<- Actualmente solo registrados A- A A+

SM – Capítulo 44

 

Capítulo 44: Los Ancianos Líderes Pasmados.

 

El grito de Yang Xingshi no tuvo surtió ningún efecto sobre Yang Qi.

En cuanto las ondas sonoras entraron a su mente, la Fuerza del Mamut Divino Supresor Infernal las neutralizó. A pesar de eso, Yang Qi aun así dejó de moverse, y no acabó con las artes energéticas de Yang Shi.

Primero quería escuchar lo que Yang Xingshi tenía para decir.

Al fin y al cabo, Yang Qi seguía siendo un miembro del Clan Yang, y Yang Xingshi era el anciano líder más poderoso. Su rango era aún más alto que el del abuelo de Yang Qi, por lo que lo apropiado era tratarlo con un poco de dignidad.

Mantuvo su pie sobre el torso de Yang Shi y le respondió respetuosamente, —¿Tiene algo que decir Patriarca?

Yang Xingshi observó el pie de Yang Qi que aún estaba sobre el torso de Yang Shi y frunció el ceño. —Qué planeas hacer, ¿lisiarlo y luego discutir el asunto? Sigue siendo tu tío sabes. ¿Es así como tratas a un tío? Te atacó por la espalda, ¿pero acaso no es aún tu sénior? Además, no saliste herido. Destruir sus artes energéticas sería un poco excesivo.

—¿No salí herido? Eso es porque soy más fuerte que él. Mucho más fuerte. De no ser así, ya estaría muerto en este momento, ¿cierto? ¿Habrías hablado por mi como lo estás haciendo por él ahora? —Yang Qi no dejaría a Yang Shi librarse tan facilmente. Así que le respondió de manera punzante a Yang Xingshi.

Fue entonces que Yang Xu, un hombre de apariencia académica dio un paso adelante. Apuntó su abanico hacia Yang Qi y dijo furiosamente, —¡Pequeño cerdo! ¿Cómo te atreves a responderle de ese modo a tu Gran Tío? No eres más que una desgracia y un rebelde. Al final no saliste herido. Y Yang Shi es uno de los líderes de nuestro clan, su rango es muy superior al tuyo. Aunque te terminara matando, su castigo tendría que venir de parte del consejo de ancianos líderes, no de un chiquillo. ¿Qué te da el derecho a hablar sobre destruir sus artes marciales?

—Cierto, —añadió Yang Zhen—. Si Yang Shi ha violado las reglas del clan, será el consejo de ancianos líderes el que tome la decisión al respecto. Sería lo mismo si le ocurriera algo a tu padre; en ese escenario, ellos tomarían las decisiones del clan. En este momento, el Gran Tío es el líder del consejo de ancianos líderes, y tiene el poder para regir y tomar decisiones. Acaba de ordenar que liberaras a Yang Shi. ¿Acaso de verdad vas a desafiarlo? ¿De verdad vas a ir contra el clan?

Uno de los ancianos líderes frunció el ceño y añadió, —Yang Shi sospechaba que un demonio te ha poseído. Por eso te ha atacado. Básicamente estaba intentando librar al mundo de los diablos. Eso no es un crimen, ¡es una contribución a la sociedad!

—¿¡Qué se supone que signifique eso Yang Wangxi!? —dijo Yang Zhan—. ¿Estás diciendo que mi hijo es un demonio?

Yang Zhan era el señor del clan, y ahora también era un Maestro de Energía. Por lo que su posición era increíblemente alta. Antes siempre se había visto forzado a ceder ante el consejo de ancianos líderes, pero ahora tenía suficiente poder para discutir contra ellos si así quería.

Por su parte, Yang Wangxi era un viejo excéntrico en la cumbre de la octava etapa, provenía del mismo lado del clan que Yang Shi. Y claramente también iba tras Yang Qi.

Yang Wangxi se puso de pie lentamente y continuó. —¿Qué es esto Yang Zhan? ¿De verdad te atreves a desafiar las órdenes de los ancianos líderes? Piensas que puedes hacer lo que te dé la gana solo por ser un Maestro de Energía. Tu hijo claramente es lo bastante fuerte para derrotar a un experto en la octava etapa, ¿y quieres que creamos que logró eso por sí solo? ¡Es obvio que fue poseído por un monstruo endemoniado! Además, ¿por qué no hiciste nada cuando intentó acabar con Yang Shi? ¿Simplemente vas a dejar que se convierta en un monstruo y hiera al Clan Yang?

