<- Actualmente solo registrados A- A A+

ATG – Capítulo 1644

Capítulo 1644: “Calamidad y Desgracia”

“Jejejeje…”

Una risa escalofriante de repente sonó desde arriba. Las nubes oscuras se separaron y Chi Wuyao, la Reina Diablo, descendió lentamente al suelo.

Ella estaba acompañada por dos figuras blancas.

“Realmente eres el hombre que esta reina ha elegido, Yun Che. Todo lo que se necesitó fue un pequeño espectáculo, y mis lindas hijas están tan asombradas que cayeron en la sumisión.”

Sus pies tocaron el suelo ligeramente. La sonrisa detrás de la niebla negra era tan hechizante como demoníaca.

Las seis brujas se inclinaron hacia la Reina Diablo en sumisión en el momento en que llegó.

Mientras lo hacían, Yun Che miró las figuras blancas de pie detrás de la Reina Diablo.

Una presencia que excedía por mucho a cualquiera de las seis Brujas que ya estaban presentes, un aura que puso a Qianye Ying’er en alerta máxima al instante, y un par de caras que eran exactamente idénticas. El par de figuras blancas no había dicho una palabra, pero su sola apariencia era una declaración de su identidad.

¡Dos Maestros Divinos de nivel diez!

¡La líder de las Nueve Brujas, la Gran Bruja Jie Xin y Jie Lin!

Las brujas nunca mostraron sus rostros a nadie. Por lo menos, todas las Brujas que Yun Che y Qianye Ying’er habían encontrado hasta ahora habían enmascarado su rostro de una manera u otra.

Sin embargo, parecía que la regla no se aplicaba a las dos Brujas que estaban detrás de Chi Wuyao.

La Gran Bruja estaba vestida con simples túnicas blancas. Su ropa estaba completamente desprovista de cualquier patrón, y no llevaban joyas. Sin embargo, eran tan hermosas que con solo estar allí, convirtieron ese rincón particular del mundo en una pintura exquisita.

Sus ojos estaban desprovistos de cualquier emoción, pero no fue la frialdad lo que rechazó todo contacto humano. Era una especie de indiferencia hacia todo y cualquier cosa que exista en el mundo.

Chi Wuyao fue la única excepción. Era como si ella fuera la única persona en el mundo que se reflejaba en sus ojos y en su corazón.

Las hermanas gemelas no eran raras, pero no importa cuán idénticas fueran entre sí, siempre se encontraron algunas diferencias. Normalmente, un experto podría identificar esas diferencias inmediatamente con su percepción espiritual.

Además, incluso si sus apariencias fueran exactamente idénticas, era natural que su nivel de cultivo y aura difirieran de alguna manera a medida que crecían. Cualquier persona con suficiente percepción espiritual debería ser capaz de diferenciar a las gemelas con facilidad.

Pero no solo Jie Xin y Jie Lin compartían exactamente la misma apariencia, ropa y ojos, ¡su fuerza vital y su aura también eran idénticas!

Incluso sus pasos y su respiración estaban perfectamente sincronizados.

Era como si fueran un espejo vivo la una de la otra.

Qianye Ying’er las observó durante mucho tiempo con el ceño fruncido. Había visto muchos gemelos en su vida, y hasta hoy pensó que el rumor de las “brujas indistinguibles” no era más que una broma. Al final resultó que, el mundo era más grande de lo que ella imaginaba.

Yun Che retiró su mirada de Je Xin y Jie Lin y lanzó la mirada hacia Chi Wuyao. “¿era necesario esperar hasta ahora?”

Qianye Ying’er entrecerró los ojos. Las seis brujas también parecían sorprendidas. El significado detrás de las palabras de Yun Che era claro: sabía que Chi Wuyao estaba en algún lugar de la zona todo el tiempo.

Chi Wuyao sonrió. El que haya descubierto su presencia no la había sorprendido en absoluto. “La curiosidad es la naturaleza de una mujer. Ni siquiera yo soy una excepción a eso.”

“No voy a perder el aliento.” Yun Che evitó su mirada e hizo todo lo posible para expulsar su voz diabólica de su alma. “Sabes por qué estoy aquí, así que deja de perder el tiempo y ve al grano. Te lo advierto, ¡mi paciencia es mucho más corta de lo que piensas!”

Las palabras de Yun Che perturbaron y enojaron un poco a las Brujas.

Nadie se había atrevido a hablar con la Reina Diablo de esta manera… ¡nadie!

Pero Chi Wuyao simplemente lo miró y se echó a reír. “Jejeje, qué hombre tan impaciente.”

La ira en los rostros de las Brujas se convirtió en asombro.

Chi Wuyao no solo aceptó la terrible actitud de Yun Che como si no fuera nada, todos podían sentir la emoción detrás de su sonrisa y voz a pesar de que la niebla cubría su rostro. Era casi como si estuviera tratando de…

¿¿Seducirlo??

Por un instante, sintieron como si el suelo se estuviera separando bajo sus pies.

Pero la sonrisa de Chi Wuyao finalmente se desvaneció en una presencia invisible y dominante. Una vez más, parecía el diablo incomparable que todos en el mundo creían que era.

