<- Actualmente solo registrados A- A A+

SE – Capítulo 39

Capítulo 39 – Cabello Negro, Iris Negros

 

– ¿Es ese joven monstruoso que perdió contigo?– Naturalmente, Walter también sintió que algo estaba mal.

–No lo parece–. Claire negó con la cabeza ligeramente.

–Es muy probable que sean los asesinos enviados por ese embajador. Su naturaleza excesivamente cautelosa no te dejaría seguir creciendo. Ese día, tu lucha asustó a ese cerdo gordo–. Jean se rió en voz baja. Era inusual que palabras como estas salieran de su boca.

Claire suspiró ligeramente. La victoria de ese día fue realmente una casualidad. La gente como el Papa probablemente entendió por qué ella ganó. Es por eso que al Papa no le importó en absoluto. Pero ese embajador parecía creer firmemente que ella realmente tenía esa fuerza y poder. Ay, justo como se esperaba… Se sintió un poco mal.

Cuando Walter escuchó el suspiro de Claire, naturalmente comprendió lo que estaba pensando y quiso reírse de nuevo. Pero como antes, no se atrevió a hacerlo.

–Pero parece que no necesitas hacer nada–. Claire entrecerró los ojos, sintiendo la actividad afuera. Eran dos grupos de personas, el grupo en la parte de atrás ya había apuntado al grupo algo impaciente en el frente. Claire comprendió de inmediato que definitivamente eran las personas enviadas por el abuelo para protegerla. El abuelo ya había anticipado este tipo de situación.

–Sí, así que debemos seguir yendo–. Jean percibió los movimientos afuera y sonrió. Esas personas están esperando, esperando hasta que llegaron a un área aislada para moverse. Pero, una vez que llegaron a ese lugar, quién sabe quién atacará a quién.

Y así, el carro se dirigió sin problemas a la puerta del Gremio Mágico. Cuando el aprendiz de mago en la puerta vio quién se bajó, inmediatamente se acercó y les dio la bienvenida. Claire Hill, este gran nombre, resonó a través de la capital durante la noche.

Claire y Jean fueron guiados por el aprendiz de mago al enorme ascensor mágico y fueron directamente al laboratorio de Cliff en el piso superior. El aprendiz de mago hizo una reverencia y luego bajó el ascensor.

Claire llamó a la puerta. –Maestro…

–No está aquí–. La clara voz de Cliff vino desde adentro con un poco de rabia.

Walter trató de contener su risa; Este anciano era realmente muy infantil. Claramente estaba dentro, pero aun así dijo que no lo estaba. Era muy obvio que todavía estaba enojado por el hecho de que Claire aprendiera DouQi y no le contara nada. Esto era normal, ya que, independientemente de que los guerreros aprendieran magia o los magos aprendieran DouQi, su Maestro definitivamente se sentiría humillado y furioso.

–Maestro, me disculpo. Estaré de acuerdo con cualquier solicitud que desee–. Claire dijo esta oración lenta y claramente, sonriendo levemente.

– ¡¿De verdad?!– Al momento siguiente, la puerta se abrió de repente, y la cara sonriente de Cliff apareció.

Walter se estremeció. Este pequeño demonio, oh sí, pequeño demonio… Ella realmente se atrevió a decir este tipo de palabras resueltas, entonces… Walter miró a Cliff con simpatía. ¡El pobre chico, definitivamente, será engañado! ¡Completamente, absolutamente! ¡Él juró!

– ¡De verdad!– Claire asintió y dijo con seguridad: –Lo que sea que haga que el Maestro no se enoje. Estoy aprendiendo DouQi solo para defensa personal. Si estoy en una situación de emergencia y no tengo tiempo suficiente para cantar hechizos, todavía puedo escapar.

Cliff frunció los labios, haciendo pucheros, y no dijo nada.

–Me encontré con un asesino en el camino aquí. Con mi identidad, me temo que a menudo me encontraré con tales situaciones en el futuro, Maestro. La enseñanza de magia del Maestro es el verdadero negocio. Solo uso DouQi para escapar. Maestro, ¿todavía tengo el corazón para usar hechizos cuando alguien ya me ha perforado el pecho?–. Claire respiró, preguntando de manera falsa y lamentable.

Cliff se agarró el pelo y lo frotó amargamente. Él dijo enojado: – ¿Quién quiere matarte? ¡Si se atreven a tocarte, colocaré un hechizo prohibido en toda su familia y los destruiré!

Jean y Walter ambos torcieron la boca. ¿Destruir a toda una familia con un hechizo prohibido? Tenían miedo de que no explotara solo un clan, sino una ciudad entera.

– ¿Entonces ya no estás enojado, Maestro?– Claire se rió.

–Si haces lo que acabas de prometer, entonces no me enfadaré–, dijo Cliff después de que se apartó para dejarlos entrar.

– ¡Sí, pero solo una petición!–. Hubo un imperceptible destello de astucia en los ojos de Claire.

–Muy bien, una solicitud, una solicitud–. Los ojos de Cliff se posaron en la hermosa falda de encaje de Claire, mirando por todas partes.

Walter y Jean comprendieron de inmediato lo que el viejo lobo pervertido quería hacer. Quería hacer algo en lo que nunca había tenido éxito: ¡¡¡levantar la falda de Claire!!!

–Entonces, entonces… quiero levantarte la falda, y no puedes patear mi cara–, dijo Cliff, avergonzado.

–Está bien–. Para el asombro de Jean y Walter, Claire aceptó la solicitud.

