Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 180: Desafío grupal.

Capítulo 180: Desafío grupal.

Cuando todos los estudiantes entraron a los portales llegaron a una pradera en donde a lo lejos se encontraban algunos árboles.

Edward de inmediato se puso en guardia por cualquier ataque sorpresa y espero a que todos los estudiantes junto a las bestias mágicas llegaran.

Esta pequeña pradera estaba rodeada de árboles en todas sus direcciones.

“Estamos muy al descubierto y es peligroso.” Dijo Daniel con un tono serio.

Su tigre del Himalaya miraba los alrededores con cautela.

“Necesitamos ojos en el cielo.” Dijo Edward de inmediato y mirando los alrededores, comento. “Nosotros iremos al bosque.”

“Daisy usa a tu compañera.” Ordeno Daniel aceptando las órdenes de Edward.

Daisy instó a su compañera y el águila silenciosa utilizo magia para ocultar sus movimientos y luego empezó a volar al cielo a gran velocidad.

El grupo se estaba por mover cuando los ojos de Daisy se abrieron de par en par.

“¡Estamos rodeados!” Informo de inmediato.

La expresión de Edward cambio y preparo su tormenta, pero en ese momento un ataque a distancia voló hacia el águila.

“En formación de batalla.” Ordeno Daniel al ver que Edward se preparaba para lanzar su hechizo de inmediato.

El mando paso de Edward a Daniel de inmediato todo para que el hechizo sea lanzado con mayor rapidez.

En el cielo el águila silenciosa esquivo el ataque y voló cada vez más alto, sin embargo, en la tierra los demás estudiantes pudieron ver decenas de enemigos en los alrededores.

Todos usaban máscaras de demonios y estaban rodeándolos.

Su número era bastante elevado, duplicando el número actual de estudiantes.

Las dos academias juntas tenían treinta y dos estudiantes, eso significaba que su número lo superaba.

No lo igualaron con las bestias mágicas que los domadores de bestias tenían, sino que directamente duplicaron en número.

Los magos empezaron a rodear al grupo entrando en una formación defensiva, mientras que las bestias mágicas estaban en los alrededores.

Estaban separados como para evitar ataques mágicos, pero no lo suficiente como para que fuera imposible ayudarse entre ellos.

“El lado norte tiene más enemigos… ¡Parece que son magos!” Informo Daisy rápidamente.

Un águila tenía una buena visión y eso era igual para el águila silenciosa, así que a través de su conexión Daisy recibió la información de su compañera.

Lamentablemente el equipo enemigo lo sabía y por eso se movió.

El primer ataque no fue una carga de los enemigos que lo estaban rodeados, sino que vino del norte.

Un demonio con una túnica de mago junto a otros magos se movió en la entrada del bosque y agitaron sus armas.

El demonio mago creó una enorme bola de fuego de cinco metros de diámetros y los otros crearon sus hechizos de larga distancia.

Los ataques de los magos generalmente tenían un rango determinado hasta que se disiparan, pero cuando se combinaban varios magos se podían crear hechizos especiales.

Estos hechizos eran las tácticas usadas en las guerras y ahora se usaron aquí.

Enormes rocas gigantes, cañones de agua y otros hechizos fueron disparados hacia el grupo, mientras que todos los que lo rodeaban cargaban al mismo tiempo.

Usando el ataque a distancia como cubierta, sus enemigos deseaban acercarse para entablar combate cuerpo a cuerpo.

“Mierda… ¡Ese mago es un Rango S!” Informo Daniel al sentir el abrumador poder de ese ataque.

Edward que había cerrado sus ojos los abrió logrando que los relámpagos cayeran del cielo y agitando su varita en el aire de forma circular creo decenas de serpientes y las disparo a esos ataques.

*BOOM*

La bola de fuego exploto cuando fue golpeado por un relámpago, mientras que los otros hechizos que también tenían capacidades explosivas fueron desencadenados.

Los relámpagos fueron creados sin un alto poder de ataque, pero era un hechizo diseñado para desencadenar otros hechizos.

En cuanto a las rocas gigantes fueron atrapadas por Clémentine.

“¡Ataquen!”

Sin necesidad de órdenes, los magos de la academia lanzaron sus hechizos con Rachael en la cabeza junto a los demás individuos con ataques a distancia.

