<- Actualmente solo registrados A- A A+

ED – Capítulo 564

Capítulo 564: Kun Peng vs Dragón Dorado

Aunque Di Zuo no tenía nueve estrellas como Li Qiye, tener diez palacios era ya bastante asombroso y digno de orgullo.

“Nueve merece la máxima veneración, diez encarna la perfección extrema”. Un antepasado de una gran potencia se lamentó con melancolía: “Este es de hecho el mundo de los jóvenes ahora. Recuerdo cuando me consideraba alguien con grandes talentos, pero sólo tenía ocho palacios cuando estaba en el reino de los Santos Antiguos”.

Tian Lunhui se paró en la lejana distancia y ligeramente aplaudió mientras comentaba: “Di Zuo es Di Zuo después de todo. Es digno de ser la esperanza de la raza fantasma”. Incluso Tian Lunhui no pudo evitar suspirar; esto demostró las habilidades desafiantes de Di Zuo.

“Amigo o enemigo, Di Zuo está en la cima de la generación más joven. !Qué increíble genio con sus diez palacios!” Incluso el daoísta Bao Gui de la secta del río suspiró suavemente.

Mientras tanto, Lan Yunzhu miró con calma los diez palacios de Di Zuo. Ella sentía que esto era muy normal. Si otros supieran cuántos palacios tenía Li Qiye, todos tendrían un ataque al corazón. Incluso los muertos saldrían de sus tumbas.

“!Comencemos!” Di Zuo pronunció. El reino creado por los diez palacios derramó un poder monstruoso. Todo su cuerpo cambió a medida que comenzaban a aparecer escamas brillantes de oro.

En este momento, de repente desapareció. Ante todo el mundo era un enorme Dragón de Oro que cruzaba el cielo y la tierra con su cabeza que era más grande que una montaña. Se veía como un imperioso dragón divino. Una luz dorada tan brillante como una antorcha sagrada brilló por todas partes e instó el deseo de postrarse en adoración. Di Zuo de repente convertiéndose en un enorme dragón de oro hizo que alguien gritara: ”¿Qué es eso?”

Nadie había visto un verdadero Dragón Dorado en este mundo, pero este gigantesco dragón era muy real.

“¿Es esto un tipo de técnica suprema?” La multitud estaba atónita ante esta escena. El dragón dorado tenía un aura que hacía temblar a otros. Los cultivadores más débiles pensaron que estaban frente a un dragón divino y querían arrodillarse.

“!Esta no es una técnica suprema ni nada de eso, es el Físico Dragón Tiránico!” Un rey fantasma de la generación anterior murmuró: “Para poder refinar una Física Houtian a este nivel. Es increíble. Sólo Di Zuo podría hacer algo así”.

 

Di Zuo nació sin un físico rey, santo o inmortal. Sólo tenía un físico Houtian llamado el Físico Dragón Tiránico.

Este físico no era malo entre los físicos Houtian, pero era muy carente comparado incluso con los físicos Xiantian, y mucho menos con los clasificados más altos.

Sin embargo, él cultivó este físico hasta el límite y luego lo superó, convirtiéndolo en un físico invencible.

“¿Di Zuo está tratando de refinar su cuerpo en el cuerpo de un dragón real? Tal vez quiera convertirse en un verdadero dragón. Sin embargo, nunca he oído hablar de este físico alcanzando este nivel antes”. Cualquiera que presenciara el cultivo de Di Zuo de este físico ordinario a este nivel quedaría totalmente aterrado.

“Tal vez para Di Zuo, no existe el físico más fuerte en este mundo, sólo existe la persona más fuerte”. Un antepasado sonrió amargamente y comentó.

Tener diez palacios podría ensombrecer a muchas personas, pero ahora Di Zuo también había logrado cultivar el Físico Dragón Tiránico a este nivel, por lo que hasta los antepasados ​​de las grandes potencias se avergonzaron ante él. Tenía sentido que el Trono Miríada de Huesos pusiera su esperanza en Di Zuo para convertirse en Emperador Inmortal en el futuro.

Cualquier genio bajaría sus cabezas arrogantes ante el Dragón Dorado en el cielo. El Físico Dragón Tiránico normal no podía llegar a ser tan aterrador, ya que era una proeza casi imposible.

”¡Grawrr!” ¡El rugido del dragón asustó a los nueve cielos! Luego se abalanzó y mostró sus garras hacia Li Qiye. Este par de garras hizo que el cielo se derrumbara y el Yin y el Yang cayeran. Nadie sabía lo poderosas que eran estas garras; Tal vez incluso un Rey Celestial no sería capaz de soportar un golpe y sería aplastado bajo esta fuerza increíble. Otra explosión ocurrió cuando Li Qiye rugió con sus mil manos que desencadenaron un aluvión de ataques en forma de dos puños gigantescos. Esto era un choque entre dos manos y las garras del dragón.

“!Rumble!” Las garras del dragón empujaron lentamente a Li Qiye al suelo. Incluso los puños gigantescos no eran rival para este par de garras.

En una fracción de segundo, el dragón azotó con su cola a una velocidad increíble, Li Qiye no podía esquivar a tiempo.

“!Bam!” Fue arrastrado muy lejos por su cola, lanzando una bocanada de sangre.

El dragón inmediatamente dio persecución a Li Qiye por el aire. Sus garras volvieron a bajar, con la intención de aplastarlo.

De repente, el rugido de un Kun Peng apareció y Li Qiye se convirtió en un Kun Peng Primordial, usó su velocidad más rápida para evadir las garras del dragón elevándose hacia el cielo. Después, bajó con su propio par de garras imparables dirigidas hacia el Dragón de Oro.

 

En este momento, la tierra se hizo añicos cuando el sol y la luna perdieron su brillo. ¡Uno era un Kun Peng Primordial que tapaba el sol mientras que el otro era un dragón dorado; ambos estaban luchando caóticamente en el cielo y luego hasta en el suelo e incluso en el mar!

Este enfrentamiento era cruel; las afiladas garras del Kun Peng arrancaron una enorme pieza de carne del Dragón Dorado. El dragón se vengó mordiendo las alas del Kun Peng. Los dos lucharon hasta el punto donde la sangre salpicaba por todas partes. El cielo estaba siendo azotado una y otra vez por su poder.

La batalla fue tan asombrosa que hizo que los espectadores no pudieran alejarse. Incluso para los antepasados ​​de las grandes potencias, esta fue una brillante batalla. De hecho, esta fue la pelea más exquisita que jamás habían visto.

Un Kun Peng contra un Dragón Dorado era un choque impensable. Aunque no eran las verdaderas bestias míticas y sólo derivaciones del dao formados por Li Qiye y Di Zuo, sus formas eran extremadamente reales. Exudaban auras divinas igual que las verdaderas bestias.

Los antepasados ​​fantasmas odiaban a Li Qiye, pero después de ver la batalla, tuvieron que maravillarse: “Ambos son los orgullosos hijos del cielo de esta generación. Son el pináculo de la raza humana y fantasma”.

Tenían que admitir que Li Qiye era muy fuerte. A pesar de su odio por él y el deseo de matarlo, tuvieron que admitir que sólo alguien como Di Zuo era un rival para Li Qiye. ¡Aquellos que dependían de las armas de emperador para derrotar a sus oponentes como el Santo Niño y el Malvado Niño no eran comparables a Di Zuo y Li Qiye!

Las dos bestias continuaron destruyendo el cielo. Al final, el Kun Peng Primordial repentinamente cambió su gigantesco cuerpo, desapareció de repente y se convirtió en un Kun Peng del tamaño de un puño. Utilizó una increíble velocidad para aterrizar en la espalda del dragón dorado.

Las pequeñas garras del Kun Peng enfocaron toda la energía primordial de los Nueve Mundos y luego la estrellaron contra el gigantesco cuerpo del dragón. Este ataque fue extremadamente tiránico, ya que tenía un poder cataclísmico.

El dragón dorado cayó al suelo porque esta garra había penetrado en su cuerpo. Justo cuando estaba a punto de tocar el suelo, el enorme cuerpo desapareció y Di Zuo fue expuesto. A continuación, saltó de nuevo con un gran impulso.

Aunque no tocó el suelo, su hombro estaba manchado de sangre. Claramente, estaba en desventaja con el último intercambio de golpes. La garra de Li Qiye no sólo destruyó su cuerpo dao, también le perforó el hombro.

El Kun Peng también desapareció, revelando el cuerpo real de Li Qiye. Parecía un poco sucio, pero no estaba herido.

Anteriormente, era sólo una batalla entre sus cuerpos dao. A pesar de la sangre que arrojaba por todas partes, los dos no habían sido verdaderamente heridos hasta el último golpe de Li Qiye en el hombro de Di Zuo. A pesar de la sangrienta herida, Di Zuo no miró su hombro. Una luz sagrada emanaba de la herida y la sanaba rápidamente. A su nivel, tal herida no era nada. Mientras su verdadero destino estuviera allí, ni siquiera un cuerpo destruido sería suficiente para matarlo. Tomó una respiración profunda y observó a Li Qiye con una mirada profunda. Sin embargo, él todavía mantuvo una expresión tranquila. Para un genio superior como él, mientras más fuerte el oponente, más tranquilo él estaría. De hecho, ¡su intención de batalla sólo se elevaría!

”Bien, bien, bien, esto me agrada” Di Zuo emitió un aura poderosa. En este momento, él era como un vasto mar con una energía ilimitada.

Había ahora un cambio sustancial en su aura; ya no era como una tormenta furiosa, ya no era una furia desenfrenada que quería desgarrar el mundo.

Estaba particularmente tranquilo y solemne en este momento. Era como si se hubiera convertido en uno con el gran dao y tuviera una atmósfera de rectitud. Esta aura era propia de su posición, el descendiente del Trono Miríada de Huesos. Ya no estaba feliz ni triste cuando se hizo uno con el mundo. Di Zuo era el cielo y el cielo era él. Era tan eterno como el gran dao con su noble presencia.

Sin embargo, este tranquilo Di Zuo hizo que la gente temblara y sus corazones golpearan. Su aliento era algo temible; era como si se hubiera convertido en el soberano de la tierra, ¡el majestuoso rey del dao!

 

Descarga:

5 Comentarios Comentar

  1. Tadeo_MTZ

    Lector

    Nivel 22

    Tadeo_MTZ - hace 3 meses

    🦅 vs 🐉

    sé que no es un Kun Peng ni un dragón dorado….pero algo así me imaginé peleando 😋

        1. Hunter2112

          Lector

          Nivel 12

          Hunter2112 - hace 1 mes

          Es mas como un pez volador del mar no se asemeja a mas nada a mi parecer..!!

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.