Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 260: Ella había desaparecido.

Capítulo 260: Ella había desaparecido.

En sus doscientos cincuenta años de vida Siba se había enfrentado a muchos sucesos aterradores.

Había estado bastante cerca de la muerte muchas veces y se había enfrentado a diferentes personas por muy diversas razones.

Siendo la mayoría enfrentamientos por culpa de ser llamado ‘demonio menor’.

¿Demonio menor?

Nunca entendió la ignorancia de esa gente.

¡Ellos no eran demonios menores!

¡Ellos eran humanos de las tierras del fuego!

Los bastardos desconocedores de su historia lo llamaban demonios sin saber que en sus tierras fueron aquellos oprimidos que se levantaron para derrotar a tales individuos.

Sus antepasados estuvieron en el escalón más bajo de la sociedad, eran la peste de la peste y ante los ojos de los demonios puros, eran peores que los demonios corruptos.

Eran débiles, siempre lo fueron.

Esclavizados y dominados en un mundo como Terra nova, no era un lugar en donde las cosas cambiaban por ideas.

Se necesitaba fuerza para que los cambios funcionaran y se mantuvieran… Fuerza para empujar los ideales a un mejor lugar, pero ellos no tuvieron fuerza.

Hasta que esa existencia apareció para apoyarlos.

Para apoyar a los ‘Caídos’ en desgracia, aquellos que eran oprimidos y dominados, entonces esa existencia les dio su bendición.

Siba ahora solo era un descendiente de tales antepasados que lograron traer cambios con la ayuda de un Dios, que ahora era conocido como un ‘Dios Demonio’.

Caminando por el bosque mientras los pocos monstruos ardían ante el fuego que él liberaba, Siba respiró hondo.

Era gracioso, adoraban a un ‘Dios Demonio’, pero sus valores estaban más inclinados al lado ‘bueno’.

No, eso no era todo.

Ellos odiaban a los demonios y su ‘Dios’ era considerado el Dios Demonio de Terra nova.

Como si fuera poco, ellos tenían sangre de demonios puros en su cuerpo y aunque se llamaban ‘humanos de las tierras del fuego’, en realidad sus características demoniacas provenían de los antepasados de sus antepasados… Que eran demonios que se mezclaban con humanos.

La existencia de su gente era una contradicción curiosa, pero estaba bien para Siba y estuvo bien para otros imperios que se relacionaron con sus tierras.

Respirando hondo, Siba pudo oler el aroma de carne quemada de los monstruos y los árboles quemados por su fuego que se extendía.

Sin embargo, también podía sentir una presencia que lo presionaba y él se elevó al cielo.

“Oh, Gran Señor de los Caídos, Encarnación de la Tentación y Símbolo de la Corrupción… Su leal creyente pide que lo liberes de los grilletes y le permitas alzar su arma en contra de sus enemigos.”

Con cada palabra dando pie a su título, los alrededores se volvieron más aterradores cuando esa existencia dio una mirada superficial, tal vez a causa del lugar que se encontraba.

“…”

Sin embargo, al momento siguiente Siba pudo sentir que su mirada se posaba en él por un tiempo que no sería normal… Dándole una atención que tal existencia no debía darle.

Tal vez porque en este lugar la barrera dimensional estaba debilitada o tal vez porque esa existencia era más fuerte de lo normal, pero sus conceptos empezaron a manifestarse.

Siendo la ‘Corrupción’ del ‘Caos’ aplacada en cierta medida.

¿Esa existencia estaba aburrida y por eso su mirada se posó en él?

Esa era la pregunta de Siba mientras que sus pequeños cuernos empezaban a crecer desde su cráneo.

Su piel y cabello rojo empezaron a obtener un tinte más intenso, pero fueron sus cuernos que destacaron retorciéndose como los de una cabra y en medio de ellos, una gran llama apareció.

La existencia de su gente era contradictoria… Por el simple hecho de que para derrocar a los demonios que lo oprimían, ellos despertaban su linaje y se convertían en lo que odiaban.

Se convertían en demonios puros, de la misma forma que él lo hizo en este momento.

El fuego quedo bajo su control y Siba con un solo respiró hizo que el calor se elevara, cuando su fuerza explotó a lo que los terrícolas consideraban rango SS.

Solo que como un terranovense, era como si su fuerza general se disparara a pesar de que su ‘nivel’ seguía siendo el mismo.

