto es realmente un problema. Ayer, he hablado con las oficinas centrales del Ejército del Noroeste… por el bien de la armonía y la disciplina del resto del Ejército del Noroeste, es mejor que regresemos a nuestro campamento original. Aunque las condiciones allí no son buenas, ya hemos construido una sólida red de túneles y dejar que se desperdicie sería una lástima. En cualquier caso, en el pasado, nuestro Batallón Inigualable podría tener miedo a algunos ataques furtivos del Imperio WanShou, pero ahora confiamos en enfrentarlos.”

“Si el Imperio WanShou se atreve a venir, sin al menos diez Compañías completas, no podrán acabarnos a todos. Además, entre esas diez compañías, al menos debe haber una que sea de la misma calidad que la Compañía Mamut o superior, solo así podrán aguantarnos.”

Shangguan Fei’er dijo pasivamente: “En ese caso, partamos rápidamente, no sea que nuestros propios soldados también se vean afectados por los otros regimientos que los rodean. Demasiado orgullo hace que las personas caduquen o incluso retrocedan, y creo que debemos darles un nuevo ‘golpe’ en la cabeza. Ha pasado un tiempo desde que tuvimos un torneo marcial para someternos a un cambio en nuestros rankings internos… esta vez también podemos invitar a las Tribus Cuervo de Oro y Berserker a participar.”

Hua Feng asintió y dijo: “Eso es cierto, el campamento del Ejército del Noroeste no tiene mucha fuerza vinculante sobre nosotros. Qué tal esto, les daré un informe, y mañana por la mañana nos pondremos en camino para volver a nuestro antiguo campamento. Cuando Weiqing regrese, podemos ver cómo queremos progresar.”

Temprano a la mañana siguiente, ignorando la persuasión del Ejército del Noroeste para que se quedaran o cualquier ofrecimiento de escoltarlos, el Batallón Inigualable empacó y se dirigió hacia su antiguo campamento original, más arriba en la frontera norte.

El actual Batallón Inigualable podría describirse como inmensamente rico. Esa no era solo una descripción para el Batallón en su conjunto, sino para cada soldado individual.

Después de tantas peleas en la guerra, todos y cada uno de los soldados del Batallón Inigualable habían acumulado riquezas de al menos cien monedas de oro o más. Aún más, eso también era después de que el Batallón Inigualable ‘recuperara’ algunas de sus monedas de oro al recibir las recompensas; de lo contrario, ¡Quizás cada uno de ellos tendría al menos mil monedas de oro!

Recuperar parte de la riqueza era por supuesto necesario: esa había sido la regla establecida hace mucho tiempo cuando se creó por primera vez el Batallón Inigualable. En las reglas del Batallón, una de las principales era que no había ganancia sin trabajar para ella. Por supuesto, la recuperación de esas monedas de oro se debió a las armaduras y al Equipo Consolidado de los soldados, incluso con un gran descuento. Al menos por un largo período de tiempo, los soldados no podrían hacerse ricos así.

En cuanto a las ‘enseñanzas de propaganda’ de los soldados, Hua Feng hacía tiempo que había empezado con eso. Ese era uno de los puntos en los que Zhou Weiqing no había pensado anteriormente.

Como dice el refrán, una vez que alguien se enriquece, es fácil que se vuelva ‘malo’. Hua Feng lo sabía muy bien, y lo principal que quería inculcar a los soldados del Batallón Inigualable era este pensamiento: ‘Una vez que salgas del Batallón Inigualable, no serás nada’.

Por supuesto, la verdad del asunto era esa de todos modos. Debido a la existencia del Batallón Inigualable como organización, los soldados podrían tener la posibilidad de tener el poder y el estado que tenían hoy. Habiendo experimentado el estado más bajo de todos, solo entonces uno podría atesorar las nuevas alturas. También era la razón por la cual la cohesión de los soldados estaba en un nivel sin precedentes. Por supuesto, en comparación con el pasado, tenían mucho más orgullo. Aun así, ese orgullo se había ganado y valía la pena alentarlo. Una poderosa y cohesionada fuerza de soldados, si no tenían orgullo en sí mismos, ¿Cómo podrían llamarse a sí mismos la fuerza más fuerte?

