HJC – Capítulo 234-2

Modo Noche

Capítulo 234 -2 – ¡Asesinar a un Rey Celestial! El poder del Pequeño Gordito (2)

Debe recordarse que los Relámpago Voladores Divinos de Zhou Weiqing estaban ahora en un nivel completamente diferente en comparación con el pasado. Como su Energía Celestial se había transformado en Energía Santa, todas sus técnicas se activaban a través de la Energía Santa.

El núcleo de cada una de las Perlas Relampagueantes estaba lleno de una tenue luz plateada. Cuando las miles de Perlas Relampagueantes explotaron al mismo tiempo, instantáneamente desgarraron el mismísimo aire. Dentro de esa área de cientos de metros, apareció un enorme agujero negro. ¡El espacio dimensional mismo había sido borrado por esas miles de Perlas Relampagueantes!

¡Correcto! Zhou Weiqing había sentido que alguien lo seguía a él y Bing’er al principio. De hecho, él había sentido a esa persona tan pronto como había salido de la Isla Joya Celestial. Si no hubiese sido por el hecho de que él había fusionado su Energía Santa y su Percepción Helada, nunca habría sido capaz de descubrir esas dos auras escondidas y débiles. Esas dos auras le siguieron por detrás desde que salió de la Ciudad Zhongtian, y las débiles sensaciones asesinas que emanaban de ellos hicieron que Zhou Weiqing estuviera seguro de que no venían con buenas intenciones. Por lo tanto, los había atraído aquí y de repente los atacó.

Tan pronto como Zhou Weiqing atacó, Shangguan Bing’er había llevado al Caballo Demonio Fantasma hacia su anillo. Un par de enormes alas aparecieron detrás de su espalda, y con un movimiento rápido de sus alas instantáneamente desapareció. De esa manera, ella no sería golpeada por la aterradora técnica Relámpago Voladores Divinos de Zhou Weiqing.

Dos figuras de aspecto demacrado fueron expulsadas del área donde el Relámpago Voladores Divinos acababa de explotar. Inmediatamente desencadenaron un impresionante aura de destrucción, impidiendo que más terrorífico poder explosivo los golpeara.

Sus cuerpos emanaban Energía Celestial de color rojo con el aura del Atributo Destrucción. Zhou Weiqing no necesitó preguntar quiénes eran; sabía que tenían que ser potencias del Infierno Rojo Sangriento. Nunca hubiese pensado que durante todo el medio año que había pasado en la Isla Joya Celestial, el Infierno Rojo Sangriento había mantenido a la gente estacionada en la Ciudad Zhongtian todo el tiempo. Sin lugar a dudas, su objetivo era matarlo. Y… Zhou Weiqing era capaz de sentir sus niveles.

¡Reyes celestiales! Esas dos personas que lo seguían en secreto eran potencias de la Etapa Rey Celestial.

En efecto. Incluso el poderoso Equipo de Batalla Dan Dun del Infierno Rojo Sangriento con sus dos potentes y jóvenes héroes habían sido derrotados por Zhou Weiqing. Si querían estar seguros de matarlo, su mejor oportunidad residía en enviar potencias de la Etapa Rey Celestial.

Anteriormente, Zhou Weiqing solo había percibido que las personas que lo seguían desde atrás no eran débiles. ¡Nunca hubiese imaginado que los dos eran realmente Reyes Celestiales! Aunque solo eran reyes celestiales de nivel bajo, ¡seguían siendo potencias de la Etapa Rey Celestial! Mientras se reía amargamente para sí mismo, continuó presionando el asalto.

Los Reyes Celestiales poseían la habilidad de volar. No era muy realista para él tratar de escapar de ellos, ya que eso solo resultaría en la muerte. ¡Zhou Weiqing era diferente del pasado! Aunque su Conjunto de Equipo Consolidado no estaba completo, como un experto en nueve Joyas, ya no era el mismo Pequeño Gordito Zhou que había sido completamente incapaz de resistir a los Reyes Celestiales en lo absoluto.

