Forum

Tienes que acceder para crear publicaciones y debates.

-La orden del relicario- capitulo 4 (1)

Solo un mayordomo (1).

Justo en la entrada de un gran edificio residencial se encontraban dos personas las cuales parecían discutir, mientras uno se quejaba de que su transporte se había retrasado, la otra parte argumentaba que su vestido era lo suficientemente horrendo como para que la gente se burlara de ella abiertamente.

Uno tendría que ser ciego para llamar a aquel vestido de tal forma…

El negro del vestido era tan oscuro que incluso la noche lo envidiaría, por lo tanto, se le agregaron pequeños pliegues de un color tan claro y puro como la nieve, para así evitar aquel sentimiento de tristeza reflejado en él.
No se podría decir que era elegante pero tampoco podría llamarse ordinario, una parte complementaba a la otra, cuando la noche fuera lo suficientemente oscura, una ligera manta de nieve se posara sobre ella, solo entonces podrás verla.

Esas dos personas eran naturalmente Vandren y Liniberth los cuales ya tenían algún tiempo esperando por Madelin, justo cuando estaban a punto de volver a sus habitaciones pensando que no tendrían porque asistir a la ceremonia un carro se paró delante de ellos, cuando el conductor bajo del mismo, se dieron cuenta de que era momento de partir.

Después de subir al carro Vincent les informo que Madelin aun ocupaba terminar de arreglarse para el evento de la noche por lo tanto después de pasar por ellos, todos irían por ella.

Vandren no se sorprendió en absoluto, después de todo a Madelin siempre fue alguien que cuido hasta el más mínimo detalle en su apariencia. Poco después de que Vincent arrancara el carro ni uno de los dos tenia la energía suficiente para hablar de Madelin, por lo tanto, uno se dedicó a conducir el carro mientras que el otro observaba las calles que se encontraban más bulliciosas de lo normal.

Que las calles estuvieran abarrotadas con personas eufóricas por todas partes fue normal, un día tan importante como lo era hoy seria motivo de festejo incluso cuando la gente ordinaria del pueblo no participaba directamente en la ceremonia aun así estos se encontraban llenos de euforia festejando y bebiendo por las calles, al final del día ellos eran consientes de que si la orden del relicario tuviera más gente estos tendrían mayor seguridad en el imperio.

Cuando todos pensaban que seria un viaje tranquilo, la pequeña Lin miro con los ojos ensanchados a Vincent mientras decía:

   -Sabes, tío Vincent, nunca nos has contado como es que terminaste siguiendo a Madelin.

Vincent solo soltó una pequeña risa mientras decía:

   -Es porque es una historia aburrida ¿estas segura de querer escucharla?

   - por supuesto- Exclamo Lin

Incluso Vandren presto atención a la historia, mucha gente podría no saberlo, pero Vincent es demasiado aterrador… y para que alguien así siga a Madelin significa que la otra parte es aun peor.

  -Todo comenzó hace 12 años, cuando yo vivía en el desierto de Tirim, comparado con las otras ciudades del imperio esta última perdía en casi todos los aspectos.

   Las tierras eran in fértiles, por lo cual era muy difícil cultivar nuestra comida e incluso tener nuestro propio ganado ya era difícil puesto que el agua escaseaba por toda la zona incluso nosotros mismos pasábamos días sin probar gota alguna de agua.

   En definitiva, la vida en Tirim no era sencilla, sin comida, agua o dinero uno tenía que apretar los puños y seguir adelante, al fin y al cabo, estoy seguro de que todos tenemos a alguien a quien proteger, si uno era capaz de tomar un trabajo esta persona no debería de dudar ni por un segundo o el resultado sería demasiado trágico.

   Probablemente se pregunten porque aun decidíamos vivir allí, eso es sencillo… después de todo uno siempre vuelve al lugar que lo vio crecer, las personas, los paisajes, recuerdos y sentimientos, todo aquello a lo que podamos llamar hogar siempre será un lugar al cual nos gustaría volver.

   Simplemente había responsabilidades de las cuales uno no podía huir sin más o al menos yo no seria capaz de dar la espalda a todos aquellos que alguna vez me ayudaron incluso cuando ellos mismos no tenían para comer.

   ¿cómo podría simplemente correr sin voltear atrás?

   Créanme cuando les digo que lo intente, corría tan rápido como podía, pero cuando mi cuerpo alcanzaba su limite siempre recordaba a todas esas personas…
Siempre terminaba volviendo a mi antigua vida.
***************************************************************************************
Nota del autor:
Hola chicos se esperaban una nota del autor pero no... soy yo, Dio!!!
okey, hablando seriamente se viene un pequeño flash back de las vidas de Madelin, Tidus y Vincent.
Espero lo disfruten y sigan apoyando la novela :´D
P.D: en este capitulo di otro ligero spoiler  XD si logran adivinarlo un capitulo extra sera publicado la semana que viene.