<- Actualmente solo registrados A- A A+

SR – Capítulo 274

Compartimiento Espacial

“Tío, ahora que lo mencionas, ese joven humano se parece mucho al Primer Venerable.”

Duo Luo, el guerrero demoníaco con seis cuernos, se arrodilló y saludó una vez la escultura de Qin Shan antes de levantarse de nuevo. Sus profundos y oscuros ojos miraron cuidadosamente la escultura de madera.

“¡Tiene el recuerdo del Primer Venerable con él!” El viejo exclamó.

La expresión del Dúo Luo cambió al no poder evitar gritar: “¡¿El recuerdo del Venerable?! Tío, ¿estás seguro?”

“No soy de los que pueden confirmarlo, ¡pero esto sí!” El viejo agarró con fuerza la escultura de madera que tenía en sus manos. Una luz demoníaca parpadeó en lo profundo de sus pupilas. “El Primer Venerable prometió una vez a nuestra raza que algún día abriría el malvado pasadizo del inframundo y permitiría que mi raza regresara a su patria. ¡Nuestra raza también hizo un acuerdo y una promesa con el Primer Venerable en ese momento!”
N/T: (Nmms, eso quiere decir que… Qin Shan tenía planeado que sucediera todo esto…)
La expresión del Dúo Luo era solemne cuando dijo: “Pero no nos hemos comunicado con el Primer Venerable desde hace mucho tiempo, ¿verdad?”

“Mientras el Primer Venerable esté vivo, el acuerdo no se romperá. Incluso si ha muerto, mientras exista el recuerdo y mientras estén dispuestos a reconocerlo, entonces el acuerdo sigue siendo válido”. El anciano reflexionó y pensó seriamente por un momento antes de decir: “El Primer Venerable no es aquel que rompe las promesas. Durante los últimos años, debería haber estado buscando el malvado pasadizo del inframundo e intentando abrirlo. Ahora, el malvado pasadizo del inframundo ha sido abierto y este joven humano que posee el recuerdo del Primer Venerable ha caído incluso del pasaje al Reino del Inframundo. Todo esto… puede muy bien ser el arreglo del Primer Venerable. El pasaje fue probablemente abierto por el Primer Venerable. El hecho de que haya permitido a este joven entrar en el Reino del Inframundo puede ser una señal para nosotros”.

“¿Qué señal?” Preguntó Duo Luo.

“¡Nos está diciendo que ha mantenido el acuerdo y nos ha ayudado a abrir el malvado pasadizo del inframundo!” El viejo dijo palabra por palabra.

El duro cuerpo del Duo Luo se estremeció abruptamente. “En ese caso, ¿el Primer Venerable nos pide que mantengamos nuestra parte del acuerdo también?”

“Ese debería ser el caso.” El tono del viejo era afirmativo.

“Ese joven humano ha causado una gran conmoción entre nuestra raza. Incluso ha actuado imprudentemente en la Cordillera del Dios Demonio. Si se sometió a los arreglos del Primer Venerable, no debería estar provocándonos, ¿verdad? Parece que no sabe la verdad…” Preguntó Duo Luo otra vez.

“Sí, probablemente no sabe la verdad, pero como lleva consigo el recuerdo del Primer Venerable y se parece al Primer Venerable, entonces debe ser alguien cercano al Primer Venerable. Puede ser que el Primer Venerable no desee que él sepa del acuerdo entre nosotros y así mantener al niño en la oscuridad”. El viejo lo adivinó.

“Entonces, ¿qué hacemos ahora, tío? Ese joven probablemente está tratando de regresar al Continente de la Marea Escarlata a través del Campo de Batalla del Inframundo. ¿Vamos a detenerlos?” Preguntó Duo Luo.

“Ya que el Primer Venerable lo ha mantenido en la oscuridad, probablemente es para evitar que sepa demasiado. Es por eso que no lo he expuesto y he intentado hablar con él a pesar de que acabo de detectar el recuerdo en su cuerpo”. El viejo dijo pensativo. “Si el Primer Venerable no desea que él lo sepa, entonces respetaremos sus deseos. El hecho de que haya llevado el recuerdo al Reino del Inframundo y causado una conmoción tan grande en la Cordillera del Dios Demonio, alertándonos a ti y a mí, puede ser una orden del Primer Venerable. Nos está diciendo que ha mantenido el acuerdo y ha abierto el malvado pasadizo del inframundo”.

