SDG – Capítulo 26

Modo Noche

Capítulo 26 – ¡Te voy a comprar por un mes!

Bing Qian miró fríamente a Xiao Mu. Con una sola mirada, se podría decir que era una persona de la nobleza y no muy benévolo. Ella odiaba a este tipo de personas.

“¿Quieres que me aleje?”

Xiao Mu sonrió, “Sí señorita Bing Qian. Espero que se pueda apartar. No podre agradecerle lo suficiente, si lo hace”

“Entonces déjeme decirle esto, ¡De ninguna manera!” Bing Qian observo solemnemente a Xiao Mu.

Al oír esto, la expresión de Xiao Mu cambió inmediatamente y apretó el puño.

Un toque de frialdad brilló en los ojos de Bing Qian mientras miraba a todos los presentes. Luego agregó unas palabras: “¿Ustedes quieren intimidar a un amigo mío? De ninguna manera voy a dejar que lo hagan”

“Espe… .. Espera, ¿Acaba de decir que él es… amigo de la señorita Bing Qian?” Xiao Mu se sorprendió. Su boca se abrió tan amplia que se podía poner un puño en ella.

Originalmente todos pensaban que Bing Qian vino porque no le gustaba la gente como Xiao Mu y quería proteger a los débiles.

¿Quién hubiera adivinado que Ye Zifeng era amigo de la señorita Bing Qian? Ahora, en el futuro, si alguien quería intimidar a Ye Zifeng, tendrían que pensar en las consecuencias de hacerle algo.

“Bastardo… En realidad te iciste amigo de la señorita Bing Qian. Ahora puedes hacer lo que quiera en la secta. Felicitaciones. “dijo Xiao Mu torciendo la boca. Tenía un aspecto siniestro en sus ojos y miro con ferocidad a Ye Zifeng.

Bing Qian ligeramente rió y una expresión embarazosa apareció en su cara, “No. Eso no está bien. Ustedes se equivocaron. Él no se hizo amigo mío. Yo fui la que le pidió que fuera mi amigo…. No es cierto, hermano mayor chico duro…”

Cuando dijo eso camino hacia Ye Zifeng con una mirada linda y encantadora en su rostro.

Hace solo unos momentos, la gente en la sala estaban todavía temblaban. Pero ahora, después de que Bing Qian dijo algo así, toda la sala se quedo tan silenciosa que uno podría oír el zumbido de una mosca.

“¿Ustedes oyeron eso? La señorita Bing Qian dijo que ella fue quien le pidió que fuera su amiga…”

“Además, le llama ‘hermano mayor chico rudo’?”

“¡Oh Dios mío! No estoy soñando ¿verdad?”

Todos se miraron entre ellos. Todas y cada una de las personas en la sala se quedaron en shock, sin saber si estaban todos en el mismo sueño o no.

Ye Zifeng frunció el ceño, “Nuestra relación…. ¿no me puedes hablar de manera casual en la secta? Es muy incómodo y embarazoso…”

Ye Zifeng no se dio cuenta de que sus palabras no sólo no aclararon la situación, si no que agitó las cosas aún más.

“¿Qué tipo de relación…? ¿Tienen chicos?” Unas pocas personas se preguntaron con curiosidad.

Bing Qian alegremente sonrió y estaba a punto de contestar, “Nuestra relación ¡eh? Por supuesto que es… ”

“Bien. Detengamos esto. Vámonos…. Vamos al tesoro.” La expresión de Ye Zifeng se oscureció, la tomó de la mano y se dirigió hacia el lado oeste de la secta.

Shi Chen, fue allí rápidamente gritó, “Hey. Ese es el camino equivocado. Por este camino se llega a la selva”

Ye Zifeng vergonzosamente se dio la vuelta, miró a Chen Shi y asintió. A continuación, se dirigió con Bing Qian hacia el lado este. En poco, ambos desaparecieron de la vista de la gente. Xiao Mu quiso cerrarle el paso, pero tenía miedo de Bing Qian. Lo único que podía hacer era ver como Ye Zifeng desapareció a la distancia.

“Joven maestro Xiao. ¿Qué debemos hacer sobre Ye Zifeng?”

“¿Qué más podemos hacer? Nosotros lo atraparemos la próxima vez. Además, la Reunión del Clan Celestial será pronto. Cuando llegue ese momento, si tiene las agallas para participar, ¡Voy a darle una lección!” Xiao Mu resoplo con frialdad con una expresión molesta.

 

Ye Zifeng caminaba con Bing Qian hasta que no había otras personas a la vista.

Luego le preguntó: “Muy bien. ¿Por qué has venido a buscarme?”