La maga de fuego de Rango A agito su varita creando enormes bolas de fuego y la disparo a un grupo al oeste.

Clémentine uso las rocas gigantes que había atrapado y la lanzo contra el grupo del sur.

Los otros hechizos de magia de menor rango fueron lanzados al este para derribar a sus enemigos.

*BOOM*

*Bang*

Las explosiones sonaron desde el lado de Rachael, pero a pesar de que su ataque fue rápido los enemigos se dispersaron logrando que varios de ellos esquivaran.

Al lado de Clémentine un espadachín con una máscara de demonio apareció cortando todas las rocas permitiéndole a su grupo seguir avanzando.

En el lado de los hechizos y los demás ataques a distancia, un psiónico creo una poderosa barrera que contuvo todos los ataques e incluso el mejor disparo de Leslie.

“¡Carguen!”

Como si fuera poco del lado norte otro grupo que defendía los magos atacaron de inmediato.

Al instante fueron presionados por todas partes y las cosas se volvieron feas, cuando notaron a los tres Rango S.

En ese momento con un chillido el águila silenciosa aterrizo al suelo y Edward abrió sus manos logrando que relámpagos cayeran al suelo desde las grandes nubes negras.

*BOOM*

*Boom*

Explosiones pequeñas se superponían con grandes explosiones y a pesar de que ese ataque afectaba toda un área, fue fácil esquivar.

Sin embargo, cuando golpeaban a una persona esos relámpagos se extendían a otro.

Lo que buscaba Edward al lanzar este hechizo era disminuir la barra de vida de sus oponentes.

“Cuatro lados, cuatro grupos de enemigos. Divídanse en cuatro grupos. Daniel lidera en el sur, Rachael te dejo el oeste, me encargo del este y Alice el norte es tuyo.” Ordeno Edward de inmediato.

Al finalizar esas palabras los estudiantes se movieron de inmediato en grupos organizados.

Se habían preparado para todo tipo de situaciones y aunque este ataque sorpresa fue inesperado y repentino, no significaba que no tuvieran forma de defenderse.

Eran un número mayor de oponentes, pero faltaba que se desarrollara la batalla.

La primera en moverse fue Alice que le dejo el liderazgo a Clémentine y con diez brazos negros a su espalda, cargo hacia el norte en donde los demonios estaban llegando.

La velocidad de Alice dejo boca abierta tanto aliados como enemigos y antes de que comenzara la batalla en otros lados, esa joven había llegado al grupo enemigo usando sus brazos negros para moverse.

Ella llevaba una bolsa de papitas en su mano, pero eso no significo que no estaba presentando atención, ya que un brazo negro golpeo a un luchador apenas llego.

Ataques de espadachines o luchadores de Rango A llegaron hacia ella, pero cerca de cuarenta brazos salieron de su espalda, para protegerla y atacar.

“¡AHH!”

“Ughh…”

“¡Mierda!”

Gritos de dolor, sorpresa y maldiciones se escucharon al unísono cuando Alice se adentró a sus filas rompiendo su trabajo en equipo de inmediato.

Un luchador tenía dos puños y un espadachín una espada, pero Alice tenía cerca de cincuenta brazos.

El grupo del norte era ligeramente grande, pero cuando brazos se extendían para todas partes hizo imposible el trabajo en equipo.

Lo peor era que a veces un brazo que estaba cerca de ellos, extendían púas u otros brazos más pequeños.

Era un caos y un peligro extremo todo, a pesar de que la joven que creo todo eso estaba en el medio con una bolsa de papitas en su mano.

“¡Cuidado!” Advirtió Clémentine que se estaba acercando mientras su mirada se llenó de pánico.

En el norte no solo se encontraba este grupo enemigos, sino que un poco más atrás se encontraban los magos y esos magos atacaron.

Guiados por el Rango S que lanzo cientos de bolas de fuego hacia Alice, se encontraban otros hechizos.

“¡Retirada!” El grupo de demonios se intentó retirar al ver tantos ataques en su dirección.

Sus movimientos fueron tan rápidos que dejo a la vista que se habían preparado para esta situación, ya que también realizaron ataques a distancia para impedir que Alice se moviera.

Otro mago obstruyo el movimiento rápido de las armaduras y trajes de combate, logrando que Clémentine se volviera pálida al ver ese ataque.

