ISSTH – Capítulo 253

Modo Noche

Capítulo 253: Píldora Primordial de Reposición Celestial.

En el tiempo en el que tarda en arder una barrita de incienso, cien diferentes tipos de píldoras medicinales le habían sido ‘entregadas’. Chen Jiaxi temblaba; su rostro estaba cenizo. Su locura había alcanzado una altura explosiva y se encontró que no había una sola píldora medicinal que él pudiera sacar que su oponente no pudiera identificar.

Este nivel de habilidad dejó a Chen Jiaxi desesperado. Quería gritar que su oponente estaba equivocado, pero no se atrevió. Si Fang Mu entonces usaba la fórmula para elaborar una copia idéntica de la píldora, toda la reputación de Chen Jiaxi quedaría en la ruina.

Li Yiming estaba de pie a un lado, observando amargamente a Chen Jiaxi entregando píldora tras píldora y a Meng Hao guardando píldora tras píldora en su bolsa privada. Su cuero cabelludo estaba entumecido, con su corazón lleno de un miedo indescriptible.

Los discípulos de la Secta Tamiz Negro que estaba alrededor observaban la escena con asombro. Desde su perspectiva, Chen Jiaxi no estaba compitiendo con Fang Mu, estaba simplemente dándole píldoras.

Por otro lado, las acciones de Meng Hao les dejó con la mente zumbando por el shock. Su inmensa habilidad en plantas y vegetación, su irrefutable lógica en cuanto al Dao de la Alquimia y después su temible Adivinación Instantánea de Fórmulas, añadían capa tras capa de misterio. Mientras le observaban, sus rostros se llenaban con un asombro que aumentaba continuamente.

Desde el principio hasta el final, Meng Hao no sacó una sola píldora medicinal. Esto fue debido a que nunca se había equivocado en las píldoras que le había dado. Finalmente, empezó a sentirse un poco avergonzado.

Chen Jiaxi, por supuesto, era el que peor lo llevaba. Su corazón sangraba, sus ojos se iban secando y su cuerpo temblaba. Todo parecía estar volviéndose negro.

Sin embargo, continuó sacando píldoras medicinales. Tenía la máxima confianza en cada píldora, y aun así, todas acababan en la bolsa privada de su oponente.

No había forma de poner fin a esto. Hacía unos momentos había dicho, ‘no pararé hasta que gane’. No sería capaz de terminar hasta que se quedara sin píldoras medicinales.

Conforme sacaba la píldora número ciento veintisiete, repentinamente levantó su cabeza para mirar a Meng Hao. Entonces, radiando locura, lentamente puso la píldora que tenía en las manos de regreso en su bolsa privada, sacando en cambio una caja de jade.

La caja de jade estaba cubierta con manchas negras, como si hubiera estado enterrada en la tierra por incontables años. Este era un objeto que al principio Chen Jiaxi no había tenido intención de revelar. Para él, era el tesoro preciado de toda una vida. De hecho, cuando había solado las palabras ‘no pararé hasta que gane’, no había siquiera considerado incluir este objeto en esa afirmación.

Repentinamente, se dio cuenta de que si quería lograr una victoria completa, debería de ganar al menos una vez. Y si quería eso, entonces debería de usar el objeto de la caja de jade. Después de toda la fiera lucha hasta ahora, sacar este objeto le daba algo de esperanza.

En el instante en el que la caja apareció, todos los ojos fueron a descansar en ella. Cualquiera podría decir que la píldora dentro de esa caja determinaría lo más seguro la victoria o la derrota!

Las negras manchas de la caja hacían obvio para todos los espectadores que esa caja tan vieja estaba empezando a descomponerse. Había incluso un débil aura horripilante de muerte saliendo desde la caja.

En los ojos del Patriarca Tamiz Violeta y de sus dos compañeros apareció una expresión seria.

Chen Jiaxi apretó sus dientes y dijo lentamente, “Si tú sabes la fórmula de esta píldora, entonces yo, Chen Jiaxi, admitiré mi derrota, e incluso si encuentro a tu ‘excelencia’ en el futuro, inmediatamente caeré en la tierra y me inclinaré ante ti! Si no sabes la fórmula, entonces no te causaré posteriores problemas. Solo requeriré que me devuelvas todas las píldoras que saqué hasta ahora. Entonces, este tema concluirá!”

Los ojos de Zhou Dekun se entornaron, y antes de que Meng Hao pudiera decir nada, se adelantó y dijo regañándole, “Chen Jiaxi, eres un maestro alquimista vestido de escarlata de la División Píldora del Mundo. No sabes lo que es el respeto? Esto es obviamente una píldora medicinal antigua, cuya fórmula ha estado perdida por incontables años. Cómo podría un alquimista de los días actuales ser capas de identificarla!?” Estaba obviamente preocupado ante el hecho de que Meng Hao saltara para aceptar el reto.

