MP – Capítulo 110

Modo Noche

Capítulo 110: La Verdad sobre el Asesinato

 

Después de que terminaron con la última atracción en la ciudad Xiagong, decidieron regresar al hotel. Eran ya la una de la tarde, cuando Lin Huang y Lin Xin llegaron al hotel. Sólo cuando llegaron a su habitación, el anillo de Corazón del Emperador de Lin Huang vibró. Era Yi Zheng, quien solicitaba una vídeo-llamada con él. Lin Huang aceptó la llamada.

“¿Me estabas buscando anoche?” Yi Zheng preguntó. Fue directo al grano una vez conectó la llamada.

“Necesitaba tu ayuda para consultar algo, pero lo he resuelto ya”, Lin Huang respondió y asintió con la cabeza.

“Oh, estaba en el medio de algo anoche”, Yi Zheng explicó. “He oído que estas en la ciudad Xiagong.” Él continuó.

“Sí, voy a estar visitando las ruinas Xiagong mañana”, Lin Huang dijo.

“La ciudad Xiagong ha estado caótica recientemente. Te aconsejo que no te quedes demasiado tiempo”, Yi Zheng le advirtió.

“Estás hablando de los asesinatos, ¿verdad? Voy a tomar nota de eso”, Lin Huang respondió. Él sabía que Yi Zheng dijo eso por preocupación sincera.

“No pareces tener un sentido de peligro. No importa, voy a decirte esto entonces”, Yi Zheng dijo y sacudió la cabeza.

“El resultado del caso de asesinato del que hablaste salió esta mañana pero el Gobierno de la Unión ha guardado silencio al respecto. Siete personas que estaban implicados en el asesinato han sido capturadas en los últimos días. Eran humanos infectados por una especie de parásitos”, dijo.

Lin Huang frunció el ceño y preguntó, “¿¡Cómo es posible que los parásitos pasaron a través de los sistemas de seguridad en la puerta de la ciudad sin ser detectados!? Habría sido posible en un pequeño fuerte, pero la ciudad Xiagong es un gran fuerte grado-B, el sistema de seguridad debe ser mejor que eso.”

“He oído que es un nuevo tipo de parásito que nunca antes se había visto. No sólo eso, su forma parasitaria es diferente al resto que no pueden ser detectados por los sistemas de seguridad. Afortunadamente, tal parásito no parece ser contagioso ya que el anfitrión no pudo transmitir el parásito a otros sólo a través del tacto o del aire así que no se extendió por todo el lugar”, Yi Zheng explicó.

“Sin embargo, el mayor problema ahora es que la ciudad Xiagong ha contratado a muchos magos para eliminar los parásitos, pero todos han fallado. Esta es la razón por la que el Gobierno de la Unión se negó a anunciar la verdad sobre el caso para que un alboroto se pueda evitar”, Yi Zheng le dijo a Lin Huang la verdad. Lin Huang no esperó que ese fuera el caso. ¿Todos fallaron? pensó.

“A pesar de que no se propagará, si el sistema de seguridad no funciona, va a causar que más parásitos invadan la ciudad Xiagong…” Lin Huang frunció el ceño mientras lo decía. Él sabía que tan grave era la cuestión. “¿Al Gobierno de la Unión no se le ha ocurrido algún plan todavía?”, preguntó.

“Hay tres estrategias que se están implementando ahora. Una de ellas es fortalecer el sistema de seguridad mediante el control de la gente que ingresa a la ciudad. En segundo lugar, serán el fortalecimiento de la seguridad en la ciudad y, por último, se va a acelerar la investigación sobre las nuevas especies de parásitos para desarrollar un método de identificación”, Yi Zheng dijo mientras él se encogía de hombros.

“Eso no resuelve el problema de raíz…” Lin Huang sacudió la cabeza.

“No hay nada más que pueda hacer. ¿Quisieras decirle a todos los ciudadanos que hay un problema con el sistema de seguridad de la puerta de la ciudad y que desconocidos parásitos han invadido la ciudad y que no hay manera de eliminarlos?” Yi Zheng preguntó y subió las cejas.

“Podría funcionar para pequeños fuertes, pero ahora que ha pasado en un fuerte grado-B, si la noticia se propaga, ¿quien confiaría todavía en el Gobierno de la Unión? Tal vez la gente sólo se sienta segura si se mudan a un fuerte grado-A”, Lin Huang dijo.