Todos los brazos de Alice se contrajeron a una alta velocidad y se formó un capullo que empezó a crecer muy rápidamente al tamaño de cinco metros de alto.

Entonces, en el momento que se acercaban los hechizos tentáculos negros se extendieron para golpear a los hechizos y hacerlos explotar antes de que llegaran.

¡Se había planeado derribar a Alice con ataques a distancia!

*BOOM*

*Boom*

*¡BOOM!*

Las explosiones de todo de tipo se extendieron siendo el ataque de ese mago de Rango S, que causo mayor daño.

El sonido fue tan estruendoso que los otros lados dieron una mirada al desarrollo del norte.

Una enorme nube de polvo y humo se extendió por los alrededores, y cuando esta se disipó se dejó ver una escena grotesca.

Brazos negros rotos y pedazos negros estaban repartidos por los alrededores mientras que el capullo de Alice había disminuido de tamaño y había recibido gran daño.

Partes de ella estaban quemadas o destrozadas.

“…”

Ante la mirada silenciosa de los espectadores, los brazos negros y pedazos negros pasaron de forma sólida a líquida, que empezó a moverse para volver al capullo negro.

Mientras el capullo se regeneraba y retrocedía creando un charco de líquido negro a los pies de Alice, ella se reveló mirando a los magos del norte.

Guardando sus papitas dio una sonrisa y su cuerpo fue tragada por el líquido negro, hasta que desapareció.

Ese líquido negro restante se volvió una sombra intangible y se tragó a sí mismo para desaparecer ante los ojos de los espectadores.

Todos quedaron aturdidos ante ese movimiento, pero en ese momento algo sucedió.

“¡AHHH!”

Un grito de miedo vino del norte cuando un mago fue atrapado por decenas de manos que salía su propia sombra.

Fue atrapado por sorpresa y la situación fue tan aterradora, que el mago se olvidó momentáneamente que era un ‘demonio’ y que esto era un torneo.

A pesar de la barrera del mago los brazos negros atraparon su rostro como si desearan llevarlo al abismo a través de su propia sombra y al momento siguiente una luz brillo alrededor de ese mago y este desapareció.

Su barra de vida se había debilitado dejando en claro que no solo fue atrapado, sino que también había recibido daño.

Desde esos brazos negros que se reunieron formando un pequeño capullo, Alice volvió a aparecer con una sonrisa encantadora.

Parecía motivada por la batalla como si el ataque que había recibido en vez de asustarla, hubiera encendido un interruptor.

“¡Empecemos!” Anuncio Alice con una gran sonrisa divertida.

Apenas sus palabras terminaron decenas de brazos negros, lanzas, garras y tentáculos se extendieron desde la espalda de esa joven, tomando a todos los magos cercanos por sorpresa.

La batalla había empezado con esa ‘masacre’.

******

“[Cañón de Hielo]” Canto Érica lanzando su poderoso hechizo a un luchador de Rango A que estaba enfrentándose a un rinoceronte.

*BOOM*

El luchador de Rango A fue golpeado por su espalda y no solo fue enviado a volar por la explosión, sino que también sus movimientos se detuvieron cuando una capa de hielo se extendió por su cuerpo.

“¡Lord! ¡Es tu turno!”

Un grito vino a la espalda de Érica y el rinoceronte cargo hacia su oponente en el suelo y luego lo golpeo con su cuerno, logrando levantar una gran cantidad de tierra.

El luchador desapareció de inmediato cuando su barra de vida se acabó.

“¡Cuidado!”

Érica escucho otra vez un grito y esta vez sintió una profunda sensación de peligro.

Antes de que pudiera reaccionar su cuerpo fue tomado por alguien y ella rodó por el piso en los brazos de alguien.

En ese momento un corte de espada que dividió la tierra se extendió en donde antes había estado.

Érica se puso pálida al darse cuenta de que si se hubiera quedado en ese lugar y este fuera una batalla real… Ella hubiera sido dividida.

No, mirando esa gran grieta en la tierra Érica sabía que su cuerpo sería un charco de sangre.

*Rugido*

Un feroz rugido se extendió por los alrededores y en el cielo, Daniel junto a su compañera Jane volvieron a cargar hacia el espadachín.

Habían intentado llevar al combate a lo lejos, pero el espadachín era rápido y su aura de espada poderosa, impidiéndole a Daniel actuar mejor.

Quedándose en este lugar para presionarlos a ambos realizando ataques a los estudiantes.