Un zumbido se alzó desde los discípulos de la Secta Tamiz Negro de alrededor. “Una píldora medicinal antigua!” Tales píldoras de tiempos antiguos eran muy raras. Incluso una sería suficiente para causar un increíble revuelo. Además, las fórmulas de la mayoría de las píldoras antiguas se habían perdido. Incluso los tres grandes alquimistas podrían tener problema identificando una píldora antigua. Todas y cada una de tales píldoras podían ser consideradas píldoras magistrales.

“Dónde consiguió el Gran Maestro Chen una píldora medicinal antigua? Casi nunca se consigue siquiera ver algo como eso! Si fuera subastada, el precio sería inimaginable!”

“Podría ser uno de los tesoros que el Gran Maestro Montaña Eterna le entregó al Gran Maestro Chen como regalo?

Mientras aparecían las conversaciones, Li Yiming tomó aire profundamente. Nunca hubiera imaginado que Chen Jiaxi pudiera poseer una píldora medicinal antigua.

“Te atreves?!” gritó Chen Jiaxi, mirando a Meng Hao.

Meng Hao miró a la caja de jade y sus ojos se llenaron con un aura imponente. Había visto una píldora medicinal antigua antes, el día en el que el Gran Maestro Montaña Eterna había visitado la Secta Destino Violeta. Esta píldora había sido una Píldora Trance.

Meng Hao pensó por un momento y entonces sus ojos parpadearon resueltos. Hizo el movimiento de agarre y la caja de jade de las manos de Chen Jiaxi salió volando hacia él.

Ver que Meng Hao accedía al reto hizo que el corazón de Zhou Dekun se llenara de ansiedad. Li Yiming parecía también agitado. Chen Jiaxi, por otro lado, dejó salir un suspiro de alivio en su interior. Sus ojos se llenaron de una burla fría. Sabía desde el momento que su oponente había accedido que la victoria era suya!

Había adquirido esta valiosa píldora medicinal antigua hacía unos años desde un viejo pintor. Casi le había dejado en la pobreza y se había visto forzado a elaborar píldoras como un esclavo por tres años como parte del trato para adquirirla.

No se había atrevido a consumirla; planeaba esperar hasta que su longevidad estuviera llegando a su fin antes de hacerlo. O quizá la intercambiara por algún increíble tesoro de valor incalculable. Lo que era un hecho es que la aparición de la píldora había realmente atraído la atención de la Secta Tamiz Violeta; parecía que estuvieran ya interesados en adquirirla.

Meng Hao sujetó la caja de jade. Su expresión era seria mientras la abría lentamente. Mientras lo hacía, salió un brillo rojizo desde dentro. Salieron débiles fragmentos de música celestial desde ella y, desde dentro del brillo, se podía ver la imagen fantasmal de un chico joven. Parecía estar bailando con alegría.

La imagen causó instantáneamente que el Patriarca Tamiz Violeta y sus dos compañeros tragaran saliva. La bella mujer se alzó inmediatamente sobre sus pies.

El asombro de los discípulos de la Secta Tamiz Negro de alrededor estaba ya en su punto más álgido. El aire se llenó de zumbidos de conversaciones, el rostro de Zhou Dekun se puso blanco de tan pálido.

“Una píldora medicinal antigua que puede crear imágenes ilusorias, esta píldora…. Está incluso rodeada de un sonido celestial. Solo… qué píldora es esta?”

Li Yiming estaba también completamente atónito mientras miraba fijamente a la luz brillante roja que salía desde las manos de Meng Hao.

En cuanto a Chen Jiaxi, pareció haber sido envuelto de un aliento fresco de vida. Estaba de buen humor y dio una fría carcajada mientras miraba a Meng Hao. Viendo a Meng Hao observar con una concentración intensa, levantó su mentón.

“Gran Maestro Fang, considerando tu habilidad en el Dao de la Alquimia, no me digas que no puedes identificar esta píldora? Ah, olvida sobre ella. Simplemente lo explicaré para ti. Sabes qué píldora es esta? El nombre de esta píldora debería de ser conocido por todos los alquimistas. Esta es una de las tres grandes píldoras medicinales del antiguo Dao de la Alquimia. Píldora Primordial de Reposición Celestial!!!”

Los Cultivadores de la Secta Tamiz Negro no parecían estar familiarizados con el nombre de la píldora. Sin embargo, al escuchar el nombre, Li Yiming se puso de pie inmediatamente. Con una expresión de incredulidad, miró fijamente al brillo que se alzaba hacia el cielo.

