SOTR – Capítulo 175

Capítulo 175: Fénix-Dragón de Cinco Alas

Todo el mundo fue tentado después de escuchar al Honorable Tutor hacer una promesa solemne.

Esto incluyó a los príncipes Ye Dai y Ye Rong.

Todo el mundo estaba bien consciente de que este favor estaba en un nivel completamente diferente en comparación con la orientación dada anteriormente. Este favor era absolutamente inigualable e incomparable.

Dan Fei observó las miradas de deseo de todo el mundo y las expresiones de querer lanzarse a la acción, sabía que la voluntad de la gente por luchar había sido despertada al máximo.

Ella sonrió débilmente mientras su cuerpo bien formado caminaba hacia atrás. Poco después, ella regresó, con una bestia exótica y caminó lentamente por el pasillo.

Esta bestia tenía un cuerpo lleno de plumas color verde jade. Tenía la cabeza de un dragón, dos alas en la espalda, pero su cola era como la de un ave fénix con tres alas unidas.

Cuando apareció esta bestia exótica, trajo consigo una tremenda sensación de asombro y presión. Incluso Jiang Chen, en medio de su meditación, fue sacudido por esa fuerte presión opresora. La fuerte presión se disparo en su conciencia como una flecha.

Los ojos de Jiang Chen se abrieron ligeramente mientras miraba a esta exótica bestia. Internamente, también estaba un poco asombrado. ”Esta es una antigua línea de sangre, ¡un Fénix-Dragón de Cinco Alas producido por el cruce de un dragón y un Fénix!”

“¿Este mundo tiene líneas de sangre antiguas?” Jiang Chen estaba un poco sorprendido, pero inmediatamente trabajó sus pensamientos en torno a ella. Aunque las líneas de sangre antiguas eran raras, la herencia sería pasada a través de las generaciones y siempre se cruzarían entre ellas. Había toda clase de líneas de sangre vagando por los diversos mundos y planos de existencia.

No era tan asombroso que algunas de las líneas de sangre antiguas hubieran podido llegar hasta aquí.

Excepto que, Jiang Chen estaba todavía ligeramente asombrado al ver aparecer una en un pequeño lugar como el Reino Skylaurel. Cuando él miró más detalladamente la calidad de este Fénix-Dragón de cinco alas, era indudablemente una en el cual la línea de sangre antigua era muy débil y diluida.

Según el juicio de Jiang Chen, a lo sumo sería una línea de sangre de grado superior del Reino Espiritual. Podría evolucionar al grado superior Santo si todo salía bien.

Si quería llegar a un nivel superior, tendría que encontrar una gran fortuna o estar expuesto a un cultivo superior. De lo contrario, el grado de Santo sería el límite de las habilidades de este Fénix-Dragón de cinco alas.

“Como el Protector Espiritual del Rey y un practicante en el pico del Reino Espiritual, no es una cosa ridícula para el Honorable Tutor haber tenido algunos giros favorables en la vida. Parece que el Honorable Tutor no es simplemente el Protector Espiritual del Rey.” Jiang Chen puso esa conclusión en su corazón.

Cuando sus pensamientos viajaron hasta allí, el Ojo de Dios de Jiang Chen no pudo dejar de lanzar algunas miradas más al Fénix-Dragón de Cinco Alas antes de hundirse profundamente en sus pensamientos.

“Aunque este Fénix-Dragón de cinco alas tiene una presencia inspiradora, parece un poco apático. ¿Parece que el Honorable Tutor está preocupado por ese asunto?”

Jiang Chen no pudo contener una risa mientras pensaba: “El viejo Tutor Ye está ladrando al árbol equivocado en su pánico. Aunque su nivel no es alto, sigue siendo una línea de sangre antigua. ¿Cuántos de estos dandis tontos son capaces de entenderlo? Incluso si algo está mal con esta bestia, ¿Qué tipo de ideas pueden surgir de estos compañeros?”

No era que Jiang Chen mirara hacia abajo a estas personas, era que estos nobles discípulos del Reino Skylaurel no estaban lo suficientemente calificados y por lo tanto probablemente no habían oído hablar de las líneas de sangre antiguas en lo absoluto.

Si ni siquiera habían oído hablar de ellas, ¿cómo podrían ofrecer alguna idea?

Por supuesto, este asunto no tenía nada que ver con él, Jiang Chen no tenía planes de intervenir, lo que más le importaba era la batalla con Xin Wudao.

Tenía que desplegar sus habilidades al máximo en esa batalla para ver un rayo de esperanza, sus ojos se cerraron mientras él se encerraba otra vez en el mundo de la meditación.

La voz de Dan Fei sonó una vez más en este momento, “Esta criatura es un Fénix-Dragón, es el corcel del Maestro. Estoy segura de que algunos de ustedes en la audiencia habrán oído hablar de ella antes. Algunos problemas se desarrollaron con él hace tres meses y se convirtió en un manojo de inquietud y ansiedad. No come ninguno de los alimentos espirituales que se le ofrecen. La bestia ha perdido todo deseo de comida y bebida durante los últimos dos meses y no sólo está desanimada, sino que también carece de energía. Ni siquiera una criatura espiritual puede soportar tal tormento. El Honorable Tutor ha buscado a muchos expertos en criaturas espirituales, pero todavía no pueden identificar la razón por la cual hace esto.”

Jiang Chen rió fríamente dentro de su corazón. ‘Ni siquiera sabes de dónde viene la bestia, ¿Acaso puedes encontrar la razón del por qué? Prescribir la medicina y tratar los síntomas requiere el conocimiento de sus orígenes y cuál es su situación.’

“Todo el mundo, para hablar con franqueza, el Honorable Tutor ve a esta criatura como su vida. A medida que pasa por tal tormento, el Honorable Tutor también sufre. Si alguno de ustedes tiene una manera de averiguar las razones por las cuales pasa esto, el Honorable Tutor le deberá un favor incluso si no puede ofrecer la cura. Si usted puede prescribir el tratamiento apropiado y resolver el problema, entonces el Honorable Tutor no sólo le debe un favor, sino que también le concederá un gran regalo.”

“¿Qué? ¿No sólo por un favor sino también un regalo?”

“¡Tan generoso! ¿Qué es lo que está mal con este animal espiritual? Maldita sea, ¿por qué no he pasado más tiempo en el estudio de los animales espirituales antes?”

“Ahora que ha llegado el momento de usarlos, me arrepiento de no haber leído suficientes libros. Lamento no leer más clásicos y no entender más de las criaturas espirituales. ¡Qué lástima, una lástima!”

Cuando Dan Fei terminó de hablar, los ojos de Ye Dai se iluminaron. Ya había escuchado algunas de estas noticias por otros canales.

Por lo tanto, él había ido a la Secta Árbol Precioso esta vez y gastó mucho dinero para invitar a un discípulo genio de la Secta Árbol Precioso, un personaje que era elogiado como uno de los cinco genios de las píldoras en el Salón Cuatro Estaciones.

“¡Hermano Xianke, esta vez, es hora de que ellos sepan cuáles son sus capacidades!” Ye Dai se volteó y habló con la misteriosa persona vestida con túnicas negras y con una capa a su lado.

Esta persona era la persona contra la que Jiang Chen tenía su guardia al máximo. Su nivel de entrenamiento era superior al de Xin Wudao y Liu Can.

El hombre con capa era un discípulo del Secta Árbol Precioso. Él era un genio en el Dao de las píldoras.

“Primer Príncipe, no quiero jactarme vacíamente, pero los que son más fuertes que yo en la creación de píldoras en el Salón Cuatro Estaciones pueden ser contados con una mano. Entre la generación más joven, si me llamo el segundo experto en el campo de las píldoras y en la cría de criaturas espirituales, entonces nadie se atreverá a llamarse a sí mismo el primero.”

El nombre de este hombre con capa era Han Xianke, poseía el orgullo y la confianza únicos de los discípulos de secta.

”Mm. Este príncipe ha invitado al hermano Xianke esta vez porque valoró este punto del hermano Xianke. Si no fuera por el hecho de que el nombre del hermano Xianke resonó en mis oídos como un trueno, ¿Cómo le pondría tanta importancia ahora?”

De parte de Ye Dai, había invitado al genial discípulo Han Xianke del Salón Cuatro Estaciones de la Secta Árbol Precioso.

Ye Qiao también había hecho algunos preparativos y trajo un alto ejecutivo del Valle Qingyang.

En cuanto a Ye Zheng, también había invitado a alguien, pero su invitado era relativamente menos conocido. Él era un veterinario de renombre y había realizado muchos estudios en el área de los animales espirituales.

Ye Rong finalmente hizo un balance de la situación y comprendió de lo que se había perdido.

Resultó que estos príncipes habían recibido la inteligencia de por qué el Honorable Tutor estaba preocupado. Ye Rong de repente se dio cuenta de por qué la hermana Dan Fei usó un tono tan extraño al preguntar y también por qué no parecía saber nada cuando había pasado por la puerta en este momento.

Así que eso era lo que estaba pasando.

“Pensar que Ye Dai y los otros tenían canales tan eficaces y penetrantes de inteligencia. Parece que hay mucho que hacer si quiero convertirme en un contendiente fuerte para la posición de príncipe heredero. Necesito hacer más conexiones y crear más redes de inteligencia.”

Ye Rong estaba un poco deprimido. Sabía que si Ye Dai y los otros tuvieran éxito esta vez, entonces la brecha entre los dos crecería bastante y sería demasiado grande.

Recibir el favor del Honorable Tutor y un regalo adicional tenía un gran significado, por razones desconocidas, Ye Rong no pudo evitar voltear la cabeza y mirar a Jiang Chen. Cuando vio a Jiang Chen con los ojos cerrados, habiendo entrado en un estado meditativo, no pudo evitar estar un poco decepcionado.

En el instante en que consideró a Jiang Chen, Ye Rong de repente tuvo un pensamiento. Un pensamiento que deseaba la aparición de un milagro.

Pero inmediatamente sonrió tristemente. Después de todo, Jiang Chen no era omnipotente. Además, él mismo no había tenido conocimiento previo de este asunto, ¿qué podría hacer Jiang Chen entonces?

“Ai, Jiang Chen acaba de lograr un gran logro para mí, no puedo pedirle mucho.”

En ese momento, Ye Dai tomó la iniciativa y se levantó, apretando los puños, ”Hermana Dan Fei, un genio de las píldoras del Salón Cuatro Estaciones de la Secta Árbol Precioso, está entre mis seguidores hoy. Entre los jóvenes de la Secta Árbol Precioso, si este genio es el número dos en el área de las píldoras y crianza de animales espirituales, entonces nadie se atrevería a llamarse el número uno.”

“¿Oh? ¿A qué nombre responde ese genio?”

“Han Xianke saluda a la señorita Dan Fei.” Han Xianke era diferente de los otros. Era un discípulo de la secta y no estaba dispuesto a humillarse delante de Dan Fei.

”Sir Han, hola.” Dan Fei sonrió. “Espero que Sir Han pueda hacer un milagro y ayudar al Honorable Tutor a resolver este asunto.”

”Atacaré este problema con todas mis fuerzas.”

“Hermana Dan Fei, también he invitado a un anciano del Valle Qingyang. Él tiene cierta experiencia en el camino de la crianza de criaturas espirituales. Cada vez que algo va mal con los corceles de los Cuatro Grandes sitios de la Guardia Dragonteeth, todos van a él por respuestas.”

La persona que habló fue el segundo príncipe Ye Qiao. Un hombre de mediana edad se paró a su lado y se veía rico, con algo de grasa, de mediana edad y una barriga. En términos de apariencias externas, no presentó un frente tan convincente como Han Xianke.

“¿Valle Qingyang?” Han Xianke de repente se rió fríamente. “¿Y qué demonios es el Valle Qingyang? ¿Es digno de ser mencionado en el mismo aliento que yo, Han Xianke?”

La expresión facial del anciano de mediana edad del Valle Qingyang se volvió fea. “Sir Han, tú sanas la tuya y yo sano la mía. Todo el mundo está usando sus propias habilidades por lo que no hay necesidad de ser dominante, ¿no es así?”

Han Xianke era inquebrantablemente alto y dominante, “¿Eres incluso digno de que te haga caso? Simplemente estoy transmitiendo una verdad. ¡Incluso si el viejo Fei estuviera delante de mí, tendría que poner frente y jugar bien conmigo!”

Los cuatro grandes sitios eran muy imponentes dentro del Reino Skylaurel, pero sólo dentro de él. Para los discípulos de la Secta Árbol Precioso, particularmente los genios como Han Xianke, los cuatro grandes sitios eran simplemente un basurero.

Sólo aquellos que no tuvieron futuro en la Secta Árbol Precioso y discípulos que buscaron obtener riqueza, prosperidad, poder e influencia en el mundo mundano dejarían la secta y se ganarían la vida en uno de los grandes sitios.

Por lo tanto, era bastante normal para un genio como Han Xianke despreciar a los miembros de los cuatro grandes sitios.

El anciano de mediana edad del Valle Qingyang había sido insultado en su cara, pero sólo podía pellizcarse la nariz y mantener su rabia dentro. Sabía muy bien que Han Xianke era un genio dentro de la secta. Para él, pisar a un anciano de un sitio mundano sería tan fácil como pisar una hormiga.

El veterinario que el tercer príncipe Ye Zheng había invitado estaba ingenuamente a un lado, apenas incluso atreviéndose a respirar. Estaba tan asustado que ni siquiera se atrevía a hablar.

Cuando el primer príncipe Ye Dai vio que la presencia de Han Xianke era tan fuerte, estaba alegre. Echó una ojeada al segundo príncipe Ye Qiao, pensando en Ye Qiao, ‘Chico, ¿quieres pelear conmigo? Te estás humillando esta vez, ¿verdad? Incluso puedo traer a un genio discípulo de la Secta Árbol Precioso, ¿qué puedes traer a la batalla contra mí?’

Había una expresión indecorosa en la cara de Ye Qiao, pero también sabía que un anciano del Valle Qingyang verdaderamente no se atrevía a pelear con un discípulo genio de la Secta Árbol Precioso. Su fuerza era incapaz de superar a la de los demás.

”Bien, ya que todos ustedes han venido, ¡muestren sus talentos! ¡El Honorable Tutor ha dicho que quien puede curar al Fénix-Dragón será el verdadero genio!” A Dan Fei no le gustaba ver conflictos.

¿Y qué si él era un discípulo de la Secta Árbol Precioso? ¡Si él no puede curar a la criatura espiritual del Honorable Tutor, ¡eso todavía lo hacía mediocre y en posesión de una reputación no ganada!

Otros tendrían que dar cara a los discípulos de la Secta Árbol Precioso, pero el Honorable Tutor no tenía que hacerlo. Para hablar francamente, incluso si eran los altos ejecutivos de la Secta Árbol Precioso, el Honorable Tutor no tenía que darles ninguna cara.

Más bien, fue Jiang Chen quien encontró todo esto divertido. Han Xianke estaba echando su peso como si fuese el mejor genio bajo los cielos; él parecía pensar realmente que era bastante impresionante. ¡Pero Jiang Chen estaba impaciente por ver cuánto conocimiento y habilidad tenía a su nombre!
_____________________________________________________________________________

Punto 1 – Ya volví y se que lo he dicho muchas veces ultimamente pero esta si es en verdad o si que no los cielos me castiguen

Punto 2 – Los precios de los capítulos volveran a la “nomalidad” (hasta que reponga mi stock de capítulos), 2 capitulo por 5$, Pero haré una promoción porque el vicio lo puede todo, por cada donación extra que haya en un mes subiré un capítulo extra, por ejemplo supongamos que Tiuna dio 5$ para 2 capítulos, pues subire 2 capítulos, pero al dia siguiente Frozzy da 5$ en ese caso serían 2 capítulos por los 5$ + 1 extra, y la semana siguiente Black da 5$ más, en ese caso serían los 2 caps + 2 extras y así hasta el infinito y más allá, esto es valido para ambas novelas

Punto 3 – No tengo editor, necesito uno, si alguien se quiere ofrecer para el puesto… no les puedo pagarp orque soy pobbre pero podran leer antes los capítulos

Punto 4 – Extraño sus comentarios discutiendo sobre que pasará, cuando piensan que todo ira bien y PUM todo a la mierda :v

 

 

SOTR – Capítulo 174

Capítulo 174: Problema y Promesa del Honorable Tutor

La respuesta del viejo Tutor no eran lo que Ye Dai esperaba. De hecho, realmente había querido que el Honorable Tutor le felicitara y dijera que él había hecho una pregunta maravillosa y luego le felicitara por su visión y deseo de llegar alto.

Finalmente, también animaría a Ye Dai a usar esta meta como motivación y esforzarse por lograrla.

Desafortunadamente, esta era la respuesta que Ye Dai anhelaba, pero la verdadera respuesta del viejo Tutor fue muy diferente. Sin embargo, Ye Dai no se atrevía a mostrar la menor insatisfacción por lo que puso una fachada de estar profundamente en pensamiento. Reflexionó un poco antes de decir: “Las palabras del Tutor están llenas de determinación dirigidas a un punto de vista más alto. Su estudiante necesitará avanzar a otro nivel antes de ser capaz de comprender la perspectiva del maestro. Parece que su estudiante tendrá que esforzarse más en captar el panorama general, al mismo tiempo debo convertirme en una persona fiera y ambiciosa, trabajando hacia el objetivo de unir los dieciséis reinos.”

Aunque el Honorable Tutor no había respondido de la manera que él esperaba, esto no impidió que Ye Dai expresara sus propios halagos y opiniones hacia el Honorable Tutor.

El Honorable Tutor sonrió débilmente y no respondió. Sólo respondería a una pregunta y le era imposible expresar algo más.

Aunque Dan Fei mantenía una sonrisa natural en su rostro, sacudía la cabeza hacia dentro. Ye Dai se imaginaba a sí mismo como un hombre listo.

¿Cómo podría un joven como Ye Dai ser capaz de comprender la perspectiva desde la que el Honorable Tutor veía las cosas?