Bing Qian puso mala cara y respondió: “En realidad, yo no fui a buscarte. Sólo pasaba por casualidad y vi que había un grupo de personas que rodeaban a alguien. Cuando vi que eras tú el que estaba siendo rodeado, me acerqué y te ayude a salir”

Ye Zifeng frunció sus cejas y sospechosamente la miró, “¿En serio? Por lo que sé, los discípulos en la novena etapa en el Reino Refinador de Qi deben salir de la clase alrededor de una hora después de mí… ”

Una expresión extraña apareció en el rostro de Bing Qian, “Este……”

“Al ver cómo se está pensando en ello durante tanto tiempo, debes haber mentido acerca de lo que paso.” Ye Zifeng miraba a Bing Qian. Con su percepción excepcional, fue capaz de ver fácilmente a través de la mentira de Bing Qian.

La expresión de Bing Qian se torno fea y protestó coqueteando, “Está bien. Tú ganas. Me escapé y esperaba en las puertas delanteras para encontrarte”

Ye Zifeng sonrió: “En realidad, yo no necesito que vengas a verme. Te hubiera ido a buscar de todos modos”

La cara de Bing Qian se puso roja mientras miraba a Ye Zifeng.

“¿En serio?” Ella era una muchacha orgullosa y arrogante. Quién sabe cuántos niños ricos y bonitos habían intentado ligar con ella. Sin embargo, ella no prestó atención a sus palabras. Pero ahora, tuvo una sensación misteriosa construyéndose en su interior y su corazón latía cada vez más rápido debido a las palabras de Ye Zifeng.

Ye Zifeng asintió: “Sí. Vine a la secta por dos razones el día de hoy. La primera razón es que le prometí a mi hermana que iba a asistir a las conferencias. La otra razón por la que vine es porque quería encontrarme contigo…… por quince puntos de cotización para que pueda obtener algunos ingredientes más.” No podía soportar el usar los ingredientes de baja calidad en las tiendas de píldoras. Quería conseguir más puntos de cotización e intercambiarlos por ingredientes de alta calidad en la secta.

Al enterarse de que Ye Zifeng había llegado a encontrarla por los puntos de cotización, la expresión de Bing Qian cambió inmediatamente. La sensación que ella había tenido se desvanecido rápidamente.

“Viniste a buscarme sólo para esos quince puntos de cotización ¿eh? ¿No por alguna otra razón?”

Ye Zifeng fue sorprendido por que el tono de Bing Qian había dado un giro de 180 grados tan repentinamente. Ella estaba usando una voz encantadora justo antes y ahora su voz era severa. Él pensó que era extraño. Pensando en ello, no dijo nada que la ofendiera de ninguna manera.

“¿Qué otra razón habría? Señorita Bing Qian, ¿ justo ahora hice o dije algo que la ofendió de alguna manera?”

Bing Qian sonrió débilmente, “No. No has dicho nada malo. Es sólo que yo… Ah. No vamos a hablar acerca de esto. Bueno, yo soy una persona que se guarda las palabras. Vamos al tesoro a conseguir algunos ingredientes”

“Entonces, muchas gracias a la señorita Bing Qian” Viendo cómo Bing Qian había cumplido su promesa, se sentía muy feliz de haber hecho un amiga como ella.

 

“Alto ahí. ¿Dónde cree que es el tesoro? ¿Cree que puede casualmente entrar aquí sin una insignia contribución?”

[N/T: Creo que sólo se los dan después de las misiones de la secta y luego cuando se van se los quitan.]

Justo cuando Ye Zifeng llegó a las puertas del Tesoro, fue detenido por un guardia.

Muy rápidamente, Bing Qian quién estaba detrás de Ye Zifeng llegó a las puertas también.

“¿Estás diciendo que sin una insignia contribución, incluso yo, Bing Qian no puedo entrar? Entonces, puede ir decir a los Ancianos que no es que no quiera refinar píldoras para ellos, sino más bien que no puedo debido al hecho de que hay un guardia bloqueando mi camino.”

Cuando el guardia vio a Bing Qian, su expresión se volvió muy fea “¡La señorita Bing Qian! Si se trata de la señorita Bing Qian, entonces por supuesto que puede entrar libremente en el tesoro sin ningún problema”

“Bueno.” Bing Qian asintió y luego señaló en Ye Zifeng, “Este es un amigo mío que me va a ayudar. Voy a traerlo. No debería haber ningún problema ¿verdad?”

“Este…” El guardia estaba a punto de decir algo, pero entonces vio que la mirada helada de Bing Qian y tragó saliva.

¿Quién sabe qué tipo de rabieta haría si se enfadara? Ella podría rechazar todas las solicitudes de los mayores de la secta de refinar píldoras si se ofendía. Esto no era algo que un simple guardia como él estaba dispuesto a averiguar. Si algo salía mal, definitivamente sería decapitado. Lo único que podía hacer era cerrar los ojos y dejar que Ye Zifeng entre.

