<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 30A

Capítulo 30A. Tierno y Delicioso

 

Pasó el tiempo sin que nadie prestara atención, y empezaron a formarse gigantescas grietas en las capas de hielo al norte de Floe Bay. La primavera había llegado, una estación donde las numerosas bestias mágicas comenzaron a aparearse desde ardillas hasta dragones.

Todo el mundo al lado de Sharon podía sentir que Su Excelencia se estaba poniendo extremadamente extraña. Sus emociones empezaban a fluctuar sin patrón, como la de una niña pequeña con un corazón de conejo. Los grandes magos en contacto con ella se volvieron cautelosos, prestando atención a cada uno de sus pensamientos. Incluso alguien como Fayr tuvo que ser prudente. Algunas personas suponían que estos fueron los impulsos del amor, y los grandes magos que tenían vasta experiencia sabían que las bestias eran las más peligrosas en la época de cría.

El sol de la tarde brillaba intensamente, y la legendaria maga se acostaba perezosamente en su sofá mientras reflexionaba sobre algo tan complicado que incluso había olvidado comer sus frutas favoritas situadas a un costado. Estaba vestida casualmente, el suave vestido de seda de color marfil le quedaba ajustado como una segunda piel.

Sobre un apoyabrazos descansaban su pequeños piececitos descalzos, su tierna piel revelaba un suave lustre similar al de una perla bajo la cálida luz del sol. Este par de pies descalzos eran extremadamente tentadores, la pequeña parte de su pantorrilla revelaba lo suficiente como para hacer que los ignorantes hicieran todo lo posible por imaginar la escena más profunda entre sus piernas.

Sin embargo, ningún ser ignorante podía permanecer al lado de la legendaria maga. Todos eligieron ignorar el resplandor primaveral de Sharon, sin pensamientos perdidos en sus mentes.

La mayoría de la gente de aquí había seguido a Sharon a través de batallas de plano en plano, mientras que el resto había participado en la creación del Deepblue. Todos conocían muy bien sus aterradores métodos, y ante sus ojos la persona que se reclinaba frente a ellos no se trataba de una mujercita tan tierna que no pudieran resistir la tentación de morderla. No, ella era un verdadero y antiguo dragón. Cualquiera que no tuviera esta noción desde hace tiempo habría desaparecido en las tormentas planares.

Los magos hacían sus informes como de costumbre, pero la propia Sharon se mostraba perezosa y desinteresada. Sus ojos parpadeaban hasta cerrarse.

En ese momento, una sirvienta entró, diciendo que un gran maestro en arte había venido a buscar una audiencia con Su Excelencia. Los ojos entrecerrados de Sharon no se movieron por un largo tiempo, solo cuando la sirvienta ya no podía mantenerse inclinada y empezó a enviar miradas indefensas a los grandes magos, asintió perezosamente. El maestro se acercó a ella con temor, con la obra en la mano.

Como alguien que no tenía las calificaciones para asistir a una reunión con tantos altos mandos, nunca antes había tenido esa sensación. Cuando su mirada se posó sobre los relucientes pies descalzos de Sharon, todos vieron cómo se movía la garganta del maestro. Decenas de miradas penetrantes como cuchillas le hicieron darse cuenta inmediatamente de que había olvidado sus modales, y el sudor frío cubrió inmediatamente su cuerpo. Afortunadamente, Su Excelencia no había abierto los ojos, en cambio parecía aturdida como si estuviera pensando en algo. Ni siquiera había notado la impertinencia e intensa reacción física del artista.

El maestro se acercó al sofá e inclinó la cabeza, sin atreverse a dejar que su mirada se posara en alguna parte del cuerpo de Sharon. Reveló el trabajo que estaba abrazando con fuerza en el pecho, y luego dijo con respeto: ” Su Excelencia, su estudiante Steven ha hecho un retrato para usted. Tiene un gran valor artístico, por eso me atreví a tomarme un poco de su valioso tiempo para entregárselo”.

Los ojos entrecerrados de Sharon finalmente se abrieron completamente y comenzó a enfocarse. Era como un gato tomando el sol mientras movía su cuerpo letárgicamente para mirar el retrato desde un mejor ángulo. La legendaria maga tenía muchos alumnos, y también había obtenido toda clase de extraños regalos antes. Sin embargo, Steven fue el primero en darle un retrato.

Este fue un retrato de la mitad de su cuerpo, con el fondo de Floe Bay durante el verano. Las laderas de las Montañas Invernales habían sido teñidas de un verde suave, con los picos aún cubiertos de nieve durante todo el año. El fondo parecía leche de hierbabuena, un famoso postre en Norland.