Yang Wangxi vertió su atención a Yang Qi y continuó, —Aléjate de Yang Shi pequeño cerdo. Ponte de rodillas y déjanos extraer al demonio de tu interior y destruir tus artes energéticas. Si no nos dejas expulsar a la monstruosidad en tu interior, no puedes culparnos por exterminarte.

—Cierto, —dijo Yang Xu—. Mientras ese demonio esté en su interior, seguirá causando desastres.

Yang Zhen repentinamente hizo una proposición repleta de malicia. —Gran Tío, ya que ya ha llegado a la cumbre del nivel de un Maestro de Energía, probablemente pueda usar a la monstruosidad en su interior para crear una píldora medicinal que le ayude a ascender al nivel de Usurpación de Vida.

Yang Xingshi frunció el ceño pensando.

Había estado a punto de mencionar que Yang Qi no tenía ningún demonio en su interior, pero ahora estaba empezando a preguntarse si quizás si lo tenía.

Fue entonces que Yang Qi repentinamente empezó a reír. Por sus ojos pasó un destello, observó a Yang Wangxi y dijo, —No te creas que solo por ser un anciano líder tengo miedo de actuar contra ti también. Ya tuve suficiente de sus estupideces. ¿Dicen que soy un monstruo endemoniado? Bien. Digan lo que quieran. Pero si creen que me quedaré sentado y les dejaré lisiarme ya pueden irse olvidando.

¡BUUUUUUUUM!

Yang Qi movió su mano, extendió sus dedos e hizo que su energía verdadera empezara a dar vueltas para formar una red que salió disparada hacia Yang Wangxi.

Sorprendentemente… ¡estaba atacando a uno de los ancianos líderes directamente!

La audiencia empezó a gritar casi de inmediato.

—¡Cómo te atreves maldito!

—¿¡Estás atacando a un anciano líder!?

—¿¡Te quieres morir!?

Yang Xingshi entró en acción de inmediato. Rugió como un león y convocó un vórtice descomunal detrás de él, desde el cual emergió un león blanco hecho de energía verdadera. Entonces atacó a Yang Qi.

—¡Al suelo chico!

—No lo creo, —respondió Yang Qi con calma. Con tan solo un movimiento de su mano, envió una ráfaga de energía verdadera y creó algo parecido a un relámpago.

Era la Esgrima de las Cuatro Estaciones, y fue disparada por el aire como un rayo.

¡BAM!

Las dos ráfagas de energía verdadera chocaron y una explosión masiva sacudió todo el valle. El león blanco terminó hecho añicos, y Yang Xingshi retrocedió cerca de diez pasos, el suelo de piedra del valle era aplastado con cada paso que daba.

Por otro lado, Yang Qi ni se movió. Simplemente permaneció allí parado, y su pie aún seguía sobre Yang Shi.

Quedó claro al instante quien era el más poderoso.

—Ven para acá Yang Wangxi, —rugió Yang Qi, y siguió impulsando el ataque que había desatado hacia un momento hacia Yang Wangxi.

Los ojos de Yang Wangxi estaban totalmente rojos e intentó resistirse desesperadamente. Pero el manejo de Yang Qi de la Lluvia de Seda del Gusano de Seda de Primavera era más que perfecto, y podía usarla hasta para capturar las bestias más poderosas de la antigüedad. ¿Cómo podría Yang Wangxi romperla?

Terminó envuelto en un abrir y cerrar de ojos, y arrastrado hacia Yang Qi como un insecto atrapado.

—¿Qué?

—¿¡Ni siquiera el Gran Tío puede conseguir la ventaja!?

—¿Cómo puede ser posible? ¿Es siquiera humano? ¿Cómo puede estar luchando contra el Gran Tío?

Varios ancianos líderes habían estado preparándose para unir fuerzas y atacar a Yang Qi. Pero después de lo que acababa de ocurrir, estaban demasiado asustados como para seguir. Yang Xingshi el experto más fuerte del Clan Yang, un audaz guerrero poderoso conocido como el Rey León, de hacía cien años que se había hecho famoso, y estaba en la cumbre del nivel de un Maestro de Energía… había sido empujado por los ataques de Yang Qi.

¿Qué implicaba eso?

¿Acaso Yang Qi en realidad era un Usurpador de Vida?

Al fin y al cabo, solo aquellos al nivel de Usurpación de Vida deberían ser capaces de hacer lo que acababa de hacer.

Todos los que habían estado a punto de saltar a la batalla repentinamente empezaron a retroceder y a controlar su energía. Algunos estaban tan impactados que hasta pensaron en escapar.

