Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

SE – Capítulo 173

Capítulo 173

 

El Dios de la Oscuridad era una montaña impasible, claramente no dispuesta a hacer ningún movimiento.

Obviamente, no estaba dispuesto a arriesgarse. Su personalidad despreciable se podía ver claramente. Solo golpea a otros cuando están caídos, huyendo cuando son más poderosos que él. La encarnación de la desvergüenza… como se esperaba del Dios de la Oscuridad.

¡Tch! Claire despectivamente chasqueó la lengua. Apuntó la Espada Onda Azul hacia la diosa, con el corazón resuelto.

Aunque Claire acababa de hacer un gran avance, todavía no era rival para la Diosa de la Luz. Además, aún se acercaba otra crisis fatal. Habiendo atravesado el undécimo nivel del Estilo del loto atesorado, el rayo llegaría pronto. Normalmente ya habrían golpeado, pero actualmente estaba inquietantemente tranquilo.

Solo había una explicación; ¡Era la calma antes de la tormenta! ¡Las nubes de tormenta se estaban gestando para aparecer aún más violentamente! Anteriormente, Loto Dorado se había despertado y la había ayudado a resistir los rayos del décimo nivel, ¡luego se quedó dormido y aún no despierta!

Lo que Claire no notó fueron dos pequeñas bolas de piel en el suelo que compartían una mirada. Los ojos del Emperador Blanco estaban llenos de furia y preocupación, mientras que Pluma Negra agitó sus alas, completamente indiferente.

–Rápido…– La cara de Claire se oscureció. La Espada Onda Azul brillaba intensamente mientras la llama dorada serpenteaba hacia la Diosa de la Luz. La llama se hizo aún más violenta, es como si cortara el aire en sí. Si un experto ordinario se enfrentara a este ataque, definitivamente se convertiría en cenizas. Sin embargo, la que lo enfrentaba era la Diosa de la Luz.

La Diosa de la Luz levantó con calma su cetro con su expresión indiferente. El terrorífico ataque se detuvo y luego se disipó.

¿Era esta la diferencia entre humanos y seres divinos?

Los nudillos de Claire ya estaban blancos por agarrar la Espada Onda Azul con tanta fuerza.

–Hormiga humilde–. La mirada de la diosa comunicó estas dos palabras claramente, el ridículo cruzó por sus ojos. Con un ligero movimiento del cetro, la luz blanca descendió sobre Claire, envolviéndola dentro.

La presión violenta proveniente de todas las direcciones casi hizo estallar los vasos sanguíneos de Claire. Se vio obligada a caer bajo la presión, incapaz de moverse ahora. Ejerció toda su fuerza para levantar la espada, pero su mano solo tembló por un momento. Claire frunció el ceño por el dolor. Era como si su sangre fluyera hacia atrás. Todos sus huesos parecen estar a punto de romperse. Podía sentir lo insignificante que era ante esta fuerza, incapaz de resistirse en absoluto.

La presión se hizo más fuerte. Claire se tambaleó cuando golpeó el suelo con la espada para sostenerse. Su corazón latía más rápido, como si fuera a explotar.

¿Era así como todo iba a terminar?

Claire cerró los ojos, sin esperanza.

¿Era esta la diferencia entre deidades y humanos?

Una leve sonrisa apareció en los labios de la diosa. La amenaza iba a resolverse.

Pero justo cuando la diosa estaba segura de su victoria, un estallido de luz roja con Claire en el centro explotó hacia afuera, cancelando directamente la presión aterradora. Bajo la mirada sorprendida de la diosa, un poder capaz de contender con ella la golpeó directamente unos metros atrás. La imagen de ella incluso se volvió un poco más tenue. Su expresión se volvió fea. El ataque claramente la había herido bastante.

La luz había venido del cuello de Claire. Era el collar de la joven maestra del reino del diablo. ¡En realidad tenía tal poder! Claire estaba aturdida. Si el collar era tan poderoso, ¿qué tan fuerte era la joven maestra? Ahora parece que cuando dijo que podía vencer al Dios de la Oscuridad hasta dejarlo morado, no estaba mintiendo.

