<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capítulo 106

Capítulo 106. El Hombre Vestido de Azul

 

En la calle más concurrida del Distrito Sur, la Calle Colina Sur, había una enorme residencia del tamaño de varias hectáreas. El patio de la residencia tenía una gran puerta negra de la que un cartel colgante revelaba dos palabras: Finca Mo. Debajo del letrero, ocho grandes e imponentes hombres estaban colocados uniformemente a ambos lados de la puerta. Cada uno de estos formidables hombres levantó la cabeza y sacó el pecho con total concentración. Con sólo una mirada, la gente nunca se atrevería a despreciar sus bien entrenadas y valientes apariencias.

 

El Restaurante Fragancia de tres pisos estaba justo al otro lado de la calle de la Finca Mo. La popularidad de este gran restaurante resonó en toda la ciudad de Jia Yuan. Además, su bebida característica, Cien Fragancias, era famosa por ser un gran vino, y atrajo a muchos clientes famosos que pasaron por allí.

 

Ya era hora de la comida del mediodía. Como resultado, el Restaurante Fragancia estaba lleno de gente. Todas las mesas desde el primer piso hasta el tercer piso estaban llenas de comensales.

 

En el camino, los que estaban a punto de pasar por el restaurante olerían el fuerte aroma de la comida y babearían de hambre, completamente cautivados por el olor.

 

En el segundo piso, un joven se sentó junto a la ventana, mirando la calle. En su mesa había bastantes platos sabrosos, junto con una botella de las famosas ‘Cien Fragancias’. Detrás del joven había un hombre grande e intimidante. Este joven no era otro que Han Li, que buscaba información.

 

En ese momento, Han Li miró algo desde la ventana. Volteó una pequeña copa de vino que estaba llena hasta el borde en su mano, pero su comida estaba en la mesa, intacta. En general, parecía distraído y descuidado.

 

Han Li echó un vistazo inclinado a la cercana Finca Mo antes de mirar hacia las calles que tenía debajo. La expresión de su cara no cambió en lo más mínimo. Levantando la cabeza para beber la copa de vino, continuó mirando hacia afuera misteriosamente.

 

Han Li ya había preguntado por las dos hijas biológicas del Doctor Mo y su hija adoptiva. Todos ellas habían crecido para volverse tan delicadas como una flor, tan refinadas como un precioso jade, hermosas y encantadoras. Eran conocidas como las tres grandes bellezas de la ciudad de Jia Yuan. Como resultado, a menudo se les llamaba los tres orgullos de la Finca Mo.

 

Debido a la gran fama de su belleza, han sido cortejadas por demasiados jóvenes maestros y élites héroes como para contarlos.

 

Entre estas mujeres estaba Mo Yuzhu, una belleza sin igual. Entre las tres, ella era la más perseguida. Así, la noticia de su compromiso matrimonial despertó un gran alboroto y rompió los corazones de los hombres que trataban de cortejarla. Había algunos artistas marciales que habían desafiado a este Joven Maestro Wu uno tras otro. Wu Jian Ming terminó derrotando a dieciséis de estos rivales del amor en sucesión, consolidando así su reputación como un artista marcial inigualable y haciendo que fuera inseparable y muy íntimo con Mo Yuzhu.

 

Han Li pensó que este asunto era realmente divertido y ridículo. Otros no sabían que este Joven Maestro Wu tenía algún tipo de información interna. Sin embargo, Han Li estaba al tanto de toda la situación.

 

Wu Jianming estaba seguro de haber sido enviado de la escuela enemiga del Doctor Mo. Parecía que la larga ausencia del Doctor Mo había hecho que sus enemigos sospecharan; este Joven Maestro Wu probablemente había llegado para explorar la situación. Han Li no sabía por qué medios había podido obtener la confianza de la Finca Mo, pero la carta por sí sola probablemente no debería haber sido suficiente para convencer fácilmente a las esposas del Doctor Mo.

 

Han Li usó su dedo para golpear ligeramente la mesa mientras contemplaba el asunto.

 

“¡Joven Maestro, por favor, siéntese aquí! Los platos que ordenó deben llegar de inmediato”. El camarero, con una chaqueta corta y blanca, condujo apresuradamente a un hombre vestido de azul, que tenía entre veintisiete a veintiocho años, al segundo piso. Además, el camarero hizo que el hombre se sentara en una mesa vacía junto a Han Li. Luego regresó apresuradamente al primer piso para ocuparse de los otros clientes.

 

Este hombre vestido de azul era guapo. Tenía cejas gruesas, ojos grandes y un aire algo heroico.

 

Después de sentarse, echó un rápido vistazo a sus alrededores y por casualidad se encontró con la mirada de Han Li.

 

Han Li sintió una profunda e indescriptible valentía desde el interior de la mirada del hombre que le hizo sentir como si su propio ser estuviera siendo absorbido. Tras un momento de conmoción, Han Li giró rápidamente la cabeza hacia otro lado mientras su aspecto cambiaba levemente.

 

Esta persona también se sorprendió mucho. Sin embargo, después de echar una mirada fría a Han Li, inmediatamente giró la cabeza, sin prestar más atención a Han Li.

 

El rostro de Han Li se puso algo pálido. Hace un momento, un vistazo a esa persona le había dado una sensación como si tuviera sus tripas hacia afuera, abrumándolo con una gran conmoción.

 

Esta fue la primera vez que Han Li experimentó tal mirada, el tipo de mirada que le hizo sentir como si todo su ser hubiera estado completamente expuesto.

 

Después de que el hombre vestido de azul esperó a que sus platos llenaran la mesa, comenzó a comer. No sólo comía de todo corazón, sino que también comía como si no hubiera nadie más allí.