Dan Fei podía realmente entender lo que el Honorable Tutor quería decir con sus palabras. Estaba diciendo que el impulso para un cuadro mayor de unir a los dieciséis reinos todavía no se había formado.

También estaba insinuando que Ye Dai no era el talento feroz y ambicioso que se necesitaba.

Esta última frase en particular, en la que todo estaba vacío si no se tenían las dos condiciones requeridas, era en realidad un golpe a Ye Dai. Era una indicación oblicua de que debía mantenerse firme y humilde, absteniéndose de alcanzar lo que estaba más allá de su alcance.

Era una lástima que Ye Dai estuviera completamente inmerso en sus propios pensamientos y no hubiera entendido las connotaciones de las palabras del Honorable Tutor.

¿Qué alturas has alcanzado ahora para hablar de unir los dieciséis reinos? Tu fortaleza todavía no ha alcanzado el nivel requerido, pero tus ambiciones están sobrecargadas. Esto arruinaría el país y traería ruina a la gente.

‘Al final, Ye Dai todavía piensa que es un poco más inteligente de lo que realmente es.’ Dan Fei suspiró en privado en su corazón.

Sus hermosos ojos cambiaron de dirección y miraron hacia Ye Rong, ”Ye Rong, estás en el segundo lugar. ¿Qué pregunta tiene que hacerle al Honorable Tutor ”

Ye Rong estaba serio mientras decía gravemente: “Maestro, mi pregunta pasa a ser casi la contraria de la pregunta del hermano mayor en términos de línea de pensamiento. He estado considerando, ¿Cuenta un reino tan fuerte si sus fronteras son interminables, o si el país es próspero y la gente está en paz? Para una fuerte dinastía, incluso si esculpe nuevas fronteras todos los días, si la gente está desamparada y los soldados en primera línea sufren grandes bajas, ¿qué significa agotar a las tropas y emprender una guerra como ésa?”

La expresión facial de Ye Dai se enfrió con la pregunta de Ye Rong.

Ye Rong estaba obviamente haciendo esta pregunta sólo por preguntar. La pregunta de Ye Dai tenía que ver con la unión de los dieciséis reinos, ¡mientras que Ye Rong preguntaba cuál era el punto en crear guerras!

No importa cómo uno mirara esta pregunta, estaba en línea directa con la pregunta que él, Ye Dai, había dicho.

La expresión del Honorable Tutor no era objetiva, ya que no estaba enojado por la pregunta contraria de Ye Rong. Pensó brevemente, luego dijo: “Los soldados también son hombres. Si soldados y generales no tienen motivación y objetivos al luchar en primera línea, serán infelices. Entonces, esas guerras carecen de sentido. Ampliar las fronteras no es necesariamente un mal. Por otra parte, mantener el ejército bajo control no es necesariamente algo bueno. La diferencia entre lo bueno y lo malo está determinada por la intención de la guerra. Si la ampliación de las fronteras puede ayudar a que más gente viva una vida mejor, entonces esa guerra es buena. La perspectiva de este anciano es que el propósito de expandir las fronteras no radica en tener más territorio, sino en ayudar a más personas a vivir una vida próspera y pacífica. Si uno en una posición superior pierde de vista este objetivo, entonces perderá de vista la dirección correcta.”

Ye Rong escuchó atentamente, asintiendo ligeramente mientras volvía a su asiento. Necesitaría algún tiempo para absorber y digerir esas palabras.

”Bien, ahora, es hora de que el dueño del primer lugar haga sus preguntas. Según las reglas, el propietario puede hacer dos preguntas.”

Dan Fei echó su mirada hacia Jiang Chen.

Ella era una mujer inteligente y naturalmente sabía que ese vino no era algo que los tres habían planeado juntos.

Era cien por ciento algo que ese extraño joven había traído.

Dan Fei era una mujer que no tenía tocada fácilmente su curiosidad, pero en este momento, ella estaba bastante curiosa sobre Jiang Chen.

Realmente quería saber qué pregunta iba a hacer ese joven al Honorable Tutor ¿Preguntas sobre el Dao marcial? ¿O preguntas en otras áreas?

Sintiendo los ojos de Dan Fei en él, Jiang Chen sonrió débilmente e inclinó su cuerpo ligeramente, escondiéndose detrás de Ye Rong muy naturalmente.

No era que Jiang Chen estuviera huyendo; era que él realmente no quería mantener un alto perfil. Lo que más quería hacer en este momento era cerrar los ojos y descansar un poco, simulando una batalla con un practicante del Reino Espiritual.

Porque iba a enfrentar el desafío de Xin Wudao pronto. Esta cuestión tenía que ver con la vida y la muerte de los Hermanos Qiao.

En estas circunstancias, Jiang Chen realmente no tenía interés en preocuparse por estas cosas. Sabía que si hacía una pregunta, se sometería a todo tipo de rumores y chismes.

Era mejor evitar esas cosas si era posible.

Cuando Tian Shao vio a Jiang Chen así, sabía que Jiang Chen realmente había decidido renunciar a sus posibilidades y no estaba poniendo un show de falsa cortesía. Dijo a Lin Qianli, ”Qianli, tu pregunta primero.”

Lin Qianli también quiso protestar por modestia, pero su resolución hacia el Dao Marcial superó su modestia al final y dio un paso adelante.

”Honorable Tutor, a su aprendiz menor, Lin Qianli, le gustaría hacer una pregunta con respecto al Dao Marcial. Este joven ha buscado constantemente la gran perfección de los doce meridianos de qi verdadero dentro del reino del qi verdadero. He meditado arduamente durante tres años, pero nunca lo he conseguido. A este joven le gustaría preguntarle al Honorable Tutor, ¿es la gran perfección de los doce meridianos de qi verdadero sólo un espejismo insustancial al final?”

Un súbito haz de luz astuta se disparó desde los ojos del Honorable Tutor, llegando al corazón de Lin Qianli como una flecha con una agudeza sin precedentes.

”¿Ya no estás a medio paso? ¿Y todavía no puedes dejar de fijarte en la perfección? Nunca ha habido tal cosa como una gran perfección en el camino del Dao Marcial. La perfección significa que ya no hay margen de mejora. Te has fijado en la gran perfección, ¿pero no sabes que ya estás pasando el mejor momento para entrar en el Reino Espiritual?”

Esas palabras fueron como rayo en medio de las laderas tenebrosas y oscuras ya que iluminaron el mundo de Lin Qianli.

Para Lin Qianli  fue semejante a ser golpeado por un rayo en ese momento mientras permanecía allí, petrificado. Abruptamente, la luz de la iluminación se disparó de sus ojos mientras una sonrisa aliviada floreció en su rostro.

Él se inclinó profundamente, “Muchas gracias por la guía, Honorable Tutor, permitió que su aprendiz menor borrara las nubes y viera el cielo despejado.”

El viejo Tutor sonrió débilmente y no dijo nada más. Él más bien admiró la determinación de Lin Qianli y su capacidad de comprensión.

”Junior Tian Shao…” Tian Shao caminó al escenario.

Aunque Jiang Chen había dicho que esto era un regalo de los tres, Lin Qianli había hecho una pregunta y Tian Shao estaba tomando la otra.

¿No significaba esto que no había oportunidades para que Jiang Chen preguntara algo?

¿Jiang Chen no estaba preguntando? Incluso la gente en el lado de Ye Dai estaba ligeramente asombrada.

Lu Wuji incluso estaba maldiciendo a Jiang Chen en su corazón, “Jiang Chen ese tonto, ¿cómo podría pretender ser generoso y dar una oportunidad tan importante a otra persona? Es un tonto. Que se vaya al infierno, ¿por qué las grandes oportunidades no caen en mi regazo?”

Aunque Lu Wuji acababa de ser regañado por Dan Fei, todavía mantenía su culto absoluto y admiración hacia Ye Chonglou, al igual que todo el mundo.

Incluso soñaría con tener la oportunidad de hacer preguntas como esas, pero sabía que tal oportunidad nunca llegaría a él.

Mientras veía a Tian Shao caminar sobre el escenario, el corazón de Lu Wuji parecía haber sido mordido por una víbora mientras estaba lleno de celos. ¿Quién demonios era Tian Shao? Siempre había sido alguien bajo los pies de Lu Wuji, alguien cuyo estatus nunca había sido capaz de igualar a Lu Wuji. ¿Cómo podría fanfarronear en el escenario para hacer preguntas al Honorable Tutor ahora?

“¡Pequeño hombre pide tu deseo!” Lu Wuji maldijo hacia adentro. Sólo podía despreciar a la persona que obtuvo lo que deseaba pero no podía tener.

Dan Fei también se sorprendió un poco. Había tenido curiosidad por Jiang Chen y realmente quería saber qué pregunta le haría.

Pero, a pesar de que había esperado y esperado, el resultado final fue que ninguna de las personas que hizo preguntas fue Jiang Chen.

En este sentido, la curiosidad de Dan Fei hacia Jiang Chen aumentó aún más.

La pregunta de Tian Shao tenía que ver naturalmente con el Dao Marcial. El Honorable Tutor era obviamente un maestro que enseñaba sin discriminación. No importaba quién fuese el que hizo la pregunta, él los trató a todos de manera justa y daba explicaciones específicas.

Su respuesta final también benefició grandemente a Tian Shao.

Cuando el viejo Tutor había terminado de responder a la pregunta de Tian Shao, el primer príncipe Ye Dai también exhaló un largo suspiro de consuelo aliviado. Esta mala suerte había terminado.

El segmento de regalos concluía aquí.

A pesar de que estaba en tercer lugar, este ranking le causó estar deprimido.

Incluso así, estaba anticipando el próximo segmento, porque la hermana Dan Fei acababa de mencionar que otro segmento sería espontáneamente añadido después de que los regalos fueran presentados.

Ye Dai estaba bastante ansioso por este segmento porque se había preparado duro y bastante para ello. Incluso no había pensado en los costos y había invitado deliberadamente a un discípulo de la Secta Árbol Precioso para que viniese sólo por este asunto.

‘Espero que la inteligencia fuera correcta esta vez, y que el segmento adicional de la hermana Dan Fei mencionó fuese del tema en el que me preparé. Si puedo ayudar al Honorable Tutor a aliviar sus cargas, entonces estoy seguro de que me convertiré en su estudiante más favorecido. ¡Cuando suba al trono en el futuro, estoy seguro de recibir el apoyo y la aprobación del Honorable Tutor!’

Los ojos de Ye Dai estaban llenos de fervor ardiente mientras miraba a Dan Fei con una mirada ardientemente. Su corazón estaba ansioso por avanzar al siguiente segmento.

Cuando pensó en la promesa de Dan Fei, toda la sangre en el cuerpo de Ye Dai palpitaba y hervía…

¡Aquellos que pudieran ayudar al Honorable Tutor a resolver este difícil agravio recibirían un favor del Honorable Tutor!

Después de recibir un guiño del maestro, Dan Fei llegó de nuevo al frente del escenario y sonrió con recato: “Todo el mundo, ya he mencionado antes que habrá un segmento adicional añadido después de ofrecer los regalos. Según el acuerdo previo, quienquiera que pueda ayudar al Honorable Tutor con su problema en este segmento recibirá un favor del Honorable Tutor. Recuerden, este es un favor por el que el Honorable Tutor gastará toda su energía por cumplir. Todo el mundo por favor prepare sus cerebros.”

¿Un favor por el que utilizará toda su energía para cumplirlo?

”¡Dios mío! ¿Cuántos años ha pasado desde que el honorable Tutor ha hecho una promesa como esta?”

Si pudiera recibir un favor del honorable Tutor, ¿unirse a la Secta Árbol Precioso no sería nada más que una palabra del Honorable Tutor?

“¡Debemos apreciar esta oportunidad!”

“Heh, incluso es probable que el Rey estará celoso de quien reciba este favor.”

“Heh heh, si este favor me cae, yo saludaría al Señor Tutor como mi amo inmediatamente y residiría con la hermana Dan Fei. De esta manera, heh heh…”

Todo tipo de pensamientos y ambiciones impregnaron el gran patio en ese momento.

 

SOTR – Capítulo 173

Capítulo 173: El furor traído por el regalo en el primer lugar

Ye Rong no pensó que Jiang Chen le fuese a dar tan gran sorpresa tan descuidadamente.

Había invertido mucho en el reclutamiento de Jiang Chen, incluso había dotado a Jiang Chen del arma espiritual con cuatro refinaciones, el arco de Da Yu.

Sin embargo, hoy, Jiang Chen había devuelto todo, ¡y con intereses! La magnitud de este regreso era tal que incluso cinco armas espirituales no estarían a la altura.

Un arma espiritual estaba muerta y podía comprarse con dinero, pero el sentimiento de orgullo, el sentimiento de exaltación al cumplirse y el honor de recibir el favor del Honorable Tutor era algo que ninguna cantidad de dinero podía comprar.

Tian Shao y Lin Qianli también sentían que esto era muy impresionante.

Tian Shao estaba bien, había interactuado con Jiang Chen antes y más o menos lo entendía. Él sabía que este individuo tenía muy probablemente un fondo impresionante, y que él cometía a menudo actos imponentes.

Era la primera vez que Lin Qianli había entrado en contacto con Jiang Chen, sin embargo, él había estado bastante predispuesto contra Jiang Chen antes. Pero ahora, la acción descuidada de Jiang Chen había asombrado a todos los que lo rodeaban y ¡Los suprimió firmemente!

Al principio, Jiang Chen dijo que la jarra de vino era una indicación de los sentimientos de los tres, Tian Shao no dijo nada, pero Lin Qianli se sentía bastante avergonzado.

Pero ahora, con un giro de cabeza, la humillación anterior y la burla se habían convertido en un orgullo sin igual, ¡Se convirtió en el primer lugar, derrotó completamente a todo el mundo!

Incluso una persona tan fríamente compuesta como Lin Qianli no podía dejar de estar más que un poco orgulloso en este momento. Era una persona orgullosa, siempre había deseado ser aceptado y estimado por los demás.

Por lo tanto, él era muy terco en su camino del Dao Marcial. Él sólo buscaba ser un perro de primera y hacer que otros le miraran.

En este momento, al fin, sintió la sensación de tener a otros mirándolo.

Aunque este sentimiento no era algo que se había ganado por sí mismo, todavía se sentía malditamente bien.

Incluso la persona más aislada anhelaba ser aceptada, respetada y valorada profundamente en su corazón, Lin Qianli no era la excepción.

Tian Shao se rió alegremente, ”Hermano menor Jiang, sin querer he compartido tu gloria una vez más. No voy a luchar contra ti por la oportunidad de hacerle una pregunta al Señor Tutor más tarde.”

“Heh heh, ya que somos hermanos, ¿por qué no dividir las cosas entre tú y yo tan claramente?”

Tian Shao se apresuró a sacudir la cabeza y agitar sus manos, “Olvídalo, olvídalo. Soy una persona de la Milicia y sólo puedo pedirle al Señor Tutor su orientación en áreas limitadas. Eres joven y bien versado, si recibes la guía del Señor Tutor, tu futuro tendrá perspectivas ilimitadas.”

Lin Qianli se sintió un poco incómodo, ya que estaba muy en conflicto. Sabía que Jiang Chen había dicho previamente que los tres habían preparado el regalo juntos. Pero nunca sería tan espeso como para afirmar que tenía un papel en la gloria.

Para decirlo con franqueza, ellos se estaban montando sobre el abrigo de Jiang Chen.

Sin embargo, Lin Qianli fue verdaderamente tentado. Aunque nunca creyó que realmente tendría la oportunidad de preguntarle al Señor Tutor algunas preguntas, ahora que la oportunidad estaba delante de él, realmente quería hacerlo. Había estado atrapado en un callejón sin salida en su sendero del Dao marcial. Era sólo un corto paso, pero nunca podría dar el salto.

Si pudiera dar ese paso, podría liberarse de su capullo y convertirse en una mariposa.

Por lo tanto, él estaba bastante vacilante y se mordió ligeramente los labios. La decidida búsqueda de un Dao marcial finalmente triunfó sobre su modestia mientras tartamudeaba: “Jiang Chen, ¿puedo discutir algo contigo?”

“No hay problema,” Jiang Chen agitó la mano. “No tengo ninguna pregunta que hacer. Puede tener ambas posibilidades si lo deseas.” Jiang Chen realmente no tenía mucho que preguntar.

Jiang Chen había poseído más que suficiente teoría en su vida pasada. Aunque el Señor Tutor era el monumento perdurable del Reino Skylaurel, todavía sería una broma colosal para él dar punteros a Jiang Chen.

“¿Qué?” Lin Qianli sospechaba que no había oído correctamente.

“Hermano menor Jiang, tú…” Tian Shao también se quedó pasmado.

Jiang Chen extendió las manos, “Dije que no necesitamos ser tan cortés entre hermanos. Qué tal esto, por la justicia e imparcialidad, ¿Por qué cada uno de ustedes no hace una pregunta?”

De acuerdo con las reglas del segmento de regalos, quien ganara tendría dos posibilidades de hacer una pregunta. Sería justo si las dos oportunidades se distribuían a Tian Shao y Lin Qianli.

“Hermano menor Jiang Chen, ¿realmente no tienes nada que pedir? El Señor Tutor es el Protector del Rey. Su entrenamiento está en el pico del Reino Espiritual. Si recibes algunas palabras de orientación…”

“Eso está bien, tengo mi propio camino.” Jiang Chen dijo débilmente.

Tian Shao quería continuar hablando, pero Dan Fei dijo con una sonrisa en el escenario, ”Todo el mundo, aquí viene el Señor Tutor. ¡Por favor señor, diga algunas palabras a todos!”

Saludos resonaron desde debajo de la escena, mientras todos empezaban a aplaudir.

El primer príncipe Ye Dai, abatido, controló sus emociones con esfuerzo y comenzó a aplaudir. La mirada de Lu Wuji flotó alrededor mientras odiaba aún más a Jiang Chen.

Había sido una vez más humillado y golpeado en la cara por Jiang Chen. Se había convertido en un tonto, y hasta el primer príncipe había sido hecho un espectáculo por él.

¡Odio!