—¡Qué nadie se mueva! —gritó Yang Zhan. Se volteó hacia Yang Xingshi y añadió, —Gran Tío, mi chico te ha ofendido. Espero que por favor puedas perdonarlo. —Sus palabras sirvieron para calmar un poco de la tensión que se había formado hacía unos momentos.

A Yang Xingshi le tomó un momento recobrar el control de su energía. Después de todo, no se había contenido nada en ese intercambio contra Yang Qi. Y la sensación que recibió tras el impacto sin duda alguna no era la de alguien de la generación más joven. Se sentía cómo si hubiera intercambiado golpes con una enorme criatura demoniaca de la antigüedad.

También había percibido una sensación de muerte inminente.

En ese instante, tuvo la impactante realización de que este joven frente a él claramente tenía la capacidad para matarlo.

Contuvo su asombro y su ira y dijo, —Excelente. ¡Estupendo! —Se quedó mirando a Yang Qi y continuó—, Chico, ese demonio en tu interior es increíble. ¿Por qué no le permites salir a presentarse?

—De verdad no hay ningún demonio en mi interior, —dijo Yang Qi—. Y aunque lo hubiera, obviamente no lo dejaría salir para que ustedes lo controlen. Además, quizás yo pueda aceptar ser insultado por todo el clan, pero estoy seguro de que un demonio no lo haría. Podría matar a Yang Shi y luego hacer lo que quisiera independientemente de lo que le dijeran.

—Gran Tío, —dijo Yang Zhan—, puedo garantizar que Qi’er no tiene ningún demonio en su interior. Su fuerza se debe a su propia buena fortuna y dedicación.

—¡Imposible! —gritó Yang Xu—, ¿Cómo podría ser tan monstruoso y sediento de sangre si no tiene ningún demonio en su interior? Gran Tío, tenemos que espantar a ese monstruo endemoniado, ¡llamaré a una de las grandes sectas para que exorcice a cualquiera que sea el demonio o diablo que lo acecha!

—¿¡Te quieres morir!? —rugió Yang Qi cada vez más furioso. Las cosas ya habían llegado a tal punto que Yang Qi se había cansado de contenerse.

¡BRRUUUM!

La energía salió de su cuerpo y movió su mano para otro ataque. Por su lado, Yang Xu no tuvo ni tiempo de reaccionar antes de salir volando por la bofetada.

Entonces Yang Qi continuó, —¡Ya tuve suficiente de tus burlas y tus tonterías Yang Zhen! ¡Al suelo de inmediato! —entonces propinó otra bofetada que Yang Zhen no podía evadir. Aún después de ser tumbado, siguió gritando, —¡Monstruo! ¡Eres un monstruo!

—¡Ya me cansé de los cuatro! —Yang Qi ignoró como lo maldecían y envió su Lluvia de Seda del Gusano de Seda de Primavera para atar a Yang Xu, Yang Shi, Yang Zhen y Yang Wangxi. Y por si acaso, añadió también a Yang Honglie.

Este grupo de cinco incluía a un joven, algunos señores de las ramas subsidiarias y un anciano líder, y ahora estaban allí flotando en medio del aire y colgados como gallinas.

A estas alturas fue que finalmente despertó Yang Honglie quien estaba inconsciente, y al mirar su alrededor quedó tan impactado que terminó tosiendo sangre de una vez.

—¿Yang Honglie el mayor genio del clan? Eso sí que es un chiste. —Yang Qi sacudió la cabeza y continuó—. Pero bueno, está bien. Simplemente los dejaré allí colgando hasta que puedan actuar con raciocinio. Y ustedes tres, Yang Xu, Yang Shi y Yang Zhen, quiero que hagan un juramento de lealtad a mi padre. De ahora en adelante tendrán que ser completamente leales al clan. Si hacen eso los dejaré ir. La alternativa es que destruya sus artes energéticas. Y saben que puedo hacerlo si me provocan.

¡Crack!

La tierra bajo los pies de Yang Qi hizo erupción súbitamente y una púa salió justo entre sus piernas.

No se podía saber quién había hecho el ataque, pero era extremadamente despiadado.

—¡Imprudente! —gritó Yang Qi. Dio una pisada con fuerza que destruyó la púa y envió una ráfaga de energía por el suelo directamente hacia su fuente. Justo después de eso, la Viuda Yan tosió una bocanada de sangre y retrocedió tambaleante.

 


Donación. Frozzy. Sage Monarch
Descarga:

7 Comentarios Comentar

  1. Luis Rojas Valle

    Lector

    Nivel 22

    Luis Rojas Valle - hace 4 semanas

    Así me gusta mostrando su señorío jaja 🤩😍 gracias por el capítulo 😁👍🏽

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.