<- Actualmente solo registrados A- A A+

TG – Capítulo 83: Preparativos.

Capítulo 83: Preparativos.

Puesto de Avanzada Ciudad Wau, miércoles 22 [06:15 a.m.].

Los soldados se estaban moviendo de un lado a otro comprobando los helicópteros y preparándose.

Algunos soldados llevaban rifles, otros distintos tipos de espada, arcos e incluso varitas o bastones de magos.

Sin embargo, todos llevaban el estilo de uniforme militar a pesar de que algunas armaduras o trajes de combate tenían diferentes capacidades y estaban especializados en diferentes áreas.

No solo su uniforme era similar, sino que sus expresiones estrictas lo eran.

“Coronel Makeba. Los altos mandos han dado permiso para la misión y el General McLean le advierte que no quiere perdidas.” Informo un soldado con una expresión estricta.

El Coronel Makeba que escucho el informe se cruzó de brazos con una expresión seria y solo asintió.

Su mirada se fijó en los helicópteros de ataque y soldados que estaban preparados para moverse.

Ahora mismo estaban probando las capacidades holográficas de los helicópteros de ataque y los artefactos para silenciar el movimiento de vuelo.

Los misiles y las ametralladoras de alta capacidad militar que eran capaces de destrozar criaturas de Rango C y Rango B, hiriendo con fuego concentrado criaturas de Rango A, no eran productos puros de alta tecnología, sino que también se incluía magia en ellos.

Siendo encantado por expertos permitiéndole realzar las capacidades ofensivas.

Diseñado por una Empresa de Militar filial de la Empresa Cosmos, con un enorme valor por unidad esta clase de helicópteros era conocido por su avance tecnológico y mágico.

A su alrededor también estaban helicópteros de transporte.

La actualidad no era como cuando empezó el ‘Gran Cataclismo’, que un disparo de un tanque no podía dañar a una criatura fuertemente armada de Rango A.

La tecnología y el desarrollo científico con la Empresa Cosmos que se decía que tenía un ‘Sabio’ con conocimiento tecnológico avanzado, hizo posible que los humanos normales pudieran enfrentarse a los monstruos… Y que los diferentes gobiernos pudieran resistirse al avance de los usuarios de habilidades que se creían superiores.

La Ciudad Zerzura gastaba cientos de millones en presupuesto de defensa, pero era normal cuando se sabía que no solo estaban cerca del bosque mágico, sino que también estaban en áfrica en donde algunos señores de la guerra estaban presentes.

Como el valor de los helicópteros era estrepitosamente alto, el General Makeba entendía la razón por la que su superior no pidió bajas en esta misión.

Sin embargo, el Coronel Makeba asintió para sí misma.

“Informa a los superiores que dirigiré la misión personalmente…” Declaro el Coronel Makeba con un tono serio.

Si no deseaban perdidas, su superior seguramente aceptaría esa petición.

“¡Entiendo Coronel!” Respondieron los soldados mientras realizaban los preparativos para proceder y partir.

Estaban por viajar por el bosque mágico, es por eso que las comprobaciones de seguridades, sigilo y ocultación eran prioritarias y debían ser realizadas con precaución.

Aun así, el Coronel Makeba miro frunciendo el ceño.

Había recibido el informe de Aurora sobre la repentina circunstancia en la que se encontraban, pero, aunque fue temprano, en realidad tuvieron que planear como procederían.

Esa fue la causa del retraso en el despegue junto a la preocupación de viajar de noche por el bosque mágico.

Si fuera por él, hubiera despegado cuando escucho que la caravana estaba dirigiéndose a una emboscada.

Tal vez alguien como Aurora que había estado trabajando con Zerzura durante cinco años no lo recordaría, pero el Coronel Makeba fue salvado por Aurora más de una vez.

Había sido un refugiado como las mismas personas de la caravana y fue salvado en ese momento traídos a un pequeño pueblo en medio de áfrica.

Y luego durante las siguientes olas de criaturas que se acercaban al pueblo que luego fue llamado Zerzura.