En el siguiente momento, Walter confirmó nuevamente con certeza, absoluta certeza, ¡que el pequeño demonio era un pequeño demonio! Nunca te metas con ella, y no trates de aprovecharla en lo más mínimo.

Cliff levantó la falda de Claire con gran emoción, luego la sonrisa de Cliff se congeló. ¡¡¡Claire llevaba pantalones resistentes utilizados para el entrenamiento!!! Los pantalones estaban envueltos firmemente alrededor de las piernas de Claire, completamente herméticos.

Claire, con calma, se bajó la falda y le dijo en voz baja a un asombrado Cliff: –Maestro, cumplí tu petición. ¿No estás enojado ahora?

La cara de Cliff estaba pálida cuando su boca se torció, –Sí, sí….

Walter ya había dejado de reírse. Como era de esperar, este viejo pervertido sería engañado. Pero Claire, este pequeño demonio, era tan inteligente, en realidad adivinando de antemano con precisión que Cliff mencionaría este tipo de solicitud descarada e incluso pensó en una contramedida. Jean también sofocó una carcajada por detrás.

–Maestro, quería que mires esto–. Claire sacó a Emperador Blanco de su pecho. – ¿Qué clase de bestia mágica es esta?

– ¿Qué es esto?–. Cliff miró asombrado la pequeña bola de pelos en las manos de Claire. – ¿Desde cuándo te gustó este tipo de linda mascota?

– ¿El Maestro no lo reconoce?–. Claire estaba desconcertada. Si incluso el mago sabio Cliff no lo sabía, entonces realmente no había manera de saber la identidad de esta pequeña cosa.

Cliff frunció el ceño y miró seriamente la pequeña cosa en los brazos de Claire, mirándola una y otra vez, y luego negó con la cabeza. –Nunca he visto ni oído hablar de esto antes.

Claire frunció el ceño ligeramente y miró a Emperador Blanco en su abrazo. Este pequeño individuo apareció de una manera extraña, y su contrato fue contratado con audacia y fuerza. No importaba cómo lo mirara, solo podía sentir que este pequeño era solo un lindo animal pequeño y no parecía una bestia mágica lo suficientemente poderosa como para forzar un contrato.

– ¡Claire! Cuando termine mis experimentos, debes venir conmigo para cultivarte y seguirme de cerca–. Cliff resopló, todavía sintiéndose mal y engañado.

–Sí, está bien, pero Maestro, ¿parece que has estado haciendo estos experimentos durante mucho tiempo?–. Preguntó Claire, desconcertada, y dejó de lado el asunto del Emperador Blanco por el momento.

–Los materiales son raros y difíciles de encontrar–. Cliff frunció el ceño y suspiró: –Sí, desde que viniste hoy, te enseñaré algunos hechizos mientras estés aquí. Recuérdalo tú misma–. Después de que Cliff terminó de hablar, extendió su mano, y así, una luz suave entró en la mente de Claire y algunos hechizos desconocidos entraron en su conciencia.

–Todo bien. Si no hay problemas, puedes irte ahora. Una vez que termine, acabaré por encontrarte –, dijo Cliff mientras saludaba con la mano.

–Sí–. Claire asintió, saliendo de la habitación con Emperador Blanco en sus brazos.

En el momento en que Claire se subió a su carruaje frente a la entrada del Consejo de Magos, vio que otro carruaje se detenía. El emblema en el carro era muy distinto; Era el emblema del Templo de la Luz.

¿Qué estaba haciendo el Templo de la Luz aquí?

Claire miró por la ventana y se dio cuenta cuando vio a Lawrence salir del carruaje con energía. Así que era el viejo amigo del Maestro. Pero generalmente, el Templo de la Luz y el Consejo de Magos nunca interfirieron en los asuntos del otro y los dos solo lucharon en privado para evitar la atención. ¿Por qué aparecería Lawrence hoy aquí?

–Señorita, es un poco extraño–. Jean también sintió que algo estaba mal.

–Si esos hipócritas del Templo de la Luz aparecen aquí audazmente, ¿eso significa que es casi el momento de la profecía?–. Sonó la voz de Walter.

– ¿Qué profecía?– Claire preguntó en voz baja.

–Solo una estupidez, una profecía de hace mil años. Algo sobre una mujer de oscura doble que aparece, volcando la Luz–. Walter respondió con: – Nunca ha habido una mujer con iris negro y cabello negro, así que es una tontería. Vámonos…

Claire asintió. Vamos a la biblioteca de la capital. Quiero ir a ver si hay algún manual ilustrado para bestias que no haya leído todavía y qué tipo de ser es realmente esta pequeña criatura–. Claire miró al Emperador Blanco, que actualmente estaba recostado en silencio en sus brazos.

La biblioteca de la capital, con grandes puertas altas de jade blanco y una gran estatua de un libro en la entrada, simboliza la sabiduría.

Claire había venido aquí a menudo antes, pero no para leer, y en su lugar, para buscar hombres guapos.

Cuando la figura de Claire apareció en la entrada de la biblioteca, hubo una pequeña conmoción. Todas las chicas y chicos jóvenes la miraron, murmurando en voz baja.

La frase que Claire más escuchó fue –Milagrosa Claire.

– ¿Desde cuándo tengo un título así?– Claire frunció el ceño ligeramente.

–Desde que desplegaste la magia y el DouQi y derrotaste a ese joven, toda la capital ha estado llamando a la señorita Milagrosa Claire–, respondió Jean en voz baja. La hermana del genio Lashia, Milagrosa Claire.

Aburrida, Claire maldijo en su corazón y caminó hacia la sección miscelánea.

Algunas miradas hostiles siguieron a Claire de cerca.

 

 

 

 

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.