HJC – Capítulo 201-2

Modo Noche

¡Capítulo Patrocinado por el Dios Celestial Francisco Tenorio!

Capítulo 201-1 – Energía Santa – ¡Recordando la Vida! ¡Ángel del Infierno! (1)

“Jefe, salgamos a luchar contra ellos un poco, ¿y qué si tienen tres Regimientos? No podrán detenernos.” Al lado de Zhou Weiqing, Ma Qun estaba ansioso por ir.

Zhou Weiqing negó con la cabeza y dijo: “No, esta vez el enemigo no es el mismo. Además, todos ustedes ya se han revelado en la lucha anterior, y los enemigos definitivamente habrán preparado algo contra nosotros. Si tus dos Compañías Principales estuvieran aquí, definitivamente los enviaría a destruir su confianza. Sin embargo, actualmente solo cuentan doscientos en total, y si te enredases con los dos Batallones de Caballería Pesada del enemigo durante demasiado tiempo, incluso con su habilidad y fuerza de combate, no será fácil salir sin ninguna pérdida.”

En el otro lado, Lei Zi dijo: “Jefe, déjenos ir en su lugar. Volaremos sobre sus cabezas y les haremos saber cuál es el significado de los Soldados Celestiales que descienden desde los cielos.”

Zhou Weiqing se rió con ganas y dijo: “Habrá muchas oportunidades para que todos ustedes tomen medidas pronto. Sin embargo, no quiero revelar nuestra Fuerza Aérea Inigualable muy temprano. No es hora todavía. Después de todo, es uno de nuestros ases. Preparen sus jabalinas por ahora… ellas serán incluso más efectivas que las flechas en una batalla de asedio.”

Lei Zi asintió y dijo: “Ya hemos preparado eso hace mucho tiempo. Desde que ingresamos a la Ciudad Creciente, hemos ordenado a los herreros que sigan fabricándolas. Además, hemos traído un buen número nosotros mismos.” Mientras decía eso, Lei Zi incluso hizo un gesto hacia su propio Anillo Espacial.

Anteriormente, a Lin TianAo se le había encomendado la tarea de comprar tantos objetos espaciales como fuese posible, y además de a todos los oficiales de alto rango del Regimiento Inigualable, el exceso de Anillos Espaciales había sido otorgado a las élites de la Primera Compañía Principal.

Aunque Zhou Weiqing solo tenía setecientas fuerzas de combate apropiadas, nunca se puede olvidar que incluso entre el Regimiento Inigualable, esas eran la crema de la cosecha, la élite en todos los aspectos.

“Está bien, muy bien. Prepárense para la batalla en cualquier momento. Todavía tenemos al menos medio mes antes de que lleguen nuestros refuerzos. Durante ese período, debemos asegurarnos de que las murallas de nuestra ciudad permanezcan seguras. No debemos darles ninguna oportunidad a nuestros enemigos.”

Los oficiales del Regimiento Inigualable  saludaron en acuerdo mientras recibían el comando.

En verdad, lo que más preocupaba a Zhou Weiqing no era un ataque frontal completo en las puertas principales. Con las murallas de la ciudad y la ventaja defensiva, era casi imposible atravesar las murallas custodiadas por los soldados del Regimiento Inigualable. Sin embargo, solo contaban con setecientos hombres, y no podían dividirse o aparecer en más de un lugar. Si el enemigo eligiera rodear y atacar desde todos los lados de la ciudad, su verdadero problema al tener una falta de mano de obra se revelaría.

Para contrarrestar ese posible escenario, Zhou Weiqing había asignado meticulosamente a sus tropas. Para los arqueros del Regimiento sin igual, colocó a doscientos hombres en las paredes frontales, y un centenar en cada una de las otras tres paredes. En cuanto a la Caballería Pesada Inigualable, en ese sitio serían la Infantería Pesada Inigualable, y en cada muro se asignarían cincuenta de ellos. Con sus números, era demasiado difícil tener todo en cuenta, y esa era una decisión difícil pero necesaria de hacer. Mientras el comandante enemigo no fuese tonto, tendría esos planes en mente.

Actualmente, la Caballería Pesada Inigualable ya estaba en posición, pero los quinientos Arqueros Inigualables estaban todavía en la pared sur principal frente a sus enemigos. Con sus Alas Consolidadas, podían apresurarse fácilmente a las otras paredes cuando fuese necesario, por lo que no necesitaban ponerse en posición demasiado rápido.

En el extremo enemigo, el ejército de Kalise tampoco parecía tener prisa alguna. Después de establecer el campamento, en realidad no atacaron durante tres días. Sin embargo, como su campamento estaba a solo diez li de distancia de la Ciudad Creciente, la presión invisible que ejercían sobre la ciudad era palpable. Sin lugar a dudas, esa era una forma de guerra psicológica, y el actual comandante de las fuerzas de Kalise era definitivamente excelente.

