Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

ATG – Capítulo 1422

Capítulo 1422: Maestro Divino de Décimo Nivel

Cuando Mu Xuanyin dijo esas palabras, las expresiones de todos experimentaron diferentes cambios.

Luo Guxie se dio vuelta lentamente mientras el desprecio pasaba por esos ojos que originalmente habían estado llenos de odio y resentimiento, “¿Qué dijiste?”

“Irrumpiste en mi Reino de la Canción de Nieve, menospreciaste a mi secta, lastimaste a mis discípulos y ancianos sin ninguna razón, pero ¿simplemente quieres irte ahora mismo?”, Dijo Mu Xuanyin, con voz fría y severa, “¿Poe que tipo de lugar tomas a mi Reino de la Canción de Nieve?”

La expresión del Emperador Dios del Cielo Eterno cambió ligeramente cuando apareció un leve desconcierto en su rostro. Shui Qianheng dio un paso adelante antes de decir: “Reina del Reino de la Canción de Nieve, este asunto…”

Justo cuando comenzó a hablar, sintió que su hija tiraba con fuerza de su manga. Shui Meiyin le sacudió levemente la cabeza, impidiéndole decir las palabras que aún no habían salido de su boca.

“Como era de esperarse de la maestra de Yun Che, qué persona más aterradora…” Shui Meiyin dijo con una voz que solo Shui Qianheng podía escuchar, sus ojos brillaban con una luz extraña.

“…!?” El corazón y la mente de Shui Qianheng temblaron cuando escuchó esas palabras. No había nadie en este mundo que entendiera lo que exactamente la evaluación de Shui Meiyin significaba mejor que él.

Por el contrario, los que mostraron las mayores reacciones fueron las personas del Reino Fénix de Hielo debajo de ellos. Aunque no se atrevieron a abordar la situación, pudieron ver todo lo que estaba sucediendo en el aire sobre ellos y pudieron escuchar cada palabra que se había dicho con demasiada claridad. La llegada de la Emperatriz Dios de la Luna y del Emperador Dios del Cielo Eterno causó que sus mandíbulas cayeran al suelo en estado de shock. Cuando Luo Guxie finalmente se vio obligado a irse, todos dieron un largo suspiro de alivio.

Pero las palabras de Mu Xuanyin hicieron que todos los pelos de su cuerpo, que acababan de relajarse, se pusieran de punta.

“Que… ¿Qué está tratando de hacer la Maestra de Secta?”

“Fue una tarea ardua conseguir que Luo Guxie, esa estrella siniestra, se fuera, pero ahora, ahora, ahora…”

“No te preocupes”, dijo Mu Bingyun con calma, “La Maestra de Secta ya ha pensado en esto”.

Al decir eso, suspiró suavemente en su corazón: Hermana mayor, realmente vas a…

“Je… Jeje… Jajajaja!” Luo Guxie inicialmente comenzó a reír con una voz muy ronca, pero pronto se echó a reír a carcajadas. Era como si hubiera escuchado la broma más increíblemente ridícula del mundo. Después de que su risa salvaje se detuvo, abrió lánguidamente su boca para hablar y cada palabra que dijo estaba mezclada con un ridículo disimulado, “¿Y qué? ¿Cómo, esta Reina del Reino de la Canción de Nieve, ¿se preparó para tratar conmigo entonces?”

“Deja tres dedos atrás. Después de eso, puedes perderte”, dijo Mu Xuanyin. Su rostro era completamente inexpresivo y sus palabras eran heladas y despiadadas, ya que pronunciaban un juicio que no podía ser desafiado.

“…” La reina de un reino estelar medio le había dicho que dejara tres dedos antes de irse… Por un momento, la propia Luo Guxie ni siquiera sabía si debía estar furiosa o reírse. Sus ojos largos y estrechos se estrecharon aún más, el ridículo en su mirada hizo que pareciera que estaba mirando a un payaso ignorante cuando dijo: “Reina del Reino de la Canción de Nieve, me voy hoy por respeto a los dos Emperadores Dios. ¿Quién demonios te crees que eres? ¿Estás calificada para decir las palabras que acabas de decir? No, no estaba calificada para decir ni una sola de esas palabras”.