A medida que la luz roja se desvaneció gradualmente, la diosa todavía estaba aprensiva. Ella conocía el aura mejor que nadie. Era el aura de la raza del diablo. La mocosa de alguna manera había conseguido un tesoro de la raza del diablo. ¿De verdad los diablos estarían dispuestos a ayudar a un humano?

La Diosa de la Luz reprimió su inquietud, su resolución de extinguir inmediatamente a la persona antes de que se volviera más firme.

Claire tocó el collar. La joven maestra dijo que el collar solo la salvaría una vez. ¿Qué podía hacer ella ahora?

–Humano contaminado, te atreves a asociarte con la vil raza del diablo. Hoy, debo limpiarte–. La diosa agitó el cetro en su mano, su expresión era seria.

* Suspiro *

–Qué molesto. Una vez más, necesito usar la fuerza que trabajé tanto para acumular –, una voz insatisfecha con un leve rastro de desconcierto apareció de repente detrás de Claire.

Claire se congeló. El aura detrás de ella, la fuerza poderosa, parecía familiar, pero extraña al mismo tiempo.

– ¡Eres tú!– La Diosa de la Luz gritó inesperadamente.

¿Quién? ¿La Diosa de la Luz realmente lo reconoció?

Claire se dio la vuelta lentamente. Apareció una cara asombrosamente hermosa. Vestido de negro, su cabello negro ébano, sus ojos oscuros miraban a la Diosa de la Luz, desconcertado. Todo su cuerpo derramó un aura misteriosa, aumentando su atractivo.

Esta voz. Claire frunció el ceño y luego recordó de repente. ¡Era Pluma Negra! Cuando Pluma Negra forzó el contrato, ¡fue esta voz! ¿Este hombre frío y asombrosamente guapo era Pluma Negra? Claire simplemente no podía conectar la pequeña bola de piel que saltaba, con el hombre hermoso y misterioso que tenía delante.

– ¡Humph! Entonces en realidad no moriste. ¡Sin embargo, no te dejaré salir con vida! –Su voz estaba llena de malicia y furia.

–Quién sabe quién morirá todavía–, respondió Pluma Negra perezosamente. Luego, gritó en el aire vacío, –Dios de la Oscuridad, cobarde, ¿cuándo vas a endurecerte? Salga. Esta es una buena oportunidad. En un momento, Emperador Blanco también podrá retomar su forma humana.

– ¿Qué?– La diosa estaba sorprendida.

–Idiota, ¿crees que con esa personalidad cobarde, el Dios de la Oscuridad no estaría atento a su ofrenda?– Pluma Negra escupió con desdén.

–Pluma Negra, estúpido hijo de…– una voz baja gruñó. La oscuridad comenzó a emerger, la luz roja sangre comenzó a aparecer.

–Eres cobarde, ¿dije algo mal? ¿No es aprovecharse de los demás cuando están deprimidos lo que más amas? Estás tan asustado de la Diosa de la Luz que ni siquiera quieres que te ofrezcan más –, respondió Pluma Negra.

Pero en verdad, él conocía la personalidad cobarde del Dios de la Oscuridad mejor que nadie. Nunca apareció si no tenía la ventaja. Si no fuera por el bloqueo del tesoro para Claire, que le da el tiempo de retomar su forma humana para aparecer y decir estas palabras, el Dios de la Oscuridad definitivamente no correría el riesgo y aparecería. Es una persona egoísta hasta el extremo, oh, un dios vil que es egoísta hasta el extremo.

La voz baja se detuvo. Sin embargo, la oscuridad se extendió. Evidentemente, el Dios de la Oscuridad había descendido.

* Poof *

Con un sonido tranquilo, Emperador Blanco también apareció.

Pelo blanco como la nieve, ojos redondos como la luna.

Emperador Blanco permaneció en silencio al lado de Pluma Negra. Los dos pintaron instantáneamente un hermoso cuadro: Pluma Negra devastadoramente hermoso, Emperador Blanco frío y silencioso. Ambos emitieron un aura intimidante.

