<- Actualmente solo registrados A- A A+

ISSTH – Capítulo 568

Capítulo 568: Piensa Tres Veces Antes de Actuar…

Meng Hao estaba sentado con las piernas cruzadas en la cima del Cuarto Pico, vestido con una larga túnica blanca.

Se frotó el puente de la nariz por un momento mientras intentaba aclarar su confusión. Se sentía como si de repente hubiera recuerdos extra, disponibles dentro de su mente. Recuerdos que no eran suyos, y eran bastante oscuros. La adición de estos nuevos recuerdos hizo que la cabeza de Meng Hao doliera y se llenara de un intenso mareo.

Una suave brisa corrió moviendo su cabello y causó que su túnica se ondulara. Sin embargo, fue incapaz de disipar el increíble shock que lo llenó debido a esta nueva identidad.

¡Uno de los siete Grandes Aprendices de Élite!

Recordó lo que Fang Yu le había dicho, que adquirir una identidad como esta era virtualmente imposible. En la Secta del Demonio Inmortal, una persona con un estado como este podría, por así decirlo convocar al viento y la lluvia, y provocar muchos problemas. Estaban por encima de otros discípulos en todos los sentidos, ¡E incluso ejercían poder sobre la vida y la muerte!

Desde el principio del Plano Primordial del Demonio Inmortal hasta ahora, nadie había adquirido una identidad tan temible. Independientemente de quién era en el pasado, la identidad más alta jamás adquirida era la de un discípulo del Cónclave.

Sin embargo, ante la identidad que Meng Hao poseía actualmente, los discípulos del Cónclave… ¡Eran como insectos!

Tal identidad sólo existía en las leyendas, y realmente era imposible de adquirir. La Secta del Demonio Inmortal tenía Aprendices del Legado, a los que también se hacía referencia como Aprendices de Élite, siete de ellos en total.

La realidad era que, los Aprendices de Élite, superaban en rango a los Ancianos de la Secta, y eran superados únicamente por los Grandes Ancianos, los Sacerdotes y los  Paragones de los diferentes Picos.

El corazón de Meng Hao tembló. Realmente nunca había imaginado que sería capaz de adquirir una fortuna como esta. Ahora poseía una identidad que era temible hasta el extremo. Nunca antes había sido adquirida en el pasado, y muy probablemente nunca volvería a serlo en el futuro. ¡Era absolutamente única!

El Aprendiz de Élite del Cuarto Pico, ¡Ke Jiusi!

“Aparentemente, esa persona que vi antes no era otra que… ¡Ke Jiusi!

“Incluso después de que la Secta del Demonio Inmortal fue destruida, no murió y me dio su identidad, pero me pregunto… ¿Por qué lo hizo…?” Los ojos de Meng Hao brillaron y su garganta se sintió apretada.

“¡¡¡¡¡¡¡¡¡Heeermaaanoo maaayooorrr!!!!!!!!!!” Basándose en su tono de voz, la mujer parecía extremadamente irritada. Casi estaba gritando cuando finalmente interrumpió el pensamiento de Meng Hao. Él rápidamente levantó su cabeza para observarla.

Aparentemente completamente insatisfecha con su reacción, la mujer golpeó el suelo con su pie y luego se giró para irse.

Su partida no desconcertó a Meng Hao en absoluto. Todavía estaba en shock con respecto a su identidad. Después de un largo momento, suspiró y miró a su alrededor.

El pico de la montaña era hermoso, cubierto de exuberante vegetación. El cielo azul parecía casi un pacífico lago y el aire estaba lleno de espesa Energía Espiritual.

Se podía ver a innumerables discípulos, meditando, luchando y charlando. Todo el lugar estaba lleno de actividad.

Arriba en el cielo, un enorme y resplandeciente Dragón Alado de la Lluvia volaba de un lado a otro. Por cada lugar que pasaba, el viento soplaba fuertemente.

Había todo tipo de Bestias Inmortales que se rondaban por alrededores. Realmente parecía un Paraíso de Inmortales.

Lejos en la distancia, se podía vislumbrar un anciano, flotaba con las piernas cruzadas en el aire sobre el Tercer Pico. Estaba dando un sermón sobre el Dao y hablando de verdades de varias escrituras.

Todo se veía exactamente como la escena borrosa que había presenciado antes de entrar en el Primer Plano del Plano Primordial del Demonio Inmortal. La única diferencia era…

Repentinamente las pupilas de Meng Hao se contrajeron.

Sorprendentemente acababa de notar que en lo alto del cielo se podían ver… ¡Tres montañas invertidas!

Cada una de estas tres montañas casi parecía más grande que todas las tierras de abajo. A menos que uno las mirara desde la distancia, no sería capaz de captar toda la vista.

Había vides verdes colgando de ellas, y cada una de las tres parecía ser un mundo distinto..

“Esto es…” No había visto nada similar a ellas en el Primer Plano. A primera vista, todo lo que podía hacer era observarlas con asombro.