“Jiang Chen, te gusta estar en el centro de atención. Has ofendido profundamente al primer príncipe esta vez. ¡Veamos quién puede protegerte en toda la capital!” El tono de Lu Wuji estaba lleno de rabia.

El Viejo Tutor Ye no había estado muy interesado antes, pero en este momento, había algunos rastros de una sonrisa en su rostro.

“Estoy aquí todos los años. Mis ojos pueden estar cerrados, pero mi corazón está abierto. No puedo mirar debajo del escenario, pero observo cada movimiento y cada gesto. Hay controversia cada vez que se anuncian las clasificaciones de los regalos. Nunca explico nada. Ustedes pueden estar llenos de dudas si así lo desean, o ser infelices si lo desean. No me importa nada de eso. Los que hoy vienen también vendrán el año que viene, y los que no vieron, tampoco esperaría que vinieran.” La voz del Honrado Tutor era resonante y fue llevada lejos. A su rostro le habían añadido unos rastros de gravedad que no parecían de este mundo, recordándole a todos que era un anciano que podía cambiar las cosas en el Reino Skylaurel con un movimiento.

”Hoy, haré una excepción. ¿Por qué escogí el Vino de Rocío de las Nueve Magnificencias como el mejor regalo? Porque he vivido durante tantos años, tantas noches sin fin y he visto un sinnúmero de cosas finas y he olvidado incluso más de ellas. Pero lo que es realmente bueno es algo que uno no podría olvidar en toda su vida. Estos objetos finos están destinados a arraigarse en tu mente y dejar una huella detrás. Este Vino de Rocío de las Nueve Magnificencias es una de las pocas cosas buenas que han dejado una marca en mi corazón.”

“Tal vez, soy incapaz de describir lo precioso que es solo por la observación directa. Sólo puedo dar un ejemplo. Ni siquiera la cabeza de la Secta Árbol Precioso podría beber este vino, aunque lo quisiera.”

No se necesitaba descripción ni propaganda para describir lo precioso que era este vino.

La forma más directa de describirlo era que si incluso la cabeza de la Secta Árbol Precioso quisiera beberlo, tal vez no pudiese.

Esa era la explicación que cortó directamente al punto, ¡Y era la más eficaz!

Toda la multitud estaba solemnemente silenciosa después de pronunciar estas palabras. Todas sus emociones estaban surgiendo extrañamente. ¿Qué clase de identidad y condición tenía el Honorable Tutor? ¿Mentiría? ¿Construiría estas mentiras por ese vino?

¡Absolutamente no!

Por lo tanto, ¿ese Vino de Rocío de las Nueve Magnificencias realmente es tan precioso?

En el lapso de un momento, todas las miradas que se dirigían a Ye Rong se hicieron complicadas. Estas personas habían sentido originalmente, más o menos, que esa jarra de vino era demasiado… única y una profunda blasfemia a sus ojos.

En este momento, todos estos pensamientos hicieron un giro completo de ciento-ochenta.

“¿Dónde encontró el príncipe Ye Rong a ese joven? ¿Lleva ese vino en todo momento? ¿Preparó cuidadosamente esto con antelación para ofrecerlo al Honorado Tutor?”

”Este Ye Rong no es alguien sencillo. Nos guio paso a paso a una trampa, dejando avanzar al Primer príncipe y finalmente, ofreciendo descuidadamente ese vino. Esto debe haber sido algo cuidadosamente diseñado de antemano. Parece que el primer príncipe ha caído en la trampa de Ye Rong.”

“¡Pensar que el príncipe Ye Rong era tan astuto! Él encontró a propósito una jarra de vino sin pretensiones y dejó que todo el mundo se burlara de él, permitir que el primer príncipe tenga sus momentos de risa y burla. ¡Y entonces hizo un retorno final! Ese tipo de golpe a la cara es realmente brutal, y condenadamente dulce. Mira al primer príncipe, ha perdido mucho rostro esta vez.”

“Parece que no podemos subestimar al Príncipe Ye Rong en el futuro. Siempre había pensado que era un tipo manso y tranquilo. ¿Quién habría pensado que grandes ambiciones se esconderían detrás de su bajo perfil? Un libro no puede ser juzgado por su portada.”

El pobre príncipe Ye Rong. Un asunto inesperado le había ayudado a dejar una impresión insondable en los ojos de los demás. Todo el mundo pensó que había burlado con intención al primer príncipe y utilizó ese vil método para golpear la cara del primer príncipe.

Sin embargo, a Ye Rong obviamente no le importaba eso. Cuanto más pensaran de esa manera, más feliz sería. Cuanto más los demás mantuviesen una actitud temerosa y respetuosa hacia él, más alto sería su lugar como príncipe.

Aunque la boca del Primer Príncipe Ye Dai estaba llena de amargura, también estaba secretamente intimidado. Él sentía que esto había sido una trampa que Ye Rong había puesto en marcha, y lo atrajo a entrar en ella paso a paso.

”Ye Rong ese animal, pensar que él albergaba tales ambiciones. Parece que no puedo quedarme ocioso. Siempre pensé que el número dos era la espina más grande a mi lado, pero ahora, parece que no puedo permitirme bajar la guardia contra Ye Rong tampoco.” Una vez que Ye Dai sintió la presión de Ye Rong, ejercería una mayor presión sobre Ye Rong en la siguiente etapa de su plan.

El Honrado Tutor había tenido un interés espontáneo en expresar esas palabras. En cuanto a si o no las personas bajo la etapa las entendieron o no, él no prestó mucha atención a eso.

Dan Fei sonrió débilmente, “La confusión debería haber sido aclarada en los corazones de todos ahora. El Honrado Tutor ha vivido una vida tan larga que ligeramente ve en todo. Confío en que no hay duda sobre los elementos que pueden dejar una impresión en su corazón. El Vino de Rocío de las Nueve Magnificencias verdaderamente merece el título de primero entre todos los regalos.”

Una palma que era tan tierna que parecía carecer de huesos se movió ligeramente a través de su rostro, recogiendo un mechón de cabello que se había derrumbado por la esquina de su ojo detrás de su oreja. Dan Fei sonrió, ”Está bien. Ahora, los propietarios de los tres regalos que recibieron posiciones por favor vengan y hagan sus preguntas. Segundo y tercer lugar ambos tienen una pregunta. El dueño del primer lugar tiene dos preguntas.”

”Ye Dai, tú vas primero.”

Ye Dai había reajustado sus emociones con bastante esfuerzo en este punto. Aunque estaba muy abatido de haber recibido el tercer lugar, no se atrevía a mostrar ningún disgusto.

Él llevaba una sonrisa muy humilde en su rostro, ”Maestro, el estudiante Ye Dai tiene una pregunta que hacerte. En lo que respecta a la alianza de los dieciséis reinos, ¿es mejor que los reinos estén separados, o que sean uno?”

La pregunta de Ye Dai era dominante y expansiva, mostrando amplitud de visión. Tenía que ver con la gran cuestión de la separación y la unificación de los dieciséis reinos circundantes.

Había aprendido oblicuamente que el Honorado Tutor era un ferviente guerrero cuando era joven. Siempre había defendido la expansión del Reino Skylaurel, tragando los reinos circundantes más pequeños, conquistando los vecinos dieciséis reinos, uniendo las tierras y estableciendo una gran dinastía.

Por lo tanto, su pregunta cumplía con los intereses del Tutor. Estaba intencionadamente ganando el favor del Honrado Tutor, tratando de provocar una reacción de simpatía de que los dos eran del mismo tipo.

El viejo Tutor sonrió débilmente y miró significativamente a Ye Dai. “La tendencia del mundo es que los que se separan por mucho tiempo deben unirse, los que se unen por mucho tiempo deben separarse. Las separaciones y unificaciones siguen el cuadro más grande. Cuando el tiempo está maduro, las cosas naturalmente se unirán. Cuando el momento no es correcto, es mejor permanecer separados que juntos. He considerado esta pregunta también por la primera mitad de mi vida. Tal como está ahora, no sólo se necesita el ímpetu de un mayor impulso, la existencia de una persona fiera y ambiciosa es necesaria para decidir si permanecer separados o juntos es el camino a seguir. Las dos condiciones deben estar presentes al mismo tiempo. Sin ambas, toda la discusión de unir los dieciséis reinos no es más que una charla vacía.”

SOTR – Capítulo 172

Capítulo 172: El Ranking que hizo que todos quedaran Boquiabiertos por el Shock

“En el tercer lugar del segmento de regalos de este año, es para ‘la Pintura del Dragón Amarillo Observando los Mares’”, todo estaba calmado antes de que Dan Fei abriera la boca, todos los presentes quedaron atónitos después de que ella hablara.

¿La Pintura del Dragón Amarillo Observando los Mares?

Todo el mundo estaba aturdido. “¿La ‘Pintura del Dragón Amarillo Observando los Mares’ quedó tercera? ¿No había algo malo aquí? ¿Dan Fei se equivocó en el orden?”

Incluso el primer príncipe Ye Dai, por toda su astucia y el esfuerzo que dedicó a mostrar el comportamiento misericordioso de alguien que dejó asuntos de ganancia y pérdida hasta el destino, su cara se endureció y perdió todo color cuando escuchó estas palabras.

“¿Cómo es eso posible?” Lu Wuji no pudo evitar gritar. “¿La ‘Pintura del Dragón Amarillo Observando los Mares’ es sólo el tercero? Hermana Dan Fei, ¿Ha leído las posiciones en el orden equivocado?”

Lu Wuji pensaba lo mismo que todos los demás, que la hermana Dan Fei seguramente debió haber leído la orden incorrectamente. No importaba cómo lo miraran, la Pintura del Dragón Amarillo Observando los Mares superaba fácilmente todos los demás regalos.

¿Sólo ocupó el tercer lugar? ¡Eso significaba que había otros dos delante de él!

Incluso el primer pensamiento de Ye Dai fue que algo estaba mal con estos resultados, por no mencionar la completa incapacidad de Lu Wuji para aceptarlos.

Los otros también llevaban una mirada de inimaginable felicidad. Aunque habían seguido participando en la competición, ya se habían resignado al destino. Sintieron que como la Pintura del Dragón Amarillo Observando los Mares era seguramente el primero, sólo podían competir por la segunda y tercera posición.

Por lo tanto, cuando oyeron que la Pintura del Dragón Amarillo Observando los Mares  quedó de tercero, estas personas quedaron sorprendidas pero también encantadas con las desgracias de otros. Al mismo tiempo, algunos pensamientos ambiciosos surgieron en sus corazones.

“¿La Pintura del Dragón Amarillo Observando los Mares es tercero? ¿No significa esto que tengo una oportunidad de luchar por el primero? ¿Quizás el señor no ha visto mi regalo antes y lo ha admirado particularmente?”

Mucha gente tenía estas nociones en sus mentes.

“Hermana Dan Fei, ¿estás segura de que no te equivocas? No puedo pensarlo bien. Todos han visto estos regalos, y ¿Qué podría ser mejor que la Pintura del Dragón Amarillo Observando los Mares?” Ye Zheng también salió a protestar contra la injusticia en nombre de Ye Dai.

Dan Fei dijo débilmente: “Ye Zheng, ¿estás dudando del ojo del Maestro?”

Ye Zheng de repente se sintió inquieto y agitó las manos apresuradamente, “No quise decir eso en absoluto. Me preguntaba si habías confundido el orden cuando escribiste el ranking.”

Dan Fei le miró fijamente, pero su mirada era un poco remota.

Esta mirada bastante significativa hizo que Ye Zheng se encogiera dentro de sí mismo y cerrara los ojos de manera bastante apropiada.

La boca de Ye Dai estaba llena de amargura. Vio toda la reacción de la hermana Dan Fei. Obviamente, esto no era una confusión, sino un indicio de que realmente estaba en el tercer puesto.

Y, por la forma en que la hermana Dan Fei actuaba, ¡era evidente que ni siquiera iba a darle una explicación!

Ye Dai estaba abatido hasta el punto de volverse loco. ¡Realmente no entendía por qué estaba pasando esto!

Excepto que, él también comprendió claramente que si ahora hiciera una escena, su imagen en el corazón de Tutor Ye probablemente recibiría un gran bajón.

Sonrió irónicamente y se retiró, inclinándose levemente, “Ye Dai agradece al honorable Tutor por su favor.”

Dan Fei asintió levemente y le dio un poco de lástima cuando vio que no había perdido la compostura. Ella también quería explicarlo, pero ¿Cómo podía explicárselo?

¿Decirle que era una falsificación? Eso sería un golpe aún mayor que no explicar nada. Un presumido primer príncipe regalando una falsificación al honorable Tutor, ¿no sería una gran humillación?

Por lo tanto, la mejor decisión fue no explicarlo.

A los ojos de Dan Fei, Ye Dai parecía ver varios indicios de que él no podía soportar la situación, se sentía un poco mejor. Fue bueno que la hermana Dan Fei siguiera siendo nostálgica y apreciada por sus viejas relaciones.

Dan Fei se compuso y su voz parecida a una campana volvió a sonar: “En segundo lugar, el cachorro Zorro Volador Dientes de Espada.”

Ye Rong estaba sorprendido y muy contento cuando escuchó esto. Estaba contento de que su rango hubiera sido mayor que el del primer príncipe Ye Dai.

Pero se asustó con eso, ¿no fue el primero?

Pero en este momento, no importaba si era el primero o no. En cualquier caso, él había suprimido al primer príncipe Ye Dai, lo había logrado esta vez.

Cuando recordó la humillación que acababa de sufrir por el primer príncipe, Ye Rong sintió una oleada de ira. Sonrió débilmente e ignoró por completo la mirada hostil de Ye Dai, inclinándose ante Dan Fei. “Ye Rong se siente profundamente honrado de recibir el favor del venerado Tutor, muchas gracias a la hermana Dan Fei.”

Lu Wuji todavía no quería aceptar las cosas. “El Zorro Volador Dientes de Espada no es más que un juguete. Pensar que su clasificación es más alta que la de la Pintura del Dragón Amarillo Observando los Mares, ¿qué pasa con esta clasificación? No lo entiendo.”

Aunque estaba murmurando en voz baja, todos los presentes podían oírle.

La mirada de Dan Fei era fría mientras se dirigía hacia Lu Wuji. “¿Y quién demonios eres tú? ¿Quién eres tú para cuestionar algo que el Maestro ha decidido? ¡Si dices otra palabra te echaré fuera!”

Dan Fei había seguido al Tutor Ye desde que era joven. Aunque no tenía ningún poder e influencia en sus manos, nadie dentro de todo el Reino Skylaurel se atrevería a tratar a esta mujer a la ligera.

¡Esto era porque todos sabían que esta mujer representaba al Tutor Ye!

Lu Wuji era un noble de primera clase en el Reino Skylaurel, pero no tenía absolutamente ninguna cualificación para comportarse atrozmente en este tipo de ocasiones.

Para dar un paso atrás, ¡incluso el primer príncipe Ye Dai no estaba calificado para hacerlo!

Aunque el primer príncipe Ye Dai admiraba más bien el estilo atrevido y descarado de Lu Wuji, las cortesías necesarias todavía tenían que ser observadas en una ocasión como esta.

Lu Wuji se echó atrás con algo de vergüenza y una cara oscura.

No podía aceptar nada, sentía que el primer príncipe había sido tratado injustamente.

Cuando Dan Fei estaba furiosa, tenía su propio encanto, haciendo que los corazones de los jóvenes presentes se llenaran de furia, como si un mono los arañara.

“De acuerdo. Anuncio ahora el regalo que ocupó el primer lugar entre los regalos de este año: el Vino de Rocío de las Nueve Magnificencias.”

Dan Fei también sabía que si ella decía el Vino de Rocío de las Nueve Magnificencias, estas personas probablemente ni siquiera sabrían cuál era. Así que cogió esa jarra de vino sin pretensiones y la sostuvo en su mano, agitándola ligeramente para indicar el ganador.

Dan Fei también sintió que esta escena era un poco cómica. Después de todo, cuando se ofreció esta jarra de vino, provocó una carcajada en la escena y todo el mundo la había tratado como un chiste colosal.

Y ahora, el objeto que había sido como el patito feo se había convertido en un cisne de lo más impresionante con un movimiento de su cuerpo, ¡Se convirtió en la joya de una corona!

Cuando sus pensamientos viajaron hasta aquí, incluso Dan Fei no pudo evitar echar una mirada de interés detrás de Ye Rong.

Ella también tenía curiosidad, ¿dónde había encontrado Ye Rong a un joven tan extraño? ¿Y cómo había sacado este joven algo que hizo que hasta el generalmente tranquilo y honrado Tutor se conmoviera un poco?

¿Vino de Rocío de las Nueve Magnificencias? Dan Fei no recordaba la existencia de tal vino en sus recuerdos. Ella también sabía que el viejo Tutor a veces bebía algún vino cuando se aburría y no tenía nada más que hacer.

Sin embargo, el viejo Tutor nunca había mencionado el Vino de Rocío de las Nueve Magnificencias.

Incluso Dan Fei, alguien que había estado mentalmente preparada, sintió que esto era un poco sorprendente. Entonces, no hace falta decir que las reacciones de los que estaban debajo del escenario fueron más bien un alboroto.

Ye Dai ni siquiera sabía quién había ofrecido el regalo cuando escuchó por primera vez las palabras Vino de Rocío de las Nueve Magnificencias. ¿Pero quién no reconocería la jarra de vino en las manos de Dan Fei?

¿El regalo que acababa de ser una vergüenza y fuente de muchas burlas fue clasificado ahora en primer lugar?

¿Era un sueño?

Ye Dai casi sospechaba que algo estaba mal en sus ojos. Parpadeó, miró más de cerca y descubrió que no había nada malo en sus ojos.

De hecho, era la jarra de vino que Jiang Chen había sacado descuidadamente y se la había ofrecido hace un momento.

La gente podría haber cometido un error si hubiera sido otra cosa. Pero esta jarra de vino, con su ridícula apariencia y diseño único, era absolutamente única en su género.

Nadie sería capaz de imitarlo aunque quisiera.

Los ojos de Lu Wuji estaban tan amplios como platillos en este momento. Tenía una expresión de alguien viendo un fantasma. En este momento, él era el más grande de todos los incrédulos.

