HJC – Capítulo 300-2

Capítulo 300-2 – El Conjunto Odio a la Tierra Sin Empuñadura Perfecto (2)

Zhou Weiqing inmediatamente comenzó a lanzar su ataque. Levantó su Martillo con ambas manos mientras cargaba hacia él sin hacer movimientos innecesarios.

¡Boom!

Una sombra oscura voló y el Dios Demonio reapareció al instante. Sin embargo, solo apareció por apenas un segundo antes de desaparecer en una nube de aire gris.

La sombra oscura que fue arrojada no era otra que Fen Tian. Estaba mirando a Zhou Weiqing con una mirada atónita. Sin embargo, Zhou Weiqing no podía ver la expresión de su rostro porque estaba completamente cubierto de negro.

La onceava pieza del Conjunto Odio a la Tierra Sin Empuñadura no solo multiplicó por dos el poder de Zhou Weiqing. En cambio, le dio un aumento de diez veces su poder original. En otras palabras, el poder que Zhou Weiqing poseía ahora era diez mil veces mayor en comparación con su poder original con la ayuda del Conjunto Odio a la Tierra Sin Empuñadura. ¡Ese era el poder multiplicado diez mil veces de un Dios celestial, para ser exactos!

Cualquier energía comenzaría a tener un cierto grado de mutación en el momento en que alcanzase su límite. Tal como decía el dicho, todos los caminos conducen a Roma. Anteriormente, Zhou Weiqing aplastó a Fen Tian con la ayuda de su fuerza bruta. Aunque no fue capaz de infligir lesiones a Fen Tian, al menos, no le permitió devorar por completo la energía del Dios Demonio.

El martillo fue nuevamente agitados. En el aire, una ilusión de cien metros de alto del martillo gigante se precipitó desde el cielo mientras se abría paso hacia Fen Tian.

Hubo otro destello de sombras, y Fen Tian desapareció de nuevo. De todos modos, Zhou Weiqing y Tian’er desaparecieron también.

Una luz reapareció. Sin previo aviso, la Espada de la Destrucción de Fen Tian resurgió justo en el punto en el que Zhou Weiqing y Tian’er se encontraban hace apenas un segundo. Los dos, por otro lado, reaparecieron en otro lado.

El poder que Zhou Weiqing utilizó era la Ley espacial. En cuanto al poder que Fen Tian estaba usando, bueno, no tenía ni idea.

El gigantesco martillo no se detuvo a pesar de la desaparición de Fen Tian. En cambio, se estrelló crudamente en el aire. Con un fuerte estruendo, el martillo abrió de golpe un agujero negro con un diámetro de mil metros. La energía era tan fuerte que causó que el cuerpo de Zhou Weiqing y Fen Tian temblase violentamente por un momento.

Los Martillos Duales volvieron a moverse. En un abrir y cerrar de ojos, la ilusión del gigantesco martillo en el aire de repente entró en un frenesí y comenzó a estrellarse en todas las direcciones sin dudarlo.

Ya fuese Zhou Weiqing o Fen Tian, e independientemente de cuán poderosas fueran sus bases de cultivo, no eran dioses reales después de todo. No podían acercarse al agujero negro en lo absoluto. Tal vez el agujero negro no podría devorarlos, pero aún podría afectar su fuerza en gran medida. En este momento, varias docenas de gigantescos agujeros negros surgieron repentinamente en el cielo, y bloqueó todas las rutas de los ataques de Fen Tian hacia Zhou Weiqing.

“¿De verdad crees que eso puede detenerme?” La voz desdeñosa de Fen Tian retumbó en el aire. Su figura negra se expandió una vez más. Con un chasquido, envolvió un agujero negro y lo hizo desaparecer sin dejar rastro en un abrir y cerrar de ojos.

Zhou Weiqing se quedó boquiabierto de asombro. ¿Cómo era eso posible? ¿Ha llegado su Energía de la Destrucción al punto en el que incluso podría devorar un agujero negro ahora? Incluso si él no tenía la última y más pura forma de la Energía de la Destrucción, parecía que casi estaba allí.

A pesar de que Zhou Weiqing estaba desconcertado, no podía quedarse quieto. Cuando la otra parte estaba devorando el agujero negro, los Martillos Duales retumbaron como rayos al instante.

Con un fuerte golpe, el gigantesco martillo junto con la aterradora energía del Conjunto Odio a la Tierra Sin Empuñadura estalló sin previo aviso y obligó a Fen Tian a volar de nuevo hacia atrás.

Sin embargo, a Fen Tian no pareció importarle ese ataque en lo absoluto. En un instante, cargó hacia adelante una vez más. Esta vez, su cuerpo se encogió repentinamente y se volvió extremadamente pequeño. El efecto de él devorando el agujero negro se hizo evidente. Una grieta comenzó a aparecer en los agujeros negros que originalmente protegían a Zhou Weiqing y Tian’er. En poco tiempo, Fen Tian repentinamente salió de ese agujero. La sombra negra de repente se agrandó y la Espada de la Destrucción cortó directamente hacia Zhou Weiqing.

Ninguna de sus técnicas podría ayudarlo ahora. Los Martillos Duales se lanzaron de nuevo hacia adelante. Esta era la primera vez que los dos chocaban directamente en contacto directo después de que levantaron sus bases de cultivo.

¡Wham!

Todo el cielo se oscureció por un momento. En cuestión de segundos, una figura negra voló hacia atrás y se estrelló contra un agujero negro. ¡Qué hombre sagaz era Zhou Weiqing! Antes de enviar su martillo, ya había calculado la posición. Fen Tian no era rival para él en lo que respecta al tema de la fuerza bruta.

Sin embargo, ¿podría el agujero negro infligir algún daño a Fen Tian?

Destrozado. Lo que se rompió fue el agujero negro en su lugar. El cuerpo de Fen Tian hizo añicos el agujero negro antes de que se convirtiese en manchas negras y se disipara lentamente en el aire.

Por el contrario, aunque Zhou Weiqing había logrado enviar a Fen Tian volando hacia atrás, no estaba completamente libre de complicaciones. Su cuerpo estaba densamente cubierto por una capa de luz negra, su Conjunto Odio a la Tierra Sin Empuñadura estaba brillando intensamente mientras su luz de color plateada parpadeaba en un frenesí. Era evidente que no tenía la ventaja en términos de atributos. Su Energía Santa apenas podía reprimir a Fen Tian.

Tan pronto como Fen Tian destrozó el agujero negro, su figura negra volvió a parpadear sin la necesidad de volver a orientarse. Esta vez, su impulso era aún más poderoso que antes.

¡Whoosh!

La luz de color plateada en el cuerpo de Zhou Weiqing de repente se encendió brillantemente mientras derretía con fuerza la luz negra que cubría su cuerpo. Al mismo tiempo, sus Martillos Duales se iluminaron con la brillantez de una nebulosa y la nebulosa en espiral apareció directamente en la cabeza del martillo. Resultó que realmente activó su Territorio Divino Astral directamente encima de él.

Todas las potencias Dios Celestial que estaban viendo la batalla quedaron atónitas con la boca abierta. Todos ellos poseían un Territorio Divino también, así que era natural que supiesen cómo funcionaba un Territorio Divino. También sabían que los Territorios Divinos eran más fáciles de controlar cuando eran más grandes. Aunque había un límite de cuánto podría crecer, no causaría ninguna presión sobre el cuerpo en lo absoluto. Sin embargo, era una historia diferente cuando el Territorio Divino se reducía. Reducir un Territorio Divino era como comprimirlo. No podían imaginar cómo uno podría reducir su Territorio Divino para hacerse tan pequeño como el tamaño de un martillo, como lo que Zhou Weiqing estaba haciendo en este momento.

En ese momento, Tian’er cambió su posición y se quedó parada a la espalda de Zhou Weiqing. Todo su ser estaba apretado contra él con ambos brazos alrededor de su cintura. Ella sin reservas infundió toda su Energía Santa en el cuerpo de Zhou Weiqing y fusionó completamente su Energía Santa en una sola.

El cielo se atenuó repentinamente sin previo aviso. Igual de rápido, una luz brillante destelló y esta vez, Fen Tian no fue enviado volando. En cambio, estaba firmemente pegado al martillo.

La luz de color plateada del Territorio Divino Astral envolvió por completo el cuerpo de color negro de Fen Tian. Innumerables estrellas aparecieron a su lado y comenzaron a colisionar incontrolablemente con la Energía de la Destrucción que irradiaba su cuerpo. Cada vez que hubo una colisión, se producía una oleada de energía que estaba llena de elementos de la destrucción y la creación. Se podía ver claramente que tanto los colores blanco y negro que salían de los cuerpos de Fen Tian y Zhou Weiqing se ralentizaban a una velocidad visible.

¿Era cierto que la Santa Energía de Zhou Weiqing no podía contener la Energía de la Destrucción de Fen Tian? Naturalmente, la respuesta era negativa. Los gemelos conocidos como creación y destrucción siempre se inhibirían mutuamente. Después de que Zhou Weiqing había logrado elevar su base de cultivación a la Etapa Dios Celestial, la pureza de su Energía Santa no era inferior a la de Fen Tian en lo absoluto.

Estaba esperando una oportunidad, esperando la ventana para que Fen Tian bajase la guardia. La razón por la que permitió que la Energía de la Destrucción se uniese a su cuerpo en la primera colisión era para que Fen Tian bajase la guardia y la oportunidad llegara en el momento siguiente.

Energía Santa combinada de Zhou Weiqing y Tian’er podrían no estar a la par con la Energía de la Destrucción de Fen Tian. Sin embargo, al menos, podría actuar como una restricción firme en Fen Tian en términos de sus atributos. Todas las debilidades que previamente mostró se desvanecieron sin ver. Incluso Tian’er que estaba abrazando a Zhou Weiqing con fuerza no pudo evitar soltar una débil sonrisa.

De hecho, desde el momento en que se resistió al ataque de Fen Tian, Zhou Weiqing ya había puesto la trampa en su lugar. La derrota anterior cuando sus atributos chocaron era simplemente una fachada.

Fen Tian, que estaba completamente envuelto en negro, gradualmente expuso su apariencia original. Sin embargo, lo que tomó por sorpresa a Zhou Weiqing fue que ni siquiera podía ver un atisbo de pánico en la cara de Fen Tian.

El plan de Zhou Weiqing era relativamente simple, eso era agotar. Iba a confiar en su Atributo Creación de la Energía Santa para agotar Fen Tian de su Atributo Destrucción. Él tenía plena fe en sus habilidades de auto-regeneración. Después de todo, con la presencia de su Territorio Divino Astral, y mientras las estrellas que se crearon durante la génesis aún estuviesen presentes en el cielo, su Energía Santa todavía se repondría. Por el contrario, Fen Tian ya no tenía ninguna otra potencia que poseyese la Energía de la Destrucción a su lado.

“¿De verdad crees que mi yo actual solo puede devorar el Atributo Destrucción?” Fen Tian se burló con frialdad. De repente, las ocho largas piernas detrás de él se extendieron hacia afuera. Casi al instante, un orbe negro se iluminó en la punta de cada pierna. Era como si ocho pequeños agujeros negros se hubiesen materializado de la nada.

Ocho luces brillantes se dispararon hacia adelante y se dirigieron directamente a la multitud que estaba observando la batalla.

‘¡MIERDA!’ Zhou Weiqing gritó en su corazón, pero todo fue demasiado tarde. Las primeras víctimas fueron ocho potencias del Palacio Extensión del Cielo. Los ocho Reyes Celestiales fueron directamente golpeados por las ocho luces negras. En el momento siguiente, ya se habían desvanecido en el lugar antes de que pudiesen soltar un grito. En el otro lado, la luz negra que disminuía en el cuerpo de Fen Tian de repente se volvió más brillante. Lo que más preocupaba a Zhou Weiqing ahora era que las luces negras en las ocho largas piernas habían comenzado a encenderse nuevamente.

Sin embargo, esta vez, las ocho luces no llegaron a la multitud. En cambio, apuntaban hacia los ocho agujeros que aún no se habían desvanecido completamente en el aire. Los ocho agujeros se atenuaron a la vez y en el momento siguiente, Zhou Weiqing sintió una Energía de la Destrucción que era poderosa más allá de la comparación que surgía del cuerpo de Fen Tian. Sus Martillos Duales ya no podían atar la Espada de la Destrucción a ellos.

Con un fuerte estruendo, Zhou Weiqing y Tian’er fueron enviados volando. La espeluznante Energía de la Destrucción se metamorfoseó en una gran boca devoradora y mordió brutalmente el cuerpo de Zhou Weiqing.

“Urghhh…” Zhou Weiqing escupió una bocanada de sangre fresca. La atroz Energía de la Destrucción estalló por completo desde el interior de su cuerpo. Incluso la luz del Conjunto Odio a la Tierra Sin Empuñadura en su cuerpo se atenuó.

‘¡Maldición!’

Nunca se le había pasado por la cabeza a Zhou Weiqing que el poder de Fen Tian en realidad podría elevarse a tal nivel después de haber tomado prestado su poder del Señor Infernal.

Fen Tian se burló. No se apresuró a perseguir a Zhou Weiqing. Simplemente levantó su mano derecha y levantó la Espada de la Destrucción. Una extraña voz que no era ni masculina ni femenina pudo escucharse de repente desde su cuerpo.

“¡Humildes humanos, qué atrevidos son ustedes que quieren destruir mis planes! ¡Deben estar locos! La guerra entre la humanidad ya comenzó. Qué sentimiento tan maravilloso es escuchar las almas tristes y esta sensación de Presagio del mal. El Fen Tian actual ya posee un tercio de mi poder. ¡No es algo que todos ustedes puedan vencer tan fácilmente! Todos ustedes morirán. ¡Cuando sea liberado de mis grilletes y descienda a la Tierra, ese será el final para todos ustedes humanos!”

_________________________________________________________________________

23 capítulos hasta el final de la novela, ¿quién entrará en los Libros de la Histora como el ultimo patrocinador de HJC?

HJC – Capítulo 300-1

Capítulo 300-1 – El Conjunto Odio a la Tierra Sin Empuñadura Perfecto (1)

Con un golpe, la Espada de la Destrucción se detuvo en el aire. El letrero se hizo añicos ruidosamente también. El Ángel Serafín parpadeó, y una gigantesca espada larga de color plateada apareció en su mano al instante. Una vez más, se estrelló contra la Espada de la Destrucción.

A pesar de que la espada del ángel tenía solo cien metros de largo y palidecía significativamente en comparación con la Espada de la Destrucción, en realidad logró evitar que la gigantesca Espada de la Destrucción volviese a atacar. Tal vez fue debido a la marca anterior que de alguna manera funcionó.

La luz violeta pasó por delante de los ojos de Fen Tian, ​​y las ocho largas piernas a su lado comenzaron a temblar. Al instante y sin previo aviso, ocho luces negras violáceas iluminaron la Espada de la Destrucción. La capa de luz de color plateada de la marca que envolvía la Espada de la Destrucción fue destrozada y se disipó de inmediato. Además, la luz de la Espada de la Destrucción de repente se volvió el doble de brillante.

¡Crack!

La espada del ángel se hizo añicos. Incluso el Ángel Serafín fue cortado en dos mitades en el aire por el corte de la Espada de la Destrucción. Su cuerpo gigantesco no desapareció de inmediato. En cambio, fue absorbido por la Espada de la Destrucción. Fue devorado y completamente convertido por la Energía de la Destrucción con una velocidad que era visible a simple vista.

El cuerpo de Tian’er se estremeció violentamente. La sangre se le escapó de la cara y se volvió pálida al instante. Una gota de sangre se podía ver goteando desde la esquina de su boca.

Ella tenía una gran expectativa de Fen Tian, ​​pero de alguna manera, el poder que Fen Tian acababa de demostrar era mucho más fuerte de lo que esperaba. De hecho, la actual Tian’er era mucho más fuerte que Zhou Weiqing, quien anteriormente peleaba con Fen Tian. A pesar del hecho de que ella era un Dios Celestial que poseía la Energía Santa y el apoyo del Núcleo Santo Divino, ella ya había resultado herida dos veces en el combate. La pureza de la Energía de la Destrucción de Fen Tian era mucho más pura que la de Tian’er que ya había alcanzado la Etapa Dios Celestial.

Después de que la Espada de la Destrucción destruyese al Ángel Serafín, se detuvo brevemente en el aire antes de que acelerara y cargase directamente hacia Tian’er. El objetivo de Fen Tian era muy directo. Incluso si no podía infligir ningún daño a Zhou Weiqing ahora, primero tenía que matar a Tian’er. La fuerza de la Energía Santa en Tian’er también podría convertirse en una amenaza para él. Si se le permitiese trabajar codo con codo con Zhou Weiqing, sería difícil saber quién sería el vencedor al final.