El Conjunto Legendario Odio a la Tierra Sin Empuñadura apareció al instante en su cuerpo. Cuando el Relámpago Voladores Divinos explotó, Zhou Weiqing no se detuvo y cargó de inmediato contra uno de los dos Reyes Celestiales del Infierno Rojo Sangriento.

Tenía que decirse que las dos potencias de la Etapa Rey Celestial parecían estar en un estado lamentable. ¡Agujeros habían aparecido en sus ropas por la aterradora explosión! Zhou Weiqing simplemente se había movido demasiado rápido y no les había dado ninguna advertencia, mientras que el Relámpago Voladores Divinos había sido mucho más poderoso de lo que habían imaginado. Si no fuese por el hecho de que las potencias de la Etapa Rey Celestial fueron capaces de sentir vagamente el peligro, causando que desataran su propio Equipo Consolidado, probablemente habrían sufrido lesiones graves de inmediato.

Aun así, su situación todavía era desalentadora. Esa energía explosiva del Atributo Relámpago estaba causando estragos en sus cuerpos, y la poderosa sensación de entumecimiento causó que sus movimientos fuesen más lentos. Lo que más les asombró fue que su energía de Atributo Destrucción no era capaz de resistir la creciente energía de los Relámpagos. ¿Cómo podrían no estar aturdidos por esto?

Una luz casi instantáneamente brilló sobre una de las potencias Rey Celestial. La Habilidad Blink de Zhou Weiqing se desencadenó de una manera consistente y perfecta.

La potencia Rey Celestial sintió todo su cuerpo tensarse como si todo estuviese fuera de su control él pareció desacelerar, mientras que los Martillos Legendarios Duales de Zhou Weiqing llegaron directamente a sobre cabeza.

¡Retraso absoluto! Ahora que estaba siendo utilizada por la Energía Santa, era aún más poderosa de lo que Zhou Weiqing podía imaginar. Incluso una potencia Rey Celestial no tenía inmunidad alguna contra su Retraso Absoluto. La potencia Rey Celestial solo fue capaz de levantar sus brazos, usando la espada larga en su mano para bloquear los Martillos Legendarios Duales de Zhou Weiqing.

Desgraciadamente, justo en este momento, vio como los ojos de Zhou Weiqing disparaban dos rayos gemelos de luz roja-púrpura. Lo extraño era que los Martillos Legendarios Duales de Zhou Weiqing también se volvieron de un color rojo púrpura.

Todo esto sucedió sin previo aviso. Un rayo de luz salió disparado del Martillo de la Cara Llorosa en la mano izquierda de Zhou Weiqing, brillando sobre el Rey celestial. Bajo los efectos del Retraso Absoluto, el Rey Celestial no tuvo oportunidad de esquivar en lo absoluto. Su Equipo Consolidado desapareció repentina y silenciosamente, por lo que ahora no tenía nada que pudiese usar contra los Martillos Duales de Zhou Weiqing. Enfrentado un peligro tan tremendo, todo lo que podía hacer era cruzar los brazos e intentar defenderse lentamente contra el ataque que se aproximaba.

¡AHHHHHGGGG! Dejó escapar un grito miserable cuando sus brazos fueron instantáneamente divididos en sangrientos pedazos de carne por los Martillos Duales de Zhou Weiqing. Todavía tenía cinco piezas de su Conjunto Legendario, lo que significaba que solo multiplicaban su poder en treinta y dos veces, pero debe recordarse que Zhou Weiqing estaba ahora en el nivel de nueve Joyas. En otras palabras, fue un nivel de poder de nueve Joyas el que se multiplicó. Eso era treinta y dos veces el poder de un Maestro de Joyas Físicas de tipo Fuerza, no el nivel original de seis Joyas. ¿Qué significa esto? ¡Significaba que incluso una potencia del Rey Celestial que había perdido su equipo y tenía que enfrentarse a eso de frente sufriría miserablemente!

