MGA – Capítulo 11

Modo Noche

Capítulo 11 – Poniéndose en ridículo a si mismo

“Habilidad rango 1 ¡Domino los Cien Puños Armados al punto de la maestría!”

Gritos de sorpresa sonaron en la sala pues todos pudieron ver como Chu Zhen era capaz de hacer pleno uso de esa habilidad.

Aunque los Cien Puños Armados sólo eran una habilidad de rango 1, si era dominada, también sería muy fuerte…

Si se encontraran en el mismo nivel y no existía una habilidad adecuada para contrarrestarlo, él no tendría ninguna posibilidad. Por eso todo el mundo creía que Chu Feng, sin duda, iba a perder.

Chu Yue frunció el ceño y en secreto se acercó 2 pasos al frente. Quería parar los planes malignos de Chu Zhen. Pero justo en ese momento, escucho un sonido justo en su oído. Se dio la vuelta y vio que Chu Cheng estaba sonriendo y mirándola. “Chu Yue, los observadores no pueden ayudar. ¿Debes conocer esa regla cierto?”

Chu Yue sabía que la situación no era buena pues nunca pensó que Chu Cheng estaría vigilándola.

Sin embargo, eso significaba que los dos hermanos no dejarían ir a Chu Feng fácilmente y eso la preocupo mas.

*whoosh* *whoosh* *whoosh*

Imágenes residuales de puños llenaban el aire y casi bloquearon por completo la línea de visión de Chu Feng. Junto con el sonido, llegaron las ráfagas del aire a través.

Chu Feng podía sentir que el puño de Chu Zhen no era normal y que no se contenía de ninguna forma. Demostró ser muy cruel. Pero Chu Feng no tenía miedo en lo absoluto y se quedó quieto. Él no esquivo ni escapo, sólo esperó en silencio el ataque.

“¿Qué Chu Feng es estúpido? ¿Por qué no está esquivando?”

“Él quiere esquivar, ¿Pero podría hacerlo? Con su poder, probablemente no pueda reaccionar a tiempo.”

“Es verdad. Él es, después de todo, la basura que se quedó en el atrio exterior durante cinco años.”

Al ver que Chu Feng no esquivaba, incluso pensaron que Chu Feng estaba asustado por el poder de Chu Zhen y sus caras revelaron sonrisas deseosas de ver en desgracia a alguien más.

*huu*

Pero justo cuando Chu Zhen se acercó, Chu Feng repentinamente hizo un gesto con la manga y una aura extremadamente grande explotó desde el interior de su cuerpo.

Cuando esa aura se abalanzó a Chu Zhen, de repente se sintió asustado pues dentro de esa aura pudo sentir un gran instinto asesino.

*whoosh*

Chu Zhen quien estaba mirando fijamente como de repente Chu Feng lanzo su palma hacia el frente. La velocidad era extremadamente rápida, y antes de que alguien reaccionara a ella, ya había impactado en el pecho de Chu Zhen.

*Boom* Con el golpe de la palma, Chu Zhen instante sintió que su Qi y sangre ardían mientras una ola de dolor salía de su pecho.

*Swoosh* *Swoosh *Swoosh*

Pero antes de incluso tener tiempo de pensar, Chu Feng ya había enviado unas cuantas palmas y todos ellas golpearon a Chu Zhen.

“¡Ahh!” Chu Zhen gritó en voz alta. Sus piernas se entumecieron y cayo de rodillas directamente en frente de Chu Feng, luego se desplomo en el suelo sin fuerza alguna.

“Eso…”

La escena abrió la boca de todos. ¡Ellos nunca pensaron que Chu Feng tendría un poder tan explosivo!

Sin embargo, ni siquiera sabían que Chu Feng se estaba conteniendo, de lo contrario con una sola palma, podría haber matado a Chu Zhen.

“¿Tú estás en el 4° nivel Reino Espiritual?” En ese momento, Chu Wei abrió la boca. Sus ojos miraron con fuerza a Chu Feng y se llenaron de asombro.

“¿Qué? ¿4° nivel Reino Espiritual?” Con esas palabras, todos regresaron a sus sentidos. Para vencer a alguien en el 3° nivel Reino Espiritual sin usar habilidades marciales se requería del poder del 4to nivel Reino Espiritual.

Sin embargo, pensar que Chu Feng estaba en el 4° nivel del Reino Espiritual era inimaginable y difícil de aceptar por la multitud.

No sólo ellos, incluso Chu Yue tenía los ojos muy abiertos. Su boca pequeña se abrió lentamente y su rostro estaba lleno de sorpresa.

A Chu Feng no le importaba la multitud. Caminó directamente frente a la mesa, tomó las tres Hierbas Santas Espirituales y caminó hacia la puerta.

“Alto ahí. Se trata de un duelo entre miembros de la familia, sin embargo, atacaste tan fuertemente. ¿Dónde está tu corazón?” de repente alguien gritó en ese momento.

Volteando a ver, Chu Cheng sostenía Chu Zhen por el brazo y lo levantaba mientras su rostro estaba lleno de ira. No soportaba que su hermano menor fuera golpeado por alguien de fuera. [Paris_117: ósea, por un adoptado]

“¿Qué? ¿Cuándo me viste como parte de la familia? ¿No recuerdo que lo dijeras antes?” Chu Feng sonrió levemente y luego dijo: “A pesar de lo que dijiste. Puños y patadas no tienen ojos, por lo que no puede quejarse de sus lesiones. ¿Qué estás diciendo ahora? ¿No aceptas la derrota?”