Incluso Shangguan Tianyang podía ver claramente que Zhou Weiqing estaba consolidando la onceava pieza de su Conjunto Legendario, Fen Tian naturalmente también podría ver eso. En ese momento, solo una palabra existía en su mente – ¡Destruir!

¡Whoosh!

Un círculo de luz de color plateado surgió del cuerpo de Tian’er. Una Imagen de una Habilidad Celestial que era una miniatura de Tian’er gradualmente tomó forma en su pecho. Ese era el Núcleo Santo Divino. Un rayo de luz sagrada brotó del pecho de Tian’er. Con un golpe, levantó poderosamente a la Espada de la Destrucción con toda su fuerza. Al mismo tiempo, la cara de Tian’er estaba completamente pálida mientras escupía una bocanada de sangre.

Cuando Xue AoTian, que estaba mirando la batalla desde lejos, vio que su hija estaba herida, inmediatamente se preocupó e intentó cargar hacia adelante. Sin embargo, fue agarrado por el Dios Celestial Seis Supremo Long Shiya antes de que tuviese la oportunidad de hacerlo.

“¡No vayan! ¡Esta batalla ya no está dentro del alcance de nuestros poderes! Si van, solo estarán cavando su propia tumba, y podrían arrastrar a sus hijas hacia abajo junto con ustedes. Va a ser el turno de Weiqing para lanzar un ataque pronto.”

La Espada de la Destrucción fue levantada una vez más. Fen Tian resopló con frialdad. En un abrir y cerrar de ojos, las ocho largas piernas detrás de Fen Tian emitieron una luz negra purpúrea una vez más. Esta vez, no era tan simple como una explosión directa. En cambio, la luz negra purpúrea se infundió continuamente en la Espada de la Destrucción. Poco a poco, la gigantesca Espada de la Destrucción de mil metros de largo se hizo transparente. La oleada de energía era tan perturbadora que comenzaron a aparecer múltiples grietas en el Territorio Divino de la Destrucción.

Tian’er parecía ser terriblemente pequeña y débil frente a la Espada de la Destrucción que se elevaba en el aire. Sin embargo, ella ni siquiera se inmutó o se encogió de hombros ante eso. El Núcleo Divino junto a su pecho irradiaba ondas y ondulaciones de intensos halos de color plateado. Sin importar el resultado, estaba decidida a soportar ese golpe. No permitiría que Fen Tian le hiciese daño a su hombre.

¡Whoosh!

La luz púrpura oscura y gruesa se expandió agresivamente en la Espada de la Destrucción como llamas. La gigantesca espada dobló instantáneamente su ancho y la inagotable sed de sangre y el aura de la destrucción se desplomaron como una montaña de un negro purpúreo que se dirigía hacia Tian’er.

Una mirada de desesperación se podía ver en los ojos de Tian’er. Fen Tian, ​​que había refinado su Energía de la Destrucción ya que se había fusionado con el Atributo Destrucción de tantos seguidores del Infierno Rojo Sangriento y el Valle de la Pasión, evidentemente se había vuelto más poderoso que antes. Su base de cultivo, sin lugar a dudas, había ido más allá del Nivel Máximo de la Etapa Dios Celestial. Incluso si aún no había alcanzado completamente la Etapa de Cambio Celestial, al menos ya tenía la mitad de su pie adentro.

La Energía Santa de Tian’er no era tan pura como la suya. Junto con el hecho de que había una gran brecha entre sus bases de cultivo, ¿cómo se suponía que iba a soportarlo en tales circunstancias?

Tian’er sabía que podría ayudar a Weiqing a bloquear ese golpe, pero que ya no podría verlo.

La gigantesca espada se precipitó desde el cielo, trayendo consigo el aura destructiva, la sed de sangre y un terror infinito. Era como si todo el Continente Sin Límites también fuese rebanado y destruido por ese único corte.

A pesar de eso, un cambio pudo verse de repente en los ojos de Fen Tian en este momento. Sin previo aviso, una luz gris se materializó frente a su espada que podría destrozar la tierra.

¡Ding!

Un sonido nítido resonó en el aire. A pesar de que no sonaba tan horrible como el estruendo anterior, con solo ese sonido fuerte y crujiente, todas las potencias que estaban levitando en el aire para ver la batalla de repente cayeron al suelo. Cayeron por casi mil metros antes de poder recuperar el control de sus cuerpos.

Era una espada larga y gris que parecía ser mucho más delgada que la Espada de la Destrucción. Tenía un cuerpo gris parecido a un cristal con una deslumbrante luz gris que irradiaba brillantemente desde su cuerpo. El aire a su alrededor era tan fino que parecía incluso más fino que la Espada de la Destrucción.

La espada no era larga. Parecía que tenía solo 1,5 metros de largo. Ante una espada tan gigantesca como la Espada de la Destrucción, parecía una mota de polvo. Sin embargo, fue exactamente esa mota de polvo la que bloqueó el camino de la Espada de la Destrucción.

La luz gris de la espada brilló, se extendió y se convirtió en mil metros de largo antes de que obstruyese a la Espada de la Destrucción abruptamente. Las dos espadas se detuvieron en el aire cuando entraron en contacto. Sin previo aviso, una figura gris se materializó silenciosamente en el aire.

Una figura que tenía cien metros de altura. Malvado pero guapo. Era el Dios Demonio.

Sin embargo, a diferencia del Dios Demonio que Zhou Weiqing había convocado antes, el Dios Demonio actual parecía más diabólico. Además, había otra figura que se podía ver detrás del Dios Demonio. Su mano estaba sosteniendo a Tian’er que previamente había caído en la desesperación.

Esa persona estaba completamente envuelta en una armadura blanca que solo podía describirse como de absoluta magnifica y deslumbrante. Todo el Conjunto  que era de color blanco parecía ser brillante y translúcido. La armadura parecía pesada, ya que cubría todo su cuerpo. Aparte de eso, parecía como si un dragón gigantesco estuviese constantemente nadando dentro de la armadura mientras las oleadas de luz de color plateada continuamente irradiaban de ella. Un grupo visible de nebulosas estaban girando continuamente a su espalda, y eso no era otro que el Territorio Divino Astral. Uno podría imaginar fácilmente cuán poderoso era el Conjunto Legendario con el Territorio Divino Astral incrustado en él.

Los brazos del conjunto eran notablemente gruesos, con dos martillos en ambas manos. Los martillos no eran particularmente grandes. Sin embargo, las dos luces que emanaban de ellos proyectaban sus imágenes en el cielo, creando dos martillos de energía gigantescas que tenían cien metros de largo. Parecían una Imagen de una Habilidad Celestial, pero ni siquiera el Territorio Divino de la Destrucción de Fen Tian podría acercarse a ese par de martillos.

Justo en el medio del pecho de la armadura había una pieza de piedra preciosa lechosa cristalina que tenía la forma de un ser humano. Luego de una inspección más cercana, ¿no era Zhou Weiqing quien estaba sentado con las piernas cruzadas allí?

Eso era correcto, Zhou Weiqing había completado su consolidación. Él había completado la última consolidación de su Conjunto Odio a la Tierra Sin Empuñadura. La onceava pieza del Conjunto Odio a la Tierra Sin Empuñadura ya no era de color dorado, sino un conjunto de los dioses blanco. Era un verdadero conjunto de los dioses. Aunque el Conjunto Infinito Sin Límites también estaba compuesto por once piezas, era significativamente inferior en comparación con el Conjunto Odio a la Tierra Sin Empuñadura.

Zhou Weiqing no solo invocó a la Ilusión del Dios Demonio, sino que se las arregló para fusionarse con ella. Permitió que la ilusión del Dios Demonio pusiese en juego un poder mucho mayor que antes, al punto que incluso la Espada del Dios Demonio fue convocada. Así como se magnificó el poder de Fen Tian, ​​también se pudieron ver cambios similares en Zhou Weiqing.

Inesperadamente, el cuerpo del Dios Demonio se volvió incorpóreo. En un santiamén, la espada del Dios Demonio se expandió en el aire y se volvió de cien metros antes de caer en la mano del Dios Demonio. Con un ligero movimiento de la espada larga, golpeó con fuerza la Espada de la Destrucción.

Zhou Weiqing, quien todavía estaba en el aire, tampoco estaba allí de brazos cruzados. Arrojó su martillo izquierdo en el aire y su martillo derecho golpeo hacia arriba. Los dos martillos chocaron entre sí y una rica e intensa energía de color plateada explotó en un instante. Sus Martillos Legendarios de la Fuerza Duales en realidad se fusionaron en uno y se convirtieron en un martillo gigante con un mango largo.

Ese gigantesco martillo con mango largo tenía tres metros de largo. El ancho de la parte plana del martillo tenía casi un metro de largo. Se podía ver indistintamente a un dragón gigante revoloteando sobre él mientras las caras sonriente y llorosa brillaban armoniosamente.

La mano derecha de Zhou Weiqing se aferró al gigantesco martillo mientras su mano izquierda se aferraba a la mano de Tian’er. En ese momento, Tian’er sintió que su espíritu se había fusionado en uno con el suyo.

“¡Tendrás que cruzar mi cadáver primero antes de que él te mate!” La voz de Zhou Weiqing resonó en los oídos de Tian’er sin una pizca de vacilación. Al momento siguiente, él también se colocó en el aire y se puso al lado del Dios Demonio de cien metros de altura.

Fen Tian no continuó lanzando su ataque. Mientras miraba a Zhou Weiqing y al Dios Demonio, sus ojos se volvieron más oscuros, “La onceava pieza de tu Conjunto Legendario. Zhou Weiqing, parece que tienes un montón de cartas de triunfo en la manga, ¿no? Sin embargo, ¡Son todas inútiles! ¿Y qué pasa si tienes al Dios Demonio? ¡Incluso si el verdadero Dios Demonio estuviese aquí, lo haría caer hoy!”

Cuando Fen Tian dijo eso, agitó su mano derecha. Sin previo aviso, la Espada de la Destrucción de mil metros de largo se encogió repentinamente y se transformó en una espada de cuatro pies de largo en su mano.

La Espada de la Destrucción que se convirtió en una espada de cuatro pies se convirtió de un profundo y sereno color negro. Zhou Weiqing no pudo describir la sensación que la espada le daba en lo absoluto. Además, todo el ser de Fen Tian ahora estaba envuelto en completa oscuridad, incluso su rostro ya no se podía ver con claridad.

En este momento, el Dios Demonio de repente hizo su movimiento. Él era una ilusión que era convocada por Zhou Weiqing. Es por eso que inmediatamente lanzó su ataque sin demora en el instante en que sintió que Zhou Weiqing estaba amenazado.

La Espada del Dios Demonio cortó hacia arriba por sí misma. La figura negra de Fen Tian se materializó de la nada en su camino. Incluso Zhou Weiqing, que había dominado la Ley Espacial, no sabía cómo Fen Tian pudo aparecer allí tan de repente.

¡Whoosh!

Esta vez, la situación dio un giro.

¡Ding!

Con un sonido nítido, la Espada del Dios Demonio se rompió en dos…

Bajo las horrorizadas expresiones de Zhou Weiqing y Tian’er, la poderosa Espada del Demonio Dios se dividió en dos.

De repente, Fen Tian aumentó de tamaño y se transformó en una boca gigantesca, completamente envuelta en negro, que devoró todo a la nada. Sin previo aviso, se tragó al Dios Demonio con su espada en un solo bocado.

_______________________________________________________________________

Dejaré algo en claro en este momento, HJC ya terminó en ingles y cualquier persona que haga el más minimo comentario sobre el, y haga el más minimo spoiler le voy a banear la ip, y no podrá entrar más a la página, guerra avisada no mata a soldado.

HJC – Capítulo 299-3

Capítulo 299-3 – Los Amantes vuelven al Polvo (3)

Una sonrisa amarga se dibujó en la cara de Xue AoTian, “Ni siquiera puedo proteger la Montaña Celestial de la Nieve. ¿Cuál es el punto que lleva el título de ser la persona más poderosa del mundo? A partir de hoy, la Montaña Celestial de la Nieve ha dejado de existir.”

“¡No!” Shangguan Tianyang miró directamente a los ojos de Xue AoTian, “Hermano Xue, lamento profundamente la catástrofe que cayó sobre la Montaña Celestial de la Nieve, pero independientemente de si fuiste tú o la Montaña Celestial de Nieve, este es un sacrificio que tuvieron que pagar por la supervivencia del continente. Antes de venir para el Gran Torneo, recibí noticias de que el Imperio Dan Dun había lanzado un ataque contra el Imperio ZhongTian. Es completamente concebible que si la batalla aquí falla, el todo el continente se hundirá en la miseria y el sufrimiento. Hermano Xue, mientras usted esté dispuesto a hacerlo, nosotros desde el Palacio Extensión del Cielo le podemos dar la mitad del área de la Isla Joya Celestial para que puedan reconstruir su gloria en un corto tiempo, le doy mi palabra de que nosotros, el Imperio ZhongTian, patrocinaremos toda la comida que el Imperio Wan Shou requiera durante los meses de invierno a partir de este día. Sin embargo, usted naturalmente tendrá que dar la orden de controlar la población de su país, hermano Xue.”

Después de escuchar las palabras de Shangguan Tianyang, Xue AoTian no pudo evitar sentirse tocado por su gesto, “Tianyang, ¿realmente lo dices en serio? No necesito a la Isla Joya Celestial, pero si puedes ayudar a resolver la hambruna del Imperio Wan Shou, puedes contar con nosotros para que hagamos nuestra parte en la lucha contra el Imperio Dan Dun. ¡Aoying, Yingbing, ustedes dos, vayan ahora! ¡Escojan a diez de los soldados más elitistas y salgan a ayudar al Imperio Zhongtian!”

“¡Sí señor!” Xue Aoying y Gu Yingbing respondieron respetuosamente mientras se volteaban para irse. Antes de irse, Gu Yingbing echó un vistazo deliberadamente a Zhou Weiqing, quien todavía estaba levitando en el cielo distante.

“¡Espera un minuto!” Shangguan Tianyang dijo apresuradamente, “¡No puedes irte así! Tianyue, ve con ellos. Escolta al Rey Tigre y al Rey León hasta la frontera. Me saltearé la formalidad de darte las gracias. Sin embargo, Hermano Xue, con todos los miembros de la Secta Inigualable presentes aquí como mis testigos, estoy seguro de que todos ustedes me han escuchado antes. ¡Definitivamente voy a honrar mis palabras!”

Una sonrisa que era difícil de encontrar apareció en la cara de Xue AoTian, mientras tomaba la iniciativa y extendía su mano derecha a Shangguan Tianyang. Con una sonrisa, este extendió su mano derecha antes de extender un firme apretón de manos a Xue AoTian.

Los dos señores de las dos grandes Tierras Santas que habían estado luchando entre sí durante toda su vida finalmente se habían reconciliado bajo tales circunstancias, para resolver la miseria y el sufrimiento en las regiones del norte del continente.

Después de advertir repetidamente a sus hijas que tuviesen cuidado, Shangguan Tianyue abandonó apresuradamente la escena con Xue Aoying y Gu Yingbing. En verdad, desde su punto de vista, en realidad no estaba dispuesto a irse en ese momento. Esta batalla aún no había terminado y lo que era más importante era si Zhou Weiqing sería capaz de derrotar a Fen Tian. Sin embargo, también entendió bastante bien que ni Shangguan Tianyang ni Xue AoTian estaban completamente seguros con respecto al resultado final de esta batalla. Encontrar una razón para dejar que los tres se fuesen a la vez era aferrarse a cualquier leña que pudiesen para la supervivencia de su propia Tierra Santa.

Justo cuando Shangguan Tianyue se fue, una luz de color plateada se extendió repentinamente desde Zhou Weiqing y el cuerpo de Tian’er.

“¡Está completo! ¡La Etapa Dios Celestial! ¡Ahora ambos son Dioses Celestiales!” Shangguan Tianyang casi vitoreó de alegría.

En verdad, tanto él como Xue AoTian no tenían grandes expectativas en esta batalla. Después de todo, la brecha entre Zhou Weiqing y Fen Tian era demasiado grande. No solo eso, Fen Tian había usado un período de tiempo muy largo para acumular su fuerza y ​​uno podría imaginar fácilmente la magnitud inmensa de su impulso en el poder. Sin embargo, las cosas parecían ser muy diferentes ahora.

Tian’er en realidad logró un avance a la Etapa Dios Celestial con Zhou Weiqing. De hecho, ¡ambos poseían la Energía Santa como su poder! Para colmo, ¡era la Energía Santa de la Creación! Con los dos uniendo fuerzas, ahora tenían una mayor posibilidad de ganar contra Fen Tian.

