<- Actualmente solo registrados A- A A+

BTTH – Capítulo 150

BTTH – Capítulo 150: Pequeño Valle.

El Hada doctora miró hacia el patio que casi se había convertido en ruinas y miró inexpresivamente. Sus bonitos ojos se llenaron de brillantez cuando vio al joven que llevaba la Regla pesada de Xuan. Su mano tocó suavemente las plumas del águila azul mientras descendía lentamente hacia el patio.

Saltando enérgicamente desde la espalda del águila, el hada doctora se acercó al lado de Xiao Yan y lanzó su mirada hacia el lugar donde fue arrojado Mu She, Ella suavemente dijo, “¿Cómo está él?”

“Al menos seriamente herido”. Xiao Yan sonrió antes de toser violentamente varias veces. Su mano cubrió su boca y un momento después, una mancha de sangre apareció en su palma.

“¿Estás bien?” Al ver la cara pálida de Xiao Yan, el Doctor de las Hadas le dio unas palmaditas en la espalda y preguntó con preocupación.

“No es nada serio. Solo me he esforzado demasiado. “Xiao Yan agitó su mano de una manera despreocupada. Luego mirando la palma de su mano fue hasta la esquina llena de polvo de la pared y empujó un viento que barrió el polvo, revelando las ruinas debajo de él.

Xiao Yan observó el cuerpo débilmente retorcido debajo de las ruinas con indiferencia. Tosió suavemente unas pocas veces antes de arrastrar lentamente su pesada regla al costado de las ruinas. Con un ruido de golpes, la pesada regla en sus manos dejó a un lado una roca rota y reveló a la pálida cara blanca Mu She, que estaba en un estado terrible.

“Lo siento, pero tu pierdes”.

En este momento, las piernas de Mu She ya estaban destrozadas. Su rostro pálido y blanco era extremadamente aterrador y el sonido de su aliento era cada vez más débil hasta que apenas podía oírse. Era obvio que estaba llegando al final de su vida.

“¡Pequeño Bastardo, te he subestimado!” Una voz débil y entrecortada salió de la boca de Mu She. Aunque su voz era débil, el odio no disminuyó.

Xiao Yan simplemente sonrió y no dijo nada. Sus ojos permanecieron impasibles, sin mostrar ninguna señal de piedad ante el estado actual de Mu She.

“Mocoso, si tengo la oportunidad en el futuro, te dejaré experimentar un destino peor que la muerte”.

 

Al parecer comprendiendo que Xiao Yan no le mostraría ninguna compasión, las palabras de Mu She no mostraron ningún signo de suplicar por misericordia. En cambio, estaba lleno de un amenazante intento de matar.

“Creo que no tendrás esta oportunidad otra vez”.

Xiao Yan habló con indiferencia. Se bajó y buscó el cuerpo de Mu She. Un momento después regreso con sus manos vacías e inclinó la cabeza para preguntar: “¿Dónde está la técnica Dou de la clase Xuan que encontraste en la caja de piedra?”

“Jaja. ¿Usted también está interesado en eso? Es una lástima. Si muero, nunca serás capaz de ponerle las manos encima. “Levantando la cabeza con dificultad, una densa expresión de regocijo apareció en la cara de Mu She al ver la acción de Xiao Yan, sintió que pudo haber encontrado algo que le daba el derecho de negociar con la otra parte.

Inclinando su cabeza ligeramente, Xiao Yan lentamente se levantó y extendió sus manos impotentes. Se quedó en silencio por un momento y de repente sonrió, “Ya que es así… puedes morir e irte”.

Después de decir esas palabras, el rostro de Xiao Yan de repente se volvió helado. La regla pesada Xuan en su mano se estrelló enojada y fuertemente contra el pecho de Mu She.

Mirando al decisivo Xiao Yan, la sorpresa y el miedo se reflejaron en los ojos de Mu She. No esperaba que Xiao Yan estuviera dispuesto a abandonar la tentadora técnica Dou clase Xuan.

“Déjame salir de aquí y te contaré el escondite de la técnica Dou clase Xuan. De ahora en adelante, ¡no nos deberemos nada! “. De repente bajo la sombra de la muerte Mu She grito.

“Olvídalo. Comparado con la técnica Dou de la clase Xuan, no me gusta que una serpiente venenosa me recuerde es como un animal de sangre fría. “Con una sonrisa espesa, la pesada regla en la mano de Xiao Yan se estrelló sin piedad contra el pecho de Mu She.

“¡Bang!”

Siguiendo el sonido amortiguado, los ojos de Mu She sobresalieron mientras su cuerpo se hundía violentamente hacia adentro. Un bocado de sangre con sus órganos aplastados fue escupido salvajemente.

