ISSTH – Capítulo 136

Modo Noche

La expresión de Meng Hao fue la misma de siempre mientras que los diez Cultivadores le adelantaban. Continuó volando hacia delante, aunque no tan rápido. Pronto, los demás cultivadores estaban muy lejos de él. Sus ojos parpadeaban ligeramente. No se fue, sino que continuó siguiéndolos, pareciendo exactamente como si estuviera buscando la fuente de la Tribulación Celestial y, como el resto, más Rayos de Tribulación.

“Por qué vino esa Tribulación Celestial?” dijo Meng Hao en el mismo tono que los demás. Parecía muy pensativo mientras preguntaba, “qué hay en este lugar que la pueda haber provocado?!”

“Buena pregunta! Nunca vi una Tribulación Celestial como esta antes. No me digas que hubo una persona aquí superando la Tribulación? Nadie ha hecho eso desde tiempos antiguos, aunque puedes leer sobre ello en textos antiguos…”

“Sí, es realmente extraño…”

Para el momento en el que las nubes de la Tribulación empezaron a dispersarse, ya era por la tarde. El sol de mediodía brillaba sobre la tierra. Cerca de mil personas estaban buscando por el área, pero no conseguían encontrar ninguna pista. Hasta que finalmente, encontraron el volcán.

Antes de que nadie pudiera entrar, tres rayos de luz aparecieron sobre sus cabezas, cada uno de ellos de trescientos metros de anchura. Pronto aparecieron tres personas. Nadie podía ver sus rostros claramente mientras que volaban hacia la boca del volcán.

Aun a pesar de que los cultivadores de los alrededores no podían ver sus rostros, podían sentir la poderosa presión que radiaban. Únicamente Cultivadores en Formación del Núcleo en la Etapa Pseudo Alma Naciente podían emitir una presión como esa.

Dentro del gran grupo de gente, las pupilas de Meng Hao se contrajeron. Sin embargo, no parpadeó ni una vez. Momentos después, las tres personas salieron volando desde dentro del volcán. Sus ojos se deslizaron por la multitud, lo que les permitió a todos ver sus apariencias claramente.

“Son los Ancianos de la Nube Negra!”

“Por tanto son ellos. Son la guardia de honor de la Secta Exterior del Tamiz Negro…”

“Este lugar está dentro del área controlada por la Secta Tamiz Negro, por tanto, que hayan aparecido no es nada fuera de lo normal. Ahora que han llegado, no hay realmente motivo para permanecer aquí…”

Los tres viejos Cultivadores vestían largas túnicas negras, sobre las cuales estaban bordadas unas nubes muy floreadas. Después de mirar alrededor, los tres parecieron perderse en sus pensamientos por un momento. Después, se escuchó una voz.

“Esta área está sellada. Abandonad este lugar!” Se sentaron con las piernas cruzadas en medio del aire mientras que uno de los tres sacaba una hoja de jade. Movió su manga y la hoja de jade se transformo en una niebla negra que se alzó hacia el cielo.

Meng Hao bajó su cabeza con una expresión de resignación en su rostro, justo igual que la multitud que le rodeaba, después empezó a dispersarse junto con ellos.

“Por tanto, resulta que este lugar está cerca de la Secta Tamiz Negro…” pensó Meng Hao, mirando hacia la distancia. De pronto, incrementó su velocidad, transformáronse en un rayo prismático disparado hacia la distancia. Su mano derecha golpeó su bolsa del Cosmos y apareció una hoja de jade en su mano. La miró atentamente.

“Wow, el viento generado por ese Roc nos llevó volando todo el camino hacia…. La Secta Tamiz Negro…” De pronto, apareció una imagen en su mente del aquel día en la Secta Confianza cuando caminó junto con la Hermana Xu.

“Me pregunto cómo le estará yendo a la Hermana Xu” pensó. Voló por espacio de unos cuantos días más. Después de un tiempo, repentinamente frunció el ceño. Parando en una localización a alguna distancia, aterrizó al lado de una parcela de bosque.

Su mano derecha golpeó su bolsa del Cosmos y apareció Chu Yuyan. Su rostro estaba pálido y, en el instante en el que apareció, miró a Meng Hao con ojos fríos. No dijo una palabra.

Su rostro estaba calmado, Meng Hao se arrodilló y pasó las manos por el cuerpo de ella. Por supuesto, era imposible no sentir su figura flexible. Sus ojos anchos y furiosos cubrían su rostro.

“Qué estás haciendo?!” gritó ella. Pero mientras que las palabras salían de su boca, Meng Hao metió su mano dentro de la calidez de la túnica de ella para sacar cuatro píldoras medicinales.

“Estas píldoras me pertenecen,” le dijo, guardándolas. Hacía tiempo que había supuesto que Chu Yuyan había escondido algunas de las píldoras menores ingredientes para la Fundación Perfecta que había fabricado.

Viéndole tomar las píldoras, dejó salir un gruñido. Su base de cultivo estaba ahora restaurada, pero estaba atada con la red negra, no había forma de liberarse por sí misma.