En el suelo se desarrollaba un combate aterrador donde bestias mágicas y usuarios de habilidades luchaban contra demonios.

“¿Te encuentras bien?” Pregunto Alvis seriamente dándole espacio para que se moviera.

Ese joven era un luchador de Rango A y su rinoceronte también era una criatura de Rango A, pero ahora mismo ese joven estaba lastimado y herido.

“Si, gracias por salvarme.” Respondió Érica sin vergüenza al salir de los brazos del luchador.

Con su agilidad no hubiera podido esquivar ese ataque y si bien tenía el movimiento de ‘parpadeo’ que la enviaría lejos, en este campo de batalla la mejor opción era reservarlo.

“Son dos tipos… Lord está cansado y estoy demasiado herido.” Murmuro Alvis analizando a los oponentes que estaban al frente.

El campo de batalla se había dividido en cuatro lados, en este campo de batalla se encontraba en una situación tensa.

Alvis era un luchador de Rango A y su compañero era un fuerte y duro rinoceronte de acero, pero no era tan rápido y su ventaja era su enorme fuerza.

Una vez cansado iba a ser una dura batalla y peor cuando esos dos enemigos era un psiónico de Rango A y un luchador del mismo rango.

“Ayudar…”

“¡Carga!”

Antes de que Érica pudiera terminar sus palabras, un grito vino desde la espalda de sus oponentes y antes de que ambos grupos se pudieran dar cuenta, el psiónico fue atrapado por las pinzas de un escorpión nocturno.

Ese escorpión nocturno media cuatro metros de longitud y con sus dos metros de altos, causo terror ante su grosor y el tamaño de sus pinzas.

“Mierd… AHhh…”

El escorpión nocturno usó su aguijón para atacar al luchador evitando que ayudara al psiónico.

Logrando que antes de que alguien pudiera darse cuenta el psiónico desapareciera cuando su barra de vida termino por completo.

Las pinzas del escorpión nocturno eran tan fuertes como un luchador… Eso significaba que el psiónico fue apretado por un luchador de Rango A.

“¡Jaffar llegaste en el momento indicado!” Exclamo Alvis con un tono emocionado y mirando al luchador, declaro. “Junto aplastaremos a este bastardo.”

Sus palabras estaban dirigidas al joven que estaba arriba del escorpión montándolo.

“¿Qué? No, corran. ¡Solo corran! ¡Vienen una nube de veneno!”

Con un grito asustado Jaffar tomo su rifle de asalto y disparo a las personas que estaban a su espalda.

Las balas retrasaron a un pequeño grupo que lo perseguían… No, que estaban corriendo de una nube purpura.

Los ojos de Érica se abrieron par en par al ver a una Quelonia Gigante liberar una enorme nube purpura de veneno.

Una curandera estaba a su lado cuidándola y hablándole con calma.

El veneno no le hizo nada, sin embargo, el grupo de demonios que estaba corriendo y que fue retrasado por Jaffar, se tomaron sus gargantas y luego desaparecieron.

“¡La quelonia de Annie se enfureció cuando fue golpeada y ahora está evolucionando!” Grito Jaffar mientras la nube purpura se seguía extendiendo.

Evolución… Era una forma que llamaban al ascenso de una bestia mágica, pero a diferencia de solo ascender de rango, estaba adquiriendo propiedades únicas muy diferente a otras de su misma especie.

Ahora la quelonia estaba liberando una poderosa nube tóxica que hasta lograba afectar la vitalidad de la tierra y matar a las plantas.

Su veneno era más mortal que el de una Quelonia Gigante normal y como si fuera prueba de ello, las alas de esa mariposa se tornaban purpuras.

Las bestias mágicas siempre eran cuidadas y bien alimentadas por sus domadores de bestias y para ellas ascender de rango era una cuestión menos difícil que la de un humano.

Podían usar núcleos de otras criaturas para fortalecer el suyo y lograr el ascenso de rango, podían comer plantas o frutos que contengan una gran cantidad de energía mágica o simplemente podían esperar hasta que maduraran.

En este último caso solo algunas bestias mágicas tenían esa capacidad, tales como los gorilas atronadores que cuando eran adulto alcanzaban el Rango A.

Sin embargo, a veces ascender de rango no solo dependía de lo bien alimentada que se encontraba, sino que de la misma bestia mágica y situaciones que exploten esa capacidad.

