<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 337

Libro 3 – Capítulo 2. Una vez perezosa y lujosa (2)

 

Las críticas e incluso los improperios estaban bien; nada de eso podría lastimar un pelo en la cabeza de Gaton, y nadie hizo nada demasiado drástico. Su fuerza era insondable, y pocos incluso sabían el grado de su poder. Sin embargo, lo que sí sabían era que el demoníaco Mordred que permanecía silenciosamente detrás de él se estaba haciendo más fuerte cada día.

*¡Thud! ¡Thud!* Un hombre con túnica roja levantó su báculo en medio del caos, tirándolo sobre la mesa para calmar a todos. Se puso de pie y examinó su entorno, declarando severamente. “En vista de que el Marqués Gaton usa los recursos de la familia para luchar en guerras sin sentido, sugiero que se lo despoje de su papel como jefe de familia. La isla 7-2 debería ser administrada por el consejo de familia.”

“¡Estoy de acuerdo!”

“¡Igual yo!”

En el momento en que sus palabras resonaron, voces apoyándolo se escucharon en sucesión. Al menos siete Archerons levantaron la mano de acuerdo, casi la mitad de la gente allí. Algunos vacilaron un poco, pero al final sus manos también se alzaron. De esta forma, más de la mitad de los presentes estuvieron de acuerdo. Basado en la idea de estas nuevas reglas, esta decisión se aprobaría.

Sin embargo, fueron solo los pequeños señores quienes hablaron. La mayoría de las potencias de la familia Archeron no habían dado a conocer su posición. El representante del Marqués Sauron se limitó a colocar su mano sobre su barbilla, como si estuviera profundamente pensativo. El Conde Goliat estaba recostado en su silla con los ojos cerrados, mientras Alice se estaba recortando las uñas con su espada larga que estaba casi al nivel de un arma divina.

Gaton finalmente reaccionó a todo. Abrió los ojos, mirando al viejo mago de túnica roja y burlándose mientras escupía. Una espesa flema aterrizó en el suelo.

Esto solo sirvió para enfurecer al mago; la escupida efectivamente había aterrizado en su cara. Se enojó más de lo que creía, golpeando la mesa con su bastón una vez más mientras gritaba, “¡Marqués Gaton! ¡Toma nota de tus acciones! ¡Ya no eres el jefe de los Archerons, no necesitamos un líder que solo piense en sí mismo! ¡Todos tus poderes como jefe, incluido el Castillo Blackrose, se trasladarán al consejo de familia!”

Gaton parecía no haber escuchado los gruñidos del viejo mago, simplemente diciendo perezosamente, “Una copa de vino.”

La Paladín de Sangre Senma inmediatamente le entregó una copa que era asombrosamente grande, llena con media botella de vino tinto. Gaton arremolinó el líquido; a pesar del enorme tamaño de la copa, sus movimientos parecían elegantes y prácticos. El líquido emitió un leve aroma, como sucedería cuando uno estaba saboreando sabiamente.

El mago solo se enfureció más, este fue otro acto de humillación. Estaba a punto de estallar en un discurso vehemente, pero la copa en la mano de Gaton apareció de repente frente a él y explotó en su rostro. El impacto lo envió volando hacia atrás, estrellándose contra el suelo como una muñeca patética.

El viejo mago luchó por ponerse de pie, su rostro era una mezcla de sangre y vino. Levantó sus dedos temblorosos hacia Gaton, sus labios temblaban, pero las palabras no salían de su boca. El tipo comenzó a tambalearse antes de caer al suelo una vez más, sin poder volver a levantarse.

Este acto intimidó a todos haciéndolos centrarse en Gaton. Solo entonces el jefe de la familia Archeron se levantó de la mesa y se puso de pie, escudriñando a todos y diciendo con frialdad, “El liderazgo de la familia Archeron siempre se ha decidido a través de la batalla. ¿Desde cuándo se eligen las cosas?”

