<- Actualmente solo registrados A- A A+

ATG – Capítulo 1435

Capítulo 1435: Convertirse en el salvador

Estrella Polar Azul, Continente Nube Azure, Acantilado del Fin de la Nube, mundo de oscuridad…

¡You’er!

Compartía exactamente la misma figura de Hong’er, y vivía y confiaba en la oscuridad para sobrevivir. Ella también era un alma… un alma incompleta.

Ella no reconoció a Hong’er porque nunca se habían conocido. Sin embargo, había sin duda una profunda conexión entre ambas.

Hasta el día de hoy, Yun Che todavía podía recordar a la eternamente feliz Hong’er que de repente lloró incontrolablemente después de conocer a You’er…

Cuando Jazmín estaba rehaciendo su cuerpo, ella le había dicho que el alma era la base del cuerpo de uno. Esto significaba que la apariencia y la forma del cuerpo de una persona estaban determinadas por su alma.

Todo coincidía perfectamente…

“Eso es correcto”. La chica Fénix de Hielo le dio una respuesta afirmativa antes de continuar: “La otra mitad del alma de la hija del Dios Maligno es la chica incompleta que conociste en el abismo de la oscuridad en el Continente Nube Azure”.

“…” Yun Che inhaló profundamente y contuvo el aliento por un largo tiempo antes de finalmente exhalar.

Hong’er y You’er… ¿quién podría imaginar que eran parte de la misma persona? ¿Quién podría imaginarse que eran la hija del Dios Maligno y la Emperatriz Diablo de la Aniquilación Celestial?

Hong’er se había aferrado a él como un chicle debajo de su zapato cuando lo vio por primera vez. You’er había mostrado una gran dependencia y amistad hacia él desde el principio… mirando hacia atrás, probablemente fue una reacción instintiva grabada en sus almas. Habían reaccionado a él por el poder divino que tenía.

El poder… que su padre solía poseer.

“Hong’er… You’er…” murmuró Yun Che para sí mismo. No podía describir lo que estaba sintiendo en este momento.

“¿You’er (Silenciosa)?”, Exclamó sorprendida la chica del Fénix de Hielo. Yun Che aún no le había dado su nombre cuando leyó sus recuerdos. “¿Es ese el nuevo nombre que le diste? Es un nombre muy adecuado. Ella es la hija del Dios Maligno y Emperatriz Diablo de la Aniquilación Celestial. Ella es del nacimiento más noble y, sin embargo, solo puede vivir en la oscuridad como un fantasma silencioso, para nunca ver la luz del día. Suspiro…”

Era imposible saber si la chica Fénix de Hielo suspiraba por el Dios Maligno, o por Hong’er y You’er.

Tal vez fue difícil para un mortal imaginar que alguien tan poderoso como un Dios de la Creación llevaría una tristeza e impotencia tan terribles.

Hong’er al menos tenía un cuerpo y un alma completos, un par de padres que la adoraban y un clan que la amaba desde el fondo de sus corazones. Incluso ahora, tenía a Yun Che para evitar que se sintiera sola, hambrienta e inquieta.

Pero You’er…

“You’er es probablemente otra esperanza que el Dios Maligno dejó para el mundo”, dijo emocionalmente Yun Che. “You’er fue quien me dio la Semilla de la Oscuridad. Si no me equivoco, el Dios Maligno probablemente había ido al mundo de oscuridad para visitar a su hija, You’er, justo antes de que creara la Sangre Indestructible a costa de su vida. A propósito, dejó la semilla de la oscuridad con ella para que el sucesor del poder divino del Dios Maligno pudiera encontrarla, recibir su guía… y hacer que la Emperatriz Diablo de la Aniquilación Celestial sea consciente de su existencia”.

Cuando los diablos y los dioses aún estaban vivos, el Dios Maligno no se atrevió a dirigirse al Acantilado del Fin del Nube para visitar a su hija. Cuando todos los diablos y dioses murieron, finalmente pudo verla por última vez… pero incluso ese deseo cumplido fue abrumado por una gran tristeza.

En ese momento, el Dios Maligno no podría haber sabido que su “otra” hija todavía estaba viva. Debe haber muerto de dolor y culpa creyendo que su “otra” hija estaba muerta.

“Ya veo”, dijo la chica Fénix de Hielo con un suspiro. “El Dios Maligno realmente fue… el ser divino más grande de todos. Incluso cuando estaba tan decepcionado por el destino, nunca dejó de preocuparse por el futuro y el mundo”.

A pesar de haber descartado el título del Dios de la Creación, no pudo abandonar sus propias raíces hasta el final. Realmente merecía la palabra “grande”.

“Espíritu Fénix de Hielo”, Yun Che preguntó de repente, “eres un ser divino de la raza de los dioses, ¿no? ¿Por qué no odias o rechazas a los diablos? Por ejemplo, sabes que poseo una energía profunda de la oscuridad, pero por qué…”

En la antigüedad, la raza de los dioses y la raza de los diablos estaban en lados opuestos. No había tal cosa como un término medio, y ambas razas mantenían una animosidad insaciable entre sí. El hecho de que el monarca de la raza de los dioses, Mo E, hubiera actuado tan cruelmente como lo hizo fue prueba de ello. Y, sin embargo, Yun Che nunca había sentido ninguna animosidad o rechazo hacia la energía profunda de la oscuridad de la chica Fénix de Hielo.