Lin Huang sacudió la cabeza. Él sabía que no había otras estrategias viables que pudieran ser ejecutadas por ahora. El problema sería peor si había un alboroto entre los ciudadanos. Las emociones eran contagiosas y el miedo se extendió como fuego en una montaña. Lin Huang recordó los días cuando estaba en la tierra. Cuando la gente escuchaba las noticias sobre la contaminación del agua, muchos se apresuraron al supermercado para obtener agua limpia. Si la gente sabían que había muertes causadas por la gripe, muchos se llenaban de medicamentos, tales como isatida (yerba china) en las farmacias. Ese fue el efecto de extender el miedo.

“No permanezcas allí por mucho tiempo, significaría problemas si te ves infectado por la nueva especie de parásito”, Yi Zheng le recordó de nuevo.

“Lo sé, gracias por decirme todo esto. Tengo algo en mente, pero voy a irme en dos días después de que me haya asentado”, Lin Huang dijo y asintió con la cabeza. Escuchando noticias tan inusuales de Yi Zheng no le instó a salir inmediatamente. Vio el portátil dejado por Xia Hao y no podía irse hasta que resolviera el misterio.

Después de que la llamada se desconectó, Lin Huang tenía su mente ocupada con todo acerca de los parásitos. Los parásitos fueron una de las especies más odiadas por parte de las personas en este mundo ya que la mayoría de ellas podría infectar a los humanos. Por otra parte, sería muy impredecible una vez que invadieran el fuerte.

De acuerdo a la información que tenían sobre las diferentes especies de parásitos, se clasificaban en cinco tipos.

La primera era una especie invasora de los parásitos. El parásito podría entrar en el cuerpo del anfitrión y tomar el control de todo. Aquellos que fueron altamente evolucionados, incluso recogían el conocimiento humano ya que tenían inteligencia asombrosa.

Las segundas serían las sanguijuela parásito. El parásito podría liberar una enorme cantidad de huevos de sanguijuela y aquellos que fueron infectados podría llegar a ser un anfitrión para el parásito. Tales parásitos podría controlar hasta decenas de miles de huéspedes a la vez. Era destructivo y se hacía por lo general a base de plantas parásitos.

El tercero sería a través de los parásitos que colocan huevos. La especie de parásito podía poner huevos en el anfitrión y usar al mismo como alimento y refugio para bebés parásitos con fin de permitir la continuación de sus hijos. La mayoría de los insectos parásitos utilizaban este método para propagar su especie.

El cuarto sería los parásitos alma. Era raro ya que los parásitos utilizaban una única manera de apegarse al alma del huésped y eliminando su conciencia para tomar el control de su cuerpo. Podrían incluso completamente heredar los recuerdos del anfitrión y seguir viviendo como el mismo. Eran casi imposible de detectar.

El quinto tipo era un parásito mutado sin categorizar. Similar al parásito alma, era muy raro. A partir de lo que Yi Zheng dijo, este caso posiblemente fue causado por parásitos invasivos o sanguijuela parásito. Lin Huang no tenía miedo de estos parásitos ya que los parásitos invasivos podían ser vistos a simple vista. Mientras que él sea consciente de ello, no sería difícil deshacerse de ellos. En cuanto a las sanguijuelas parásito, se pueden evitar poniéndose algo de armadura. Mientras la armadura impidiera que el anfitrión tocara los huevos de sanguijuela, el anfitrión estaría seguro.

Lin Huang no creyó que se vería afectado, pero él frunció el ceño cuando pensó en Lin Xin, La ciudad Xiagong no es segura ahora, será peor en las ruinas. Parece que no debería llevar a Lin Xin entonces, pensó. Después de algunas vacilaciones, él tocó en la puerta de Lin Xin y le contó la noticia que Yi Zheng le dijo. Lin Xin se sorprendió.

“Hermano, salgamos de la ciudad Xiagong mañana por la mañana entonces”, ella murmuró.

“Todavía tengo que pasar por las ruinas para resolver algunas cosas”, Lin Huang le dijo. Él había llegado a un arreglo para Lin Xin, “Bai va a permanecer aquí para protegerte. Trata de no salir cuando no esté aquí. Ordena servicio de habitaciones si tienes hambre y has que Bai abra la puerta por ti”, él le indicó.

“Esto es para ti, ¿no siempre quisiste esto?” Lin Huang dijo mientras él le entregaba la Eagle17 gris con un par de cajas de municiones. Él no necesitaba más esa pistola.

“¿Qué hay de ti?” Lin Xin preguntó.

“Tengo una Eagle33 negra y un monstruo que puede volar, si me encuentro con algún peligro, voy a huir, no te preocupes”, Lin Huang sonrió y explicó.

“¿Debes ir?” Lin Xin todavía estaba preocupada de que algo pudiera sucederle a Lin Huang.

“Es muy importante, tengo que”, Lin Huang asintió con la cabeza con toda seriedad.

Descarga:
<