“¿Dejamos que se vayan, entonces?” Duo Luo lo confirmó de nuevo.

El anciano asintió con la cabeza: “Notifiquen a los hombres en el Campo de Batalla del Inframundo. Los guerreros de los tres niveles inferiores los dejarán pasar sin dejar rastro”.

Duo Luo asintió y dijo: “Entendido”.

……

Unos días después.

Qin Lie y Song Tingyu llegaron a una enorme y elevada montaña. La gigantesca montaña apuñaló profundamente en las gruesas nubes. El área circundante estaba llena de energía demoníaca.

El dúo estaba al pie de la gigantesca montaña. Estaban un poco sorprendidos de que no pudieran ver su cima.

“Qin Lie, ¿estás seguro de que debemos entrar en el Campo de Batalla del Inframundo desde la cima de esta montaña?” Los ojos de Song Tingyu brillaron con una extraña luz.

“Si los recuerdos que he analizado son correctos, entonces esta cima de la montaña, que los miembros del clan del Demonio con Cuernos llaman ‘Escalera del Cielo’, es el camino hacia el Campo de Batalla del Inframundo. Según sus recuerdos, mientras nos movamos por la montaña y nos dirijamos hacia el cielo, podremos llegar al piso más bajo del Campo de Batalla del Inframundo…” Qin Lie eligió cuidadosamente sus palabras y dijo en voz baja: “Es decir, el Reino del Inframundo donde vive la raza demoníaca con cuernos está justo debajo del piso más bajo del Campo de Batalla del Inframundo”.

Song Tingyu se estremeció un poco mientras exclamaba suavemente: “¿Entonces sabes dónde está el Campo de Batalla del Inframundo en el Continente de la Marea Escarlata?”

“¿Dónde?” Qin Lie estaba confundido.

“El fondo del Mar Niebla Púrpura”. La expresión de Song Tingyu era extraña.

Qin Lie también se quedó en blanco por un momento.

Una imagen bastante clara apareció de repente en su mente: era un diagrama de estructura espacial.

Bajo las profundas e inconmensurables profundidades del Mar Niebla Púrpura, había una entrada que llegaba directamente al Campo de Batalla del Inframundo.

Había siete niveles del Campo de Batalla del Inframundo en total y estaban justo en el fondo del Mar Niebla Púrpura. La parte inferior de los siete amplios niveles del Campo de Batalla del Inframundo era en realidad la “Escalera del Cielo” del Reino del Inframundo, la cima de la montaña que conectaba con esta región…

El Mar Niebla Púrpura estaba al borde del Continente de la Marea Escarlata. Las profundidades del mar eran de varios metros y el subsuelo de varios metros debajo se llamaba el Campo de Batalla del Inframundo. No se sabía exactamente cuán profundos o anchos eran los siete niveles del Campo de Batalla del Inframundo, y si uno iba a ir por debajo de él, alcanzarían los oscuros cielos grises del Reino del Inframundo. Si iban más lejos, llegarían a las vastas tierras del Reino del Inframundo.

Qin Lie de repente se dio cuenta de lo mágico que era el malvado pasaje del inframundo. Habían pasado por el malvado pasadizo del inframundo y quién sabe cuánta distancia dimensional desde el Continente de la Marea Escarlata para llegar directamente al Reino del Inframundo. ¿Cómo de maravillosa fue esta hazaña?

Con la existencia de un malvado pasadizo del inframundo, las razas malvadas del Reino del Inframundo no tenían que pasar por la “Escalera del Cielo” para entrar en el Campo de Batalla del Inframundo. No necesitaban atravesar los siete niveles del Campo de Batalla del Inframundo y pasar a través de varios miles de metros de agua para llegar a las tierras traseras del Continente de la Marea Escarlata. Podrían ir directamente a la Secta del Armamento.