Una jarra de vino destartalada había ganado el primer lugar. Si Dan Fei no lo hubiese dejado plantado antes, casi quería saltar para cuestionar esta decisión y hacer llover un torrente de abusos.

Pero la razón le dijo que si salía ahora, a Dan Fei no le importaría en lo más mínimo echarlo. Esa sería la mayor pérdida de cara.

La cara de Lu Wuji estaba roja como la remolacha mientras flameaba*. Se había vuelto completamente loco. Realmente quería encontrar un agujero en el que meterse. Cuando esta jarra había sido ofrecida antes, él había sido el que se había burlado más duramente, se burlaba de que él remitente era un insensato único y poco común.

(N/T: Flameaba = Insultaba)

La verdad había probado que él era el tonto.

Ye Dai también estaba bastante enfurecido. Nunca había pensado que el regalo ganador sería la jarra de vino.

Acababa de presumir descaradamente de haber pedido a Dan Fei que quitara esa jarra de vino, por si acaso dejaba una mala impresión y afectaba negativamente al estado de ánimo de todos.

Este era prácticamente el chiste más grande. En ese momento, Ye Dai se había convertido en el fondo, resultó ser la hoja de aluminio para este primer regalo.

“Oye, hermano mayor, pensar que esta vez tu ojo para la evaluación estaría equivocado”. La persona que hablaba no era Ye Rong, sino el segundo príncipe Ye Qiao.

Ye Qiao era extremadamente hostil hacia Ye Dai. Cuando quiso ofrecer su regalo justo ahora, se había sentido avergonzado cuando el primer príncipe le había cortado a propósito.

Ahora que vio esta oportunidad, ¿cómo podía Ye Qiao dejarla pasar?

“Número cuatro, no había pensado que tus planes se esconderían tan profundamente. El dicho va bien y habla directamente al corazón de tu segundo hermano. El exterior es de buen jade, pero el interior es de materiales podridos. De hecho, los que se ven bonitos y lujosos no son necesariamente buenos. Por el contrario, aquellos que no parecen mucho pueden ser los buenos. He aprendido mucho, aprendí mucho, realmente mucho. Esta vez he adquirido mucho conocimiento. Número tres, ¿qué dirías?”

El segundo príncipe Ye Qiao era innegablemente un buen conversador. Había embrollado a sus tres principales oponentes con un pequeño trozo de discurso. Hizo una mención al primer príncipe y lo abofeteó, recogiendo las costras de Ye Dai. Por otra parte, había felicitado a Ye Rong con el propósito de inflamar el odio del primer príncipe hacia Ye Rong.

También se había reído del tercer príncipe Ye Zheng para varíar.

Después de todo, cuando Jiang Chen acababa de ofrecer esa jarra de vino, el tercer príncipe Ye Zheng fue el que levantó el mayor alboroto, expresando palabras estúpidas como que la jarra insultaba los ojos y oídos de otros.

Y ahora, se convertiría en el regalo escogido por el honorado Tutor del primer lugar. ¿No era la mejor bofetada en la cara para Ye Zheng?

La cara de Ye Zheng estaba llena de desánimo cuando se quedó sin palabras. Él sólo podía murmurar:”¿Y de qué estás tan orgulloso? No es un regalo que tú ofreciste.”

Ye Qiao se rió de corazón, “Número tres, todo el mundo puede admirar un buen artículo juntos, ¿por qué asignar responsabilidades tan claramente? Tú, ah, tú, tú, tú eres tan impulsivo e irrazonablemente ofendido por las cosas más pequeñas.”

El cuarto príncipe Ye Rong ya se había recuperado. Para ser honesto, se había sentido un poco decepcionado cuando se enteró de que sólo estaba en segundo lugar.

Pero cuando se enteró de que Jiang Chen era el primero, todo su ser se sintió como si volara espontáneamente hacia el cielo. Las grandes subidas y caídas de su vida simplemente habían llegado demasiado rápido.

Había estado igual que todos los demás, nunca habría pensado que esa jarra de vino sin interés se convertiría en el regalo que ganó el primer lugar.

Sus palabras al rebatirle al primer príncipe que el exterior era un buen jade, pero el interior era material podrido, en realidad, era para insinuar oblicuamente al mismo primer príncipe, pero quién habría pensado que se convertiría en una profecía que se hizo realidad.

Realmente no había manera de que el aspecto exterior de la jarra fuese más feo, pero ¿Quién iba a pensar que lo que contenía el interior sería un néctar tan precioso que el honorable Tutor lo convertiría en el primer lugar?

Sintiendo las miradas de todos los lados centradas en él, Ye Rong tenía la sensación de exaltación al cumplirse sus palabras. Había sido reprimido por el primer príncipe durante tantos años, pero finalmente había visto el día en que experimentó la dulce emoción de ser el personaje principal.

A pesar de que fue Jiang Chen quien trajo esta emoción para él, a Ye Rong no le importó en lo más mínimo. Esto se debía a que, en ese momento, Jiang Chen mantenía un perfil bastante bajo en su apoyo y no tenía ninguna intención de robarle el trueno.

En este momento, Ye Rong se sintió muy gratificado y orgulloso de sí mismo. Pensar que recibiría tan ricas recompensas sin quererlo después de haber viajado tan lejos al Reino del Este, ¡salir de su camino para alistar los servicios de un hombre talentoso y culto, todo para reclutar a Jiang Chen!

SOTR – Capítulo 171

Capítulo 171: Resultados que causaron que la mandíbula de Dan Fei cayera en shock

Cuando Dan Fei vio esta situación, sus labios se separaron un poco mientras sonreía levemente, “Que el Maestro juzgue si un objeto es bueno o malo. Siguiente.”

Viendo a Dan Fei pasar por alto el asunto, Ye Dai no podía decir nada a pesar de su insatisfacción. Sonrió levemente y se retiró a su asiento.

Internamente, estaba aún más enojado. Aunque la hermana Dan Fei parecía ser imparcial, en realidad ya había ayudado a Ye Rong dos veces. Esto hizo que Ye Dai sintiera como si innumerables bichos estuvieran comiendo en su corazón.

‘¿Puede ser que a los ojos de la hermana Dan Fei, un príncipe nacido de una plebeya es más digno de su protección que yo, un primer príncipe de linaje puro y noble?’

Ye Dai no lo creyó, y nunca lo admitiría. ‘Debe ser que el mocoso Ye Rong es hábil en adularla y sabe cómo entretenerla. En términos de gran talento y visión audaz y lo fuerte que es nuestra fundación de origen familiar, la hermana Dan Fei seguramente me tiene en mayor consideración. Seguramente, ella ayudó a Ye Rong a encontrar una salida porque siente lástima por los débiles. Pero, desde la perspectiva del honorable Tutor, ¿cómo podría tener la mezquina simpatía hacia los débiles? Yo, Ye Dai, soy superior sin importar desde qué perspectiva sea visto.’

Ye Dai se consoló dentro de su corazón y se animó.

Como Dan Fei encubrió esta farsa, no afectó la atmósfera del resto del segmento. Todos los diversos hijos y discípulos de las casas nobles mostraron sus habilidades al máximo mientras ofrecían todo tipo de cosas bonitas.

Después de poco tiempo, todos los regalos se colocaron en la mesa principal.

Dan Fei caminó al frente del Tutor, “Maestro, ha sido un año bastante extraño. Los seguidores de muchas casas también han preparado muchos regalos. La suma total de estos donativos es el doble del número de donativos que recibimos el año pasado.”

El viejo Tutor había estado observando con los ojos medio tapados, como si fuera un viejo monje en meditación. Poco a poco abrió los ojos sólo después de oír las palabras de Dan Fei.

“Echemos un vistazo.” El viejo Tutor habló débilmente.

Estas palabras, levemente pronunciadas, parecían tener una magia particular para ellos, ya que los corazones de muchos presentes temblaban levemente.

Todos sabían que el viejo Tutor enumeraría los tres regalos más importantes después de echar un vistazo.

Estas tres personas tendrían el derecho de hacer personalmente una pregunta al viejo Tutor y recibir su orientación.

Esto no era una mera cuestión de cara, ¡sino una recompensa tangible y real! En todo el Reino de Skylaurel, la fila de personas que deseaban solicitar personalmente la orientación del honorable Tutor sobre algún asunto se extendía desde la capital hasta la frontera si todos hacían cola.

Sin embargo, las oportunidades para hacerlo eran escasas y distantes.

Estos príncipes siempre habían recibido la honrosa tutela del Tutor, pero eso fue cuando estaban todos juntos. Todos habían aprendido las mismas cosas.

El honorable Tutor no tendría prejuicios para favorecer a nadie en particular

Recibir orientación personal era en sí mismo un favor. Incluso los príncipes compitieron por un honor como este.

Para empezar, era para dejar una buena impresión delante del honorable Tutoe. Y segundo, era para demostrarle al rey que uno había recibido un trato especial del protector del rey.

El viejo Tutor rodeó el montículo de regalos en la mesa, caminando lentamente. No tenía ninguna expresión en particular, sin importar el regalo que mirara. No estaba ni feliz ni triste.

Nadie se daba cuenta por la cara del viejo Tutor, cual regalo le había gustado y cual se había ganado su desprecio.

Sin embargo, Ye Dai estaba relativamente despreocupado. Estaba bastante seguro de que aunque todas las casas habían ofrecido muchas cosas bonitas esta vez, no había absolutamente ninguna que pudiera estar a la par de las suyas.

La Pintura del Dragón Amarillo Observando los Mares definitivamente valía mucho más que todos los demás, ya sea en términos de valor o de calidad.

Eso incluía el cachorro de Zorro Volador Dientes de Espada de Ye Rong. Después de todo, era sólo una mascota, un juguete.

Su pintura del Dragón Amarillo Observando los Mares era un tesoro absoluto, una preciada posesión que sería útil incluso para los practicantes del Reino Espiritual. ¡Tales artículos eran los que uno sólo podía esperar encontrar por casualidad!

En realidad, había dudado mucho tiempo antes de ofrecer este tesoro. Hizo una gran inversión con esto. Lo que él esperaba ganar era, sin duda, el honorable favor y reconocimiento del Tutor, de ahí su apoyo a Ye Dai como futuro Príncipe Heredero y heredero del reino.

Aunque él sabía que erigir un gobernante en entrenamiento era principalmente asunto del rey y de los oficiales de la corte, aun así la opinión de Tutor Ye tenía una importancia sin igual. Si no lo aprobara, ni siquiera el rey se atrevería a tomar una decisión descuidada.

En ciertos aspectos, ¡el poder y la influencia que el Tutor Ye tenía dentro del Reino de Skylaurel era incluso más alta que el rey!

El rey podría ser cambiado.

Pero dentro del Reino de Skylaurel, nadie podría reemplazar al Tutor Ye.

Dan Fei siguió pacientemente junto al Maestro, con una tenue sonrisa en su cara mientras acompañaba al viejo Tutor en la observación de estos regalos.

En realidad, a los ojos de Dan Fei, si dejaba a un lado sus preferencias personales, ella también sentía que la Pintura del Dragón Amarillo Observando los Mares era lo mejor del grupo. Los otros regalos eran completamente incapaces de igualarlo.

Sin embargo, Dan Fei también era incapaz de comprender los pensamientos del viejo Tutor.

Justo cuando Dan Fei intentaba adivinar sus pensamientos, el viejo Tutor de repente le envió un mensaje usando su conciencia, “Pequeña Dan, ¿cuál de estos regalos crees que es el mejor?”

Enviar un mensaje mental pasaría por alto la preocupación de que los que están en la mesa principal podrían escucharlos.

Dan Fei se quedó en silencio momentáneamente, pero todavía hablaba honestamente: “En términos de calidad, la Pintura del Dragón Amarillo Observando los Mares debería ser la mejor.”

“Mm. Pequeña Dan, no estás mintiendo.” El viejo Tutor sonrió levemente. “Excepto que no lo estoy seleccionando como el mejor.”

“¿Por qué es eso?” Dan Fei dio tuvo pequeño susto. “Si este artículo no es el mejor, si eliges a cualquiera de los otros en su lugar… ¿no pensará la gente que esto es injusto?”

“¿No es justo? Si no pensaran que yo manejo las cosas imparcialmente, no necesitaban venir. Todo esto es voluntario, y nunca he mandado obligatoriamente a nadie.” El tono del viejo Tutor era de indiferencia, pero un sentimiento de distanciamiento lo envolvía.

En su posición, no le importaban en absoluto los pensamientos o sentimientos de otros, o si se decía que estaba favoreciendo u oprimiendo a alguien.

Si sentía que era bueno, entonces era bueno. Si sentía que no era suficiente ser el primero, entonces no lo era.

No era necesario dar explicaciones. Si lo entendió o no, no sería suficiente para cambiar la elección del amo. Podrías poner en duda la decisión del señor, pero no podrías dudar de su poder y autoridad.

“Maestro, la pequeña Dan pregunta audazmente, ¿por qué es eso?” Dan Fei seguía siendo un poco curioso.

“Es bastante simple. Esta pintura es una falsificación,” dijo el viejo Tutor sonriendo sin cuidado. “Sin embargo, aunque fuera genuino, no lo elegiría como el primero.”

“¿Una falsificación?” Dan Fei se asustó. “¿El original no es suficiente para ser el mejor?”

“Sí, la razón es doble. La primera es que fui yo quien creó la Pintura del Dragón Amarillo Observando los Mares. Sin embargo, ha pasado mucho tiempo y ya nadie conoce sus orígenes. Pensar que mi descendiente trataría una falsificación como un tesoro invaluable y me lo regalaría. Dan Fei, ¿no dirías que he vivido demasiado tiempo?”

“El Maestro ha tenido muchos retornos felices, no importa cuánto tiempo vivas, aún así no sería demasiado largo. ¿Cuál es la segunda razón? La pequeña Dan es muy curiosa.”

“¿Por la segunda razón? ¿No es eso más sencillo? Naturalmente, hay algo más que me ha llamado la atención. Ese artículo es realmente el primero en mi corazón.”

“¿Oh?” Dan Fei estaba realmente sorprendida. ¿Había algo mejor? ¿Qué era eso?” Dan Fei había sido adoptada por el viejo Tutor desde que era pequeña, sabía una o dos cosas sobre sus gustos y preferencias.

Había algo que le gustaba más al viejo Tutor que el Dragón Amarillo que Observaba la Pintura de los Mares y ella, Dan Fei, ¿no lo había registrado en absoluto?

“Pequeña Dan, empieza a anotar las calificaciones. En tercer lugar, la Pintura del Dragón Amarillo Observando los Mares falsificado. Segundo lugar, el cachorro del Zorro Volador de Dientes de Espada. El primer lugar, el mejor regalo es el Vino de Roció de las Nueve Magnificencias.”

Las mangas del viejo Tutor se llenaron de aire mientras recogía esa jarra de vino de madera sin pretensiones y la sostenía en su mano mientras murmuraba: “Pensar que tendría la fortuna de volver a ver el Vino de Roció de las Nueve Magnificencias en el Reino de Skylaurel. ¡Qué raro, qué raro!”

Era obvio que en la larga vida del viejo Tutor, en algún momento debió haber probado el Vino de Roció de las Nueve Magnificencias. Aunque no era tan ferviente como Shi Xiaoyao hasta el punto de ser incapaz de olvidarlo, con el paso del tiempo, un buen objeto dejó una impresión más profunda en su mente.

Este vino había dejado una huella muy profunda en el corazón del viejo Tutor. Y esta vez, el regalo poco impresionante de Jiang Chen había despertado inconscientemente esta profunda impresión en los recuerdos del Señor y hasta había hecho que sus ojos se iluminaran.

Dan Fei fue arrojada al caos cuando vio los gestos del Señor Fei.

En ese momento, ella sospechaba que el Maestro había cometido un error. Pero inmediatamente disipó esta idea ridícula. El Maestro había visto tantas cosas, ¿cómo es posible que se equivocara?

Excepto que, esta jarra de vino de madera parecía el patito feo en medio de un rebaño de cisnes mientras que se sentaba dentro de los montones de tesoro. Parecía barato y destartalado, no importaba cómo uno lo mirara.

Pensar que el amo había escogido esta piedra de un montón de joyas, y la había escogido como la mejor. Esta escena era simplemente demasiado dramática.

Excepto que los que estaban debajo del escenario no podían ver sus movimientos. No tenían ni idea de lo que había ocurrido y todos estaban esperando ansiosos.

En ese momento, Dan Fei salió del escenario y su agradable voz resonó de nuevo. “Todos, después de la ronda de valoración y selección del Señor Maestro, los tres regalos ganadores han sido seleccionados.”

Cuando oyeron que los tres mejores regalos habían sido seleccionados, los discípulos bajo el escenario se tranquilizaron de su alboroto.

Todos ellos abrieron los ojos, llenos de esperanza, mientras miraban fijamente a Dan Fei. Esperaban leer el mensaje de que habían sido escogidos a los ojos de Dan Fei.

Sin embargo, no había la más mínima indicación de un indicio especial en los ojos de Dan Fei. Su rostro sereno no daba nada subjetivo.

Sin embargo, cuanto más Dan Fei era así, más seguro Ye Dai se sentía. Si Dan Fei sintió que había algo sorprendente en las tres clasificaciones, entonces ella tendría más o menos algún tipo de reacción en particular, ¿no?

No estaba expresando nada. ¿Qué significa eso? Eso significaba que no había ningún tipo de suspenso sobre lo que el honorable Tutor había seleccionado. Su Amarillo que Observaba la Pintura de los Mares era seguramente el mejor.

¡No había casi ninguna duda al respecto!

Cuando sus pensamientos llegaron a este punto, el cuerpo de Ye Dai se levantó mientras se acercaba un poco más al escenario, preparado para dar la bienvenida al glorioso momento en el que tomaba la cima después de pisar a todos los demás.

Todos sus seguidores tenían sonrisas tocando alrededor de sus labios mientras tenían expresiones de compartir la gloria. Lu Wuji incluso disparó miradas provocativas hacia Jiang Chen.