Había estado atorado sin poder subir de nivel no importa a cuantas criaturas matará, en lo que la gente de su mundo llamaba un ‘muro’ y en este momento, ese muro fue liberado de forma temporal.

Sin embargo, esa existencia lo siguió mirando y antes de que se diera cuenta, sus labios se movieron.

“Ven…”

Esa palabra que no debía haber salido de su boca se extendió a lo lejos en donde la gran presencia del gusano provenía… Entre el debate de enfrentarse a él o alejarse.

Sin embargo, esa simple palabra cambió todo cuando fue imbuida en la ‘Autoridad’ de ‘Tentación’.

Y tal como lo pidió esa existencia, todos los monstruos y criaturas que lo escucharon cargaron hacia él.

Siba quedo atónito durante un momento, pero luego se dio cuenta de que esa existencia lo estaba ayudando.

Sin saber la razón, él sintió la presencia del gran gusano que causaba temblores en la tierra y cuando se acercó, Siba agitó su mano hacia arriba.

*BOOM*

Un volcán desde debajo de la tierra explotó hacia arriba liberando grandes llamas mientras sacaba al gran gusano desde bajo tierra.

Su sangre demoniaca que tanto odiaba estaba hirviendo en su interior cuando el ‘Gran Gusano’ apareció.

Era una criatura aterradora de veinte metros de largo y su tamaño de grosor era de diez metros.

Con una herida profunda en su cabeza, ese gran gusano abrió su boca dejando ver cientos de colmillos.

Siba no tuvo miedo a pesar de que cientos de gusanos se arrastraban por el suelo y la tierra se levantaba por voluntad de ese gran gusano.

Tan solo dio una gran sonrisa, porque el fuego se estaba extendiendo por todas partes hasta el punto de que derretía la tierra convirtiéndola en magma.

Siba soltó una risa al sentir la temperatura y ver el fuego arder.

¿Cómo era posible que su gente derrotara a los demonios? No solo convirtiéndose en uno, sino que uno cuyo fuego era capaz de quemar todo.

“¡VEN!” Gritó Siba con fuerza.

No iba a desperdiciar la ayuda que le dio esa existencia.

******

*BOOM*

Una enorme explosión resonó a su espalda y Aurora pudo sentir no solo la temperatura, sino que la onda expansiva.

“Vayan, nosotros apoyaremos a Siba.” Ordenó Urfin mientras cortaba varios monstruos que se acercaban.

Aurora dio una mirada a la batalla de rango SS… Siba estaba usando el vuelo a su favor y si bien tenía un momento difícil para resistir los constantes ataques de tierra que se levantaban, estaba causando una enorme destrucción.

El Gran Gusano usaba la tierra disparando enormes pilares a Siba quien esquivaba volando y luego dejaba caer enormes bolas de fuego, todo mientras se reía.

Aurora solo le dio una mirada una vez, antes de seguir a su grupo que estaba avanzando.

Los monstruos y gusanos se habían acercado a Siba que los atrajo de forma extraña, pero ahora necesitaban abrir un camino.

Adala y Zorkas estaban en el medio junto a Marius y quien despejaba el camino era Theodore.

A los lados se encontraba Alice y Amanda, siendo la primera quien llevaba en su sombra a todos los goblins que habían rescatado.

Ella iba atrás mientras de vez en cuando dejaba salir cortes de auras verdes para asesinar a las criaturas y monstruos que se acercaban.

Los gusanos eran demasiados para ser contados, pero también lo eran los monstruos que cargaban a penas los notaban.

*BOOM*

Las explosiones a su espalda y las presencias de ambos rangos SS en su duro enfrentamiento lograban que todos temblaran por el terror… Incluyendo a los monstruos, gusanos y ellos.

Aun así, siguieron viniendo mientras que Amanda los cortaba y Theodore quemaba todo a su paso.

Cuando salieron del bosque y llegaron a la llanura pudieron notar los agujeros de gusanos y a lo lejos en la cima de un acantilado, el portal.

“Vayan. ¡Llamaré la atención!” Gritó Aurora con una expresión seria.

Podía notar que había bastantes gusanos enterrados delante de ellos y era por eso que, sin dudarlo, infundio en su espada su aura verde.

Necesitaba llegar a sus objetivos… Necesitaba que su ataque tuviera éxito.