Justo cuando el Batallón Inigualable acababa de comenzar a moverse, a lo lejos, un gran punto negro se acercaba.

Shangguan Fei’er fue la primera en sentirlo. Inconscientemente, levantó la cabeza para mirar a lo lejos, apenas advirtiendo el hecho de que se trataba de dos personas, una que llevaba la otra.

“¡Entrantes!” Un fuerte grito de Shangguan Fei’er, y todos los soldados a su alrededor reaccionaron instantáneamente. Inmediatamente, aparecieron más de un centenar de Arcos Consolidados, apuntando hacia los cielos.

“¡Deténganse! ¡Soy yo! ¡He regresado!” La voz de Zhou Weiqing resonó desde arriba. Por la altura de su vuelo, ¡Estaba a por lo menos mil metros de distancia! Sin embargo, su voz seguía siendo fuerte y clara, ya que sonó en todo el Batallón Inigualable, incluyendo a todos los oficiales.

Shangguan Fei’er fue la más sorprendida. Después de todo, ella estaba familiarizada con Zhou Weiqing. Ignorando el hecho de que él, de alguna manera, hubiese adquirido la capacidad de volar, sólo la capacidad de transferencia de voz que había mostrado ahora demostró que su nivel de cultivo había mejorado a pasos agigantados desde que lo había visto por última vez… ¡Un salto masivo que inconscientemente pensó que era imposible!

Cuando se fue, solo había estado en la Etapa de cinco Joyas, ¡Y también había llegado a ella hace no mucho tiempo! ¿Cómo podría regresar en la Etapa de Seis Joyas? ¡Solo habían pasado un poco más de dos meses!

Al escuchar la voz de Zhou Weiqing, naturalmente los Arcos Consolidados no se dispararían. En cuestión de segundos, él había descendido de los cielos junto con Tian’er.

Anteriormente, en lo alto de los cielos, había visto el Batallón Inigualable desde la lejanía. Tal vez si se tratara de otra unidad del ejército, él podría no haberlos reconocido desde esa distancia. Sin embargo, la Armadura de Titanio era demasiado obvia y familiar para él, ¿Cómo podría confundirlos? Esa fue la razón por la que había empezado a descender hacia ellos.

Cuando aterrizó en el suelo, Zhou Weiqing soltó la cintura de Tian’er mientras avanzaba con grandes zancadas. El grupo de oficiales del Batallón Inigualable desmontó rápidamente para saludarlo.

“¡Pequeño mocoso, finalmente volviste! Acabas de arrojar al Batallón Inigualable a la guerra y huiste para perseguir a los polluelos eh.” Tan pronto como Mu En vio a Zhou Weiqing, se adelantó para golpearlo exasperado en la cabeza. Sin embargo, mientras lo hacía, le dio una señal sutil con los ojos.

Zhou Weiqing estaba demasiado familiarizado con su maestro. Con solo esa señal, él podía entender completamente lo que quería decir Mu En. Claramente, él estaba tomando la iniciativa de aliviar cualquier tensión. ¡Después de todo, Shangguan Fei’er había estado aquí todo este tiempo peleando en su nombre, y él había desaparecido durante meses, para volver con otra chica!

Los siete Arqueros Divinos de la Unidad Arco Celestial nunca habían visto a Tian’er antes, y era indudable que estarían de parte de Shangguan Fei’er.

Se podía decir que Shangguan Fei’er jugó un papel muy importante en la creación del Batallón Inigualable, así como también en la construcción de su estado actual. En comparación con el Comandante del Batallón Zhou Weiqing, o el comandante temporal Hua Feng, o incluso cualquiera del resto de los comandantes y oficiales, ella había hecho mucho más. Para que una niña como ella, de noble cuna y alto estatus, se quedara aquí a ayudar a Zhou Weiqing a entrenar a sus soldados, y a luchar en la guerra con ellos, todos sabían lo que significaba. Sin embargo, en este momento, Zhou Weiqing realmente había traído a otra mujer. El resto de los Oficiales del Batallón Inigualable no pudieron evitar mostrar cierto descontento en sus caras. Algunos de los otros solo podían murmurar unas pocas palabras hacia adentro, pero los siete Arqueros Divinos de la Unidad Arco Celestial, no ocultarían nada, especialmente dado que se los consideraba sus maestros y ancianos. Como tal, Mu En se había adelantado rápidamente para regañarlo primero, porque en su corazón, su precioso discípulo era lo más importante, y estaba tratando de cubrirlo lo mejor que podía.

Zhou Weiqing se rió con ganas, le dio a Mu En un fuerte abrazo antes de voltearse hacia los otros y decir: “¿Qué están haciendo todos ustedes? ¿Regresamos a nuestro antiguo campamento?”

En la cara de Hua Feng, uno no podía ver ninguna culpa o enojo, ya que dio una explicación rápida y simple sobre lo que había sucedido desde que Zhou Weiqing se había ido. Después de lo cual, le preguntó: “Al menos has vuelto, y finalmente puedo abandonar esta posición temporal de Comandante del Batallón. Bueno, ¿Qué has planeado para el futuro?”

Sin lugar a dudas, Zhou Weiqing respondió: “Sigamos con lo que todos ustedes han decidido por el momento, y regresemos a nuestro campamento original para continuar nuestro entrenamiento. Después de todo, todavía tenemos muchos equipos que aún no se entregan o se completan. Una vez que hayamos terminado todo eso… volveremos al Imperio Arco Celestial.”

Al escuchar las últimas palabras, los siete Arqueros Divinos de la Unidad Arco Celestial revelaron una expresión clara de emoción en sus caras. Incluso Hua Feng, que era el más estable, no fue la excepción.

El Imperio Arco Celestial había sido destruido por más de un año, y nunca habían imaginado que tendrían la oportunidad de contraatacar en tan poco tiempo.

Hua Feng sonrió débilmente y dijo: “El almirante Zhou estará muy orgulloso de ti.”

En ese momento, Tian’er caminó hacia el lado de Zhou Weiqing. Él echó un vistazo a Shangguan Fei’er, que estaba parada cerca de Hua Feng con una mirada impasible en su rostro. Solo entonces le presentó a Tian’er a los demás: “Esta Señorita es Tian’er. A partir de hoy, se unirá oficialmente a nuestro Batallón Inigualable.”

Al escuchar la presentación, todos los presentes tenían una expresión extraña en sus caras. Casi inconscientemente, todos se voltearon para mirar a Shangguan Fei’er.

Las miradas de Shangguan Fei’er y Tian’er se enfrentaron casi instantáneamente. Ambas chicas no dijeron nada, pero fue como si chispas estuvieran volando entre sus ojos, ya que ninguna de las dos apartó la mirada.

*Tos* *Tos* “Volvamos a ponernos en movimiento entonces, todavía tenemos muchas cosas que hacer en el campamento.” Mientras decía eso, Zhou Weiqing lanzó su Caballo Demonio Fantasma de un solo cuerno, montándose junto a Tian’er mientras le daba a Shangguan Fei’er una mirada de disculpa.

Shangguan Fei’er lo miró fríamente, una mirada tan fría que Zhou Weiqing no pudo evitar estremecerse en su corazón. Incluso cuando se enfrentó a una Potencia de la Etapa Emperador Celestial, su corazón no había sentido una inquietud tan fuerte.

Él no pudo evitar pensar para sí mismo: ¡Realmente no es genial difundir demasiado mi amor! ¿Cuántas células cerebrales morirán de nuevo esta vez?

En este punto, no sabía cómo lidiaría con la relación entre sus dos amores, y solo podía tomar las cosas como vinieran.

En medio de esa extraña atmósfera, el Batallón Inigualable reanudó su marcha hacia su antiguo campamento en la frontera. Cuando finalmente llegaron, los soldados comenzaron a desempacar y reacondicionar el campamento que una vez habían desocupado.

Zhou Weiqing apenas había recuperado el aliento cuando escuchó una fría voz resonando en sus oídos: “Zhou Weiqing, ven aquí.”

 

Descarga:
<