<- Actualmente solo registrados A- A A+

MNU Volumen 5 – Capítulo 8

 

Capítulo 8

La ceremonia del rey sonriente.

“La reina de la noche” era una espada colgada en el cuarto de Neira que fue entregada como símbolo de confianza por la reina Hitamia Noir.

Una gran multitud de mujeres se hacia afuera del barco donde Neira se hospedaba y se escuchaba una voz muy aguda hablando en un idioma extrañamente familiar. Millar hace apartar  las chicas y pregunta que pasa. Es cuando una de ellas le dijo:

— No lo sabemos, ella tan solo reprodujo esa canción y la está interpretando desde hace horas. Es la flauta mágica de Mozart.

Millar se acerca y ve lo que hace Neira. Mirando desde la ventana a cubierta del buque. Y esta hacia una performances de la reina de la noche.

Es entonces que al observarla. Millar hace entrar a las demás para que observaran a Neira Negrur que es su nombre original y  no Lacroxx como se presentó anteriormente.

Y mientras cantaba como la soprano que era. Movía sus manos, como indagando al padre superior sobre la muerte de su hija; por que casualmente ella había cambiado la letra y la ajustó a la bella melodía de esa canción que es tan trágica.  Aria magistral era Neira, evocando la ira de una reina. Estaba vestida con una capa negra que daba juego a su vestido y un casco de igual color con cuernos tan largo que parecía a Maléfica. Ella sostenía a “la reina de la noche” nombre de la espada que era en, sí, hermosa como nunca se había visto en un arma. Era de plata y con joyas pegada a él: Su empuñadura era tan larga que  sus manos solo sostenía una parte, y tenía una forma espectacular. ya que, esta se forma de un espiral girada tanta veces en sí, que la línea que daba forma a la curva se ajustaba al agarre y su pomo tenía el sello de los Noir, una flor llamada Lirio que estaba tanto en la perilla como en la cruz. Su cuchilla era larga y fina y su acanaladura tenía escrito en Seretra la palabra “Ucus” que etimológicamente se refiere a dos palabras unidas. Una de ellas era “Uc” y “Us” que se traduce como “fino y muerte o la fina muerte”,   forjada en el mejor acero que los Dark podían ofrecer, brillaba tanto por el resplandor del magma donde se encontraba cerca el barco, que parecía que emitiera luz propia, como una luna llena.  Y era entretenido para las mujeres escuchar la voz potente y dulce de Neira que era la única manera de desahogarse mientras la guerra empezaba.

Y mientras agitaba la espada en el aire como peleando con un enemigo invisible. Ella gritaba y actuaba de una manera magistral y sublime  que a ojos de una Darkina era ver la perfecta actuación de un futuro incierto para las menores que se encontraban inocente ante tal tiempo venidero. Y el escuchar esa letra ligeramente cambiada por las castas enemigas, y por la guerra que se avecinaba. Que Llenaba en sus jóvenes corazón esas ansias de muerte para aquellos que desterraron a su clan al destierro absoluto, y al olvido terrible que causo la ensimismada alejación del peligro en sus enemigos.

Es entonces que al terminar dice:

—“¡Lleven al joven Dark, a las placas de fuego ahora mismo!”

Y grita en alemán la siguiente frase, culminado así la actuación de la reina de la noche.

— ¡Dioses de la venganza, escuchad las promesas de una madre!

*                                                          *                                                  *

El viejo estaba sentado mientras sacaba una pipa y brotaba de su boca borbotones de humo. Este mira el cielo nocturno. Por qué nos habíamos trasladado a las arenas rojas de  Pion al oeste de Core. Ahí había un agujero que llegaba hasta la superficie del desierto y se dejaba ver el cielo estrellado. Para algunos parecerá un pozo, pero este era la única entrada natural visible para entrar al mundo subterráneo.

Mihail al termina exhalar la fumarada, este me dice:

— Raynard Boldorg. Hijo de la errante Eos.

— Que es lo que pasa viejo; ¿acaso hay algo que quiera decirme?

— ¿Sabes muy bien que todos estos poderes ocultos no son verdad, cierto?

— ¿Cómo no van hacer verdad? Si acabo de luchar con estos poderes— Le respondí.

— Bueno, sí, aquí son reales, pero en nuestro mundo solo son una mera ilusión. Un reflejo de nuestra propia imaginación.

— Pues, eso me he preguntado. Desde que me contaste todo  aquello sobre la evolución, pensé si esto solo se debía al hecho de que este mundo nos afecta.

— Antes no era así— Me respondió el viejo. Y siguió explicándome— Más bien en parte se debe a que este mundo copio el poder que se culta en cada individuo dentro de nuestra mente.

— Eso ya lo explicaste— Le dije.

— Aja, pero no te he contado la historia de Drop el Oscuro.

— No, no me la has contado— Exclamé mientras me siento en el suelo arenoso y acolchonado.

