SDG – Capítulo 72

Modo Noche

Capítulo 72 – Voy a ganar, incluso si se actúa sin vergüenza

Ye Zifeng lo pensó y luego se echó a reír involuntariamente: “¿Quién soy yo? Lo sabrá después de ver me refinar la píldora.”

“Usted…” La expresión de Yang Jing cambiado.

En Ciudad Leizhou, no hay hombre que no quisiera responder con sinceridad cuando ella hiciera una pregunta. No había nadie que respondiera como Ye Zifeng y la mantuviera en espera. Este tipo es simplemente demasiado odioso.

“Bien. Voy a comenzar. Por favor no me molesten.”

Cuando Ye Zifeng se volvió hacia el horno, se puso muy serio como si fuera una persona diferente.

Un Píldora Yang Dan Pura no es tan difícil para refinar como dicen los rumores. Sin embargo, para alguien con un cultivo en la quinta etapa Refinador de Qi, esto era una tarea bastante difícil de lograr. Si él comete incluso un pequeño error, todo el conjunto de ingrediente se convertirá en basura.

Miró el horno y e inserto su Qi en él para calentar lentamente los ingredientes. Después de un tiempo, añadió un poco más de leña al fuego.

Yang Jing vio sus movimientos y se sorprendió, “¡Doble-tarea! Para ser capaz de aumentar la temperatura de su Qi y la temperatura de la llama, al mismo tiempo, manteniendo la misma temperatura para ambos. Este es un movimiento que alquimistas experimentados usaban. Como era de esperar, esta Ye Zifeng no es alguien simple en absoluto.”

Yang Jing observó cómo Ye Zifeng inserto lentamente la leña a las llamas y se quedó sin aliento.

Liu Mu frunció el ceño y miró a BingQian, “Qian-er, ¿es el método de doble-tarea de Ye Zifeng es extraordinario?”

Liu BingQian se sorprendió también. Cuando oyó la pregunta de su padre, ella se echó a reír.

“¡Por supuesto que es extraordinaria! Al insertar el Qi en el horno, lo que necesita saber cuánto se inserta y se necesita sentirse alrededor. Al hacer esto, Zifeng también está controlando la temperatura del fuego añadiendo más y más leñas. Basta con mirar lo que está haciendo. La cantidad de madera que pone es diferente cada vez.”

“¿De Verdad?”

Al oír esto, Liu Mu comenzó a ver las manos de Ye Zifeng.

La primera vez, era dos pequeñas leña. La segunda vez, fue un gran leña. La tercera vez, Ye Zifeng partió una leña a la mitad con sus propias manos y e inserto una sola pieza.

“Realmente es una cantidad diferente de todo. ¿Quién hubiera pensado que algo tan simple como la inserción de leñas tendría un método tan profundo…? Sin embargo, por lo que sé, Ye Zifeng no tiene un maestro alquimista. ¿Podría haber aprendido esto por sí mismo?”

Liu Mu de quedo mirando Ye Zafen con una expresión confusa y sorprendida.

“No sé acerca de eso tampoco…. Tal vez él realmente aprendió esto por sí mismo….” Liu BingQian sacudió la cabeza. Ella conoce a Ye Zifeng desde hace poco tiempo y no sabe muchos de sus secretos. Si Ye Zifeng no dice nada, entonces ella no le preguntará nada.

Sin embargo, estaba segura de una cosa. El clan Ye no tenía un alquimista. Si Ye Zifeng quería aprender alquimia, tendría que leer libros….

En tan sólo un rato, apareció un gas de color púrpura del horno.

“Este…. ¿Qué es este gas morado?”

Liu Mu vio esta escena, no pudo evitar preguntar. Originalmente, pensaba definitivamente que Ye Zifeng no sería capaz de refinar la píldora, pero cuando la vi la expresión en las caras de las dos muchachas, parecía que Ye Zifeng lo estaba haciendo bien.

Liu BingQian sonrió y explicó a su padre, “Cuando aparece un gas de color púrpura, significa que los ingredientes se están derritiendo y condensando lentamente en una píldora.”

Liu Mu frunció el ceño. ¿Si Zifeng realidad pudiera refinar con éxito la píldora?

Miró a Liu Yige, e izo una señal para que se acercara. Yige vio y corrió.

“Maestro del clan, ¿qué necesitas?”

Liu Mu suprimió su voz y susurró: “Parece que Ye Zifeng está a punto de refinar una Píldora Yang Dan Pura. No podemos quedarnos sentados y no hacer nada.”

Liu Yige se sentía encantado y le preguntó: “Entonces significa jefe del clan….”

“Ve…” Liu Mu señaló a donde Ye Zifeng estaba sentado.

Liu Yige no sabía lo que quería decir y se rascó la cabeza, “Esto…. Jefe del clan puede aclarar…”

Liu Mu suspiró, “¡Usted tonto estúpido!”

“¿Tonto?” Al principio pensó que Liu Mu le estaba gritando, pero cuando miraba a los registros de leña, además de Ye Zifeng, rápidamente se dio cuenta de lo que significaba.

[N/T: tonto y registros usan el mismo carácter] [Paris_117: solo dejare aquí la frase “registro de leña”, la modificare en los siguientes a “trozo de leña” para no confundir]

¡Liu Mu quería meterse con las leñas que Ye Zifeng estaba usando!

