<- Actualmente solo registrados A- A A+

ED – Capítulo 874

Capítulo 874: El poder de Ye Qingcheng

Después de un buen rato, Miao Chan cerró los ojos con pestañas llorosas y habló en voz baja: “Padre, la venganza, para mí, ya no tiene ningún significado. Él ya está muerto, entonces, ¿qué podemos hacer? ¡Si movilizamos a nuestras tropas, estaría yendo directamente a las manos de Ye Qingcheng! Él sueña con que enviemos tropas al resto del mundo para que se conviertan en sus peones. No quiero buscar venganza si eso significa que el barranco se convertirá en su carne de cañón”.

Miao Chan dijo en voz baja: “¡Su asesino no es Li Qiye, sino Ye Qingcheng! ¡Siempre lo había visto como un hermano, mientras que Ye Qingcheng solo lo usaba como a un peón!”.

“¡Hmph, si ese bastardo te tuviera en su corazón, entonces esto no habría sucedido ya que te habría escuchado! Toda tu bondad desperdiciada por sus malas decisiones, tratar a un villano como a un hermano. Ahora, él murió sin una tumba e incluso arrastró al barranco con él en este lío”. El maestro expresó con odio sus pensamientos.

“Sabía que no tendría un buen final cuando fue a buscar a Ye Qingcheng la última vez, simplemente no me escuchó”. Las pestañas de Miao Chan se agitaron un poco cuando murmuró: “No culpo a otros, pero solo a mí misma por mi falta de determinación. ¡Le di la ilusión y le hice pensar que él era realmente el genio número uno en el barranco!”

”Hija, no es tu culpa. ¡Solo puedes culpar a ese bastardo!”. El maestro respondió: ”¡Si te hubiera escuchado, entonces no se habría convertido en el perro de Ye Qingcheng! Pero ahora, lo único que logró fue romperte el corazón”.

Miao Chan permaneció en silencio durante mucho tiempo. Finalmente suspiró amargamente y habló con un tono lleno de tristeza: ”He elegido a la persona equivocada. Pensé que podría hacerlo cambiar de opinión y despertar, pero estaba equivocada…”

El maestro también sentía dolor al ver las lágrimas en los ojos de su hija: “Hija, olvídalo. Dejaremos el barranco juntos. Los límites del mundo son infinitos, seguramente hay una ubicación para que encuentres tranquilidad”.

”Padre, eres el maestro del barranco…” Dijo Miao Chan.

El maestro la interrumpió y negó con la cabeza: “Hija, nada es más importante que tú. ¡Además, ya no soy el maestro del barranco!”

“¿Los ancianos te destronaron?” Miao Chao miró a su padre con cierta sorpresa, pero esto todavía estaba dentro de sus cálculos.

”Bueno, ellos han tomado una decisión. La mayoría de los ancianos aceptaron al Príncipe Cuervo Dorado. Tampoco tengo ningún sentimiento por la posición de maestro del barranco, así que renuncié en el acto. Es bueno salir del barranco un poco. Nuestro Clan Miao es un gran clan. ¡Incluso sin el barranco, todavía tenemos nuestro clan!” Dijo el maestro.

El Clan Miao consistía en los descendientes del progenitor del barranco, el Emperador Inmortal Qilin. Más tarde, su Clan Miao declinó, causando que su influencia dentro del barranco fuera muy inferior en comparación con la tribu Cuervo Dorado. Sin embargo, el Clan Miao todavía era bastante considerable con sus propias fuerzas fuera del barranco.

Miao Chan se calló. Después de un rato, ella dijo amargamente: “He causado problemas a mi padre y al Clan Miao”.

Si ella no renunciaba en ese entonces, el príncipe no se habría convertido en el principal descendiente del barranco. En ese momento, muchos antepasados ​​estaban apoyando a su clan. Si ella se convertía en la descendiente, la influencia de su clan en el barranco habría aumentado a un nivel completo. Sin embargo, ella le otorgó el puesto al príncipe, lo que provocó que la Tribu Cuervo Dorado se levantara una vez más.

“No, no es tu culpa, ¡todo es por culpa de ese bastardo! Él realmente te decepcionó”. El maestro habló amargamente.

Miao Chan reflexionó durante un buen rato antes de asentir suavemente: “Padre, estoy dispuesta a dejar el Barranco Casco Celestial para hacer un viaje contigo”.

”Bien, te llevaré mañana. Después de todo, ahora soy libre”. El maestro del barranco asintió.

***

”¿Dónde estás, Li Qiye? ¡Sal y lucha!” Una voz que atravesó el tiempo resonó en todo el mundo bestial. Cuando apareció esta voz, fue como si una campana divina hubiera entrado en resonancia con el gran dao.

Reverberó y golpeó los corazones de todos los oyentes en el área, haciendo que palpitaran con sorpresa. En la dirección de esta voz había una persona volando en el cielo. Atravesó los eones y fue protegido por el poder de los santos como si estuviera predestinado a ser extraordinario al nacer como gobernante de los nueve cielos. Los sabios lo protegían mientras los santos le predicaban sus escrituras.

El majestuoso gran dao pavimentó un camino debajo de él. No importaba a dónde fuera, este dao saldría a la luz porque era el tirano de este mundo que continuaba moldeándose según sus caprichos.

”Ye Qingcheng…” ¡Muchos se alarmaron al ver a esta persona en el cielo! Incluso cuando vino solo, todavía era impactante. La mayoría de los expertos y linajes lo evitaron rápidamente.

”¿Podría ser que Filo Imperial Mei Aonan perdiera?” Los que sabían sobre la pelea entre ellos estaban asombrados.

Para muchas personas, si incluso Mei Aonan perdió, entonces nadie podría oponerse a él en esta generación. ¡Nadie más podría alcanzar convertirse en Emperador Inmortal además de él!

Eventualmente, alguien de la generación anterior trajo noticias desde el espacio y declaró fríamente: “No, Ye Qingcheng y Mei Aonan pelearon y finalmente ingresaron a un antiguo campo de batalla en el espacio. Allí, fueron atrapados en una distorsión temporal. Ye Qingcheng salió ileso mientras las noticias de Mei Aonan aún no se han escuchado”.

Todos los viejos cultivadores que regresaron tenían expresiones frías, por lo que nadie sabía lo que estaba pasando.

”¡Li Qiye, sal y lucha!” Ye Qingcheng llegó rápidamente y flotó sobre Ciudad Bi’an. Su profunda mirada se extendió como si pudiera ver a través de todo.

Sin embargo, Li Qiye ya se había ido. Nadie saldría a responder su desafío.

”Li Qiye, escucha bien. Has matado a mis hermanos y masacrado a mis amigos. ¡Buscaré venganza hasta que uno de nosotros muera! No importa dónde estés, ¡este mundo no es lo suficientemente grande para uno de nosotros!”

Ye Qingcheng se puso de pie y proclamó heroicamente ante todos. Juró vengarse del emperador león y del Príncipe Cuervo Dorado.

”Tener un buen amigo como este… uno no puede pedir más en la vida”. Alguien dijo con emoción después de escuchar estas grandes palabras. La generación más joven se conmovió especialmente, ellos fueron encantados por esa hermandad. Saltar al fuego y morir por un amigo sin temor a los tiranos, no habría más remordimientos en la vida al tener tales hermanos jurados.

Por supuesto, también había quienes eran indiferentes a esta gran retórica, especialmente la astuta generación anterior. No comentaron sobre su proclamación.

La falta de respuesta de Li Qiye al desafío de Ye Qingcheng hizo que algunos cultivadores a quienes les gustaba Ye Qingcheng lo despreciaran: “Hmph, Li Qiye solo se aprovecha de los débiles. Ante el ser celestial, ¿no está simplemente corriendo con la cola metida entre sus piernas? ¡Ni siquiera se atreve a dejar escapar un pedo!”

Naturalmente, hubo algunos expertos a quienes también les gustaba Li Qiye. Uno de ellos se destacó y lo defendió: “¿Desde cuándo Feroz le teme a alguien? A él no le importa Ye Qingcheng, ya que incluso se atrevió a sacudir el Reino de Alquimia y mató Dioses Monarca. ¿Alguien así le temería a Ye Qingcheng?”

“Hmph, eso fue porque él tenía el Fénix como su respaldo. El pájaro no está aquí ahora, por lo que solo puede huir obedientemente como un perro. El seguidor de Ye Qingcheng inmediatamente maldijo.

Después de no ver respuesta de Li Qiye, Ye Qingcheng aterrizó ante la mansión maestra para mirar las puertas que habían estado cerradas por un tiempo.

En este momento, innumerables ojos cayeron sobre él mientras la gente miraba con la respiración contenida.

Fuera de Li Qiye abriendo las puertas y Ming Yexue entrando, nadie más fue capaz de abrirlas. Incluso los poderosos antepasados ​​y genios brillantes no lo hicieron.

Entonces, todos querían ver si Ye Qingcheng podía abrir las puertas. Todo el Mundo Medicinal de Piedra sabía que su talento era supremo: ¡él era el número uno de la generación más joven! Si incluso él no podía hacerlo, entonces otros solo podrían deprimirse.

Ye Qingcheng colocó su mano sobre las puertas y cantó un mantra. Derivó nuevas leyes y, en ese mismo instante, todo su cuerpo se iluminó cuando varios dao aparecieron a su alrededor.

Sin embargo, sin importar qué tipo de ley increíble creó o qué mantra cantó, las puertas permanecieron inmóviles y cerradas.

Él no se dio por vencido y continuó creando dao extremadamente misteriosos. La aparición de estas leyes resultó en un dragón dorado que se enroscaba alrededor de su cuerpo con los fénix volando por encima. Aparecieron todo tipo de imágenes extrañas.

A medida que sus leyes se hicieron más abstrusas, los fenómenos visuales se volvieron más impresionantes. Grandes sabios comenzaron a golpear las puertas cuando los santos se comunicaban con el dao. Incluso hubo inmortales descendiendo con bestias divinas emitiendo sus auras…

Un aura terroríficamente invencible envolvió a toda la ciudad, ya que fue afectada por el supremo gran dao de Ye Qingcheng. El poder terrenal de la ciudad estalló cuando surgieron sus propias leyes con himnos dao. Uno podía oír débilmente los suspiros del dao mientras las grandes deidades escuchaban en voz baja…

Toda la ciudad se iluminó y muchas puertas de los edificios aquí fluctuaron. Sin lugar a dudas, Ye Qingcheng estaba abriendo muchas puertas en este momento. Él era libre de entrar en cualquiera de ellas.

”Tan poderoso, digno de ser el genio invencible en nuestro tiempo. ¡Tales aptitudes supremas no tienen igual!” Tanto los viejos como los jóvenes se sorprendieron al ver que toda la ciudad se veía afectada.

Incluso el genio más arrogante tendría que inclinar la cabeza ante los medios de Ye Qingcheng y sus talentos sin igual.

Sin embargo, al derivar innumerables leyes con imágenes ilimitadas que se unían, las puertas permanecieron cerradas sin ningún signo de apertura.

“Esto, esto no puede ser real”. Muchos no creyeron esta escena. Todos supusieron que él sería capaz de abrir las puertas principales. Nadie creería tal cosa.

Él era el número uno, no había nada que no pudiera hacer. De hecho, desde que se mostró al mundo, nunca había fallado antes. Parecía que la diosa de la victoria siempre estaba de su lado.

Pero ahora, ¡fue derrotado por Ciudad Bi’an! ¡Estaba probando la derrota por primera vez desde su debut!

Alguien de la generación anterior murmuró con incredulidad: “Esto, esto es tan irracional. El ser celestial tiene talentos increíbles y su supremo dao es suficiente para sacudir toda la ciudad, pero las puertas principales aún están cerradas. Esto es imposible, esto no se parece en nada a las leyendas…”

Algunos también pensaron para sí mismos: “Feroz sigue siendo el más asombroso, abriendo la puerta como para si fuera su casa. ¡Jaja, incluso el número uno pierde a veces!”

Ye Qingcheng tenía una expresión fría, pero simplemente se sentó en el techo de la mansión maestra. Una miríada de fenómenos continuó emergiendo y, en un corto período de tiempo, ¡muchas runas pertenecientes a él llenaron toda la ciudad!

 

Descarga:

9 Comentarios Comentar

  1. Maxtrui

    Lector

    Nivel 12

    Maxtrui - hace 3 meses

    xD es imposible que la abra si Li Qiye no dice nada jajaja

    -Gracias por el capítulo

  2. Tadeo_MTZ

    Lector

    Nivel 22

    Tadeo_MTZ - hace 2 meses

    Ese Ye Qingcheng es bueno …. Pero realmente dudo que los golems lo dejen entrar…. Ya que eso significa oponerse a Li Qiye…y ellos saben quién es y lo que es capaz de hacer….así que dudo que desobedezcan…
    .
    .
    .
    Gracias por el capítulo 😊

    1. Joancit

      Lector

      Nivel 6

      Joancit - hace 2 meses

      Ciertamente, al menos el tenia mas honor, su esposa no tanto pero también lo apoyo siempre

  3. Avatar

    Lector

    Nivel 49

    rdrtoh - hace 4 semanas

    Podrá ser el supuesto número 1, pero es sólo un bastardo manipulador que no duda en usar a quienes lo consideran realmente un amigo como carne de cañón.

    Gracias por el capítulo.

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.