“El universo ilimitado es verdaderamente milagroso. Es sólo hoy que he obtenido una comprensión más clara de la brecha entre el Reino del Inframundo y el Continente de la Marea Escarlata. El espacio… es verdaderamente misterioso e inmenso. Secretos insondables están contenidos dentro de él.” Exclamó Song Tingyu.

“Vámonos. Tenemos que evitar a los hombres del clan del Demonio con Cuernos tanto como sea posible. La cima de la montaña es tan alta que puede que no sea tan fácil subir al nivel final del Campo de Batalla del Inframundo”. Qin Lie levantó la cabeza y miró la cima de la montaña cubierta por gruesas nubes. “Tampoco sabemos si hay élites de Demonios con Cuernos vigilando la cima de la montaña. Si los hay, entonces será problemático tratar con ellos…”

“¿Cómo es posible que no haya élites vigilando en este momento?” Song Tingyu suspiró en silencio. “Has causado tanta conmoción en la Cordillera del Dios Demonio que, si yo fuera un hombre del clan de los Demonios con Cuernos, también me habría puesto furioso. No son estúpidos; deben haber adivinado que volveríamos por el Campo de Batalla del Inframundo. Yo predigo que habrá guerreros Demonios con Cuernos con cinco cuernos haciendo guardia en la cima de la montaña. Están esperando a que caigamos en su trampa”.

“Entonces nosotros…” La expresión de Qin Lie era pesada.

“¡Tendremos que atacar por la fuerza! En este momento, puede ser que el oponente aún no haya organizado a defensores poderosos para que vigilen la entrada. Si continuamos retrasándonos hasta que aparezca un guerrero demonio con seis cuernos, entonces será un callejón sin salida para nosotros”. La expresión de Song Tingyu se convirtió en una mirada de determinación. “Si es sólo un guerrero de cinco cuernos, hay esperanza de que podamos cargar usando todo lo que tengo y desatando mis artes prohibidas. Sin embargo, me debilitaré por un tiempo después de desatar las artes prohibidas. Tendrás que protegerme de todo daño en los tres niveles inferiores del Campo de Batalla del Inframundo. Si no puedes, entonces todo lo que nos queda es la muerte”.

“Haré lo que pueda”. Exclamó suavemente Qin Lie.

Qin Lie estaba secretamente conmocionada. No esperaba que Song Tingyu aún tuviera un truco bajo la manga. Incluso contra un guerrero de cinco cuernos que puede rivalizar con un experto del Reino del Cumplimiento, ella tenía la confianza para romper la entrada con sus artes prohibidas y llevarlo al Campo de Batalla del Inframundo. Esto solo mostró lo fuerte que era esta mujer.

“Recuperemos fuerzas antes de subir a la montaña. Podemos encontrarnos con élites de Demonios con Cuernos en cualquier momento al entrar en esta montaña”. Después de cavar una cueva bajo el pie de la montaña, Song Tingyu se subió antes de saludar a Qin Lie para que entrara también “¿Qué tipo de materiales espirituales necesitas para forjar las Bombas Profundas Terminator? Haz una lista de todos los ingredientes y veré si los tengo en mi anillo espacial. Si los tengo, entonces sería mejor si pudieras forjar unas cuantas Bombas Profundas Terminator más. Serían muy útiles como último recurso cuando entramos en el Campo de Batalla del Inframundo”.

“Oh. Presta atención entonces…” Qin Lie también sabía lo efectivas que serían las Bombas Profundas Terminator cuando cargaran a través del Campo de Batalla del Inframundo más tarde. Ya no tenía ningún reparo, sabiendo que era para volver vivo al Continente de la Marea Escarlata. Le dijo todos los ingredientes necesarios para forjar las Bombas Profundas Terminator.

Song Tingyu entrecerró los ojos. Sus largas pestañas temblaban ligeramente y sus ojos brillaban con una luz divina. Ella escuchó seriamente a Qin Lie.

Cuando Qin Lie terminó de decir todos los materiales espirituales que necesitaba, dejó salir una brillante sonrisa. “Qué coincidencia, tengo todos los materiales espirituales que necesitas. De hecho, tengo bastantes. Echa un vistazo…”

Rayos de luz arco iris salieron del anillo espacial de su dedo translúcido, parecido al jade. Los materiales de los espíritus fueron expuestos uno por uno en medio de la luz.