“Este… .. ¡Esto definitivamente no es un problema! La señorita Bing Qian, si necesitas algo que está dentro del alcance de mi capacidad, sin duda le ayudare a conseguirlo.”

Bing Qian sonrió y miró al guardia: “Entonces, usted debe recordar también a este chico. Él va a venir a veces y se le dejaras pasar”

“¿Venir algunas veces? Este……” El guardia mostraba una mirada dudosa en los ojos.

Bing Qian le sonrió de nuevo, “Si haces lo que te digo, puedo decir algunas cosas buenas sobre usted cuando este delante de los Ancianos. Incluso puede conseguir un ascenso. Por supuesto, si no lo hace y me decepcionas entonces… ‘ejem’…”

Con la oportunidad de promoción, el guardia no tenía ninguna razón para rechazar la oferta, “No se preocupe. No diré nada acerca de que venga algunas veces, incluso si él viene todos los días, ¡se abrirán las puertas a la tesorería para él!”

En la preciosa jaula de medicina.

“Guau. Yo nunca habría pensado que su prestigio era tan alto.” rió Ye Zifeng.

“Por supuesto, yo soy la alquimista numero uno de la Ciudad Leizhou. Si no es por el hecho de que mi servicio es caro, la cantidad de personas que buscan mi servicio podría crear una línea recta desde la secta a mi casa”

Bing Qian estaba orgullosa de sí misma. De repente pensó en cómo Ye Zifeng había refinado la píldora del Espíritu del Trueno y lo miró, “Hermano mayor chico rudo, estás perdiendo al ocultar tus talentos y tu capacidad. tu conocimiento de la alquimia es mucho mejor que el mío. Hay muchas cosas en las que pediré tu consejo al refinar o hacer píldoras.”

“Eres demasiado amable…. Cada vez que vengo, estoy consiguiendo 15 puntos de cotización. Es un intercambio equivalente y no alguna orientación.”

Durante la conversación, Ye Zifeng miró a los ingredientes en la jaula de medicina y, sorprendentemente, dijo, “¿Cómo es que los ingredientes son diferentes de la última vez? Hmmm. Así que pueden cambiar con el tiempo”

Al ver cómo Ye Zifeng estaba actuando como un niño, Bing Qian no pudo evitar sonreír.

“Los ingredientes dentro de la jaula va a cambiar después de un período de tiempo específico. No es nada extraño”

Ye Zifeng rió en voz alta, “¡Genial! Esta vez llegare a necesitar algunos de los ingredientes para hacer una pastilla que me ayuda a resistir los ataques de los espíritus. Este Ginseng fantasma no es malo…. Esta Hierba Niebla demoníaca tampoco está mal, y esto…… ”

Ye Zifeng nombró una serie de ingredientes, algunos de los cuales incluso Bing Qian no sabía nada. Si no conoce los ingredientes, no había la manera de saber qué tipo de píldora iba a hacer.

“Hermano mayor chico rudo…… eres demasiado codicioso. ¡Todos estos ingredientes ya cuestan más de 100 puntos!”

Al oír esto, Ye Zifeng se sorprendió: “¿Es mucho?” En el pasado, como un alquimista Grado Cielo, tenía todos los ingredientes que necesitaba. No había límite a lo mucho que podría utilizar. Así que cuando él refinaba píldoras, no le daba ninguna importancia particular a los ingredientes.

“Parece que estás en un apuro. ¿Necesita todos estos ingredientes ahora?”

Ye Zifeng vergonzosamente suspiró, “Sí. Esto es un poco problemático. Los necesito antes de la próxima semana. La última vez que utiliza demasiados puntos de cotización…… no tengo ninguna salida”

La última vez que se tragó las tres píldoras de Espíritu de Trueno, él ganó de forma permanente el atributo rayo y fortaleció su cuerpo. Aunque el efecto era bueno, se quedó sin puntos de cotización o dinero….

“¡Tengo una solución! Yo puedo ayudarle a obtener todos estos ingredientes.” Bing Qian lo miraba con una cara enrojecida y los ojos cerrados.

“¿Qué tipo de solución tiene?”

Bing Qian se sonrojó cuando dijo: “Bueno, no es tan bueno como una solución, pero… Si vienes charlar conmigo sobre la alquimia cada tres días durante un mes, puedo darte 100 puntos de antemano. Si me prometes que vendrás, te voy a comprar durante un mes. Podemos hablar sobre el resto más tarde…”

“¿Un mes? ¿Me quieres comprar por un mes? ¿Con centenar de puntos de antelación?”Ye Zifeng se sorprendió y se sentía como que iba a estar en un lío.