El mar estaba tranquilo y profundo, mientras que los cielos parecían elevados. Varios tonos de azul llenaban el espacio entre ellos, con la legendaria maga en el centro. Sharon estaba vestida con su túnica azul celeste favorita, apoyada en un muro y mirando a lo lejos.

¡Esto fue realmente una obra maestra!

Los retratos de la legendaria maga no escaseaban, incluso  realizados por maestros consumados. Sin embargo, todos ellos acentuaron su identidad como maga legendaria. Si bien expresaban su belleza, todos se centraban en la dignidad y magnificencia. Trabajos anteriores esbozaron la escena en la que ella luchó en otros planos, mostrando tanto su belleza como su fría intención de matar junto al poder que hacía que otros inclinasen la cabeza.

Este retrato de la mitad de su cuerpo mostró originalidad, y en esta obra se parecía más a una mujer hermosa con un temperamento elegante.

El fondo del cuadro pintado de azul, verde y blanco, el más puro, el más tierno y el más dulce de la paleta de colores. Todos habían sido manejados muy bien, ninguno oscurecía el foco. Si no fuera por esa túnica que sólo Sharon usaba, sería difícil decir que la mujer indistinta y desanimada era en realidad una maga legendaria.

El retrato fue ingenioso. Revelaron los pensamientos de Steven en su totalidad, pero permanecieron brillantemente vagos.

Los ojos de Sharon finalmente se crisparon un poco, y el maestro notó el ligero cambio. Después de haber deambulado por muchos reinos, mezclándose con la monarquía y aristócratas, él había sido un donjuán. Ya sea de joven o viejo, había visto la mirada en los ojos de Sharon muchas veces antes.

En efecto. Todos estos años la gente sólo recordaba que Sharon era una maga legendaria, teniendo en mente su poderosa magia, riqueza y creciente prosperidad que podía compararse con los grupos de dragones. Todos olvidaron que era una mujer; aunque las vidas de los seres legendarios eran muy largas, su estado de ánimo cambiaría con el tiempo. Con el paso del tiempo, envejecerían como de costumbre, luego se sentirían jóvenes de nuevo, y luego cambiarían otra vez. Al final reinó la indiferencia. Los elfos de alto grado del continente Norland habían tenido alguna vez este encanto, y tenían una profunda comprensión y relato sobre esto.

Sharon había penetrado hace mucho tiempo en el reino legendario, pero seguía en el mismo estado de ánimo que una joven de dieciocho o veinte años. Resultaba difícil de decir, pero la confusión en sus ojos era algo que el maestro había visto en muchas mujeres jóvenes que sueñan con el amor. La pintura había tenido evidentemente grandes efectos.

Una vez, en el pasado, el maestro de arte había sido engañado por la belleza y el poder de Sharon, dispuesto a abandonar el colorido mundo exterior y establecerse en el Deepblue. Sin embargo, esa admiración unilateral había sido atenuada por el tiempo. El amor necesitaba una base real, y una vez que comenzó a tomar dinero de Sharon para mantener su estilo de vida, sus esperanzas se desvanecieron rápidamente.

No sintió celos ante los deseos de Steven. Todo este trabajo duró sólo trajo a la mente los recuerdos que creía sellados. Mientras reflexionaba sobre ellos, todo lo que pudo sentir era tristeza, un signo de la edad. Hace diez años, ayudar a Steven con esto hubiera sido impensable aunque le hubiera dado una gran cantidad de oro.

Quizás sorprendida por la mirada del maestro de arte, Sharon repentinamente abrió completamente los ojos. Sus ojos estaban completamente claros, impactando al maestro para que bajase la cabeza.

La legendaria maga miró con avidez el retrato que Steven había dibujado, y luego sonrió resplandecientemente: “Esto fue dibujado bastante bien. ¿Soy realmente tan hermosa?”

“¡Por supuesto! ¡Eres la más bella de todas las leyendas!” El maestro aprovechó la oportunidad para decir esto antes que los otros grandes magos.

Sharon se rió reservadamente, y luego se volvió hacia el enano gris, “¡Blackgold! El pequeño Steven no está tan mal. Qué tal esto, agrega un poco de mi Deleite para él este mes. En cuanto a la cantidad…”

Dicho esto, Sharon de repente vio al maestro de arte sorprendido y aún arraigado en el lugar, “¡Debes irte!”


Donación: 2 Capítulos patrocinados x 5 $ Facebook
Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.