Era una demostración evidente de fuerza hacia Jiang Chen.

Pero, ¿por qué Jiang Chen prestaría atención a los movimientos juveniles de Lu Wuji? No le importaba en absoluto quién era el primero y quién el tercero.

Era diferente a estas personas, no tenía la idea de hacer favores con nadie. Ya sea que el honorable Tutor lo admirara o lo ignorara, a Jiang Chen no le importaba nada de esto en lo más mínimo.

Incluso si el honorable Tutor pudiera borrar el cielo del Reino Skylaurel con una mano, ¿qué importancia tenía eso? Con la crema de la cosecha que Jiang Chen había visto en su vida anterior, un viejo Tutor como Ye Chonglou ni siquiera se registraba en su radar.

Para decirlo más francamente, si Jiang Chen eligiera a sus seguidores en la vida pasada, el nivel en el que Ye Chonglou probablemente no sería suficiente.

Más bien, era Ye Rong quien inclinó ligeramente su cuerpo hacia delante, mostrando su ambición de competir con el primer príncipe.

El tiempo pareció congelarse mientras todos miraban fijamente a los labios rojos sensuales y conmovedores de Dan Fei, mientras esperaban el anuncio de los resultados.

SOTR – Capítulo 170

Capítulo 170: El regalo burlado por todos

Ye Rong había preparado un regalo especial esta vez. También había seleccionado cuidadosamente a sus seguidores, Jiang Chen y Tian Shao, que habían sido los jóvenes más famosos últimamente y Lin Qianli, un genio discípulo del Palacio Sur.

Pensó que esta vez sería capaz de hacer un gran espectáculo.

¿Quién habría pensado que Ye Dai le daría una sorpresa y tendría tres seguidores en el Reino Espiritual? ¡Esto habría sido completamente inconcebible en el pasado!

Además, el regalo de Ye Dai, la Pintura del Amarillo Observando los Mares, había fijado básicamente el tono tan pronto como había aparecido. Los regalos de todos los demás eran una broma delante del cuadro. No estaban en el mismo nivel.

“Número cuatro, ¿qué preparaste esta vez?” El tercer príncipe Ye Zheng dijo con una sonrisa que tenía algunos indicios de provocación.

Ye Rong sintió que la mirada de Dan Fei descansaba en él y se esforzó por calmarse. Se dijo a sí mismo que no podía perder la compostura y que debía mantenerse firme. No podía perder su gracia, no importaba lo que pasara, no podía perder su dignidad delante del honorable Tutor y de Dan Fei.

“Hermana Dan Fei, el honorable Tutor es un sabio erudito de este mundo. Este hermano menor temía que no le interesaran las cosas comunes y ordinarias. Por lo tanto, he obtenido un regalo el cual es el cachorro del Zorro Volador con dientes de Espada. Este animal tiene una naturaleza espiritual. Tan grande como es el Reino de Skylaurel, no puedo pensar en nadie más que el honorable Tutor para elevar la naturaleza espiritual del zorro.”

Incluso Ye Dai se sorprendió un poco cuando Ye Rong dijo sus palabras. Miró con sentido a Ye Rong, internamente disgustado.

Se podía ver por este regalo que Ye Rong había gastado un poco de esfuerzo en él. Aunque el Zorro Volador de los dientes de Espada no era una bestia rara o preciosa, si uno que podía elevar su naturaleza espiritual, algún día se convertiría en una criatura espiritual. Esto significaba que uno tendría una criatura espiritual equivalente a un practicante del Reino Espiritual.

Lo más importante era que el cachorro de un Zorro Volador de dientes de Espada tenía más naturaleza espiritual que otras bestias y estaba muy bien conectado con el mundo espiritual. Su tamaño era diminuto y su aspecto exterior extremadamente bonito. Daba a otros una primera impresión extremadamente favorable.

Además, Tutor Ye no tenía muchos pasatiempos, pero criar todo tipo de bestias raras y preciosas resultaba ser su mayor pasatiempo. Aunque el cachorro que Ye Rong regalaba no era compatible con el valor de la pintura de Ye Rong, era otra cosa totalmente diferente si era uno de los hobbies del profesor.

‘Ye Rong, este bastardo, parece que su ambición aún no está muerta. Debe haber meditado sobre este asunto durante mucho tiempo, naturalmente para ganarse el favor del honorable Tutor. Es sólo un príncipe nacido de una concubina, ¿se atreve a contender conmigo, un príncipe de la línea de sangre apropiada, por el puesto de príncipe heredero?’

La reciente actuación de Ye Rong le hizo sentir muy infeliz.

Dan Fei echó un vistazo al cachorro que Ye Rong había ofrecido. La pequeña cosa estaba girando sus ojos alrededor mientras una patita regordeta agarraba un trozo de fruta. Estaba comiendo felizmente, ignorando a todos los que le rodeaban y pareciendo increíblemente adorable.

A las mujeres les gustan las mascotas. Cuando vio que esta cosita era tan linda, a Dan Fei también le gustó mucho y no podía evitar jugar un poco con ella.

“Número cuatro, ¿dónde encontraste a este pequeño? Es tan adorable.” Dan Fei sonrió y pareció decir una palabra de alabanza descuidada.

Ye Rong se había alegrado, pero habló con una expresión humilde. “Lo encontré por casualidad.”

¿Cómo no sabía que las palabras aparentemente descuidadas de la hermana Dan Fei eran realmente para que él se mostrara delante del honorable Tutor?

Sintió un poco de gratitud en su corazón. Sabía que su hermana Dan Fei era bastante buena con él.

Aunque Ye Dai conservó una sonrisa amable en su cara, se sentía tan disgustado como si se hubiera comido una mosca. La Hermana Dan Fei era en todas sonrisas y dulzura para Ye Rong. Esto hizo que Ye Dai se sintiera bastante fuera de lugar, como si Ye Rong se hubiera apoderado de algo valioso para él.

En este momento, Lu Wuji habló por detrás de él: “El cachorro de Zorro volador con dientes de espada del cuarto príncipe es un juguete divertido e interesante. Me pregunto qué habrán preparado los seguidores tras el cuarto príncipe para el Tutor. Aumentemos también nuestra visión del mundo.”

Lu Wuji sabía muy bien cómo aprovechar las oportunidades. Cuando vio a Ye Dai parecer calmado en la superficie, supo que el primer príncipe debía estar extremadamente apagado internamente en ese momento.

Cuando vio esta oportunidad, supo que era el momento de asumir para él algunas de las cargas de su jefe.

‘Ya que tú, Ye Rong, estabas buscando el centro de atención, entonces empezaremos con tus seguidores. Hare que todos se burlen de ellos.’

A los ojos de Lu Wuji, Tian Shao era un mero comandante y alguien que no era apto para el escenario más grande. Aunque lo habían ascendido a vicegeneral, seguía siendo de fondo pobre. ¿Qué cosas buenas tendría? Al dar un paso atrás, la pregunta debería ser si él ha preparado un regalo para el amo.

En cuanto a Lin Qianli, ese discípulo del Palacio Sur tenía una personalidad como una roca en una letrina. Él era apestoso y duro, no era alguien que conociera los caminos del mundo en absoluto. ¿Cómo prepararía los regalos?

En cuanto a Jiang Chen, ese tipo tenía algunas cosas buenas, pero era la primera vez que participaba en una ocasión como esta. Nunca había visto el mundo de verdad. ¿Prepararía un regalo rico? Lu Wuji tampoco lo creía.

De hecho, la cara sonriente de Ye Rong se volvió un poco rígida después de que Lu Wuji había hablado.

Adepto a observar las expresiones de la gente, Lu Wuji inmediatamente captó este detalle y adivinó que Ye Rong definitivamente no les había dicho a sus seguidores que prepararan regalos.

Especialmente a ese Jiang Chen. Ni siquiera había llegado a la capital por mucho tiempo, ¿estaría dispuesto a gastar una gran suma para preparar un regalo? ¡Absolutamente no!

Parecía que había apostado correctamente.

De hecho, el primer príncipe mostró una mirada de admiración cuando miró a Lu Wuji: “Número cuatro, tu zorro volador no está mal y realmente has pensado en ello. De esta manera, tengo curiosidad por saber qué regalos han preparado tus seguidores.”

Los ojos de Ye Dai eran agudos y despiadados. ¿Cómo no iba a ver qué Ye Rong estaba en un aprieto? Esto era patear a un hombre cuando estaba caído, haría que Ye Rong apareciera con mala luz.

Si Ye Rong no hubiese mandado a sus seguidores a preparar regalos, perdería mucha cara.

Ye Zheng siempre había tenido parientes pobres como Ye Rong era también el fiel confidente del primer príncipe. Cuando vio al primer príncipe abrir la boca, Ye Zheng se apresuró a asentir: “Así es. Número cuatro, has pensado tanto esta vez, que no podías haber dejado que tus seguidores vinieran con las manos vacías, ¿no?”

Estas palabras estaban un poco descalzas. Pero Ye Zheng siempre había sido grosero, los otros estaban acostumbrados a su franqueza directa.

Esto no tenía nada que ver con los otros príncipes, así que se alegraron de ver el espectáculo desde fuera.

En cuanto a los hijos y discípulos de los otros nobles además de los varios duques, éste era un asunto entre los príncipes. Naturalmente, no se pondrían de pie y hablarían. Lo más importante era que no tenían derecho a decir nada en una escena como esta.

En realidad parecía que todo estaba bien y que prevalecía una atmósfera amable.

Pero en realidad, la luz y las sombras de todo tipo de cuchillas y espadas volaban ferozmente hacia Ye Rong.

Ye Rong nunca pensó que el primer príncipe haría movimientos contra él tan públicamente. La sonrisa en su cara se puso un poco rígida en ese momento.

Dan Fei tenía un corazón inteligente y sabía que Ye Dai estaba suprimiendo a Ye Rong cuando vio esta situación.

Sonrió levemente: “Muy bien, la llamada ofrenda de regalos es sólo para proveer entretenimiento. El amo no estableció la regla de que la gente debe ofrecer regalos.”

Ye Dai sonrió con elegancia y no dijo nada.

Sin embargo, Ye Zheng se hizo el tonto a propósito y dijo “Hermana Dan Fei, no seas tan parcial. Hemos preparado regalos y también todos nuestros seguidores, pero tú estás tratando de ayudar al número cuatro a ahorrar dinero.”

Estas palabras eran medio bromas y medio serias. Fueron otro paso adelante para forzar a Ye Rong a seguir el camino de no regresar.

Ye Rong estaba muy deprimido ahora. Sus seguidores no tenían que preparar regalos especialmente en años anteriores. Los príncipes nunca se enfrentaron entre sí en un enfrentamiento como éste, haciendo públicamente difícil que unos y otros encontraran una salida.

Ye Zheng parecía bromear, pero en realidad tenía las intenciones más maliciosas.

Justo cuando Ye Rong estaba al final de su ingenio y estaba preparado para decir unas cuantas cortesías, Jiang Chen de repente se rió un poco detrás de él y dijo en un tono de auto amonestación: “Cuarto príncipe, mis más profundas disculpas. Es la primera vez que participo en una ocasión tan grande y estaba tan nervioso que me olvidé de sacar nuestro regalo exquisitamente preparado. El honorable Tutor es de carácter noble y alto prestigio. Como el protector del rey, ¿cómo no podemos nosotros los jóvenes expresar nuestros sentimientos? Que esta jarra de vino cuente como los sentimientos de los tres.”

Jiang Chen sacó algo de detrás de él después de que terminara de hablar. Era una jarra de vino de madera. El diseño de esta jarra era común y corriente. Parecía una jarra hecha de vides verdes y no parecía nada caro.

Cuando Lu Wuji vio a Jiang Chen sacar esta jarra de vino, se rió a carcajadas.

Esta jarra era demasiado fea, era peor que las de los mercados. Lo que los vendedores colocaron en sus puestos al menos se envolverían bien para presentar una mirada de generosidad.

¿Qué era esta jarra de vino? Crudo, simple e inapropiado para los ojos.

Era probable que nadie se diera cuenta de esto si se tiraba a la calle. ¡Jiang Chen la había usado para llenarla de vino y presentarlo como un regalo al protector del rey el Tutor Ye!

Esto… esto era una blasfemia.

Cuando vieron a Jiang Chen sacar la jarra de vino, las expresiones de los otros presentes fueron también una obra de arte.

Hubo burla, sorpresa, desprecio frío, algunas sacudidas de la cabeza e incredulidad.

Era obvio que cualquiera podía usar incluso sus pies para pensar y llegar a la conclusión de que este no era un regalo especialmente preparado. Esto era algo que habían sacado apresuradamente de sus cuerpos porque habían sido arrojados contra una pared por Ye Zheng.

¿Quizás, este chico era un alcohólico? ¿Esta jarra era una que llevaba encima todo el tiempo para beber?

“El príncipe Ye Rong ha perdido demasiada cara esta vez. Ese seguidor está siendo un tonto al querer cargar con las cargas de su amo. ¿Qué clase de ayuda fue ésta? Esto era abofetear a su propio amo.”

“¿Hay algo malo en el cerebro de esta persona? ¿Dónde encontró el príncipe Ye Rong un seguidor tan poco confiable? Ai, aparte del segundo príncipe Ye Qiao, que posiblemente puede competir con el primer príncipe, este cuarto príncipe Ye Rong todavía está bastante lejos.”

“Ahora, ni siquiera la hermana Dan Fei podrá encontrar una salida para Ye Rong.”

Los que estaban presentes tenían sus propios pensamientos, pero todos ellos mantuvieron la mentalidad de ver un buen espectáculo, querían ver cómo se resolvería esta farsa.

Ye Zheng se abofeteó la frente y sonrió exageradamente, “Número cuatro, ¿estás seguro de esto? ¿Este… este es tu supuesto regalo especialmente preparado?”

“Ja, ja, está preparado especialmente. Este regalo es realmente diferente de los demás.” Lu Wuji no ocultó sus implicaciones sarcásticas.

“Número cuatro, ¡habla con franqueza si no tienes a tus seguidores preparando regalos! Sacar algo como esto es una afrenta a los oídos y ojos. Esto es bastante malo.” dijo Ye Zheng.

Fue Ye Dai quien sonrió y dijo:”Muy bien, vamos a tratar este pequeño interludio como uno solo para animar la atmósfera. Hermana Dan Fei, vamos a quitar este artículo primero. De lo contrario… la cara del número cuatro…”

Este Ye Dai se hacía pasar por una buena persona ahora que hablaba con los tonos de un hermano mayor cariñoso.

Ye Rong también se sorprendió un poco y echó un vistazo a Jiang Chen. Vio la sombra de una sonrisa en la cara de Jiang Chen, demostrando que no le preocupaba en absoluto la burla y las burlas del mundo exterior.

Con su comprensión de Jiang Chen, Ye Rong sintió que Jiang Chen no sacaría un artículo roto y maltratado sin razón alguna. Dijo sin compromiso: “Hermano mayor, ya que es un regalo, ¿por qué se lo quitas? ¿Qué se puede deducir de muchas cosas si sólo miramos a las apariencias externas? Hay un refrán que dice que el exterior es buen jade, pero el interior está lleno de materiales podridos. Un exterior bonito puede no indicar un buen interior. En contraste, lo que parece modesto puede no ser algo pobre.”

Ye Dai estaba sorprendido. No pensó que este número cuatro, que por lo general nunca compitió por nada, no sólo no se llenaría de gratitud por su “ayuda”, sino que más bien le respondería.

SOTR – Capítulo 169

Capítulo 169: El Primer Príncipe que Invirtió Mucho

En medio del escenario, las cejas pintadas de Dan Fei se movieron levemente mientras sonreía. “Muy bien, primero, seguiremos las reglas usuales. Cada uno presentará sus regalos de cumpleaños y cuando todos los regalos hayan sido presentados, el Maestro elegirá personalmente tres y les otorgará los lugares. Aquellos a quienes se les concedan estos lugares pueden hacer preguntas al Maestro y buscar su guía. El primer lugar puede hacer dos preguntas. El segundo y el tercero pueden preguntar una vez. Estas son las reglas, ¿está todo el mundo claro?”

“Hermana Dan Fei, todos conocemos estas reglas.”

“Sí, hermana Dan Fei. ¡Empecemos con la presentación de los regalos! Esta vez, ¡voy a conseguir un lugar sin importar el costo!”

Parado detrás de Ye Rong, Jiang Chen miró las expresiones que anhelaban acción en medio de la fervorosa atmósfera, pensando que todo esto era un poco extraño.

Lógicamente hablando, para una persona tan erudita y de otro mundo como el tutor, ¿Por qué le interesarían los regalos de cumpleaños de estos jóvenes? Y ¿Listarlo como un segmento regular cada año?

No importaba cómo lo mirara, Jiang Chen no creía que el honorable Tutor fuera un hombre que anhelaba riquezas.

Pero si no era alguien que anhelaba riquezas, Jiang Chen tampoco entendía por qué daba tanta importancia a este segmento.

Jiang Chen no pudo evitar echar una mirada curiosa y sorprendida al Tutor. Los ojos de Ye Chonglou estaban medio tapados, él había hecho oídos sordos a la atmósfera desordenada.

En el instante en que Jiang Chen miró hacia allí, los párpados del Tutor se alzaron repentinamente y su significativa mirada se encontró con la de Jiang Chen.

Jiang Chen sonrió incómodamente, como si fuera un mirón atrapado en el acto. Pero, no tenía dudas e inmediatamente apartó la mirada.

En la mesa principal, el Tutor parecía haber abierto descuidadamente sus ojos también, no persiguió a Jiang Chen con la mirada. La mirada en sus ojos era tranquila mientras cerraba lentamente los ojos de nuevo.

Jiang Chen no prestó atención a este pequeño interludio. Más bien, era Ye Chonglou, cuyo corazón estaba ligeramente revuelto. En privado, estaba un poco sorprendido. “¿El joven que está detrás de Ye Rong parece ser una cara nueva? ¿Se ha entrenado en algún arte de fuerza mental? Mis pasos del corazón pueden controlar hasta a los practicantes del reino espiritual, pero él es el único que no parecía estar afectado por mí.”