Los Martillos Duales habían destruido sus brazos, y luego dieron un golpe brutal al pecho del Rey Celestial. Su cuerpo fue aplastado en el suelo, derrumbándose en la tierra debajo de él. El Rey Celestial escupió una bocanada de sangre. Aunque todavía estaba vivo por el momento gracias a su gran poder, el ataque de Zhou Weiqing lo había herido de gravedad.

Incluso el propio Zhou Weiqing quedó atónito por eso, por no hablar de ese Rey Celestial. Nunca hubiera imaginado que una potencia Rey Celestial se arrugaría como el papel ante sus ataques. Incluso si su ataque fuese muy poderoso y muy repentino, ¡su oponente todavía era un Rey Celestial! ¿Cómo fue que su enemigo se había replegado tan fácilmente ante sus golpes?

Justo en este momento, una aterradora oleada de poder que venía desde detrás de él le causó una sensación de shock. Sin vacilar en lo absoluto, Zhou Weiqing giró en el aire mientras giraba sus Martillo Legendarios, una densa corriente de luz plateada formó un ‘escudo’ detrás de él.

Una fuerte explosión resonó. ¡El ataque repentino había sido bloqueado por su escudo de luz plateada! La poderosa puñalada había enviado chispas volando por todas partes, pero no pudo traspasar el escudo que Zhou Weiqing había consolidado usando la Habilidad Desgarro Espacial. ¡El atacante era la segunda potencia Rey Celestial!

Cuando el segundo Rey Celestial vio a su compañero herido de gravedad por un solo golpe de Zhou Weiqing, inmediatamente sintió una sensación de asombro. ¡Ni siquiera fue capaz de ver o entender cómo Zhou Weiqing había hecho eso!

De repente, dos rayos de luz azul salieron disparados del cielo y se extendieron hacia abajo. Era un par de alas enormes, y era como si un tornado azul hubiese barrido de repente al Rey Celestial.

Zhou Weiqing levantó sus martillos duales, disparando otro rayo de luz roja-púrpura. Justo ahora, había usado el mismo rayo de luz para deshacerse del primer Rey Celestial. Iba a usar la misma técnica nuevamente. ¿Qué era? ¡Era el Sello del Dragón Silencioso, que se había utilizado sin acumular ningún poder en lo absoluto!

La deslumbrante luz púrpura-roja brilló y luego desapareció casi al instante. El Rey Celestial acababa de levantar su largo bastón para bloquear el ataque descendente de Shangguan Bing’er, pero de repente se dio cuenta de que su Equipo Consolidado se había desvanecido.

Sin embargo, todavía le quedaban algunas piezas de equipo que había usado antes de que llegara la luz roja púrpura. Una enorme ilusión de una tortuga se formó instantáneamente detrás de él, brillando con una espesa luz roja que estaba entremezclada con una aterradora energía de destrucción que formó una barrera de luz que intentaba bloquear el ataque de Shangguan Bing’er.

Sin embargo, en el siguiente momento su técnica desapareció junto con el resto de su Equipo Consolidado. Los Martillos Duales de Zhou Weiqing aparecieron instantáneamente ante él también.

El Rey Celestial finalmente entendió por qué su camarada había sido gravemente herido por Zhou Weiqing. Ese joven al que apuntaban podía usar habilidades al instante sin necesidad de aumentar el poder primero. Peor aún, sus técnicas eran mucho más poderosas de lo que habían imaginado. ¿Nueve joyas? ¿Cómo podría tener nueve Joyas? ¿No se suponía que este objetivo tenía solo seis joyas?

Por desgracia, no había tiempo para que reflexionara sobre esas preguntas. De hecho, no se le dio la oportunidad de hacer nada en lo absoluto. Todo su cuerpo se puso rígido mientras incontables rayos de luz caían simultáneamente sobre él, y en ese instante descubrió que se habían transformado en una poderosa fuerza que de inmediato comenzó a aplastar cada parte de su cuerpo. Era una potencia del Rey Celestial, ¡pero en realidad no podía desatar ningún ataque en lo absoluto!