Tal como ahora en donde la compañera de la Quelonia fue golpeada y debido a su relación, desencadeno la furia de la quelonia y su deseo de volverse más fuerte.

Una Quelonia Gigante era de Rango B y no tenía una alta inteligencia, pero era similar a la inteligencia promedio de un perro tal vez superior.

Ahora estaba ascendiendo a Rango A y su veneno dejo a la vista una cualidad superior a la normal.

Una hermosa mariposa de alas púrpuras estaba liberando una nube de veneno.

Érica sin dudarlo se dio media vuelta y empezó a correr, sintiendo que este campo de batalla era más caótico de lo que podría haber imaginado.

******

*Bang*

Leslie disparo su rifle de francotirador a un espadachín que se enfrentaba a Clémentine, logrando derribarlo.

Ese espadachín había usado su barrera para soportar el disparo, pero Clémentine ataco de inmediato con dagas psiónicas e hizo que desapareciera.

Recargando su arma, Leslie miro el campo de batalla.

En el norte, se podían ver a Alice persiguiendo al mago que trataba de retirarse.

Al parecer no podía usar su ‘Salto de Sombras’ debido a que el mago había extendido su barrera mágica a su sombra, pero se podía ver a Alice moviéndose entre las sombras de los árboles, usando algo similar a magia de oscuridad.

En el este, Edward y un psiónico estaban luchando mientras que de vez en cuando del cielo caían relámpagos ayudando al grupo de esa área.

Una ‘anguila voladora’ y una ‘medusa del cielo’ estaban en al aire asimilando los relámpagos y extendiendo poderosos ataques eléctricos a los demonios.

En ese lado los enemigos estaban siendo suprimidos y a diferencia de Edward que podía ayudar a su grupo, el psiónico estaba siendo presionado a punto de caer.

En el sur se encontraba una enorme nube purpura que hizo que el campo de batalla se extendiera a los lados, todo mientras en el cielo luchaba Daniel y su compañera, contra el espadachín de Rango S.

Los estudiantes de ambas academias estaban repartidos por todos los alrededores y Leslie se encontraba en su posición original junto a otros arqueros.

Esta era la mejor posición para atacar o presionar a los demonios.

Leslie usaba un disparo lento y potente, mientras que Lucas disparaba flechas a gran velocidad.

Del grupo de la academia se encontraba un arquero de Rango C y a pesar que era menos hábil y lento que Lucas, su lobo aullador estaba realizando maravillas en el campo de batalla debido a sus rápidos movimientos.

En ese sentido se parecía a Niels que se movía para todas partes derribando a los débiles.

Muy diferente al ‘Dragón de Komodo’ de rango A de otra arquera que era feroz y aterrador.

“Necesito un poco de ayuda en el oeste…”

La voz de Rachael sonó a través del sistema de comunicación y Leslie miro al oeste.

En ese lugar, Rachael se estaba enfrentando a dos rangos A y estaba siendo presionada fuertemente, mientras que los demás estudiantes también estaban en posiciones difíciles.

Incluso Nicole y Marc que estaban en ese lugar estaban teniendo momentos difíciles.

“Dame la oportunidad para un disparo.” Pidió Leslie por el sistema de comunicación del grupo del oeste.

Ella estaba conectada con todos los grupos, pero cuando hablaba seleccionaba al grupo de su elección, todo para no interrumpir a otros.

En el oeste se encontraba un mayor número de Rango A enemigos.

“Me encargaré de darte una oportunidad.” Respondió Nicole que se enfrentaba a un luchador.

Rachael no pudo responder debido a la presión que le estaba causando sus oponentes.

Leslie preparo una bala especial y preparo su rifle sobrecargándolo para realizar un potente disparo y espero la oportunidad de Nicole.

Nicole se enfrentó a su oponente y cuando recibió un golpe en su rostro, la joven luchadora lo atrapo del brazo y lo lanzo a la tierra.

“Voy.”

Sin mirar a su oponente que desaparecía debido a su barra de vida terminada, Nicole empezó a correr hacia al espadachín que atacaba a Rachael junto al psiónico.

Leslie se preparó con tranquilidad mientras controlaba su respiración.

Estaba seguro de que Nicole le daría una oportunidad que buscaba para apoyar a Rachael.

“¡Ahora!”