Los ojos que miraban al joven estaban llenos de maldad. Finalmente, el cuerpo de Mu She se ablandó lentamente y la vida en él desapareció rápidamente.

Viendo el cadáver helado que fue aplastado bajo los escombros, Xiao Yan cerró los ojos suavemente y dejó escapar un suspiro. Luego dio media vuelta y se dirigió hacia al hada Doctora que estaba cerca.

“Vámonos. Mu She está muerto, Los simios se dispersan cuando el árbol cae. Sin un líder, la Wolf Head Mercenary Company (compañía mercenaria cabeza de lobo) ha sido disuelta… “dijo suavemente Xiao Yan mientras caminaba hacia el lado del Hada doctora. Su rostro parecía un poco agotado.

“Sí.”

Con un suave sonido respondió. Los bonitos ojos del hada doctora escanearon su entorno y descubrieron que los mercenarios supervivientes ya no tenían la voluntad de luchar después de la muerte de Mu She, Huyeron en todas direcciones con sus rostros pálidos, aparentemente temerosos de que Xiao Yan los matara.

El Hada doctora suspiró suavemente, Con la muerte de Mu She, todos los rencores que el trío había tenido también desaparecieron. Ella frunció su húmeda boca roja y dijo en voz baja: “Debería ser hora de irnos…”

Dando media vuelta, el hada doctora cuidadosamente ayudó a Xiao Yan a subir al águila azul, Ella se levantó después de él y agitó su mano. Dejando escapar un grito de águila, el águila azul se elevó lentamente hacia el cielo.

El Águila Azul rodeó en el cielo una vez antes de agitar rápidamente sus alas y volar. Un momento después, desapareció en el cielo azul.

……

No mucho después de que Xiao Yan y el Hada Doctora arruinaran el patio, las noticias de la desaparición de Mu She comenzaron a extenderse por todo el pueblo de Qingshan. Con respecto a esta noticia, las caras de todos estaban llenas de conmoción. Este choque se convirtió en horror cuando supieron que el que mató a Mu She era en realidad el joven que fue perseguido en las regiones interiores de la Cordillera de las Bestias Mágicas.

Un joven que parecía tener menos de veinte años en realidad había logrado matar a los tres líderes de compañía de la Compañía de mercenarios Wolf Head. La realidad brutal hizo que la mayoría de la gente se sintiera un poco avergonzada.

La muerte de Mu She también sirvió como un anuncio de la disolución de Wolf Head Mercenary Company. Sin el liderazgo de Mu She, esta gran fortaleza que había actuado con arrogancia en la ciudad de Qingshan había disminuido gradualmente en una fuerza insignificante. Esto fue todo debido a solo un hombre joven.

Naturalmente, el final de Wolf Head Mercenary Company no tenía ningún significado para Xiao Yan. Qingshan Town fue solo el primer paso en su entrenamiento. Quizás en el futuro, cuando termine su duro entrenamiento de vez en cuando podría recordar a esta pequeña ciudad que estaba ubicada al lado de la Cordillera de las Bestias Mágicas. Aquí, por primera vez en su vida, experimentó ser perseguido por un grupo de personas que deseaban su vida.

Después de dejar la ciudad de Qingshan, Xiao Yan no se apresuró a cruzar la Cordillera de la Bestia Mágica. En cambio, fue llevado por el hada doctora a un lugar con una energía extremadamente densa.

Xiao Yan estaba familiarizado con esta ubicación. Este lugar era la cuenca donde crecían numerosas hierbas medicinales. Había acompañado al equipo de recolección de hierbas medicinales a su región exterior. Sin embargo, esta vez, bajo la dirección de Fairy Doctor, volaron por el cielo y directamente entraron a las regiones interiores de la cuenca.

Lentamente aterrizaron en un pequeño valle en las regiones interiores de la cuenca donde la densidad de la energía causaba que Xiao Yan mostrara una alegría incontrolable. Al instante, su ánimo se levantó.

“¿Qué piensas? Este lugar es bueno, ¿no? El pequeño valle aquí está completamente aislado del mundo exterior y el cielo está oculto por una espesa niebla. Si no fuera por el momento en que Xiao Lan entro aquí, me temo que nunca habría podido encontrar este extraño lugar. Al ver la cara sorprendida de Xiao Yan, el hada doctora se alegró y se rio con orgullo.

“Realmente es muy bueno”.

Xiao Yan continuó elogiando el lugar mientras asentía. Sus ojos recorrieron el valle que estaba lleno de una niebla de energía débil y se sorprendió al encontrar numerosos tipos de plantas medicinales preciosas que crecían en este valle. Olor tras olor de fragancia mezclado con la niebla, haciendo que las personas se sientan frescas.

