<- Actualmente solo registrados A- A A+

ETH – Capítulo 11

Capítulo 11.

-Woompf-

Tan pronto como volví a casa, me acosté en mi cama y levanté la Espada de Sangre para mirarla con más cuidado. Se le llama espada, pero sólo tiene unos cincuenta cm de largo. Si la comparas con una espada larga, con esta tienes la capacidad de poner más fuerza en el ataque y hacer apuñalamientos consecutivos más rápidos . El bajo daño que inflige es fácilmente compensado por su característica de beber sangre.

Sólo esta arma, sería fácil limpiar una mazmorra de nivel 1. Sin sudar. Una armadura habría sido agradable, pero eso era imposible con el dinero que me quedaba.

— Entonces…

Me levanté de la cama y abrí el cajón debajo del escritorio. Dentro estaba el libro de habilidades de nivel 0. La espada de nivel 2 y un libro de habilidades de nivel 0. Esto debe ser suficiente para convertirse en un cazador. Afortunadamente no lo vendí.

-Flip-

Volteé la página del libro de habilidades, la página que tenía la palabra “esfuerzo” en ella. La siguiente página estaba llena de un montón de palabras que no podía distinguir. Que demonios. Un libro de habilidades se supone que tienen imágenes y palabras que son fáciles de descifrar o extraer significado. ¿Qué demonios era esto? Sé que nunca he visto un libro de habilidades con mis propios ojos antes, pero este era un hecho bien conocido por todo el mundo.

Extraño. Muy Extraño. Pero no por eso me detuve. Seguí leyendo… o intentándolo por lo menos. La mitad de mí pensó que había algo malo con esto y la otra mitad esperaba que revelara algo super impresionante de un momento a otro. Decidí creer en lo segundo. ¿Por qué no, verdad?

-¡Paaaaat!-

Una luz cegadora surgió explosivamente del libro de habilidades. Tan pronto como la luz apareció, los números y las palabras que no podía descifrar parecían proyectarse dentro de mi cabeza.

Mis presentimientos rara vez se equivocan. Y ahora estaba seguro.

Esto es un asco.


—Jaa…

Cuando abrí los ojos, ya era de noche. Me los frote mientras me sentaba. ¿Qué ha pasado? Cuando miré el reloj, vi que habían pasado seis horas… y tenía un hambre endemoniada.

Caminé hasta la nevera, abrí la puerta y bebí un poco de leche del cartón.

— ¡Pffft!

La escupí inmediatamente.

—¿Esto expiró?

¿Aunque aun faltasen unos dos días para que caduqué…? Revisé la fecha sellada en el cartón, y de hecho la fecha aún no había pasado. No… incluso si la fecha de caducidad llegara, la mayoría de las leches no se agriaría por un tiempo. Me di cuenta de que algo era raro, así que empecé a examinar todo lo demás en la nevera. Todo parecía haberse dañado. Comida mohosa, verduras marchitas, y los plátanos que eran amarillos ayer eran todos marrones.

Agarré apresuradamente mi teléfono pero la batería estaba muerta. Corrí para comprobar cuál era la fecha en Internet.

La pantalla de la computadora me decía que era el 18 de mayo. Estaba seguro de que hoy era 8 de mayo.

“¿Pasaron diez días…?”

Espere. ¿Qué diablos? Algo estaba realmente mal aquí. ¿Cómo puede una persona vivir después de no beber un sorbo de agua durante diez días enteros? No hay manera. Sí, cierto, nunca he experimentado un hambre como esta antes en mi vida… pero no lo suficiente como para sentir que estoy a punto de morir.

Primero lo primero, conecté mi teléfono para cargarlo de nuevo. Tan pronto como se encendió, vi que había un millón de mensajes y llamadas perdidas. Guau. Esta fue la primera vez que había visto tantos mensajes en mi teléfono.

Los primeros mensajes fueron de Jung Sooah. Agarré algunas cosas que parecían todavía algo comestibles y comence a llenar mi boca mientras pasaba a través de ellos uno por uno.