De las tres montañas, una parecía ser una montaña de hielo cubierta de escarcha. Otra parecía un volcán lleno de lava, y la tercera montaña… era carmesí, ¡Casi como si fuera una montaña de sangre!

Meng Hao una vez más se frotó el puente de su nariz. Las tres montañas eran extrañas, y sus recuerdos estaban confusos y mezclados. No podía llegar a pensar con claridad en este momento. Murmurando para sí mismo, miró hacia otro lado.

“La Secta del Demonio Inmortal… Me pregunto qué cosas imprevistas podrían suceder debido a mi identidad de Sellador de Demonios… Además, me pregunto si el Arma Demoníaca, Tumba Solitaria existe en esta era.” Un brillo misterioso destello en lo profundo de sus ojos.

“Hermano mayor, ¿Qué pasa? ¿Has pensado en lo que hiciste?” Aparentemente, la joven que se había ido antes había regresado. Ella se paró frente a él, pareciendo un poco renuente a estar allí.

Meng Hao respiró hondo para ordenar sus pensamientos y con una sonrisa, dijo: “¿Recordar lo que hice? Uh, no estoy muy seguro. Creo que justo ahora estaba soñando.”

“¿Soñando? ¿Con qué? ”, Respondió ella, sonando aún más curiosa.

“Ahora que me he despertado, no puedo recordarlo…”, dijo. Al ver que la mujer estaba a punto de hacer más preguntas, Meng Hao la miró con una expresión solemne y dijo: “Estás a punto de alcanzar un punto crítico en tu Cultivo. Creo que necesitas ir a meditar.”

Al escuchar sus palabras, los ojos de la mujer se agrandaron. “¡¿Te atreves a sermonearme?! ¡Humph! Te has metido en muchos problemas esta vez. ¡El Sacerdote de la Secta me envió aquí para preguntarte si admitirás tu error!”

Con eso, la mujer le guiñó un ojo y luego se volvió para irse.

Al ver a la mujer alejarse, Meng Hao frunció el ceño. Él realmente entendió el profundo significado.

“Fang Yu dijo que cuando las personas entran en el Segundo Plano, no se despiertan a la brevedad, lo hacen después de algunas horas, y en ocasiones incluso después de algunos días.”

“¡Antes de que todos se despierten, mi ventaja es virtualmente ilimitada!” Se frotó nuevamente el puente de la nariz y dejo de pensar en lo que la mujer acababa de decir, en cambio pensó en este mundo antiguo e ilusorio.

“Teniendo en cuenta mi estatus, ninguno de los demás está ni siquiera cerca de ser un rival para mí. ¡Si encuentro a alguno de ellos, podría verlos muertos con un simple pensamiento!” Un brillo frío apareció en sus ojos. Respecto a los derechos exactos de los que disfrutaba un Aprendiz de Élite, el caos de sus recuerdos le hizo imposible recordar todos los detalles con claridad. Sin embargo, tenía un sentido general.

“Desafortunadamente, no estoy seguro de qué cuerpos anfitriones fueron seleccionados por los otros. Aunque, sí sé que el mejor sería el discípulo del Cónclave del Clan Ji. En ese caso… ¡Iré a buscar a esa persona y la arruinaré!” Después de llegar a esa conclusión, Meng Hao se puso de pie. Sin embargo, en el instante en que se puso de pie, los truenos llenaron el cielo cuando ocho rayos descendieron directamente hacia él, golpeándolo en un instante.

Los rayos fueron demasiado rápidos, causando que todo su cuerpo temblara mientras tosía una bocanada de sangre. Al instante se cayó al suelo, con una expresión de sorpresa en su rostro. El intenso poder del rayo era temible. A pesar del hecho de que este mundo era ilusorio, sintió una sensación de crisis mortal que lo hizo jadear.

“¡¿Qué está pasando?!”, pensó. Rápidamente miró hacia el cielo. Estaba tan azul como siempre, excepto que… el área que lo rodeaba estaba llena de varios discípulos de la Secta del Demonio Inmortal. Algunos eran humanos, otros tenían cuerpos de demonios, pero todos tenían expresiones extrañas en sus rostros.

Algunos de ellos incluso parecían regocijarse en su desgracia. Otros emanaban un aura de rabia sofocante, aunque aparentemente esperaban que él no se diera cuenta.

Rápidamente pusieron expresiones indiferentes en sus rostros y luego se fueron.

Meng Hao se quedó boquiabierto. Algo no parecía estar bien. Después de dudar por un momento, apretó los dientes y luego se levantó rápidamente. Al instante, los nueve calderos circundantes comenzaron a emitir un zumbido y aparecieron nueve cadenas de rayos que lo ataron rápidamente, levantándolo en el aire.

El cuero cabelludo de Meng Hao se entumeció. En medio del aire, ocho rayos cayeron y se estrellaron contra él. Esta repetición causó que saliera sangre de su boca y su rostro palideciera. Fue en este punto que notó que todos los Discípulos del Demonio Inmortal en el área lo miraban fijamente.