“…” Las cejas de Yun Che se fruncieron ligeramente mientras grababa las palabras que Luo Guxie acababa de decir en su memoria.

Mu Xuanyin no parecía en absoluto enojada, su figura de jade permanecía tan fría y helada como había estado inicialmente como dijo inicialmente: “Luo Guxie, has ofendido tanto a mi Reino de la Canción de Nieve que esta reina también solo solicita que te vayas y dejes tres dedos por respeto a los dos emperadores dios. ¡No te comportes descaradamente cuando ya te he dado cara y forzado a esta reina a tomar medidas personalmente!”

Shui Qianheng, “…” (¿Por qué demonios vine aquí?)

“Con… solo… tú?”

Luo Guxie había visto innumerables personas ridículas y había escuchado innumerables bromas en su vida, pero todas estas cosas sumadas no podían igualar lo absurdo y lo ridículo de esta situación.

“En los últimos años, rara vez he tomado medidas y fue aún más raro pelear con alguien. Pero nunca imaginé que un simple saltamontes de un reino estelar medio se atrevería a pavonearse arrogantemente frente a mí”, dijo Luo Guxie. No trató de irse por más tiempo ya que había encontrado inmediatamente algo para desahogar el resentimiento y la hosquedad que llenaban su corazón… y este “algo” incluso se había entregado a su puerta. Lentamente levantó una mano hacia Mu Xuanyin mientras hacía un gesto incomparablemente despectivo y burlón y dijo: “¡Ven, déjame echarle un buen vistazo a cómo tú, esta Reina del Reino de la Canción de Nieve, ¡me obligarás a dejar tres dedos!” ”

“Muy bien”, dijo Mu Xuanyin mientras sus ojos de fénix se inclinaban hacia arriba. “Esta reina ya te ha dado una oportunidad, pero como has elegido permitir que esta reina tome medidas personalmente, lo haremos a tu manera. Sin embargo, una vez que esta reina se mueva personalmente, ¡no solo dejarás tres dedos atrás!”

“Senior Mu…”

Justo cuando Xia Qingyue comenzó a hablar, Mu Xuanyin la cortó fríamente: “A quien quieres proteger es Yun Che. ¡Pero ahora este es un asunto relacionado con mi Reino de la Canción de Nieve, no tiene nada que ver con ustedes extraños y no hay necesidad de que nadie interfiera de palabra o de hecho!”

“…” Las delicadas cejas de Xia Qingyue se crisparon pero ya no intentó aconsejar a Mu Xuanyin. La razón por la que había venido personalmente al Reino de la Canción de Nieve era porque no quería exponer la “carta de triunfo” del Reino de la Canción de Nieve, pero Mu Xuanyin había tomado una decisión que no había esperado.

“Emperador Dios del Cielo Eterno, esta es una queja entre el Reina del Reino de la Canción de Nieve y Luo Guxie, de hecho no deberíamos interferir”, dijo Xia Qingyue. “Sin embargo, las otras personas en el Reino de la Canción de Nieve son realmente inocentes. Como estamos aquí, no debemos simplemente quedarnos de brazos cruzados y mirar. Sellemos este campo de batalla en su lugar”.

¿Qué tan experimentado fue el Emperador Dios del Cielo Eterno? A pesar de que las acciones de Mu Xuanyin lo sorprendieron enormemente, la reacción de Xia Qingyue lo hizo darse cuenta del hecho de que tenía que haber una razón para esta situación. Sus palabras lo hicieron asentir con la cabeza profundamente cuando una mirada de admiración apareció en su rostro.

Xia Qingyue y Zhou Xuzi liberaron su energía profunda. El poder de los dos grandes emperadores dios se fusionó e instantáneamente selló el espacio alrededor de Luo Guxie y Mu Xuanyin.

