Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 108: Primera vez.

Capítulo 108: Primera vez.

Clémentine miro su reloj holográfico para ver la hora.

“¿Y cómo estuvo su practicas?” Pregunto Leslie que estaba a su lado.

La pregunta estaba dirigida a Joslyn, Eva, Wendy y Cristian que estaban cerca suyo.

“Estuve bajo un héroe psiónico que puede crear diferentes tipos de barreras.” Respondió Joslyn con una sonrisa tímida y al ver que Clémentine estaba curiosa, explico. “Es muy capaz, hasta puede crear barreras que curan las heridas de lo que están dentro.”

Eso sonaba impresionante y parecía que era alguien de Rango S, como mínimo.

“Creo que lo conozco.” Murmuro Wendy y con una sonrisa, agrego. “Por mi parte estuve en un gremio de aventureros en Asia… Bueno, no conocerían el nombre, ya que es bastante pequeño.”

Había demasiados gremios en el mundo y era difícil de identificarlo a todos.

Al igual que conocer todos los nombres y habilidades de los héroes o personas de Rango S.

Tal vez su número sea extremadamente bajo comparado con los individuos de Rango A, pero sin duda eran un número decente.

Más decente que un Rango SS o los escasos Rango SSS.

“Por mi parte fui a un gremio militar en Sudamérica.” Agrego Eva a su lado.

“Se nota. Tienes una atmósfera estricta como un soldado.” Comento Leslie con una sonrisa.

Eva también dio una sonrisa y explico. “Si, a pesar de ser un gremio militar eran bastante estrictos como si fueran soldados. Tal vez porque estaban muy relacionados con el gobierno Sudamericano.”

“Te entiendo, a pesar de que fui a una organización gubernamental bajo el gobierno español. En realidad, mi instructor fue tan estricto como un general.” Murmuro Cristian con un suspiro.

Andrés dio una risa y comento. “Para ser una mala elección, parece que lo disfrutaste…”

La expresión de Cristian tembló un momento al escuchar esas palabras.

Al igual que Eva, Cristian tenía una atmósfera militar a su alrededor.

Esa simple atmósfera que se mantenía después de retirarse de ese lugar, dejaba en claro el entrenamiento que habían llevado a cabo.

Básicamente fue lo suficiente estricto como para quedarse grabado en ellos a pesar de que solo fue durante un mes.

“¿Y ustedes que hicieron?” Pregunto Cristian y al ver al grupo, comento. “Se ven un poco diferente.”

El grupo se miró entre ellos, pero nadie pudo negarlo.

Empezando desde Nicole que parecía haber dejado esa timidez que la caracterizaba, y Érica la última vez que la vieron parecía más madura lejos de esa atmósfera de aristócrata que siempre llevaba.

Leslie, Andrés e incluso la misma Clémentine se veía diferente.

“Escuche que fueron al grupo de Alice y Aurora… ¿Fue fácil?” Pregunto Joslyn con curiosidad.

Era imposible negar que no tuvieron envidia en su momento.

La mayor razón era que pensaban que yendo con unas compañeras de la academia, tendrían una vida practica más fácil y agradable.

Y más cuando se trataba de un grupo de mercenarios que era desconocido como el de Alice y Aurora.

Si bien tenían sus dudas de la razón por la cual el grupo se encontraba en la lista, no había que negar que tenían envidia.

Clémentine pensó en todo lo sucedió.

¿Un pequeño y desconocido grupo?

Era un completo engaño, hasta las bestias mágicas o los milicianos conocían o habían escuchado de la ‘Protectora de Zerzura’.

¿Una práctica fácil por tener jefas que eran sus compañeras?

Alice casi las traumatizo con la paliza de muerte que les dio y ni hablar del peligro que pasaron en la misión ‘Arca’ o la misión ‘Asalto’.

¡Hasta era imposible decir que fue un viaje tranquilo!

Viajar durante todos esos días en la misión ‘Arca’ en donde descansar y dormir era agobiante, sin duda no puede ser marcado como ‘tranquilo’.

“Fue difícil.” Respondió Clémentine de forma simple.

Sin embargo, ese tono llevaba todas las adversidades que pasaron durante su práctica y se escuchaba pesado.

No solo dejaba ver su cansancio personal, sino que la crueldad de lo que vieron.

Desde lo que vieron en Kenia con los refugiados, hasta su rescate en el que encontraron rehenes que habían perdido su vida por actos crueles.