Lentamente abrió los ojos, Zhou Weiqing respiró en la emoción de tener un tipo completamente diferente de Energía Santa en su cuerpo, junto con el avance que acababa de experimentar. Una sonrisa lentamente se dibujó en su rostro.

En este momento, independientemente de si era él o Tian’er, ambos sentían que habían sido lavados de todo lo malo, dejando solo lo bueno. Ambas disposiciones también habían cambiado drásticamente.

Originalmente, todavía había un toque de maldad en el cuerpo de Zhou Weiqing, pero en este momento, parecía ser una persona noble con la mayor integridad en este mundo. Fácil, cálido, justo, amable, y todo tipo de rasgos positivos podrían encontrarse fácilmente en él ahora.

Era lo mismo para Tian’er también. Lo único era que la fluctuación de Energía Santa en su cuerpo era mucho más débil que la de Zhou Weiqing.

Un avance con Energía Santa siempre era diferente de la Energía Celestial. Con la ayuda de la Energía del Respaldo Astral, Zhou Weiqing y Tian’er se armonizaron perfectamente entre sí y lograron un gran avance para convertirse finalmente en Dioses Celestiales. En tan solo un corto período de tiempo, la base de cultivo de Zhou Weiqing fue inmediatamente elevada al Nivel Medio de la Etapa Dios Celestial, mientras que la de Tian’er estaba en el Nivel Inferior de la Etapa Dios Celestial. En cualquier caso, Zhou Weiqing fue la persona que primero inició un gran avance, pero la persona que más se benefició de él no era otra que Tian’er. Dentro de una corta duración, ella había dado un gran salto al cruzar varios cuellos de botella.

“Relájate, la gran sorpresa aún está por venir.” Dijo Long Shiya triunfante ante Shangguan Tianyang y Xue AoTian. Al ver a su amado discípulo convertirse en un Dios celestial y con una fuerza que le excedía con creces, uno podía imaginar fácilmente la creciente excitación y alegría que sentía el Dios Celestial Seis Supremo.

Xue AoTian y Shangguan Tianyang ni siquiera intentaron ocultar la envidia que sentían hacia Long Shiya. Después de mirarlo ferozmente, voltearon su mirada hacia Zhou Weiqing y esperaron el milagro que Long Shiya acababa de mencionar.

En ese momento, la mayor emoción que sentían era arrepentimiento. Cuando se encontraron por primera vez, o mejor dicho, llegaron a conocer a Zhou Weiqing, sin duda tuvieron la oportunidad de llevarlo a su Tierra Santa, pero desafortunadamente, no mostraron la suficiente sinceridad hacia él en ese momento.

Cuando Long Shiya estaba hablando, Zhou Weiqing ya había levantado gradualmente su mano derecha hasta que estuvo completamente sobre su cabeza. Lo que siguió luego fue el fuerte rugido de un dragón que estalló en su mano.

Una luz turquesa al instante se disparó y, sin previo aviso, se transformó en un gigantesco Dragón de Jade en el aire mientras giraba sobre la cabeza de Zhou Weiqing.

La luz dorada que se extendía en el aire de repente convergió y se precipitó en el cuerpo del Dragón de Jade de una manera frenética, tiñendo todo su cuerpo en blanco y dorado. Después de que el gigantesco dragón había completado su noveno círculo en el aire, cargó directamente hacia abajo al cuerpo de Zhou Weiqing.

En ese momento, para no afectar a Tian’er, Zhou Weiqing liberó su mano por un momento. Con un destello blanco, entró en el cuerpo del gigantesco dragón y una intensa luz de color plateada brotó de Zhou Weiqing.

“¿Q-qué es eso?” Aturdido, preguntó Xue AoTian.

Por otro lado, temblores se podían escuchar en la voz de Shangguan Tianyang, “¡E-Esa es la o-onceava pieza de su Conjunto Legendario! ¿E-En realidad tiene la onceava pieza de su Conjunto  Legendario? ¿C-Como es eso posible?”

Shangguan Tianyang tenía claro que la onceava pieza de Zhou Weiqing era totalmente diferente de la onceava pieza de su Conjunto Infinito Sin Límites. Solo un Dios Celestial puede hacer uso completo del poder del Conjunto Legendario. ¡Además, Zhou Weiqing mismo no era un Dios Celestial ordinario! Él era un Dios celestial que poseía la Energía Santa. Incluso si Shangguan Tianyang lograse un gran avance y se convirtiese en un Dios Celestial, aún no podría competir con el poder de ese Conjunto Legendario. En ese momento, el Conjunto Infinito Sin Límites que una vez fue clasificado como el mejor Conjunto Legendario ya había sido completamente destronado.

También fue en este momento que la bola de luz negro purpúreo en el otro lado comenzó a mostrar signos de cambio.

Las capas de la luz negra purpúrea comenzaron a agruparse hacia el centro y la enorme bola de luz se redujo gradualmente. La imagen del enorme cangrejo en el aire desapareció lentamente sin previo aviso.

Sin embargo, una fuerza apocalíptica se elevó hacia el cielo y empujó con fuerza la luz plateada circundante. La tiránica Energía de la Destrucción estalló con una fuerza que era muy devastadora para todos los presentes.

Cuando el Dios Demonio desapareció, el Dios de la Destrucción también desapareció sin dejar rastro. Una vez más, la figura de Fen Tian apareció justo frente a los ojos de todos, pero ahora, ya no era el mismo que era antes.

El Conjunto Legendario en su cuerpo se había convertido de un peculiar color púrpura oscuro. Sus brazos se habían vuelto excepcionalmente gruesos y cuatro patas articuladas parecían haber crecido desde ambos lados de su espalda, respectivamente, lo que le daba el aspecto de haber conseguido ocho patas de cangrejo de la nada.

Lo que era más aterrador era el arma en la mano de Fen Tian: una Espada Pesada. Sí, era una Espada Pesada, pero no la espada pesada de Fen Tian per se. En cambio, era la Espada Pesada del Dios de la Destrucción que abarcaba una longitud de más de mil metros.

La mejor pregunta era, ¿qué tipo de imagen sería ver a un hombre que apenas medía dos metros de alto, sosteniendo una espada pesada de mil metros de largo que deslumbraba con una luz violácea?

Parecía haber un agujero negro. No, más exactamente, un agujero morado detrás de Fen Tian. La periferia del círculo era de color púrpura oscuro, mientras que el centro estaba teñido de un extraño color verde oscuro. La luz constantemente pulsaba una y otra vez sobre ella. Con cada pulso, capas de rayos distorsionados se formarían a su alrededor, y devorarían locamente cada tipo de energía en el aire. Incluso la Energía Santa de color platino parecía tener su luz dorada parcialmente desgarrada y devorada, mientras que su luz blanca era repelida en su lugar.

“¡Zhou Weiqing!” Como el sonido del trueno, la voz de Fen Tian retumbó en el aire. Dos intensos rayos violáceos oscuros salieron de sus ojos. En un instante, la Espada de la Destrucción en su mano fue levantada y golpeó de nuevo, formando un brillante y deslumbrante arco en el aire mientras cargaba contra Zhou Weiqing, quien aún estaba flotando en el aire.

“Ah…” Un fuerte grito reverberó desde el cielo. Una peculiar luz dorada se estrelló contra Fen Tian con una velocidad que era imperceptible a simple vista. En ese momento, incluso con la base de cultivo de Fen Tian, ​​su cuerpo todavía fue aturdido por un momento y la velocidad con la que la Espada de la Destrucción descendía parecía haber disminuido también.

Esa luz dorada fue realmente disparada desde la frente de Tian’er. Incluso Fen Tian se vería afectado por ella, ya que poseía el Atributo Espiritual, tenía condensada su Energía Santa y también había logrado adquirir su Núcleo Santo.

Mientras señalaba su Bastón del Espíritu de Dios en lo alto hacia el cielo, una intensa luz de color plateada se transformó en un escudo de luz antes de entrar en contacto con el ataque de Fen Tian.

Un estruendoso sonido resonó en el aire cuando la creación chocó de frente con la destrucción.

La luz de color plateada brilló por todo el lugar mientras el escudo se rompía en pedazos. Aún así, la Espada de la Destrucción logró se bloqueada y no cayó sobre Zhou Weiqing.

Tian’er tomó un gran paso y en un instante, ya estaba a cien metros de distancia frente a Zhou Weiqing. Sus ojos estaban fijos en Fen Tian que todavía estaba en la distancia mientras círculos de halos dorados blancos irradiaban de su cuerpo.

El Bastón del Espíritu de Dios dibujó un círculo en el aire y lentamente, el Territorio Divino Astral comenzó a tomar forma sin ni siquiera un sonido. En un segundo, miles y miles de espléndidas estrellas doradas brotaron y se lanzaron hacia Fen Tian.

Fen Tian gruñó profundamente. Inmediatamente, el espacio detrás de él se convirtió de repente en un color negro violáceo mientras la espeluznante Energía de la Destrucción se transformaba en una capa de luz que se extendía a su alrededor. Todas las estrellas doradas que surgieron del Territorio Divino Astral a cien metros delante de él se convirtieron en nada y desaparecieron sin dejar rastro. Una vez más, la Espada de la Destrucción en su mano cortó una y otra vez. Sin embargo, su objetivo esta vez era Tian’er en su lugar.

“¡Divinidad, Sello!” Tian’er gritó con su encantadora voz. De repente, el Territorio Divino Astral en el cielo se transformó repentinamente en un gigantesco Ángel Serafin que levitaba en el aire. En un período de tiempo extremadamente corto, sus dos manos tejieron un signo misterioso y en un instante, ese sello fue disparado directamente a la Espada de la Destrucción.

HJC – Capítulo 299-2

Capítulo 299-2 – Los Amantes vuelven al polvo (2)

“Ruoyun, siempre has estado conmigo mientras caminábamos juntos por este camino… ¿Alguna vez te has arrepentido de tu decisión?” Una sensación de culpa fluyó de la mirada de Huang Xingyun, desde el principio hasta el final, fue su salvaje ambición la que guió todo lo demás.

“Tú y yo somos uno. ¿Por qué es necesario que me preguntes eso?” Yun Ruoyun se rió suavemente mientras ella se reía de una manera alegre similar a las nubes y el viento.

Huang Xingyun se rió, “Ruoyun, quiero besarte… ¿Estás bien?”

Yun Ruoyun se rió de nuevo y lentamente levantó la cabeza. Sus labios rojos se encontraron con los de él, mientras murmuraba, “Todavía recuerdo cómo te veías la primera vez que me besaste. Te amo, Xingyun”

“Yo también te amo.” Huang Xingyun bajó lentamente la cabeza, y lágrimas cristalinas salieron de los ojos del Señor de la Tierra Santa incontrolablemente. Sí, se arrepentía de todo esto; lamentó su tontería. Fue en este momento que de repente se dio cuenta. Comparado con su esposa, ¿qué más podía obtener de su poder y ambición salvaje?

Cuando las cuatro partes de sus labios se encontraron, sintieron la calidez y la respiración del otro una vez más, así como ese temblor involuntario al separarse el uno del otro.

BOOM.

Un rugido aterrador que hacia parecer que todo el continente estaba a punto de ser aplastado estaba acompañado por un halo distorsionado. Fue entonces cuando se desató la explosión en la cima de la Montaña Celestial de la Nieve.

Ese era el final de su ambición salvaje, pero también el final de una relación eterna al mismo tiempo. Tal vez, la ambición salvaje de Huang Xingyun y Yun Ruoyun causó la muerte de innumerables vidas, ya que fueron los demonios que afectaron a todo el Continente Sin Límites.

Sin embargo, eso no afectó su amor apasionado e inmutable; del tipo que solo la muerte tendría una parte. En ese aspecto, Zhou Weiqing solo se puso rojo de vergüenza cuando se comparaba con ellos.

El espacio que los rodeaba se distorsionó junto con toda la Montaña Celestial de la Nieve. Dentro de esa distorsión, el enorme pico de la montaña que se elevaba a miles de metros de altura se desintegró en silencio. No hubo explosión ni sonido después. El enorme pico de la montaña se desintegró gradualmente dentro de ese brillo distorsionado y se fundió en la nada.

Antes del breve momento de la explosión, todos y cada uno de los supervivientes que habían estado en la Montaña Celestial de la Nieve ya se encontraban a unos cincuenta kilómetros de distancia. Sin embargo, incluso así, aún podían sentir una tremenda oleada de una fuerza de empuje, empujándolos continuamente a otros cincuenta kilómetros de distancia.

Si no hubiese sido por la falta de voluntad de los esposos, la explosión espontánea de esas potencias Dios Celestial causaría al menos la pérdida de más de la mitad de las vidas de los potencias en el pico de la Montaña Celestial de la Nieve.

Amor sentimental – desaparecido. Sin embargo, de manera similar, alguien todavía se beneficiaba de tal situación.

Cuando Fen Tian estaba adorando al Señor Infernal, la función de su Territorio Divino Destructivo ya había cambiado. Limitaba y detenía a todos los que poseían Energía de la Destrucción. Debido a eso, la gente de la Montaña Celestial de la Nieve, el Palacio Extensión del Cielo y la Secta Inigualable pudieron escapar mientras que las personas del Valle de la Pasión y el Infierno Rojo Sangriento no pudieron irse.

El Dios de la Destrucción convocado por Fen Tian ya había hecho todo lo posible por enviar a esas dos potencias de las grandes Tierras Santas a los cielos durante el breve momento de su autodetonación. A pesar de eso, casi la mitad de las personas atrapadas en la aterradora explosión cayeron del cielo.

Aquella potencias que sobrevivieron fueron enviados al cielo por Fen Tian, y ​​serían destruidos naturalmente al fundirse en sus bolas de luz negro purpúreo. Por otro lado, aquellos que cayeron del cielo al pico de la montaña, y aquellos que perecieron en la Montaña Celestial de la Nieve, habían donado sus Núcleos Celestiales. En el cielo, ingresaban al Territorio Divino Astral y se transformaban en Energía del Respaldo Astral.

La Montaña Celestial de la Nieve desapareció. Sí, la Montaña Celestial de la Nieve que se elevaba a mil millas en los cielos desapareció en medio de esa impactante batalla en el cielo.

Con Xue AoTian al otro lado, tenía su corazón lleno de amargura en este punto. Cuando él presenció la aparición de tantas potencias Dios Celestial antes, ya había predicho la posibilidad de que tal situación sucediera. Sin embargo, ahora que él había sido testigo de cómo la Tierra Santa que había existido en el mundo durante miles de años se desvanecía ante sus ojos así como así, uno solo podía imaginar la agonía en su corazón.

En este punto de la batalla, se podría decir que la coalición de la Secta Inigualable, el Palacio Extensión del Cielo y la Montaña Celestial de la Nieve era el gran ganador. Incluso después de tomar en cuenta a la Montaña Celestial de la Nieve que sufrió la mayor pérdida en la cuenta, la pérdida de su gente todavía estaba dentro de un rango aceptable. Era solo que la Montaña Celestial de la Nieve dejaría de existir de aquí en adelante. Por otro lado, además de Fen Tian que estaba mejorando su Energía de la Destrucción salvajemente, todo el ejército en el lado del Infierno Rojo Sangriento y el Valle de la Pasión ya había sido aniquilado. Después de todo, ya habían enviado todas sus fuerzas principales para esta gran batalla. En este momento, también podría decirse que las dos Tierras Santas ya habían dejado de existir.

Entre los sobrevivientes, la única persona que se encontraba en agonía incluso más que Xue AoTian, era Fen Tian. Incluso después de haberse transformado en el Dios de la Destrucción, sus ojos se llenaron de un odio indescriptible mientras estaba envuelto en la bola de luz de un negro purpúreo.

Debido a que Yun Ruoyun y su esposa se detonaron por sí solos, solo el Dios Demonio y el Dios de la Destrucción permanecieron en el cielo sobre la Montaña Celestial de la Nieve en este momento. Estaban suspendidos en medio del cielo y no fueron influenciados por la explosión. En cambio, la luz que brillaba en sus cuerpos se hizo gradualmente más fuerte.

La hermosa luz de las estrellas que rodeaba el cuerpo de Zhou Weiqing estaba cambiando continuamente. Los colores iniciales plateado y dorado también pasaron por cambios graduales. La luz dorada de las estrellas desaparecía silenciosamente en el Respaldo Astral. Mientras tanto, solo un brillo de color plateado permanecía alrededor del cuerpo de Zhou Weiqing. Incluso el Territorio Divino Astral en el cielo se convirtió del mismo resplandor deslumbrante también.