Era la mañana del cuarto día desde que llegó el Imperio Kalise, justo después del desayuno, Zhou Weiqing recibió una convocatoria urgente a las murallas de la ciudad. Tan pronto como llegó a las paredes y miró lo que tenía delante, incluso para el carácter estable de Zhou Weiqing, no pudo evitar tener una expresión fea en su rostro. Finalmente entendió lo que los ejércitos del Imperio Kalise habían estado esperando estos últimos tres días, y no era solo una táctica psicológica.

Una gran cantidad de armas de asedio llegaban desde la distancia al campamento del Imperio Kalise. Entre ellos había varios vehículos de asedio especialmente diseñados para atacar las murallas de la ciudad. Esos vehículos de asedio no eran para derribar las puertas de la ciudad, sino para contener tropas. Cada vehículo de asedio tenía cinco metros de ancho, diez metros de alto, con ruedas debajo de ellos en los cuatro lados. En la parte superior, había placas de metal cubiertas con piel de vaca curada, mientras que el frente era extremadamente grueso y pesado con puntas que sobresalían.

Cada uno de esos vehículos de asedio podía contener al menos a cincuenta soldados, y había varillas de empuje dentro de las torres que les permitían mover los vehículos de asedio. De esa manera, podrían ignorar cualquier riesgo de cargas de la caballería pesada o flechas de las paredes para moverse directamente al pie de las paredes.

Esos vehículos de asedio en realidad eran más de cincuenta. Además de eso, también había diez trabuquetes grandes, varios carros de ariete y varias otras armas de asedio especializadas. Entre ellas, las más llamativas eran las cuatro torres de asedio masivas que podían empujarse lentamente hacia adelante. En general, estaba claro que estaban completamente preparados para la guerra.

De hecho, Zhou Weiqing no había esperado que, incluso sabiendo que la fuerza de defensa de la Ciudad Creciente era de solo tres mil, especialmente cuando la mayoría eran reclutas recién llegados, el Imperio Kalise en realidad gastaría tantos recursos para lanzar su ataque. Solo de eso, uno podía ver la importancia que habían puesto en ese ataque.

Esas armas de asedio definitivamente darían muchos problemas a su lado defensor, especialmente aquellos vehículos de asedio. Con ellos, la ventaja de la Caballería Pesada Incomparable y los arqueros que tenían las planicies abiertas ante ellos se reduciría enormemente. Con los vehículos de asedio al frente, además de esos soldados en los vehículos, también podrían cubrir otros cuatro o cinco mil hombres para llegar a las murallas de la ciudad. Junto con las torres de asedio, las escaleras, las catapultas y diversas armas de asedio, definitivamente aumentaría la presión sobre su lado defensor.

Al mirar las armas de asedio que avanzaban lentamente hacia la Ciudad Creciente, los ejércitos del Imperio Kalise también comenzaron su movimiento.

Los cincuenta vehículos de asedio se entremezclaban entre las varias otras armas de asedio, y claramente ya estaban llenos de soldados. Dos Batallones de Infantería Pesada y dos Batallones de Caballería Pesada avanzaron junto con ellos, ambos vigilando las armas de asedio mientras también las usaban como cobertura. En la parte posterior, había al menos otros cuatro Batallones de Soldados de Infantería avanzando a un ritmo más lento. En esa primera ola ofensiva, el Ejército de Kalise ya había enviado a su fuerza principal. Por el aspecto de las cosas, ni siquiera parecían estar dando mucha importancia al ataque desde los otros lados, centrando la mayor parte de su atención en el asalto frontal.

¡Engañado! Zhou Weiqing inmediatamente se dio cuenta de su error. El comandante enemigo había aprovechado el hecho de que se prepararía para el asalto en rodeada, y en su lugar cambió las tácticas para concentrarse en el asalto frontal completo. Con las diversas armas de asedio para ayudar en su asalto, esta no iba a ser una pelea fácil.

“¡Jefe, déjenos cargar y destruir esas armas de asedio!” En las murallas de la ciudad, los sentimientos de todos ellos estaban bastante oprimidos, y Ma Qun no pudo evitar ofrecerse a atacar una vez más.

Zhou Weiqing agitó sus manos y dijo: “No, hay demasiados enemigos ahora, especialmente con los vehículos de asedio para cubrirlos. Es demasiado peligroso para ti cargar ahora.”

Yan Zhexi dijo: “Jefe, ¿qué hay sobre traer al resto de la Caballería Pesada Inigualable de las otras paredes?”

Zhou Weiqing negó con la cabeza y dijo: “No, las otras paredes podrían no ser atacadas ahora, pero pueden ser atacadas en cualquier momento. Mira a lo lejos, el Regimiento del Imperio Kalise que está detrás ha comenzado a enviar tropas de caballería ligera usando una rotonda para dar vueltas. Aunque su ofensiva y capacidades de asedio no son tan fuertes, solo dejar a los nuevos reclutas para resistir sus ataques será una pérdida definitiva. Hermanos, vamos a tener una dura batalla por delante, vamos a levantar nuestros espíritus. Una vez que podamos lograr esta primera victoria, definitivamente podremos esperar hasta que lleguen nuestros refuerzos.”