 

En ese momento, el frustrado Han Li estaba algo inquieto y preocupado.

 

Aunque actualmente no usaba la Técnica del Ojo del Cielo para observar al hombre, sentía una gran cantidad de energía espiritual emitiendo débilmente desde el cuerpo del hombre, haciendo que Han Li se quedara rígido por el temor. Claramente entendió por el poder mágico de esta persona que la cultivación del hombre era sin duda mucho más profunda que la suya.

 

Cuando miró a los cultivadores Yu Zhitong y al Monje Luz Dorada, sólo había visto poderes mágicos débiles y patéticos que carecían por completo de la esencia fundamental de la vida. Al encontrarse con ellos, había sido capaz de deshacerse fácilmente de ambos. Por lo tanto, Han Li todavía no entendía mucho sobre cultivadores. En su mente, los cultivadores eran una existencia misteriosa. Realmente no sabía cómo responder a otro cultivador más fuerte que él.

 

“¿No podría tratar a este hombre vestido de azul como al Monje Luz Dorada y eliminarlo sin contemplaciones con mi propia mano?” La mente de Han Li no pudo evitar pensar en la peor dirección.

 

Mientras los pensamientos de Han Li estaban turbados y temerosos, el hombre vestido de azul había terminado de comer. Se limpió la boca con una toalla para manos, dejó caer un lingote de plata sobre la mesa y se fue como una brisa. Desde el principio hasta el final, nunca volvió a mirar a Han Li después de su mirada inicial; parecía que el hombre se había olvidado completamente de Han Li.

 

Han Li esperó hasta después de que esta persona se hubiera ido completamente del restaurante antes de exhalar profundamente y tumbarse en su silla, paralizado. Aunque el tiempo durante el cual el hombre vestido de azul comió fue corto, Han Li sintió como si hubiera pasado un día entero. El estrés puesto en su mente era demasiado grande. Se sintió como si acabara de librar una batalla de vida o muerte.

 

En ese momento, la persona vestida de azul apareció en la esquina de la calle. Un hombre de treinta años con una chaqueta amarilla le esperaba.

 

“Viejo Cuarto, ¿por qué has venido tan tarde? ¡Todavía tenemos que encontrarnos con el Hermano Mayor y los demás!” El hombre de camisa amarilla tenía algo de descontento en su voz.

 

“¡Jeje! Segundo Hermano Mayor, ¡no te enfades! Es sólo que no he comido comida mortal en varios años. Sólo fui a probar un poco!”  La persona vestida de azul dijo con una sonrisa alegre.

 

“¡Glotón! ¿Cuántas veces tengo que decirlo? Nosotros, los cultivadores inmortales, debemos limpiar nuestro corazón de deseos y abstenernos de la glotonería, pero ustedes nunca escuchan. Tu consumo, al menos, dañará tu naturaleza en gran medida”. El hombre de camisa amarilla miró a la persona vestida de azul y le dio un amargo sermón.

 

“¡Jeje! Lo sé, lo sé, no tienes que decírmelo otra vez. Oh sí, en el restaurante, vi otro cultivador.” La persona vestida de azul trató de cambiar el tema, mencionando apresuradamente su encuentro con Han Li.

 

“¡Oh! ¿En serio? ¿Su poder mágico era profundo o superficial?” Seguro que esto había captado la atención del hombre de camisa amarilla.

 

“Su poder mágico era bastante ligero. Parecía como si su base de cultivo acabara de alcanzar la séptima u octava capa. Apenas tiene las calificaciones para participar en la Asamblea de Ascensión Inmortal.

 

“Esto realmente no tiene sentido. Con un poder mágico tan superficial, ¿vino a la provincia de Lan para aprovechar algún tipo de oportunidad? ¿Podría ser que realmente crea que se encontrará con un éxito inesperado y obtendrá la victoria final en la gran Asamblea de Ascensión Inmortal?” El hombre vestido de azul lanzó estas palabras de su boca.

 

“¿Es joven o viejo?”

 

“Parecía tener entre diecisiete y dieciocho años.”

 

“Si ese es el caso, definitivamente siguió a sus mayores hasta aquí para aumentar su experiencia y ampliar sus horizontes. Creo que en la Asamblea de Ascensión Inmortal dentro de diez años, este talento podría participar verdaderamente”. El hombre de camisa amarilla dijo con una sonrisa.

 

“¡Yo te lo digo! Cuando lo dices así, su talento puede ser considerado decente. Si vuelve en diez años, podría llegar a mi nivel”. El hombre vestido de azul dijo con orgullo.

 

“¡Deja de alardear! Tu base de cultivo sólo ha alcanzado la décima capa. Cada año la Asamblea de Ascensión Inmortal produce muchos cultivadores en este nivel. Una vez que hayas entrenado a la undécima o duodécima capa, entonces tendrás las calificaciones para alardear”. El hombre de camisa amarilla dijo mientras se reía alegremente.

 

“Verdaderamente, si no hubiera usado la Píldora del Establecimiento de la Fundación, podría haberme entrenado a un nivel más alto que la décima capa, pero entonces, ¿en qué Asamblea de Ascensión Inmortal podría haber participado? no habría sido capaz de encontrar un maestro.” El hombre vestido de azul hizo pucheros y murmuró antes de seguir al hombre de camisa amarilla y abandonar la zona.


Capítulo semanal (4/12)

¡¡Hey, cultivadores!! Según la donación publicare capítulos extras; anunciando al patrocinador. Ponerse en contacto a través de la página de Facebook.

Patrocinio: 6$ x 4 capítulos Facebook
Descarga:

5 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.