La cantidad de Energía en el Respaldo Astral esta vez era realmente demasiado inmensa; el Respaldo Astral de una potencia Dios Celestial era incluso más intensa que todos los Respaldo Astrales que Zhou Weiqing usó en el pasado. Además, muchas potencias habían muerto durante la batalla. Además de la autodetonación de los Núcleos Celestiales de Huang Xingyun y su esposa, la mayoría de los Núcleos Celestiales de las potencias fallecidas estuvieron involucrados en ese Respaldo Astral.

Rayas aparecieron sobre la Energía de la Creación pura, la Energía Santa se fusionó con su cuerpo, sin embargo, Zhou Weiqing sintió una sensación inusual y peculiar. No era la sensación de expansión que sentía cuando estaba a punto de lograr un gran avance en el pasado. En ese momento, solo podía sentir un chorro de energía pura subir desde dentro de su cuerpo, mientras se elevaba lentamente. Fue un proceso maravilloso el alcanzar un nivel superior. Sentía como si se estuviese separando del mundo original y, posteriormente, pusiese un pie en otro.

La energía impura estaba siendo continuamente separada de su cuerpo, y las impurezas dentro de su Energía Santa también se estaban derritiendo a una velocidad incomparable. Rayas de diminutas fisuras espaciales aparecían continuamente alrededor del cuerpo de Zhou Weiqing.

Si eso fuese en el pasado, Zhou Weiqing ciertamente asumiría que se trataba de una ruptura espacial causada por una violenta fluctuación de energía. Sin embargo, no creía que ese fuese el caso en este momento. Podía sentir claramente que había un pequeño espacio dentro de cada lágrima, y ​​esos pequeños espacios fueron todos creados por la Energía Santa que emanaba de su cuerpo.

Una clara comprensión apareció en el corazón de Zhou Weiqing. Creación, Creación, ¿es esta la Energía de la Creación? En sus ojos, era como si pudiese alcanzar la eternidad. Innumerables grietas espaciales se formaron, y luego imágenes realistas continuamente pasaban por su mente.

El Dios Demonio se desmoronó sin hacer ruido. En el aire, solo quedó el cuerpo de Zhou Weiqing. Todo su cuerpo ahora había tomado completamente un color plateado. Sus diez dedos continuamente se movían de manera rítmica y cada vez que movía sus dedos, diminutas fisuras aparecían en sus palmas mientras lo acompañaban varios atributos. Entre ellos, los atributos que aparecieron más eran los Atributos Tiempo, Demoniaco, Divino y Espíritu.

Esos eran los Cuatro Atributos Santos del mundo en este momento, y se manifestaron alrededor del cuerpo de Zhou Weiqing. Cuando eso sucedió, las peculiares fluctuaciones de energía se volvieron más poderosas también.

Fue en ese momento que una fisura espacial apareció alrededor del cuerpo de Zhou Weiqing sin una señal. Una silueta femenina suave y con gracia dio un paso adelante mientras estiraba la palma de la mano y se aferraba a la mano de Zhou Weiqing. Junto a ella, había cuatro fluctuaciones de energía peculiares que brillaban de manera similar.

Era Tian’er.

La Energía Santa se formó inicialmente a partir del cultivo dual de Zhou Weiqing y Tian’er. Sin embargo, justo cuando Zhou Weiqing estaba a punto de entrar en otro reino, justo cuando estaba a punto de obtener una versión aún más pura de la Energía Santa, la Energía Santa sintió la presencia de Tian’er. Después de todo, fue creada conjuntamente por Zhou Weiqing y Tian’er. Sin Tian’er, ¿cómo podría completarse la Energía Santa de Zhou Weiqing?

Mientras Zhou Weiqing sostenía la mano de Tian’er, la rebosante Energía Santa en su cuerpo de repente se lanzó hacia adelante y envolvió el cuerpo de Tian’er. Lo que desconcertó aún más a Zhou Weiqing fue que la energía santa dentro del cuerpo de Tian’er que se volvió tan pura como la suya en un instante. La energía de los cuatro Atributos Santos alrededor de sus cuerpos se fusionó instantáneamente. En ese momento, parecían gemelos unidos, y ya no había una distinción entre uno y otro.

El halo de color plateado se hizo más y más intenso. El Territorio Divino Astral sobre sus cabezas también crecía continuamente. El Núcleo Santo Estrellado dentro de sus cuerpos comenzó a experimentar algunos cambios a medida que una capa tras otra del halo alrededor del Núcleo Santo Estrellado, fue despojado de él. Pronto, el Núcleo Santo original se transformó en una forma humana después de que las capas fueron despojadas de él. Sí, estaba en la forma de un humano. Una réplica humana que era la réplica exacta de Zhou Weiqing y Tian’er.

Todo su cuerpo era de color plateado, y dentro del pecho de Zhou Weiqing había una pequeña figura de un humano con la apariencia exacta de él mismo. Del mismo modo, estaba vivo; una vida que estaba completamente conectada con Zhou Weiqing. Una vida que era creada a partir de la Energía Santa.

Ese era el Nucleó Santo Divino. Esa era la evolución de la Energía Santa. El Núcleo Santo Divino que se desarrollaba a partir del Núcleo Santo.

En ese punto, el Núcleo Santo Divino había tomado forma por completo. Un deslumbrante brillo surgió de los cuerpos de Zhou Weiqing y Tian’er cuando la luz estelar que inicialmente rodeaba sus cuerpos desapareció. Ambos eran como dos enormes estrellas y el deslumbrante resplandor estalló de su interior. El grueso color plateado iluminó todo el cielo. El Territorio Divino Destructivo que inicialmente envolvía el área se disipó casi instantáneamente en el momento en que se encontró con ese brillo.

Solo una enorme bola de luz de color negro violáceo permaneció suspendida en el aire. Incluso entonces, la intensa bola de luz continuó ascendiendo, formando capas de intensos halos de energía.

Las potencias del Palacio Extensión del Cielo, la Secta Inigualable y el Palacio Extensión del Cielo ya habían regresado. Unos cientos de kilómetros no representarían ningún problema. Sin embargo, en ese momento exacto, nadie se atrevió a acercarse al área. Estaba claro que la batalla Zhou Weiqing y Fen Tian era significativamente más aterradora que la batalla en la que Huang Xingyun y su esposa estuvieron involucrados anteriormente.

En el terreno donde inicialmente se encontraba la Montaña Celestial de la Nieve, había una cueva misteriosamente profunda con un diámetro de más de trescientos metros. No había forma de saber qué tan profunda era la cueva, ya que se extendía hasta donde los ojos no podían ver, pero su profundidad era suficiente para enviar un escalofrío a cualquiera.

Xue AoTian, Shangguan Tianyang, Shangguan Tianyue, Long Shiya, Wu Yunyue, Dongfang Hanyue y también las almas gemelas de Zhou Weiqing se habían reunido; estaban presenciando la batalla ante sus ojos con ansiedad.

“No esperaba que ese muchacho emergiese como el más fuerte después de todo. Si es capaz de derrotar a Fen Tian en esta batalla… Hermano Xue, me temo que tu reputación como la mejor potencia del mundo tendrá que ser pasada a él.” Shangguan Tianyang exclamó con un suave suspiro.

HJC – Capítulo 299-1

Capítulo 299-1 – Los Amantes vuelven al polvo (1)

Zhou Weiqing frunció el ceño con severidad. “¿Cuánto puede aumentar de nivel?”

La Emperatriz Elfa respondió: “Si bien será imposible que la base de cultivación de Fen Tian alcance el nivel del Señor del Infierno, su Energía de la Destrucción seguramente se volverá más pura. Lo único que puede contener su Energía de la Destrucción es tu Energía Santa. Por lo que debes hacer que tu Energía Santa sea más pura que su Energía de la Destrucción. De lo contrario, nadie sería capaz de tratar con él. No te preocupes. Con mi ayuda, creo que seremos los ganadores definitivos.”

Después de escuchar a la Emperatriz Elfa, Zhou Weiqing se calmó un poco. Las luces destellaron y el Territorio Divino Astral apareció de nuevo, flotando sobre la cabeza del Dios Demonio. Bajo la brillante luz de las estrellas, el Dios Demonio que originalmente estaba lleno de un aura maligna parecía inesperadamente divino.

“¡Ah!” Una voz triste y estridente de repente vino del Dios de la Destrucción. En la luz negra purpúrea, el cuerpo del Dios de la Destrucción comenzó a retorcerse y de repente tembló violentamente.

Una gran mano apareció desde el vacío. Una explosión espeluznante de repente estalló en el aire.

¿Qué estaba haciendo Fen Tian?

Zhou Weiqing, quien se estaba preparando para una acción, se sorprendió. Lo que más le preocupaba era que Fen Tian lanzase un ataque contra la Secta Inigualable en su estado actual. Aquellos en la Secta Inigualable eran sus compañeros y seres queridos.

Sin embargo, las preocupaciones de Zhou Weiqing eran innecesarias. Diez figuras volaron hacia el cielo desde abajo, hacia la gran fuerza de succión. Sin embargo, no pertenecían a la Secta Inigualable, a la Montaña Celestial de la Nieve o al Palacio Extensión del Cielo. Eran potencias del Infierno Rojo Sangriento.

Entre los diez, cuatro eran inteligentes mientras que los otros seis solo tenían sus instintos de lucha con ellos. Mientras se elevaban hacia el cielo, había una capa de una luz púrpura oscura alrededor de sus cuerpos. Sin embargo, cuando se comparaban con el Dios de la Destrucción, la luz púrpura era mucho más clara.

¿Qué estaba haciendo Fen Tian?

Zhou Weiqing miró detenidamente y descubrió que las potencias del Infierno Rojo Sangriento que estaban elevándose en el aire también se sorprendieron. Obviamente, eso no era algo que Fen Tian preparase.

Al momento siguiente, Zhou Weiqing finalmente entendió el objetivo de Fen Tian.

¡Puff ¡Puff! ¡Puff! ¡Puff! ¡Puff! ¡Puff!… Un sonido peculiar se escuchó consecutivamente. Las potencias del Infierno Rojo Sangriento que se elevaban hacia el resplandor púrpura alrededor del Dios de la Destrucción explotaron en nubes de sangre. Cuando sus cuerpos explotaron, también lo hizo su Núcleo Celestial. Luego, formaron bolas de luz violáceas oscuras que se fusionaron con el enorme resplandor negro purpúreo. La asimilación de esas bolas de luz causó que el cuerpo del Dios de la Destrucción aparentemente se desvaneciera un poco. Solo su enorme palma continuaba boca abajo mientras absorbía la niebla.

Estaba absorbiendo a todas esas potencias que tienen el Atributo Destrucción en sí mismo. ¿Quién hubiese pensado que Fen Tian todavía podía realizar una maniobra tan maliciosa? No era de extrañar que esperase hasta ese momento para usarlo. Él solo haría eso cuando ya no tuviese alternativas. Después de absorber el Atributo Destrucción de esas potencias Dios Celestial, su fuerza ciertamente aumentaría inmensamente.

El cuerpo del Dios Demonio también brilló al mismo tiempo. Era exactamente como lo que la Emperatriz Elfa había dicho. Zhou Weiqing no podía esperar más. Si Fen Tian realmente completase su fusión, ¿quién podría detenerlo?

Una bola de luz, mezclada con plateado y colores dorados flotaba sobre el pecho del Dios Demonio. En la parte superior de su cabeza, el resplandor del Territorio Divino Astral de repente se hizo más rico y más fuerte. La nebulosa, formada por decenas de millones de rayos de luz estelar, giraba violentamente. El brillo llamativo iluminó claramente el cuerpo del Dios Demonio.

El Dios Demonio extendió sus manos e hizo un movimiento hacia abajo. Inmediatamente después, bolas de luz se elevaron desde abajo y volaron hacia el Dios Demonio.

La gente del Valle de la Pasión y el Infierno Rojo Sangriento estaba ahora confundida. En el cielo, Fen Tian continuó absorbiendo las potencias, y en poco tiempo, docenas de personas ya habían explotado en nubes ensangrentadas y desaparecieron en el vacío así como así. No murieron a manos de sus enemigos, sino a manos de uno de los suyos. ¿Cómo podrían no entrar en pánico? Entre ellos, los primeros en ser absorbidos eran los encargados de controlar a las potencias del Infierno Rojo Sangriento que habían perdido toda inteligencia, así como a las del Valle de la Pasión que estaban controlando a los antepasados. Sin embargo, las acciones del Dios de la Destrucción se asemejaban a las de un demonio avaricioso y aterrador que no tenía intención de detenerse en un corto plazo.

Originalmente, los dos lados estaban igualados en el campo de batalla. Esa situación inesperada causó una gran confusión entre Valle de la Pasión y el Infierno Rojo Sangriento.

¿Cómo se podría perder esa oportunidad Xue AoTian, Shangguan Xue’er, Dongfang Hanyue y los demás? Primero sondearon un poco, y después de descubrir que el poder de la acción del Dios de la Destrucción no tenía ningún efecto sobre ellos, inmediatamente lanzaron un contraataque completo. En poco tiempo, el Valle de la Pasión y el Infierno Rojo Sangriento sufrieron una aplastante derrota. Al principio, aún podían oponer resistencia. Cuando el Dios de la Destrucción continuó absorbiéndolos uno tras otro, finalmente fueron incapaces de aguantar más. Entonces, huyeron y se dispersaron en el cielo, tratando de escapar.

Sin embargo, habían olvidado que el pico de la Montaña Celestial de la Nieve ya había sido cubierto por el Territorio Divino Destructivo. Si Fen Tian no les permitiese partir, ¿podrían incluso irse?

Todo el campo de batalla se volvió caótico. Aunque el cielo estaba tranquilo, la crisis que podía ocurrir en cualquier momento era aún más aterradora.

A un lado, Fen Tian ​​se fusionaba constantemente con los subordinados que él había atraído hacia él. El Dios Demonio de Zhou Weiqing también estaba haciendo algo similar, pero sin ningún asesinato involucrado. En cambio, absorbía los Núcleos Celestiales y los liberaba en el Territorio Divino Astral. Sin duda, era el Respaldo Astral.

Antes de esto, Zhou Weiqing ya había matado a varias potencias enemigas. Una cantidad considerable de potencias murió en el campo de batalla. Fen Tian necesitaba absorber los cuerpos vivos, pero Zhou Weiqing solo necesitaba sus Núcleos Celestiales.

Durante un período de tiempo, el Dios Demonio y el Dios de la Destrucción se sumergieron en una pantalla de luz de diferentes colores. El brillo de la creación y de la destrucción brillaban en una sinfonía, enviando en un esplendor deslumbrante continuo al cielo

“¡Weiqing, atrapa!” El Dios Celestial Seis Supremo, Long Shiya, extendió su mano derecha. Un rayo de luz se disparó hacia arriba en el cielo. Él había matado a Shen Mo antes.

Antes de venir aquí, Zhou Weiqing dijo a sus potencias que, al matar a sus enemigos, tenían que tomar sus Núcleos Celestiales y dárselos lo antes posible. Ahora estaba en el Nivel Máximo de la Etapa Emperador Celestial. Sin embargo, incluso con su Energía Santa, irrumpir en la Etapa Dios celestial no sería fácil. Sin embargo, mientras pudiese obtener suficientes Núcleos Celestiales para su Respaldo Astral, la posibilidad de un avance definitivamente sería mucho mayor. La mayor ventaja que le había dado la Energía Santa era que no tendría que preocuparse por un posible rebote o que su base fuese insuficiente.

Cuando estaba confusión en la Montaña Celestial de la Nieve, mientras que Zhou Weiqing y Fen Tian estaban fortaleciendo sus cuerpos, hubo un estallido feroz de energía fluctuante en la Gran Formación.

Las nubes blancas desaparecieron casi al instante. Más de cien figuras fueron dispersadas por todo el cielo a una velocidad vertiginosa.

“Hermano Xue, vámonos. ¡Rápido!” La voz de Shangguan Tianyang estalló en el cielo. La fluctuación de energía que ya era muy intensa se extendió aún más debido a la dispersión de las nubes.

Huang Xingyun y Yun Ruoyun estaban silenciosamente de pie en la cima de la Montaña Celestial de la Nieve. Se tomaron de las manos, luciendo tranquilos. Sin embargo, un color púrpura brillante se extendió lentamente desde sus pechos.

Xu AoTian escuchó la voz de Shangguan Tianyang e inmediatamente giró la cabeza para echar un vistazo. En el momento en que los vio, no pudo evitar jadear de asombro. Luego agarró a Tian’er y escapó.

Se van a autodetonar’.

Eso era cierto. Huang Xingyun y Yun Ruoyun se autodetonaban. Ya no podían luchar contra la Gran Formación. Eso se debió a que habían sufrido heridas graves durante la colisión entre los Elfos y los dragones. No podían aguantar mucho más.