La chica del Fénix de Hielo dijo en voz baja: “En aquel entonces, mi comprensión de los diablos era la misma que la de todos los seres divinos. Creía que eran la cara de la negatividad, la inmundicia y el pecado, y que eran una existencia que era rechazada por la ley celestial misma porque poseían una energía profunda de la oscuridad. Incluso creí que era el camino recto y la responsabilidad no establecida de la raza de los dioses era destruirlos a todos”.

“Pero después de sobrevivir a todas las batallas, la destrucción, la deriva sin rumbo por la vida… pude despertar de la fiebre y recordar todo lo que había sucedido en esta prisión del silencio eterno. Naturalmente, esta calma y tranquilidad me habían hecho comprender muchas cosas que no podía ver claramente en el pasado”.

“El Dios Ancestral fue quien creó la raza de los dioses y de los diablos, con un lado que representa ‘yang’ y el otro ’yin’. Si ambas son creaciones del Dios Ancestral, ¿son realmente tan diferentes entre sí además del poder que poseen? Si la raza diabólica realmente no pertenecía a este mundo como todos habían creído, entonces ¿por qué el Dios Ancestral incluso se molestó en crear la raza de los diablos en primer lugar? ¿No habría bastado solo la raza de los dioses?”

Yun Che, “…”

“Además, es un hecho… un hecho increíblemente triste, pero verdadero, que debemos admitir que… la causa de todo… el verdadero culpable detrás de la destrucción de la raza de los dioses y la raza de los diablos es…”

La voz de la niña Fénix de Hielo se volvió lenta, silenciosa y triste. Al final, no pudo decir las palabras que apuntaban hacia el verdadero culpable debido a la pura ironía que contenían, y porque era miembro de la raza de los dioses.

Sí… Yun Che sabía muy poco acerca de los tiempos antiguos, pero incluso él podía deducir solo de los rumores que la raza de los dioses habían sido los que habían traído el final de la Era de los Dioses.

Realmente fue increíblemente irónico.

“El bien y el mal del ser vivo no tiene nada que ver con el poder que tienen. Tampoco tiene nada que ver con los diablos, los dioses o la raza en la que nacieron. Pero en esa época, la palabra ‘diablo’ se había torcido en la cara del mal puro… y esa creencia todavía existe hasta el día de hoy”.

Yun Che había escuchado sobre el destino de la Región Divina del Norte.

Era por eso que nunca se había atrevido a revelar su energía profunda de la oscuridad… ni siquiera un poco.

Hace unos años, Wei Hen había cambiado su vida por la de Li Jianming en la Convención del Dios Profundo… Por un lado, el primero había ido a la Región Divina del Norte para cambiar su vida por la energía profunda de la oscuridad. Fue para que pudiera obtener el poder necesario para llevar a cabo su venganza. Por otro lado, Li Jianming había asesinado a toda la familia y secta de Wei Hen, y había violado a su esposa e hija por sus deseos egoístas…

¿Quién fue el verdadero demonio que merecía morir?

“Cuando una creencia se ha arraigado tan profundamente que se ha convertido en sentido común, casi no hay poder en el mundo que pueda cambiarla”, dijo la chica Fénix de Hielo. “La creencia de la gente de que todos los ‘diablos’ son malvados esta tan arraigada y común como la incompatibilidad entre el fuego y el agua. Definitivamente no puedes revelar tu secreto por toda la eternidad.”

“Como posees la semilla de la oscuridad del Dios Maligno, es posible que controles tu energía profunda de la oscuridad. Lo que esto significa es que “tu secreto” nunca será revelado a menos que así lo desees… o incluso mejor, debes intentar olvidar que incluso posees energía profunda de la oscuridad en primer lugar. Es una elección que debes tomar teniendo en cuenta la percepción actual del mundo de la energía profunda de la oscuridad”.

Yun Che asintió con la cabeza. “Lo sé.”

Tanto Jazmín como Mu Xuanyin le habían dicho algo similar.

No fue una exageración decir que nunca sería capaz de mantenerse en pie en este mundo de nuevo si su secreto fuera revelado alguna vez.

“El poder y la voluntad del Dios Maligno, la hija de la Emperatriz Diablo de la Aniquilación Celestial, el amor, la bondad y el vínculo familiar pueden ser suficientes para superar varios millones de años de odio. Tal vez sea suficiente para evitar que dañe el mundo que el Dios Maligno desea proteger, y un mundo donde su hija todavía vive en paz hasta el día de hoy”.

Este fue el último deseo del Dios Maligno, y el mejor de los casos que la chica Fénix de Hielo había imaginado en su cabeza.

