<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capítulo 340

Capítulo 340. Una Trampa

 

“Aún así, muchos cultivadores murieron en ese ataque, incluyendo dos cultivadores de la Formación del Núcleo. ¡Tomar tales pérdidas sólo para ocultar la Montaña de la Bestia Espiritual es inconcebible!” Han Li arrugó su frente, sin querer ser fácilmente convencido.

 

“Si ningún cultivador de la Formación del Núcleo muriera, ¿cómo se habrían convencido las otras seis sectas? Además, ¿estás realmente seguro de que esos dos cultivadores de la Formación del Núcleo eran genuinos?” Alma Torcida se mofó.

 

“Quieres decir…” Han Li miró a Alma Torcida con sorpresa.

 

“A mi entender, nuestras sectas del Dao Diabólico poseen dos o tres técnicas prohibidas que elevan por la fuerza el cultivo de un cultivador del Establecimiento de la Fundación hasta casi el punto de la Formación del Núcleo”. Naturalmente, estas técnicas tienen grandes defectos, y básicamente sólo pueden utilizarse una vez en un cultivador; una vez utilizadas, la muerte por rotura de meridianos era inevitable y la duración de su cultivo  era lamentablemente corta. Sin embargo, esto habría sido suficiente para engañar a las Siete Sectas para una batalla”.

 

Han Li se quedó en silencio y se convenció.

 

Con eso en consideración, la Montaña de la Bestia Espiritual podría golpear en un momento oportuno durante la confrontación entre las Seis Sectas del Dao Diabólico y las Siete Sectas junto con sus aliados, y fácilmente colapsar las formaciones arregladas de las Siete Sectas. Con formaciones rotas, las Siete Sectas y sus aliados estarían indefensos, cayendo presa del Dao Diabólico.

 

“Aunque lo que dijiste fuera cierto, el momento de la batalla decisiva aún no ha llegado. Si tuviera que hacer un reporte, ¿no sería capaz de cambiar el curso de la batalla? ¿Por qué querría huir?” Después de murmurar para sí mismo durante un momento, preguntó Han Li con duda.

 

“¿Realmente crees que nuestro Dao Diabólico atacará de acuerdo al tiempo acordado? Según nuestros planes originales, este anuncio era para confundir a nuestros oponentes y dejarlos vulnerables mientras se preparaban. Aunque no sé los detalles, creo que dentro de unos días, nuestro Dao Diabólico lanzará un ataque sorpresa sobre el campamento principal. Ese debería ser el momento en el que las Siete Sectas estarán más relajadas y los refuerzos aún distantes. ¿Cree de verdad que su información llegará a tiempo y que las altas esferas le creerán?”. Alma Torcida sonrió, claramente saboreando el desastre que estaba a punto de ocurrir a las Siete Sectas.

 

La tranquila expresión de Han Li finalmente se rompió, sintiéndose preocupado en su corazón.

 

Si las Siete Sectas fuesen verdaderamente derrotadas, sus días venideros no serían fáciles. Tendría que vagar por países extranjeros para evitar ser perseguido por el Dao Diabólico. Su única otra opción sería reparar la antigua formación de transporte y comenzar una nueva vida de cultivo en una tierra extranjera.

 

“Su estimada persona parece entender completamente los planes del Dao Diabólico. Parece que tu estatus era realmente alto. No hay necesidad de preocuparse. No estoy interesado en descubrir tu verdadera identidad. Sin embargo, debo preguntarle si tiene alguna prueba de ello. No puedes esperar que me convenza completamente con sólo palabras, ¿sí?” Preguntó solemnemente Han Li tras un momento de reflexión.

 

La pregunta de Han Li asombró al cultivador  por un momento.

 

“En un momento de desesperación, ya había perdido mi cuerpo. ¿Realmente cree el Compañero Daoísta que hay alguna prueba que fue dejada atrás? Si el compañero Daoísta tiene algo de paciencia, sólo tendrá que esperar unos días para escuchar los resultados de la batalla”. Alma Torcida sonrió amargamente antes de responder como si no tuviera nada que ver con él.

 

Han Li sonrió fríamente en respuesta.

 

“Sin un cuerpo, tu alma de alguna manera se las arregló para escapar. Sin embargo, aún estás vivo e incluso fuiste capaz de recuperar tus herramientas mágicas y otros objetos de valor; estoy seguro de que también fuiste capaz de recuperar esas pruebas”. Dijo con frialdad Han Li, golpeando el corazón del asunto y haciendo que la amarga sonrisa de Alma Torcida se congele.

 

“¡Jeje! Parece que realmente no puedo ocultarle esto a mi compañero Daoísta. Sí, poseo unas cuantas cartas secretas entre la Montaña de la Bestia Espiritual y mi propia secta. De hecho, yo estaba a cargo de transmitir información en el Estado de Yue hace varios años. Pero no habría pensado…” Cuando Han Li lo descubrió, Alma Torcida reveló una ligera vergüenza.

 

Han Li suspiró interiormente en respuesta a su confesión. Esta persona era sorprendentemente astuta. Parece que tendría que ser un poco más cuidadoso; ni siquiera sabía su edad.

 

“¿Dónde la pusiste?”

 

Mientras Han Li hacía esta pregunta, empezó a barrer con su mirada el cuerpo del Alma Torcida.

 

“Las cartas de jade están en mi bolsa de almacenamiento. Lo puse en una cueva cercana. ¿Qué tal si llevo a mi compañero Daoísta allí?” Alma Torcida parecía ser más bien cooperativa.