Arrastrando a Dongfang Hanyue, el Dragón Demonio Tenebroso escapó incluso más rápido que Xue AoTian. Salieron corriendo inmediatamente después de que la Gran Formación Expansión Celestial Infinita colapsase.

Shangguan Bing’er escapó mientras sostenía a sus dos hermanas, una en cada mano, mientras agitaba con todas sus fuerzas las Alas del Dios del Viento. Sorprendentemente, ella no era mucho más lenta que el Dragón Demonio Tenebroso.

En ese momento, las únicas personas que el Dios Celestial Seis Supremo, Long Shiya podían ayudar era a los miembros de la Secta Inigualable, ya que huyó rápidamente también muy lejos. Los peleadores de la Montaña Celestial de la Nieve fueron igualmente competentes. A menos que sus padres les dieran a luz sin sus dos piernas, corrieron tan rápido como pudieron.

Mientras todos se dispersaban como si hubiesen encontrado una plaga, la pareja se tomó de las manos en silencio mientras se giraban lentamente para mirarse mutuamente.

“Xingyun, ¿por qué estás haciendo esto?” Yun Ruoyun miró angustiosamente a su marido mientras acariciaba suavemente su rostro. Anteriormente, ella había tomado la iniciativa al elegir detonar su Núcleo Celestial para darle a su esposo la oportunidad de vivir.

“Estúpida. Hemos estado juntos durante casi cien años, ni una vez fuimos separados el uno del otro. No importa lo ambicioso que sea, no importa cuánto desee gobernar el mundo, sin ti a mi lado, ¿todas esas cosas incluso importan?” Huang Xingyun sostuvo la mano que acariciaba su rostro.

En ese momento, el Señor del Valle de la Pasión ya no tenía una mirada traicionera y cruel. En cambio, sus ojos estaban llenos de un afecto infinito por su esposa.

“Si no podemos vivir una vida gloriosa, ¡tendremos una muerte gloriosa! Ruoyun, al final del túnel, todavía estaremos juntos. Si hay una vida después de esa, eres la único con la que querré estar”

Yun Ruoyun lentamente cerró los ojos. Podía sentir claramente que ya no podía contener el Núcleo Celestial para que no explotase. Si fuese para matar al enemigo, no deberían detenerse aquí.

Sin embargo, en ese momento, sus corazones estaban llenos de renuencia. No eran reacios a separarse de sus vidas ni del mundo. En cambio, eran reacios a separarse el uno del otro. Querían una buena mirada del uno al otro por solo un momento más. Aunque habían estado allí por cerca de cien años, en este momento no podían tener suficiente el uno del otro. Solo querían poder imprimir el rostro de su ser querido dentro de sus corazones.

La Montaña Celestial de la Nieve estaba casi vacía. Todo el mundo había corrido muy lejos mientras Huang Xingyun y Yun Ruoyun luchaban por contener la energía que estaba a punto de explotar dentro de sus cuerpos.

Los dos solo se miraron cariñosamente. Era el final de su historia de amor, pero se podría decir que ese era probablemente el comienzo de un inicio completamente nuevo.

_________________________________________________________________________

Mañana termina la promoción de capítulos <3

HJC – Capítulo 298-3

Capítulo 298-3 – Inversión, la balanza de la victoria (3)

El Dios Demonio y el Dios de la Destrucción en el cielo parecían estar peleando en una batalla solitaria. Sin embargo, si el Infierno Rojo Sangriento y el Valle de la Pasión aún tenían alguna oportunidad, sería en la batalla entre Zhou Weiqing y Fen Tian.

Fen Tian tenía que vencer a Zhou Weiqing, y necesitaba derrotarlo antes de que la Emperatriz Elfa derrotase a los dos dragones. Solo entonces sería posible que esa batalla continuase.

Afortunadamente para el Infierno Rojo Sangriento y el Valle de la Pasión, su mayor ventaja eran los ancestros que revivieron, la mayoría de los cuales no eran conscientes de sí mismos. Por lo tanto, incluso después de que la guerra ya no estuviese a su favor, esas potencias seguirían luchando desesperadamente.

El Dios Demonio miró silenciosamente al Dios de la Destrucción. La voz de Zhou Weiqing sonó tranquilamente en el aire, “Fen Tian. Ríndete. Ya no tienes oportunidad.”

La fría voz de Fen Tian era feroz. “La victoria aún no es definitiva. ¿Cómo puedes estar tan seguro de que no tendré oportunidad? Zhou Weiqing, subestimas al Infierno Rojo de Sangre. Huang Xingyun puede haber sido basura. Sin embargo, yo, Fen Tian, ​​estoy destinado a convertirte en el maestro de este mundo.”

Zhou Weiqing preguntó: “Fen Tian. Pareces estar muy obsesionado con eso, incluso hasta el día de hoy. Nunca te pude entender. ¿El poder realmente es tan importante para ti? ¿No es tu vida lo suficientemente cómoda en las tierras bajo el Infierno Rojo Sangriento que gobierna como una Tierra Santa?

Fen Tian luego respondió: “Zhou Weiqing. Todavía eres joven y no lo entenderás. En este mundo, eres el que haces las reglas o el que las sigue. ¿Qué crees que es el Gran Torneo de las Tierras Santas? El ganador del Gran Torneo es esencialmente el gobernante de este mundo. ¿Por qué la tierra más fértil del continente pertenece al Imperio Zhongtian? Si no fuese porque el Palacio Extensión del Cielo ganó el campeonato en el Gran Torneo de las Tierras Santas sucesivamente varias veces, ¿Crees que los otros países estarían de acuerdo? Si el Palacio Extensión del Cielo pudo hacerlo, ¿por qué no puede hacerlo el Infierno Rojo Sangriento? El poder es un deseo. Un deseo supremo. El objetivo de mi vida es gobernar el mundo.”

Hubo un destello de luz en los ojos demoníacos del Dios Demonio. Zhou Weiqing no tuvo más remedio que decir: “En ese caso, no nos queda nada que decirnos. Determinemos el ganador en virtud de la fuerza. Ignorando el hecho de que no puedes vencerme, incluso si lo haces, el ganador final de la batalla de hoy no serás tú.”

El Dios de la Destrucción negó con la cabeza. “Zhou Weiqing, ya lo he dicho antes. Todavía me subestimas. No hubiese venido aquí hoy sin confianza absoluta. Me he estado preparando para este momento durante diez, ¡no, veinte años! La destrucción siempre será destrucción. ¿Cómo puede detenerme tu poder de la creación? Déjame mostrarte lo que realmente significa la verdadera destrucción.”

Mientras hablaba, el Dios de la Destrucción levantó lentamente los brazos. La espada pesada en su mano desapareció. Luego se tocó el corazón con ambas manos.

“¿Huh?” Por alguna razón, Zhou Weiqing de repente se sintió ansioso. Se volvió especialmente vigilante cuando miró a Fen Tian. Zhou Weiqing estaba realmente muy deprimido ahora. Originalmente, pensaba que su cultivación ya había alcanzado el Nivel Máximo de la Etapa Emperador Celestial. Solo debía estar a un minuto de la Etapa Dios Celestial, y debería haber sido capaz de usar la Espada del Dios Demonio. Sin embargo, ya lo había intentado varias veces antes. No podía desplegar la espada del Dios Demonio en lo absoluto.

Una vez usó la Espada del Dios Demonio para derrotar a la Emperatriz Elfa y a los doce Ancianos Elfos. Aunque no eran tan fuertes como lo eran ahora, ¡todavía era un Dios celestial junto con doce potencias Emperador Celestial en ese momento! Si Zhou Weiqing pudiese volver a usar la Espada del Dios Demonio, estaba setenta por ciento seguro de poder deshacerse de Fen Tian.

Un Qi gris se extendió desde el interior del cuerpo del Dios Demonio. Su pierna derecha dio un puntapié como un rayo, y un rayo de luz gris surgió, volando hacia el Dios de la Destrucción. Zhou Weiqing estaba probando el agua, ya que no sabía lo que iba a hacer Fen Tian en ese momento.

El Dios de la Destrucción vio que el ataque provenía del Dios Demonio. Sin embargo, la mirada en sus ojos no cambió en lo más mínimo. Era como si no viese los movimientos del Demonio Dios en lo absoluto.

Fue en ese momento cuando se iluminó el patrón del gran cangrejo negro en el pecho del Dios de la Destrucción. Cambió de negro a un color púrpura brillante. Un deslumbrante halo de luz púrpura se extendió.

Hummmm.

Una escena extraña sucedió. La hoja de luz fue expulsada por el Dios Demonio, y silenciosamente se convirtió en nada cuando llegó a unos cien metros del Dios de la Destrucción. Ni siquiera la onda de energía se mantuvo.

‘¿Qué pasó?’ Con la aguda percepción de Zhou Weiqing, inmediatamente descubrió que la energía del Dios de la Destrucción había experimentado cambios tremendos.

La Energía de la Destrucción originalmente poderosa se había concentrado. Era como si toda la Energía de la Destrucción hubiese sufrido un cambio completo. En cada espacio disponible, la Energía de la Destrucción vibraba a una velocidad aterradora. Eso lo hizo aún más poderoso. Además, la Energía de Destrucción ahora estaba increíblemente condensada, haciéndola sentir como si el Dios de la Destrucción se hubiese transformado por completo en un agujero negro.

Fen Tian ya estaba en el Nivel Máximo de la Etapa Dios Celestial. Pero el Dios de la Destrucción en el que se transformó aún está evolucionando. ¿Cómo lo hizo?‘ Zhou Weiqing estaba lleno de preguntas pero no podía esperar.

El Dios Demonio extendió sus brazos a ambos lados de su cuerpo. Todo su cuerpo se sacudió con fuerza. Numerosas bolas grises de luz salieron disparadas del cuerpo del Dios Demonio. Cada bola de luz gris contenía energía con múltiples atributos.

Ese era el Relámpago del Dios Demonio Oscuro. Sin embargo, no era el Relámpago del Dios Demonio Oscuro original. Cuando Zhou Weiqing convocó al Dios Demonio, hizo pleno uso de todos sus atributos. Él confió en la Formación de Luz Divina Seis Supremo para crear esa nueva versión del Relámpago del Dios Demonio Oscuro al fusionar los seis atributos juntos de una manera ordenada. Podría decirse que cualquiera de las bolas de luz podría congelar a una potencia Rey Celestial a un estado de shock, en absoluto asombro. Además, miles de ellas aparecieron al mismo tiempo. Su poder solo podía ser imaginado.

El terrorífico Relámpago del Dios Demonio Oscuro se disparó al cielo al instante. Luego se dirigió rápidamente hacia el Dios de la Destrucción. Pero Zhou Weiqing controlaba al Dios Demonio y permaneció inmóvil porque el Dios de la Destrucción que flotaba ante él continuaba dando a Zhou Weiqing un sentido de peligro. Parecía que un desastre le sobrevendría en el momento en que se acercase.

Esta vez, finalmente hubo un rugido. Era como si hubiese miles de relámpagos en el aire. El relámpago cayó y el cielo se volvió brillante. El tiempo, espacio, oscuridad, viento, relámpago y el Demoniaco crearon una melodía conmovedora, aunque destructiva.

Zhou Weiqing confiaba en que con semejante ataque, incluso una poderosa potencia Dios celestial regular sufriría un gran daño. Además, su objetivo actual era interrumpir lo que estaba haciendo Fen Tian.

La horrible fluctuación de energía distorsionó gravemente el espacio que los rodeaba. Zhou Weiqing ya no podía ver la aparición del Dios de la Destrucción claramente. Sorprendentemente, todavía era capaz de ver la brillante luz del cangrejo púrpura.

“Zhou Weiqing, es inútil. Ya que me obligaste a hacer esto, todos ustedes morirán. Aquí, hoy, ahora mismo. Excepto por mí, no quedaría nadie más vivo.”

La voz de Fen Tian parecía haber cambiado. Estaba llena de una profundidad inexplicable, como si se hubiese transformado en un abismo sin fondo.

La fluctuación violenta de energía se calmó gradualmente. El Dios de la Destrucción todavía flotaba en el cielo. Sin embargo, el cangrejo púrpura brillante que originalmente estaba impreso en su pecho había volado y flotaba ante Fen Tian.

El cuerpo del Dios Destrucción ya era lo suficientemente grande. Sin embargo, cuando esa brillante luz violeta se extendió, fue tres veces más grande que eso.

En ese momento, ya no mostraba una brillante luz púrpura. En cambio, el centro estaba oscuro como un agujero negro, rodeado por una brillante luz púrpura y brumosa.

Era la Energía de la Destrucción pura. Zhou Weiqing se puso pálido de sorpresa porque podía sentir claramente que la Energía de la Destrucción que emanaba de la silueta del gran cangrejo ya había superado a su Energía Santa Nebulosa en pureza. Eso significaba que esta era la primera vez desde que poseía la Energía Santa, que se encontró con una persona con una Energía de la Destrucción más pura que su Energía Santa.

¿Fen Tian todavía tiene algo así en la manga?

Fue en este momento que el Dios de la Destrucción hizo un movimiento que Zhou Weiqing no pudo entender. Se arrodilló en el aire, sobre ambas rodillas mientras enfrentaba y adoraba al gran cangrejo.

“Gran Señor. Por favor, dame fuerza.” La voz de Fen Tian reverberó en el aire. Al mismo tiempo, el resplandor púrpura envolvió el cuerpo del Dios de la Destrucción.

Zhou Weiqing quería atacar de nuevo pero, por desgracia, de repente escuchó la voz de la Emperatriz Elfa en su mente. “Es inútil. Ha aprovechado el poder del Infierno. Aunque no sé cómo lo hizo, la intensidad de la energía alrededor del cuerpo del Dios de la Destrucción ya es igual a la que encontrarías en el Infierno.”

Zhou Weiqing estaba horrorizado mientras preguntaba: “Entonces, ¿qué deberíamos hacer? El poder del Infierno probablemente no se limita al poder de un Dios celestial. ¿Cómo vamos a lidiar con eso?”

La Emperatriz Elfa dijo: “Ten la seguridad de que solo puede tomar prestada la energía del Infierno. Sin embargo, no puede controlar directamente la energía de los ataques. Es similar a ti, que eres capaz de crear la proyección del Dios Demonio, pero no usar el verdadero poder. Si no me equivoco, debería estar usando la energía del Infierno para mejorar su propia fuerza, y su base de cultivo ascenderá a una mayor altura pronto. En cuanto a cuánto podrá para mejorarse a sí mismo, no puedo determinarlo. Sin embargo, dado que él es solo un siervo del Infierno, será imposible que su cultivación sea capaz de compararse alguna vez con el Infierno. Además de eso, el Señor del Infierno es extremadamente codicioso debe haberle costado a Fen Tian un precio considerable para tomar su energía. Todo lo que podemos hacer ahora es esperar. Una vez que la capa externa de la energía del Infierno desaparezca, tu ataque se hará efectivo. Deberías cultivar rápidamente a la siguiente Etapa ahora, o no tendrás ninguna posibilidad en lo absoluto.”

__________________________________________________________________________

Baia Baia, el pequeño cucarachón se nos puso sentimental

HJC – Capítulo 298-2

Capítulo 298-2 – Inversión, la balanza de la victoria (2)

Zhou Weiqing se había enfrentado a esa técnica antes. Una vez fue utilizada por la Emperatriz Elfa después de haber despertado accidentalmente la Espada del Dios Demonio. Sin embargo, en comparación con ese momento, la energía liberada por la Diosa de la Naturaleza ahora era mucho más fuerte.

Con la Diosa de la Naturaleza como centro, apareció en el aire una bola enorme, cristalina y verde oscura que crecía rápidamente de tamaño. Era lo mismo que la bola de luz roja oscura hecha por los dos dragones en el otro lado. Una era roja, mientras que la otra era verde y ambas eran claramente visibles en el cielo.

La aterradora fluctuación de energía aplastó tanto el Territorio Divino de la Destrucción que la batalla entre el Dios de la Destrucción y el Dios Demonio en el otro lugar se ralentizó.

Las dos enormes bolas de luz se hincharon hasta casi un kilómetro de espesor en un abrir y cerrar de ojos. El rojo y el verde era una horrible combinación de colores. Sin embargo, era deslumbrante.

Debido a su enorme tamaño, se podían ver incluso desde el suelo. Un gran patrón apareció en cada una de las bolas a medida que se expandían en tamaño.

Lo que apareció en la bola de luz rojo oscuro era un patrón dorado y brillante en forma de dragón. No parecía un gran dragón. En cambio, parecía más como interminables y retorciéndose vasos sanguíneos dorados.