“Como acordamos, voy a dejarte ir.”

Meng Hao miró hacia ella, después ondeó su mano derecha y la red negra se ensanchó y salió volando alejándose de ella.

“Te dije que te sacaría de allí y Meng Hao nunca retira su palabra.”

Casi en el mismo instante en el que Meng Hao retiró la red negra, los ojos de Chu Yuyan se iluminaron con una extraña luz. Su base de cultivo estaba de nuevo en la etapa media de Fundación Establecida y ahora parecía como si fuera a realizar un gesto de encantamiento.

Meng Hao la miró indiferente, tan tranquilo como siempre. El corazón de ella se hundió y no dijo nada por un momento. Una complicada expresión apareció en su rostro.

“La enemistad entre nosotros está resuelta,” dijo ella apretando sus dientes, “Pero cuando nos encontremos en el futuro, seguiremos siendo enemigos. En cuanto a todo lo que ha pasado en el volcán, no puedes hablar nunca de ello a nadie. Si lo haces, me veré forzada a matarte!”No llevaba despierta por mucho tiempo y no sabía qué había pasado con respecto a la Tribulación o al Legado del Inmortal de Sangre.

Pero en cuanto a sus sentimientos hacia Meng Hao, eran enormemente diferentes a los que había sentido cuando se encontró con él por primera vez. Le miró como si todavía estuviera él en la etapa inicial de la Fundación Establecida, pero la forma en la que estaba allí plantado con tanta calma la llenó con un poderoso temor.

Este temor era debido parcialmente a lo que había experimentado durante el medio año dentro del volcán. También era debido a un sentimiento de peligro inminente que se alzó desde dentro de su corazón.

Sintió que si atacaba en este momento, sería hacer algo que lamentaría por siempre.

Había dicho sus palabras frías, de pronto salió volando por el aire, transformándose en un rayo blanco dirigido hacia la distancia. En ese momento, ella no quería nada más que ir lo más lejos de él que pudiera. Los eventos del pasado medio año en el volcán eran ahora memorias complejas que nunca serían olvidadas.

Meng Hao observó su esbelta y bella forma desaparecer lentamente. También pensó sobre el medio año en el volcán. Pensó en cómo su traje estaba hecho en pedazos, revelando su tierna piel blanca y elegante figura.

Estuvo allí plantado sonriendo ligeramente por un momento, después dijo serenamente, “Si ya has visto suficiente, puedes salir ahora.”

Su voz se encontró únicamente con el silencio del área a su alrededor. Levantó su mano derecha y apareció un Dragón de Llamas de trescientos metros de longitud. Instantáneamente, toda el área se llenó con un calor abrasador.

“No, no, no,” dijo una voz alarmada. “Compañero Daoísta, no hay necesidad de entusiasmarse…” La voz vino por el aire desde no muy lejos. De pronto, una figura brillante apareció, condensándose en un hombre joven. Tenía una expresión de depravación en él, en su mano tenía un papel talismán. Miraba nerviosamente a Meng Hao.

La enorme cabeza del Dragón de fuego miraba fijamente hacia él, con sus siniestros ojos brillando. Parecía estar cubriendo todas las posibles vías de escape mientras se aproximaba.

Con su expresión tan normal como siempre, Meng Hao dijo, “Su Excelencia ha estado siguiéndome por un tiempo, tengo curiosidad por saber su objetivo.” Sus ojos brillaban fríamente, causando que una ansiedad profunda brotara en el corazón del cultivador de apariencia depravada.

Su base de cultivo estaba en la etapa temprana de Fundación Establecida. Pero enfrentándose a Meng Hao, sentía una increíble presión sobre él. Esto era especialmente debido al gran Dragón de fuego de trescientos metros de longitud que Meng Hao había invocado. Su corazón temblaba. Por lo que él podía decir, ese Dragón de Fuego parecía tener el poder de una base de cultivo de la etapa final de Fundación Establecida.

La manifestación del Dragón de Fuego había básicamente cerrado todo ese lugar, forzándole a revelarse.

“Venerable, soy Zhou Daya de la Secta Escarcha Dorada,” dijo, con su rostro pálido. Rápidamente enseñó su medallón de identificación para que Meng Hao lo viera. “Compañero Daoísta, por favor, no ataque por favor. No tengo malas intenciones. Solo ocurrió que vi la bandera que usó para absorber el Rayo de Tribulación, me entusiasmé, y le seguí para ver si podía tener una oportunidad de comerciar por ella.”

Habiendo seguido a Meng Hao durante todo este tiempo, por supuesto que había visto a Chu Yuyan. La reconoció, obviamente, y se quedó atónito. Sabía que esa Chu Yuyan era una Elegida de la Secta Destino Violeta y por tanto la amada prometida de Wang Tengfei. Y sin embargo, acababa de observarla vestida llevando ropa de hombre, la cual, obviamente, pertenecía al joven que tenía plantado en frente de él.

