<- Actualmente solo registrados A- A A+

SR – Capítulo 207

¡Cambiar las mareas!

En la mente de Qin Lie, Yuan Tianya siempre había sido su mayor enemigo. La razón por la que no quiso revelar su identidad fue principalmente para protegerse de Yuan Tianya.

De vuelta en la Ciudad Piedra Helada, Yuan Tianya fue humillado por Li Mu y perdió a un comandante subordinado. Como no podía ver a través del verdadero reino de Li Mu, Yuan Tianya se había contenido y lo había soportado.

Después de eso, Yuan Tianya buscó cualquier noticia relacionada con Li Mu y con él siempre que fue posible. Las intenciones de Yuan Tianya de matar a Li Mu y a él nunca habían desaparecido.

Por eso no tuvo más remedio que enterrar su nombre después de entrar en la Secta del Armamento. No se atrevió a exponerse ni siquiera ante Ling Yushi.

Todo esto se debió a la presión ejercida por Yuan Tianya. ¡La presión era tan fuerte que no se atrevía a dejarse llevar!

Ahora que había llegado a un acuerdo con Xue Li, ¡la primera persona a la que quería matar era a Yuan Tianya!

“¿Quién eres exactamente?” Bajo la mirada sangrienta de Xue Li, Yuan Tianya sentía como si estuviera sentado en una alfombra de agujas. Casi instantáneamente canalizó cada pedacito de energía en su cuerpo y sacó el artefacto espiritual atado a la vida que cultivaba.

Un par de alas de plumas verdes rompieron la ropa a espaldas de Yuan Tianya y aparecieron de la nada.

Las alas medían alrededor de un metro y medio de largo, y eran tan anchas como las de un águila. Además, las numerosas plumas de color verde oscuro se forjaron con diversos metales especiales.

Las plumas eran ligeras, pero estaban afiladas como hojas. Era una combinación perfecta con el arte espiritual de Yuan Tianya.

Alas Nube de Céfiro, un artefacto espiritual de Quinto Grado Profundo. Yuan Tianya lo había comprado en el extranjero.

N/T: (Céfiro es un dios del viento)

Después de que las Alas Nube de Céfiro se extendieron, el cuerpo de Yuan Tianya voló repentinamente en el aire. Mientras bailaba ligeramente como un pájaro enorme, un viento tremendo se había levantado también como si coordinara con su ágil vuelo en el aire.

“¡Zing zing zing!”

De repente, una gran parte de las plumas de color verde oscuro se convirtieron en espadas que buscaban vida y que dispararon hacia Xue Li.

Las afiladas hojas formadas por plumas incluso se habían combinado en el aire en forma de lezna. Junto con él, soplaban fuertes vientos dentro de la lezna hasta que empezó a dañar débilmente los tímpanos de todos.

Yuan Tianya también se lanzó hacia Xue Li como un águila justo detrás de las finas plumas, parecidas a la lluvia.

El cuerpo de Xue Li se encogió en una momia. Su piel era de color gris claro y no se veía ni un poco de lustre. Parecía muerto y sin vida.

Sin embargo, sus ojos brillaban con una luz terrible y sangrienta.

Levantando la cabeza, Xue Li se rió desagradablemente y dijo: “Sólo has conseguido liberar la belleza de la energía espiritual del viento del arte de las nubes de viento que estás cultivando. Sin embargo, su arte de nubes está lejos de desarrollarse.”

De repente miró hacia el lugar donde había explotado el cuerpo de Liang Yangzu.

La multitud también había seguido su mirada.

“Arte de sangre: ¡Materialización!” Exclamó Xue Li.

La sangre fresca y maloliente de Liang Yangzu, que se había derramado por todas partes, de repente empezó a retorcerse. En el suelo de piedra de la plaza, era como si las gotas de sangre se hubieran convertido en innumerables perlas de sangre redondas que rodaban a gran velocidad antes de fundirse en una sola.

Esa escena era tan extraña que causaba escalofríos fríos que subían por las espinas dorsales de todos. Las pocas gotas de sangre que salpicaban a Wu Tuo y Shi Jingyun también habían caído de sus cuerpos y rápidamente bajo sus pies. Asustó tanto a esos dos que el color de sus caras había cambiado silenciosamente.

En muy poco tiempo, los charcos de sangre que se formaron después de la muerte de Liang Yangzu se retorcieron rápidamente y se convirtieron en una persona hecha de sangre tendida en el suelo.

De repente, el hombre de sangre empezó a levantarse lentamente.

“¡Pwack pwack pwack!”

Fue en ese momento cuando las plumas verdes de Yuan Tianya cayeron del cielo y apuñalaron el cuerpo de Xue Li como muchas espadas afiladas.

Xue Li se había convertido en un puercoespín, pero no había ni un rastro de dolor en sus ojos mientras se reía del hombre de sangre y ordenaba: “Ve”.

El cuerpo del hombre de sangre se retorció y realmente empezó a tomar la débil apariencia de Liang Yangzu. Entonces, se desató un aura acreedora de la sangre.

El hombre de sangre se convirtió en un rayo de luz sangrienta y voló directamente al aire, comenzando su ataque a Yuan Tianya, que estaba cayendo del cielo.

Una bola de luz brillante y sangrienta explotó frente a Yuan Tianya. Mientras Yuan Tianya gemía torpemente, la luz de la sangre se convirtió abruptamente en una gran espada de sangre y cortó, apuntando al cuello de Yuan Tianya.

Las Alas Nube de Céfiro de Yuan Tianya agitaron rápidamente y volaron en círculos en el aire. Parecía estar buscando una oportunidad para matar el verdadero cuerpo de Xue Li.

Sin embargo, como si la espada de sangre tuviese mente propia, persiguió a Yuan Tianya sin descanso, sin rendirse jamás.

En la plaza, Shi Jingyun, Su Ziying, Wu Tuo, Lu Li, Ling Yushi, Ling Xuanxuan, Ying Xingran, y los tres grandes reverendos de la Secta del Armamento estaban mirando al cielo.

Innumerables rostros conmocionados estaban coloreados de rojo sangre por la luz de la espada de sangre en el cielo. De hecho, daban un poco de miedo.

Incluso con plumas verde oscuro atravesando cada centímetro de su cuerpo, Xue Li nunca levantó la cabeza ni miró al cielo. En vez de eso, se volvió hacia Qin Lie y preguntó: “¿A quién más debo matar?”

“Esa persona en el cielo aún no está muerta”, comentó severamente Qin Lie.

“Es sólo cuestión de tiempo.” Xue Li parecía descuidado. “En dos horas, el esclavo de sangre que he despertado será un nivel más fuerte que antes de morir”. Antes de que esa persona explotara y muriera, su fuerza ya era comparable a la de ese enemigo en el cielo. El esclavo de sangre formado a partir de toda su esencia de sangre definitivamente sería capaz de matar a esa persona antes de que la energía espiritual dentro de la sangre se agote.

La atención de Shi Jingyun y de la multitud había estado originalmente en el cielo. Cuando escucharon a Xue Li preguntar a quién matar a continuación, sus ojos se volvieron fríos mientras retiraban rápidamente su mirada de Yuan Tianya y miraban cautelosamente a Xue Li.

“En ese caso, ¿esa persona en el cielo está muerta?” Preguntó Qin Lie.

“Absolutamente muerta”, se rió Xue Li extrañamente.

Qin Lie asintió antes de mirar a Shi Jingyun, Wu Tuo, y Si Ziying. Comenzó a meditar en silencio.

“Qin Bing…” Ying Xingran interrumpió repentinamente.

Qin Lie giró la cabeza para mirarlo.

“Son diferentes de Liang Yangzu y Yuan Tianya. Como el Señor de la Torre de la Sombra, Liang Yangzu merecía morir después de haber consumido sangre humana, mientras que Yuan Tianya no era amable con el Gran Maestro de Salón y el Segundo Maestro de Salón, como el Primer Maestro de Salón del Salón del Asura Oscuro. Si está muerto, está muerto. No importa.”

