<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 304

Libro 2 – Capítulo 187. Secreto

 

Los bárbaros y los guerreros del desierto trabajaron juntos, sacando todos los cuerpos de los carruajes. Zendrall les roció un poco de medicina antiséptica, antes de lanzar algunos hechizos. A los cadáveres se les drenó su humedad, pero no se arrugaron demasiado y conservaron su aspecto original. En el nivel 12, el nigromante podía manejar una gran cantidad de cuerpos a la vez. Solo necesitó cinco rondas para recorrer los más de 200 cuerpos.

El Nigromante no aprobó que Richard mostrara los cadáveres en público. En su opinión, tal cosa no tenía sentido. ¿Quién estaría asustado por un cuerpo? Richard debió habérselos dejado. Obviamente, todos eran soldados veteranos que habían entrenado lo suficiente como para tener cuerpos robustos. Podían convertirse en guerreros esqueletos de élite en sus manos, formando un ejército de seres de nivel 4-5 que podían empuñar espada y escudo.

En su nivel, Zendrall podía restringir la caída de nivel de cuando su ejército estaba vivo a solo dos o tres niveles. Si se preparaba meticulosamente y usaba una gran cantidad de pociones suplementarias, incluso podría evitar una caída en el nivel. Sin embargo, los recursos que tal acto consumiría serían inmensos, y solo valía la pena para crear guerreros de la oscuridad.

Zendrall no había obtenido materiales de alta calidad en mucho tiempo, pero Richard sólo sonreía ante sus quejas. Los no-muertos débiles como los guerreros esqueletos no eran nada en la mente del mago. Todo mago podía usar hechizos de invocación de espíritus, por lo que usar unos pocos en batallas a pequeña escala no resultaba un problema. Sin embargo, un mayor número de no-muertos haría obvio que un nigromante le estaba sirviendo.

La nigromancia era un tabú en Faelor, comparable incluso a la demonología y solo superada por los invasores planares. Le había costado mucho esfuerzo mezclarse con los lugareños, y no quería atraer la atención de los dioses por un inútil ejército de esqueletos.

En este punto, Richard tenía una comprensión mucho mejor del panteón de Faelor. Aunque en realidad era un invasor de otro mundo, su limitada fuerza lo marcó como una amenaza insignificante. Sinclair le había pisado los talones rápidamente, y debido a sus muchas grandes guerras contra los ejércitos aliados de Cerces y Neian, causó grandes daños a las iglesias del Reino Sequoia. Cualquier mirada que hubiera estado siguiendo a Richard se había sentido atraída por ella.

Y ahora, el trato con el Duque Lobo Terrible resolvió cualquier problema de identidad. No hubo más noticias sobre el primer intruso, y la gente del Ducado de Roca Blanca rápidamente se olvidó de cualquier invasión por parte de alguna fuerza insignificante.

Richard era básicamente un mosquito para los dioses. Molesto, pero pequeño. No podría causar ningún problema, e incluso si desapareciera, solo asumirían que murió en algún rincón oscuro. Uno mataría a un mosquito si le picara, pero no importaría aunque se fuera volando. Los dioses sentían los mismo por él.

Richard regresó a su residencia. Lo que necesitaba ahora era meditar y restaurar su maná. Sin embargo, justo cuando se sentó, se oyó el sonido apresurado de alguien subiendo las escaleras y Zendrall entró  precipitadamente en su habitación.

El nigromante estalló con furia al ver a Richard, “¡El cuerpo del líder no tiene alma en absoluto! ¿De qué quieres que cree un guerrero de la oscuridad? Me quedan menos de cinco guerreros de la oscuridad, ¡¿quieres que comience a luchar solo con maldiciones?!”

“¿No tiene alma?” Richard estaba aturdido. Esto era inusual. Tomaba unos días de descomposición después de la muerte para que un alma se desvaneciera por completo. Hasta entonces, el cuerpo tendría algunos fragmentos del alma dentro. Los nigromantes confiaban en activar el poder de estas almas para convertir los cadáveres en no-muertos.

Las almas de los piadosos normalmente podían dirigirse directamente al reino divino de su dios al morir, razón por la cual los nigromantes necesitaban lanzar un hechizo de bloqueo del alma inmediatamente con tales personas. Sin embargo, pocos aparte de los paladines alcanzarían este nivel de fe. Richard tampoco había visto al capitán caballero rezando a alguien durante la batalla.

Richard recordó la muerte del líder. Después de sufrir graves lesiones por parte de Waterflower, Phaser le propinó el último golpe.

“Está bien, lo entiendo. Voy a llegar al fondo de esto.”

Solo después de obtener la garantía de Richard, el nigromante se marchó. Los cadáveres y las almas de los seres poderosos no eran solo materiales para convocar a los no-muertos; también resultaban necesarios para que él avanzara.

“Phaser, ven a mi habitación”, ordenó Richard en su mente. Momentos después, la ventana de Richard se abrió en silencio y Phaser entró como un fantasma parándose frente a él.

Richard miró a esta unidad especial que estaba cubierta con sus túnicas y dijo, “Quítate las túnicas.”

Phaser hizo lo que se le ordenó, quitándose las túnicas e incluso la armadura que tenía debajo. Fuera de la armadura natural de su cuerpo, estaba completamente desnuda.

Él encontró su apariencia extraña. El cuerpo de Phaser estaba vibrando rápidamente, un estado muy bueno en la batalla que le permitiría hacer un ataque fatal en cualquier momento. Sin embargo, ahora mismo sólo servía para hacer que su piel se ondulara como si fuera un cuerpo de agua.

Ella había vuelto a crecer desde la última vez que la vio. Comenzó con un hechizo de detección antes de caminar en círculos a su alrededor, comparando su apariencia con el recuerdo de cuando acababa de nacer.

La luz que brillaba en respuesta al hechizo era débil, pero estable. Sorprendentemente, y en el transcurso de sólo dos batallas, ¡ya estaba en el nivel 5! ¡Este fue un ritmo de crecimiento terrorífico!

También hubo algunos cambios en su cuerpo. Parecía mucho más alta en este momento, con 1,6 metros de altura. Él no entendió el uso de esto en una unidad de asesinato. Una estatura más alta permitía soportar más fuerza, más reservas de energía. Sin embargo, en un mero nivel 5, Phaser estaba lejos de completar su físico. Solo significaría que necesitaba gastar más energía para ocultarse.

Por otro lado, la cobertura de su armadura natural estaba empezando a reducirse, algo que también le resultó difícil de comprender. La armadura natural de Phaser era similar al caparazón de la madre cría, duro como el acero con un cuarto del peso y una flexibilidad mucho mejor. Era tan buena para la defensa como una armadura de mithril refinada, aunque no comparable a los artefactos mágicos.

“¿Ya estás en el nivel 5? ¿Cómo avanzaste tan rápido?”

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.