¡Eran todos los materiales espirituales necesarios para forjar una Bomba Profunda Terminator!

Qin Lie se quedó estupefacto por un momento antes de mirar profundamente a Song Tingyu y dijo con asombro: “Parece que lo has preparado con tanta antelación”.

“La Alianza del Cielo Profundo desea adquirir el método para forjar la Bomba Profunda Terminator, por lo tanto… preparé un poco de todo tipo de materiales de apoyo de tipo trueno.” Song Tingyu no lo negó y sonrió. “Originalmente, iba a comerciar con la Secta del Armamento. Nosotros proporcionaríamos los materiales y la Secta del Armamento forjaría las Bombas Profundas Terminator. Entonces, compraríamos el producto final por un precio. Es por eso que tengo estos materiales preparados. Sin embargo, no esperaba que el comercio que había planeado fuera completamente rechazado por usted…”

“Tu plan era muy completo y tus preparativos eran suficientes.” Qin Lie miró los materiales en el suelo y pensó por un momento antes de decir: “Esta cueva es un poco demasiado pequeña y no es lo suficientemente segura. Necesitamos cobertura adicional para evitar que la energía espiritual escape…”

Qin Lie tenía un horno y una fuente de fuego en su anillo espacial. No le faltaba nada. Mientras la cueva de piedra fuese lo suficientemente ancha y bien escondida como para impedir que los miembros del clan del Demonio con Cuernos los descubriesen, podría empezar a forjarse en cualquier momento.

“No es un problema en absoluto. Puedo resolver todo eso por ti.” Song Tingyu continuó tallando la cueva de piedra con su afilada espada para hacerla más ancha. Luego bloqueó la puerta de piedra y la cubrió con hierba silvestre. Usó muchas hojas de jade mágicas, como cintas, para formar una barrera milagrosa que cubría su aura…

En poco tiempo, una cueva similar a la que se usaba en la Secta del Armamento fue terminada bajo su duro trabajo.

Song Tingyu incluso había formado una barrera mágica alrededor de la cueva que podía impedir que el aura de energía del sonido y del espíritu se filtrase.

“¿Cómo es eso? ¿Puedes empezar ahora?” Después de terminar todo esto, preguntó sonriendo.

“Yo puedo”. Qin Lie asintió. “Ahora lo único que queda es que te vayas.”

“Es demasiado peligroso afuera. Me he agotado mucho, así que voy a descansar dentro de la cueva.” Song Tingyu puso los ojos en blanco antes de sentarse a un lado. Sacó piedras espirituales, cerró los ojos y comenzó a reponer fuerzas.

…Era obvio que no se iba a ir.

Qin Lie pensó para sí mismo, dudando por un momento. Este era el Reino del Inframundo y Song Tingyu no era un Artífice después de todo. Así que no insistió en ahuyentarla y comenzó a forjar las Bombas Profundas Terminator.

No se dio cuenta de que Song Tingyu había abierto un poquito los ojos de ella, permitiéndole observar cada uno de sus movimientos mientras él mezclaba atentamente los materiales espirituales con su horno.

Song Tingyu grababa en secreto cada movimiento que hacía, cada método que usaba, el orden en que se colocaba cada material espiritual, e incluso cada minúscula pausa.

Descarga:

14 Comentarios Comentar

  1. Valenod

    Lector

    Nivel 10

    Valenod - hace 4 meses

    Qué inocente prota te desconozco, creí que serías el único prota de novela que no caería en una de estas trampas tan bobas

  2. SIR MONTBLACK

    Lector

    Nivel 10

    SIR MONTBLACK - hace 1 mes

    Interesante.
    🌩🌩🌩🌩⚡⚡⚡⚡.
    ❄❄❄❄ 🌬🌬🌬🌬.
    🌎🌎🌎🌎🗻🗻🗻🗻.
    🐍⚡🐍⚡🐍⚡🐍⚡.
    ERES UN ESTÚPIDO.
    A menos que tengas un plan.

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.