La fuerza del Tutor eran la cabeza y los hombros por encima de todos los demás, con un solo pensamiento, podía agarrar todo el espacio en un radio de diez li. Cuando caminaba con los pasos para alterar los ritmos del corazón en ese momento, estaba calculando mentalmente los latidos del corazón de los presentes, usando eso para definir el nivel de entrenamiento de los jóvenes presentes.

Incluyendo a Dan Fei, había 24 presentes, pero en realidad había capturado dos tipos de ritmos.

¡Había un pez que había escapado de la red!

Aunque Jiang Chen podía liberarse del control de los pasos del corazón del Tutor, no podía evitar ser identificado en la multitud.

El Maestro había estado un poco alegre al principio, pensando que el nivel de entrenamiento de un príncipe en particular había avanzado a pasos agigantados hasta el punto de que dicho príncipe podía luchar contra sus pasos del corazón.

Pero al final, descubrió que el pez que había escapado de la red no era un príncipe, ni siquiera era un practicante del Reino Espiritual. Era un hombre joven que nunca antes había visto.

A juzgar por su edad, este joven parecía ser aún más joven que algunos de los príncipes.

En el momento en que la mirada de Jiang Chen se movió en la dirección del Tutor, éste lo notó y se interesó espontáneamente en sondear a Jiang Chen.

Había acabado descubriendo que el pequeño que le echaba un vistazo no estaba sometido a la más mínima presión. Cuando sus ojos se cruzaron, él descuidadamente apartó su mirada.

‘Este pequeño es bastante interesante. ¿Qué casa tiene a ese joven maestro?’ La curiosidad creció en el corazón del Tutor Ye. Hacía mucho tiempo que no conocía a un joven tan interesante.

En realidad, celebraba un banquete de cumpleaños cada año porque quería poner a prueba a los jóvenes del reino y ver si había sorpresas.

Naturalmente, la llamada ofrenda de regalos no se debía naturalmente a que Ye Chonglou codiciara estos objetos, sino a que quería aprovechar esta oportunidad para inspeccionar el temperamento y los poderes de comprensión de las generaciones más jóvenes.

Sin embargo, todos ellos tenían la mentalidad de competir entre sí en la presentación de hermosos y fascinantes regalos, esperando obtener un favor con él.

No sabían que lo que él valoraba no eran estos objetos, sino el porte y la disposición que mostraban a través del segmento de los regalos.

Fue una pena que año tras año, los jóvenes presentes nunca entendieran sus intenciones.

En realidad, el Tutor ni siquiera miraba los artículos ofrecidos. Se los entregaba a Dan Fei para que los enviara al Palacio de la Miríada de Tesoros y los vendiera todos.

Dan Fei arregló en privado todos los fondos recaudados de la venta para ir a la caridad. Fueron donados a los pobres ciudadanos del reino que necesitaban ayuda, o eran utilizados para desarrollar a los practicantes pobres con potencial pero sin dinero o respaldo familiar.

Ninguno de los jóvenes presentes sabía nada de esto.

De pie detrás de Ye Rong, Jiang Chen también podría detectar débilmente el estado de ánimo nervioso de Ye Rong.

De hecho, Ye Rong estaba más que ansioso. Más exactamente, estaba nervioso por obtener un favor y se preocupaba de perder. Esta vez también había venido preparado.

Quería tomar la delantera en el segmento de ofrecer regalos y obtener el favor del honorable Tutor. Podía obtener la oportunidad de buscar conocimiento del propio honorable Tutor y obteniendo el favor y las buenas inclinaciones del honorable Tutor.

Pero, Ye Rong también era muy consciente de que aunque había hecho sus preparativos, los otros príncipes también lo habían hecho. Todos eran inteligentes y sabían que esta era la única buena oportunidad que venía cada año para ganarse el favor del Maestro. Nadie dejaría pasar esta oportunidad fácilmente.

“Honorable Tutor, su estudiante Ye Dai ha caminado a través de los dieciséis reinos para obtener un pergamino del ‘La Pintura del Dragón Amarillo Observando los Mares’. Se dice que si un practicante del Reino Espiritual estudia diligentemente este trabajo, será capaz de aumentar su fuerza mental, recibir inspiración, ¡e incluso usarlo para prolongar la vida! Se lo ofrezco al Tutor con la esperanza de que el honorable Tutor tenga muchos beneficios.”

“¿Qué? ¿La Pintura del Dragón Amarillo Observando los Mares? ¿Incluso los practicantes del reino espiritual pueden usarlo para aumentar su fuerza mental y prolongar su vida?”

“¿Este… el paso que el primer príncipe ha dado con esto es simplemente demasiado grande? ¿Qué más podemos sacar para competir con él ahora que ha lucido este tesoro?”

“Se acabó, parece que nadie más puede tener la oportunidad de ser el número uno entonces. ¡Maldita sea, maldita sea!”

En ese momento, el corazón de Ye Rong también se estremeció mientras su boca estaba llena de amargura. Todo tipo de pensamientos deprimentes surgieron al frente de su corazón. ‘¡Este Ye Dai! Definitivamente ha invertido mucho en esto. Acabó de destruir todo pensamiento de ganar el primer lugar.’

Ye Rong no estaba dispuesto a aceptar este acoso y no quería aceptarlo, pero también fue resignado. Como primer príncipe, el poder del lado materno de Ye Dai era el más fuerte entre todos los príncipes. La cantidad de recursos que había recibido desde que era pequeño también había sido la más grande.

La madre biológica de Ye Rong era sólo una concubina imperial normal, sin poder ni influencia. Aunque se había esforzado mucho desde que era pequeño, naturalmente se había quedado rezagado del primer príncipe Ye Dai en muchas áreas desde su nacimiento.

Y ahora, el segmento de la ofrenda de regalos una vez más ilustró plenamente las diferencias entre ellos.

Después de ofrecer tal regalo, Ye Dai estaba en buen estado de ánimo, ya que estaba en el centro de la zona con su cuerpo alto, observando las reacciones de los que le rodeaban y disfrutaba la sensación de ser admirado y envidiado por todos.

Siempre había perseguido la sensación de estar tan alejado de las masas y de la realidad, tanto que los otros sólo pudiesen mirar su espalda. Esto era también por lo que siempre había luchado.

Su objetivo era convertirse en Príncipe Heredero, heredar el trono y controlar todo el Reino de Skylaurel, ¡haciendo que todos se encogieran bajo sus pies!

¡Quien quiera que afectara su persecución de esta meta era una espina clavada en su costado!

Después de que Ye Dai le había ofrecido su tesoro, Ye Qiao, como segundo príncipe, naturalmente no pudo evidenciar su debilidad. Aunque su regalo también era bastante bueno, la diferencia era demasiado grande en comparación con la Pintura del Dragón Amarillo Observando los Mares. Estaba a punto de encontrar algunas cortesías para ocultar la timidez en su corazón cuando Ye Dai de repente extendió sus manos, “No tengas prisa, número dos. Mis seguidores siempre han admirado al Tutor y también han preparado sus regalos.”

“¿Qué? ¿Qué?”

¡Las expresiones en el rostro de los demás se volvieron algo poco feas!

No era que los seguidores no pudiesen dar un regalo, pero su participación siempre había sido opcional y voluntaria. Habitualmente seguían de cerca después de que los invitados formarles ofreciesen sus regalos.

Sin embargo, Ye Dai era ciertamente dominante. No había hablado antes o después, sino que esperó el preciso momento en que el segundo príncipe Ye Qiao estaba a punto de hablar. Hablar tan repentinamente era sin duda una bofetada deliberada en la cara.

Al mismo tiempo, estaba dando ejemplo a otros. Los seguidores del primer príncipe también han ofrecido regalos, ¡haz lo que quieras ahora!

Mis seguidores han dado regalos. ¿Puede ser que creas que eres más favorecido que el primer príncipe para no dar regalos?

Si los seguidores de estas personas no hubiesen preparado regalos, entonces representaría aún más lo minucioso que eran las consideraciones del primer príncipe. Incluso sus seguidores habían preparado regalos, ¡mira cuánto respetaba al honorable Tutor!

Desde esta perspectiva, también compensaría lo generoso, magnánimo y reflexivo que era el primer príncipe, así como lo bien que se comportó el primer príncipe.

La expresión de Ye Qiao se volvió fea después de sufrir un revés de Ye Dai, dio un paso atrás enfadado. Aunque era el segundo príncipe, pero no podía ser abiertamente hostil hacia Ye Dai en una ocasión como esta.

Como no podía estallar en una guerra abierta, sólo podía agarrarse la nariz y contener su ira.

Se podía ver que Ye Dai había hecho preparaciones exquisitas esta vez. Los cinco seguidores que había traído eran todos sus confidentes. Eran personas que Ye Dai había forjado su corazón en su deseo de elevarlos, serían sus futuros pilares de gobierno cuando tomara el trono en el futuro.

El hecho de que ofrecieran regalos era naturalmente para darles la oportunidad de exhibirse delante del Tutor y darse a conocer ante él, dejando una buena impresión.

Aunque Xin Wudao y Liu Can por lo general metieron las narices en el aire y dominaban más allá de lo que se podía creer, eran tan mansos como los ratones en este momento y usaban actitudes casi obsecuentes para ofrecer sus regalos preparados personalmente. También habían preparado un pequeño discurso para felicitarle por su cumpleaños.

El honorable Tutor sólo asintió levemente con la cabeza, sin mostrar tristeza ni alegría. No se le veía en la cara si estaba contento o disgustado.

Era tan poco comprometido que no parecía ser su banquete de cumpleaños.

Sin embargo, Ye Dai no estaba preocupado. Sabía que esta era la personalidad del honorable Tutor. A su edad, el dinero y las riquezas no lo harán feliz o infeliz. Lo que le importaba sería ciertamente la cara y el sentimiento de ser respetado por los demás.

Había que decir que la apuesta de Ye Dai se había hecho con gran resolución.

Después de eso, el regalo del segundo príncipe era un colgante de jade kirin que había sido tallado de manera extraordinariamente exquisita. El kirin era una representación auspiciosa de la longevidad. Además, puesto que este pedazo de jade era una pieza fina en el rango espiritual, tenía el efecto de calmar el corazón y la mente. Era un regalo de cumpleaños para los ancianos.

Excepto que, para cualquier otra persona, esto podría haber sido un regalo muy raro y valioso, pero el maestro honrado era el protector del rey de los espíritus del reino. Probablemente tenía al menos ochocientos de algo así en casa, si no mil.

Aunque los seguidores de Ye Qiao también habían preparado algunos regalos, ellos palidecían mucho en comparación con los que los seguidores de Ye Dai habían preparado.

El tercer príncipe Ye Zheng había enviado un ingrediente de medicina espiritual del rango de espiritual. Era bastante raro y estaba claro que el tercer príncipe había dedicado tiempo y esfuerzo en su búsqueda.

Este artículo era relativamente más atractivo que el colgante de jade del segundo príncipe.

Los seguidores del tercer príncipe también habían preparado algunos regalos como un gesto de respeto, pero su valor era más o menos el mismo que el de los seguidores del segundo príncipe Ye Qiao. Aunque eran cosas bonitas, pero no había nada terriblemente interesante en ellas.

La presión sobre Ye Rong era aún mayor ahora. Descubrió que había cometido un grave error. No era que no hubiera preparado ningún regalo, ¡sino que no había hecho que Jiang Chen y los demás prepararan regalos!

Ya fuese Jiang Chen, Tian Shao o Lin Qianli, Ye Rong no les había hecho preparar nada.

Esto se debía a que, de acuerdo con la tradición anterior, los regalos de los seguidores no se consideraban mucho en absoluto. Nadie haría un escándalo de esto.

Pero hoy, el primer príncipe Ye Dai había llamado a los seguidores con determinación. Este movimiento había sorprendido a Ye Rong.

 

SOTR – Capítulo 168

Capítulo 168: El Maestro Ye con el Aura Invencible

“Hermano menor Jiang, fuiste demasiado impulsivo.” Tian Shao suspiró cuando los hombres del primer príncipe se fueron. “No debiste haber aceptado la demostración.”

“Jiang Chen, Xin Wudao es uno de los diez generales de la Guardia Dragonteeth. Su entrenamiento es el más destacado entre los diez generales. Ha tenido muchos y maravillosos giros de fortuna en su camino en el dao marcial, ya ha irrumpió en el Reino Espiritual. Se encuentra entre los mejores expertos de la generación más joven de la capital.” Afirmó Ye Rong, preocupado. “Si hace un desafío más tarde, encontraré una excusa para rechazarlo. Diez años no es demasiado tarde para que un caballero vea su venganza.”

“¿Diez años?” Jiang Chen agitó la cabeza. “Un caballero no puede ser acobardado fácilmente. Aunque yo, Jiang Chen, no soy un caballero en particular, sé que las pérdidas no se pueden sufrir de la noche a la mañana. ¿Diez años por venganza? No puedo esperar tanto.”

“Hermano menor Jiang, esta es una trampa obvia que te han preparado y están esperando para que saltes en ella.” Tian Shao todavía quería persuadir a Jiang Chen de que dejara el reto.

“La distinción entre genios y mediocridad radica en que, aunque sabiendo muy bien que hay una trampa allí, los genios saltarían sin vacilar, mientras que la mediocridad se encogería y huiría. Jiang Chen, es tu elección si eres un genio o simplemente mediocre.” Lin Qianli, que había estado callado todo el tiempo, de repente habló.

“¿Oh? Hermano Lin, ¿qué elegirías si fueses tú?” Preguntó Jiang Chen de manera bastante significativa.

Lin Qianli dijo con orgullo:”Qué pregunta tan inútil.”

“Puedo responder a esta pregunta en su nombre.” El cuarto príncipe Ye Rong de repente abrió la boca. “Qianli es una persona extremadamente testaruda en su camino de dao marcial. Nunca deja una salida para sí mismo.”

“Ja, ja, no está mal, no está mal. Hasta el cuarto príncipe ha hablado. Lin Qianli, estoy empezando a admirarte un poco.”

Jiang Chen y los demás ya habían seguido al príncipe Ye Rong al patio interior mientras charlaban.

Aquí era donde el banquete de cumpleaños se celebraba realmente. Todo estaba ya preparado en el espacioso patio interior, sólo se esperaba que los jóvenes genios del Reino de Skylaurel tomaran asiento.

Todo había sido arreglado para un banquete de este nivel. Cuántas invitaciones por enviar, cuántos asientos para organizar, la disposición de asientos, todo había sido previamente arreglado.

Por lo tanto, la posibilidad de luchar por los asientos no existía.

Como hijo real, el rango de Ye Rong entre los príncipes era el número cuatro. Por lo tanto, su asiento arreglado era el más cercano al centro.

Las mesas de este banquete eran largas, rectangulares y se colocaban a ambos lados del patio.

La primera fila de asientos en ambos lados eran naturalmente los del primer príncipe Ye Dai y el segundo Ye Qiao.

Ye Rong había sido arreglado para sentarse en la segunda fila. El tercer príncipe Ye Zheng estaba en la mesa a la izquierda, Ye Rong estaba en la mesa a la derecha y se sentaban uno frente al otro.

Dan Fei se acercó a la mesa principal después de que todos se hubiesen sentado. Sus ojos de almendra escudriñaron el área y su piel era como un impecable jade blanco. Parecía encantadora y conmovedora.

Sus dientes perlados se mostraron levemente, Dan Fei sonrió: “Estoy muy contenta de que en este día, cada año, pueda a ver a los jóvenes genios de mi Reino Skylaurel reunirse bajo un mismo techo. Veo su crecimiento y sus cambios cada año, veo cómo se transforman de jóvenes verdes a hombres que pueden realizar tareas solos. El honrado Maestro se mantiene distante del mundo y desde hace mucho tiempo ha ignorado los asuntos de la vida humana. ¿Por qué desea celebrar su cumpleaños cada año? No porque al honrado Maestro le guste un bullicio animado, sino porque desea que en cada generación aparezca un talento de habilidad excepcional y que el alumno supere al maestro. Desea que los jóvenes del Reino de Skylaurel sean cada vez más fuertes en cada generación. El reino sólo tiene esperanza cuando los jóvenes son grandes y poderosos.”

Las palabras de Dan Fei eran sonoras y contundentes, pero aún conservaban un rastro de ternura suave y única. Hizo que los corazones de los jóvenes bajo la mesa principal palpitaran con emoción.

Los jóvenes presentes habían recibido más o menos la tutela del Tutor Ye. Excepto que, algunos de ellos eran menos afortunados y habían tenido menos oportunidades de recibir enseñanza. No eran como los príncipes de la familia real que podían recibir el entrenamiento personal del Tutor Ye todos los días.

Recibir la tutela del Tutor Ye era una gloria, era un objetivo preciado que todos estos jóvenes rogarían incluso en sus sueños. Había también otro punto clave, el cual era poder estar cerca de la Hermana Dan Fei. Era una mujer que llenaba la mente de los jóvenes con sueños y enviaba volar sus hormonas.

Mirando las reacciones de los jóvenes de abajo, Dan Fei sonrió levemente pero no dijo nada. Por muy lista que fuera, ¿cómo no iba a conocer los pensamientos de estos niños?

“Muy bien, todo el mundo silencio ahora, el honorable Tutor está llegando.”

Dan Fei se inclinó un poco y gritó respetuosamente: “Maestro.”

Un anciano de pelo blanco y barba blanca con una túnica suelta entró caminando. Un sentimiento como de un inmortal mitológico emanó de su frente, dando a los demás el sentimiento espiritual de alejarse del mundo mundano.

Este anciano era la figura protectora del Reino de Skylaurel, el Tutor Ye Chonglou.

El ritmo de Ye Chonglou no era rápido, pero cada paso suyo le daba a Jiang Chen la idea equivocada de que una gran montaña que se estaba moviendo.

Don… don… don… don… don…

En ese instante, el “Oído del Zephyr” de Jiang Chen realmente escuchó todo tipo de sonidos de tambores. La frecuencia de estos sonidos en realidad se estaba volviendo cada vez más y más rápida.