 

“¿No las tienes a mano?” La mirada de Han Li brillaba con duda.

 

“Como sabes, este cuerpo es un cadáver reanimado. Aunque supera con creces a los hombres comunes, había perdido la mayoría de sus sentidos. Por lo tanto, me temo que durante un momento desconocido de descuido, perdería mi bolsa de almacenamiento. Por esa razón, lo dejé en mi cueva”. Alma Torcida explicó esto con dificultad, haciendo que Han Li sintiera que algo andaba mal.

 

Han Li no dijo nada y registró cuidadosamente su cuerpo, terminando con las manos vacías. Entonces preguntó en tono helado: “¿Dónde está la cueva? ¡Iré a buscarla!”

 

Viendo que Han Li era tan cauteloso, Alma Torcida solo podía decirle sombríamente a Han Li su ubicación.

 

Han Li asintió y se giró para irse. Pero de repente se le ocurrió algo y se dio la vuelta para preguntarle: “¿Cómo has entrado en ese cadáver? Aunque el cuerpo sería más fácil de poseer porque no contiene un alma, ¡todavía no es un cuerpo de cultivador!”

 

Han Li era realmente curioso.

 

“¡No lo sé!”

 

Su respuesta hizo que la cara de Han Li se oscureciera. Pero sin esperar a que Han Li hablara,  Alma Torcida se apresuró a explicar: “En verdad no sé por qué. Durante ese tiempo, arrastré mi cuerpo fuertemente herido a la ciudad de Jia Yuan y estuve al borde de la muerte. Sólo podía expulsar desesperadamente mi alma y buscar en todas las direcciones para que un cultivador la posea. Sin embargo, no pude encontrar un cultivador en ningún lugar cercano. Justo cuando estaba a punto de perder la esperanza, encontré este cadáver sin alma. En un momento de desesperación, intenté entrar en su cuerpo. Contra todas mis expectativas, estaba realmente asombrado de haber tenido éxito.”

 

El cultivador de la Secta Espiritual Controladora parecía estar incrédulo de esto también.

 

Han Li se quedó en silencio y le miró fijamente durante un momento. De repente caminó hacia el Alma Torcida y se puso dos talismanes más Bloquea Alma en su cuerpo antes de desaparecer en la oscuridad.

 

Alma Torcida se quedó atrás con una expresión amarga. Pero poco después, Han Li volvió con una extraña mirada en sus ojos.

 

 

Han Li pudo encontrar fácilmente la cueva usando las instrucciones dadas. No parecía ser muy grande.

 

Con un movimiento de su mano, una piedra a la luz lunar salió volando de su bolsa de almacenamiento. Sobre su cabeza, la piedra de la luz lunar iluminaba su entorno.

 

Luego, miró dentro de la oscura cueva y reflexionó un momento antes de sacar su escudo de escamas blancas y su caparazón de tortuga. Con las dos herramientas mágicas protegiendo su frente, entró cuidadosamente.

 

Como esperaba Han Li, la cueva no era grande. Después de caminar unos veinticinco metros, vio una pared de la cueva que bloqueaba su camino, el presunto final de la cueva.

 

Han Li giró su aguda mirada y no encontró nada extraño. Luego bajó la cabeza y miró al suelo.

 

Según lo que dijo Alma Torcida, la bolsa de almacenamiento debe estar enterrada debajo de una piedra azul y debe ser fácil de encontrar.

 

Como era de esperar, a unos seis metros de distancia, encontró un trozo de lo que parecía ser piedra de un metro de altura, negra como el carbón.

 

Sin pensar mucho más, dio varios pasos hacia adelante y examinó de cerca bajo la suave luz de la piedra lunar.

 

“¡Ahhh!” Han Li exhaló sorprendido.

 

No era una piedra. Era claramente una gran pila de restos, huesos con rastros de carne podrida que liberaban el débil olor a sangre.

 

Después de recuperarse de su asombro, descubrió que los huesos eran de depredadores feroces como tigres y leopardos, que además tenían rastros de marcas de dientes como si algo los hubiera mordido.

 

Habiendo visto esto, Han Li se puso a pensar antes de gritar internamente: ‘¡No es bueno!’ Se giró apresuradamente para abandonar la cueva.

 

Sin embargo, ya era demasiado tarde. Una sombra negra salió de un lugar desconocido y golpeó ferozmente contra el escudo de escamas blancas de Han Li.

 

De repente, fue arrojado con una fuerza intensa y se estrelló contra la pared de la cueva. Aunque estaba protegido, el dolor casi le hace desmayarse.

 

‘¿Qué es este monstruo?’ Han Li pensó esto con una furiosa preocupación a través del fuerte dolor.

 

Pero sin esperar a que Han Li cayese de la pared de la cueva, la sombra se abalanzó sobre él una vez más.

 

Han Li reaccionó con miedo, poniendo rápidamente delante de él sus dos herramientas mágicas defensivas.

 

*Dang. Un anillo claro sorprendió a Han Li.

 

Esta vez, el impacto no fue muy fuerte. *Bang. Sin embargo, el escudo de escamas blancas se dividió uniformemente en dos partes y cayó al suelo.

 

Han Li casi se muerde la lengua del terror.

 

¡Inconcebible! ¡Ese monstruo fue capaz de dividir su escudo de escamas blancas en dos!


Capítulo semanal

¿Quieres mostrar tu apoyo? Según la donación publicare capítulos extras; anunciando al patrocinador.

Patrocinio: 6$ x 3 capítulos Facebook
Descarga:

1 Comentario Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.