Con un aura densa de color verde rodeando su espada, ella cortó con fuerza hacia delante logrando extender decenas de cortes que se adentraron profundamente en la tierra.

“¡GRAAA!”

Al instante siguiente, gruñidos y temblores vinieron bajo la tierra mientras los gusanos empezaban a salir y dirigirse a ella, algunos de ellos gravemente heridos por sus cortes que lo golpearon con éxito.

Marius y Alice liderados por Theodore avanzaron hacia el portal abismal.

Asintiendo a Amanda y Adala que se habían quedado con ella, Aurora miró hacia adelante a los monstruos que la perseguían y avanzó.

“GRAHh…”

Con una velocidad que causaría terror en enemigos normales, cortó a los gusanos y monstruos que se acercaban con su espada infundida en aura roja y luego deteniéndose, cortó hacia adelante.

A lo lejos se podía ver torbellinos de fuegos en lo que parecía una combinación de la magia de fuego de Siba y la magia de aire de Alros.

Sin embargo, al frente de ella todo fue cortado como una pintura, tan solo para que al momento siguiente esos monstruos se dividieran ante su poderoso y más destructivo corte.

“¡HA!”

Con un grito llenó de espíritu de batalla, Amanda balanceó su gran espada infundida en el poder de su señor y las criaturas fueron cortadas con la misma destrucción que ella había causado.

Adala fue la siguiente que se movió creando cañones de agua condensada que fueron disparados logrando arrancar parte de los monstruos a los cuales golpeaba.

Aurora alimentó su concepto de luchadora con sus emociones empujando su cuerpo al rango S y mientras cortaba a los monstruos prestó atención a sus compañeros que ya habían llegado al portal.

Zorkas fue el primero que se movió mientras Theodore vigilaba a Marius y Alice empezaba a dejar a las criaturas.

Ese anciano goblin con su estatua en la mano se acercó al portal abismal y tras un momento el enorme pilar, tembló con fuerza.

“¡GRAA!”

Ese gigantesco pilar parecía debilitarse todavía más y volverse ligeramente traslúcido logrando que los monstruos entraran en un frenesí.

La expresión de Aurora se volvió seria al ver a los monstruos acercarse de todas partes y a los gusanos que estaban afectados por el caos, entrar en un estado enloquecido.

Todo mientras las explosiones a los lejos se empezaban a acercar.

******

Alice escuchó las explosiones constantes y ella dejó a los goblins que se acurrucaban entre ellos.

“Oh, Gran Señora del Orden, protege a los inocentes.” Rezó Theodore abriendo sus brazos.

Una luz abrió las nubes grises y cayó en los goblins generando una barrera blanca para protegerlos.

Marius estaba entre ese grupo.

“Si haces algo, morirás.” Amenazó Theodore con seriedad mientras agitaba su mano para quemar a unos gusanos que se acercaba.

Se habían asegurado por medio de la Diosa del Orden en evitar que Marius hiciera algo sucio mientras Zorkas protegía su gente.

“¡GAA!”

*BOOM*

Rugidos y explosiones vinieron desde atrás de ellos y Alice tras dejar a todos, sin mirar avanzó hacia donde estaba Aurora.

Usando brazos negros a su espalda, ella atravesaba a todos los monstruos mientras caminaba.

El portal abismal se había estabilizado a costa de la voluntad de los dioses que era ese pilar negro, pero eso género que las criaturas entraran en un frenesí y tal como le había sucedido a Cédric en su momento, más monstruos se acercaba a por ellos.

Aurora estaba luchando con algunas abominaciones y Amanda también, mientras a lo lejos Alros, Urfin y Meden apoyaban a Siba o se encargaban de evitar que los monstruos se acercaron.

“¡Viene una abominación gigante!” Gritó Adala con fuerza y miedo.

Estaba pálida y la mayor razón era una marea que se agitaba en medio de todo este caótico escenario para arrasar a todos los monstruos o retrasarlos lo máximo posible.

Aurora y Amanda estaba luchando contra otras abominaciones, así que Alice tensó sus brazos para ser disparado a la criatura que se acercaba.

“¡GaaA!”

Sin importarle el tamaño y la locura, sus brazos negros atravesaron la piel y carne de la criatura de rango S de tres metros que parecía alguna clase de hipopótamo monstruoso.