Cada uno tenía una expresión extraña. Algunos parecían estar divirtiéndose. Otros parecían estar desahogando su ira. Todos parecían muy felices de verlo ser golpeado por un rayo. Algunos incluso parecían estar a punto de estallar en aplausos.

“¡Maldita sea! ¡¿¡¿Qué diablos está pasando?!?! ¿No soy un Aprendiz de Élite? ¡¿Qué está pasando?!” Al notar esto, Meng Hao realmente estaba empezando a asustarse. El poder de la segunda ronda de rayos fue tal que su cuerpo se sentía como si estuviera a punto de explotar.

De repente, recordó lo que la mujer había dicho antes acerca de pensar en algo que él hizo. Ella también había mencionado que se había metido en muchos problemas. Por el momento, él realmente parecía estar en un montón de problemas. De hecho, ¡Parecía evidente que estaba siendo castigado!

Justo ahora, en este momento, un buen número de Cultivadores se acercaban al Cuarto Pico a máxima velocidad.

Llegaron cientos de personas, todas luciendo bastante nerviosas, incluso doloridas. Cuando vieron a Meng Hao, todos empezaron a hablar.

“Hermano mayor, no te defiendas. Esta vez, estás realmente en un montón de problemas. Tú… aún no lo admitirás, ¿eh…?”

“Sí, hermano mayor. Esta vez, el Sacerdote de la Secta está realmente furioso. ¡Oh!, realmente no deberías haberlo hecho. ¡No puedo creer que te atrevieras a robar el tesoro precioso del Sexto Pico para dárselo a esa Demonio del Clan Zhao!”

“¡Disparates! El Hermano Mayor obviamente fue seducido para cometer un mal por esa Demonio. La persona equivocada no es el Hermano Mayor, ¡Es esa maldita Demonio!”

Cuando sus voces se alejaron, la mente de Meng Hao giró. De repente, los recuerdos comenzaron a despertar en su mente. Ahora que los recuerdos estaban claros, Meng Hao entendió que originalmente, Ke Jiusi del Cuarto Pico no siempre tuvo ese nombre.

Algunas personas piensan tres veces antes de actuar.*

Sin embargo, el padre de Ke Jiusi, en su furia, había cambiado el nombre de su hijo a Jiusi, lo cual significaba ‘piensa nueve veces’. Esperaba que al cambiarle el nombre, le recordaría a su hijo que considerara a fondo todos los asuntos antes de tomar una decisión.

Sin embargo, claramente… el cambio de nombre no tuvo ningún efecto en Ke Jiusi. En la Secta del Demonio Inmortal, él era un niño mimado arrogante que corría enloquecido a voluntad. Incluso si cambiase su nombre a Ke Jiubaisi, ‘piensa novecientas veces’, todavía no serviría de nada.

Sí, él era un Aprendiz de Élite. Sin embargo, él tenía la base de Cultivo más baja de todos los Aprendices de Élite. Además, de todos los Aprendices de Élite, era el que más abrazó el estilo de vida de cuna de oro. No había una sola persona en toda la Secta del Demonio Inmortal que no supiera que tenía un carácter violento. Se metía en peleas fácilmente, actuaba tiránicamente, y era conocido como el matón número uno de la Secta del Demonio Inmortal.

Se había ganado tal reputación que sólo con su nombre era suficiente para hacer que cualquier discípulo de la Secta Externa cayera al suelo y se acurrucara. Incluso los discípulos de la Secta Interna se aterrorizaban al escucharlo, y los discípulos del Cónclave temblarían.

Los otros Aprendices de Élite fruncirían el ceño a causa de él, y todos los Ancianos en la Secta, así como los siete Grandes Sacerdotes de la Secta, sentían dolores de cabeza cuando escuchaban su nombre.

Su vida hasta ahora había estado llena de innumerables eventos absurdos. Las cosas que hizo obligaron a su padre, Ke Yunhai, Sacerdote de la Secta y Paragon del Cuarto Pico, a solucionar constantemente sus errores. Todas las disputas causadas por él terminaron siendo mediadas por su padre.

Hace unos días, había robado un tesoro precioso del Sexto Pico y se lo había dado a una forastera. El asunto podría considerarse como de extrema gravedad. Incluso su padre no había podido hacer nada más que dejar de lado su orgullo para suavizar el asunto.

Meng Hao solo pudo sonreír con amargura mientras las cadenas de relámpagos una vez más lo empujaron hacia el centro de la plataforma. Después de un momento, las cadenas desaparecieron. Sin embargo, Meng Hao sabía que si se atrevía a levantarse de nuevo, el movimiento causaría que cayeran más rayos.

“Pequeño patriarca, hermano mayor, solo admite tu culpa. No te metas con el Sacerdote de la Secta…” Los otros discípulos se acercaron, mirando a Meng Hao con expresiones de dolor en sus caras. Aunque Ke Jiusi corría salvaje como alguien completamente arrogante, en el Cuarto Pico, era visto casi como un niño y todos mantenían profundos sentimientos por él.

 

* Hay un dicho chino que dice: “piensa tres veces antes de actuar”.

 

Descarga:

3 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.