N/T: (Perdón si le cambie el nombre, es que no recuerdo como lo deje xd)

La expresión de Ying Xingran era pesada, como explicó: “Pero Shi Jingyun, Wu Tuo, Su Ziying son personajes verdaderamente respetables del Valle de los Siete Demonios, la Montaña del Cielo Nublado y el Mar Niebla Púrpura. Si mueren, entonces debemos luchar hasta la muerte contra el Valle de los Siete Demonios, la Montaña del Cielo Nublado, y el Mar Niebla Púrpura…”

Shi Jingyun, Wu Tuo y Su Ziying se sorprendieron un poco al escuchar las palabras de Ying Xingran.

No podían ver a través del reino de Xue Li y seguían dudando por dentro, preguntándose si debían dar el paso.

La verdad es que ya estaban pensando en retirarse. Pensaron en reportar la situación a los de arriba, para que los de arriba enviaran a alguien más para que se encargara de esto.

Por eso se sintieron inmediatamente aliviados cuando escucharon las palabras de Ying Xingran.

Todos se volvieron para mirar a Qin Lie.

En este punto, entendieron que Qin Lie era el único que podía influenciar a Xue Li.

Ni Ying Xingran ni los tres grandes reverendos pudieron hacerlo.

“Ya han limpiado la Secta del Armamento y asesinado a incontables delegados extranjeros de la secta exterior y a los hombres de Lanza de Sangre afuera. Era obvio que estaban planeando destruir a la Secta del Armamento. ¿De qué más hay que preocuparse en este momento?” Preguntó Qin Lie con dudas.

“Er, esto…” El reverendo Luo Zhichang dijo torpemente.

Lo que quería decir es que el carácter profundo en el que confiaban no les había respondido, y sin la protección de esa persona, ¿cómo podría la Secta del Armamento resistirse a los Ocho Templos Extremos y a la Alianza del Cielo Profundo?

Por eso no se atrevieron a eliminar a todos. Todavía esperaban que hubiera una oportunidad de reconciliación.

Viendo a Ying Xingran y las miradas angustiadas de los tres grandes reverendos, Qin Lie comprendió lentamente sus preocupaciones y dificultades.

De repente miró a Shi Jingyun, Wu Tuo, Su Ziying, y luego miró una vez a Xue Li antes de cerrar los ojos.

Su conciencia mental se deslizó en el Orbe Supresor de Almas y se comunicó con la otra mitad del alma de Xue Li, “Señor Xue Li, ¿qué tan grande es el problema que puedes ayudarme a resolver? ¿Puedes lidiar con dos fuerzas de Cobre por tu cuenta?”

La diferencia entre los diez grandes reinos, el Reino del Refinamiento, el Reino Apertura Natal, el Reino de la Manifestación, el Reino del Paso Inferior, el Reino del Cumplimiento, el Reino de la Fragmentación, el Reino Nirvana, el Reino Imperecedero, el Reino Vacío y el Reino del Génesis, era inimaginable.

De acuerdo con la diferenciación de rango en el Reino Espiritual, las fuerzas que alcanzaron el rango de Cobre deben tener practicantes marciales en el Reino del Cumplimiento. Era posible que también tuvieran algunos practicantes marciales del Reino de la Fragmentación. Si las dos grandes fuerzas, los Ocho Templos Extremos y la Alianza del Cielo Profundo, hubiesen enviado expertos del Reino del Cumplimiento o incluso del Reino de la Fragmentación para destruir a la Secta del Armamento, ¿podría Xue Li resistirse a ellos?

Por eso necesitaba aclarar esto antes de tomar una decisión real.

“¿Fuerza de rango Cobre? ¿Hay algún practicante de las artes marciales del Reino de la Fragmentación que asuma el mando?” El alma de Xue Li cuestionó.

“No lo sé. Puede haber, puede que no” -respondió honestamente Qin Lie.

