<- Actualmente solo registrados A- A A+

SM – Capítulo 155

 

Capítulo 155: Únete a Nosotros.

 

Antes de que Yang Qi pudiera darle agua de manantial de fuerza vital a sus hermanos, las personas de la Sociedad de Hidalgos llegaron a visitar. Por lo que salió con sus cuatro amigos hacia la cumbre de su templo.

Allí lo esperaban tres personas.

Dos mujeres y un hombre, y el aura que emanaban dejaba claro que no eran estudiantes de élite. ¡Era estudiantes del cónclave!

Además, sus ropas tenían bordados unos caracteres color platino: Semi-Inmortal.

Esta era la prueba definitiva de que eran estudiantes del cónclave. Estar en el cónclave era una posición sagrada con la que incontables estudiantes del Instituto Semi-Inmortal solo podían soñar. Una posición de verdadero poder.

Li He y los demás estaban claramente sorprendidos y bajaron las cabezas respetuosamente, —Nuestros respetos hermanos mayores.

Los estudiantes del cónclave eran tratados como seres muy importantes para el instituto, y se les daban muchos recursos con la esperanza de que se convirtieran en Legendarios. Los Legendarios eran los verdaderos poderes del instituto, y los estudiantes en ese nivel eran referidos como neófitos sagrados.

La mayoría de los estudiantes del instituto sentirían una presión increíble frente a estudiantes del cónclave. Pero Yang Qi no estaba sorprendido. Ya en su hogar había matado a fantasmas diabólicos en la usurpación de vida senaria y septenaria, y hasta le había plantado cara al invencible Emperador Fantasma Yama. También tenía muchos hermanos jurados con los que había enfrentado a vizcondes demonios diabólicos. Después de eso subyugó la Espada Divina Alma Hielo y capturó al Usurpador de Vida novenario, el Patriarca Draco-Escarcha y lo convirtió el su peón dentro de la Alianza Velo Celestial.

Tomando en cuenta todo eso, nadie por debajo de un Legendario podría intimidarlo.

Observó con calma a los tres estudiantes del cónclave y dijo, —¿Qué asunto tiene la Sociedad de Hidalgos que discutir conmigo?

—¡Cómo te atreves a hablarnos de ese modo![i] —dijo fríamente una de las mujeres. Tenía ojos con forma de almendra y un rostro muy atractivo. También llevaba una larga espada verde en su mano, y la funda estaba hecha claramente con el cuero de algún engendro diabólico desconocido, con muchas gemas insertadas. Por las fluctuaciones de energía verdadera que emanaba la espada, obviamente era increíblemente afilada, y si su energía de espada era liberada, sería impresionante. —Apenas han llegado a la Usurpación de Vida y se han vuelto estudiantes de élite. ¿Quiénes se creen? Pueden hacerse los rudos frente a estudiantes principiantes, o estudiantes del campus interno y externo, ¿pero con qué coraje nos hablan de ese modo?

Al parecer esta mujer ya había decidido que Yang Qi merecería un castigo, pues una hebra de energía de espada salió disparada repentinamente desde el mango de su espada, y se movió como una serpiente para envolver a Yang Qi. Al parecer su plan era cortar el cabello de Yang Qi como advertencia[ii].

Las reglas para los estudiantes del cónclave en la Facultad de Estudiantes de Élite eran estrictas; no debían recurrir a la violencia. Pero mientras no mataran o hirieran seriamente a los estudiantes de élite, podían hacer lo que quisieran.

Yang Qi ni tomó el tiempo para pensar, extendió su mano, y sujetó con dos dedos la corriente de luz de espada que parecía una serpiente. Esta reaccionó distorsionándose y retorciéndose, pero no podía liberarse.

Luego unas llamas salieron de sus dedos, encendieron la energía de espada y la hicieron cenizas.

—Hermana Mayor de la Sociedad de Hidalgos, me temo que aún debes trabajar en tu energía de espada. No es lo bastante fuerte para herirme. Miren, estoy un poco ocupado con mi cultivo. Si tienen algo que decirlo, solo háganlo. De lo contrario, ya pueden regresarse[iii].

Un destello de asombro pasó por los ojos de la mujer. Al parecer no podía creer que Yang Qi de verdad hubiera deshecho su energía de espada. Aunque solo había enviado una porción diminuta, ella era una Usurpadora de Vida quinaria, mientras que Yang Qi apenas se había convertido en Usurpador de Vida hacía poco.

La Sociedad de Hidalgos había investigado ya a Yang Qi. Sabían bien que apenas había ascendido hacia pocos meses, así que claramente era imposible que pudiera hacerle frente a un Usurpador de Vida quinario.