Su estruendosa voz resonó por toda la sala de reuniones, sin que nadie pudiese rebatirla. Golpeó la mesa y se rió fríamente. “No me importa lo que piensen, y no me importa este consejo de familia que surgió de la nada. Me convertí en el jefe a través de la batalla, y cualquiera que quiera quitarme eso y vivir en el Castillo Blackrose necesita usar sus puños para echarme. Ahora díganme. ¿Quién quiere ser el jefe? ”

La mirada de Gaton se posó en el representante de Sauron, “¿Tiene el tío tal cosa en mente?”

El representante de Marques Sauron era el joven Barón Sua, su hijo. Aunque solo tenía veinte años de edad, el joven no estaba nervioso en absoluto bajo la mirada enérgica de Gaton. Su mejilla ni siquiera se apartó de su mano cuando respondió, “Mi padre me dijo que sólo estoy aquí para ver el espectáculo.”

Un destello inteligente brilló en los ojos de Gaton cuando asintió, “No está mal. Parece que Sauron tiene un buen hijo.”

El Barón Sua sonrió, pero no habló.

La mirada de Gaton aterrizó sobre Goliat, “¿Y tú, mi querido hermano?”

El hombre con un gran físico estalló en carcajadas, “Tengo que conseguir algunos pedazos más de tierra y un nuevo plano personal. Una vez que también me convierta en Marqués, comenzaré a considerar ir a la guerra.”

Gaton asintió, mirando hacia Alice después. Antes de que pudiera decir algo ella extendió su mano derecha y la agitó en su dirección, “Cinco caballeros rúnicos serán suficientes para sobornarme. No trates de engañarme con los de grado 1.”

Gaton se acarició la barba, incapaz de evitar reírse, “¿Sobornarte? ¿Por qué debería hacerlo?”

“Si sales con todas tus fuerzas, tu nido podría ser destruido por otros. Si Richard regresa de repente, puedo ser su protectora. Solo necesito cinco caballeros rúnicos a cambio.”

Gaton se rió entre dientes en respuesta, “Hay bastantes personas que quieren matar a ese niño. Si no estoy cerca, ¿realmente tienes las agallas para atraparlos?”

Alice volvió a recortar sus uñas como si no hubiera nadie alrededor, hablando con tono apagado, “¿De qué hay que tener miedo? No existe nadie que no se haya arrepentido de pelear conmigo, olvida los pedazos de basura en esta habitación.

“Oh, y si alguno de ustedes tiene algo que decir sobre mí, lo tomaré como una declaración de guerra. Comenzaremos a luchar mañana, y será a muerte.” La voz de Alice no sonó fuerte, pero su fuerza excepcional fue suficiente para reprimir el clamor. Todas las maldiciones se desvanecieron inmediatamente; todos sabían que ella realmente haría lo que había dicho. No estuvo mal hablar libremente en la reunión, pero si esas palabras daban como resultado una guerra, eso no sería bueno.

Gaton dio una mirada a todos, “La reunión ha terminado. He decidido que la guerra continuará. Además, este consejo o lo que sea debe ser disuelto inmediatamente; Será mejor que no escuche nada al respecto en el futuro. Los ancianos mantendrán las reglas de la familia, y las reglas establecen que quien tenga el poder deberá poseer el Castillo Blackrose. Si quieres unirte a las filas de los ancianos, el poder habla por sí mismo. Si ni siquiera tienes ese derecho, deja de quejarte.

“En cuanto al resto, hagan lo que quieran. Aquellos que quieran quedarse aquí por unos días para divertirse, son bienvenidos, pero los gastos correrán por su cuenta.” Dicho esto, Gaton salió del salón. Todos los Archerons que estaban dentro rompieron en discusión, mientras que el viejo mago fue ayudado y se fue. Era solo un gran mago de nivel 14, y no el tipo robusto que venía del Deepblue. ¿Cómo podría soportar un golpe de Gaton, incluso si fue casual? Se quedó sin la fuerza para caminar solo.