¬Solo estaba enviando este mensaje de texto para ver si llegaste a casa bien.

¬Si tienes algún problema, llámame.

¬Por qué no respondes? ¿Pasó algo?

¬No estás ignorandome, ¿verdad?”

¬¿Es por qué no quieres perder tus datos? ¿Puede por favor al menos responderme?

¬Oye. ¿No es esto demasiado? Podrías por lo menos enviar una respuesta.

¬Ya veré si alguna vez te vuelvo a contactar.

¬¿No es porque estabas durmiendo y no lo viste?

¬¿Me estas ignorando?

Después de esto, todo era casi lo mismo. En algún momento se puso bastante feo, pero todavía se sentía un poco agradable que alguien estuviera preocupado por mí. Eh. Da un poco de miedo también. Simplemente lo ignoraré.

La mayoría de las llamadas perdidas eran también Jung Sooah. Había una llamada desde casa, así que llamé de nuevo para hacerles saber que todo estaba bien. Rara vez me llaman, de todos modos, por lo que parecía que no estaban demasiado preocupados de que no respondiera incluso después de unos días.

También hubo una llamada perdida de mi agente. Puesto que casi nunca me contacta a menos que se trate de trabajo, había una alta probabilidad de que estaba llamando sobre un trabajo. Yo lo llamé.

-Ring-

[Hola. Sangmin.]

— Oye. Tengo una llamada perdida tuya de ayer.

[Estaba a punto de llamarte de nuevo. ¿Tiene algún interés en unirte a un grupo general? Hay una posición de cargador abierta.]

— ¿Cargador de un grupo general? No me interesa nada de eso.

No tenía ganas de hacerlo. No sólo era súper peligroso, sino el salario no era tan bueno también. Pero más que eso, estaba decidido a vivir una vida de cazador de ahora en adelante.

[Oye. No puedo hacer nada al respecto. Estas son las únicas ofertas que hay en estos días. Quién sabe cuándo abrirán las mazmorras a los grupos de ocio otra vez.]

— No sé si de cargador. Pero podría pensar en ello si hay una posición de cazador.

[¿Qué? ¿Ya has ahorrado lo suficiente?]

—Ah. Bueno… algo así. Me hice con un arma. Y una habilidad también.

[¿Qué tipo de habilidad?]

— Ja, ja… la habilidad no es tan genial. Pero el arma es una nivel 2.

[¿Nivel 2? Eso debería ser al menos un par de cien mil dólares… ¿verdad…?]

— La compré con el dinero que gané por las de la ley. Esa cabezita tuya no necesita preocuparse así que encuentra algo para mí.

[Bien. Estoy seguro de que sabes lo que estás haciendo. En cualquier caso felicitaciones. Hay un grupo de diez personas. Si te unes como un cargador y cazador, estoy seguro de que puedes ganar algo de dinero.]

— ¿Grupo de diez personas? Entonces la división no valdría la pena.

[Es tu primera vez. Empieza poco a poco.]

— Bien. Lo tomaré.

Respiré hondo después de colgar el teléfono. Me sentía pesado, mi camino para convertirme en un cazador me estaba poniendo ansioso. Ya que era un grupo de diez personas, la paga sería pequeña, pero como mi agente dijo… es mi primera vez. No es malo para empezar.

Lo siguiente que tenía que hacer en este momento era comprobar la habilidad. Vamos, cariño. La sensación que tenía antes de desmayarme se había ido. ¿Qué hizo exactamente?

— Um… ¿cómo se supone que debo usar esto?

El problema era que no sabía cuál era la habilidad o cómo activarla. Supongo que ya que el nombre de él es “esfuerzo”, el sentido común a hacer es poner un esfuerzo en hacer algo bien. Decidí intentar hacer algunas flexiones.

Cuando ya estaba a unos doscientas, mis brazos empezaron a temblar. Pero soy un cargador. Me capacitaron para poder llevar mochilas de doscientos kilos mientras corría.

Completé unas quinientas y caí al suelo.

— Juf.Juf. Diablos. Siento que voy a morir.