En ese momento hubo un grito del luchador de Rango B que se enfrentaba a Marc.

Tan solo con dos intercambios de puños, el luchador derribo a Marc y lo hizo desaparecer utilizando ataques fatales.

Sin importarle la mirada incrédula de los que estaban cerca, corrió e intercepto a Nicole a una gran velocidad, logrando que ambos rodaran por el suelo.

La mirada de Leslie se volvió seria y ella se preparó para disparar contra ese luchador, pero en ese momento el espadachín que se enfrentaba a Rachael esquivo las bolas de fuego y cargo directamente hacia su pequeño grupo de rango.

“Mierda…” Maldiciendo por la alta velocidad del espadachín, Leslie solo hizo una señal para que los demás se alejaran.

A la vez que activaba su exosqueleto para enfrentarse al enemigo.

En cuanto a las dificultades del grupo de Rachael, eso ya no podía depender de ella.

******

“Ughh…” Nicole rodó por el suelo debido al golpe que recibió, pero luego se levantó rápidamente y miro a su rival.

Podía ver que los alrededores estaban en un caos, siendo presionado por los enemigos, Frank y Alexey que habían estado presentes en este grupo estaban siendo suprimidos mientras que Rachael se enfrentó al psiónico de Rango A.

En el centro Leslie inicio una batalla con el espadachín, dejando a la vista que había activado la fuerza de Rango A de su armadura.

“Es un mal movimiento desviar la mirada.” Dijo el luchador y ataco golpeando a Nicole en su estómago.

A pesar de que Nicole trato de defenderse ese golpe fue de tal manera que hizo que fuera difícil esquivarlo.

Soportando el intenso dolor, Nicole dio un puñetazo, pero su brazo fue atrapado por el luchador que la levanto y la lanzo a lo lejos.

“Ughh…”

Fue lanzada con tal fuerza que le hizo imposible controlar su cuerpo y solo pudo rodar por el suelo y retroceder.

Cuando se estuvo por levantar, sintió un dolor en el estómago y su visión volvió a girar.

Había recibido una gran patada del luchador que se había acercado a gran velocidad.

“¿Esto es todo lo que tienes?” Pregunto el luchador acercándose paso a paso.

Nicole se levantó lentamente, pero en ese momento sintió un escalofrío al ver el campo de batalla.

La situación era tensa de su lado y el espadachín presiono a Leslie de tal forma que le causó heridas.

Alexey estaba tratando de resistir sus últimos momentos, pero su palidez dejaba ver que ya no tenía energía mágica.

Al otro lado Frank se encontraba protegiendo a un oso musculoso cuyas heridas ya eran bastante pesadas.

Una araña gigante negra junto a un lancero que la montaban estaban siendo acorralados en otra parte.

Nicole se volvió a levantar limpiando su sangre en su boca y miro a su oponente con ferocidad.

*Boom*

Su oponente cargo hacia ella y sus puños chocaron entre si creando una pequeña explosión.

Sin rendirse Nicole trato de intercambiar golpes con su oponente, pero solo al quinto intercambio el luchador encontró una apertura y realizo una patada giratoria.

“Agh…”

Nicole giró en el aire escupiendo sangre hasta caer en el suelo, pero, aunque se sintió ligeramente aturdida y su visión estaba borrosa se volvió a levantar, entrando en guardia.

“La ferocidad y la tenacidad es notable, pero en la vida no puedes hacer mucho con ella.” Señalo el luchador caminando paso a paso hacia ella y con una sonrisa, declaró. “Tal como ahora.”

*BOOM*

El psiónico golpeo a Rachael y la envió a volar al suelo, al mismo tiempo que lanzaba lanzas psiónicas para derribarla.

En el enfrentamiento de Leslie, ella estaba recibiendo una paliza y fue presionada de forma abrumadora.

La araña gigante negra había caído y desaparecido, mientras que el lancero que la montaba estaba agitando su lanza alejando a sus enemigos.

Alexey estaba en el suelo sin moverse.

No se realizaron ataques fatales y no desapareció, pero aun así recibieron una paliza y estaba en sus últimas.

“Tu tenacidad y ferocidad no sirve de nada y tus amigos morirán.” Declaro el luchador mirando fijamente a Nicole.

Al escuchar esas palabras el corazón de Nicole dio un latido y ante sus ojos el campo de batalla se convirtió en algo irreal y cruel.