“Si… Fue difícil…” Suspiro Clémentine bajando la mirada.

Tal vez su tono llevaba más emociones de lo que debería haber tenido en una práctica, ya que hizo que un silencio se extendiera.

Una atmósfera pesada que no coincidía con estudiantes de su edad.

“¿Vendrá Aurora y Alice?” Pregunto Leslie cambiando de tema al sentir la atmósfera.

No era como si su grupo o la misma Clémentine se arrepintiera, pero cuando uno preguntaba sobre la situación solo había una respuesta.

Fue difícil porque le demostró la realidad que ellos no conocían.

Fue difícil porque les dieron responsabilidades mayores de la que ellos podrían soportar.

Y fue difícil porque hicieron cosas que cuando fueron nunca pensaron que harían.

Pero no importa lo difícil que fue, valió la pena.

A pesar de las dificultades y las adversidades, aceptar la invitación de Aurora para el grupo mercenario, fue lo mejor que les ocurrió.

“No sé, pensé que ustedes sabían.” Respondió Cristian aceptando el cambio de tema y al ver que la otra parte agitaba la cabeza, bromeo. “No hacerle demasiadas preguntas al ‘jefe’… Yo también aprendí eso.”

Ante esa broma todos dieron una sonrisa.

“Creo que ya está por empezar el acto.” Murmuro Clémentine mirando la hora de su reloj holográfico.

Este era el primer día de regreso de la academia y siempre se empezaba con un acto.

“Hay más estudiantes de lo que esperaba…” Dijo Eva mirando a sus alrededores.

Ahora estaba en la sala de acto y a su alrededor se encontraban cientos de estudiantes, incluyendo a los de segundo y tercer año.

Sin embargo, había demasiadas caras desconocidas.

“Es por que los estudiantes de segundo y tercer año regresan de sus prácticas de varios meses… Ya saben ellos ya están participando en asuntos serios o ya son miembros de alguna organización, así que es común ver algunos estudiantes que no vimos antes de las vacaciones.” Explico Clémentine recordando ese hecho.

Su hermano había venido a la academia antes que ella y conocía un poco de la situación.

Era normal que los estudiantes de segundo o tercer año ya fueran miembros de alguna organización o estuvieran dentro de algún gremio como héroes en prácticas.

También era común verlos con algunos grupos de héroes o como parte de una iglesia.

Esa era la razón de la que había más estudiantes de lo que se esperaba y entre ellos estaban caras nuevas.

“Ya va a empezar… ¿Van a venir?” Pregunto Nicole dudosa mirando los alrededores.

Los estudiantes ya se estaban acercando y entrando a la sala de acto para que este pudiera empezar, pero todavía no se veía rastros de Aurora o Alice.

Si bien les había avisado que vendrían, era posible que cambiaran de opinión.

Solo sabían que Aurora y Alice habían venido a la ‘academia’ por vacaciones y de paso tomar algunos estudiantes para enseñarle, pero eso era todo.

Recordando las capacidades del grupo de mercenarios y de sus miembros, era difícil pensar que alguien como ellas regresaría a la academia, cuando no la necesitaban.

“¡Te dije que terminaras rápido!” Exclamo Aurora entrando a la sala mirando negativamente a su glotona amiga.

“¡Fue tu culpa! ¡¿Por qué haces comidas tan deliciosas?!” Pregunto Alice con un ligero puchero y abriendo su bolsa de papitas, agrego. “Además esta vez hiciste demasiada comida… Tenía que terminarla toda.”

¿Se estaba excusando?

Clémentine sintió como si esa excusa fuera la más absurda que había escuchado… Pero quedaba perfecto para alguien como Alice.

“Lo siento por la tardanza.” Dijo Aurora tras saludar a los presentes y mirando que el acto estaba comenzando, murmuro. “La próxima vez hago la comida más temprano…”

Expresiones extrañas aparecieron en aquellos que la escucharon.

En vez de reducir la porción de la comida, selecciono la segunda medida que seguía ‘mal criando’ a su amiga.

Ciertamente era extraño… Y entretenido cuando uno pensaba que comer demasiado fue la causa de su retraso.

******

El Director Vincent miro a los estudiantes que habían regresado de sus prácticas.

Si bien los estudiantes de primer año tuvieron una práctica de un mes, los estudiantes de segundo o tercer año habían realizado sus prácticas durante más tiempo.

