<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 856

Libro 6 – Capítulo 82. Convención De Runas Programada

 

Poco tiempo después, Richard tuvo la oportunidad de presenciar el verdadero poder de un legendario mago una vez más. Menos de un minuto después de que Thor terminara de hablar, la luz negra surgió del vacío y destrozó el espacio. Richard dio un paso atrás subconscientemente cuando se abrió una grieta, y un viejo bastante pequeño saltó desde dentro, con su barba azul sacudiéndose mientras rugía furioso, “¡He estado acechando a una bestia astral negra durante más de un mes! ¡Casi encuentro su nido, viejo tonto! ¡Más vale que no me estés mintiendo!”

Mientras hablaba, Kenny simplemente hizo un gesto con la mano para dispersar los ataques mágicos de la matriz defensiva. Thor lo miró fijamente, “¿Crees que los huevos de una bestia astral negra pueden compararse a una runa de pseudogrado 5? Echa un vistazo.”

Kenny inmediatamente agarró el diseño de la runa y comenzó a inspeccionarlo de cerca, el shock se extendió por todo su rostro mientras su frente comenzaba a gotear sudor. Richard dio un paso atrás sigilosamente— los poderes de este hombre eran insondables, y el hecho de que lograra apuntar a un portal con tanta precisión a pesar de estar fuera de lugar en el vacío demostró que su control de la magia estaba muy por encima de lo que incluso Ciclo de Maná podía permitirle.

El pequeño viejo levantó repentinamente la cabeza y corrió hacia delante, “Chico, ¿tú hiciste esto?”

Aunque Kenny era un mago, tenía reflejos muy rápidos. Se acercó a Richard en un instante, casi sin espacio para esquivar. Sin embargo, el propio Richard había pasado muchos años luchando en la Tierra del Anochecer; un resplandor rojo apagado brotó de su garganta cuando se inclinó hacia atrás, un rayo inmediatamente chispeó sobre su cuerpo mientras las puntas de sus dedos, ahora ensangrentados, volaron hacia la garganta del legendario mago.

Los párpados de Kenny se contrajeron al sentir el gran peligro en el que se encontraba, su mano repentinamente se detuvo en el aire y le dio a Richard la oportunidad de retirarse. El asombro brilló en los ojos del legendario mago mientras evaluaba a Richard, “Nada mal, nada mal. Ahora es un poco más creíble que hayas creado esto tú.”

“Esta runa no es mi diseño,” dijo Richard con frialdad, manteniendo sus ojos enfocados en Kenny, “fue diseñada por Santo Lawrence. Sin embargo, yo también puedo hacerla.”

Kenny pereció sorprendido por la mención del nombre de Lawrence, suspirando suavemente, “Lawrence, ese pequeño bribón… Realmente tenía talento, pero fue una lástima su imprudencia. No pensé que volvería a ver tales runas de nuevo… ¿Parece que todavía hay potencial para mejorar esto?”

Mirando el indicio de anhelo en la cara de Kenny, Richard forzó una sonrisa, “Esta runa ya es mejor que la mayoría de las otras runas de grado 4. Si quisieras que fuera de grado 5, me temo que…”

No tuvo que terminar. Naturalmente, un Armamento de Maná de grado 5 lo convertiría inmediatamente en un santo maestro de runas, alguien que sería famoso en todo Norland.

“Je, tienes razón. De grado 4 es suficiente. Bien, entonces, ¿cuánto vale esto y cuándo puedes tener uno listo para mí?”

Richard ya había pensado en ello, “Esta runa cuesta una enorme cantidad en ma—”

“Dos ofrendas de primer nivel o dos cristales arácnidos. Mis cristales arácnidos son lo mejor de lo mejor.”

Richard inmediatamente negó con la cabeza, haciendo que la cara de Kenny se agriara, “Tres entonces.”

Richard todavía negó con la cabeza, pero antes de que pudiera hablar, Kenny se puso azul y furioso, “La única razón por la que necesito esto es para mí exploración de la Galaxia Retorcida, no podrías encontrar a alguien que esté dispuesto a pagar tanto. No muerdas más de—”

Thor puso una mano sobre la boca del hombre, mirándolo fijamente por un momento antes de girarse hacia Richard, “Pido disculpas, este viejo bastardo siempre está muy ansioso. Lleva más de una década soñando con esto, la Galaxia Retorcida tiene algo que es muy importante para él. Entonces, ¿qué es lo que querías que este tipo te impidió decir?”

Richard asintió, “Estaba a punto de pedir dos ofrendas de primer nivel y un favor.”

“¿Cuál es el favor? ¡Dilo!” Gritó Kenny.

“Tengo un…. rival, llamado Voidbones. También es un estudiante de Su Excelencia Sharon, pero no me cae muy bien. Le pido que, si aparece en el Deepblue en cualquier momento durante los próximos dos años, sea expulsado. Sería mejor si pudieras matarlo.”

Kenny y Thor se miraron entre sí antes de que este último dijera, “He oído hablar del chico, no es inferior a un legendario mago. Sería todo un reto.”

La visión de Kenny se desvió cuando rápidamente tomó una decisión, lanzando una placa dorada hacia Richard, “El Rey de las Sombras me debe un favor. Ponte en contacto con él y te enviará tres antimagos. Con ello, este Voidbones no podrá ganar terreno en el Deepblue. Sin embargo, ¿estás seguro de que esto no enfurecerá a tu maestra?”

“A la Maestra no le importará, y los magníficos magos del Deepblue tampoco tienen ninguna opinión sobre el asunto. Por supuesto, asumo que estos antimagos no harán nada estúpido.”

“Puedes estar seguro de que estos antimagos no se atreverán a desafiar una orden del Rey de las Sombras. Entonces, ¿cuándo puedo recoger el producto?”

“Hmm… Diez días.”

“¿Diez qué?” Kenny casi gritó.

“Lo haré en mi plano privado, y todo el proceso llevará unos tres meses si todo va según lo previsto,” aclaró Richard. Obviamente no mencionó que necesitaba menos de un mes.

“Eso sigue siendo rápido… Está bien, esperaré diez días por ti. Por ahora, puedes tener estas dos ofrendas, hazle saber a Thor si necesitas algo especial. ¡Me marcharé!” Kenny inmediatamente abrió otro agujero en el espacio, dispersando los ataques automáticos de nuevo mientras se teletransportaba.

Una vez que se fue, Thor agitó la cabeza, “No lo tomes a pecho, es muy impulsivo. ¿Podrías vender estos Armamentos de Maná a la Asociación en el futuro? Puedo ofrecer dos ofrendas de primer nivel y una mayor para comprarlos. También puede ser nombrado anciano honorífico de la Asociación, capaz de entregar trabajos o comprar de nuestra tesorería.”

“De acuerdo, ¿pero es esta runa realmente tan popular? ¿Necesitas magos que sean hábiles en el combate cuerpo a cuerpo?” Richard todavía se sentía un poco extraño. La mayoría de los magos preferían perfeccionar su magia, creyendo que podría resolverlo todo. Eso era un error, por supuesto, pero no estaba muy lejos de la verdad.

“Hay algunas circunstancias en las que uno no puede usar magia, como cuando los enemigos son inmunes a la misma o pueden reflejarla. Esta runa sería un salvavidas en esas situaciones. Por ejemplo, el viejo Kenny ha tenido algunos problemas con un grupo de debiluchos en la Galaxia Retorcida que son completamente inmunes a la energía mágica. Con Armamento de Maná, podría hacerlos pedazos.”

“Bien,” Richard asintió en comprensión, “Te enviaré una en un mes.”

“¡Eso es rápido!” Thor sonrió.

“Como maestro de runas, la creación de runas es mi mayor activo. La calidad no puede ser lo único que ofrezco,” dijo Richard riendo.

La sonrisa de Thor creció tanto que sus ojos casi se cerraron. Le dio una palmada fuerte a Richard en los hombros, “No es de extrañar que le gustes tanto a Philip, déjame hacer los arreglos para tu convención de runas ahora.”

Thor llamó inmediatamente a un magnífico mago con un silbido y le dijo, “El Maestro Richard está a punto de celebrar una convención de runas, resérvala para dentro de un mes. ¿Usar tulipanes negros para la invitación?”

“¿Tulipanes? ¿Estás seguro?” Pidió confirmar el magnífico mago. Esta fue la clase más alta de invitación que enviaron, y cualquiera que la recibiera haría todo lo posible por asistir. Estas invitaciones solo se enviaban una o dos veces por década.

“Sí, tulipanes. Envía una a cada legendario mago de Norland, sea amigo o enemigo.”

“Muy bien, Su Excelencia. Sin embargo, la fecha podría chocar con otra convención en el mismo—”

“¿A quién le importa ese estafador? ¡Retrásalo, y si se queja, cancélalo! Vete, ahora… ¡Espera, regresa! ¡Llévate esto contigo!”

El magnífico mago tomó el diseño del Armamento de Maná y le echó un vistazo mientras se alejaba. Unos momentos más tarde, un jadeo se escuchó en el pasillo cuando se dio cuenta de lo que implicaba. Mientras corría para ir lo más rápido posible, se olvidó de Lunor. Aunque Lunor había anunciado que exhibiría una runa de pseudogrado 4, sus palabras debían ser tomadas con una pizca de sal. Por otro lado, muchos legendarios magos se encontraban en medio de la exploración de la miríada de planos; nadie sabía cuándo recibirían el mensaje. Había que apresurarse a hacerlo lo más rápido posible.

Descarga:

6 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.