Marc que antes había caído estaba con su cuello roto, la araña gigante negra que antes no estaba, ahora se encontraba tirada en el suelo inmóvil.

Todo mientras los cadáveres y cuerpos de bestias mágicas estaban repartidos.

Algunos eran enemigos y otros eran amigos con los cuales Nicole se había relacionado.

“No importa cuán feroz y tenaz seas, sin la fuerza necesaria no eres nada.” Anuncio el luchador con una sonrisa.

Ante sus ojos el luchador que usaba una máscara se convirtió en un verdadero demonio que la miraba con una sonrisa.

Este momento le recordó la vez que su grupo casi termina muerto en la misión ‘Asalto’.

Ese luchador de Rango A parecía insuperable y no importa cuánto se levantará, sus golpes no sirvieron de nada.

Esta vez se sintió igual… Sintió que sus compañeros iban a morir y por un momento perdió su sentido de la realidad.

Sintiendo miedo, temor ante lo que sucedía, pero también ira.

“Todo porque eres débil.” Dijo el luchador… El demonio sonriendo vilmente.

Sí, era débil.

Como luchadora no importa cuánto se levantará, si no tenía la fuerza para resistir solo era como un cerdo en el matadero.

Pero con ese temor, con ese miedo y con esa ira… Nicole se levantó con una mirada feroz.

No importa cuando cayera, necesitaba levantarse.

¡Este era su camino!

Su impotencia e ira se combinaron para convertirse en una furia intensa de alguien que deseaba mejorar.

Una abrumadora cantidad de energía mágica se extendió por su cuerpo y como si algo estallara, un aura de combate emano de su puño y rodeo todo su cuerpo.

Esa visión trágica se hizo pedazo antes sus ojos, pero Nicole rugió con una intensa furia ante esa imagen que quedaba en su mente.

“Excelente.”

Escuchando esas palabras del luchador, Nicole cargo a su oponente y golpeo su rostro con toda su fuerza.

*BOOM*

Su enorme puñetazo rompió la tierra y logro que el luchador desapareciera con un solo golpe.

“…”

El silencio se extendió por los alrededores y Nicole que vio que todo estaba normal y no había cadáveres, no pudo soltar un suspiro.

En su mente estaba esa imagen de muerte y sangre, es por eso que solo dio un paso y luego otro, hasta que su caminata se convirtió en carrera y su carrera en una carga.

Sus pisadas rompían la tierra y Nicole cargo queriendo dejar salir toda su furia.

Buscando que esa visión irreal no se convirtiera en algo real.

******

“Eso dolió…” Murmuro el luchador que se había estado enfrentando a Nicole.

Abrió su reloj holográfico y miro la batalla en donde una feroz luchadora derribaba a los rangos B que antes le habían dificultado su paso.

Se notaba que estaba enojada.

“Tuve que jugar un poco con su mente y excederme más de la cuenta.” Dijo una elfa de cabello y ojos blancos que apareció de repente al lado del luchador.

El luchador… No, Víctor se sacó la máscara y dio una sonrisa entretenida.

“Es normal. Estamos creando el escenario correcto para que ascienda de rango. No todos pueden ascender de rango con la misma facilidad.” Respondió Víctor agitando su mano sin darle importancia y con una mirada seria señalo. “Esta es la primera que asciende de rango… No, si contamos esa mariposa entonces la segunda.”

Su tono era entretenido, pero a la vez se notaba que estaba alegre.

A pesar de que puso premios que harían que cualquier Rango A fuera tentando, esta fue la primera vez que los estudiantes ascendieron de rango.

Esto para ellos era un torneo y tal vez por la barrera, no tenían esa sensación que los presionaba a estallar con todas sus fuerzas.

Eso significaba que era difícil ascender de rango a pesar de que podían mejorar en otras áreas.

Nicole había estado en el límite y Víctor se había dado cuenta, así que le dio ese empujón.

“De todas formas, pensará que fue una jugarreta de su mente.” Comento Víctor agitando su mano de forma indiferente.

Estuvo tan agitada por la situación que vio cosas irreales y la llevo a ascender de rango… Sonaba poco creíble, pero incluso si sospechaban no es como si alguien pudiera criticarlo.

¡Acababa de ascender de rango!

Eso es todo lo que tenía que decir en este asunto.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.