<- Actualmente solo registrados A- A A+

AWE – Capítulo 1224

Capítulo 1224: No Tengas Miedo Papi.

Bai Xiaochun ya sentía que venía un dolor de cabeza. Había pasado ya años intentando corregir la vista errónea de su hijo, pero no lo había logrado.

Xiaoxiao era un poco más fácil de manejar; Dabao era el verdadero dolor de cabeza, y esta enorme serpiente era aún más evidencia de lo impulsivo que era. Bai Xiaochun también había escuchado muchas historias de las andadas de Dabao, cosas que él jamás se habría atrevido a hacer a su edad…

Por ejemplo, durante los años recientes, las almas y los fantasmas se habían vuelto más comunes gradualmente, probablemente debido al ascenso de la Dinastía del Archi-Emperador. Sin embargo, Dabao simplemente había ido a capturar algunos. Incluso había atrapado a espías enviados por la Dinastía del Emperador-Vil y la Dinastía del Emperador-Santo.

Ahora había ido a atrapar una serpiente gigante. Era como si a estos dos niños les encantaran los fantasmas, serpientes y cosas así…

No parecían estar asustados de nada bajo los Cielos y la tierra. Y Dabao parecía estar listo para saltar a golpear al que lo ofendiera. Bai Xiaochun lo había escaneado con su sentido divino más de una vez para estar seguro de que de verdad era su hijo…

De no ser por las fluctuaciones en su sangre que lo confirmaban, Bai Xiaochun seguro había sospechado que no era así…

La enorme serpiente que Dabao había capturado de hecho tenía una base de cultivo bastante alta, y había desarrollado inteligencia hacía mucho. Debido a ciertos tipos de frutas que había consumido, también tenía un sentido divino particularmente poderoso. Al ver que el Archi-Emperador parecía estar defendiéndola, envió con cuidado su sentido divino para intentar rogar por piedad.

Pero Dabao se dio cuenta justo en ese momento.

—¡Oye! —le gritó—. Como te atreves a interrumpir cuando los grandes estamos hablando. ¿¡No estás buscándote una paliza!? —Sus ojos se iluminaron con una luz feroz y le dio varios golpes y patadas a la serpiente.

La serpiente chilló de terror y humillación, pero no podía hacer absolutamente nada. Bai Xiaochun solo se quedó mirando mientras suspiraba.

—Dabao… —dijo al sentirse un poco mal por la serpiente. Realmente le preocupaba el comportamiento inapropiado, y solo estaba pensando en qué decir ahora, y en si debía o no empezar a ser más estricto, cuando Xiaoxiao rápidamente calmó a Dabao.

—Dabao, se supone que cuides a las pequeñas criaturas como esta. ¡No puedes golpearla! —La voz de Xiaoxiao era suave y cálida, muy placentera.

Pero eso era lo que Dabao más temía de su hermana. De hecho, le temía aún más que a su propia madre. Por lo que retrocedió de inmediato y se quedó de pie obedientemente.

Xiaoxiao colocó sus manos en su cintura y dijo, —Y no deberías hablarle a si a papi, Dabao. Se ha esforzado mucho para darnos una vida feliz y tranquila. ¡Tienes que disculparte!

El corazón de Bai Xiaochun se ablandó aún más al ver todo eso, y una vez más reafirmó su convicción de que las hijas eran mejores. Recordó que cuando apenas estaba recién nacida, ella siempre reía cuando la cargaba, y su corazón se llenaba de calidez.

En tanto que esa calidez aparecía, Xiaoxiao seguía reprendiendo fuertemente a Dabao.

—Dabao, sabes que papi nunca ha sido muy valiente. ¡Ha sido así desde que era un niño! Tiene miedo de morir, ¿y fuiste y le trajiste una gigantesca serpiente para asustarlo!?

A Bai Xiaochun se le abrieron los ojos de par en par mientras veía a su hija reprendiendo fuertemente a su hijo. Hasta empezó a sentirse algo mareado. Justo cuando había estado contemplando como darles una mejor vida y educación a sus hijos, Xiaoxiao acusó a Dabao de haber usado una serpiente para asustarlo…

Bai Xiaochun estaba impactado.

—Xiaoxiao, —le dijo—, tú…

Pero antes de terminar, Xiaoxiao se volteó a verlo y le dijo con una gran sonrisa inocente y encantadora, —Papi, el Abuelo Qinghou me contó sobre todas esas serpientes que te asustaron tanto cuando eras un niño. Desde entonces has temido tres cosas en la vida: ¡la muerte, los fantasmas y las serpientes! No tengas miedo papi, ¡le enseñaré a Dabao una lección que no olvidará!

Entonces se volteó de nuevo hacia Dabao quien estaba allí de pie con la cabeza baja.

—Dabao esto está muy, muy mal. Escúchame. ¡Te voy a dar una buena paliza si vuelves a intentar asustar a papi!

Dabao puso una mueca sintiéndose humillado y dijo en voz baja, —Hermana, no volveré a asustar a papá.