Luo Guxie solo podía sentir que esto era ridículo, que esta situación era incomparablemente ridícula. Después de que la barrera que habían formado los dos grandes emperadores dioses había cerrado todo el espacio a su alrededor, sintió como si un león y un cordero hubieran quedado atrapados en una jaula juntos… y pensar que en realidad fue el cordero quien los metió en esta situación.

Además de sentir que esto era ridículo, Luo Guxie también sintió como si su dignidad hubiera sido pisoteada sin una buena razón. Sus ojos se oscurecieron mientras levantaba lentamente el brazo y decía: “Esto… fue… algo… que… pediste… ¡tú misma!”

En un instante, todas las nubes en el cielo y toda la nieve que volaba en el área fueron arrastradas y reunidas, formando un gigantesco ciclón detrás de ella. Su aura también comenzó a aumentar rápidamente mientras tomaba medidas. En el momento en que el gigantesco ciclón se formó por completo, un poder opresivo que podría sacudir al mundo envolvió toda el área a su alrededor.

A pesar de que estaban siendo separados de esto por la barrera de los dos grandes reyes del reino, las expresiones de los ciudadanos reunidos del Reino del Fénix de Hielo cambiaron drásticamente. Grandes cantidades de terror aparecieron en los rostros de todos los discípulos del Fénix de Hielo, incluso los ancianos y los maestros de palacio no fueron una excepción.

Debido a que este era el poder opresivo aterrador que provenía de un Maestro Divino de noveno nivel, la persona número uno en la Región Divina Oriental sin contar a los reinos rey.

¡Tal poder se colocó sobre una porción justa de los Dioses de la Estrella y los Dioses de la Luna, existencias mitológicas en la Región Divina Oriental!

“También hay niveles en el poder de un Maestro Divino y una diferencia de medio paso es como la diferencia entre el cielo y la tierra”. El viento salvaje ondeaba alrededor del cuerpo de Luo Guxie mientras decía cada palabra como si fueran absolutamente correctas, “Porque te las arreglaste para cultivarte hasta el rango de un Maestro Divino en un reino estelar medio, de hecho puedes hacer lo que quieras en este mundo. Pero es una pena que seas lo suficientemente estúpida como para tratar de pelear conmigo… ¡Pero ya es demasiado tarde para arrepentirse ahora!”

Mientras miraba la cara y la figura de Mu Xuanyin, una cara y una figura que volvería loca a cualquier mujer con envidia, los ojos de Luo Guxie se oscurecieron abruptamente cuando su mano tomo la forma de una garra, “¡Mira cómo te arranco toda la ropa!

En el siguiente instante, el ciclón giro hacia Mu Xuanyin. Después de que el ciclón envolvió a Mu Xuanyin, todo el cielo se oscureció de repente e incluso la luz misma fue devorada por este ciclón demasiado aterrador.

Los gritos de conmoción y terror resonaron desde el Reino del Fénix de Hielo debajo de ellos, pero la expresión de Mu Xuanyin, que estaba tomando el ciclón de frente, era tranquila y clara. Su cuerpo aún no se había movido, pero su cabello helado bailaba en el aire cuando la luz azul brilló en las pupilas de sus ojos. La imagen de un Fénix de Hielo que parecía casi real apareció detrás de su cuerpo. Soltó un largo y frío grito de poder antes de que de repente se disparara al cielo y tomara de frente al ciclón.

En este instante, la expresión en los rostros de Shui Qianheng y del Emperador Dios del Cielo Eterno también cambió drásticamente.

Porque el poder opresivo helado que surgió del cuerpo de Mu Xuanyin en realidad no fue menor que el poder opresivo que surgió del cuerpo de Luo Guxie.

Cuando la imagen del Fénix de Hielo se iluminó, una capa de luz azul profunda cubrió las áreas donde la luz misma había sido devorada. Cuando soltó su largo grito, de repente aumentó su velocidad de forma explosiva y atravesó directamente el ciclón como un cuchillo afilado y azul hielo…

¡¡Rippppp!!