Liu Yige comprendió y sonrió, “Está bien. Entiendo. ¡Voy ahora mismo!”

“Mantén un bajo perfil. No sea demasiado excesivo…” Liu Mu deliciosamente sonrió y asintió con la cabeza.

“Por supuesto.”

Liu Yige miró a su alrededor y cuando nadie lo miraba, se deslizó fuera de la habitación.

Volvió rápidamente con un criado que puso un montón de nuevos trozos de leña al lado de Ye Zifeng.

Ye Zifeng se concentraba muy duro desde que había llegado a un momento crucial.

Sin embargo, cuando recogió uno del nuevo trozo de leña, una expresión de sorpresa apareció en su rostro. Sintió un poco más y se dio cuenta de lo que pasó.

Él frunció el ceño, y miró a Liu Mu. Parece que este viejo zorro todavía tiene trucos bajo la manga. Liu Mu se sentó allí con una sonrisa maliciosa, a la espera para que Ye Zifeng lo echara a perder.

Como el jefe del clan Liu, estaba descaradamente tratando de sabotear a un joven.

“Sobrino Zifeng, ¿por qué no sigue refinando la píldora y me mira? ¿Podría haber un problema?”

Ye Zifeng sonrió, “quiero decir algo. La leña que compró este sirviente es demasiado claro…”

Liu BingQian miraba a la leña y se quedó sin aliento, “¿Podrían ser que todas las maderas estén huecas?” Ella se acercó recogido un leña y lo examinó, “Padre, ¿qué está pasando?”

Mientras que refinaba una píldora, uno tendrá que utilizar madera sólida. Incluso un principiante lo sabe. Si utilizan una madera hueca, entonces el fuego no será lo suficientemente fuerte para que la píldora tome forma.

Después de oír esto, la expresión de Liu Mu cambió y fríamente miró al sirviente, “Usted cosa inútil. ¿Qué estás haciendo? ¿Quién le dijo que llevara la madera hueca? Vuelve a conseguir un poco de madera sólida.”

“Lo siento, señor. Vi que había un poco de madera sobrantes en el patio y los traje aquí. No  sabía que eran inútiles para refinar píldoras. Lo siento. Voy a volver en este momento.”

Después de ser regañado, el sirviente se disculpó y se dio la vuelta.

Ye Zifeng resopló con frialdad, “No hay necesidad. Si espero que vuelvas, me temo que esta píldora se convertirá en basura…”

Liu Mu fingió sonreír torpemente, “Sobrino Zifeng. Lo siento mucho. No sabía que mis sirvientes serían tan inútiles. Espero que le puede excusar.”

La expresión de Ye Zifeng se volvió muy fría. Para Liu Mu hacer algo tan turbio, va a ser perder la cara, incluso si gana.

“Lo que sea. Cuando llegué al clan Liu hoy por mí mismo, ya me había preparado para este tipo de cosas.”

Ye Zifeng suspiró y volvió a mirar el horno con una expresión aún más grave.

Liu Yige y Liu Mu se miraron entre sí, conmocionados. Parece que Ye Zifeng todavía iba a continuar.

“Ye Zifeng, si usted hace basura este conjunto de ingredientes, entonces perderá. Usted mismo lo ha dicho. Es suficiente con esta única oportunidad. “Liu Yige gritó para recordarle.

“No necesito que me recuerde mis propias palabras.” Ye Zifeng lanzó la última leña sólida en el fuego. Sus ojos se iluminaron y un rayo brillante de luz apareció de su cuerpo. En sus dedos, una pequeña cantidad de luz entró en el horno.

La expresión de Yang Jing cambió y se puso de pie, “¿La luz de los dedos? ¡Esto es algo que aparece antes de que uno condensa una llama nivel común! ¿Podría ser que usted es casi un alquimista nivel Huang?”

Fue un momento muy crucial para Ye Zifeng por lo que no le respondió.

En este momento, no era más que una quinta etapa del Refinador de Qi. Si no fuera por el hecho de que Liu Mu le había obligado, no habría utilizado este movimiento. Si uno no tiene la fuerza suficiente, no sólo hará que falle, también se sentirá un efecto de retroceso.

Debido a esto, Ye Zifeng no condensó su llama sino que utilizo fuego en lugar Qi. Él infundía el Qi fuego con la última leña para aumentar su temperatura.

“Debes tener éxito…” Liu BingQian estaba temblando. Ella cerró los ojos y rezó para el éxito de Ye Zifeng.

Después de un momento, el horno comenzó a temblar y hacer un sonido sibilante. La última leña había sido quemada y la temperatura del horno que no era lo suficientemente alta. BingQian oyó esto y su corazón comenzó a latir muy rápido.

Después de un poco, el temblor finalmente se detuvo. Todo el mundo estaba en silencio.

“¡Completado!” Ye Zifeng dejó escapar un largo suspiro. Toda su espalda estaba llena de sudor.

“Puesto que ya está. Abre el horno y muéstranos.” Liu Mu estaba mirando el horno con la esperanza de que Ye Zifeng había fracasado.

Ye Zifeng asintió y abrió el horno. Cuando la abrió, un olor a quemado y carbonizado se filtró.