El deseo de venganza de Yun Che era desesperado e intenso, y ella ya no había tratado de desafiar su paciencia. Ella dijo seriamente: “Deseas bañar las tres regiones divinas en sangre, y esta reina desea visitarlas todas. Tienes un arte que desafía el orden natural, y esta reina posee el medio perfecto para que lo ejecutes. Ninguno de nosotros encontrará a un aliado más perfecto que el otro.”

Las Brujas se volvieron alarmadas hacia su reina después de escuchar su declaración.

Ya podían ver las tormentas oscuras que se aproximaban en un futuro muy cercano.

“La Región Divina del Norte está gobernada por tres reinos rey, y de los tres, el Reino de la Luna Ardiente y el Reino Yama no tienen planes de cambiar el statu quo actual. Si atacara a las tres regiones divinas, no solo no apoyarían o reconocerían mis esfuerzos, sino que harían todo lo que estuviera en su poder para detenerme y salvar sus propios traseros.”

“Por lo tanto, si tu y yo uniéramos todo el poder en la Región Divina del Norte, debemos comenzar tomando el Reino de la Luna Ardiente y el Reino Yama.”

Aunque las Brujas estaban conscientes del mayor deseo de la Reina Diablo desde hace mucho tiempo, sus palabras aún las conmovieron mucho.

Ye Li y Yao Die se dieron la vuelta y crearon una gigantesca barrera de aislamiento de sonido juntos.

Este era el Cielo del Alma, un mundo privado al que nadie se atrevería a acercarse sin permiso. Pero era mejor prevenir que lamentar teniendo en cuenta que esto era solo el comienzo de las controvertidas declaraciones de la Reina Diablo.

“Por supuesto, el Reino del Robo de Almas primero debe tener suficiente poder para aplastar ambos reinos antes de que tomemos medidas.” Chi Wuyao sonrió de nuevo mientras miraba a Yun Che. “De hecho, has demostrado que tienes la capacidad de hacerlo, y con increíble facilidad… La Calamidad de la Oscuridad Eterna del Emperador Diablo, su nombre es bien mereció.”

“…” Yun Che no estaba demasiado sorprendido de escuchar el nombre del arte de Chi Wuyao.

“¿Calamidad de la Oscuridad… Eterna?” Yu Wu susurró. El nombre sonaba increíblemente familiar, pero el recuerdo la eludía por alguna razón… no estaba exactamente equivocada. Su subconsciente le impedía alcanzar esa respuesta imposible.

“¡Espere!” Ye Li exclamó en estado de shock con incredulidad. “Maestra, ¿estás hablando de ese arte diablo supremo del que nos hablaste, el que pertenecía solo a la Emperatriz Diablo de la Aniquilación Eterna… ¿La Calamidad de la Oscuridad Eterna?”

“¿Oh? ¿Por qué estás tan sorprendida?” Chi Wuyao la miró y sonrió levemente. “¿No has sido testigo de su habilidad justo ahora? ¿Qué más, además de la Calamidad de la Oscuridad Eterna del Emperador Diablo, puede transformar a Chanyi de manera tan completa y milagrosa en solo unas pocas respiraciones?”

“¡Ah!” Las seis brujas gritaron involuntariamente al darse cuenta.

Chi Wuyao continuó: “Además, Yun Che pudo matar a Yan Sangeng de un solo golpe a pesar de estar solo en el nivel siete del Reino Soberano Divino. Puede ser el heredero del Dios Maligno, pero sin las venas profundas y el poder que la Emperatriz Diablo de la Aniquilación Celestial le regaló, su sangre de origen y su fuente de poder, hubiera sido una tarea imposible… qué envidiable.”

Los cuatro Emperadores Diablo fueron la mayor existencia del linaje diablo desde el comienzo del Caos Primordial. Aunque solo existían en leyendas y registros históricos en estos días, fueron venerados más que la religión en la Región Divina del Norte.”

No es de extrañar que las Brujas reaccionaran de la misma manera que cuando escucharon que el legendario Yun Che, el heredero del Dios Maligno, también heredó el poder de la Emperatriz Diablo de la Aniquilación Celestial.

Finalmente entendieron por qué fue capaz de realizar esa transformación milagrosa en Chanyi en solo un par de respiraciones… ¡fue porque estaba usando la habilidad de la Emperatriz Diablo!

“Les daré a todos un dominio perfecto sobre la energía profunda de la oscuridad”, dijo Yun Che con indiferencia.

“No solo ellas,” Chi Wuyao retomó inmediatamente donde lo dejó. “El núcleo que forma la fuerza del Reino del Robo de Almas son las Nueve Brujas, los Veintisiete Espíritus de Almas y los Tres Mil seiscientos Servidores de Almas. Como mínimo, esta es la cantidad de personas que necesita “transmutar”.”

Esta vez, incluso Jie Xin y Jie Lin parecían visiblemente conmovidas.

A los ojos de las Brujas, la transformación de Chanyi fue un milagro de principio a fin.

¡Pero la Reina del Diablo planeaba refinar los poderes de cada Bruja, cada Espíritu del Alma y cada Asistente del Alma también!