Sin mencionar las subsiguientes veces que se empezaron realizar misiones de escolta a otros refugiados por gran parte de áfrica en la cual el Coronel Makeba participaba.

Antes de que hubiera un ejército, antes de que llegara la Empresa Apicius o la Iglesia del Tiempo y el Espacio, Aurora estuvo presente.

Esa era la razón por la que se le prestaba atención a sus trabajos y por la que esa joven tenía el aprecio del Coronel.

A diferencia de él, que había llegado como miliciano y se había convertido en el Coronel del ejército de Zerzura, ella había llegado como una mercenaria ayudando sin cuestionar y hoy en día seguía igual.

Si bien se restringía a los medios de comunicación ya que a ellas no le gustaban aparecer en los medios públicos, el aprecio se seguía manteniendo a nivel personal.

Y tal como ahora… Las personas acudían para apoyarla.

******

Una enorme ave de tres metros de longitud agito sus alas en el cielo mientras miraba un campamento humano a lo lejos.

Al parecer estaban descansado para la comida, pero era difícil de decir ya que se estaban instalando los que los humanos llamaban carpas.

Aun así, la gran ave no decidió acercarse y tras observar la situación se dirigió al norte volando.

Su vuelo era rápido, eso se debía a que su especie de bestia mágica era muy capaz en el aire.

Con afinidad al atributo aire y sus poderosas alas, esta gran ave era conocida como el ‘Quebrantahuesos’ debido a que no solo su agarre tenía una gran fuerza capaz de quebrar huesos, sino que tenía la capacidad de levantar a un humano promedio al cielo y soltarlo.

Considerado como una bestia mágica extremadamente peligrosa a primera vista, el gran buitre ‘Quebrantahuesos’ era un depredador nato y un ave con fuertes capacidades de vuelo.

Aleteando una y otra vez el ave sobrevoló la zona mientras los arboles pasaban a una gran velocidad.

Luego de un vuelo de 30 minutos, la gran ave descendió entre los árboles sintiendo la poderosa presencia de la zona.

Descendiendo entre los árboles vio a cientos de criaturas de tipo felino arrodillados en el suelo sin atreverse a moverse a pesar de su gran apetito.

El ‘Quebrantahuesos’ camino en dirección de la presencia y cada vez que daba un paso hizo que su figura empequeñecerá ante el aura tiránica que lo dominaba.

Cuando llego se encontró con el felino de tres metros de alto y cuatro metros de longitud con poderosos músculos.

A pesar de que estaba devorando una gacela, seguía liberando esa aura tiránica que hizo que las fuertes criaturas de Rango A de su alrededor solo pudieran observarlo.

El Smilodon Fatalis al ver que la gran ave se había acercado levanto su mirada y su brazalete en unas de sus patas emitió un brillo.

El ‘Quebrantahuesos’ que era una bestia de Rango A, al sentir eso informo. “Jefe… Los humanos están acampando al sur, parecen estar preparándose para descansar.”

Emitiendo ondas mágicas que se transformaron en un habla humana a través de ese artefacto.

Esa era unas de las razones porque la criatura al frente del ave dominaba a una gran cantidad de bestias mágicas incluyendo las que no tenían capacidades de habla.

“Tal vez en una hora de viaje lleguen aquí para la emboscada…” Agrego rápidamente el ‘Quebrantahuesos’ al sentir que su ‘jefe’ no respondía.

Cada minuto que pasaba bajo la mirada de ese gran y feroz felino, hizo que el ave sintiera como si estuviera cayendo en picada del cielo sin poder volar.

“Entiendo…” Murmuro el gran felino y antes de que el ave pudiera sentirse aliviada, declaro. “Marcharemos hasta su campamento y lo arrasaremos.”

Su declaración llevo una gran fuerza que hizo que nadie se negara, pero algunas bestias mágicas inteligentes que estaban a su lado lo miraron sin comprender el cambio de planes.

Iban a realizar una emboscada y por eso se quedaron escondidos aquí para luego asaltarlos en la carretera, pero ahora todo cambio.