La bola de luz verde oscuro era diferente. También tenía un patrón, pero claramente parecía más texturado. Era como el jade, con patrones de vetas en forma de hojas. Tenía un Aura de la Vida espesa que dispersaba constantemente la Energía de la Destrucción circundante.

¡BOOM!

No fueron los dragones y los Elfos los que chocaron primero, sino el Dios Demonio y el Dios de la Destrucción en su lugar.

El Dios Demonio balanceó su pierna derecha. El Dios de la Destrucción colocó sus palmas juntas. Hubo un estruendoso rugido y ambos se retiraron, convirtiéndose en dos flujos de luz que destellaron a la distancia. Eran diferentes de las personas en el suelo. Esa energía violenta que colisionaba en el aire definitivamente afectaba a aquellos debajo de ellos.

No había necesidad de que esperaran al momento de la colisión. Las fluctuaciones de energía ya eran suficientes para aplastar al resto.

Fue en ese momento que las bolas de luz roja y verde se movieron, llevando consigo deslumbrantes estelas de fuego, mientras fluían como cometas y chocaban entre sí.

Los movimientos de las potencias que luchaban en el suelo en ambos lados también disminuyeron considerablemente. La escena en el cielo era tan impactante que todos lanzaron toda su Energía Celestial para defenderse.

Los peores eran los dos hermanos: Shangguan Tianyang y Tianyue.

“¡Como las lunas y las estrellas giran – Gran Formación Expansión Celestial Infinita!” Gritó Shangguan Tianyang. Todas las potencias del Palacio Extensión del Cielo usaron todo su poder.

La Gran Formación cambió de repente. Un gran remolino blanco surgió en el cielo. La aterradora fluctuación de energía causó que la Montaña Celestial de la Nieve se cubriese con una capa de brillo blanco.

Inmediatamente después de eso, una gran fuerza que salió corriendo, dos figuras salieron disparadas como meteoros que se elevaban hacia el cielo.

La pareja, Huang Xingyun y Yun Ruoyun, habían sido fuertemente presionados por la Gran Formación. Aunque siempre habían estado en una posición defensiva, habían estado consumiendo su Energía Celestial. Si bien el consumo no era tan significativo, la posibilidad de que pudiesen escapar se había reducido después de un tiempo.

Hace solo unos momentos, la Gran Formación originalmente moderada de repente comenzó a atacar violentamente. Obligó a la pareja a hacer todo lo posible para enfrentarse. Huang Xingyun estaba furioso. La pareja rompió con el máximo esfuerzo, tratando de aprovechar esa oportunidad para escapar.

También fue en ese momento cuando la Gran Formación Extensión Celestial Infinita había ejercido presión sobre ellos que repentinamente después, fueron arrojados hacia el cielo.

La sensación de liberarse de repente fue incomparablemente cómoda. En ese momento, Huang Xingyun y Yun Ruoyun estaban tan felices como las aves que se liberaban de sus jaulas.

Parece que no hay energía suficiente para sostener la Gran Formación. Ahora, veamos cómo voy a matarte. Ya he escapado. ¡Ahora soy libre de actuar!’

Justo cuando Huang Xingyun y su esposa se llenaron de alegría, preparándose para mostrar su poder y masacrar al Palacio Extensión del Cielo, de repente descubrieron la tragedia en la que se encontraban.

Para separarse de la Gran Formación, se esforzaron por ir más alto a medida que se elevaban en el aire. Su atención en ese momento todavía estaba en el torbellino de la Gran Formación debajo de ellos. Cuando se dieron cuenta de que algo andaba mal, levantaron la vista y vieron las bolas de luz verde y roja que casi cubrían todo el cielo.

Zhou Weiqing, que se había transformado en el Dios Demonio, tembló un poco en la distancia, y susurró en su corazón, ‘¿Quién me ha estado maldiciendo?’

La boca de Shangguan Tianyue se contrajo mientras reía ruidosamente. A su lado, Shangguan Tianyang pensaba para sí mismo: “Sigh… He estado con ese tonto de Zhou Weiqing, durante demasiado tiempo… He sido infectado.”

No se sabe qué tipo de reacción tendría si supiese que tanto su maestro como Shangguan Tianyang le echaban la culpa cada vez que hacían algo malicioso.

Las luces rojas y verdes finalmente colisionaron entre sí y estallaron con un resplandor incomparablemente aterrador. Era tan aterrador que las fluctuaciones de energía estallaron en todas las direcciones al mismo tiempo.

La bola verde mostró su superioridad cuando colisionaron. Solo brilló y se movió un poco hacia arriba, de modo que las consecuencias de la colisión no se estrellaron en la cima de la Montaña Celestial de la Nieve.

Sin embargo, ese ligero movimiento ascendente no fue algo afortunado para los ahora rápidos Huang Xingyun y Yun Ruoyun.

La capacidad de Shangguan Tianyang para aprovechar las oportunidades era realmente excelente. Cuando sus cuerpos alcanzaron el punto más alto, y las bolas rojas y verdes colisionaron, la pareja también estaba en el medio de la colisión.

Hubo un rugido incomparable que incluso se podía escuchar en toda la parte Continental del Continente Sin Límites. Un gran agujero negro apareció en el centro de la colisión en el cielo. El diámetro del agujero negro era de unos diez kilómetros de ancho, absorbiendo salvajemente toda la energía.

Huang Xingyun y su esposa eran como dos pájaros pequeños volando arriba antes de que fuesen aplastados por una palma. La velocidad a la que fueron azotados fue diez veces más rápido en comparación con cuando volaban hacia arriba. Los dos escupieron volúmenes de sangre antes de que pudiesen siquiera gritar.

A pesar de que eran potencias superiores de la Etapa Dios Celestial, habían gastado una gran cantidad de Energía Celestial en la Gran Formación Extensión Celestial Infinita. Además de eso, las potencias que chocaban en el cielo eran mucho más poderosas de lo que ellos eran. Incluso habían conservado su energía en ese momento oportuno. En el centro de la colisión, ¿cuán violenta sería la energía? Incluso el Dios de la Destrucción y el Dios Demonio habían escapado, por lo que la pareja recibió un golpe directo. Sería bastante peculiar si pudiesen escapar ilesos.

El torbellino blanco de la Gran Formación era como una gran boca que se burlaba de ellos mientras los tragaba enteros una vez más. Esta vez, la Gran Formación estaba totalmente desenfrenada. Incluso si el ataque era débil, todavía tenía el poder de 108 potencias de la Etapa Rey Celestial.

Si Huang Xingyun y su esposa hubiesen permanecido en la formación más temprano, lo habrían soportado durante mucho tiempo, pero ahora, después de haber sido duramente mutilados, ¿cuánto tiempo podrían aguantar?

Cuando Huang Xingyun y su esposa cayeron, dos enormes figuras volaron al mismo tiempo. Eran Hui Yao y Duo Si. Pero no habían volado muy lejos antes de que dos luces verdes saliesen disparadas, que luego los envolvieron y los empujaron hacia atrás.

La forma de la Diosa de la Naturaleza reapareció en el cielo. El enorme agujero negro que se cerraba lentamente sobre su cabeza parecía no tener ningún efecto sobre ella.

Un brillante resplandor verde rodeaba a la Emperatriz Elfa, haciéndola parecer aún más sagrada. Once Ancianos Elfos también aparecieron a su lado, de la nada. Conjuntamente crearon un Territorio Divino y aislaron el agujero negro en el cielo.

Los dos dragones todavía estaban luchando, pero su fuerza había disminuido. La Diosa de la Naturaleza los había detenido con la luz verde oscuro de su bastón. Obviamente, los dragones habían perdido la capacidad de resistirse a ella. La batalla entre los dos dragones y la Tribu Elfa había llegado a su fin.

No había pasado mucho tiempo desde el comienzo de la guerra. Sin embargo, la batalla fue extremadamente feroz. El equilibrio entre ambos lados cambia constantemente. En un momento, el Infierno Rojo Sangriento y el Valle de la Pasión tenían la ventaja. En el momento siguiente, sufrieron tres derrotas en los cinco campos de batalla.

Si solo Shen Mo hubiese perdido ante Long Shiya, la situación general no se vería muy afectada. Sin embargo, en este momento, los dragones habían perdido ante los elfos y los elfos ahora eran libres de revertir la situación. Además de eso, Huang Xingyun y su esposa, ambas potencias Dios Celestial, quedaron atrapados en la Gran Formación. Estaba claro que los ganadores de la batalla ya estaban decididos.

Cuando Fen Tian y Zhou Weiqing se retiraron el uno del otro, Zhou Weiqing todavía estaba lleno de esperanza. Fen Tian no esperaba que Hui Yao y Duo Si pudiesen vencer a la Emperatriz Elfa. Solo había esperado que ambas partes sufriesen pérdidas. Para él, la mayor amenaza eran los Elfos. Eso se debió a que su aparición era un factor totalmente desconocido para él.

Mientras se retiraba, Huang Xingyun y Yun Ruoyun fueron arrojados al aire. Incluso si Fen Tian quería rescatarlos, no podía hacerlo. Además, él tampoco era una persona desinteresada. Con una colisión tan aterradora, él también sufriría si se acercara mucho a ella.

Cuando la situación empeoró, los ojos de Fen Tian parecieron lucir más sombríos de lo que estaban antes.

El resultado de dos de los cinco campos de batalla ya se había decidido. Para él, no había suspenso ni amanecer para él.

La Emperatriz Elfa extendió su mano derecha. Luego voló muy lejos en la distancia con la escolta de los Ancianos Elfos. Aunque los dos dragones habían sido detenidos, no era fácil controlarlos por completo. Por lo tanto, ella no podía intervenir en la batalla de Zhou Weiqing por el momento, pero estaba claro que era solo cuestión de tiempo.

HJC – Capítulo 298-1

Capítulo 298-1 – Inversión, la balanza de la victoria (1)

El cuerpo de Shen Mo estaba suspendido en el aire mientras temblaba levemente. Había un toque de amargura en su rostro, y sus ojos parecían reacios; él sabía que había perdido. Había perdido tanto que perdió toda esperanza de recuperarse.

Long Shiya tenía razón. Había perdido toda la confianza, era descuidado y realmente había subestimado al Dios Celestial Seis Supremo.

Aunque el Atributo Destrucción era poderoso, no representaba todo. Long Shiya ya se había hecho un nombre y también poseía seis atributos. Él no habría sido fácil de tratar.

Cuando comenzó la segunda batalla entre los dos, Long Shiya estaba en desventaja. Sin embargo, eso era parte de su plan. Incluso los resultados de su primera batalla ya habían sido previstos por el Dios Celestial Seis Supremo.

Muchas potencias estaban presentes, pero no había muchas que se pudiesen comparar con Long Shiya en lo que respectaba a la experiencia de combate. El Dios Celestial Seis Supremo no provenía de ninguna Tierra Santa. Llegó a este punto con su propio esfuerzo. Las dificultades que sufrió solo podían ser imaginadas. Podría decirse que era porque había sobrevivido a incontables batallas de vida o muerte antes de llegar a la Etapa Emperador Celestial. Fue un logro que obtuvo arrastrándose desde el borde de la muerte en numerosas ocasiones. Esa era también una de las razones importantes por las cuales Xue AoTian siempre había admirado a Long Shiya.

Quizás la base de cultivo de Long Shiya no era la más fuerte. Sin embargo, él no cometería ningún error en el campo de batalla. Su siniestra naturaleza de burlarse de sí mismo estaba relacionada con Zhou Weiqing. Después de pasar mucho tiempo con su pequeño aprendiz, también aprendió algo de Zhou Weiqing. Por ejemplo, planificación.

Long Shiya y Shen Mo eran ambos potencias de la Etapa Dios Celestial. Sin embargo, en comparación con Long Shiya, a pesar de que Shen Mo tenía el Atributo Destrucción, su base era muy pobre. ¿Cuánto tiempo llevaba Long Shiya en el pináculo de la Etapa Emperador Celestial? Él había templado su Sentido Divino a una pureza incomparable hace mucho tiempo. Además de eso, necesitaba controlar constantemente sus diversos atributos en sus batallas. Aunque la primera batalla no había consumido mucho de su Sentido Divino, estaba lejos de ser tan poderoso como parecía. Incluso su cuerpo balanceándose en el aire fue intencionalmente hecho para confundir a Shen Mo.

Long Shiya había entendido algo desde hace mucho tiempo. Sabía que no sería él quien decidiría el resultado de la batalla de hoy. Sin embargo, él había establecido su propio objetivo: quería obtener una victoria personal. Ese objetivo se estableció en el momento en que apareció Shen Mo.

Más tarde, cuando él y Shen Mo regresaron a los campos de sus respectivos lados para recuperarse. Sin siquiera considerar la velocidad de recuperación de Long Shiya, Zhou Weiqing había enviado secretamente una corriente de Energía Santa al cuerpo de su maestro. Esto lo ayudó a recuperar su Sentido Divino.

Esa era la razón por la cual Long Shiya subió a luchar contra Shen Mo por segunda vez, su Sentido Divino ya se había recuperado por completo. Incluso si pelease tenazmente contra Shen Mo, las posibilidades de que ganar eran más altas. Sin embargo, si peleaba tenazmente, exactamente como pensaba que lo haría, ambas partes sufrirían. Long Shiya no tenía miedo de eso. Sin embargo, ¡la guerra no era solamente su única batalla! Tenía que mantener su cuerpo fuerte para poder ayudar a su aprendiz.

Por lo tanto, al comienzo de la segunda batalla, Long Shiya se desempeñó como esperaba Shen Mo. En realidad estaba ahorrando su energía y esperando una oportunidad.

Zhou Weiqing había estado enfrascado en una furiosa lucha en el cielo contra Fen Tian y había afectado la batalla aquí, dando lugar a la primera oportunidad. Sin embargo, Shen Mo no había bajado por completo su vigilancia en ese momento. Entonces, Long Shiya continuó esperando pacientemente. Fue su paciencia lo que eventualmente hizo que Shen Mo fuese menos vigilante. Cuando se presentó la segunda oportunidad, Long Shiya actuó.

El pequeño halo de seis colores no debía subestimarse. Long Shiya no escatimó esfuerzos en lanzar su mejor ataque, y ese podría incluso ser considerado el ataque más poderoso que haya usado alguna vez en su vida.

Los seis atributos formaron dos anillos de luz con diferentes proporciones. Cuando se fusionaron, el poder superaba en gran medida el Nivel Inferior de la Etapa Dios celestial. Más importante aún, Long Shiya había echado toda la Energía Santa que Zhou Weiqing le había dado para que Shen Mo no tuviese la posibilidad de regresar.

Con el poder combinado de la Energía Santa y el Dios Celestial Seis Supremo, el Atributo Destrucción de Shen Mo no pudo defenderse. El halo de seis colores lo golpeó en medio de su pecho, separando a Shen Mo de su Núcleo Celestia. Además de eso, destruyó todo en su cuerpo y lo convirtió en nada.

¡Puff!

Shen Mo arrojó sangre negra de su boca. Al mismo tiempo, un rayo de luz sangrienta golpeó dos veces desde su pecho. El halo de seis colores suplantó rápidamente el rayo de luz ensangrentada, y el Núcleo Celestial saltó directamente a la mano de Long Shiya.

Las pupilas de Shen Mo se dilataron gradualmente. Todo su cuerpo se sacudió violentamente en el aire antes de caer al suelo. Ni siquiera tuvo la oportunidad de hacerse estallar. Sin embargo, no importaba lo poco dispuesto que estuviese, los hechos no podían ser cambiados. Su cadáver se había convertido en ceniza, desapareciendo incluso antes de que llegase al suelo. Sin la defensa del Núcleo Celestial, su cuerpo era propenso al ataque de los seis atributos.

En el aire, Long Shiya jadeó mientras respiraba profundamente. Había pagado un precio tremendo por su mejor ataque. Por lo menos, por el momento, no podía usar la fuerza de una potencia Dios Celestial.

Luego miró al otro lado, a la batalla de Zhou Weiqing y Fen Tian. En este punto, su batalla se parecía a un fuego furioso.

De hecho, era una batalla confusa: cada choque producía un gran círculo distorsionado de luz. El Dios Demonio en el que Zhou Weiqing se había transformado obviamente tenía la sartén por el mango, especialmente en términos de poder. Él había reprimido por completo al Dios de la Destrucción. Sin embargo, el Dios de la Destrucción en el que se transformó Fen Tian era extremadamente duro. Continuó firme bajo los ataques tiránicos del Dios Demonio. La batalla entre los dos había alcanzado un clímax emocionante.