Y así, la primera reunión del consejo de familia Archeron terminó en violencia, maldiciones, intimidación y amenazas.

Alice se levantó después de que la mayoría de los otros se habían ido, estirandose perezosamente antes de salir. El Barón Sua tampoco se marchó antes, sus ojos centelleantes no se apartaban de ella en lo más mínimo. Al verla prepararse para irse, dio grandes zancadas hacia ella mientras le preguntaba con una sonrisa, “Hermosa Condesa Alice, ¿puedo tener el honor de compartir la cena contigo?”

Alice miró hacia él con interés, el corto cabello rojo que parecía fuego le daba a ella un encanto ardiente. El joven era sobresaliente por derecho propio, habiendo hecho importantes contribuciones en guerras planares. Su fuerza personal en el nivel 15 fue más que suficiente para demostrar que tenía un gran talento. Aunque esto no era incomprensible para su edad, él pertenecía a la rara especie que no tenía debilidades obvias en ninguna categoría. Además de ser guapo, también tenía el orgullo natural y el carácter inflexible de los Archerons. En muchas situaciones, esta fue una atracción fatal.

“La cena sería solo el comienzo, ¿verdad?”

“¡Por supuesto! si hay una posibilidad de que vaya más allá, definitivamente no me rendiré”, admitió Sua sinceramente.

“¿Para ser pareja?” Preguntó Alice sin rodeos.

“¡No, para el matrimonio!” Sua estaba muy resuelto.

Alice sonrió levemente, “Pero no nos conocemos entre nosotros.”

Los ojos de Sua brillaron cuando dijo en voz baja, “Nos convertiremos en camaradas que pelean uno al lado del otro, compañeros que traman grandes cosas; parejas que viven y mueren juntos. El amor es simplemente un adorno en este proceso. La pasión es como un volcán; después de que entra en erupción, todo lo que queda son cenizas frías.”

Alice no pudo evitar reír, “¡Una persona con ambición! ¡Ah!”

“¡Un verdadero lobo!” Añadió Sua. Sus brillantes ojos estaban fijos en la hermosa cara de Alice.

Alice negó con la cabeza, “Sé lo que estás pensando muy bien. ¿De qué sirve hacer las cosas tan problemáticas? En realidad soy una persona muy fácil de cortejar. Digámoslo de manera simple: dos caballeros rúnicos para una cena juntos, cinco por un beso. Siete para tocar mis pechos, diez para el sexo y veinte para ser pareja. Como dije antes, no me engañes con el mero grado 1.”

Sua estaba aturdido.

“¿Qué, mis precios no son lo suficientemente claros?” Preguntó Alice, confundida.

“Ah, no, no… Esto… Déjame pensarlo…” El Barón Sua estaba completamente mudo. No importa cómo lo pensó, nunca podría haber imaginado esta situación. Le resultaba difícil incluso encontrar las palabras para responder. Solo ahora comenzó a comprender cómo se sentían los enemigos de Alice. Esta belleza siempre hizo lo inesperado.

Sua realmente sentía que ella era una pareja ideal, y ella también se había dado cuenta de eso. Él no dudó que ella haría lo dicho. Mientras tuviera los caballeros rúnicos necesarios, comería, dormiría e incluso tendría hijos con él tal como lo prometió.

Sin embargo, eso fue lo que lo dejó desorientado. Él era el Barón Sua, no el Marqués Sua. Ni siquiera tenía un solo caballero rúnico de grado 2 a la mano. Solo si él tomara todas las tierras de Sauron y se convirtiera en Marqués podría tener los fondos para comprar a Alicia. Y sin embargo, su padre tenía seis hijas y once hijos. Aunque era bastante sobresaliente entre sus hermanos, todavía quedaba un largo camino por recorrer hasta que fuera marqués.

Y cuando realmente se convirtiera en marqués, definitivamente no estaría dispuesto a pagar tal cantidad.

Incapaz de pagar cuando uno quería, no querer pagar cuando se podía. Así era la vida, llena de impotencia.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.