“Si sólo hay expertos del Reino del Cumplimiento, entonces no es difícil lidiar con ellos con mi poder actual.” Xue Li reflexionó por un momento antes de continuar su respuesta: “Si se tratara de practicantes marciales del Reino de la Fragmentación, entonces en el pasado tampoco habría tenido miedo. Sin embargo, tal como estoy ahora, puede ser un poco problemático… Después de haber estado sellado durante tantos años, me lleva más de un día o dos volver a mi fuerza anterior”.

“¿Si puedes recuperar todas tus fuerzas?” Preguntó de nuevo Qin Lie.

“Si recupero el ochenta por ciento de mi verdadera fuerza, entonces no le temería a los del Reino de la Fragmentación.” Xue Li se quedó callado por un momento antes de responder de nuevo: “Pero eso llevará al menos veinte años. Si puedo usar todo tipo de píldoras y hay sangre espiritual de alto rango para refinar y fusionar, entonces este tiempo puede ser acortado a diez años”.

Qin Lie inmediatamente retiró su conciencia mental.

“¡Spurt!”

El sonido de la carne siendo penetrada vino del cielo. En respuesta, la multitud levantó la cabeza para mirar y encontró una espada de sangre clavada en el estómago de Yuan Tianya.

Era sólo una espada de sangre del tamaño de una palma.

¡Sin embargo, esa espada de sangre estaba chupando sangre locamente como la boca de una bestia temible!

Toda la sangre en el cuerpo de Yuan Tianya comenzó a derramarse en la espada de sangre incontrolablemente. ¡Como una extraña bestia chupadora de sangre, la espada continuó drenando ferozmente cada gota!

De la boca de Yuan Tianya salieron gritos terribles. Su espesa fuerza vital fue abandonando poco a poco su cuerpo junto con el aluvión loco de su sangre. Siguiéndolo, la luz de sus ojos se apagaba rápidamente.

Todo el mundo podía ver que Yuan Tianya se estaba marchitando lentamente. Era probable que muriera en cualquier momento.

Xue Li no exageró el poder de su esclavo de sangre. Formado a partir de la esencia de la sangre de Liang Yangzu, fue capaz de matar a Yuan Tianya incluso en el cielo.

Ni siquiera necesitó dos horas.

Muy pronto, los gritos de Yuan Tianya se detuvieron, y el Maestro del Primer Salón del Salón del Asura Oscuro, que era el maestro de la Ciudad Piedra Helada, con muchas posibilidades de convertirse en el Maestro del Gran Salón del Salón del Asura Oscuro en el futuro, fue lanzado desde el cielo así como así.

Antes de llegar al suelo, su fuerza vital ya había desaparecido por completo. No quedaba ni un rastro de luz en sus ojos.

El esclavo de sangre que se suponía que iba a agotar toda su esencia de sangre en dos horas se formó gradualmente en la apariencia borrosa de Liang Yangzu después de absorber toda la sangre de Yuan Tianya. Estaba junto a Xue Li como esperando su siguiente orden.

“Chico, ¿qué quieres hacer?” Preguntó Xue Li.

De repente, todo el mundo miró a Qin Lie.

Qin Lie se detuvo un momento antes de decir: “¡Todo extraño que entre hoy en la Secta del Armamento no se irá! ¡Encarcelad a todos!”

“¡Te atreves!” exclamó Su Ziying.

“Chico, ¿quieres encarcelarnos a todos?” Wu Tuo se rió, pero su expresión era un poco antipática.

“¡Chico, podemos liberar a la Secta de Armamento hoy, pero si te atreves a actuar imprudentemente, hmph!” Exclamó fríamente Shi Jingyun.

“¡Maestro del Primer Salón! ¡Maestro del Primer Salón!” Los comandantes del Salón del Asura Oscuro se volvieron locos por el asesinato cuando vieron la muerte de Yuan Tianya. Alguien gritó: “Mientras combinemos nuestros poderes y matemos a ese hombre malvado, la Secta del Armamento no podrá resistirse en absoluto”.

Miraron a Xue Li.