Long Shiya negó con la cabeza ligeramente y secretamente suspiró. Sabía que no podía intervenir en un duelo de ese nivel. Incluso si tuviese que apresurarse, solo causaría problemas a Zhou Weiqing.

Después de ajustarse un poco, con la ayuda del Territorio Divino Natural en las cercanías, recuperó algo de Energía Celestial. Se dirigió a la cima de la Montaña Celestial de la Nieve antes de bajar a la carga para unirse a la batalla entre los dos lados, donde podía hacer mejor uso de su habilidad.

Tras el final de la batalla de Long Shiya, parecería que la balanza de la victoria se estaba volcando a favor de la Secta Inigualable, la Montaña Celestial de la Nieve y el Palacio Extensión del Cielo.

Aparte del Palacio Extensión del Cielo, la batalla aquí había durado más tiempo. Sin embargo, cuando Long Shiya se unió a la batalla, la situación cambió una vez más.

Aunque había muchas potencias entre el Infierno Rojo Sangriento y el Valle de la Pasión, ahora había tres potencias Dios Celestial en el lado de la Secta Inigualable y, contando a Dongfang Hanyue, la máquina de matar. Aunque el ataque ofensivo se había ralentizado, la Lanza Asesina Dragones mostraría resultados cada vez que se usase.

La fuerza e importancia de Xue AoTian se reflejaron principalmente en su ayuda. Después de precipitarse en ataques en conjunto con Dongfang Hanyue por un tiempo, comenzó a calmarse. La Montaña Celestial de la Nieve a la que debía proteger había sufrido daños demasiado rápido. Si continuaban luchando de la misma manera, no quedarían muchos en la Montaña Celestial de la Nieve, incluso si ganasen al final.

Por eso, Xue AoTian cambió sus tácticas para brindar apoyo en su lugar. Utilizó su poderosa fuerza para utilizar continuamente todas y cada una de las situaciones para apoyar a las potencias de su lado. Con su ayuda, su habilidad para sobrevivir en el campo de batalla se hizo más fuerte, sin importar si se tratase de las potencias de la Montaña Celestial de la Nieve o de la Secta Inigualable-

Aparte de Dongfang Hanyue, los más fuertes en el campo de batalla y que infligieron la mayor cantidad de bajas eran las tres hermanas Shangguan. Las tres hermanas formaron una formación triangular; Shangguan Xue’er estaba en el punto principal, mientras que Shangguan Fei’er y Shangguan Bing’er protegían a ambos lados para maximizar el efecto de los ataques de Shangguan Xue’er. Al menos una docena de enemigos perecieron en sus manos. Debido a sus Núcleos Semi-Santos no tenían miedo del Atributo Destrucción de los enemigos.

En ese momento, la Montaña Celestial de la Nieve había perdido unos veinte hombres. En cuanto a la Secta Inigualable, les quedaba muy poca gente. Solo los Reyes Celestiales que fueron previamente de la Secta Demonio Celestial, sucumbieron a dos muertes y un herido. Por otro lado, el número de potencias del Infierno Rojo Sangriento y el Valle de la Pasión había disminuido drásticamente a unas trescientas personas. Si eso continuaba, sería muy difícil determinar el ganador.

La razón por la cual las pérdidas de la Montaña Celestial de la Nieve y la Secta Inigualable eran tan mínimas era gracias al Dragón Demonio Tenebroso, junto con Dongfang Hanyue. Aunque la Montaña Celestial de la Nieve tenía una gran área en su cima, el área todavía era limitada como un espacio residencial. La llegada del Dragón Demonio Tenebroso ocuparía inmediatamente un área grande. Eso hizo imposible que el Infierno Rojo Sangriento y el Valle de la Pasión dieran rienda suelta a su poder completo. Al mismo tiempo, las batallas solo se libraron en un área pequeña. Los ataques de Dongfang Hanyue con su lanza Asesina Dragones eran tan poderosos que, cuando golpeaba, muy pocas de las potencias del Infierno Rojo Sangriento y el Valle de la Pasión se atreverían a enfrentarla.

Sin embargo, después de luchar durante un corto período de tiempo, toda la Montaña Celestial de la Nieve se había reducido a dos tercios de su altura original. Eso se debió a las potencias Rey Celestial y Emperador Celestial. El poder destructivo de sus enfrentamientos era demasiado formidable.

Aunque Xue AoTian estaba angustiado, no había nada que él pudiese hacer.

En el cielo, la batalla entre los elfos y los dos enormes dragones también había llegado a una coyuntura crítica.

Tal vez, habían sentido una crisis. Y los dos dragones, la pareja Hui Yao y Duo Si, de repente comenzaron un ataque aparentemente suicida.

Su intensa llama roja oscura convirtió a casi un tercio del Territorio Divino Natural en un tono de rojo oscuro. Los dos dragones rugieron y sus enormes cuerpos se juntaron con una enorme luz roja oscura formándose a su alrededor. El Territorio Divino Natural incluso se expandió debido a la repentina erupción.

La expresión de la Diosa de la Naturaleza en la que estaba transformada la Emperatriz Elfa de repente tomó una mirada más seria. Ella sabía lo que estaba haciendo la pareja de dragones. Puso ambas manos frente a ella, dando vueltas alrededor de su cuerpo, y el Territorio Divino Natural se abrió como una boca, escupiendo a Hui Yao y Duo Si. Inmediatamente después, la enorme cantidad de energía del Territorio Divino Natural que estaba llena del aura de la vida convergió hacia la diosa. Eso incluía la energía liberada por los doce Ancianos Elfos.

HJC – Capítulo 297-3

Capítulo 297-3 – Zhou Weiqing Versus Fen Tian (3)

El Dios Demonio finalmente se movió, y había un toque de ira en su hermoso rostro. Parecía estar realmente agitado por Fen Tian. Levantó su mano lentamente y la Energía Destructiva frente a él, de aproximadamente decenas de miles de metros en el cielo fue completamente solidificada por el Dios Demonio levantando su mano. El Dios Demonio apretó su puño derecho con fuerza y una grieta gigantesca que recorría decenas de miles de metros en el cielo apareció sin más. Toda la Energía de la Destrucción que le dispararon al principio se desvaneció, al aparecer la gigantesca grieta que parecía partir el cielo a la mitad. Cuando la Energía Demoníaca apareció como una tormenta dominante con nubes llenas, la Energía de la Destrucción que inicialmente suprimía al lado del Dios Demonio fue instantáneamente devorada.

Fen Tian abrió los ojos en estado de shock y dos rayos de luz negra purpúrea salieron de sus ojos. ¿Qué hizo? ¿El Dios Demonio acaba de devorar su Energía de la Destrucción? ¿Cómo era eso posible? ¿Podría incluso la Energía de la Destrucción ser devorada? El Dios Demonio definitivamente no podría devorar la Energía de la Destrucción si Fen Tian poseyese la verdadera Energía de la Destrucción, una que podría destruir el mundo. Desafortunadamente, su Energía de la Destrucción era similar a la Energía Santa de Zhou Weiqing. Había impurezas en ella, y su Energía de la Destrucción no era tan pura como la Energía Santa de Zhou Weiqing. Uno podría imaginar lo poderoso que el Dios Demonio era juzgando por su Habilidad Devorar. Por otra parte, Zhou Weiqing estaba apoyando la Habilidad Devorar con su Energía Santa, causando que incluso la Energía de la Destrucción fuese devorada por la aterradora Energía Demoníaca.

Basado en la base de cultivo actual de Zhou Weiqing, además de convocar al Dios Demonio, él no podría incluso lanzar un ataque del Dios Demonio en circunstancias normales. ¡De lo que él dependía era la Energía Santa! En pocas palabras, si uno describiese la Energía Santa de Zhou Weiqing, se la describiría como una forma de Energía de la Creación impura. Los humanos y la mayoría de los dioses se sentían fatalmente atraídos por la Energía de la Creación. Por supuesto, el Dios de la Destrucción era una excepción porque era una entidad que era exactamente lo opuesto a la Energía de la Creación.

Por lo tanto, Zhou Weiqing podría tomar prestada la Energía Demoníaca del Dios Demonio que convocó y proyectó aquí. El cuerpo real del Dios Demonio podría ganar la Energía Santa de Zhou Weiqing a pesar de que su ubicación era desconocida. Aunque era impura, seguía siendo la Energía de la Creación después de todo y era muy beneficiosa para el Dios Demonio.

La gigantesca grieta en el cielo se fue sellando lentamente. Si la grieta no fuese lo suficientemente grande como para devorar toda la parte del Continente Sin Límites, la lágrima desaparecería. Fen Tian rugió ferozmente y balanceó la gigantesca espada pesada hacia la cabeza del Dios Demonio con ambas manos. Había abandonado el plan de atacar con precaución. Después del ataque anterior, Fen Tian estaba absolutamente seguro de que Zhou Weiqing se había transformado en el verdadero Dios Demonio. Tal vez, no era el verdadero Dios Demonio, pero definitivamente poseía una porción del poder del Dios Demonio. Sin embargo, si continuaba atacando de manera experimental, terminaría siendo devorado una y otra vez.

La gigantesca espada pesada cayó del cielo. Cuando el Dios Demonio se enfrentó a la Energía de la Destrucción, negra y purpúrea, el cielo se hundió. Todo el cielo parecía que se estaba resquebrajando cuando Fen Tian balanceó su espada, y la grieta se extendió hacia la dirección de Zhou Weiqing. El Dios Demonio se movió mientras sus ojos brillaban. No solo no se tambaleó hacia atrás, sino que avanzó con ambas manos levantadas y colocó sus palmas juntas sobre su cabeza.

BOOOM…

La Energía Demoníaca y de la Destrucción se extendió de inmediato y se convirtió en un círculo de ondas distorsionadas que explotaron en el cielo. La colisión esta vez hizo temblar al Territorio Divino Natural a decenas de miles de metros de distancia. Afortunadamente, la batalla entre el Dios Celestial Seis Supremo Long Shiya y Shen Mo estaba en el otro lado del Territorio Divino Natural. De lo contrario, la réplica podría afectarlos, y podrían tener que finalizar temporalmente su batalla. También era una suerte que la colisión sucediese en el aire o de lo contrario el enfrentamiento podría causar que la mitad del Cielo de las Diez Mil Bestias desapareciese para siempre de este mundo.

Lo que era más aterrador estaba en la parte posterior. A medida que las ondulaciones distorsionadas se desvanecían en el aire, lo que apareció a continuación fue impactante. Las palmas del Dios Demonio que se presionaron juntas atraparon abruptamente la espada pesada y destructiva de Fen Tian. Fen Tian no podía moverse, y era la primera vez que los dos dioses se encontraban muy cerca el uno del otro. Se miraron el uno al otro.

Los ojos de color negro violáceo del Dios de la Destrucción tenían llamas feroces que brotaban de él. Sus enormes y musculosos brazos presionaban con todas sus fuerzas mientras intentaba balancear la destructiva espada pesada sobre el cuerpo del Dios Demonio. Sin embargo, era obvio que la fuerza del Dios Demonio estaba más allá de la del Dios de la Destrucción. Sus palmas que se presionaron juntas no se movieron en lo absoluto, y no había ni siquiera una posibilidad de que la gran espada destructiva escapase.

Esa era la diferencia entre una imitación de un dios y la proyección de un dios. A juzgar por sus niveles, Fen Tian estaba debajo de Zhou Weiqing después de todo. Además, el Dios Demonio poseía la línea de sangre del Dios Demonio. Por eso la proyección tenía características similares a él y era tan poderosa. Zhou Weiqing, que tenía el Conjunto Odio a la Tierra Sin Empuñadura de diez piezas, elevó su poder en 1024 veces. Uno podría imaginar lo poderoso que era con esa elevación de poder. Incluso sin el Dios Demonio, Fen Tian podría no ser el oponente de Zhou Weiqing solo juzgando su fuerza.

La pierna derecha del Dios Demonio se movió. Era la parte más poderosa del cuerpo de Zhou Weiqing. Su pierna pateó hacia el lado del rostro del Dios de la Destrucción a la velocidad del rayo. En ese momento, el Dios de la Destrucción solo tenía dos opciones. Podía soltar su espada o luchar con fuerza. Naturalmente, Fen Tian no estaba dispuesto a renunciar a la espada pesada en sus manos. Él tenía un arma, mientras que el Dios Demonio no. Pensó que era su mayor ventaja en este momento, por lo que eligió luchar por la fuerza. El Dios de la Destrucción levantó su pierna izquierda y extendió su rodilla para bloquear la pierna del Dios Demonio que lo estaba golpeando.

¡BOOM!

Fue otro tremendo golpe. El Dios de la Destrucción rugió, y causó que el Territorio Divino Destructivo en el aire se extendiese hacia afuera temporalmente. Aquellos que estaban parados debajo podían ver claramente una nube de luz deformada extendiéndose, y podían ver claramente que la pierna derecha del Dios de la Destrucción se deformaba un poco. Era obvio que sufrió una gran pérdida.

El desdén en los ojos del Dios Demonio se hizo aún más intenso. Sin embargo, soltó la espada pesada destructiva porque las manos del Dios Demonio no podían tomar la Energía de la Destrucción que la espada pesada estaba emitiendo. Era lo suficientemente bueno porque el Dios de la Destrucción solo quedó con una sola pierna. Para entonces, era obvio quién era el vencedor y el perdedor.

Los movimientos del Dios Demonio eran simples. Su cuerpo de repente se volvió incorpóreo en el instante en que soltó la espada pesada destructiva. La espada pesada destructiva se balanceaba a través de su cuerpo incorpóreo que tenía mil metros de altura y aterrizaba en la nada. Zhou Weiqing estaba usando la Ley Espacial con la que era más hábil, ya que controlaba al Dios Demonio para utilizar la Ley Espacial.

A medida que avanzaba la batalla, la experiencia de Fen Tian comenzó a mostrarse. Notó que algo estaba mal cuando su espada no golpeó nada, y reaccionó al instante soltando su espada, al final, decidió soltar su espada pesada. Apretó los puños el uno contra el otro en su pecho y casualmente bloqueó la última bofetada cuando el Dios Demonio apareció de la nada. Una colisión intensa estalló en el aire y los dos dioses comenzaron a luchar de nuevo. Mientras tanto, la pierna izquierda del Dios de la Destrucción se estaba recuperando a un ritmo vertiginoso. No moriría mientras tuviese suficiente Energía de la Destrucción. No era su cuerpo real después de todo.

La espada pesada de Fen Tian que tenía miles de metros de largo cayó del cielo directamente sobre el Cielo de las Diez Mil Bestias. La explosión intensa fue como un terremoto, y como resultado, el Cielo de las Diez Mil Bestias ganó un gigantesco cañón. La división del terreno se abrió cuando la aterradora Energía de la Destrucción se extendió a lo largo de casi cien millas antes de que se detuviese. Naturalmente, eso dejó una marca permanente en Cielo de las Diez Mil Bestias.

Parecía que era solo el comienzo de la batalla entre el Dios Demonio y el Dios de la Destrucción. Ambos tenían una velocidad de ataque extremadamente rápida. Aunque eran enormes, los otros solo podían ver una sombra púrpura y gris brillando continuamente en el aire desde el suelo. Círculos de luz distorsionada se extendían desde el centro de su colisión mientras estallaban poderosas oleadas de energía.

Justo en ese momento, el vencedor de una batalla finalmente se decidió entre los cinco campos de batalla. Era la batalla entre Long Shiya y Shen Mo. Shen Mo había estado constantemente a la ofensiva ya que sus ataques frenéticos debilitaban el cuerpo gigantesco en el que Long Shiya se transformó continuamente a medida que debilitaban las ondas de energía. Lo que fue más importante fue cuando Shen Mo descubrió que el Sentido Divino de Long Shiya se estaba debilitando hasta el punto de que apenas podía controlar su cuerpo por más tiempo.

Dejando de lado la alegría que sentía Shen Mo en su corazón, era obvio que el Dios Celestial Seis Supremo que acababa de alcanzar la Etapa Dios Celestial se había lastimado al equilibrar la Energía de la Destrucción y al mostrar su asombrosa habilidad para controlar perfectamente los seis atributos. ¡Él estaba controlando una gran cantidad de energía en ese momento! Debe ser petrificante el ser drenado de su Sentido Divino. ¿No podría desatarlo más, o simplemente no podía aferrarse a él?

Aunque la embestida continua de poderosos ataques causó un gran impacto en Shen Mo, se sentía bien. Pensó que se quedaría con al menos la mitad de su Energía Celestial después de matar a Long Shiya. Mientras hiciese algún pequeño ajuste, podría continuar luchando en el suelo.