“¿No puedo aceptar la derrota? Es obvio que tu intencionalmente atacaste fuertemente.” Chu Zhen rechino los dientes para soportar el dolor y arremetió en voz alta. Como la víctima, estaba muy claro que la primera palma de Chu Feng ya lo había derrotado. Pero Chu Feng continuó bombardeándolo con más ataques, así que era obvio que era intencional y que quería humillarlo aún más.

Mientras escuchaba a eso, Chu Feng sonrió de nuevo: “Yo sólo entré en el 4° nivel Reino Espiritual hace poco así que no se controlar mi fuerza. Y en ese momento, tu habilidad parecía tan fuerte, así que naturalmente no me atrevía a subestimarte y utilicé toda mi fuerza para responder a tu ataque.”

“Pero, quién iba a pensar que eras igual a un tigre de papel, tan débil que ni siquiera puedas resistir un golpe. Te he sobreestimado un poco.”

“Tú…” Después de escuchar las palabras de Chu Feng, el rostro de Chu Zhen estaba pálido. Él estaba tan enojado que cada respiración que tomaba hacia sonidos enormes y casi escupió su propio hígado.

No sólo fue derrotado por la “basura”, incluso fue humillado en frente de la multitud. Era algo extremadamente difícil de aceptar para él.

Pero, incluso si él no estaba dispuesto, no podía decir nada al respecto porque las reglas fueron impuestas por él y su hermano.

“Chu Feng, no seas tan arrogante. Si tienes las agallas entonces vamos a pelear ahora.” Justo en ese momento, otra persona de la familia Chu se puso de pie.

“¿Oh? ¿quieres pelear también? Eso está bien. Sólo apuesta una Hierba Santa Espiritual. ¿Te atreves?” Chu Feng estiró su mano hacia esa persona.

“Tu…” Esa persona era como Chu Zhen, él también entró en la Escuela Dragón Azure al mismo tiempo que Chu Feng. Sin embargo, su fuerza no tan grande como la Chu Zhen.

Él se atrevió a pedir un duelo con Chu Feng, pero no se atrevía a intentar apostar una Hierba Santa Espiritual.

“¿Qué pasa? Si hay alguien más que quiera intentar, puede venir en este momento, siempre y cuando no le importe perder una Hierba Santa Espiritual.” Chu Feng puso su mirada sobre la multitud, pero ninguno de ellos se atrevió a mirarlo a los ojos. No tenían miedo de Chu Feng, simplemente no se atrevían a arriesgar sus Hierbas Santas Espirituales por una apuesta, porque eran su línea de vida.

“Chu Feng, no sea excesivo.” Finalmente, Chu Wei habló.

“¿Qué piensas? Chu Wei, ¿También quieres? Si no me equivoco, tu eres cinco años mayor que yo ¿no? Si no te importa que la gente diga que intimidas a los jóvenes, no me importaría. Después de todo, si pierdo no perdería nada, y si gano voy a ganar en grande, ¿no?”

Mientras escuchaba estas palabras, Chu Wei apretó los puños, pero no dijo nada más.

Fue porque Chu Feng estaba en lo cierto. Chu Wei no era como Chu Cheng o Chu Zhen ya que no había mucha diferencia de edad entre ellos y Chu Feng. Sin embargo, Chu Wei no podía porque él ya no era joven. Con su edad, aun si derrotaba a Chu Feng, sería ridiculizado por los demás, así que por ello no podía atacar.

Al ver que la mayoría de las personas en la sala agacharon sus cabezas, Chu Feng de repente se echó a reír. Río muy feliz, pero antes de darse la vuelta y salir, dijo, “Voy a dar a todo el mundo aquí dos frases antes de irme. La primera es está ‘pensando que usted es infalible’, la segunda es ‘burlarse de sí mismo’. En cuanto al significado detrás de ellas, pueden comprenderlo ustedes mismos.” Después de decir eso, Chu Feng forzó la puerta abierta y se fue con elegancia.

En ese instante, el ambiente en la residencia se torno muy incómodo. Originalmente, la familia Chu quería humillar a Chu Feng, pero ahora, en su lugar ellos fueron humillados por Chu Feng frente a varios extraños. Eso realmente les hizo sentir que no tenían más honor.

Pero lo más inaceptable era la fuerza de Chu Feng. Originalmente, pensaron que Chu Feng era la basura de la familia Chu. Pero ahora, Chu Feng estaba en el 4° nivel del Reino Espiritual superando a muchas personas. Eso les hizo sentir gran vergüenza.

Chu Feng salió de la residencia y se sentía feliz en su corazón. Casi siempre desde jóvenes hasta ahora, fue intimidado por esas personas, y finalmente pudo regresárselos.

En realidad, eso no era intimidación. Chu Feng solamente fue obligado por ellos. Pero sin importar qué, Chu Feng se sentía feliz.

“Chu Feng.” Antes de que Chu Feng caminara lejos, lo llamaron dulcemente desde detrás, era Chu Yue.

  • David Fleitas

    jajaja toma jovencito 😀