¿Podría este milagro imposible… realmente ser replicado más de tres mil veces?

“Aceptable.” Para su sorpresa, Yun Che asintió apenas sin dudar en absoluto. Casi parecía que estaba hablando de algo pequeño e insignificante.

“Conoces la Región Divina del Norte mucho mejor que yo, así que haré todo lo posible para cooperar contigo con respecto a esto. Sin embargo…” Yun Che cambió su tono de repente. “¡Seré yo quien decida cuándo devorar al Reino de la Luna Ardiente y el Reino Yama!”

“Dime”, dijo Chi Wuyao.

Yun Che frunció las cejas y levantó tres dedos.

“¿Tres… tres mil años?” Yu Wu murmuró inconscientemente.

El Reino de la Luna Ardiente y el Reino Yama eran superpoderes que se habían mantenido fuertes en la Región Divina del Norte durante cientos de miles de años. Ya era impactante e irreal lo suficiente como para afirmar ser el que los derriba, y mucho menos hacerlo en tres mil años. ¿Era realmente posible lograr tal hazaña en tres mil años, incluso si su núcleo se transformara por completo?

“Bueno.” Chi Wuyao asintió y aceptó la propuesta sin dudarlo. “Tres años lo es”.

“¿Tres… tres años?”

Ye Li, Yao Die, Qing Ying, Lan Ting, Yu Wu, Chanyi e incluso Jie Xin y Jie Lin no podían creer lo que escuchaban.

¡Este era el Reino de la Luna Ardiente y el Reino de Yama del que estaban hablando!

Nadie negaba el poder de la Eterna Calamidad de la Oscuridad. Dado el tiempo suficiente, el aumento en la velocidad de cultivo y el techo de poder solo aumentaría el poder del Reino de robo de almas hasta el punto en que podría aplastar fácilmente a los otros dos reinos reales.

Sin embargo, eso suponía que tenían varios miles de años o más hasta el día en que sucediera.

¿Tres años? Eso no era más que un sueño imposible.

En lugar de explicarse a las Brujas, Chi Wuyao de repente cambió de tema y dijo: “Cuando estaba leyendo sobre los registros antiguos, noté algo que era bastante interesante. La Emperatriz Diablo de la Aniquilación Celestial definitivamente no era la más fuerte de los cuatro grandes Emperadores Diablo. Pero sorprendentemente, ella era la más respetada… me escuchaste bien. La palabra “respeto” se usó una y otra vez en varios registros cuando se describió la relación entre los Emperadores Diablo. Los tres Emperadores Diablo respetaban a la Emperatriz Diablo de la Aniquilación Celestial.

“Después de que la Emperatriz Diablo de la Aniquilación Celestial cayó en la conspiración de los dioses y desapareció, la furia se apoderó de los tres Emperadores Diablo, no, toda la Raza Diablo. Fue uno de los principales fusibles que inició la gran guerra entre los dioses y los diablos.”

Yun Che: “…”

“La Raza Diablo de la Aniquilación Celestial dirigida por la Emperatriz Diablo de la Aniquilación Celestial poseía la extraña habilidad de transformarse en Espadas Divinas Diablos. Pero si tuviéramos que ignorar esta habilidad especial, su fuerza era de hecho mucho más pobre que los diablos liderados por los otros Emperadores Diablo.

“Si se separaran de la Emperatriz Diablo de la Aniquilación Celestial, ni siquiera serían mucho más fuertes que un demonio normal.”

“Pero lo contrario era igualmente cierto. Si la Emperatriz Diablo de la Aniquilación Celestial estuviera cerca de ellos, podrían derrotar a los tres grandes Emperadores Diablo sin sudar.”

“La leyenda dice que es causado por un poder especial llamado ‘Calamidad y Desgracia’.”

La voz de Chi Wuyao se volvió inusualmente suave y seductora mientras miraba a Yun Che. “Me pregunto si esta parte de los registros es verdadera… o falsa.”

Yun Che frunció el ceño un poco cuando algo oscuro brilló en sus ojos. Esta mujer era mucho, mucho más aterradora de lo que inicialmente imaginó.

La buena noticia era que ella era una alidada, no una enemiga… al menos no ahora.

Dijo seriamente: “No me mostraría ante ti tan pronto si no tuviera algo bajo la manga.”

“Muy bien.” La sonrisa de Chi Wuyao se ensanchó después de que ella consiguió lo que quería. “Parece que nuestra cooperación será agradable.”

Qianye Ying’er frunció el ceño. Nunca había oído hablar de esta “Calamidad y Desgracia”, y Yun Che definitivamente no se la había mencionado.

Sin embargo, su reacción al extraño nombre en sí fue una admisión silenciosa.

“¡Parece que sabes mucho más de lo dices!” Qianye Ying’er dijo fríamente antes de mirar furtivamente a Yun Che.

“Esta es la Región Divina del Norte. Es natural que tengamos más registros de los antiguos diablos que la Región Divina Occidental, ¿no es así? ” Chi Wuyao estaba sonriendo alegremente cuando de repente se volvió hacia el suroeste. “¿Oh? Parece que tenemos algunos invitados.”

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.