Si no fuese por el asesino Rey Celestial que podría estar escondido cerca, incluso si las fuerzas enemigas fueran más fuertes, Zhou Weiqing no estaría tan triste. Sin embargo, con un enemigo oculto tan poderoso que podía atacar en cualquier momento, tenía que concentrarse un poco y  estar alerta para eso, manteniendo la guardia alta. Esa no era una sensación cómoda en lo absoluto.

El enemigo se fue acercando poco a poco. Estaba claro que el comandante de Kalise era extremadamente experimentado, y sus instrucciones estaban muy bien ubicadas. No fue precipitado ni impetuoso, no avanzó hacia adelante, sino que se movió a un ritmo lento y estable, manteniendo una formación perfecta para aprovechar al máximo las armas de asedio.

Zhou Weiqing soltó una carcajada. “Tu padre, yo, te daré primero un regalo de bienvenida.” Mientras decía eso, agitó sus manos delante de él, y la Formación de Luz Divina Seis Supremo apareció. Al mismo tiempo, también ingresó en el Estado de Transformación Tigre-Dragón, con las grandes alas extendidas a su espalda. Todos los Maestros de Joyas presentes pudieron sentir al instante una gran cantidad de energía celestial reuniéndose en torno a Zhou Weiqing, enloqueciéndole.

De pie en sus dos flancos, Shangguan Xue’er y Tian’er se acercaron inconscientemente a él, mirando cautelosamente hacia ese punto. Zhou Weiqing iba a lanzar un ataque, y esa era sin duda una buena oportunidad para que el asesino Rey Celestial hiciera su movimiento. Como dice el refrán, “la precaución es la madre de la seguridad”, y las dos chicas naturalmente levantaron la guardia por más preparación.

No fueron solo ellas dos. Naturalmente, Lin TianAo también tomó su posición justo detrás de Zhou Weiqing. Él era aún más directo, con su Conjunto de Escudos Ensamblados de Siete Joyas ya lanzado y listo. Sus ojos estaban fríos mientras escaneaban el área, completamente listo para entrar en acción en cualquier momento.

El Arco Overlord emitió un aura escalofriante cuando Zhou Weiqing lo dibujó en una media luna. Abruptamente, lanzó un fuerte grito y, con la Formación de Luz Divina Seis Supremo brillando sobre él, en el estado de Transformación Tigre-Dragón, realmente se parecía a un Dios Demonio sobre las murallas de la ciudad. Especialmente con el fuerte grito que era como el rugido de un tigre, dando a todos los soldados en las murallas de la ciudad un impulso moral.

Enfrentando una fuerza de aspecto tan formidable, junto con la presión invisible de la amenaza de los últimos días, la moral de los soldados en las paredes fue ligeramente reprimida, especialmente las de los nuevos reclutas. Puede que Zhou Weiqing no sea un comandante sobresaliente, especialmente en términos de tácticas militares ‘normales’, pero en términos de su comprensión de la perspectiva general, podría igualar a cualquier comandante superior. Él estaba extremadamente claro en lo que tenía que hacer en ese momento.

Una capa de luz negra cubría el Arco Overlord, y en un instante, utilizando la Formación de Luz Divina, Zhou Weiqing reunió una cantidad masiva de Energía Celestial y la transformó en el Atributo Oscuridad. Al mismo tiempo, uno de los Ojos de Gato Alexandrita en uno de los bordes del hexágono brillaba intensamente. Claramente, Zhou Weiqing no estaba usando una habilidad mímica, desatando directamente una de las Habilidades Almacenadas de su Formación de Luz Divina Seis Supremo.

Una figura negra apareció silenciosamente sobre la cabeza de Zhou Weiqing, flotando por un momento antes de separarse y formar una figura humanoide con tres grupos de alas detrás de su espalda.

Justo en ese momento, Zhou Weiqing dio otro fuerte grito, y sus ojos realmente se tornaron de blanco. Mientras una extraña aura surgía de su cuerpo al momento siguiente, dejando sobre su cabeza y formando un pequeño rastro de bruma blanca-plateada, infundiéndose en la negra figura de luz sobre él.

La bruma blanca-plateada parecía el mejor fertilizante, y en un instante, la figura se expandió a casi tres veces su tamaño original, alcanzando una altura de casi diez metros. Las seis alas detrás de su espalda se extendieron ampliamente, y la figura pareció volverse más clara, más enfocada y consolidada.

Los soldados en la muralla de la ciudad descubrieron que casi no podían respirar. Aunque la enorme figura ilusoria negra no estaba dirigida a ellos, todavía sentían la presencia opresiva que era casi insoportable. Zhou Weiqing dio un paso adelante, justo sobre las murallas de la ciudad, en realidad flotando en el aire. Por encima de su cabeza, la gigantesca figura ilusoria negra también hizo lo mismo, y en ese instante, sus rasgos se mostraron completamente a todos los soldados de ambos lados, a varias decenas de miles de hombres.

 

 

Descarga:
<