HJC – Capítulo 196-1

Modo Noche

¡Capítulo Patrocinado por el Dios Celestial Francisco Tenorio!

Capítulo 196-1 – ¡Título oculto! (1)

Cuando llegaron a la Ciudad Creciente, Long Shiya se había ido silenciosamente. Incluso Zhou Weiqing no sabía a dónde se había ido su Maestro ni a qué se dedicaba. De hecho, a los ojos de Long Shiya, en las fronteras del Imperio Arco Celestial, no debería haber nadie que pudiera representar una amenaza para Zhou Weiqing. El Imperio Kalise no tenía ninguna potencia de la Etapa Rey Celestial, y pensó que el Imperio Bai Da debería tener algunas, pero definitivamente estarían retenidas en la fortaleza del Imperio Bai Da. Al menos en el futuro cercano, no había posibilidad de que aparecieran. Como tal, Long Shiya se sintió relajado al irse.

En primer lugar, Long Shiya siempre había sido una persona que amaba la libertad. Dado que Zhou Weiqing ya había dominado la Formación de Luz Divina Seis Supremo, se podría decir que ya había ganado todo su legado. Lo único que le faltaba era la experiencia y el logro en la habilidad, así como los niveles de cultivo. Long Shiya ya había transmitido todas las técnicas y el camino que necesitaba tomar. Ahora, para la resurrección de su propio Imperio, le correspondería a Zhou Weiqing como un ejercicio para él.

Después de ser atravesado por la Caballería Pesada Inigualable, de los dos Batallones de Infantería del Imperio Kalise apenas sobrevivían un tercio. El denso olor a sangre flotaba en el aire, y en la parte de atrás, la Caballería Ligera de Kalise retrocedió aún más, no queriendo convertirse en el huevo que se arrojaba sobre la roca. Se montaron una serie de trampas anti-caballería, con cuatro soldados de infantería pesada y un gran número de soldados de Kalise ordinarios que los colocaban en posición y tomaban su formación detrás de las trampas.

El corazón de Zeng Jian estaba con espasmos y sangrado. Nunca había imaginado que alguna vez se encontraría con un ejército tan aterrador. Solo doscientos soldados enemigos, sin embargo, parecían doscientos demonios, destruyendo al instante casi un tercio de todo su ejército. Más importante aún, ¡eso incluía a sus más preciadas cuatro Compañías de Caballería Pesada!

Solo los doscientos soldados de Caballería Pesada frente a él le daban una fuerte sensación de impotencia. Más importante aún, su enemigo solo había enviado a estos doscientos hombres… y ni siquiera sabía cuántos enemigos más había en la Ciudad Creciente. En el mundo militar, la información siempre era clave, y lo desconocido era temible. Dado que estos enemigos se atrevieron a venir y realmente tomar con éxito la Ciudad Creciente, mostraba un nivel de preparación y poder… que definitivamente no se limitaba a esos doscientos soldados. Para enviar solo esta pequeña fuerza contra él, solo podría haber un objetivo… reducir sus propias lesiones o muertes. De hecho, ¿cómo podría uno tratar con esta fuerza de Caballería Pesada? Incluso si fuese un Maestro de Joyas Físicas de seis Joyas, si cargaba hacia adelante, no tendría ningún uso. Esas unidades de Caballería Súper Pesadas eran como una fortaleza de metal en movimiento, imparable a sus ojos.

En el aire, Zhou Weiqing ya había visto a Zeng Jian. En cualquier ejército, el atuendo del comandante era definitivamente diferente de todos sus soldados. Además, Zeng Jian tenía sus guardias personales en formación a su alrededor.

“Ma Qun, Crow. Despejen el campo de batalla. No sigan avanzando.” La orden de Zhou Weiqing vino de arriba. Podía ver que la sed de sangre de la Caballería Pesada Inigualable ya que había sido incitada a la lucha, y le preocupaba que pudieran simplemente irrumpir precipitadamente en la base enemiga. Había demasiados obstáculos y obstrucciones alrededor del campamento, especialmente las trampas anti-caballería, y no era un buen terreno o posición para los soldados de la Caballería Pesada. Por supuesto, no creía que pudieran ser derrotados, pero si se enredaban con ellos, sería un problema innecesario.

Mientras hablaba, Zhou Weiqing tensó su Arco Overlord, una larga flecha hecha de Energía Celestial pura de repente se creó.

Tomando una respiración profunda, Zhou Weiqing elevó su Percepción Helada al máximo. Su mirada era como la de un rayo, enfocada en el cuerpo de Zeng Jian. Mientras pudiera matar a ese comandante, esa fuerza del Imperio Kalise no tendría más remedio que retirarse.

Después de todo, Zeng Jian era un Maestro de Joyas Físicas de nivel relativamente alto. Tan pronto como Zhou Weiqing consolidó su Arco Overlord, inmediatamente sintió el peligro. Al levantar la cabeza, vio a Zhou Weiqing en el aire, y al instante vio la extraña formación hexagonal que brillaba con una brillante luz azulada. Alrededor del cuerpo de Zhou Weiqing, un espeso relámpago daba vueltas, haciendo que todo el aire reverberara a su alrededor.

¡Él quiere matarme! Zeng Jian palideció instantáneamente al darse cuenta de lo que estaba sucediendo. Rápidamente, desató sus tres Equipos Consolidados. Al mismo tiempo, saltó de su caballo de guerra, lanzándose más profundo en medio de la formación de sus soldados.

