XN – Capítulo 203

Modo Noche

Capítulo 203 – Ciudad de Qi Lin.

Wang Lin mantuvo a Yun Fei porque tenía algún uso. Si no lo hacía, entonces para evitar la noticia de su salida de la Estrella Caótica Rota se difundiera, ya la habría enviado al inframundo y habría seguido jugando al gato y al ratón con Qian Kun.

Wang Lin sabía que si dejaba que los discípulos de Duan Mu Ji, Señor demonio Liu Zhu, jorobado Meng y Gu Di supieran que salió de la Tierra del Dios Antiguo, el futuro no tendría más que problemas para él.

Entre esas personas, seguramente habrá alguien que conozca la verdad sobre lo que hay dentro de la Estrella Caótica Rota. Una vez que Wang Lin hubiese sido expuesto, será perseguido sin fin por los discípulos de esas sectas. Si todos esos discípulos estuvieran por debajo de la etapa Alma naciente, entonces no representarían una gran amenaza. Sin embargo, una vez que los discípulos Alma naciente se presenten, definitivamente sería problemático.

En conclusión, el silencio completo era una opción mucho mejor. Eso ahorraría muchos problemas y él estaría mucho más seguro.

No era que Wang Lin quisiera matar, pero se vio obligado a matar por su propia supervivencia. Aún lamentaba una cosa en su corazón, aunque esto sucedió hace muchos años.

De vuelta a ese día, en el país de Zhao, cuando acababa de salir de la secta Heng Yue, se reunió con su ex amigo Zhang Hu. Había matado al maestro de Zhang Hu para salvar a Zhang Hu. Muchos mortales fueron testigos de esa escena.

La decisión de Zhang Hu fue de matar a todos los mortales, pero Wang Ling no tenía el corazón, y en su lugar, usó un hechizo que hizo que la gente pierda parte de sus recuerdos.

Incluso después de muchos años, cada vez que pensaba en ello, sentía dolor en su corazón, como si estuviera siendo perforado por millones de insectos. Más de una vez se burló de su propia ignorancia en aquella época, y más de una vez odió su propio sentido moral defectuoso en aquel entonces.

No sabía que el viejo Ji Mo había lanzado un hechizo sobre el maestro de Zhang Hu, que le permitió ver todo lo que sucedió después de la muerte del maestro de Zhang Hu.

Wang Lin pensó que el problema provenía de los mortales, porque les permitío vivir. A cambio, consiguió el enojo del viejo Ji Mo, lo que hizo que el tataranieto Teng Hua Yuan de Ji Mo viniera tras él.

De lo contrario, ¿cómo Wang Lin habría traído tal desastre ofendiendo a un cultivador Alma naciente cuando sólo estaba en la etapa del Establecimiento de la base? Ese incidente causó que toda su familia fuera aniquilada. Lo único que quedaba de sus padres eran dos fuegos del alma.

E incluso había muerto una vez.

Toda esta catástrofe fue causada por un momento de debilidad. Desde el momento de su muerte, Wang Lin tuvo un cambio de corazón. Si pudiera volver atrás en el tiempo, no impediría que Zhang Hu matara a esos testigos.

Nadie nace despiadado, nadie nace para ser cauteloso y astuto, y nadie nace cruel y frío. Todo esto es causado por las experiencias de su vida.

Si a la gente se le diera la opción, pocos escogerían ser percibidos como una persona despiadada, audaz, decidida, de corazón frío, fuerte de carácter y astuto como un zorro.

Desde que Wang Lin abandonó el país de Zhao, incluyendo el tiempo que había pasado en el campo de batalla extranjero y en la Tierra del Dios Antiguo, habían pasado más de cuatrocientos años. Más de cuatrocientos años fue suficiente para que el alma de alguien cambiara por completo.

Él ahora era una persona completamente diferente del pequeño de la secta Heng Yue en el país de Zhao. Wang Lin a veces pensaba que si el cuarto tío no le había dado el lugar a su hijo hace tantos años, entonces probablemente sería un montón de polvo en este punto.

Sin embargo, su camino no habría sido tan difícil como lo era ahora. Habría ido a tomar el examen estatal para entrar en la corte y sus padres no habrían encontrado su fin. Habrían ganado respeto una vez que su hijo entrara en la corte, y la riqueza que le sigue. Habrían vivido vidas tranquilas llenas de satisfacción y orgullo.

Wang Lin respiró hondo y calmó toda la emoción que surgió de inmediato en su corazón.

El anciano Ji Mo, Teng Hua Yuan, Pu Nan Zi, y algunos de los otros cultivadores del país de Zhao, los expertos de esa familia demoníaca, e incluso la secta Cadáver Oscuro, eran personas que Wang Lin debía matar*.

*(Vaya, yo creía que sólo toda la familia de Teng Hua Yuan, incluyéndole a él estaban condenados.)

Además, Wang Lin también tenía algunas dudas acerca de cómo Teng Hua Yuan había encontrado a su familia. Él investigará a fondo este asunto, y cualquier persona relacionada será agregada a su lista de la muerte.

Bajo la guía de Yun Fei, en el cuarto día, vieron, desde lejos, una antigua bestia celestial. Comparando la ciudad de Nan Dou a esto era como comparar a un niño que aprendía a caminar con un gigante.

La ciudad de Qi Lin era del tamaño de cientos de ciudades de Nan Dou. A la distancia, parecía una bestia salvaje antigua que yacía en el suelo y que emitía una sensación de majestuosidad.

La ciudad de Qi Lin parecía una gran bestia de Qilin formada por rocas negras oscuras.

Los ojos de la bestia de Qi Lin parecían tener inteligencia y vida. Quien lo vio por primera vez se sorprendería.

La enorme bestia de Qi Lin colocada en el suelo con numerosas escamas en la espalda. Cada una de esas escamas era una cueva.

Dentro de la bestia de Qi Lin está la plaza del pueblo. Dentro de ella, casi todos los materiales y tesoros mágicos en el Mar del Diablo fueron vendidos.

Fuera de la bestia de Qi Lin hay una cordillera circular que rodeaba y protegía la ciudad de Qi Lin. En los lados norte, este, sur y oeste de la montaña, la gente usó una gran cantidad de energía para abrir un túnel en la montaña para entrar en la ciudad.

Yun Fei vio la mirada de Wang Lin en la ciudad de Qi Lin, por lo que rápidamente dio una introducción. “Nadie conoce la ciudad original de Qi Lin. Se rumorea que antes de que el agua en el Mar del Diablo se convirtiera en niebla, esta ciudad ya existía.

Wang Lin escaneó la ciudad y sus ojos aterrizaron en los ojos del Qi Lin. Estaba aturdido.

Golpeó su bolsa con la mano derecha y apareció un trozo de jade. Esta pieza de jade fue entregada a Wang Lin por Li Mu Wan como regalo de despedida. El jade contenía toda la información de la secta Lucha Contra el Mal.

Después de ver el jade, se dio cuenta de que la bestia de Qi Lin tenía efectos similares al gran dragón verde de la secta Lucha Contra el Mal.

Mucho más tarde, él retiró su mirada. Empezó a flotar casualmente hacia las montañas que rodeaban la ciudad de Qi Lin. Yun Fei lo siguió rápidamente su espada voladora.

Fuera de la puerta del lado este de la montaña había dos hileras de cultivadores vestidos de túnicas azules. Wang Lin los escaneó y descubrió que todos ellos estaban en la etapa intermedia del Establecimiento de la base.

Miraron fríamente a la gente que iba y venía. Todos los visitantes mostraron un jade en forma de Qi Lin. Sólo después de haber sido examinado podrían pasar.

Entre los visitantes había unos cuantos cultivadores de la Formación del núcleo, pero los cultivadores de túnica azul mantuvieron su apariencia fría sin ningún signo de respeto. Curiosamente, a los cultivadores de la Formación del núcleo tampoco le importó mucho.

Esta extraña escena rápidamente atrajo la atención de Wang Lin.

