TDG – Capítulo 238

Modo Noche
​Capítulo 238 – Apoderándose de la ley por la fuerza

Las cuerdas siguieron azotando el cuerpo de Xiao Yu, creando nuevas heridas con cada golpe.

“Tal vez si te arrodillas, pides misericordia, y dices que Ming Fei es un hijo de perra, tal vez podría considerar darte una muerte rápida. ¡De lo contrario, voy a volverte mi mascota y te torturare cada día para aliviar el odio en mi corazón!” El Dios de la Muerte emitió una risa salvaje.

Xiao Yu escupió fríamente diciendo, “¡Tú eres el hijo de puta!”

El Dios de la Muerte se detuvo por un breve momento antes de decir en un tono siniestro: “¡Ya que rechazaste mi oferta, y ahora que debo forzarte, no me culpes! Hmph, hmph……”.

*Pa* *Pa* *Pa*

Al instante cinco o seis cuerdas se volvieran tan duras como el acero y golpearon el cuerpo de Xiao Yu.

La sangre salpicaba por todo el lugar, y una de sus costillas se rompió, causando que Xiao Yu emitiera un miserable grito.

“¡Jajaja, grita, grita! ¡Mucho mejor si te escucha ese viejo bastardo!” El Dios de la Muerte emitió una satisfactoria risa.

La sangre fluía desde la esquina de la boca de Xiao Yu mientras él, imperturbable, se quedó mirando el espacio delante de él. Él gruñó furioso, “¡Hijo de puta, mátame si te atreves!”

“¿Hahaha, matarte? No habrá ninguna satisfacción si simplemente te mato. Quiero torturarte poco a poco. Quiero ver tu expresión de sufrimiento y que recuerdes todas las veces que sufrirás. ¡Hoy, por fin puedo llevar a mi venganza! ¡La emoción que siento en este instante es pura felicidad! ¡Después de que absorba a estos semidioses y restaurare mi cuerpo físico, te llevare conmigo para vengarme de ese viejo bastardo!”

El Dios de la Muerte dijo en un tono siniestro: “¡Voy a hacer que los dos se lamenten eternamente!”

Mientras que el Dios de la Muerte estaba riendo complaciente, el par de enormes manos que habían estado flotando en el cielo de repente se derrumbó.

“¿Qué está pasando?” La voz del Dios de la Muerte tembló al sentir un aura majestuosa proyectándose en el cielo.

¡Nie Li de verdad sigue vivo!

Cuando el par de manos enormes se derrumbó, una silueta emergió del polvo. Esta figura tenía un gran par de alas que se extendían detrás de él: una blanca y otra negra.

Las leyes de la luz y la oscuridad se habían manifestado como si fueran intensas llamas en cada uno de los brazos de Nie Li. También llevaba un impresionante protector de brazo de color gris que portaba la oscura aura de la muerte.

Los dos ojos de Nie Li contenían una aterradora sed de sangre mientras observaba en silencio el enorme corazón en el centro de la estancia.

“¡Esto es imposible! ¡¿De verdad ha comprendido la Ley de la Muerte?!” El Dios de la Muerte gritó sorprendido cuando sintió que su propio control sobre la Ley de la Muerte se desvanecía poco a poco.

¡De hecho, había alguien que estaba robándole lentamente la Ley de la Muerte!

“No fue demasiado difícil comprender la Ley de la Muerte. ¡Ahora, puedes morir!” Dijo Nie Li calmadamente en un tono incuestionable. Poco a poco, paso a paso, se acercó al corazón negro suspendido en el centro de la habitación.

“¡Soy el verdadero Dios de la Muerte! ¿Tratas de apoderarse de mi Ley de la Muerte? ¡Ni siquiera trates de pensarlo!” El Dios de la Muerte rugió furioso mientras un sinnúmero de picos de huesos salieron disparadas hacia Nie Li. Sin embargo, cuando estos picos de hueso estaban a unos metros de Nie Li, se detuvieron en pleno vuelo y se desintegraron.

Nie Li seguía caminando con calma cuando dijo: “La verdad es que, en el momento en que su chispa divina se destruyó, dejaste de ser el Dios de la Muerte. En realidad no hay mucha diferencia entre usted y los demás semidioses, excepto que su comprensión de la Ley de la Muerte es más profunda que la de ellos. Por lo tanto, la totalidad de la Ley de la Muerte que existe entre el cielo y la tierra tendría una tendencia a dirigirse hacia ti. Sin embargo, si alguien se las arreglará para lograr una comprensión más profunda sobre la Ley de la Muerte, entonces, la Ley de la Muerte fluiría naturalmente hacia esa persona”.