“GA…”

Esa criatura siguió viva tras ser atravesado, pero Alice solo agitó sus brazos negros convertidos en lanzas tratando de penetrarlo profundamente, hasta que logró.

*BOOM*

El grupo pudo sentir una enorme explosión cuando la tierra tembló.

La causa era Siba quien creó una aterradora explosión que pudo verse desde lejos y el enorme gusano que al parecer había realizado un gran hechizo de tierra.

“¡AHH!”

Prestando atención de ese lado, de repente escucharon un grito y cuando miraron Adala había sido atacada de repente.

Su atacante era una criatura verde pequeña cuya intención estaba entre cortarla con su daga y saciar sus deseos.

“¡Ayuda!”

Adala entró en pánico cuando su estómago fue herido de gravedad y la criatura trataba de arrancarle la ropa.

Era posible que esa criatura fuera un sobreviviente de este lugar que fue corrompido elevando sus deseos primitivos, pero sin importar la razón Alice se movió.

Ella conectó la sombra de esa criatura con la oscuridad que dominaba generando un efecto parecido al ‘salto de las sombras’ de la magia de oscuridad, pero en vez de ir ella, salió una lanza negra que atravesó al goblin.

Aurora llegó al instante siguiente a Adala quien estaba llorando.

Esa joven heroína había sido atacada de repente y tal vez debido al estrés constante había entrado en pánico y no pudo evitar ser emboscada.

“Amanda lleva a Adala al grupo de Theodore. ¡Necesita ser curada y desinfectada!” Ordenó Aurora con una expresión seria.

Las armas de esas criaturas estaban imbuidas en veneno y necesitaba que actuaran rápido para evitar el peor escenario que no podía ser sorteado con pociones o un pergamino.

Entonces, cuando Amanda obedeció, solo ellas dos quedaron asesinando a los monstruos que se acercaban a la primera zona.

A su espalda estaban Theodore y Zorkas quien se encargaban de cuidar el portal y proteger a los goblins.

*BOOM*

Otra explosión resonó, solo que esta vez se pudo ver un gran gusano arrasando la tierra dirigiéndose en su dirección.

¿Se había dado cuenta del portal o era simplemente que todos eran atraídos por la voluntad remanente de los guardianes de este mundo?

Aurora la miró y Alice asintió.

Su cuerpo fue tragado por su propia oscuridad y ella se ocultó en la sombra de su amiga mientras podía sentir e incluso ver lo que estaba a su alrededor.

Aurora reaccionó de inmediato y empezó a avanzar hacia el gran gusano mientras que su aura roja empezaba a rodear su espada.

No era un nivel simple, era de tal forma que el aura se estaba volviendo escarlata tras haber asesinado tantas criaturas.

Su velocidad solo fue potenciada por su cuerpo de luchadora de rango S y cuando se enfrentó a ese temeroso enemigo, Aurora esquivó las piedras que le disparaba y luego cortó la espalda de ese gran gusano.

Alice se soltó de la sombra y clavó una lanza en la espalda del gran gusano para afirmarse.

“¡GAA!”

Al momento siguiente, ella fue cubierta por la masa negra que se había solidificado y entró a la forma de guerrero convirtiéndose en esa gran criatura de piel azabache.

Alice estaba en su interior y dio una gran sonrisa cuando hizo que su brazo se convirtiera en una gruesa lanza golpeando al gran gusano.

“¡GAAAA!”

Las rocas empezaron a volar hacia ella, pero tentáculos salieron de su gran cuerpo negro para agarrarse a los árboles y tratar de herir al gran gusano, a la vez que se protegía.

En su forma de guerrero media cinco metros y si bien su tamaño disminuía de forma sutil cuando más tentáculos y lanzas salían, su poder de ataque era aterrador.

La piel del gran gusano era dura y se estaba protegiendo con una armadura de piedra, pero Alice solo lo golpeó, una y otra vez.

Al mismo tiempo sus tentáculos se clavaban en la tierra y agarraban los árboles, tratando de inmovilizar a esa gran bestia.

“¡Voy!”

Un gritó vino de repente cuando una línea cortó a lo largo de esa criatura abriendo su carne y logrando que sangrara de forma profunda.

“¡GRAAH!”