Obviamente esto no era ningún sonido de batería, era el sonido de los latidos del corazón.

Ye Chonglou, a cada paso, hizo que los latidos de los que le rodeaban se acelerasen en consecuencia.

“¡No está estimulando su aura a propósito y no está usando un fuerte poder espiritual para suprimir la escena! El Tutor Ye se limita a utilizar el ritmo de sus pasos para crear opresión y afectar los latidos del corazón de todos.” Jiang Chen se sorprendió vagamente. Originalmente no había pensado mucho en el Tutor Ye, pero de repente comprendió por qué todos en todo el Reino de Skylaurel veneraban a esta persona como un tótem.

Incluso el Chu Xinghan de ese día probablemente encontraría imposible no verse afectado por este anciano, mucho menos Liu Can y Xin Wudao, esos practicantes del reino espiritual de primer nivel.

En este momento, el “Corazón de Piedra” de Jiang Chen comenzó a mostrar su propósito. Calmó los diversos pensamientos en su corazón con un poco de esfuerzo y controló su mente, inmóvil como una montaña, como si fuera una roca.

Aunque los pasos del Tutor Ye parecían estar impregnados de algún tipo de magia, por muy fuertes que fuesen esos latidos del corazón, se esforzaría con todas sus fuerzas por ser tan inmóvil como una montaña.

Excepto que, bajo una influencia tan fuerte, era difícil para Jiang Chen ser tan inmóvil como una montaña.

Así como no pudo aguantar…

“Ja, ja, no está mal, no está mal. No nos conocemos desde hace un año, pero ustedes no han dejado de entrenar. Siéntense todos, no nos quedemos en ceremonia.”

“Estudiante Ye Dai saluda al Tutor Ye. Que el honorable Tutor viva una larga vida, con muchos felices regresos de este día a la eternidad, proteja para siempre las montañas y las aguas de mi Reino de Skylaurel y transmita su legado a través de los siglos.”

“Ye Qiao saluda al honorable Tutor. Que la felicidad del honrado maestro sea tan inmensa como el mar del este, la viva tanto como el monte Tai y permanezcas para siempre sin edad.”

“Ye Zheng, Ye Rong, Ye Hao… saluda al honorable Tutor.”

Los príncipes tomaron la iniciativa en salir y avanzar para hacer sus arcos y gestos.

Sólo entonces los hijos, discípulos de los otros nobles, hasta los duques se levantaron y respetuosamente hicieron sus saludos, ofreciendo palabras de bendición.

Mientras estas ceremonias fueron observadas, Ye Dai rompió el hielo y sonrió: “Hermana Dan Fei, ya es hora. ¿Debemos presentarle nuestros regalos al maestro?”

Dan Fei sonrió alegremente, “Ye Dai, estás tan ansioso. Parece que has preparado algo bonito este año y quieres salir ganando.”

“La hermana Dan Fei es la hermana Dan Fei, está bien, pudiste ver a través de mi pequeño truco.” Aunque Ye Dai poseía una manera sofisticada, era bastante educado delante de Dan Fei, trató con todas sus fuerzas de crear el papel de un hermano menor para sí mismo.

Él era muy consciente de que Dan Fei servía al lado del Tutor Ye, ella era la favorita del Tutor. Mientras que él adulara a Dan Fei, seguramente dejaría una buena impresión con el Tutor Ye también.

Tener a Dan Fei hablando unas pocas palabras buenas al Tutor Ye era algo que miles de oro encontraría difícil de comprar.

Dan Fei miró hacia atrás para echar una mirada de indagación a Ye Chonglou cuando vio las expresiones emocionantes de la gente joven que deseaba probar.

El amo no parecía tan entusiasmado y su interés estaba escondido entre sus cejas.

“Dan Fei, ven aquí”. Llamó con su mano.

Dan Fei caminó tranquilamente y puso su oreja hasta la boca del amo.

Sus labios se movieron un poco, parecía estar murmurando algo. Los ojos almendrados de Dan Fei parpadearon mientras bailaban sus cejas, luego asintió con la cabeza.

“Todos, el amo, ha dicho que se añadirá otro segmento antes de presentar los regalos en el banquete de cumpleaños de hoy. Todos, por favor estén mentalmente preparados. El segmento es que si alguien puede resolver este difícil problema, el amo les deberá un favor.”

“¿Qué?” Todos los nobles discípulos bajo la mesa principal quedaron conmocionados.

¿Quién era el honorable Tutor? Él era el monte Tai y la Estrella del Norte, el tótem sin edad del Reino de Skylaurel. ¡Un favor de él era definitivamente una medalla que era una exención absoluta de la muerte!

Ni siquiera sería una exageración decir que un favor del honorable Tutor era aún más útil que uno del propio rey.

Después de todo, el favor del rey sería indudablemente fama o riqueza. Los nobles descendientes presentes no eran pocos y estas cosas se podían ganar.

Sin embargo, el Tutor Ye era un personaje legendario. ¡Su favor superaría absolutamente la gloria mundana y el esplendor!

Incluso el corazón del primer príncipe Ye Dai se aceleró mientras la alegría florecía en su rostro. Había recibido un poco de inteligencia de antemano, así que había hecho los preparativos completos antes de las celebraciones de este año. Cuando escuchó las palabras de Dan Fei, ¡más o menos adivinó que los preparativos que había hecho eran el juego correcto!

En cuanto al cuarto príncipe Ye Rong, sintió vagamente que se le había pasado algo por alto cuando escuchó a Dan Fei decir que el Tutor tenía algo que le preocupaba últimamente.

Cuando escuchó las palabras de Dan Fei, ese sentimiento pensativo se profundizó. Entonces miró hacia el sentimiento de excitación que el primer príncipe no podía ocultar completamente entre sus cejas, sus sentimientos reflexivos se hicieron aún más fuertes.

“Esto es malo, Ye Dai debe haber recibido algún tipo de aviso previo esta vez y debe estar preparado para este asunto de antemano. ¡Debo haberme perdido algo! ¡Esta vez me van a atrapar con el pie equivocado!”

Ye Rong se arrepintió un poco, pero no quiso aceptar su pérdida al mismo tiempo. Sus conexiones en la capital aún tenían una brecha con el primer príncipe.

Era obvio sólo por este asunto. ¡Qué la inteligencia del primer príncipe podría llegar hasta el Tutor Ye!

“La Hermana Dan Fei me trata bien y definitivamente no estaría predispuesta hacia Ye Dai y le daría información en privado. La familia de la madre de Ye Dai tiene gran poder, amplias redes y muchas conexiones.” Ye Rong se sentía cada vez más y más estúpido a medida que lo pensaba.

Poner un pie mal significaba que todos sus pasos estaban mal.

¡Un favor del honorable Maestro era algo que ni siquiera su padre, el rey, podía obtener fácilmente!

Si el primer príncipe también se aprovechara de esa ventaja, sería como un tigre con alas. Habría recibido sutilmente el apoyo del honorable Tutor. Ye Dai ya tenía una ventaja en la lucha por el título de Príncipe Heredero, ¡su ímpetu como gobernante descendente sería aún más irresistible entonces!

Ye Rong estaba profundamente preocupado de corazón y también estaba orando en silencio, “Espero que incluso Ye Dai sea incapaz de resolver este problema. De lo contrario, si este favor cae sobre su cabeza, el resto de los príncipes no encontraremos ninguna base en la capital.”

 

SOTR – Capítulo 167

Capítulo 167: Encuentro sobre un camino estrecho, ojos ardiendo con odio

La persona que también había llegado llevaba los atavíos de un discípulo real. No era alto, pero llevaba una sensación de astucia en sus ojos. Cuando sus ojos miraron alrededor, había algunos rastros de aire violento.

“¿Tercer hermano, has llegado tan temprano?” La sonrisa en la cara de Ye Rong no vaciló cuando vio a esta persona y gritó en saludo.

“Cuanto antes mejor si se trata de ofrecer felicitaciones en el cumpleaños del honorable Tutor, ya que esto indica que posees más sinceridad. Número cuatro, ¿no siempre has dicho que el honorable Tutor te ha cuidado mucho? ¿Por qué has llegado tan tarde? ¿Es que afirmas con tus labios, pero niegas en tu corazón?”

Esta persona era el tercer hijo del actual rey, Ye Zheng. De todos los príncipes, su estatus era un poco más alto que el de Ye Rong, pero básicamente tampoco tenía esperanza de ser Príncipe Heredero.

Ye Zheng probablemente sabía que no tenía ninguna esperanza de ser príncipe heredero, por lo que estaba muy cerca del primer príncipe Ye Dai y era bastante proactivo en lamerle los pies.

”Tercer hermano, todavía te gusta bromear. Todos los hermanos nos hemos beneficiado enormemente de las atenciones del Tutor. ¿Cómo puede haber una diferencia en el peso de nuestra sinceridad?”

Ye Rong no quería involucrarse en una pelea con Ye Zheng por lo que simplemente se rió de todo corazón mientras dijo: ”Tercer hermano, voy a caminar alrededor y saludar a todos.”

Ye Zheng sonrió con aspereza, ”Número cuatro, yo estaba diciendo ahora que has estado manteniendo un perfil alto últimamente. ¿Quieres saludar a todos haciendo conexiones aquí y allá? ¿Tienes algo en mente?”

Esa fue una alusión e insinuación que implicaba oblicuamente que Ye Rong tenía la ambición de convertirse en príncipe heredero.

Ye Rong parecía bastante inocente mientras se reía irónicamente, ”Tercer hermano, todos somos jóvenes aquí y nos saludamos. ¿No es esa cortesía común? De lo contrario, la gente dirá que nosotros los discípulos reales no tenemos modales y mantenemos una elocuencia distante. ¿No sería eso tirar la cara de nuestra familia Ye?”

“¡Haha, bien dicho, bien dicho!” Una voz extremadamente magnética repentinamente resonó por detrás.

Ye Rong sabía quién era tan pronto lo oyó.

De hecho, una persona cuya tez era tan clara como el jade con ojos como estrellas brillantes y con un manto amarillo claro que compensaba su estatura alta salió de las montañas artificiales de al lado. Era imponente, recto y magnífico, dándole la sensación de estar lleno de talento.

“Hermano mayor, estás aquí también.” Ye Rong no quería interactuar con esta persona, pero como ya había aparecido, no había manera de que Ye Rong pudiera evitar lo inevitable.

La persona que había venido poseía un porte imponente y digno, se comportaba con una gracia sofisticada. Él era el primer príncipe, Ye Dai. Había cinco seguidores detrás de él, también ilustrando el trato especial dado al primer príncipe.

Ambos estaban aquí para asistir al banquete de cumpleaños de Ye Chonglou. Ye Dai era el primer príncipe y aunque él no había sido titulado como el príncipe heredero, solo él podría traer cinco seguidores con él.

Como el cuarto príncipe, Ye Rong tenía solamente tres ranuras.

Aunque era sólo una diferencia en los números, esto mostraba las diferencias entre los dos.

”Número cuatro, por lo que finalmente has llegado.”

”Primer hermano, ¿qué significa esto? ¿Podría ser posible que me estuvieras esperando?” Ye Rong deliberadamente fingió estar confundido.

“Tienes razón. Heh heh, te he estado esperando.” Ye Dai dijo con una leve sonrisa.

“He oído que usted tiene un seguidor llamado Jiang Chen. ¿Me pregunto si él ha venido hoy?” La mirada de Ye Dai no era complicada mientras lo barría aleatoriamente detrás de Ye Rong. Esa luz que despidió parecía como si hubiera mirado a varios troncos de madera en su lugar, mostrando completamente la actitud superior de su posición como primer príncipe sin retener nada en absoluto.

Ye Rong se sorprendió. Realmente había estado mentalmente preparado para las acciones punzantes de Ye Dai, pero no había pensado que Ye Dai sería tan directo.

”¿Hermano mayor Real, no parece bastante inapropiado causar una escena en una ocasión como la de hoy?” Aunque Ye Rong era cauteloso con Ye Dai, tampoco podía volver a caer en este momento.

“Haha, número cuatro, estás pensando demasiado, ¿no? ¿Causar una escena? ¿Qué puede causar una escena entre nosotros hermano? He oído que este Jiang Chen ha causado bastantes disturbios últimamente y quería ver por mí mismo qué clase de carácter asombroso tiene este joven del Reino del Este.”

Ye Dai estaba bastante a gusto mientras se reía. Era obvio que no sentía ninguna presión delante de Ye Rong, sus palabras y su risa denotaba que estaba seguro de sí mismo y no estaba preocupado.

También parecía disfrutar el temor que Ye Rong estaba proyectando al enfrentarse a él, como si estuviera enfrentando a un enemigo formidable.

En este momento, alguien gruñó siniestramente de detrás de Ye Dai, “Jiang Chen, el primer príncipe desea verte. Esto es una cosa maravillosa similar al signo auspicioso del humo verde que se levanta de las tumbas de tus antepasados ​​pero usted se esconde como una mujer joven, detrás del cuarto príncipe. ¿Qué, tienes miedo de conocer al primer príncipe?”

Esta voz tenía un tono áspero, lleno de una sensación de odio que se elevaba hasta los cielos. Era el vice general Lu Wuji. Esta vez no había caído muy bien y aunque no había sido degradado, su prestigio había sido más o menos golpeado dentro de la Guardia Dragonteeth. Añadir a eso el hecho de ser engañado entregándole una gran suma de dinero a Jiang Chen, su energía interna había sido gravemente herida. También había sido humillado por Jiang Chen. Su vientre estaba tan lleno de resentimiento y cólera que ni siquiera todas las aguas de tres ríos y cinco arroyos serían suficientes para lavar esas emociones.

“¿Impresentable?” Dijo Jiang Chen con una leve sonrisa. “Lu Wuji, tal vez debería decir esas palabras para ti mismo. Si yo fuera tú, me protegería en la concha de una tortuga para evitar salir en público y hacer el tonto. ¿Qué, no has perdido suficiente cara la última vez?”

La mirada de Lu Wuji estaba teñida de una luz violenta mientras decía viciosamente: “Jiang Chen, no seas tan orgulloso”

”Haha, ¿es necesario repetir este tipo de tonterías? ¿Por qué no puedo estar orgulloso? ¿Qué razón tengo para no ser orgulloso delante tuyo? Dame una razón, ¿eh?”

“Jiang Chen, animal, ¿te acuerdas de mí? Golpeaste a un discípulo de mi Palacio Norte hasta la muerte. Yo, Liu Can, resolveré este asunto contigo cuando salgamos de estas puertas. ¡Veamos si esta vez puedes escapar al valle de Qingyang!”

Otra persona saltó y empezó a amenazar malévolo. Esta persona era obviamente Liu Can del Palacio del Norte, el más fuerte entre los culpables que originalmente habían estado persiguiendo a Jiang Chen a la muerte.

”¿Tú, transexual? ¿Qué, has venido a pavonearte alrededor en orgullo y gloria en vez de ocultarte en tu Palacio Norte después de que el Viejo Fei no te golpeara hasta la muerte la última vez? ¿A quién planeas robar esta vez?”

¡Transexual! Ese era un término degradante que los plebeyos solían usar para llamar a los eunucos. Liu Can tenía características únicas, ya que tenía el cuerpo de un hombre, pero sus rasgos contenían algunos rastros de ternura femenina. Él parecía un eunuco.

Cuando escuchó a Jiang Chen llamarlo transexual, Liu Can se enojó mucho. Esa era la palabra era el mayor tabú para él. Era fuerte en el Palacio Norte, así que nadie se atrevía a hablar de él así a su espalda, mucho menos en su rostro.

¡Sin mencionar que en un momento tan breve, Jiang Chen lo había humillado frente a tantos otros!

”Jiang Chen, payaso de otro país, tú una criatura tan patética como un perro. ¿Cómo te atreves a actuar así en el Reino Skylaurel? Yo, Liu Can, ¡juro que te mataré!” Liu Can habló con los dientes apretados.

“Mm, ahora que lo mencionas, tu actual estado de furia frenética realmente te hace parecer un perro derrotado. Sin embargo, no le compararé con un perro, ya que es un insulto a los perros.” Jiang Chen sonrió ligeramente. En términos de combate verbal y en habilidades de lengua venenosa, Jiang Chen era absolutamente incomparable e inigualable.

No necesitaba hablar bruscamente ni decir de un lado a otro una maldición en la calle, jadeando para respirar airadamente.

Unas pocas palabras al azar fueron suficientes para arrancar las costras en las heridas del otro y maliciosamente tirar algo de sal en sus heridas.

Lu Wuji y Liu Can fueron derrotados después de algunas rondas.

Esto causó que un joven fríamente estricto junto a Lu Wuji estuviese bastante irritado. Dio un paso adelante y miró fijamente a Jiang Chen con una mirada fría y siniestra. “Jiang Chen, yo, Xin Wudao, estaba manejando un caso fuera y así se le permitió escapar del desastre. Si yo hubiera estado a cargo de tu caso, ya serías un esqueleto blanco en las Mazmorras Negras.”

“¿Y quién diablos eres tú? ¿Están ustedes tomando turnos en el anillo de batalla para intercambiar golpes verbales? Tienen mucho tiempo libre en sus manos.” Jiang Chen miró a los que estaban detrás del primer príncipe. “Primero, tengo que protestar. A tus seguidores les encanta agitar boca. ¿No vas a mantenerlos en la línea?”

Ye Dai sonrió precipitadamente, ”Este es un asunto privado entre todos ustedes. Ya sea yo o número cuatro, ninguno tiene autoridad para intervenir. Jiang Chen, he oído hablar de sus hazañas dentro del Reino del Este. Sin embargo, este es el Reino Skylaurel. Desde que eres forastero sin fundamento, usted debe mirar más claramente qué camino tomar.”

Esto sonó como una llamada a la paz, pero era realmente un intento por golpear a Jiang Chen con una clavija.

Jiang Chen soltó una carcajada. “Esto demuestra que el primer príncipe todavía no sabe lo suficiente de mí. Yo, Jiang Chen, siempre camino mi propio camino y dejo que otros sigan el suyo descalzos.”