“Píldora…  Primordial de Reposición Celestial…”

Zhou Dekun estaba jadeando mientras su cuerpo se agitaba. Dio unos cuantos pasos hacia delante, respirando entrecortadamente, mirando de forma fija a la píldora medicinal en manos de Meng Hao. Repentinamente, su voz se escuchó a través de la enorme plaza de la Secta Tamiz Negro: “Brillo carmesí, un chico bailando acompañado por música celestial… Esta… esta es probablemente una de las tres grandes píldoras medicinales antiguas! Píldora Primordial de Reposición Celestial!! De acuerdo a las leyendas, cualquiera que consuma esta píldora puede robar suerte a los cielos e incrementar su longevidad en mil años!!” La audiencia zumbaba en excitación. Una píldora que pudiera aumentar la longevidad, incluso si solamente fuera en un ciclo de sesenta años, sería ya increíblemente rara. El precio que la gente estaría dispuesta a pagar por tal objeto era impensable.

Una píldora magistral que podía incrementar el tiempo de vida en mil años era aún más increíble!

Los ojos del Patriarca Tamiz Violeta brillaron con una intensidad sin precedentes. La única otra vez que se vio un brillo como ese en sus ojos fue cuando había estado apunto de conseguir la Vejación Máxima. Después de todo, su longevidad hacía tiempo que se estaba aproximando a su fin.

El anciano de rostro rojizo a su lado también miraba la caja de jade con unos ojos intensamente brillantes. Empezó a murmurar para sí mismo.

Con su rostro lleno de satisfacción, Chen Jiaxi miró a Meng Hao y dijo, “Píldora Primordial de Reposición Celestial. La palabra Primordial es porque incluye diez mil variaciones de plantas y vegetación. En cuanto a las palabras Reposición Celestial, es como ha comentado el Gran Maestro Zhou. Puede incrementar la longevidad por mil años!” Chen Jiaxi había ahora recuperado completamente el control de sí mismo. Había sufrido una derrota antes, pero con la aparición de esta píldora, ahora se veía a sí mismo como si realmente hubiera ganado.

“Gran Maestro Fang”, continuó, “Creo que es ahora tu turno. Por favor, dime la fórmula de la píldora para la Píldora Primordial de Reposición Celestial, si eres capaz!” miró agresivamente a Meng Hao.

Todo se quedó en silencio, todos los ojos centrados en el brillo carmesí que emanaba de la caja de jade y a la píldora roja que descansaba dentro.

Li  Yiming también pareció haber recuperado sus sentidos. Tomó aire profundamente mientras sus ojos empezaban a brillar. Sabía en su interior que no había modo de que Fang Mu pudiera lograr ahora la victoria.

Zhou Dekun maldijo silenciosamente. Esta era una píldora antigua,  una de las tres grandes píldoras milagrosas. Su nombre era majestuoso y definitivamente no había modio de que un alquimista de hoy en día pudiera saber la fórmula.

Dio un paso hacia delante. Con una mirada amenazadora hacia Chen Jiaxi, le dijo, “Chen Jiaxi, eres un alquimista vestido de escarlata de la División Píldora del Mundo. Tales tácticas son despreciables! Gente como nosotros, incluso gente como tu Maestro, el Gran Maestro Montaña Eterna, nunca podrían identificar la fórmula de la Píldora Primordial de Reposición Celestial!! Además, el reto hasta ahora era identificar píldoras que tú hubieras elaborado. Elaboraste la Píldora Primordial de Reposición Celestial? Incluso sin conocer la fórmula, te atreves a sacarla como parte del reto?!?!”

Chen Jiaxi rió fríamente. “Esto fue un acuerdo con el Gran Maestro Fang”, dijo gruñendo. “No puedes clamar que estoy rompiendo las reglas”. Ignoró a Zhou Dekun y miró fijamente de nuevo a Meng Hao. “Gran Maestro Fang, no soy la única persona que espera tu respuesta. Hay decenas de miles de otras personas que están esperando ansiosos a escuchar la fórmula de la píldora. No has estado ya mirando la Píldora Primordial de Reposición Celestial por tiempo suficiente!?” dio un paso hacia delante y , viendo que Meng Hao tenía las cejas arrugadas, sintió que todos sus sentimientos previos de depresión se fundían. “Si no puedes identificarla, entonces está bien. Sin embargo, debes de sacar todas mis píldoras y regresármelas inmediatamente”

“Fang Mu!” gritó, su voz resonó a través de la plaza. “Puedes tú o no puedes identificar la fórmula de la píldora!” Meng Hao levantó su cabeza lentamente. Su mirada se movió desde la píldora medicinal y fue a parar en Chen Jiaxi.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>