A través de los cientos y cientos de miles de años en los que había existido el instituto, ocasionalmente habían aparecido genios capaces de tal cosa. Como el Príncipe Heredero. Y había ciertos miembros de la vieja generación que habían sido así en su juventud. Pero de acuerdo con la información de la Sociedad de Hidalgos, Yang Qi no había mostrado señales de ser así.

Los ancianos de la Academia de Estudios Sabios solo le habían dado créditos ordinarios.

Pero ahora las cosas parecían distintas.

—¿Crees que te he subestimado? Esa pizca de energía de espada era solo para ver tu base de cultivo. Ahora usaré mi fuerza. ¡Veamos qué haces esta vez! —La joven movió su mano para desenvainar la espada, pero antes de poder hacerlo, el hombre al lado la detuvo.

—Un momento Hermana Menor Tao. Esta es la Facultad de Estudiantes de Élite. No podemos empezar una pelea aquí. además, la Sociedad del Príncipe Heredero tiene ojos en todos lados. No podemos darles una excusa de actuar contra nosotros. Si se divulga que nos hemos comportado de manera lamentable, podría dañar la reputación de toda la Sociedad de Hidalgos

El hombre vertió su atención a Yang Qi y continuó, —Soy Yuan Kun[iv]. He venido hoy para invitarte a la Sociedad de Hidalgos, eso es todo. No hay por qué ser tan hostil.

—Yuan Kun, ¿El Rey de Guerra Volador? —dijo Li He estremecido. Sus ojos se iluminaron con incredulidad y dijo, —¿Eres el genio que viajó hace sesenta años al noreste sin nada más que una alabarda para ejecutar a los siete cultivadores malignos conocidos como las Siete Plagas del Mar de Árboles?

Yuan Kun asintió. —Si, ese fui yo.

—Hermano Yang, —dijo Li He—, las Siete Plagas del Mar de Árboles eran unos villanos malvados que tomaron la jungla del noreste hace sesenta años. Practicaban un arte energético maligno en la que mataban personas para recolectar sus almas. Cometieron todo crimen imaginable. Hasta llegaron a la Usurpación de Vida quinaria y formaron vestigios malignos de energía verdadera. Lo que fue peor, adquirieron los restos de alguna enciclopedia antigua y maligna llamada el Sutra de un Millar de Maldades.

—Al final fueron ejecutados en un solo combate por este hombre frente a nosotros. ¡Se convirtió en una celebridad de la noche a la mañana! Y eso lo hizo siendo estudiantes de élite, no un estudiantes del cónclave como es ahora.

Yang Qi asintió, —Ya veo, en otras palabras, solo era un Usurpador de Vida cuaternario, pero acabó con siete expertos en la Usurpación de Vida quinaria. No solo venció a un enemigo de nivel más alto, pero a siete juntos. —Obviamente este era un individuo sorprendente.

Por supuesto, no hacía falta destacar que los estudiantes del Instituto Semi-Inmortal, independientemente de quien fuera, no eran ordinarios.

Yuan Kun se veía contento con lo sorprendidos que se veían todos, y añadió, —Parece que has ocultado tu fuerza Yang Qi. Cuando te convertiste en estudiante de élite, derrotaste a Gu Fenxian. No usó su Pintura de la Inmolación Inmortal, pero igual no es cualquier cosa. Obviamente los cinco os habéis topado alguna buena fortuna, de lo contrario no habríais podido pasar de estudiantes principiantes a estudiantes de élite en menos de un año. Dado lo fuertes que sois, sería una lástima si no os unierais a una organización poderosa. Además, la Sociedad del Príncipe Heredero claramente no está contenta, y de ningún modo podréis hacerles frente. ¿Por qué no unirse a la Sociedad de Hidalgos? Podemos manteneros a salvo.

—Muchas Gracias, —dijo Yang Qi fríamente—. Apreciamos sus buenas intenciones. Pero tengo una regla en la vida: no recibo órdenes de nadie. Si me uniera a la Sociedad de Hidalgos, terminaría atado por muchas responsabilidades molestas. Prefiero cultivar en paz y tranquilidad, con mi libertad e independencia. Gracias por la oferta, pero me rehúso. Ahora, ¿eso es todo?

—¿Qué? —dijo la mujer de los ojos con forma de almendra. Jamás se hubiera imaginado que Yang Qi se rehusaría a la oferta así nada más, sin siquiera mostrarles respeto. —El Hermano Mayor Yuan ha venido personalmente para reclutarlos, ¿y simplemente se niegan? ¿No saben quién es el Hermano Mayor Yuan? ¿No saben su propia posición?

—Nada de eso importa, —respondió Yang Qi—. Todos somos estudiantes del Instituto Semi-Inmortal. Las reglas del instituto no dictan que debamos unirnos a una sociedad. Además, las reglas implican que no deberíamos formar grupos por interés personal.