“¡¿Qué quieres decir?!” La voz de Dios La muerte ya no estaba calmada.

“Mi comprensión sobre la Ley de la Muerte ha superado con creces la suya. ¡Por lo tanto, su chispa divina ha sido tomada!” Nie Li exclamó fríamente.

“¡Eso es imposible! ¡Yo soy el Dios de la Muerte y lo he sido durante miles de años! ¿Cómo podría su comprensión de la Ley de la Muerte superar a la mía?” El Dios de la Muerte rugió furioso y siguió a lanzándole más picos de huesos a Nie Li. Sin embargo, todos y cada uno de ellos se detuvieron a unos metros de Nie Li y explotaron, incapaces de tocar su cuerpo.

Nie Li mientras seguía caminando calmadamente, dijo, “Eres como un grillo atrapado en una botella. Solo puedes ver el mundo dentro de la botella. Sin embargo, hay alguien fuera de la botella observando…”

Escuchando las palabras de Nie Li, la voz del Dios de la Muerte tembló cuando preguntó: “¿Eres una persona de ese reino?”

Nie Li nunca pensó que el Dios de la Muerte supiera sobre ese reino.

Reflexionó por un breve instante mientras asentía y le dijo: “¡supongo que se podría decir que sí!”

Ante las palabras de Nie Li, el Dios de la Muerte había perdido toda esperanza.

Antes, cuando perdió ante el Maestro del Reino Abismal, el Maestro del Reino Abismal también le había dicho lo mismo. En ese reino había innumerables poderosos expertos que estaban viendo todo lo que ocurrió dentro de este pequeño mundo.

Para sus ojos, los llamados Dioses Espirituales no eran más que hormigas. Dioses Espirituales como el eran el espíritu de las leyes de este mundo.

¡En ese mundo, eran los seres más débiles!

“¡No me he rendido! ¡La Ley de la Muerte que he estado cultivando durante decenas de miles de años es incomparable a su primera visión! ¡Morirás!” El Dios de la Muerte manipulo frenéticamente sus picos de hueso; Sin embargo, no importa lo que intentara, todos sus esfuerzos fueron en vano.

Solo cuando decidió matar primero a Xiao Yu, las cuerdas que atrapaban a Xiao Yu de repente se desgarraron.

Xiao Yu aterrizó, se puso un nuevo conjunto de ropa sobre sus andrajosas ropas, y se volvió hacia donde estaba Nie Li.

¡Esta vez, fue Nie Li que lo había salvado!

Nunca pensó que Nie Li sería capaz de superar de esa forma al Dios de la Muerte. Aunque el cultivo de Nie Li solo era Rango Oro Negro, en ciertos términos y desde algunos puntos de vista, ya ha superado con creces a Xiao Yu. ¿Qué tan alto llegara Nie Li? Xiao Yu no podía imaginar en absoluto.

Una vez había oído de su padre que este Mundo Diminuto había sido creado por un ser todopoderoso. Los expertos supremos de un mundo más lejano podían ver todo lo que pasaba en su interior, pero no fueron capaces de entrar por sí mismos.

Solo aquellos que pertenecían al Mundo Diminuto podían entrar y salir libremente a su gusto. Además, dentro de este pequeño mundo, cada poder de la ley en realidad ocultaba una técnica de cultivo.

En este momento, Nie Li ya ha comprendido tres tipos de técnicas de cultivo. Si fuera a dar un paso más allá y consiguiera una chispa divina, él sería capaz de convertirse en un Dios Espiritual. Si eso ocurriera, sus futuros niveles de cultivo simplemente serían inimaginables.

Nie Li se acercó más al corazón, paso a paso. Con cada paso, ondulaciones se extendían por debajo de sus pies.

Aunque las leyes de la muerte utilizadas por Nie Li y el Dios de la Muerte eran las mismas, pero la comprensión de Nie Li superó a la del Dios de la Muerte. Por lo tanto, toda la Ley de la Muerte que existía entre el cielo y la tierra sería controlada por Nie Li: no por el Dios de la Muerte.

¡Por lo tanto, el Dios de la Muerte ya no podía representar una amenaza para Nie Li!

En este momento, la condición de Nie Li entró en una etapa extraña. Dentro de su cuerpo, el espíritu demoníaco Panda Colmilludo se fusionó con las dos leyes de la oscuridad y la luz, pero no absorbió nada de la Ley de la Muerte. Sin embargo, el espíritu demoníaco Sombra del Diablo se había fusionado con la Ley de la oscuridad y de la Ley de la Muerte. Cuando los dos tipos de poder de la ley se fusionaron, Sombra del Diablo se volvió aún más poderosa.