–Bueno. Todos ustedes están aquí–. Por el contrario, la Diosa de la Luz se echó a reír. –Emperador Blanco, Pluma Negra, ¿ustedes dos piensan que todavía son tan ilustres como lo fueron en el pasado? Dios de la Oscuridad, humilde bastardo. ¡Esta noche los eliminaré a todos!

Una pizca de preocupación brilló en los ojos de Pluma Negra. De hecho, él y Emperador Blanco estaban lejos del pasado. Solo pudieron reanudar su forma original después de almacenar el poder durante un tiempo. Sabían mejor que nadie cuánto durarían. ¡Tenían que derrotar a la Diosa de la Luz antes de eso!

– ¡Silencio distante!– Gritó la Diosa de la Luz, atacando primero con su cetro. Un pilar gigante de luz blanca se disparó violentamente hacia Claire.

Supuso que debido a que no podía decir cuánta fuerza recuperaron Pluma Negra y Emperador Blanco y ahora que el Dios de la Oscuridad también había salido de la nada, tendría que destruir el alma de Claire lo antes posible. Entonces ya no tendría que preocuparse por nada más.

Si el alma perfecta madurara y fuera ofrecida a la Diosa Madre por el Dios de la Oscuridad, tal vez la Diosa Madre realmente tomaría una decisión ridícula. ¡Definitivamente no podía permitir que eso sucediera!

Pluma Negra y Emperador Blanco se apresuraron frente a Claire, ambos levantando sus manos al mismo tiempo. Apareció un escudo gigante que bloqueaba a Claire. El gigante pilar de luz continuó atacando, luego se disipó, iluminando el cielo nocturno como fuegos artificiales. Los dos continuaron con su escudo, pero Claire notó que los pasos de los dos se habían vuelto inestables cuando se vieron obligados a retroceder.

Como la persona desvergonzada que era, el Dios de la Oscuridad no dejaría pasar esa oportunidad. Una bala de luz totalmente negra se disparó ferozmente hacia la diosa. La diosa levantó con calma su cetro. Cantando rápidamente un encantamiento corto, apareció un escudo blanco gigante delante de ella, bloqueando el ataque del Dios de la Oscuridad.

Claire estaba un poco aturdida mientras miraba la batalla. ¿Esta fue una batalla entre las deidades? Completamente en un nivel diferente. ¿Quiénes eran exactamente Emperador Blanco y Pluma Negra? ¿Por qué el Dios de la Oscuridad y la Diosa de la Luz los reconocieron? ¿Qué significaban las palabras de la diosa de antes? ¿Ilustre en el pasado?

– ¡Tormenta de luz!– La diosa resopló fríamente después de bloquear el ataque del Dios de la Oscuridad. Agitando su cetro, dibujó un arco circular perfecto en el aire. Inmediatamente, el viento enloquecido salió del anillo, formando un huracán a medida que crecía, silbando. En su interior contenía un enorme poder de Luz. Cuando pasó el huracán, los cadáveres de los cardenales se convirtieron en cenizas.

El Papa tenía una expresión de pánico en su rostro. El ángel que había poseído al Papa no esperaba que la Diosa de la Luz usara una táctica tan despiadada que no diferenciara entre amigos o enemigos para destruir a este humano, sin preocuparse por la luz del papa.

El ángel que poseía al Papa se alejó rápidamente, intentando escapar del alcance de los vientos locos. Pudo volar, pero un pie llegó tarde por un paso. Al instante se convirtió en cenizas. El Papa frunció el ceño. Luego, con un destello de luz blanca, el ángel dejó el cuerpo, dejando que el Papa volviera lentamente a sus sentidos y probara el dolor creciente. Lashia y Roger, muy lejos, se habían desmayado hace mucho tiempo por la presión cuando la Diosa de la Luz había descendido. No estaban completamente conscientes de lo que estaba sucediendo actualmente.

 

¡Por razones técnicas SolcarJ necesita los ingresos de los link acortados!

¡Úsalos, todos los ingresos serán reflejados en packs cada vez que cobre!

Capitulo 172
Bonus Pack
Capitulo 174

 
 
 
 

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.