El ciclón dejó escapar un aullido agudo, ya que fue rasgado directamente como un fajo de algodón.

“¿¡Qué… qué!?”

Una escena que ni siquiera había aparecido en sus sueños más salvajes se estaba desplegando frente a Luo Guxie, haciendo que las pupilas de sus ojos se estrecharan en puntitos. Pero en el siguiente instante, un rayo de luz azul explotó y el ciclón verde negruzco que había sido cortado en realidad se estaba convirtiendo rápidamente en un ciclón de hielo de color azul cuando comenzó a girar hacia la completamente anonadada Luo Guxie.

Luo Guxie no había caído en pánico a pesar de su sorpresa. Sus imágenes posteriores llenaron el aire cuando miles de rayos verdes de luz explotaron instantáneamente de sus manos, rompiendo el ciclón de hielo en fragmentos de luz moribunda que se dispersaron por el cielo… Sin embargo, en este momento, Mu Xuanyin finalmente hizo su movimiento. La luz helada floreció en el aire como si una galaxia de estrellas estuviera formando un camino hacia Luo Guxie.

La nieve voladora que llenaba el aire también se había transformado en innumerables puntas de hielo mortales que se lanzaron directamente hacia Luo Guxie.

Luo Guxie extendió ambos brazos, causando que los vientos huracanados se desvanezcan para bloquear ese glaciar incomparablemente hermoso… Sin embargo, solo logró bloquear ese glaciar por un instante, y su expresión cambió drásticamente una vez más después de eso…

¡Crack!

Cuando el glaciar se abalanzó sobre Luo Guxie, su tempestad fue aplastada. Su cuerpo retrocedió mientras se retiraba aterrorizada del glaciar de hielo y las púas de hielo la presionaron. Ella continuó corriendo hacia atrás hasta que había cubierto decenas de kilómetros.

Además de las explosiones ensordecedoras y profundas de energía profunda que resonaron en el aire, el resto del mundo se llenó de una quietud mortal cuando aparecieron intensas miradas de conmoción en los rostros de todos los demás…

La batalla entre Luo Guxie y Mu Xuanyin debería haber sido una muestra de poder completamente unilateral y abrumadora, pero… ¡fue Luo Guxie quien se vio forzada a retroceder decenas de kilómetros después de enfrentarse dos veces con Mu Xuanyin!

Shui Qienhang estaba completamente atónito, los ojos de todos los miembros del Fénix de Hielo parecían estar a punto de explotar, y la mandíbula de Yun Che se había abierto… Incluso el Emperador Dios del Cielo Eterno tenía una expresión de sorpresa en su rostro.

¿Qué tipo de figura era Luo Guxie? Fuera de los reinos rey, ella no tenía rival. Ella era un personaje aterrador que incluso un reino rey no estaría dispuesto a provocar fácilmente en la Región Divina Oriental.

Mu Xuanyin se había hecho famosa en la Región Divina Oriental. Esto no fue solo porque ella era una mujer de belleza excepcional, sino también porque era alguien que se había cultivado hasta el Reino Maestro Divino a pesar de ser de un reino estelar medio. También apenas había podido elevarse por encima de los otros reinos estelares medios y su poder era superior a un buen número de reyes de reinos superiores… Pero en comparación con un personaje como Luo Guxie, simplemente no podían compararse al mismo nivel.

Fue porque una vez que uno alcanzaba el nivel de Maestro Divino, cada pequeño paso hacia adelante era tan difícil como alcanzar los cielos. Incluso subir por medio pequeño reino ya era como cruzar un gran abismo, mucho menos un reino pequeño entero.

En la Región Divina Oriental, Luo Guxie era definitivamente un personaje que podía moverse como quisiera fuera de los reinos rey. Incluso alguien que era tan fuerte como Shui Qianheng el Rey del del Reino de la Luz Glaseada tuvo que hablar suavemente delante de ella.

Pero en este momento, mientras luchaba con Mu Xuanyin… una reina de un reino estelar medio, ¡había sido empujada a una posición desventajosa después de dos enfrentamientos!