Shangguan Bing’er pudo ver todo perfectamente. Los Martillos Legendarios Duales de Zhou Weiqing se usaron en conjunto con los Grilletes de Viento, el Retraso Absoluto y el Tacto de la Oscuridad. Esas técnicas cayeron sobre el Rey Celestial en sucesión, causando que incluso las armas que quería usar para defenderse contra Zhou Weiqing se congelaran inmediatamente en su posición.

Sin embargo, las potencias Rey Celestial seguían siendo potencias Rey Celestial. Los movimientos del Rey Celestial habían sido completamente restringidos y los Martillos Legendarios Duales se dirigían hacia su cabeza, pero Zhou Weiqing de repente vio que los ojos del hombre se llenaban con un aura de energía destructiva.

“No es bueno.” Una vez más usó su Habilidad Blink, ya no le importa atacar a ese oponente. Zhou Weiqing reapareció al instante junto a Shangguan Bing’er. Él la tomó en sus brazos, luego desplegó las alas de su Transformación Tigre-Dragón detrás de él para proteger por completo a Shangguan Bing’er.

Justo cuando terminaba de hacer esto, una oleada de poder se llenó de locura y la energía del Atributo Destrucción explotó de repente detrás de él. El Rey Celestial del Infierno Rojo Sangriento se transformó instantáneamente y se tiñó de un aterrador color rojo sangre, y luego explotó de manera aterradora. Una bola de fuego roja explotó desde su Dantian, y luego voló directamente hacia la espalda de Zhou Weiqing.

Él realmente había logrado liberarse de las ataduras del Sello del Dragón Silencioso. ¡Eso fue porque realmente había decidido autodetonarse, explotando su Núcleo Celestial! Este era definitivamente el ataque más poderoso que una potencia Rey Celestial podía desatar, y el aura de ese ataque fue tal que no había forma de que Zhou Weiqing pudiese huir de él con Shangguan Bing’er.

El Rey Celestial del Infierno Rojo Sangriento que había elegido autodetonar su Núcleo Celestial tenía una mirada de locura en sus ojos. Él no tuvo más remedio que hacer eso. Su camarada era claramente incapaz de seguir luchando, mientras que él mismo era incapaz de bloquear los extraños ataques de Zhou Weiqing. En lugar de dejar que Zhou Weiqing lo matase, preferiría luchar hasta el final. El Infierno Rojo Sangriento tenía una técnica secreta que podía permitir que alguien sobreviviera incluso una autodetonación de su Núcleo Celestial, pero le llevaría diez años reconstruir lentamente su cuerpo otra vez. Ese era un precio agonizante para pagar, pero era mucho mejor que ser asesinado.

Cuando los Maestros de Joyas Celestiales peleaban, generalmente intentaban terminar las batallas rápidamente incluso si eran más fuertes que sus enemigos. A menos que fuesen mucho más poderosos, si tu enemigo lograra tomar la iniciativa con sus técnicas, podría terminar matándote en un corto período de tiempo. Por lo tanto, eligió usar inmediatamente un ataque suicida para tratar de matar a su enemigo.

Su Núcleo Celestial llameante se estrelló directamente contra la espalda de Zhou Weiqing, causando que las terroríficas llamas de Atributo Destrucción estallasen instantáneamente y cubriesen tanto a Zhou Weiqing como a Shangguan Bing’er, que estaba protegida dentro de sus alas gemelas.

En cuanto al Rey Celestial del Infierno Rojo Sangriento, se desplomó en el suelo, con todo el cuerpo cubierto de innumerables heridas sangrantes. El agujero sangriento gigante en su Dantian era el más aterrador de todos. Todo lo que pudo hacer fue apenas usar los restos finales de su Energía Celestial para tratar de sellar sus vasos sanguíneos. En la Etapa Rey Celestial, si no mueres instantáneamente, podrías tener la oportunidad de sobrevivir incluso si perdieras toda tu sangre.

Sin embargo… sus movimientos de repente se congelaron mientras una luz dorada aparecía ante él, llena de un aura de violencia.

 

Descarga: