<- Actualmente solo registrados A- A A+

ED – Capítulo 660

Capítulo 660: Jugando con los enemigos

El Ancestro Huangfu era una persona de amplio conocimiento. Sus ojos se entrecerraron después de ver que Li Qiye no estaba perturbado por su aura. En su opinión, para que un joven como este no se deje intimidar por su aura, tenía que ser un Paragón Virtuoso o tener un corazón inquebrantable.

En ese momento, el Ancestro Huangfu preguntó con una voz severa: “¿Tu ancestro surgió o no?” Aunque no era demasiado ruidoso, era atronador como un tambor al lado de los oídos de todos, creando una gran disuasión y causando que sus cuerpos temblaran.

El ancestro aún no había tomado medidas, pero su aura era suficiente para asustar a las personas presentes. Esta era la parte aterradora sobre un Paragón Virtuoso: los que estaban presentes podían sentir la brecha que había entre ellos.

“No hay necesidad de alarmar a nuestro ancestro con respecto a este asunto”. En ese momento, la Señora Zi Yan respondió lentamente.

”Bien… Los descendientes del País Bambú Gigante están muy seguros”. El Ancestro Huangfu dijo fríamente: ”Muy bien, si ese es el caso, ¿estás a cargo aquí?”

“No, el Joven Noble Li está a cargo y puede representar a todo nuestro país”. La Señora Zi Yan respondió tranquilamente con una expresión solemne.

Esta respuesta dejó a muchas personas sorprendidas mientras miraban a Li Qiye. Querían adivinar qué tipo de fondo tenía para poder representar a todo el país. Esto era bastante increíble para ellos.

Sin embargo, nadie la cuestionaría, ya que la Señora Zi Yan fue quien lo dijo. Simplemente no podían adivinar qué hizo Li Qiye para ganar la confianza del país.

”¿Eres tú el que atacó furtivamente a Hao’er?” En ese momento, el Ancestro Huangfu miró a Li Qiye mientras sus ojos lanzaban destellos terroríficos, tan afilados como espadas, y eran capaces de atravesarlo fácilmente.

Sin embargo, Li Qiye era demasiado perezoso para mirarlo y dijo sonriendo: “Puedes decirlo de esa manera. Por desgracia, es bastante afortunado de seguir vivo. Este soy yo lanzando unos golpes casuales”.

La mirada del ancestro se volvió fría y emitió una aterradora aura asesina. Cuando las olas de esta aura asesina se elevaron al cielo, todos los espectadores sintieron un escalofrío en sus espinas. Era como si hubieran caído en un sótano helado. Muchos de ellos no pudieron resistirlo y tuvieron que tambalearse hacia atrás.

A Li Qiye no le importó la repentina expulsión del aura asesina del ancestro. En cambio, agitó suavemente su manga mientras pronunciaba: “Sé que quieres matarme, pero no hay necesidad de apresurarte. Hoy, estoy aquí para hablar sobre este asunto. Represento al País Bambú Gigante. No es solo el Clan Huangfu el que tiene problemas conmigo, y estoy dispuesto a escuchar las quejas. En este momento, he escuchado acerca de las quejas del Clan Huangfu, por lo que el Clan Qing es el siguiente”.

La actitud de Li Qiye hizo que muchos quedaran estupefactos. Incluso los dieciocho monarcas se sorprendieron. Muy pocas personas aquí podrían imaginar que un mocoso sin nombre tendría el coraje de hablarle de esta manera a un Paragón Virtuoso.

El Ancestro Huangfu se puso serio, pero no estaba enojado. Después de mirar a Li Qiye por un rato, él respondió lentamente: ”Bien, te dejaré vivir un poco más. ¡Un monje podría correr, pero el templo no podría hacerlo!”

Él mismo quería ver qué podría hacer este joven para justificar tal confianza. De hecho, él no tenía prisa, ya que incluso si Li Qiye podía escapar, el País Bambú Gigante no podía.

Li Qiye sonrió y, finalmente, echó un vistazo al Clan Qing a un lado y preguntó: “Escuché que su Clan Qing también tiene problemas conmigo y claman por justicia, así que ahora, estoy listo para escuchar sus quejas. Expresen sus quejas y quizás pueda hacer justicia por ustedes”.

La multitud quedó estupefacta por estas palabras, especialmente los cultivadores espectadores, estaban bastante perplejos. En ese momento, el país enfrentaba un desastre y podría encontrar su fin en cualquier momento, pero Li Qiye estaba actuando como si no fuera nada, como si se tratara de un asunto trivial.

Esto hizo que muchas personas se preguntaran qué querían lograr la señora y los monarcas eligiendo a una persona tan poco confiable como esta. Esto simplemente fue elegir a la persona equivocada para la tarea.

”¡Li! Tú lo sabes muy bien, sin embargo, todavía tienes el descaro de preguntar. Tú engañaste a mi hijo, desvergonzado…” dijo amargamente el Maestro del Clan Qing. Sus ojos ardían con furiosas llamas mientras miraba al asesino de su hijo frente a él. No podía esperar para correr hacia adelante y matar a este mocoso.

”Oh, entonces estás hablando de ese asunto”. Li Qiye agitó suavemente su manga nuevamente e interrumpió al maestro del Clan Qing. Él asintió con la cabeza y dijo: ”Sé sobre ese asunto, eso significa que tengo que escuchar tus quejas”.

Con eso, ignoró al maestro del clan y giró la cabeza hacia las sectas que apoyaban al Clan Qing.

El Maestro del Clan Qing estaba temblando de ira debido a la actitud de Li Qiye y casi vomitó sangre. Tanto el Clan Qing como el Clan Huangfu estaban extremadamente indignados por el comportamiento de este joven Li Qiye. Solo el Ancestro Huangfu permaneció indiferente, quería ver qué táctica realizaría Li Qiye.

De hecho, su única preocupación era el Ancestro del Bambú Gigante, por lo que se quedó allí, esperando ver si el ancestro llegaría a surgir o no.

“¿Cuáles son sus quejas? ¿Sus maestros de secta murieron en la capital? ¿O quizás sus hijos fueron asesinados en el palacio imperial?” Li Qiye preguntó lentamente a los linajes que apoyaban al Clan Qing.

En ese momento, estas sectas no pudieron evitar mirarse. No tenían miedo de un don nadie como Li Qiye, pero todavía sentían aprensión por la corte imperial. Al final, un experto de uno de los linajes salió y habló: ”Usted asesinó al Joven Noble del Clan Qing, mató a personas inocentes y leales, es un desastre para el País Bambú Gigante con sus palabras traicioneras que confunden a las personas…”

”Entendido”. Li Qiye interrumpió a este experto y dijo: ”Bien, entonces todos ustedes quieren ser los heraldos de la justicia y los defensores de los débiles. Cuando ven la injusticia, desenvainan sus espadas para ayudar a otros”.

Este experto que repentinamente fue interrumpido por Li Qiye estaba temblando de ira mientras lo miraba.

”Ahora he entendido todas sus quejas”. En ese momento, Li Qiye todavía estaba sentado tranquilamente en su silla. Echó un vistazo a todos los que estaban enfrente y declaró calmadamente: ”Ahora, represento al País Bambú Gigante y daré una respuesta satisfactoria a todos los que se han quejado”.

Li Qiye hizo una pausa por un momento y se aclaró la garganta antes de continuar: “Respecto al asunto del Joven Noble del Clan Qing, mi respuesta es muy simple, esto fue por su falta de habilidad. En cuanto a Huangfu Hao que está postrado en cama, es aún más claro, fue su culpa por provocarme y ya demostré suficiente misericordia al no matarlo. Y en cuanto a todos ustedes, héroes de la justicia, también les daré una respuesta. Si se largan ahora mismo, ¡podrán conservar sus vidas!”

Este tipo de respuesta de Li Qiye sorprendió a todos. El Clan Huangfu, el Clan Qing y todas las otras sectas que vinieron a ayudar, miraban a Li Qiye mientras su ira ascendía a nuevas alturas.

“¿Sientes que este tipo de respuesta podrá resolverlo todo?” En ese momento, el Ancestro Huangfu aún no estaba enojado. Sin embargo, su aura aún era opresiva, y se podía encontrar un brillo asesino en sus ojos. Estaba decidido a matar a Li Qiye en este momento.

Para existencias como este Paragón Virtuoso, incluso si estaban enojados con Li Qiye, no había necesidad de gritar para mostrar su insatisfacción, preferían matarlo directamente.

”¿Oh? ¿Entonces tienes una idea?” Li Qiye miró al ancestro cuya intención asesina fue provocada y dijo: ”Si tienes una, entonces estoy dispuesto a escuchar. Siempre he sido una persona humilde que acepta buenos consejos y no actuaré arbitrariamente. Me alegra escuchar cuando otros tienen quejas sobre mí”.

La Señora Zi Yan, que estaba parada al lado de Li Qiye, estaba sin palabras. Si él era una persona humilde que escuchaba consejos, entonces ella sería una gran sabia, una verdadera gobernante de las leyendas. Ella no pudo evitar sonreír con impotencia ante la arrogancia de Li Qiye.

”¡Tu País Bambú Gigante lastimando a mi Hao’er cometió un gran crimen! ¡Esto está desafiando el prestigio de mi clan, mirándonos con desprecio, y también es una declaración de guerra!” En ese momento, el Ancestro Huangfu habló fríamente: ”Nuestro clan te da dos opciones. La primera será una guerra hasta que uno de nosotros caiga”.

Li Qiye rio alegremente después de escuchar esto y preguntó: ”¿Ah, entonces la otra opción no es la guerra?”

Al verlos hablar así, especialmente la actitud relajada de Li Qiye, aquellos que no conocían las circunstancias actuales pensarían que solo eran amigos conversando. La actitud de Li Qiye hizo que muchas personas se quedaran sin palabras, de hecho, casi los volvió locos. ¡Esta retórica despreocupada, así como su actitud relajada, no tenía sentido en estos asuntos nacionales! Esto era más como niños pequeños jugando.

El Ancestro Huangfu miró a Li Qiye. En ese momento, como Paragón Virtuoso, estaba cien por ciento seguro de que el Ancestro del Bambú Gigante no surgiría en absoluto.

Entonces, sin este ancestro, ¿cómo podría este mocoso tener tanta confianza como si todo estuviera bajo su control? Esto causó que el Ancestro Huangfu estuviera bastante alerta.

En su opinión, Li Qiye no tenía posibilidad de competir con él. Este mocoso ante él, en el mejor de los casos, solo sería un Soberano Celestial que aún no había alcanzado el nivel de Rey Celestial.

No había diferencia entre este mocoso y una hormiga en sus ojos, sin embargo, esa hormiga todavía se atrevía a actuar con tanto desdén de una manera tan relajada. Esto hizo que el ancestro se sintiera muy extraño.

Durante este intercambio de palabras, todos los demás miraron con la respiración contenida y en silencio. A los ojos de todos, el Ancestro Huangfu era una bestia que miraba a su presa y Li Qiye era solo un pequeño cordero. Creían que un cordero como Li Qiye sería tragado de un bocado por el ancestro, ¡Li Qiye ni siquiera sería suficiente para ser considerado una buena comida!

 

Descarga:

4 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.