Sin embargo, Xue Li se rió extrañamente e instruyó al hombre de sangre, “Mátalos”.

El hombre de sangre formado por la sangre fresca de Liang Yangzu inmediatamente corrió hacia los subordinados del Salón del Asura Oscuro y empezó una sangrienta matanza.

“¿Crees que puedes derrocar el destino de la Secta del Armamento con un solo hombre malvado?” Su Ziying frunció el ceño y dijo: “El plan para actuar contra la Secta del Armamento fue el resultado de las negociaciones de las dos fuerzas superiores. Tu destino estaba sellado hace mucho tiempo, cuando habían decidido sus planes. ¡No puedes cambiar nada!”

“Maestro de la Secta Ying, te imploro que dejes de resistirte”, también dijo Wu Tuo.

“¡No puedes resistirte!” Exclamó solemnemente Shi Jingyun.

“¿Quién dice que la Secta del Armamento no puede cambiar su destino?” Fue en ese momento cuando la voz de Lang Xie llegó de repente desde el exterior: “Tanto los Ocho Templos Extremos como la Alianza del Cielo Profundo se elevaron hasta donde están ahora, de las fuerzas Hierro Negro, un paso a la vez. ¡Hace mil años, el Continente de la Marea Escarlata ni siquiera tenía una fuerza de rango Cobre! Nuestra Secta del Armamento fue fundada hace novecientos años, y en ese momento, los Ocho Templos Extremos y la Alianza del Cielo Profundo eran sólo el mismo nivel que nosotros; eran sólo fuerzas de Hierro Negro”.

Lang Xie entró por fuera llevando una lanza corta, aún cubierto de sangre. A medida que se acercaba, el olor mordaz comenzó a extenderse.

“Si no fuera por el hecho de que la Secta del Armamento hubiera puesto todo su corazón en la forja de artefactos y no estuviera dispuesta a gastar una cantidad excesiva de esfuerzo en el camino marcial, ¡la Secta del Armamento se habría convertido en una fuerza de rango Cobre hace mucho tiempo!” Las gotas de sangre en el cuerpo de Lang Xie eran como diamantes rojos. Estas perlas de sangre formadas a partir de ellas simplemente permanecían en la superficie de su piel sin caer.

“¿Y qué si es la Alianza del Cielo Profundo? ¿Y si es un practicante marcial del Reino del Cumplimiento?” Lang Xie exclamó en voz baja y exclamó: “¿No son mortales? ¡¿No son decapitados por mis manos?!”

De repente, una cabeza ensangrentada salió volando de su anillo espacial y fue arrojada a los pies de Shi Jingyun, Su Ziying y Wu Tuo.

La cabeza ensangrentada rodó y creó una larga línea de sangre antes de detenerse finalmente bajo los pies de Su Ziying.

Los ojos de la cabeza aún estaban abiertos de par en par con incredulidad, y ahora, miraba directamente a los ojos de Su Ziying.

“¡Señor… Señor Tu Xi!” Su Ziying perdió el control y gritó.

Shi Jingyun y Wu Tuo también gritaron.

Tu Xi, un experto en el Reino del Cumplimiento había venido de los Ocho Templos Extremos para tratar con la persona más problemática, Lang Xie.

Pero ahora, en realidad había sido asesinado por Lang Xie, y su cabeza estaba rodando en el suelo.

Descarga:

11 Comentarios Comentar

  1. Fortuine

    Lector

    Nivel 10

    Fortuine - hace 4 meses

    Jajaja ahora si tienen miedo, después de darse cuenta que podian morir en cualquier momento, gracias por el capítulo.
    ^-^

  2. SIR MONTBLACK

    Lector

    Nivel 10

    SIR MONTBLACK - hace 1 mes

    Interesante.
    🌩🌩🌩🌩⚡⚡⚡⚡.
    ❄❄❄❄ 🌬🌬🌬🌬.
    🌎🌎🌎🌎🗻🗻🗻🗻.
    Quiero ver sangre mata a los lideres o que dejen un brazo y les robas los anillos espaciales.

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.