El Emperador Diablo de la Aniquilación Celestial sin duda se convertiría en la gobernante absoluta del Caos Primordial una vez que ella regresara. No había poder en todo el mundo que pudiera desafiarla. La diferencia entre una gobernante llena de odio y violencia, y una gobernante que estaba dispuesta a cumplir el testamento moribundo de su amante y su única familia sobreviviente era un mundo aparte, por decir lo menos.

“Eres la clave de esta esperanza, Yun Che”.

“Te lo ruego, debes encontrarte con la Emperatriz Diablo de la Aniquilación Celestial el día que la luz carmesí se desmoroné por completa. La reunión, sin duda, irá acompañada de un riesgo inconmensurable, pero tu eres nuestra única esperanza. Este mundo frágil simplemente ya no tiene lo necesario para resistir el odio y la furia de un emperador demonio”.

“Sucesor del poder y la voluntad del Maligno Dios, por favor… ¡ve y conviértete en el salvador que necesitamos!”

En este punto, Yun Che fue consciente de la verdad detrás de la “grieta carmesí”, el “deber” y la “esperanza” que tenía en la espalda, y las tribulaciones que estaba a punto de enfrentar en el futuro.

Incluso se enteró del extraordinario pasado y antecedentes de Hong’er y You’er.

Yun Che realmente se calmó durante los últimos momentos de la revelación.

Después de todo, la verdadera cara del miedo era a veces a lo desconocido, no la verdad.

“Ahora entiendo”. Yun Che asintió con los ojos y una respiración tranquila. Ni siquiera dudó por mucho tiempo o sintió miedo como el Fénix de Hielo esperaba que lo estuviera. “Me voy yendo.”

“Si tengo éxito, supongo que es inevitable que me convierta en un salvador a los ojos de todos… Bueno, no es un mal título. Al menos ganaré la gratitud y el respeto de la gente en lugar de… nada de lo que estoy recibiendo en este momento”.

“Incluso si fallo, aún debería ser capaz de protegerme a mí mismo y a las personas que me rodean debido a la herencia del Maligno Dios y a Hong’er”.

“Si no hubiera obtenido el legado del Dios Maligno en ese entonces, no habría tenido todo lo que tengo hoy. Todavía puedo estar lisiado o peor, muerto en este momento. Es natural que una bondad tan grande viniera con una responsabilidad igualmente grande”.

“No hay razón para que no vaya, ya sea desde la perspectiva de la humanidad, de mí mismo o del favor que debo”.

Yun Che exhaló un poco después de que terminó de hablar… Literalmente no podía imaginarse enfrentarse a un emperador demonio que había regresado al Caos Primordial lleno de odio. Era imposible predecir lo que podría pasar después.

Era completamente posible que fuera aniquilado incluso antes de que tuviera tiempo de abrir la boca.

“Estoy muy contenta por tus palabras”, dijo la chica Fénix de Hielo. “Cualquiera que sea el resultado final, estoy increíblemente agradecida y contenta de que alguien como tú, una brillante esperanza pueda existir en el mundo”.

“Espero no traicionar sus expectativas”, respondió Yun Che sinceramente.

El Dios Maligno había dejado atrás la Sangre Indestructible para proteger a las generaciones venideras. La chica Fénix de Hielo ante él… también estaba haciendo todo lo posible por proteger al mundo durante los últimos momentos de su vida, a pesar de que ya no tenía un lugar en el mundo actual.

“No necesitas ponerte demasiada presión, es el emperador demonio después de todo. No hay absolutamente nadie que pueda controlar o decidir cómo resultará la situación, por lo que ya está salvando al mundo con el solo hecho de atreverse a interponerse entre el mundo y la Emperatriz Diablo de la aniquilación Celestial. No tienes el poder de controlar el resultado, y nadie tiene derecho a pedírtelo”.

Yun Che exhaló un poco después de escuchar las consoladoras palabras de la chica Fénix de Hielo.

“Una vez dije que te concedería los últimos vestigios de mi existencia y mis poderes divinos después de que tu resolución sea suficiente. Ahora tienes derecho a reclamar mi poder, pero aún no es el momento adecuado”.

“Mi mayor preocupación durante el resto de mi vida siempre ha sido cómo será el mundo después de que el Emperador Diablo de la Aniquilación Celestial haya regresado del mundo más allá, así que por favor, te pido que me permitas existir hasta el día en que los resultados se aclaren. Después de eso, sea lo que sea el mundo, prometo otorgarle todo lo que me queda… Por favor, no rechace mi oferta ni trate de mantenerme cerca. Es porque ya no tendré ninguna razón o propósito para vivir en este mundo después de tener mi respuesta”.

“…” Yun Che asintió. “Entiendo.”

En serio, no importaba si obtenía el poder del Fénix de Hielo o no cuando tenía que tratar con el regreso de un emperador demonio.

En este momento, ¡lo único en lo que podía pensar era en cómo enfrentarse a un verdadero emperador demonio de los tiempos antiguos!

“Ah, claro”, Yun Che recordó de repente algo y preguntó: “La última vez, dijiste que querías contarme uno de los secretos de mi maestra… ¿qué es exactamente?”

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.