“¿Deberíamos quedarnos temporalmente aquí por algún tiempo? Algunas de las plantas medicinales que se requieren para algunas recetas en mi Libro de veneno de siete colores se pueden encontrar aquí…” El Doctor de las Hadas miró a Xiao Yan, su tono sugería su intención de discutir el asunto.

“No hay problema.”

Al escuchar la sugerencia del hada doctora Xiao Yan no dudó en aceptar. Un campo de entrenamiento tan bueno no era algo con lo que él pudiera encontrarse fácilmente. En su corazón, esperaba poder ser ascender al nivel de Dou Shi en este lugar.

Aunque el valle estaba aislado y solo podía confiar en que el águila azul lo sacara, Xiao Yan no estaba demasiado preocupado. Con Yao Lao y Purple Cloud Wings (alas de la nube purpura) con él, también podría volar si surgiera algún problema.

Al ver que Xiao Yan había estado de acuerdo, el hada doctora también asintió con una sonrisa. Ella encaro al águila azul y sopló su silbato de bambú, permitiéndole volar libremente. Después de lo cual, condujo a Xiao Yan a un rincón del valle. Su delgado dedo señaló un cobertizo de paja y dijo: “Esto fue construido por mí, Viviremos aquí durante el tiempo que permanezcamos en el valle”.

“Jaja, puede ser un cobertizo de paja, pero con una belleza que se queda conmigo, los días pasarán alegremente”. Xiao Yan asintió mientras su mirada recorría el cobertizo de paja. Cuando él inclinó la cabeza y vio la cara suave del hada doctora, Xiao Yan no pudo resistirse a bromear.

La cara del hada doctora se enrojeció cuando escuchó sus palabras. Le dio a Xiao Yan una mirada molesta pero amable antes de mostrar su puño. En voz baja, ella advirtió: “No te atrevas a hacer cosas graciosas porque crees que soy débil”.

“Uf, no quiero ser envenenado por un veneno desconocido sin que yo lo sepa”. Xiao Yan agitó su mano y dijo con una sonrisa.

“Hmph”. La hermosa nariz del hada doctora se arrugó cuando alzó su mano hacia Xiao Yan y dijo: “Iré a recoger algunas hierbas. Puedes explorar el lugar”. Después de decir esas palabras, se dio la vuelta y se dirigió a las distantes plantas medicinales.

Xiao Yan se dio la vuelta y vio que el hada doctora gradualmente se distanciaba. Sonrió y se dirigió en la dirección opuesta mientras susurraba, “Maestro, este lugar no tiene ningún problema, ¿o sí?”

“Este lugar tiene una geografía extraña. En el mundo exterior, es muy poco probable que preciosas plantas medicinales crezcan juntas en una escala tan extensa. Y por alguna razón, la energía aquí también es muy pura, lo cual es perfecto para tu entrenamiento. “La vieja voz de Yao Lao vino desde el interior del anillo,” Después de entrenar durante uno o dos meses más aquí, creo que deberías ser capaz de convertirse en un verdadero Dou Shi”.

“… Dou Shi …”

Los pasos de Xiao Yan de repente se detuvieron. Levantó la cabeza, observando la espesa niebla en el cielo, mientras lentamente decía, “Si contamos el tiempo, ha pasado más de medio año desde que me fui. Queda menos de un año hasta el acuerdo de tres años”.

“Ah, entonces trata de apurarte. El entrenamiento en la Cordillera de las bestias Mágicas está llegando a su fin. Tu siguiente parada es el desierto de Tager. Jaja, el duro entrenamiento allí será aún más arduo y peligroso de lo que era en la cordillera de las bestias mágicas. Hubo un tono de regodeo en la risa de Yao Lao.

Sacudiendo negativamente su cabeza, Xiao Yan dijo: “¿No he soportado muchas dificultades?”

“Jeje, puedes relajarte y entrenar. El desierto de Tager puede ser peligroso, pero las mujeres serpiente son una especialidad del continente Dou Qi. Si tienes suerte, incluso podrías obtener una serpiente como esclava, ja, ja… ”

Xiao Yan puso los ojos en blanco y era demasiado perezoso para preocuparse por Yao Lao, que no estaba actuando como corresponde a su antigüedad. Continuó bajando la cabeza y estudiando los alrededores del valle. En el período de tiempo que se avecina, se quedaría aquí y entrenaría en silencio hasta que avanzara a ser un verdadero Dou Shi.

Descarga:

1 Comentario Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.