Viendo la complicada mirada en sus ojos y habiendo escuchado lo que le había dicho a Meng Hao, Zhou Daya había, por supuesto, experimentado incontables especulaciones dentro de su corazón sobre lo que estaba pasando.

De hecho, había llegado a la conclusión de que debía de estar siendo testigo de alguna forma de adulterio… Este giro le hizo sentirse bastante nervioso. Sin embargo, también le hacía sentir extremadamente entusiasmado.

“Es adulterio!” pensó. “Dos adúlteros! Si el Pequeño Patriarca supiera de ello, sería realmente feliz. De hecho, podía incluso darme algún tipo de recompensa.”

“La Secta Escarcha Dorada,” dijo Meng Hao, mirando fijamente al cultivador de apariencia depravado. Frunció el ceño. “Conoces a Li Fugui?”

“Li Fugui?” dijo Zhou Daya, pareciendo sorprendido. “Uh, te refieres al Pequeño Patriarca? Por supuesto que le conozco! Todo el mundo en la Secta Escarcha Dorada conoce al Pequeño Patriarca.” Por la expresión que vio Meng Hao cuando le miraba a los ojos, no parecía como si estuviera mintiendo. Meng Hao sintió un tirón en el corazón.

“Cómo podía Gordito haberse convertido en un Pequeño Patriarca?” pensó para sí mismo. Después de un momento, sus ojos cayeron en el talismán de papel que Zhou Daya mantenía en su mano.

El corazón de Zhou Daya dio un salto. Odiaba separarse del talismán, pero se forzó a sí mismo a entregarlo.

“Compañero Daoísta, por favor, no se ofenda. Yo, Zhou Daya , actué de una forma tosca hoy. Por favor, acepta mi talismán de invisibilidad como un regalo de disculpas por mi indiscreción.”

Meng Hao miró el talismán de invisibilidad, recorriéndolo con su Sentido Espiritual. Viendo que no había nada fuera de lo ordinario en él, lo aceptó.

“La Secta Escarcha Dorada está situada en el Estado de Nieve Helada,” dijo Meng Hao serenamente, con sus ojos entornados. “Qué te trae a esta área?”

“La Secta Tamiz Negro no participó en el torneo por el Legado del Inmortal de Sangre,” respondió cuidadosamente. “Además, la Secta nos entregó órdenes a mí y a unos cuantos más de venir aquí e investigar. En este momento, no somos los únicos. Hay gente de varias otras Sectas en el área también. No mucho después de que llegara, vi el Rayo de Tribulación…” Parecía estar enfatizando especialmente lo de que no estaba solo aquí en la región de la Secta Tamiz Negro.

“Tu investigación produjo algún resultado?” preguntó Meng Hao plácidamente.

“Este tipo de hecho no es fácil de investigar. Recientemente, la Secta Tamiz Negro ha estado distribuyendo un montón de tesoros para atraer a solitarios cultivadores en la etapa de Fundación Establecida. Después de pensar en ello por un tiempo, creo que hay algo realmente erróneo en toda la situación.”

La expresión facial de Meng Hao  no cambió. Miró a Zhou Daya por un momento, después, sin más palabras, movió su manga y salió disparado en un rayo de luz.

Mientras la figura desaparecía en el horizonte, el corazón de Zhou Daya empezó a relajarse. Se quitó el sudor de su frente. Estando plantado en frente de Meng Hao, había sentido una increíble presión cayendo sobre él, y había tenido que ser cuidadoso y ejercitar una cautela extrema.

Ahora, estaba extremadamente feliz y sus ojos brillaban intensamente.

“Adulterio! Ese tipo y Chu Yuyan cometieron adulterio! Ella incluso vestía las ropas de él. Haha! Tengo que regresar tan pronto como sea posible para contarle al Pequeño Patriarca sobre ello. Estas noticias van a hacerle superfeliz.” Cuando estaba en la Secta, Zhou Daya era un cotilla y le encantaba extender noticias. Habiéndose cruzado con lo que creía que sería un rumor excelente, inmediatamente salió volando por el aire, dirigiéndose hacia el punto de encuentro que la Secta había establecido.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>

  • Gracias por el cap!!!

  • Gracias por el cap!!!

  • Gracias por el cap!!!

  • hernan fontela

    Gracias 🙂

  • hernan fontela

    Gracias 🙂

  • hernan fontela

    Gracias 🙂

  • Gracias!!!!! como siempre :3

  • Gracias!!!!! como siempre :3

  • Gracias!!!!! como siempre :3

  • gracias xD

  • gracias xD

  • gracias xD

  • La enorme cabeza del Dragón de fuego miraba fijamente hacia él, son sus siniestros ojos brillando. (con sus siniestros ojos)

  • La enorme cabeza del Dragón de fuego miraba fijamente hacia él, son sus siniestros ojos brillando. (con sus siniestros ojos)

  • La enorme cabeza del Dragón de fuego miraba fijamente hacia él, son sus siniestros ojos brillando. (con sus siniestros ojos)

  • Muchas gracias 🙂

  • Muchas gracias 🙂

  • Muchas gracias 🙂