“Jiang Chen, no seas arrogante.” Xin Wudao rugió. “Yo, Xin Wudao, soy el general de la séptima tropa de la Guardia de Dragonteeth. Te lo diré claramente, tienes problemas.”

“¿Oh? ¿Me estás amenazando?” Jiang Chen se burló con una sombra de sonrisa. El general de la séptima tropa de la Guardia de Dragonteeth, esto significaba que él era el superior de Lu Wuji. Lu Wuji era el vice general de la séptima tropa.

“¿Amenazándote? ¿Quién demonios eres tú para ser digno de que te amenace? Qiao Shan y Qiao Chuan son sus perros, ¿no? Se comportaron atrozmente en la capital y alteraron el orden de la capital. Ya han sido arrestados por mí. Jiang Chen, tuviste la suerte de escapar del desastre la última vez porque yo no estaba allí. Esta vez, empezaré con tus seguidores.”

La expresión de Jiang Chen se hizo más fría. Él ya sabía que algo le había sucedido a Qiao Shan y Qiao Chuan, resultando en que fueran arrestados por la Guardia Dragonteeth. Jiang Chen había estado esperando que se tratara de la Guardia Dragonteeth que hacía su trabajo habitual, pero por el tono de Xin Wudao, era bastante evidente que estaba utilizando su posición para resolver un asunto personal.

Viendo que Jiang Chen permanecía en silencio, Xin Wudao estaba aún más orgulloso. “¿Qué? ¿No eres arrogante? ¿No te gusta chuparle las medias a los tres grandes sitios? ¿Por qué no repites los acontecimientos pasados ​​para mí?”

Era obvio que algo así como los tres grandes sitios que lanzaban un ataque podía ser jugado una vez, pero definitivamente no iría bien si se usaba demasiadas veces.

Poderes como los tres grandes sitios no podían tomar ninguna decisión sin cuidado. Los había aprovechado bien la última vez, porque los otros buscaban su favor. También había utilizado astutamente las circunstancias de la situación para dar lugar a una escena en la que los tres grandes sitios estaban atacando a la Guardia Dragonteeth juntos.

Tal cosa sólo puede ocurrir una vez y no dos.

No habría ningún problema por el lado del Viejo de Fei y el Valle Qingyang, pero era imposible usar al Palacio de la Miríada de Tesoros y del lado del Palacio Sur.

Excepto que, si él jugaba la pieza del Viejo Fei de nuevo, era lo mismo que usar el mismo truco dos veces. Sea o no eficaz, al menos parecería cobarde y tímido.

Además, después de la conversación de la última vez, Jiang Chen también sabía que el Viejo Fei tenía sus cargas. El anciano Fei había sido marcado por los ancianos de la Secta Árbol Precioso y siempre había mantenido un perfil bajo.

Si él empujaba al Viejo Fei al frente cada vez que se topaba con algo, eso sería simplemente un poco demasiado cruel para él.

Jiang Chen desdeñó hacerlo y no quiso hacerlo.

“Jiang Chen, no digas que estoy aprovechando mi poder para intimidarte. Te daré una oportunidad. Habrá un segmento de combate marcial más tarde cuando celebremos el cumpleaños del honorable Tutor. Si puedes vencerme durante ese segmento, te devolveré inmediatamente esos dos perros.”

El tono de Xin Wudao era rápido y contundente, ya que era irritante y agresivo. Acompañado de la violencia en su mirada, formaron una presencia que exigía la sumisión de los demás.

Jiang Chen levantó un párpado ligeramente, ”¿Quieres decir eso?”

Xin Wudao se echó a reír, “Soy un alardeado general de la Guardia Dragonteeth.  ¿Cómo iba a jugar los trucos juveniles de primero prometer y luego negar?”

”Está bien, entonces se ha resuelto.” Dijo Jiang Chen de manera no comprometida.

También pudo ver que la fuerza de Xin Wudao ya había superado el nivel de Medio paso para el Reino Espiritual. Era un practicante verdaderamente dentro del primer nivel del reino espiritual.

Para su sorpresa de los cinco seguidores de Ye Dai, Jiang Chen descubrió, que tres de ellos eran practicantes del Reino Espiritual. Aparte de Xin Wudao y Liu Can del Palacio Norte, había otro hombre misterioso que vestía una túnica negra de cuerpo entero y una capa. Él era también un practicante del Reino Espiritual, su presencia en el Reino Espiritual era incluso más fuerte que la Liu Can y Xin Wudao.

Jiang Chen no tenía mucha confianza en enfrentarse con Xin Wudao o Liu Can, pero si querían que luchara contra el hombre misterioso, entonces tendría menos certeza de una victoria.
 

SOTR – Capítulo 166

Capítulo 166: El banquete de cumpleaños del Rey Espiritual Protector del Reino

El nombre de Ye Chonglou era como la existencia de un tótem dentro del Reino Skylaurel. Nadie, desde los ancianos de ochenta años hasta los niños pequeños, no había nadie que no estaría familiarizado con este nombre.

No tenía un título oficial impresionante ni una compleja red de seguidores y poder.

Para decirlo más claramente, él era sólo un anciano que no tenía nada que ver con el mundo. Una persona ociosa y desocupada que se ocupaba de observar las flores florecer y desvanecerse. Una persona que se escondía en la ciudad.

Sin embargo, cuando se mencionaba su nombre, todos desde el rey hasta los plebeyos serían exageradamente respetuosos.

Esto era porque este nombre era un monumento y un símbolo del Reino Skylaurel.

Todos los príncipes del Reino Skylaurel tenían que respetuosamente llamar a Ye Chonglou como, ‘Maestro’.

Incluso el actual rey, que era un príncipe de la última generación tenía que respetuosamente llamar a Ye Chonglou, ‘Maestro’ también.

Incluso la generación antes de la última y ​​la anterior…

Al menos cinco generaciones de la dinastía de la familia Ye tuvieron que respetuosamente llamar a Ye Chonglou ‘Maestro’.

Se podría decir que el Tutor Ye Chonglou había pasado su conocimiento generación tras generación de discípulos en la familia real. Nadie podía identificar claramente cuántas generaciones habían sido y nadie sabía cuán viejo era Ye Chonglou.

Generaciones de patrimonio y años de acumulación han dado lugar a la situación actual de Ye Chonglou. A pesar de que se mantenía a distancia de los asuntos mundanos, nadie tenía derecho a competir con él.

Ye Chonglou no tenía pasatiempos en particular. Sólo tenía un hábito, este era celebrar su cumpleaños.

Debido a su hábito, la familia real del Reino Skylaurel había construido especialmente una mansión para él.

Esta Mansión Tutor era utilizada sólo una vez al año para celebrar el banquete de cumpleaños del Tutor Ye.

Jiang Chen no nació ni se crió en el Reino Skylaurel, por lo tanto, no tenía ningún conocimiento directo del Tutor Ye. Por lo tanto, cuando vio al cuarto príncipe Ye Rong y los otros preparándose meticulosamente, él estaba un poco sorprendido.

“Hermano menor Jiang Chen, estás aquí. Ven, te presentaré.” Ye Rong gritó alegremente cuando vio a Jiang Chen. “Ustedes son viejos conocidos de Tian Shao. Él me acompañará para ofrecerle los regalos de cumpleaños al Tutor Ye esta vez también.”

Ye Rong señaló a otro joven con rasgos escultóricos junto a él, introduciendo, “Lin Qianli, discípulo principal del Palacio Sur del Cielo Azure. Sus edades son similares, por lo que pueden interactuar más.”

La expresión de Lin Qianli era remota mientras miraba a Jiang Chen y asentía ligeramente.

Cuando Jiang Chen lo vio actuando así, sabía que Lin Qianli era alguien con una personalidad arrogante, por lo que sonrió descuidadamente y fue aleatoriamente educado: “Hace mucho que espero conocerle.”

Si fuera alguien que se ocupara de bromas, por lo general diría algo educado en la respuesta también. Sin embargo, Lin Qianli sonrió débilmente: “Usted ha venido del Reino del Este hace apenas un mes y esta es la primera vez que nos estamos reuniendo. ¿Por qué esperabas conocerme?”

Jiang Chen se rió involuntariamente, había pensado que este Lin Qianli era un enigma naturalmente remoto, alguien que no le gustaba hablar. No había pensado que el otro sería tan agudo, parecería ser latentemente hostil.

“El gran nombre del Palacio Sur es ilustre y reconocido. Por supuesto, lo he admirado desde hace mucho tiempo.” Como este tipo iba a ser así, Jiang Chen no tenía interés en perder el tiempo hablando con él.

Ye Rong no había pensado que Lin Qianli de repente estaría tan intensamente entusiasmado y sonrió, “Qianli, no has conocido a Jiang Chen por mucho tiempo. Cuando interactúes más con él en el futuro, sabrás que el hermano menor Jiang Chen es absolutamente digno de tu amistad.”

“Jiang Chen, la personalidad de Qianli es así. Es frío por fuera y caliente por dentro. Sabrás como es cuando pases más tiempo con él.” Ye Rong alivió la situación.

Tian Shao también dijo con una sonrisa, “Sí, sí, las cosas de un tipo se unen y la gente de una mente cae en el mismo grupo. Los que no son los mismos no caminan juntos. Qianli, joven Chen, soy un poco mayor que los dos y tengo un buen ojo para la gente. Puedo prometer que ustedes dos se convertirán en buenos amigos después de pasar algún tiempo juntos.”

Lin Qianli sonrió apáticamente y se negó a comentar.

Jiang Chen encogió ligeramente los hombros y tampoco dijo nada. No era el tipo que tenía que hacer amigos con alguien, nunca pondría su rostro caliente con alguien de fondo frío.

”Está bien, ya es hora, vamos.”

Cualquiera podía ver que Ye Rong había hecho minuciosos preparativos para celebrar el cumpleaños de Tutor Ye. Su traje no era vistoso ni perdía el esplendor que correspondía al aire de un discípulo real. Parecía muy adecuado para la ocasión.

El estado de ánimo de Ye Rong era bastante alegre a lo largo del camino mientras charlaba y reía con Jiang Chen y el resto.

“Hermano menor Jiang, hay muchas ocasiones festivas en nuestro Reino Skylaurel, la feria del templo de la Torre de los Deseos, por ejemplo, la selección del Secta Árbol Precioso es otra. La celebración del banquete de cumpleaños del Tutor Ye es otra de esas.”

Tian Shao era bastante amistoso con Jiang Chen. Después de todo, habían pasado por muchas cosas juntos. Al final del día, la mitad de la razón por la que había podido ser promovido a vice general esta vez podría atribuírsele a Jiang Chen.

Por lo tanto, Tian Shao desempeñó el papel de guía turístico para Jiang Chen en el camino.

”El Tutor Ye es una persona indiferente a la fama y la riqueza. Celebra su cumpleaños todos los años y utiliza el banquete como una oportunidad para examinar a la generación más joven del Reino Skylaurel. Por lo tanto, los que reciben la invitación son todas las maravillas jóvenes del Reino que tienen menos de treinta años de edad. Por supuesto, todos los que reciben una invitación pueden traer un cierto número de invitados. No hay restricción de edad para los acompañantes.”

”Esta oportunidad es rara. Cualquier discípulo en el Reino Skylaurel sería honrado por recibir la invitación de Tutor Ye.”

“Hermano menor Jiang Chen, no se sienta demasiado mal en una ocasión como esta. La mentalidad de Tutor Ye es tal que ni se preocupa ni se altera por la opinión pública. Él tiene un ojo muy único en juzgar a la gente y asuntos. Cosas como el nacimiento y el estatus son todas solo nubes flotantes para él. Para él, no hay diferencia fundamental entre un príncipe y un plebeyo.”

Un anciano mayor que estaba en el pico de un Reino naturalmente no tendría ninguna postura distintiva. Jiang Chen no dudo de este punto.

“Supongo que la gente que el primer príncipe está trayendo esta vez será ofensivo contigo. Jiang Chen, debes estar mentalmente preparado.”

El problema de Jiang Chen con la Guardia Dragonteeth había causado tal furor, Lu Wuji se había hecho un ejemplo de una pulgada de su vida. Como la persona detrás de él, el primer príncipe seguramente sería marcado.

“Jiang Chen, no te preocupes tampoco. Incluso si el primer hermano tiene algunas ideas o pensamientos, no se atrevería a actuar demasiado atroz frente al Tutor Ye.” Ye Rong confortó a Jiang Chen cuando vio que el último no estaba hablando.

Jiang Chen sonrió débilmente: “Desde que hemos venido, vamos a quedarnos y disfrutarlo. No hay mucho de qué preocuparse.”

El patio de la Mansión Tutor, un lugar tranquilo y aislado dentro de la capital.

El grupo de cuatro llegó rápidamente a la entrada de la Mansión Tutor.

En ese momento, la entrada a la mansión Tutor estaba llena de  una actividad y ruido extraordinarios. Cualquier joven discípulo que hubiese recibido una invitación se limpió muy bien y vino a participar en el banquete.

Había una señora pequeña, exquisita, con un cuerpo esbelto y gracioso en la puerta. Ella llevaba maquillaje mínimo y una sonrisa recatada que no perdió el menor entusiasmo mientras saludaba a todos los invitados con una sonrisa.

“Jiang Chen, esa mujer se llama Dan Fei. Tutor la adoptó cuando era joven. Ella es la discípula del Tutor Ye en nombre, pero Tutor Ye realmente la trata como a una nieta y la besa bastante.”

Cuando Tian Shao introdujo a Dan Fei, bajó su voz lo más posible, obviamente temiendo a esta Dan Fei un poco.

Jiang Chen levantó la cabeza para mirar a Dan Fei cuando oyó a Tian Shao hablar así.

La chica era digna y adecuada con piel blanca, translúcida y cejas ligeramente pintadas. El sentimiento de una supermujer exudaba de sus gestos, dando a Jiang Chen la primera impresión de que esta mujer no era alguien con quien se podía jugar.

“El hermano menor Ye Rong saluda a la hermana Dan Fei.” La personalidad del cuarto príncipe Ye Rong era extrovertida mientras caminaba con una sonrisa de alguien que saluda a un viejo amigo, y esbozó un arco.

“¡Ye Rong, pequeño mono! Mm, pareces haber crecido un poco más en los meses que no te he visto.” La chica llamada Dan Fei tenía aproximadamente la misma edad que Gouyu por lo tanto, naturalmente era mucho más antigua que Ye Rong.

“¡La hermana Dan Fei, todavía me llama así en la ocasión de hoy está negando a su hermano menor mucho rostro!” Ye Rong deliberadamente parecía estar un poco deprimido, pero él era interiormente feliz.

Sabía que el preciado discípulo de Tutor Ye, Dan Fei, todavía tenía una impresión muy positiva de él.

Dan Fei rió ligeramente mientras su esbelto cuello se movía lentamente, revelando la piel blanca como la nieve en la nuca de su cuello y agregando algunos rastros más de encanto. Su punta del dedo ligeramente pastó sobre la nariz de Ye Rong, ella dijo, “¡Date prisa y entra! Sus hermanos mayores ya han llegado.”

Ye Rong se rió, ”Hermana Dan Fei, ¿está el Tutor con buena salud?”

“Sí, está en muy buena salud. Sin embargo, últimamente ha estado preocupado por algunos asuntos. Eh, eso es correcto, ¿no lo sabes ya?”

Dan Fei miró a los tres compañeros que Ye Rong había traído, sus ojos de almendra tenían algunos rastros de sorpresa en ellos cuando los barrió a través de Jiang Chen y los otros.

“¿Qué ha pasado?” Ye Rong se sorprendió cuando su corazón se hundió en ese momento, sintiendo que había perdido algo importante.

Dan Fei extendió sus manos, “Bien, entra primero. Vamos a charlar cuando tengamos una oportunidad más tarde. Necesito saludar a otras personas aquí.”

Ye Rong tenía una cara torcida, ”Está bien, hermana Dan Fei, dime si me necesitas más tarde. El Tutor ha sido tan bueno conmigo que debería por lo menos asumir algunas cargas por él.”

Dan Fei suspiró ligeramente pero no dijo nada.

Ye Rong conocía la personalidad de Dan Fei y encabezó adecuadamente a Jiang Chen y a los demás.

Después de pasar por la puerta, un amplio patio apareció a la vista. Era bastante grande y había sido diseñado según el estilo de un jardín. Era como un hermoso parque.

Había montañas artificiales, pabellones, agua corriente y puentes.

Los discípulos de élite del Reino que habían venido a participar en el banquete estaban todos agrupados en dos o tres, hablando y riendo. Todos ellos estaban en espíritu alto y vigoroso.

El Reino Skylaurel estaba entre los mejores de la alianza del dieciséis Reino. Los jóvenes discípulos de todo el Reino estaban impregnados de la confianza y el apoyo que se encontraba sólo dentro de un Reino fuerte.

A juzgar por esta perspectiva, su nivel general era mucho más alto que los nobles discípulos del Reino del Este.

De los nobles discípulos del anterior Reino del Este, dejando a un lado a Jiang Chen, los únicos con el derecho de entrar en una ocasión como esta probablemente serían el hermano y hermana de la familia Long.

El menor de los discípulos aquí sería mucho mejor que cualquiera de los otros discípulos de las llamadas cuatro grandes familias.

“El Reino Skylaurel no es fuerte sin razón.” Jiang Chen tuvo ese pensamiento directo con su corazón.

Puesto que él siguió en el séquito de Ye Rong, Jiang Chen naturalmente no suplantaría a su anfitrión. Él mantuvo un perfil bajo junto a Ye Rong y evitó problemas innecesarios al máximo.

La personalidad de Ye Rong era extrovertida, con algunos rastros de humor dentro de su jovialidad. Esto le causó tener algunas conexiones con los discípulos nobles del Reino.

Por lo tanto, muchos lo saludaron con una sonrisa dondequiera que fuese.

”Número cuatro, recuerdo que siempre has sido de muy bajo perfil. ¿Por qué siento que parecías haber cambiado tu estilo últimamente?”

Al igual que Ye Rong saluda conocidos, alguien salió de un jardín lateral y se acercó con un tono ligeramente burlón.