Tal vez el dolor lo hizo reaccionar de forma instintiva, pero ese gusano agitó su cuerpo y Alice perdió su agarre siendo lanzada a lo lejos.

Su forma de guerrero de cinco metros rodó por el suelo mientras sus tentáculos cortados se repartieron por los alrededores, tan solo para deslizarse de vuelta a ella.

Sin embargo, ese no fue la represalia completa de esa bestia.

“¡Mierda!”

Escuchando la maldición de su amiga a lo lejos, Alice miró una enorme roca que trataba de aplastarla.

Era lo suficiente grande como para que su forma de guerrero fuera aplastada por completo y con la suficiente velocidad como para que ella no pudiera escapar.

*BOOM*

Antes de que pudiera intentar huir, unos pilares se levantaron del suelo como dedos de una mano para detener a esa gran roca, pero la diferencia de poder era enorme y Alice fue enterrada bajo tierra afectada por la explosión remanente.

Meden había levantado esos dedos, pero también había derrumbado la tierra bajo sus pies para permitirle caer en un túnel de gusanos abajo.

Aun así, el daño fue grande… Alice no necesitaba mirar para saber que trozos de piedra estaban clavados y atravesaban gran parte de su forma de guerrero.

Ella había huido al interior del espacio de su sombra, pero el contragolpe igualmente la afectó, tal vez porque no pudo esconderse a tiempo.

Abandonado su sombra y llegando al interior de su forma de guerrero, la masa negra se abrió revelando su figura.

“Tch…”

Cuando observó las rocas puntiagudas salir del cuerpo de su forma guerrero, cuya masa negra solidificada había sido atravesada, ella escupió sangre manchando su mano con la cual se cubrió.

El impacto fue lo suficiente aterrador como para afectar su verdadero cuerpo.

Su mirada se posó en la sangre que estaba cubriendo su mano.

“…”

Su sangre no era de color rojo, ahora tenía una tonalidad negruzca que se estaba acercando a parecerse la masa negra en su forma líquida.

Ella se quedó aturdida mirando esa sangre que lentamente se alejaba de la de un humano normal.

*BOOM*

“¡GRaa!”

Una explosión hizo que saliera de su aturdimiento y el gruñido desde lejos la hizo darse cuenta de su situación.

Un grotesco gusano cría se acercó queriendo comerla, pero Alice extendió un tentáculo que lo atravesó por la boca hasta su cola y luego lo ‘devoró’.

No la forma simple y sutil, lo devoró de verdad, cuando de sus tentáculos aparecieron bocas masticando la carne de la criatura hasta que lo tragó por completo.

En el interior de su sombra los pedazos fueron asimilados por la oscuridad, convirtiéndose en parte de ella.

Ya no era momento para pensar que era normal.

Su fachada de normalidad iba a llegar a su fin en un momento, era inevitable.

Pero estaba bien, ser normal no le iba a permitir proteger a su amiga y tampoco le iba a permitir ayudarla como deseaba.

Alice se levantó mientras sus brazos negros la ayudaban a pararse y se extendían por los cadáveres devorándolos a todos por completo.

Si era necesario convertirse en un monstruo aterrador para proteger a su amiga, a su hermana… Lo haría.

Aunque tuviera que devorar todo a su paso.

******

Urfin hizo sonar un cuerno que estimuló el espíritu de sus aliados y los ayudó a recuperarse de su cansancio.

Tal cuerno era su artefacto de guerra con efecto a gran escala y eso fue útil ahora mismo.

Los tornados de Alros se extendían por los alrededores cortando y destrozando a todos los monstruos, mientras que él se estaba moviendo a alta velocidad para atacar a las abominaciones y que no causaran problemas.

Siba estaba luchando contra el gran gusano lanzando hechizos tratando de quemarlo mientras que Meden se encargaba de contrarrestar la magia de tierra.

Tal vez no era tan fuerte como el gusano en el uso puro de la magia, pero Meden no usaba su magia de forma instintiva y usaba su conocimiento permitiéndole tener una ventaja.

“¡GRAA!”

El gran gusano soltó un rugido levantando púas de sus alrededores logrando que Aurora y él esquivaran.

En ese momento Alice salió del agujero en el que había caído y se transformó en la criatura de cinco metros de alto.

Urfin que estaba preparando su siguiente ataque pudo ver que Aurora se relajaba a ver a su amiga sana, pero también pudo ver un asentimiento tácito entre ambas.

Iban a realizar algo.

Al notarlo Urfin, le hizo una señal a su equipo y tan solo con unas miradas, el equipo entró en una coordinación tacita.

“…”

Quien empezó fue la criatura en la que se había transformado Alice… Tal enorme criatura de cinco metros avanzó al gran gusano.

Su enorme tamaño causaba cierta sensación de peligro para el gran gusano y era por eso que le prestó atención queriendo devorarla, pero Meden se movió.

*BOOM*

Parpadeando cerca de la cabeza del gran gusano lo golpeó con su gran martillo creando una explosión que hizo que el gusano se desviara de su rumbo.

Alice aprovecho esa ventaja y transformando su mano en gruesas garras salto a la espalda de ese gran gusano atravesando su carne y parte de su defensa.

Sin embargo, no terminó con eso, esa criatura negra abrió una boca que empezó a crecer de tamaño y mordió al gran gusano, tragando parte de su carne con sus fauces.

“¡GAAAA!”

El gran gusano rugió de dolor, pero las lanzas de tierra que lanzó fueron desviadas por Alros quien intervino con magia de aire.

Urfin quedo aturdido al ver como la criatura que se había transformado Alice no solo comió al gran gusano, sino que al momento siguiente empezó a devorarlo.

Esa era la única forma que se podía ver cuando, en todas partes del cuerpo negro de esa gran criatura bocas empezaron a aparecer para morder al gran gusano.

Con sus garras clavadas en la espalda, esa monstruosidad no fue lanzada de ninguna forma y causó que el gran gusano entrara en un frenesí de locura.

Urfin se movió de inmediato al sentir que Siba se estaba preparando.

“¡HA!”

Sin dudarlo golpeó al gran gusano en su cabeza, específicamente en sus ojos.

Sus dos hachas golpearon al gran gusano una y otra vez, tratando de alejar la atención de Alice y del siguiente ataque de Siba.

No importaba si tenía ojos o esas esferas era otra cosa, él solo siguió golpeando, sabiendo que Meden evitaba el uso de magia de tierra y Alros daba apoyo con su magia de aire.

Entonces, cuando sintió el calor desbordante en su espalda, Urfin parpadeo de inmediato usando la capacidad de su armadura, alejándose al cielo abierto.

“¡GRAA!”

Una enorme llamarada fue lanzada por Siba, su potencia era tan aterradora que quemaba a los árboles a una velocidad espantosa, pareciendo al aliento de un dragón.

Pudo ver que la criatura en la que se había transformado Alice, saltó atrapando a Aurora en sus brazos para protegerla de esa llamarada y ambas rodaron lejos de ese fuego abrasador.

“¡GAAA!”

Siba controló tal impresionante hechizo para tragar al gusano por completo, pero esa gran criatura rugió con furia y dolor al ser quemado.

Sin embargo, era una criatura de rango SS, su cuerpo era fuerte y su uso de magia de tierra era poderoso.

No importa si Meden obstaculizo los hechizos a gran escala, el gran gusano pudo protegerse usando un hechizo similar a ‘piel de piedra’ que era más personal.

Aun así, el fuego fue lanzado por Siba quien tenía la fuerza de un rango SS y la afinidad al elemento fuego de un ‘demonio puro’.

La piel de piedra fue quemada hasta que alcanzó el verdadero cuerpo y cuando ese momento llegó, Aurora que había rodado por el suelo se levantó y realizó otro corte.

“¡GRAA!”

Cortó el aire, cortó los árboles, cortó el fuego y entonces cortó el cuerpo del gusano creando una profunda herida que sangraba de forma atroz.

Cuando el fuego acabó y la criatura se empezó a mover, Alice actuó de vuelta.

Su forma de guerrero se acercó con su capacidad de parpadeo y entonces, todo el cuerpo negro de tal criatura, se convirtió en tentáculos azabaches que se adentraron por la gruesa herida del gran gusano.

Era una mezcla de forma líquida y sólida que se adentró por las heridas y se dirigió al interior de su cuerpo, hasta que la criatura negra desapareció sin dejar a nadie a la vista.

¿En dónde estaba Alice?

Ella había desaparecido en el interior del gran gusano.

***Nota del Autor:

Si te va gustando la historia no te olvides dejar un comentario o unirte a Discord.

 

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.