El Smilodon Fatalis revelo sus dientes y gruño disgustado. “Los humanos tienen fuertes capacidades de exploración, es estúpido pensar que podremos emboscarlo. La mejor forma es atacarlos por sorpresa.”

El ‘Quebrantahuesos’ asintió comprendiendo el razonamiento de su jefe.

A diferencia de la bestia que estaba al frente suyo, la gran ave no era una experta con las capacidades de los humanos…

Solo sabía que sus gritos eran satisfactorios cuando los lanzaba de lo alto del cielo.

La gran manada de más de mil criaturas empezó a moverse para realizar su ataque.

Sin darse cuenta que en lo alto del cielo se encontraba un dron explorador oculto por hologramas y encantado con magia de ocultación.

******

Campamento de la caravana, miércoles 22 [10:15 a.m.].

En la tienda de campaña principal los líderes de la caravana se miraron con expresiones serias al ver que las criaturas se estaban moviendo.

Las imágenes eran satelitales y a través del dron a larga distancia que controlaba Liam.

“Esas criaturas están apuntando a nosotros. Esta situación va a ser muy diferente a enfrentarnos a una horda de enloquecidas criaturas. Su número es mayor y ahora no podemos usar un ‘cebo’ para atraerlos y tendremos que luchar teniendo a los refugiados a nuestra espalda… Sin embargo, no todo está perdido.” Declaro Aurora con un tono serio y mirando la invitada que estaba en presente, declaro. “Eposi Alima, unas de los líderes del Gremio ‘Orisha Oko’ nos prestara su ayuda en esta misión.”

La mujer de piel oscura y encantadoras curvas, dio una sonrisa al grupo como saludo.

Era conocido que los líderes del Gremio ‘Orisha Oko’ eran todos Rangos S y ahora su presencia fue muy bien recibida.

Los portales de emergencia no solo servían para enviar personas, sino que para traerlas… Era esa razón por la que a pesar de que se estaban enfrentando a un ataque inminente, la caravana no tenía miedo.

Claro, el número de personas que se trajo solo fueron unas decenas de aventureros liderados por Alima, ya que no podían arriesgarse a no tener cupo para enviar a los heridos luego.

Si hubieran sido emboscados podrían haber tenido un momento muy difícil para enfrentarlo, pero el aviso de los Leones Alados fue de gran ayuda.

Se habían preparado bien para esta situación.

“A pesar de que las bestias mágicas adelantaron su ataque para sorprendernos y los militares no han llegado. Lutar y sus leales ‘Guardias de la Reina’ han decidido prestarnos su ayuda.” Declaro Aurora mirando al gran león alado que estaba escuchando la conversación.

Lutar el líder del pequeño escuadrón de ‘Guardias de la Reina’ asintió con tranquilidad.

Esa era otra razón por la que no necesitaban estar tan tensos para utilizar todos los cupos del portal de emergencia.

Los Guardias de la Reina eran poderosos Leones Alados y en este escuadrón se encontraban cerca de treinta leones, todos ellos siendo Rango A.

Tenían una gran experiencia en combate y tenían fuerte defensas gracias a los artefactos.

Aun así, Aurora no se relajó.

“Nos enfrentamos a una criatura de Rango S. A pesar de que nuestros drones no han podido identificar el tipo, si hemos captado su fuerte energía mágica.” Informo Aurora y mirando a los líderes de la caravana, declaro. “Para que una bestia mágica de ese tipo pueda dominar a un gran número de criatura, es muy posible que sea unas de las criaturas de Rango S con una gran fuerza. No podemos subestimarla.”

Todo el grupo asintió ante esa declaración.

Podían suponer que tipo de criatura era, pero el punto principal era que estaba claro que esa criatura era muy fuerte y eso significaba que un solo Rango S no podrían encargarse completamente de ella.

“No diré demasiado. Protejan su vida, protejan a su compañero y protejan a los refugiados.” Declaro Aurora con una expresión estricta.

No había necesidad de arriesgarse, solo tenían que dar lo mejor de sí mismo.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.