Bai Xiaochun estaba completamente asombrado. Era como si su hija pudiera llenar instantáneamente el cielo azul con nubes de tormenta. A Lu Yuntao le costaba aguantarse la risa a un lado.

Bai Xiaochun quería llorar, pero no encontraba las lágrimas, y decidió que realmente tenía que establecerse como una figura de autoridad paternal. Entonces dijo intentando sonar tan serio como pudiera, —Xiaoxiao, lo que acabas de decir no es cierto. —Se dio un golpe en el pecho y continuó, —Tu papá…

Pero antes de decir más, Xiaoxiao le sonrió dulcemente y le abrazó la pierna. Levantó la mirada y dijo con un tono como de consuelo.

—No tengas miedo papi. Dabao no entiende estas cosas, pero yo le enseñaré. De todos modos, ya los dos decidimos hace mucho de que antes de crecer, nos aseguraremos de atrapar a todas las serpientes y fantasmas en la Dinastía del Archi-Emperador.

—Para cuando seamos adultos, ya no habrá más. Así no podrán asustarte papi. No te preocupes, ¡Dabao y yo estamos aquí para mantenerte a salvo! —Xiaoxiao parecía sonar totalmente sincera en todas sus palabras, tanto que el corazón de Bai Xiaochun sintió una punzada.

A Dabao pareció tomarle más esfuerzo, pero también asintió y dijo, —Papi no sé por qué le temes a las serpientes y los fantasmas, pero mi hermana tiene razón. De ahora en adelante, no tienes por qué estar asustado. ¡Estamos aquí para mantenerte a salvo! ¡No dejaremos que las serpientes o los fantasmas te asusten!

Lo que los niños decían era la verdad de hecho. Aunque solían salir del palacio para divertirse, la verdadera razón eran las historias que Li Qinghou les había contado sobre el pasado de Bai Xiaochun. Después de escuchar sobre todas las cosas que le daban miedo, decidieron que era su misión mantenerlo a salvo.

Escuchar a sus hijos hablar de manera tan sincera hizo que las risas de Lu Yuntao se fueran, y solo quedó un resplandor de emoción en sus ojos.

Bai Xiaochun también estaba conmovido. Suspiró al darse cuenta de lo que sucedía, y decidió que no era el momento de intentar educar a sus hijos. Les acarició un poco el cabello y luego se volteó para irse. Pero antes de hacerlo, les dio un último vistazo.

—Su Abuelo Qinghou está equivocado. La verdad es que… a su papá no le dan miedo las serpientes o los fantasmas. ¡En realidad es muy valiente! —En cuanto esas palabras salieron de su boca, escuchó el sonido de alguien aclarándose la garganta. Se volteó y se encontró a Song Junwan y a Zhou Zimo que se acercaban con sonrisas enigmáticas en el rostro. Repentinamente se sintió avergonzado y se buscó una excusa rápida para irse.

Después de regresar a su recámara de meditación privada, se sentó y empezó a pensar en esa conversación. Aunque aún estaba conmovido, también le preocupaba y no estaba seguro de qué hacer con la situación.

—Supongo que no los puedo forzar a cambiar su personalidad. Tienen que seguir su propio sendero y forjar su propio futuro. Solo puedo hacer lo mejor para protegerlos. —Entonces sonrió.

—Es bueno tener a alguien intentando mantenerte a salvo, especialmente cuando son tus propios hijos.

Respiró hondo, cerró sus ojos y empezó a llevar a cabo más augurios sobre la llama de veintitrés colores.

Después de todos los años de investigación y estudio que había pasado, había alcanzado un noventa por ciento de comprensión. Ahora solo necesitaba algunos ajustes y mejoras menores. Estaba seguro de que en poco tiempo tendría la fórmula perfecta para la llama de veintitrés colores.

Así pasó otro año, y finalmente terminó la fórmula. Luego abrió los ojos con emoción y ondeó su mano derecha, con lo que una gran masa de almas salió de su bolso de almacenamiento.

¡Pero fue entonces que sintió algo muy extraño en la dirección a la residencia oficial de Gongsun Wan’er!

—Esa aura… ¡algo no está bien!

 


Capítulo regular, Miércoles 13-03-2019

Descarga:

18 Comentarios Comentar

  1. Ecle Chan

    Lector

    Nivel 11

    jajajaja par de pequeños mocosos y para que Dabao le tenga más miedo a ella que a su madre, especialmente cuando usa esa manera de hablar… esa pequeña es aterradora, tío Bai… estás siendo engañado con el poder de la lindura.

  2. Avatar

    Lector

    Nivel 1

    Rob - hace 3 meses

    —Dabao, sabes que papi nunca ha sido muy valiente. ¡Ha sido así desde que era un niño!

    NO PUEDO CON ESTO!!!! JAJAJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJJAJAJAJJAJAJAJAJA

  3. Avatar

    Lector

    Nivel 34

    rdrtoh - hace 1 mes

    Espero que esos mocosos nunca tengan que ver al Tío Bai en modo badass, porque ahí si sabrían lo que es amar a Dios en tierryde in

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.