Yuan Kun no era un individuo ordinario. Se lo consideraba sorprendente incluso dentro de la Sociedad de Hidalgos, en la cual tenía un rango alto. El hecho de que fuera enviado a reclutar a estos cinco demostraba lo mucho que la Sociedad de Hidalgos quería su fuerza adicional.

Después de todo, cinco estudiantes de élite no podían menospreciarse.

Por lo general, los estudiantes del campus interno y externo eran reclutados en sociedades cuando eran Maestros de Energía.

El que cinco Usurpadores de Vida no se hubieran unido a ninguna sociedad no era común, y los convertía en prospectos valiosos.

Lo que era aún más desconcertante era que este grupo de cinco tuviera un problema con la Sociedad del Príncipe Heredero. Tenía todo el sentido del mundo que se unieran a la Sociedad de Hidalgos por su seguridad. Pero el líder Yang Qi se negaba a la oferta.

Yuan Kun sentía que le acababan de dar una bofetada, y no iba a empezar a rogarles tras eso. Si se descubría terminaría en ridículo.

Pero aun así tenía que hacer un último esfuerzo. No pudo evitar decir enfurecido, —Se que se han esforzado mucho para llegar a la Usurpación de Vida, así que les daré un poco más de tiempo para pensarlo. ¿Se van a unir a la Sociedad de Hidalgos o no?

—No nos vamos a unir a la Sociedad de Hidalgos bajo ninguna circunstancia, —respondió Yang Qi con una firmeza capaz de cortar uñas e hierro. —Ahora, voy a tener que pedirles que se retiren. Tenemos que empezar a cultivar y prepararnos para la Competencia de Artes Marciales Entre Institutos.

—¡Bien! —rugió Yuan Kun con un rostro verde por la ira—. ¡Qué así sea! Sí que tienen agallas. No puedo creer que se negaran a una persona importante como yo. ¿Se cansaron de vivir? ¿Es eso? ¿Creen que se unirán a la competencia de artes marciales? ¡No durarán hasta entonces! Morirán antes de que eso suceda. ¿Entienden?

A estas alturas, Yuan Kun ya estaba recurriendo a amenazas directas.

Yang Qi le regresó la mirada fríamente. —Qué, ¿moriremos si no nos unimos a la Sociedad de Hidalgos? Muy bien, veamos como logran arreglar mi muerte. Supongo que dan aún más miedo que la Sociedad del Príncipe Heredero.

Entonces la joven de los ojos de almendra dijo, —Esta es su última oportunidad. Únanse a la Sociedad de Hidalgos, y ofrezcan la buena fortuna que se han conseguido como obsequio. Las cosas no terminarán bien si no lo hacen. Quizás no mueran, pero se arrepentirán de estar vivos.

—Ya quiero ver como logran eso. —Por los ojos de Yang Qi pasó un destello, y se volteó para volver a su templo seguido por sus hermanos jurados. EN ese momento un campo de energía surgió y evitó que los tres de la Sociedad de Hidalgos entraran.

—Hermano Mayor, —dijo la otra joven—, rompamos esta formación de hechizos y saquémoslos. Veamos si vuelven a atreverse a negarse.

—Un momento, —dijo Yuan Kun de manera severa—. Tenemos bastante tiempo, y habrá otras oportunidades de someterlo. Dentro de poco estos cinco se pondrán de rodillas frente a nosotros y nos rogarán que les demos buena fortuna. Es inusual que llegaran tan rápido a la Usurpación de Vida. Lo mejor sería que se unieran a nosotros para poder conseguir sus secretos. Y si no se unen… ¡serán ellos quienes sufran la humillación absoluta!


[i] Ya que tienen un rango más alto que él, Yang Qi debería ofrecer saludos respetuosos, referirse a ellos formalmente, etc. En vez de eso, simplemente les pregunta algo directamente, del mismo modo en el que alguien de un rango superior haría hacia alguien inferior.

[ii] La mayoría de las novelas de cultivo emulan la antigua cultura China, en la que todos tenían cabello largo. Las personas solo se cortaban el cabello si estaban de luto, o si se convertían en monjes. El que te cortaran tu cabello a la fuerza es extremadamente insultante y vergonzoso.

[iii] En la cultura china, lo cordial es acompañar a tus invitados afuera, y quizás hasta acompañarlos parte del camino a casa si son de un estatus social más alto. Solo alguien con un estatus mucho más alto se abstendría de acompañar a un visitante afuera. El que Yang Qi diga esto a alguien de rango más alto puede considerarse grosero en el mejor de los casos, y normalmente sería un insulto.

[iv] Yuan Kun: Yuan es un apellido común. Kun puede significar muchas cosas, pero en las novelas xianxia suele asociarse a las Montañas Kunlun.


Donación. Frozzy. Sage Monarch
Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.