— Como bien sabes los Dark son descendientes de los caribeños. No obstante los primeros ancestros que formaron la primera generación después de los dioses, crearon a los Darker Assas que se traduce al español como asesinos oscuros. Nombre dado por los mismos vikingos que eran llamados Berserkers. Cada clan tanto oscuro como dorado llegó a su fin cuando la guerra acabó con sus descendientes directos, y solo quedaron bastardos híbridos de los humanos y los alter.

Drop era uno de ellos, y se cuenta de él la siguiente historia:

Cuenta la leyenda, que la diosa Eos: se transformó en una bella mujer que descendió al mundo para dar vida a la raza Dark. La diosa Cupido envidiosa con su hermana por descender primero, le pide a su padre helios que la castigara por haber pisado tierras oscuras, creadas por la contraparte de su padre, Jurgent que representaba el tiempo y la fuerzas del vacío celeste como el espacio.  Helios al ver tal envidia de su hija, en vez de castigar a Eos, permite que sus otras hijas tomaran formas y descendieran al mundo creado por su hermano Jurgent. Al sentir como eran invadidos, Jurgent le pide a su hermano que dejara casarse con una de ellas para dar vida en ese mundo.

Este no podía dar tal consentimiento sin herir los sentimientos de alguna de sus hijas cuando Jurgent escogiera. Es entonces que Helios le dio la potestad de Jurgent de conquistarla y que solo le daría un plazo de un día para ello, y quien tuviera el primer contacto con él, esa sería la escogida para casarse. Jurgent se forma como un hombre y camina sobre el mundo que el formó. Después las encuentra sin mostrarse ante ellas. Y cada una le hace la pregunta:

— ¿Te gusta este mundo?— A lo que cada una responde.

Primero fue Calipso la mayor:

— Este mundo no es digno de ser visto por nuestro padre— Esto enfureció a Jurgent, y él la dejo sin mostrarse. Después fue Selene la del medio y le hizo la misma pregunta:

— ¿Te gusta este mundo?— A lo que respondió.

— Nuestro padre, no quiere que habitemos este mundo. — Por lo que Jurgent se entristeció. Y él la dejó sin mostrarse. Después fue Cupido la enamoradiza. Y le hizo la misma pregunta:

— ¿Te gusta este mundo?— A lo que respondió. Aunque padre no lo mire o no nos deje habitarlo, debe haber mejores mundo que lo enorgullecería. Esto decepcionó a Jurgent y la dejo sin mostrarse. Es entonces cuando encuentra a Eos la menor a quien le hace la misma pregunta:

— ¿Te gusta este mundo?— A lo que respondió. — He bajado sin la autoridad de  mi padre, no lo amaría si no hubiera hecho tal cosa, como el desobedecerlo. Pero heme aquí pisando tierras que nunca había pisado. Jurgent se puso feliz y se mostró ante ella. Esto causo que se enamoraran y tuvieran el primer contacto, que produjo el nacimiento de la primera casta. Calipso al enterarse de esto y con ese resentimiento, engaña a su padre diciéndole que este, la había engañado. Selene y Cupido accedieron también en el complot de su hermana, para acusar a Eos de traición. Ya que no permitió que Jurgent les diera la misma oportunidad. Jurgent que estaba en la infinidad del cosmos se enteró de que Helios lo buscaba para reclamarle los de su hija, y este en castigo le hace estar con sus hija para tuvieran la misma oportunidad que su hija Eos, quien fue maldecida por su padre y puesta como ultima luna de ese mundo. Así que como venganza contra sus hermanas por haber engañado a su padre, envió a su hijo Drop como el primero. Para castigar a los hijos de sus hermanas.

Este tiene una capucha y anda por el mundo llevando muerte y miseria. Fue considerado como la parca de este mundo. Cada una era diosa de su propia descendencia y se protegían en las noches cuando Eos reinaba los cielos nocturnos en su forma más lumínica porque esta trae ira y dolor. Drop tomaba fuerzas de su madre y traía castigo a los que lo amancillaron el nombre de su madre. Cada noche de luna llena el primer rey oscuro pasa por las puertas de cada ciudad para  atormentar las mentes incautas. Es por eso que en esas noches las ciudades son cerradas, y cada habitante se encierra en su casa cuando la luz de helios se oculta, las calles se vuelven vacías y frías. Y nadie sale en las noches. Incluso la guardia se guarda en los fuertes para vigilar.