“¡Esto es imposible! ¡¿Cómo puede ser esto?! ¡No voy a aceptar esto!” El Dios de la Muerte rugió histérico; A pesar de ello, no podía cambiar el hecho de que su Ley de la Muerte ya se le había sido arrebatada.

“¡Tus esfuerzos son inútiles, incluso si no estás dispuesto a admitirlo!” Nie Li llegó lentamente al lado del corazón negro y él coloco su mano derecha sobre su superficie.

El órgano se derrumbó rápidamente y se desvaneció. El Dios de la Muerte rugió indignado; Pero, las bases de su existencia en este mundo fueron desapareciendo gradualmente. Aparte del corazón negro, toda la tumba también estaba desapareciendo poco a poco.

Nie Li tomó una bocanada de aire. Si él y Xiao Yu no hubiera quedado atrapados accidentalmente en este tipo de situación, habría sido demasiado perezoso como para matar al Dios de la Muerte.

Mientras observaba como el Dios de la Muerte desaparecía lentamente, emociones se agitaban dentro de su corazón.

Dentro de este Mundo Diminuto todos los dioses espirituales, entre ellos el Dios de la Muerte, Yu Yan y el otro solo eran piezas de ajedrez. El más poderoso sigue siendo la persona que forjó este mundo.

Si uno no podía encontrar su propio camino fuera de este Mundo Diminuto, entonces él permanecería por siempre como una pieza de ajedrez de esa persona.

Dado que el Maestro del Reino Abismal sabía cómo entrar en el Reino Ruinas Dragón, entonces, ¡Nie Li podría intentar ir al Reino Ruinas Dragón con la ayuda del Maestro del Reino Abismal!

Xiao Yu consumió unas píldoras de elixir para recuperarse y se acercó a Nie Li.

Nie Li miro a Xiao Yu y preguntó: “¿Cómo estás?”

“Estoy bien.” Xiao Yu negó con la cabeza mientras continuaba, “¡Gracias por tu ayuda en esta ocasión!”

Nie Li sonrió ligeramente y dijo, “No solo estaba salvándote. Yo también estaba salvándome”.

Ante las palabras de Nie Li, Xiao Yu miro a Nie Li. Después de todo esto, Xiao Yu revisó su opinión de Nie Li. Nie Li lo había salvado, pero no mostró ningún signo de querer una recompensa por su acto.

“¿No deberías quitarte la ropa hecha jirones antes de colocar el nuevo conjunto? ¿Qué tipo de afición es esa?” Nie Li miro extrañado a Xiao Yu.

Siempre sintió que Xiao Yu era un poco anormal. Sin embargo, se había encontrado con todo tipo de personas extrañas en su vida anterior. Xiao Yu no era el único.

Al darse cuenta de la expresión de Nie Li, Xiao Yu que había cambiado su punto de vista en cuanto a Nie Li al instante se volvió de nuevo ya que él resopló, “¿Por qué te importa? ¡Yo estoy feliz con ella!”

“Está bien, entonces.” Nie Li extendió las manos hacia fuera. A pesar de que era un poco extraño, no pensaba demasiado en ello.

En este punto, el resto de los expertos Rango Semidiós se liberaron de sus ataduras y se acercaron a Nie Li.

Mientras recordaban la escena que acababa de ocurrir, un miedo constante resurgió en sus corazones. Aunque no entendían lo que acababa de suceder, al menos tenían la certeza de que la persona que los había salvado era Nie Li.

¡Y pensar que las enormes manos creadas con la Ley de la Muerte del Dios de la Muerte no causaron ningún daño en Nie Li!

Esto hizo que temieran y respetaran profundamente la fuerza de Nie Li.

“Muchas gracias al joven maestro por su rescate. Mi Familia Canto de Dragón siempre recordara este favor. ¡Si el joven maestro tiene cualquier tarea que desea que hagamos, sin duda daremos lo mejor de nosotros!”

“Lo mismo ocurre con mi Clan Elfo Ardiente. Muchas gracias al joven maestro por su rescate. Si el joven maestro tiene cualquier petición, también están dispuestos a cumplirla”.

Los expertos Rango Semidiós fueron todos muy experimentados en combate. Aparte del hecho de que Nie Li les había salvado, también conocían y temían su aterradora fuerza. En el futuro, ¿Quién podría imaginar hasta que alturas llegaría su cultivo? Si pudieran construir una relación positiva con un experto, sin duda los beneficiara en el futuro