Supongo que no es de esta forma.


Al final, no pude imaginar cómo activar esta estúpida habilidad y el día del encuentro estaba encima. Los cazadores generales normalmente no cazan en la ciudad, sino en las afueras. Esto es porque es más fácil hacer citas en esas mazmorras. Además, las tarifas de admisión eran más baratas para animar a los cazadores a venir.

Yo estaba esperando en frente de un restaurante en Kyongkido. Si caminas unos dos kílometros, puedes llegar a Baekoonsa. La mazmorra que vamos a atacar estaba allí. Los grupos generales tienen un ambiente diferente al de los niños ricos al que yo estaba acostumbrado. Por lo general, tienen armaduras de bajo nivel y las habilidades… no eran realmente demasiado sorprendente en las cazas.

Cuando la gente empezó a llegar uno por uno, les di a cada uno mi tarjeta de negocios. Hice algunas tarjetas especialmente para hoy. Simplemente dice: “Cargador & Cazador Jeon Sangmin” en ella. Yo no estaría trabajando con los grupos de ocio de los niños ricos más, así que no necesitaba tener ese gracioso “Apuesto” escrito en ella.

— Lo escuche del agente Song. Soy Eum Hyunjoon. Yo soy el líder del grupo.

Un chico de unos veinticinco años abrió la boca después de leer la tarjeta. Tiene el cabello corto con una larga cicatriz en su mejilla… honestamente, ese tipo de cicatriz es tan común que realmente no me causó mucha impresión.

— Sí. Confiaremos en ti.

La mitad de la gente aquí probablemente era gente que nunca había estado en una incursión antes. La mayoría de las personas calificadas decentes se conocen entre sí y ya han organizado incursiones juntos. Sabía antes de venir aquí a qué clase de grupo estaría entrando.

De las diez personas de mi grupo, tres eran atacantes de corto alcance, cinco eran atacantes de largo alcance y el resto eran apoyos. A los que me refiero con apoyos son las personas que pueden usar la magia de confusión como el señor Jung fue capaz de hacer. Una persona podría hacer resbalar y el otro podría aturdir. Ambas habilidades requerían mucho tiempo para activarse, por lo que sólo se podía utilizar una vez en una caza. Pero no puedes dar eso por sentado, porque la única vez que lo utilizan podría ser la diferencia entre una caza exitosa y un fracaso. Es por eso que siempre hay al menos uno de ellos en un grupo.

Todos finalmente llegaron, así que empezamos a dirigirnos hacia la mazmorra.

— Hm. ¿Eso significa que eres un cazador con experiencia de cargador?

Preguntó el hombre de mediados de los cuarenta. No sé si fue por su cara gorda, pero él tenía una mirada gruñona perenne.

— Mi nombre es Jeon Sangmin. ¿Y usted es…?

— Ah. Al menos debería presentarme primero.

Luego me pasó su tarjeta de negocios entre su índice y el dedo medio. Cuando lo revisé, vi que él era el gerente de la compañía W. La compañía W era uno de los principales negocios de Corea. Cuando vio la mirada sorprendida en mi cara, él comenzó a reír antes de darme una tarjeta de negocios diferente.

— Ah. Lo siento mucho. Esa era una vieja tarjeta que solía usar. Jaja.

Él palmeó mi hombro, todavía riendo. Él estaba actuando como si yo fuera su subordinado en este momento. Bueno lo que sea. No es como si nunca hubiera sentido esto antes.

Cuando comencé a pensar de nuevo, pensé que podía recordar haber estado en el mismo grupo que él una o dos veces antes. Probablemente se retiró recientemente y comenzó a vivir esta vida como cazador porque no tenía nada mejor que hacer. Si tenía experiencia en incursiones y era director en una gran compañía como esa, entonces había muchas probabilidades de que fuera un cazador decente. Y en estos casos, sus niveles de habilidad eran generalmente altos también. Definitivamente podría ser útil.

Esperaba que estuviera al menos al nivel del señor Jung. Ya veremos.

Descarga:

4 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.