Todo este tiempo, aunque volaba en el aire, Zhou Weiqing no había tomado ninguna medida. Sin embargo, esos soldados de Caballería Pesada ya eran tan fuertes, ¿podría esa persona ser débil? Además, esa formación hexagonal debajo de él era muy extraña, ¿quién sabía qué poderes únicos tenía?

¿Escondiéndote? Zhou Weiqing sonrió fríamente. ¿Crees que esconderte en una multitud sería de alguna utilidad?

La espesa Energía Celestial se solidificó abruptamente, y la flecha púrpura-azulada emitía una aterradora reverberación de energía. Dentro de esa flecha, no había efectos especiales o florituras, solo una cantidad terrorífica y pura de Energía Celestial que se había consolidado a través de la Formación de Luz Divina Seis Supremo. Si uno pudiese examinarla de cerca, descubrirían que esa flecha era realmente extraña. Tres pulgadas detrás de la punta de flecha, había una extraña bola redonda de color púrpura azulado, totalmente hecha de energía pura.

Con el Arco Overlord tensado hasta una media luna creciente, Zhou Weiqing elevó su espíritu personal y energía al máximo, y en ese instante, desató su flecha.

A medida que su nivel de cultivación había aumentado, su comprensión de la arquería ya no era tan simple como antes. Dentro de esa flecha, no solo había energía, sino que estaba altamente comprimida y transmutada a un relámpago.

En ese momento, se escuchó un chillido ensordecedor y, a través de los cielos, todos solo pudieron ver un relámpago cruzando. La luz morada-azulada era como si los cielos hubieran arrojado un rayo, chocando contra el campamento del Sexto Regimiento de Kalise.

Sin embargo, justo al mismo tiempo que disparaba la flecha, de repente, la expresión de Zhou Weiqing cambió. En el momento siguiente, todo su cuerpo se volteó y rodó en el aire, y lo siguió con una instantánea Habilidad Blink.

Eso fue porque, en el instante en que había disparado la flecha, sintió un frío repentino que nunca había sentido en toda su vida, descendiendo sobre todo su cuerpo. Una emboscada.

La elección del tiempo de ataque de ese enemigo era demasiado perfecta. La flecha de Zhou Weiqing se había enfocado completamente en perseguir el efecto de garantizar una muerte instantánea, consolidando esa flecha con una cantidad masiva de Energía Celestial, y más aún llevando su espíritu y enfoque a un punto máximo. Mientras disparaba esa flecha, en ese instante cuando lanzó una explosión tan poderosa de Energía Celestial, todo su cuerpo estuvo en un breve período temporal de debilidad. Fue en ese instante que ese enemigo oculto aprovechó la oportunidad para lanzar su ataque.

Una gruesa luz negra que era casi como la tinta voló hacia el cuerpo de Zhou Weiqing desde abajo. Casi cuando Zhou Weiqing rodó, se cruzó con su cuerpo, llevando una gota de sangre lejos de él. Inmediatamente, la luz negra parecía como si hubiera sido bloqueada en su objetivo, en un instante se abalanzó y persiguió a Zhou Weiqing que había usado Blink… una punta de espada negra golpeaba hacia la garganta de Zhou Weiqing.

Al mismo tiempo, la flecha de Zhou Weiqing había alcanzado su objetivo. La gruesa luz purpura-azulada que dibujaba un hermoso arco en el cielo, pareció atravesar todos los obstáculos, parpadeando mientras lo hacía. Era casi como si la flecha tuviera ojos mientras pasaba por delante de varios soldados, golpeando el Escudo Consolidado de Zeng Jian con una precisión increíble.

La luz púrpura azulada brilló intensamente con el golpe, y pareció atravesar el escudo directamente hasta su cuerpo. En el instante siguiente, una violenta explosión resonó desde el cuerpo de Zeng Jian. Con esa Perla Relampagueante unida a la flecha que explotaba desde dentro de su cuerpo, ¿cómo podría sobrevivir Zeng Jian?

Esa flecha crítica de Zhou Weiqing, había necesitado todo su poder, espíritu y planificación para lanzarla. Y mucho menos Zeng Jian, que era un Maestro de Joyas Físicas de Seis Joyas… incluso un Maestro de Joyas Celestiales con seis Joyas se habría visto en aprietos para defenderse de ella.

Sin embargo, aunque Zhou Weiqing había matado a Zeng Jian con éxito, ahora había caído en un peligro extremo.

Desde que se había convertido en un Maestro de Joyas Celestiales, Zhou Weiqing había experimentado una buena cantidad de peligros. Sin embargo, esta era realmente la primera vez que se sintió tan cerca de la muerte. No importaba si era incluso cuando se había enfrentado al Príncipe León Gu Yingbing por primera vez, no tenía ese sentimiento. Después de todo, Gu Yingbing no tenía un fuerte instinto asesino en ese momento, y no había estado tratando de matarlo.

Sin embargo, este enemigo frente a él solo le dio a Zhou Weiqing una sola sensación. Una simple que podría describirse con una palabra. Muerte.

Una sensación de muerte. Esa sensación de frío helado. Solo había un objetivo único: matar a Zhou Weiqing. Ese era un asesino. Un asesino absolutamente poderoso. Una aterradora reverberación de Energía Celestial llenó todo el aire con el aroma de la muerte.

En el momento en que Zhou Weiqing tuvo problemas, en la lejana muralla de la ciudad, Shangguan Xue’er, Tian’er y Lin TianAo inmediatamente saltaron de la pared, cargando a toda velocidad sin ninguna duda. Por desgracia, ahora estaban demasiado lejos de él, al menos a unos pocos li, y en un corto período de tiempo no podrían rescatarlo.

 

Descarga: