<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capítulo 114

Capítulo 114. Encaprichamiento de Yan Ge

 

Han Li finalmente entró en una de las habitaciones laterales de la Finca Mo con el fin de retirarse por la noche. Mo Caihuan tuvo el tacto suficiente como para no quedarse por ahí, y rápidamente se excusó. Su repentino comportamiento como una dama refinada dejó a Han Li algo sorprendido.

 

Han Li no sabía si seguiría habiendo peligro, ya que aún no tenía clara la actitud de la gente de la Finca Mo. Como resultado, no pudo descansar de verdad y sólo se quedó dormido un poco en la cama.

 

A la mañana siguiente, mientras Han Li aún estaba aturdido, había alguien afuera llamando a la puerta.

 

“¿Podría ser esa pequeña demonia?” Han Li frunció el ceño, pero pronto agitó la cabeza. ‘Este suave sonido de golpeteo definitivamente no es el estilo de Mo Caihuan. Pero sólo unas pocas personas saben que me quedo aquí.’

 

Han Li sospechaba un poco. Encontró una toalla para lavarse la cara y luego fue a abrir la puerta. Un joven de veinte años con cejas gruesas y ojos grandes estaba fuera.

 

Una vez que este joven vio salir a Han Li, echó un vistazo para mirar a Han Li de arriba abajo, luego respetuosamente apretó un puño en la otra mano y saludó a Han Li con entusiasmo, “¡Debes ser el Hermano Aprendiz Júnior Han! Soy Yan Ge. También podría ser considerado como tu Hermano Aprendiz Mayor!”

 

“Yan Ge!” Los pensamientos de Han Li se aceleraron. Esta persona era el discípulo mayor del Doctor Mo.

 

“Jaja, aunque soy el primer discípulo del Maestro, mi aptitud no es tan buena. No recibí muchas de las técnicas del Maestro e incluso lo humillé!” Yan Ge le dijo francamente a Han Li.

 

Cuando Han Li vio que este joven no estaba perturbado, inmediatamente tuvo una buena impresión de Yan Ge y rápidamente le devolvió el saludo: “Hermano Aprendiz Mayor Yan, ¡buenos días! Por favor, entra y hablemos!”

 

“No hay necesidad. Varias de nuestras Madres Marciales me pidieron que viniera aquí. Están buscando al Discípulo Menor Han para algo, y quieren que hagas un viaje”. Yan Ge se rió y señaló con sus manos.

 

Han Li se quedó aturdido por un momento cuando escuchó esto, pero rápidamente asintió con la cabeza y accedió. Cerró la puerta de la habitación y caminó junto a Yan Ge.

 

Yan Ge estaba muy interesado en los asuntos de Han Li. En el camino, le preguntó abiertamente a Han Li muchas cosas. Tenía mucha curiosidad por las costumbres y la cultura locales de la provincia de Jing y preguntaba por ellas sin parar.

 

Cuando los dos pasaron por el jardín del patio trasero, se encontraron inesperadamente con un hombre y una mujer jóvenes. Eran Mo Yuzhu y Wu Jianming, a los que Han Li había visto desde lejos ayer. Los dos caminaban juntos por el jardín, como un par de amantes íntimos. Era como si las posesiones de Han Li hubieran sido robadas por otra persona, y ese sentimiento dejaba un mal sabor de boca.

 

Evidentemente, Mo Yuzhu y Wu Jianming detectaron a Han Li y Yan Ge, por lo que la pareja se dirigió hacia ellos. A medida que los dos lados se acercaban, Mo Yuzhu miró a través del Han Li de aspecto ordinario, pero no dijo nada. Sin embargo, el Joven Maestro Wu sospechaba de Han Li cuando lo evaluaba.

 

“¡Hermano Aprendiz Mayor Yan, buen día! Este hermanito parece desconocido. ¿A qué discípulo pertenece?” Wu Jianming se rió mientras preguntaba.

 

“……”

 

Al principio, Han Li pensó que el Hermano Mayor Yan, que estaba a su lado, tomaría la iniciativa para cubrirlo y contrarrestar la observación de Wu Jianming. ¿Quién iba a saber que después de esperar tanto tiempo, todavía no había respuesta de la persona que estaba a su lado? Sintiéndose perplejo, Han Li no puede evitar levantar la cabeza y mirar a Yan Ge.

 

Al final, Han Li se enfureció tanto que se quedó sin palabras.

 

Actualmente, Yan Ge se veía encaprichado y hechizado, mirando en silencio a la Srta. Mo Yuzhu, completamente en el reino del éxtasis. ¿Cómo podría responder a Wu Jianming?

 

“Este Hermanito es el sobrino lejano de la Tercera Madre Marcial. Bajo las órdenes de mis padres, debo visitar a la Tercera Madre Marcial y pedirle un trabajo”. A falta de una opción mejor, Han Li solo podía voltear la cabeza y tomar el asunto en sus propias manos. Han Li habló servilmente mientras actuaba intencionadamente, avergonzado y tímido.

 

“Oh, así que es así.” Una vez que Wu Jianming escuchó las palabras de Han Li, perdió completamente el interés en él. Esto no fue sorprendente. La apariencia externa de Han Li era demasiado ordinaria, y no poseía ninguna característica de una persona que estudiara artes marciales. ¿Cómo puede pasar esto por alto el ojo del Joven Maestro Wu?

 

En vez de eso, el Joven Maestro Wu giró su cabeza y su expresión se oscureció. Estaba muy insatisfecho con la estúpida mirada que Yan Ge estaba mostrando hacia Mo Yuzhu. Después de todo, la bella dama a su lado era su supuesta prometida.

 

Ahora mismo, Han Li estaba cerca de Mo Yuzhu, así que vio claramente todas sus expresiones. Estaba frunciendo un poco el ceño y tenía una mirada algo desagradable. Claramente, no toleraba la descarada mirada de adoración de Yan Ge.

 

“Hermano Aprendiz Mayor Yan, si no hay nada más, el Joven Maestro Wu y yo nos retiraremos primero.” Los labios de Mo Yuzhu se abrieron ligeramente. Fríamente ofreció una pequeña cortesía a Yan Ge y movió su delicado cuerpo para abandonar la zona. Wu Jianming resopló a Yan Ge y la persiguió sin decir nada más.

 

Han Li miró como sus espaldas se alejaban mientras el rabillo de su labio revelaba un leve rastro de una extraña sonrisa. Después, se dio la vuelta para mirar al Hermano Aprendiz Mayor Yan y descubrió que este seguía mirando tontamente a Mo Yuzhu.

 

Han Li suspiró. Este tipo estaba realmente enamorado. Sin embargo, la Srta. Mo no parecía tener una buena impresión de él y puede estar asustada por su ferviente búsqueda.

 

Han Li golpeó los hombros de Yan Ge con toda su fuerza, sacudiendo el cuerpo de este último. La mirada vacía desapareció, y finalmente fue despertado de su asombro.

 

“Lo siento, hice una tontería delante del Hermano Aprendiz Menor Han!” Yan Ge, que se recuperó a su estado de ánimo racional, se ruborizó alocadamente. Estaba muy avergonzado del espectáculo que hacía de sí mismo.

 

“No es nada. Cuando se enfrenta a una dama bella y elegante con un carácter noble, sale el instinto natural de un hombre. No hay nada de qué avergonzarse”. Han Li explicó mientras se reía.

 

Cuando Yan Ge escuchó las palabras de Han Li, no se sintió aliviado. En vez de eso, se rió amargamente y lentamente dijo: “No para mantenerse en la oscuridad, sino para crecer junto a Yuzhu. Durante este período de tiempo, aunque no fuimos novios en la infancia, ambos fuimos compañeros inocentes con sentimientos profundos el uno por el otro. Desafortunadamente, cuando Yuzhu creció, me trató como a un hermano sin mostrar ningún otro interés en mí. Como resultado, después de haber sido rechazada por ella varias veces, sólo pude darme por vencido y desear que encontrara un buen esposo que pudiera darle una vida de felicidad. Pero una mirada a Yuzhu en la actualidad, me doy cuenta de que todavía soy incapaz de liberarme de mis emociones y sin saberlo hice un espectáculo”. Hubo un indicio de ridículo cuando Yan Ge pronunció la última frase.

 

Han Li no volvió a hablar después de escuchar la explicación de Yan Ge. En vez de eso, miró a Yan Ge de pies a cabeza, como si estuviera viendo una rara antigüedad. Anteriormente, sólo se encontraba con este tipo de persona cariñosa a través de libros y otras historias. Nunca imaginó que algún día lo vería con sus propios ojos.

 

Si lo que dijo Yan Ge era cierto y sincero, Han Li no sabía si admirar el encaprichamiento de Yan Ge o maldecirlo en secreto por su extrema estupidez.

 

En el camino de regreso, Han Li utilizó a propósito otros temas para alejar a Yan Ge de sus pensamientos y permitir que el estado de ánimo de Yan Ge volviera a la normalidad. Los dos hablaron alegremente hasta que llegaron al pequeño edificio donde Han Li se coló anoche. Varias de las esposas del Doctor Mo ya estaban esperando allí para la llegada de Han Li, preparándose para darle una agradable sorpresa.


Capítulo semanal (12/12)

¡¡Hey, cultivadores!! Según la donación publicare capítulos extras; anunciando al patrocinador. Ponerse en contacto a través de la página de Facebook.

Patrocinio: 6$ x 4 capítulos Facebook
Descarga:

10 Comentarios Comentar

  1. Tadeo Martínez

    Lector

    Nivel 22

    Tadeo Martínez - hace 5 meses

    Como siempre se dice no es tanto lo que dices si no como lo dices …..así que “Una agradable sorpresa”🤔🤔🤔 Interesante

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.