Yun Fei rápidamente susurró a Wang Lin, “Estos cultivadores son todos los guardias enviados por la mansión de la ciudad Qi Lin. Dentro de la ciudad de Qi Lin no hay otro grupo grande como la Mansión de la Ciudad, por lo que dentro de la ciudad de Qi Lin controlan todo. Cualquiera de las sectas fuera de la ciudad Qi Lin debe seguir las reglas de la ciudad si quieren entrar”.

Wang Lin asintió con la cabeza. Bajo su análisis, pensó que la razón de esto era que la Mansión de la Ciudad era demasiado poderosa. Por eso los guardias afuera actuaban así, e incluso los cultivadores de la Formación del núcleo no se atreven a causar ningún problema.

No mucho después, fue el turno de Wang Lin y Yun Fei. Ella sacó su jade y, después de pagar una cierta cantidad de piedras espirituales, llevó a Wang Lin a la ciudad.

Cuando Wang Lin caminó a través de la puerta, extendió su conciencia divina y encontró a dos cultivadores de la Formación del núcleo avanzada que se escondían cerca.

Aquellos dos cultivadores no notaron su conciencia divina en absoluto.

La expresión de Wang Lin permaneció normal mientras seguía a Yun Fei hacia la ciudad de Qi Lin, hasta que estaban justo al lado de la bestia de Qi Lin. De cerca, esta bestia de Qi Lin se sintió aún más magnífica. Como una montaña grande delante de la gente, no podía dejar de hacer que la gente se sienta pequeña.

En el lado, Yun Fei dijo: “Esta es la ciudad de Qi Lin, una de las diez principales ciudades en el Mar del Diablo. Ver la bestia de Qi Lin de cerca por primera vez el tiempo es siempre chocante. El rumor es que antes de que el agua en el Mar del Diablo se evaporara, de hecho existieron tales bestias de Qi Lin. Realmente no puedo imaginar que existiera este tipo de bestias divinas.

Sin embargo, Wang Lin no se sorprendió mucho por esto. En comparación con la Tierra de los Dioses antiguos, esta ciudad realmente no era mucho. Además, con los recuerdos del Dios Antiguo, Wang Lin no se sentía mucho al ver a la bestia de Qi Lin.

Ni siquiera incluyendo los recuerdos del Dios Antiguo, justo dentro de la Tierra de los Dioses Antiguos, ese dragón de miles de metros era mucho más increíble que esta bestia de Qi Lin.

Después de echar un vistazo, Wang Lin retiró su mirada y dijo, “Llévame a tu casa.”

Yun Fei asintió con la cabeza. Ella pisó su espada voladora y rápidamente voló a una de las escamas. Aunque era sólo una escama, tenía más de treinta metros de ancho.

De pie sobre la escama, Yun Fei sacó el jade y le envió un poco de poder espiritual. De repente, una luz verde brilló desde el jade y la escala comenzó a ondularse como agua, luego se volvió transparente.

Yun Fei se dio la vuelta y miró a Wang Lin mientras su cuerpo se hundía en la escama. Los ojos de Wang Lin se iluminaron. Tocó la superficie y sintió una sensación de frío. Después de reflexionar durante un tiempo, se trasladó a donde Yun Fei estaba de pie y también se hundió en la escama.

La cueva no era grande. Había tres habitaciones en total. Después de que Wang Lin entró, Yun Fei rápidamente entregó el jade a Wang Lin y luego con inquietud esperó a Wang Lin para hablar.

Wang Lin escaneó el jade y encontró que había una formación dentro del jade. Esta formación se utilizó claramente para controlar la cueva. Después de mirarlo un poco, alzó la cabeza y suavemente le dijo a Yun Fei, “Puedes ir y venir libremente, pero si revelas que salí de la Estrella Caótica Rota, no me culpes por no mostrar misericordia. Pero puede estar segura de que no me quedaré mucho tiempo en el Mar del Diablo. Cuando me vaya, te quitaré la restricción que te pongo.”

Después de terminar de hablar, creó otra restricción que aterrizó en la frente de Yun Fei.