Seguramente habían regresado por los eventos que se realizaban anualmente en esta segunda parte del año.

Sin embargo, esta segunda parte del año sería diferente en muchos sentidos.

“Me alegro de que estén de vuelta y espero que estas prácticas le hayan ayudado a mejorar y a conocer un poco más.” Dijo el Director Vincent empezando su discurso.

Todos los estudiantes desde los de apoyo como los curanderos o los artesanos, cada uno de ellos había tenido su práctica durante este tiempo.

Cada uno estuvo bajo alguien como si estuviera trabajando.

Independiente del grupo que hayan elegido o la persona que aceptaron, cada uno de ellos aprendió un poco.

Ya sea soportar las actitudes de un mal jefa por una mala elección o estar bajo un jefe estricto.

Conocieron como era el ‘mundo’, como era trabajar bajo alguien, como era tener compañeros o convivir con ellos.

O simplemente aprendieron a realizar diferentes tipos de misiones y ejercer sus habilidades por sus objetivos.

Aprender un poco más sobre la vida, ya era una ganancia.

“Espero que sigamos aprendiendo durante este medio año… Este medio año que será diferente a todos los demás años.” Declaro el Director Vincent y mirando a los estudiantes, revelo. “Este año no solo tendremos nuestro torneo anual en la academia, sino que aquellos ganadores participaran en un torneo realizado en Sudamérica en el cual participaran decenas de academias de todo el mundo.”

Sorpresa y conmoción se extendió por los estudiantes.

Tan repentino y brusco cambio que nunca se había realizado… Era de por si sorpresivo.

La Academia de Héroes nunca había realizado este tipo de torneo y mayor aun, nunca había participado en un torneo de tan alto nivel.

Estaba bien incentivar la competencia o entrenar para luchar contra humanos, pero ser exhibidos en un torneo para disfrute de otras personas como si fuera mercancía no era algo del agrado del Director Vincent.

Esa es la razón por la que el torneo escolar se realizaba en privado.

Los héroes no necesitaban luchar entre ellos para demostrar quién era mejor, necesitaban luchar contra monstruos que buscaban arruinar este mundo.

No necesitaba esa clase de competitividad con otras academias para ver quién era el mejor.

Cada héroe que salve, aunque sea una sola persona, para el Director Vincent era el ganador.

Tal vez lo llamarían idealista, pero esta era su academia y esa clase de héroes quería el director.

Solo que esta vez era diferente debido a las circunstancias futuras.

“Aquellos que desean participar y ganen el torneo académico, tendrán la oportunidad de viajar a Sudamérica para participar en el torneo internacional de las Academias.” Revelo el Director Vincent y al mirar la emoción de los estudiantes, oculto su amarga sonrisa por dentro y declaro. “Los eventos en el torneo internacional solo son conocidos por las autoridades que lo organizan, aquellos que deseen participar tienen que estar preparados para cualquier cosa.”

En este torneo internacional no solo participaba su propia academia, sino que otras academias que habían evitado este tipo de torneos desde su inicio.

Observando a los estudiantes, su mirada se apegó en algunos individuos perspicaces.

El Director Vincent sonrió por sus adentros al ver que ese dúo, estaba al tanto de las circunstancias futuras.

“En la aplicación de la academia se les dejara mayor información… Los profesores y la academia apoyaran a los estudiantes que deseen participar en ambos torneos.” Agrego el Director Vincent.

A pesar de que no le gustaba, ciertamente el torneo durante estos tiempos iba a ser bastante útil.

Así que apoyaría completamente a sus estudiantes para que demuestren sus habilidades y puedan ganar algo de este torneo.

Ese era el primer cambio que sucedería esta segunda mitad de año, el otro era…

“Ven.” Ordeno el Director Vincent a dos jóvenes encapuchados que estaban cerca del escenario.

La multitud se quedó en silencio debido a esos dos individuos.

“Por primera vez en la historia de la humanidad, tenemos estudiantes de intercambio… De otro mundo.” Declaro el Director Vincent dejando aturdidos a todos los presentes, y mirando al dúo de jóvenes, dio una sonrisa y agrego. “Déjenme presentarle a la Princesa del Imperio Falion, Cithrel Elamaris Failon y a su compañero Venali Virsalor.”

Todos quedaron aturdidos al ver como los elfos, que robaban el aliento debido a su belleza.

Si, esta mitad de año iba a ser muy diferente a otras.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.