Shen Mo no era un idiota, no planeaba pelear contra la formación de la Tribu Elfa porque había demasiadas potencias. Además, también había notado que Dongfang Hanyue era quien causaba muchas bajas al Infierno Rojo Sangriento y al Valle de la Pasión matando implacablemente en el suelo. Solo ella había matado al menos a más de 20 potencias Emperador Celestial del Infierno Rojo Sangriento y del Valle de la Pasión. Actualmente, su velocidad de ataque había disminuido debido a un consumo excesivo de fuerza. Mientras Shen Mo bajase para obligar a esa persona a detenerse, no pasaría mucho antes de que derrotase a su enemigo en la batalla en el suelo. En cuanto a Huang Xingyun y su esposa, su vida no tenía nada que ver con él. Lo mejor era que muriesen junto con al Palacio Extensión del Cielo

Aunque el Infierno Rojo Sangriento y al Valle de la Pasión y tenían una relación de trabajo con el mismo maestro, no eran tan cercanos entre sí. Para Shen Mo, Huang Xingyun solo tenía una opción cuando enfrentase la vida y la muerte: autodetonarse. La explosión de la detonación severa de una potencia Dios Celestial. Era muy probable que ambos bandos muriesen juntos y beneficiarían al Infierno Rojo Sangriento cuando gobernaran todo el continente en el futuro.

Al ver que Long Shiya comenzaba a perder terreno, Shen Mo mostró las técnicas de batalla que tenía en la manga. No estaba preocupado por la batalla de Fen Tian y Zhou Weiqing. Como un espectador y una potencia Dios Celestial, él tenía una visión más clara que Fen Tian. Recordó que Zhou Weiqing era solo un Emperador Celestial de Nivel Máximo y que no poseía la base de cultivación de un Dios Celestial. Aunque no tenía idea de cómo Zhou Weiqing convocó al Dios Demonio, ¿cuánto tiempo podría durar? Mientras Fen Tian pudiera aferrarse a su invocación más tiempo que él, era imposible que Zhou Weiqing ganara.

Justo cuando Shen Mo planeó eso en su corazón, un gran impacto apareció en las oleadas de energía. Las oleadas provenían de la Formación del Territorio Divino Natural de la Tribu de los Elfos. No era que la Tribu de los Elfos lo estuviese atacando, sino que la explosión de energía de la batalla entre el Dios Demonio y el Dios de la Destrucción era demasiado dominante y estaba llena de destrucción. Forzando al Territorio Divino Natural a desviar la energía y, naturalmente, se desvió en su dirección.

Esa situación había sucedido antes, así que Shen Mo no entró en pánico. Fue solo que su ataque se retrasó un poco. Lo había pensado: lanzaría un ataque fatal contra Long Shiya tan pronto como la energía a su alrededor se calmase. Sin embargo, lo que Shen Mo no esperaba era que Long Shiya tomaría la iniciativa de atacarlo primero por primera vez en su segunda batalla.

Dos anillos de luz poco impresionantes flotaban fuera del cuerpo de Long Shiya. Debido al hecho de que Shen Mo había estado atacando continuamente, el cuerpo de Long Shiya se había debilitado, por lo que los dos anillos de luz de seis colores tenían solo un metro de diámetro. Estaban saliendo de la cabeza de Long Shiya y de la Formación bajo sus pies.

¿Es esa su última lucha antes de su muerte? El desdén llenó los ojos de Shen Mo. No se molestó con el ataque de Long Shiya en lo absoluto. La boca devoradora se mantuvo gloriosa y dirigió su boca que estaba abierta de par en par sin pensarlo dos veces. Sin embargo, justo cuando esa gigantesca boca devoradora estaba a punto de cerrarse, los pocos llamativos anillos de luz de seis colores que emitían oleadas de energías regulares de repente se aceleraron hacia la boca.

Los dos anillos de luz no entraron en la boca devoradora. En cambio, se movieron el uno hacia el otro. Para ser exactos, se superpusieron el uno al otro. La boca devoradora se cerró en ese momento y los devoró a los dos. Desde el comienzo de la batalla, el rostro regordete del Dios Celestial Seis Supremo Long Shiya había estado serio todo el tiempo. Sin embargo, en ese momento, había una leve sonrisa en su rostro. Shen Mo vio la expresión en el rostro de Long Shiya y se preguntó por qué sonreía. Ese fue el primer pensamiento que Shen Mo tuvo antes de notar una suave oleada de energía en su boca devoradora.

Sí, la explosión de energía era muy suave. Sin embargo, causó que el Atributo Destrucción en su cuerpo colapsase a una velocidad excepcional. La boca devoradora de Shen Mo se formaba a partir de su cuerpo real con su Territorio Divino. En cierto modo, ¡era su verdadero cuerpo! Él se sorprendió cuando su Energía de la Destrucción colapsó. No podía escupir los anillos de luz incluso si lo intentaba.

Un ruido sordo resonó cuando una densa neblina de luz negra purpúrea estalló en el aire. La boca devoradora desapareció y el cuerpo real de Shen Mo apareció en el aire. Sin embargo, ya no tenía la alegría de una victoria en su rostro. Mientras miraba a Long Shiya, señaló su mano derecha hacia él mientras su mano izquierda estaba presionada contra su pecho, “Tú, tú…”

El Dios Celestial Seis Supremo, Long Shiya miró a Shen Mo y reveló una sonrisa, “Te has perdido a ti mismo. Si no fuese por tu exceso de confianza, los dos habríamos sufrido una gran pérdida en esta batalla. Suspiro, me he vuelto terrible después de pasar demasiado tiempo con el Pequeño Gordito. Incluso he aprendido a engañar.”

Bajo la palma de la mano de Shen Mo había un pequeño anillo de luz del tamaño de una palma de seis colores que estaba incrustado en su pecho.

HJC – Capítulo 297-2

Capítulo 297-2 – Zhou Weiqing Versus Fen Tian (2)

Una oleada de luz negra purpúrea salió disparada y rodeó su espada pesada mientras un Aura de Destrucción dominante y brilló hacia Zhou Weiqing. Al mismo tiempo, el cuerpo de Fen Tian se expandía junto con el viento, y se expandió a mil metros de altura en un instante. La gigantesca boca devoradora y la sombra negra se fusionaron con el cuerpo expandido de Fen Tian mientras la sombra del cangrejo fue impresa en su pecho.

Esa era la razón por la cual la expresión de la Emperatriz Elfa cambió cuando vio eso: esa era la diferencia entre las bases de cultivo. En ese momento, Fen Tian estaba liberando al Dios de la Destrucción. La deslumbrante Aura de la Destrucción parecía que iba a destrozar los cielos y la tierra. Incluso el Territorio Divino Natural que la Emperatriz Elfa y los doce Ancianos Elfos habían desatado se redujo debido a la supresión del Territorio Divino Destructivo desde que apareció el Dios de la Destrucción. Uno podría imaginar cuán poderoso era Fen Tian en ese momento.

Aunque Shen Mo también podía liberar su Territorio Divino Destructivo, la diferencia es similar a la de un adulto y un niño en comparación con Fen Tian. El Nivel Máximo de la Etapa Dios celestial estaba a solo un paso de un reino completamente diferente. Entre la multitud, había dos personas que estaban en el mismo nivel. Una era la Emperatriz elfa y la otra era Fen Tian. Incluso el enorme dragón Hui Yao estaba muy lejos de ese nivel.

Esa era la verdadera habilidad, las habilidades de una verdadera potencia. La espada pesada en la mano de Fen Tian se expandió siguiendo su cuerpo. El brillo negro violáceo de la gigantesca espada pesada selló por completo todo lo que rodeaba a Zhou Weiqing, incluido su Territorio Divino Astral. La aterradora oleada de energía parecía como si pudiese aplastarlo en polvo.

Como el oponente de Fen Tian, Zhou Weiqing sintió las emociones más intensas. Sentía que la Energía de la Destrucción iba a arrancar su Territorio Divino Astral. La aterradora oleada de energía se movía frenéticamente en el aire, lo que provocó que Zhou Weiqing no pudiese respirar. Fen Tian estaba furioso. La amenaza que planteaba Zhou Weiqing hizo que desatara su habilidad más poderosa. Uno solo podía imaginar cómo el Territorio Divino Natural no podía ser comparado con el poder del Dios de la Destrucción en el Territorio Divino Destructivo por más tiempo. Si la Emperatriz Elfa no tuviese la ayuda del Árbol Antiguo de los Elfos, sería imposible ir contra Fen Tian bajo tales circunstancias.

¿Qué debería hacer Zhou Weiqing? La aparición del Dios de la Destrucción había causado que las batallas en el suelo se desaceleraran. Incontables ojos fueron entrenados en el cielo, y las potencias del Valle de la Pasión y el Infierno Rojo Sangriento tenían un toque de ferocidad en sus ojos, su moral volaba alto. Mientras tanto, las potencias de la Secta Inigualable, la Montaña Celestial de la Nieve y el Palacio Extensión del Cielo quedaron claramente atónitos. Todos ellos entendieron que tan pronto como Zhou Weiqing, que estaba en el aire fuese derrotado, significaría el fin de todo una vez que el Dios de la Destrucción descendiese de los cielos.

Sin embargo, justo en ese momento, los ojos de Zhou Weiqing se iluminaron repentinamente. El brillo demoníaco en sus ojos brilló mientras el Territorio Divino Astral se encogía rápidamente. Luego se transformó en una nube de luz y voló hacia Zhou Weiqing. Cuando llegó ante Zhou Weiqing, solo tenía el tamaño de una palma. El Territorio Divino Astral avanzó lentamente mientras se fijaba en el Núcleo Santo Estrellado en el pecho de Zhou Weiqing antes de fusionarse silenciosamente con él. De repente, todo el cuerpo de Zhou Weiqing se iluminó. La luz estelar dorada blanquecina estaba surgiendo y apoyaba el territorio que le pertenecía dentro del resplandor destructivo a la fuerza.

En ese momento, los ojos de Zhou Weiqing se volvieron grises. Retractó los Martillos Duales de la Fuerza en sus manos y un intenso color gris se emitió instantáneamente desde su pierna derecha. Se lanzó al cielo como una nube de humo negro mientras la luz estelar dorada blanquecina lo rodeaba. El cuerpo de Zhou Weiqing desapareció, y similar a antes, una sombra gigantesca que también creció a mil metros de altura apareció en el cielo al instante. No era de ninguna manera más débil que el Dios de la Destrucción ante ellos. Tenía un rostro extremadamente guapo y pálido con un par de ojos grises. En el medio de su frente, había una vena fina que se extendía hasta el área entre sus cejas. La gigantesca sombra despedía un aura demoníaca.

Dios Demonio. Sí, ese era el Dios Demonio. Zhou Weiqing no podía reclamar un territorio divino por sí mismo, por lo que era imposible para él invocar al dios de su propio atributo como Fen Tian. Sin embargo, no debe olvidarse que poseía el poder del Dios Demonio en su sangre, y el Dios Demonio también era uno de los dioses más poderosos. El Dios Demonio apareció, y con la Energía Santa Nebulosa de Zhou Weiqing, rompió con fuerza el sello del Dios de la Destrucción con su abrumadora aura demoníaca y se agrandó abruptamente.

El cuerpo del Dios Demonio era muy distinto, y parecía que era una entidad en sí misma. Si no fuese por el hecho de que no muchas personas sabían que Zhou Weiqing solo tenía una base de cultivo en el Nivel Máximo de la Etapa Emperador Celestial, pensarían que tanto el Dios Demonio como el Dios de la Destrucción estaban en el mismo nivel. La manifestación del Dios de la Destrucción se asemejaba a la apariencia de Fen Tian, ya que brillaba con un intenso brillo negro purpúreo. Incluso sus ojos brillaban con una luz negra purpurina. Su cabello era de un color púrpura diabólico, y estaba lleno de un aura despiadada.

Mientras tanto, en el otro lado, el Dios Demonio en el que Zhou Weiqing se transformó claramente no se parecía a él. Tenía una túnica gris que cubría todo su cuerpo, mientras que sus ojos grises estaban llenos de un orgullo sin fin. Un desdén intenso brilló en sus ojos mientras miraba al Dios de la Destrucción ante él. Los dos gigantes de mil metros de altura se enfrentaron en el aire mientras liberaban la poderosa aura que solo poseían los dioses. Las potencias de la Montaña Celestial de la Nieve y la Secta Inigualable que estaban desesperadas volvieron a ver la esperanza. A pesar de que no tenían idea de cómo Zhou Weiqing logró hacerlo, al menos ahora tenían una fuente de poder que podía luchar contra el oponente.

Sorprendentemente, había una sonrisa humana en el rostro extremadamente guapo del Dios Demonio. De acuerdo con su extraña personalidad, emitía una sensación demoníaca pero misteriosa. Aunque estaba sonriendo, sus ojos grises estaban llenos de extrema frialdad.

“Fen Tian, muéstrame cuánto poder tiene tu Dios de la Destrucción.”

En ese momento, la persona que más se sorprendió era Fen Tian. ¿Qué era un Dios? Era una entidad que superaba por completo a los humanos. Era una entidad poderosa que podía controlar los cielos y la tierra. Naturalmente, el Dios de la Destrucción en el que se transformó Fen Tian no era un dios real. Si pudiese transformarse en un verdadero dios, entonces no solo estaría en la Etapa Dios celestial sino en la legendaria Etapa Cambio Celestial. Uno solo podría transformarse en un dios cuando uno lograse llegar la Etapa Cambio Celestial. Si ese fuese el caso, ¿cómo podría ser controlado por su maestro?

Por lo tanto, el Dios de la Destrucción era solo una imitación que él creó al combinar su propia Energía de la Destrucción y Territorio Divino Destructivo. Aunque era solo una imitación, Fen Tian podía sentir débilmente su nivel y el poder de la Etapa Cambio Celestial. ¡Debido a eso, podía sentir claramente que el Dios Demonio en el que Zhou Weiqing se transformaba era una entidad que estaba en el mismo nivel!

Fen Tian sabía muy bien que no era el cuerpo real de Zhou Weiqing. Sin embargo, a pesar de que no era el cuerpo real de Zhou Weiqing, basado en el hecho de que podía convocar al Dios Demonio aquí significaba que Fen Tian estaba en el lado perdedor en términos de la pureza de los dioses que convocaron. ‘¿Cómo se las arregló para hacerlo? ¿Cómo exactamente lo hizo?’ Fen Tian tenía preguntas en su corazón, pero no importaban porque la batalla tenía que continuar.

Justo como lo dijo Zhou Weiqing, la personalidad de Fen Tian era un poco indecisa. Fen Tian estaba un poco asustado cuando se enfrentaba al autoritario Dios Demonio. Además, podía sentir su poderosa aura que era tan grande como la noche estrellada. Mientras levantaba la gigantesca espada en su mano, el intenso resplandor negro violáceo convirtió el cielo a sus espaldas en un color negro violáceo. Sin embargo, se puso en una posición defensiva.

Por otro lado, el Dios Demonio en el que Zhou Weiqing se transformó tampoco se movió. Estaba parado ahí silenciosamente mientras sus ojos grises emitían un brillo demoníaco que brillaba en todas las direcciones. La abrumadora fuerza de supresión había forzado un camino desde el Territorio Divino Destructivo de su lado. No afectó al Territorio Divino Natural ni cuidó de las potencias del Valle del Amor y el Infierno Rojo Sangriento. No era la primera vez que Zhou Weiqing invocaba al Dios Demonio. Sin embargo, no había duda de que el control que tenía sobre el Dios Demonio aumentaba significativamente cada vez que lo convocaba. Zhou Weiqing solo logró invocar una débil conciencia del Dios Demonio durante su primer intento y la protección instantánea del Dios Demonio durante su segundo intento. Esta vez, logró convocar una proyección real del Dios Demonio. Además, se proyectó con parte de las habilidades del verdadero Dios Demonio.

Así de poderoso era Zhou Weiqing. La grandeza de la Energía Santa no tenía límites, y le permitió liberar el poder de su linaje en el más alto grado. No era posible que Zhou Weiqing liberase al verdadero Dios Demonio, ni era posible para él convertirse realmente en un Dios Demonio. Sin embargo, podría usar el poder del Dios Demonio en su batalla. Aunque no tenía idea de cuánto duraría ese Dios Demonio al que convocó, esa era la única forma de defenderse contra Fen Tian en este momento.

Fen Tian, que tenía mil metros de alto en ese momento, dejó escapar un rugido feroz cuando la aterradora luz negra violácea de repente se elevaba hacia arriba. Al igual que innumerables olas, golpean el cielo gris en el lado del Dios Demonio. Los destellos de luz negra purpúrea se transformaron en gigantescas bocas devoradoras que estaban en un frenesí mientras rasgaban y destruían la Energía Demoníaca en el aire.