Además, esto definitivamente no fue porque Luo Guxie había sido descuidada. Cuando la energía profunda en el cuerpo de Mu Xuanyin entró en erupción, Shui Qianheng se sobresaltó tanto que su mandíbula casi golpeó el suelo, ¡porque irradiaba un poder opresivo que era claramente mayor que el suyo!

El Reino de la Luz Esmaltada era actualmente el reino estelar número uno entre los reinos estelares superiores y aunque Shui Qianheng no podía rivalizar con Luo Guxie, su propia fuerza personal era definitivamente suficiente para ubicarse dentro de los diez primeros reinos estelares superiores… Un poder que estaba por encima del suyo, ¿qué clase de concepto impactante era ese?

En su extremo asombro, su primera reacción fue que apenas podía creer lo que estaba presenciando.

La figura de Mu Xuanyin avanzó rápidamente mientras se precipitaba hacia Luo Guxie. Su largo cabello helado bailaba mientras irradiaba una luz profunda del Fénix de Hielo, todo su cuerpo estaba bañado en el brillo azul helado más puro y perfecto en este universo. Era extremadamente hermosa y soñadora, ya que una santidad inviolable irradiaba de su cuerpo. Pero en el momento en que la luz brilló, lo que lanzó fue un poder tiránico que hizo temblar los cielos y la tierra.

Entre todos los que estuvieron presentes, quien estaba más sorprendida fue sin duda Luo Guxie. Mientras la obligaban a retirarse, sintió conmoción, ira, humillación y rabia en su corazón. Era como si innumerables llamas explotaran dentro de su cuerpo. Su rostro se había vuelto completamente oscuro y un ronco rugido le arrancó de la garganta cuando la tormenta que apareció repentinamente en el espacio frente a ella se hizo añicos como el cristal… Cuando la tormenta barrió los fragmentos espaciales, instantáneamente creció a un tamaño enorme, presionando a la pequeña Mu Xuanyin como un dragón demoniaco con la intención de devorarla por completo.

¡Este era el poder que había enviado con todas sus fuerzas debido a su repentina ira, el poder que un Maestro Divino de noveno nivel podía mostrar cuando estaba furiosa!

Sin embargo, Mu Xuanyin ni siquiera retrocedió un solo paso. Sus ojos se enfocaron fríamente mientras cantaba suavemente por lo bajo y un loto de hielo que se extendía por más de tres kilómetros floreció con orgullo en medio de esta tormenta.

Inmediatamente, la tormenta se detuvo repentinamente, como si se hubiera congelado. Después de eso, el loto de hielo se rompió, explotando en innumerables rayos de luz azul que atravesaron sin piedad esa tormenta apocalíptica. Aullidos terroríficos que llenaron el cielo y la tierra se extendieron por el aire y fue como si innumerables flechas hubieran atravesado el corazón de una bestia enormemente violenta y tiránica.

En ese instante, el clima en todo el Reino de la Canción de Nieve cambió drásticamente.

“Maestro Divino… del Decimo Nivel”. El Emperador Dios del Cielo Eterno exhaló esas palabras en voz baja. Esas cortas palabras simples en realidad se habían dicho con una dificultad excepcional.

“¿Qué… qué?” Shui Qianheng no pudo evitar dejar escapar un grito de alarma, su rostro originalmente frío, severo e imponente se distorsionó instantáneamente como si alguien le hubiera dado un puñetazo feroz en la cara.

No era que el estado mental del Rey del Reino de la Luz Glaseada fuera débil y frágil. Era solo que las palabras “Maestro Divino de décimo nivel” eran simplemente demasiado alarmantes.

Porque estas palabras nunca antes habían aparecido fuera de un reino rey.

¡Incluso el Reino del Dios del Cielo Eterno, un reino rey que era solo superado por el Reino del Dios del Monarca Brahma entre los cuatro reinos rey de la Región Divina Oriental, solo tenía dos Maestros Divinos de décimo nivel, y eso incluía al mismo Emperador Dios del Cielo Eterno!

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.