Esa misma leyenda fue tomada por el primer guerrero que gano la batalla de Islas negras. Cuando la primera descendencia de los arcaicos  puros iniciaron la batalla por las tierras contra las demás castas. Drop que ganó gran fama por ser atroz y bárbaro. Se llamó a sí mismo el hijo desterrado de Eos quien fue enviado al mundo para traer miedo a las demás familias. Tenía una guadaña con la que ganaba las guerras, y se formó un imperio en las islas. Poco a poco fue cediendo terreno al punto de que regaló tierra a los Berserker. Y como si se volviera a repetir la historia. El rey de ese entonces Ulfnedar, convenció a las demás, para irse contra los Dark. He inicio unos rumores que no fueron capaces de romper el espiritu de los Dark si no llenarlos más de orgullo.  Y así fue durante años hasta el punto de que asesinaron en la plaza y en público a un ciudadano de alto grado político Darkino.

Y solo con eso, la guerra se estalló. Drop en ese entonces ya había muerto, pero dejo una larga y duradera dinastía de miedo y caos en  las mentes de las castas.  Drop inculcó en cada ciudadano de raza oscura su mejor frase:

“En el momento más oscuro, nosotros somos luz.” Ha cada niño se le inculcaba esta forma de pensar. Que no siempre era necesario ser lo que los demás digan de uno. En el caso de ellos se decían que eran salvajes, maestros de la muerte, o asesinos desalmados, traedores de miseria y destrucción. La verdad es que los Dark, era pacífico y muy disciplinados, de las mejores sociedades jamás vista en este mundo. Muy pensantes y  llena de valores. Nobles, y de un corazón llenos de bondad y honor.

Neira ha mostrado a las demás, su mejor lado y ha mantenido viva las tradiciones Darkinas. Y lo ha transformado en algo que ellas nunca lo olvidaran. Dejó de  contar la historia de Drop para que no tuvieran malas referencias y ha introducido una historia diferente de lo que se decían de ellos. Drop para ellas era un guerrero honorable que mantuvo la paz. Y que ser lo mejor de uno era lo más importante… las mayores quienes en parte no concordaban con ella. Dieron a conocer las historias más increíbles de sus padres y de sus abuelos para que así las siguientes generaciones restantes se mantuvieran honrando las muertes con las luchas y los entrenamientos. Esto como forma de mantenerlas en forma y buena constitución. Demostraron que la raza Dark como todas las razas debe mantener el equilibrio de poder. Aun ocultas se podía ser mejor.

— Que historia, ¿eso quiere decir que estas generaciones no conocen todo su pasado? — Pregunté. Pero el viejo me responde mientras terminaba de fumar su pipa.

— En efecto, es la mitología de este mundo junto con las historias comprobadas de mi maestro Charles.

— Ese Charles se ve que tuvo mucho tiempo para desmarañar tantas cosas.

— Tu mi joven Dark. Eres tomado por ellas como Drop el oscuro. El héroe más famoso de los Darkinos…sin embargo ahora…

Una mujer llega a donde estábamos y grita mi nombre para darme aviso de algo muy importante.

—  ¡Raynard Boldorg1— Ella se refiera  mi muy tímidamente y me dice: — Mi lord, fuiste llamado ante la presencia de la Mayor entre las mayores, para dar inicio a la ceremonia de coronación en las placas de fuego.

Yo miro al viejo Mihail que sonríe por que ha llegado la hora de convertirme en el Rey sonriente.

 

Yo soy llevado a las placas de fuego, que en si es una placa de roca sostenida por una columna negra de hierro y otros minerales que fueron endurecidos por el tiempo y por el rio de magma que por allí corría.

Hacia tanto calor que mi cuerpo de inmediato empapó de sudor las ropas nuevas. Todas las mujeres se situaban de alguna manera para observar desde los peñascos afilados o desde las alturas en alguna pared que ellas tallaron como estrados o palcos.  En la mitad de la placa estaba Neira vestida con una armadura y su casco tan peculiar con sus cuernos negros. En este estadio extraño que ellas misma crearon. Estaban izando las 16 banderas que representaban a cada casa sobreviviente y ondeaban por los vientos nocturnos.

Lo más raro de esto es que no había ningún puente que conectara la placa con otras superficies subterráneas. Allí se llegaba saltando. Y yo saltó a ella sin miedo, aun cuando mi estómago me hacía cosquilla y pasaba saliva.

Ella grita a todas:

— Raynard Boldorg, bienvenido a la ceremonia de coronación. Como ves, este evento tan importante no se celebra con banquete o bailes a honor del escogido. Aquí se gana la corona siendo hijo directo o teniendo un duelo a muerte con el mayor. Que en este caso soy yo Neira Negrur. En este combate, lucharas con cada una de las representantes de cada sector. Y si ganas tendrás el derecho máximo de escogencia. En tener esposa o un harem, de poseer a una o a todas. Es tu decisión, pero si eres derrotado por alguna, no tendrás el derecho de gobernar, aun así podrás formar parte de nuestra raza.

Neira saca su espada la reina de la noche y me señala con esta. Yo tenía en mis espalda a cegadora y basilisco. Yo desenvaino a segadora. Y postro su punta mirando el suelo y acepto el desafío para la ceremonia.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.